La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / larsencito / Curso de pobreza

 Imprimir  Recomendar
  [C:82849]

Lamentablemente cada vez se escucha menos “Pobre, pero honrado”. Más en boga está “indigente, pero resentido”. Hoy un pobre tiene muchas más papeletas que antes para ser mala persona. Utilizan como coartada la insipidez de su vida para justificar a la envidia como su única y necesaria compañera de viaje. Todos sabemos que los pobres de hoy en día son mucho peores que antes, a parte del desastre estético de las latas y uralitas en sus chavolas –nada que ver con las entrañables chozitas de barro y paja-, no terminan de aceptar que son un residuo de un sistema, la basura producida por una necesaria máquina que produce el bienestar de unos pocos. Estos necesitados de hoy en día, incapaces de aceptar con humildad la vida que les ha tocado vivir, intentan huir de su estatus para intentar trepar por la pirámide de Maslow sin ningún tipo de reparo. Esta actitud irresponsable desequilibra un sistema social y económico que se ha demostrado a lo largo de la historia es el mejor, sin ser perfecto, que se ha inventado.
El problema no tiene una solución fácil. Han fracasado ya los cientos de planes de integración y donativos. El error de base de esos planes es obvio: pretenden eliminar la pobreza. Objetivo imposible de antemano. Por cada pobre que elevas a la calidad de ciudadano medio, el sistema produce cien mil.
Mi propuesta es sencilla. Simplemente consiste en hacer explícita la información que implícitamente ya los políticos, estados y medios de comunicación nos proponen: la resignación.
A los pobres se les puede enseñar a no desear una mínima dignidad humana igual que el ciudadano medio ya está educado en no desear yates de lujo, ni a comprar en tiffany. Pero no se puede eludir la responsabilidad de esta tarea, y dejarla en manos de publicistas y estados. Propongo, por tanto, la creación de un comité internacional que asuma la tarea de inocular la resignación en las clases más desfavorecidas.
El plan de choque podría consistir en unos cursos masivos. Los cursos de pobreza, se llamarían.
Otra cosa diferente será discutir el precio, si los cursos son demasiado caros, los consumidores preferentes, tal vez, encuentren una pequeña dificultad en acceder. Creo que ciento cincuenta dólares sería un buen precio de salida.

Texto agregado el 31-01-2005, y leído por 292 visitantes. (10 votos)


Lectores Opinan
2005-11-03 12:38:52 Tres reconocimientos: al autor, desde luego; a Aniuxa, por haberme "chiflado" acerca de este escrito y... ¡a tobegio!, porque se me adelantó, diciendo más o menos lo que pensé al leer. Ahora un pedido para tí, Larsencito: considera la posibilidad de escribir algo más sobre el tema, y si lo haces, me gustaría que me avisaras. Iwan-al-Tarsh
2005-02-28 17:19:22 Además... harías lo que muchas agrupaciones altruistas hacen en el planeta... negocio con ello.... tobegio
2005-02-28 17:18:02 Bueno... ten cuidado, no te vayan a querer nominar al Nobel de Economía: esta parece ser la solución al problema de la pobreza, no importa que exista, lo que debemos hacer es acostumbrarnos ¿no? Aunque por ahí compites con algunas religiones (prefiero no decir cuáles para no meterme en problemas), cuya base es la resignación y el perdón divino, pues allá en el cielo estará su reino, no aquí en la tierra... Fina ironía, amigo. ***** tobegio
2005-02-26 00:58:04 Vaya, que buena idea, y no estaría mal que los cursos los subvencionara el estado para que todos pudieran acceder a ellos...pero...ahora que lo pienso...¡¡estoy condicionada para no desear yates de lujo ni comprar en tiffany!!! A ver, quien me ha condicionado...en cuanto me entere de quien ha sido va a ver lo que es bueno...y ahora mismo me voy a comprar a...o mejor...me quedo en casita viendo la tele... yoria
2005-02-05 16:28:38 Sutil y mordaz crítica. Junto a estos cursos de sumisa resignación para pobres, cabría la posibilidad de programar también otros alternativos para que los ricos aprendan a soportar las ingratas esclavitudes, sacrificios, ingratitudes e infelicidad que conlleva su acomodado despilfarro. azulada
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]