La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / betelgueuse / mi sombra

 Imprimir  Recomendar
  [C:590301]


Mi sombra, desde hace un tiempo se comporta de manera extraña. Cuando debiera estar estática le da por moverse de las formas más inusuales.
Al parecer se siente bien demostrando que a pesar de no tener sustancia, es capaz de moverse e influir sobre mí.
Yo la dejo ser.
No le quito espacio, sino que le abro horizontes. Le doy las gracias, incluso, porque a veces me ha despertado.
Cuando debía levantarme temprano, sentía un pequeño escalofrío que me hacia abrir los ojos y no era otra cosa que mi sombra recorriéndome entero para llegar hasta mis talones, establecerse sobre las plantas y dibujarse sobre el muro enfrente de mi cama.
Así es mi sombra, va donde quiere ir y yo la sigo, porque sé que tiene un programa de trabajo y quiere por todos los medios influir sobre mi.
Cómo no dejar que disfrute de aquellos momentos en que decide ejecutar algo y yo me convierto en su cómplice?.
¿Qué me cuesta entregarle esas satisfacciones?
No me importa transformarme en la sombra de mí mismo o algo parecido, pero la sombra es existencia y no voy a dejar que algo que tiene capacidad de decisión, aunque sea única en su tipo, aunque sea la única en todo el mundo, deje de hacer lo que quiere, aquello para lo que está hecha.
Me entristece a veces que no pueda hablar, pero igualmente me llena de gozo que sea capaz de hacerse entender, que haya encontrado los medios para que yo la pueda entender, para que me pueda hacer una con ella, para que seamos cada una la sombra de la otra.
A veces juego con ella, de tal forma que paso por calles muy iluminadas. Camino rápido y al pasar bajo un farol, la sombra se queda atrás, pero repentinamente comienza a aparecer, se hace larga y luego nuevamente se recorta, se reduce y me río de que quede atrás, de la misma manera que ella debe sentir que soy yo quien me recorto, reduzco, quedo atrás y la adelanto.
El mismo recorrido lo hago varias veces, pero de repente me doy cuenta de que se cansa de la jugarreta, pero en lo que a mí compete, podría estar mucho tiempo así, pero las horas nocturnas tienen un tiempo. Pero es grato saber que a la noche podremos volver.
Desde hace un tiempo no se porqué tengo la certeza de que a ella no le gusta ser negra, oscura, de la misma manera que quizás a mí no me gusta mi apariencia.
Yo tengo ojos y puedo verme y compararme, pero ella no tiene forma de reconocerse, creo yo, pero siento que conoce las formas que produce, de las deformaciones que sufre, de la manera en que se mueve, a veces como una columna rígida y otras como una víbora, ondulante. Entonces, para acompañarla, siseo, la hago sentir una víbora, tal cual, para que sepa que tiene aquello que en ese momento debería poseer.
Así es mi sombra.

Texto agregado el 03-10-2018, y leído por 0 visitantes. (4 votos)


Lectores Opinan
2018-10-03 20:04:17 Qué sombra tienes! Te comunicas con ella y todo! Cuidala, veo que os entendéis bien. Un beso Daiana
2018-10-03 19:32:22 Excelente!! se lo leeré a mi sombra, es muy floja y no me despierta en las mañanas. Me gustó muchísimo tu cuento. carmen-valdes
2018-10-03 18:09:40 Bien, así se escribe. Bosquimano
2018-10-03 16:10:17 Habitamos varias "sombras" en esta página pero, pero, pero ...te cambio la mia por la tuya!!! Es muchisimo más divertida. Me encantó la redacción, impecable. Me hace recordar a un corrector de textos que conozco jajajajja Mis 5 sombras traviesas ***** Abrazos, Roxanna unabrazo
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]