La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / gmmagdalena / La sonrisa más bella

 Imprimir  Recomendar
  [C:590372]


A ella le gustaba ese muchacho alto y delgado, con un mechón de cabellos rubios que caían sobre su amplia frente. Tenía unos bellos y límpido ojos que la seguían como fascinados desde el primer día en que se encontraron, al coincidir ambos en el último vagón del tren de las 20.00.

Analía regresaba a esa hora de sus prácticas como enfermera en un Hospital del centro de la ciudad y él parecía regresar de un trabajo de oficinista, por su prolija e impecable vestimenta.

El primer día que lo vio, ella viajaba como siempre, distraída, pensando en todo lo que debería realizar al llegar a su humilde hogar en un barrio de la periferia, dónde una madre agotada la esperaba, para que le brindara ayuda en la atención de la numerosa familia. Apenas tenía tiempo de estudiar un par de horas, luego de terminar con los quehaceres y preparar su impecable uniforme blanco para la mañana siguiente.

En un momento del viaje sus ojos se cruzaron; a ella le parecieron los más dulces del mundo y venían acompañados de la mejor sonrisa que jamás viera. Trató de abstraerse de esa atracción, mirando por la ventanilla, pero al sentir el peso de la mirada en su perfil, volvía a mirarlo una y otra vez, completamente ruborizada.

Apurada notó que llegaba a su destino y rápidamente se deslizó hacia la puerta, desde donde se atrevió a un último vistazo, lo suficiente para ver, antes que se cerraran las puertas tras ella, la mirada de pena y desconcierto del joven.

Al día siguiente volvió a encontrarlo, y al otro día y al otro; solamente intercambiaban tímidas miradas y coloridos rubores, por parte de ella y apasionadas miradas por parte de él, siempre acompañadas por una cautivadora sonrisa que a través de los días se volvía más intima y de lo cual la joven se sentía única destinataria.

Analía sentía que se iba enamorando de ese extraño; la magia de esos encuentros ocupaba la mayoría de sus pensamientos, ansiando el breve momento que compartían con muchas personas, en el cubículo estrecho de ese viejo vagón.

Pasaron así varias semanas y el rito de miradas se cumplía religiosamente, sin mediar entre ellos, palabra alguna.

Esa tarde llovía, el atardecer había avanzado, cubriendo la ciudad con una tupida y gris tonalidad. Analía, ubicada en su lugar habitual, había decidido no bajar su mirada y así estuvieron ella y el joven con la mirada entrelazada como raíces de un añoso árbol. Era una sensación maravillosa y ella se sentía amada y acariciada hasta el delirio por esos ojos.

Pero todo el encanto se disolvió en un segundo, al notar el ritmo del tren que al ir disminuyendo su marcha, indicaba que debía bajar en la próxima estación.

Al descender, sintió el palpitar de mil luciérnagas en su estómago al percatarse que el joven descendía ágilmente, antes que se cerraran las puertas y comenzaba a caminar tras ella.

¡¡Por fin!! pensó ¡¡por fin hablaremos!!!. Y en su rostro, las gotas de lluvia adornaron como chispeantes cristales, su sonrisa.
.......................................................................................... ........................
El hombre sollozó de impotencia cuando el inspector de policía descubrió el manto que cubría ese cuerpo dislocado entre las vías y reconoció a su hija, a su bella y delicada niña, que aún en la trágica muerte, lucía impecable con su uniforme blanco.

María Magdalena Gabetta

Texto agregado el 05-10-2018, y leído por 0 visitantes. (10 votos)


Lectores Opinan
2018-10-06 23:12:45 Ay, Magda, con lo dulce que iba todo... ¿Cómo fuiste tan dura con tu linda creación: Analía? Claro, el escritor es el que manda y decide el fin de sus personajes. Te dejo 4 * y no 5 pq me dolió... Daiana
2018-10-06 15:28:11 La atracción romántica de Analía por aquel joven me conducía a un final color de rosas, pero bruscamente se transforma en tragedia que me deja sumido en interrogantes. vicenterreramarquez
2018-10-06 12:05:24 Vaya!! Buen aviso a navegantes ***** grilo
2018-10-06 04:46:17 Lo leí más de una vez. Accidente, asesinato? Quedé intrigada. peggymen
2018-10-06 04:34:50 Tu historia me gustó mucho, aunque el final me tomó por sorpresa. Saludos Magda. maparo55
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]