La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Lista de Foros / General :: Anuncios / La verdadera historia de Petrodelhum - [F:12:7411]


cafeina-,26.10.2006
Próximamente aquí.
El patético buscador de Windows está revolviendo mi disco duro, por algún lado guardé una copia.
 
cafeina-,26.10.2006
cafeina-,21.02.2006
Dicen los mayores (yo no llegué a verlo), que el abuelo Petrodelhum organizaba quermeses, rifas y sorteos cuando era joven. Esto fue allá por el tiempo en que los pedos no subían al ser tirados bajo el agua ya que fue el mismísimo Petro quien patentó el mecanismo de propulsión de los pedos. Pero me estoy divagando y perdiendo el hilo.

Cierta vez, el abuelo en cuestión, organizó una rifa a beneficio del cotolengo “La perdiz corre más que ustedes” (nombre que siempre generó controversia entre los abuelos como Petro). El asunto es que el “coso” (léase Petro) ofrecía una chancha de 67 kilos como premio para el boletito ganador. Juntó el dinero vendiendo las rifas y fue a comprar la chancha. Hizo morcillas, chorizos, jamón y lo que sobró se lo comió a la parrilla.
Llegó el día del sorteo y el “coso” había olvidado por completo todo el asunto. Le mandaron a los cuatro matones del barrio para que largara la chancha, pero el “coso” y los matones eran grandes amigos y entre vino pa’ mascar y chorizos que habían sobrado de la chancha, salieron a buscar a los que querían (con justicia) que Petro devolviera a la chancha.

No quedó nada en pie; desde ese día se los conoce como “Petro y los cuatro” y organizan frecuentemente rifas donde el premio son vacas, ovejas y hasta un loro de las islas Fiji (?).
Desesperados por el terror de las “rifas del coso” –como se las llama en el pueblo-, los habitantes contrataron a la trouppe de los umbandistas; un grupo brasilero que cruza la frontera cada vez que hay luna menguante y destrozan gallinas, comen chanchas y se revuelcan en el pasto.

Esta vez, la “rifa del coso” tenía varios premios: una casa en Punta del Este, una camioneta Studebacker cero kilómetro y 16 ovejas.
Cuando llegó la trouppe de los umbandistas, dejando su rastro de gallinas y pastos aplastados, encontraron a “Petro y los cuatro” preparados para dar la batalla: quince bidones de vino tinto añejado al sol, costillar de vaca a la parrilla –sobrante de la última rifa-, queso parmesano importado de Singapour y el loro de las islas Fiji anunciando a grito pelado la fecha de la próxima rifa.

Agotadas las existencias del mísero pueblito, “Petro, los cuatro y la trouppe umbandista” treparon a la camioneta Studebacker y se marcharon a Punta del Este a organizar nuevas rifas (el loro fue volando, no había tanto lugar).
Mi abuelita cuenta que los vio pasar aquella noche, ensayando el método de propulsión a pedo, y con el loro volando en zigzag por encima de ellos –chupaba vino como un condenado el loro ese-.

Esta es la historia de “Petro, los cuatro y la trouppe umbandista”. Se ha sabido que con los años, “el coso” ha perdido el vigor de sus años juveniles. El loro también ha envejecido y ya no grita los premios de ninguna rifa; cabecea sobre el hombro izquierdo de Petro, hace alguna cagadita ocasional y ensaya algún pedo esporádico.
Misteriosamente, “los cuatro y la trouppe umbandista” permanecen a su lado, recordando viejos tiempos y organizando pequeñas loterías clandestinas para pagar el tabaco. El Studebacker quedó cubierto de pasto y parece un hormiguero tacurú.

Por si acaso, no se recomienda pasear por los montes de Punta del Este en las noches de luna menguante. Se conocen casos de personas que fueron confundidas con gallinas y al grito paranoide de un extraño loro, aparecen de la nada unos seres semidesnudos y barbudos que entonan un extraño salmo que suena similar a “petro… petro…. humm hummm….”. Ninguna de esas personas ha vuelto para contarlo, pero curiosamente, en la casa de los familiares, aparecen al día siguiente unos billetitos numerados, como si se tratara de una rifa…

Blimunda,21.02.2006
Esto tendrá alguna relación con: Los cinco amigos de Petro a.c.?

petrodelhum,21.02.2006
¡Sheet!
¿Quién le dijo a usted lo de la casa de Punta del Este?
(Son of a bich!)

c_posada,21.02.2006
aun no he podido entender bien algo...

Don Petro repite con frecuencia "¡Hoja!" en inglés, claro! y lo que yo me pregunto es... de cual papel? Kimberly, Bond, Legancy, Papiro o Papel H?

(necesitará una?)

petrodelhum,21.02.2006
¡Shit!!

Esta maldita arterioes...es... ¿es qué, era?

Nuntucket_,21.02.2006
Hoja y oveja... ?

No me van los idiomas!
Rayos!

Nuntucket_,21.02.2006
( y = u )

petrodelhum,21.02.2006
Sheep=Hembra del carnero

Nuntucket_,21.02.2006
Shop = macho de la cerveza

petrodelhum,22.02.2006
Juas!

GIULIANNO,22.02.2006
Tu LDV está cerrado Petro.
Tenés razón. Está que ni mandado a hacer!
Cuando vuelva de una conferencia en la Universi
dad le voy a meter mano.
Promiso.

petrodelhum,22.02.2006
Ya lo abrí... es que andaban mosquitos...

aniuxa,22.02.2006
Yo solo vengo a tomar protagonismo.

jjllg,22.02.2006
¿Para qué sirve esa bandita azuL?

Dehumanizer,23.02.2006
juajuajuajujaujau. (Otro día haré una opinión más inteligente)

cafeina-,28.02.2006
Me dicen el duro...
Y sí...
Eso dicen...
No sé...
Duro... Jáh!

Petrodelhum


Historia de un duro
( entrevista concedida por Petrodelhum a Radio Maldonado, año 1971 )


-¿Por qué le dicen “el duro”, señor Petro?

-Oime, pedazo de analfabeto, ¿te dije que podías llamarme Petro? Para vos, vejiga de rana, soy Petrodelhum, ¿captás?

-Estem… bueno, si… si… ¿por qué le dicen “el duro”?

-Escuchame, zapallo mal carneado: ¿no tenés algo pa’ tomar? Tengo sed, ¿cazás? Dame algo de tomar y dejá de hacerte el repollo, pio pio … ¡Gilún!

-Ejem … estem, ¿vamos a un corte?

( en la tanda )

-¿Qué quiere tomar, señor Petrodelhum?

-Tuteame, no te preocupes que somo’ amigo. Ta’ todo bien; no te apures… si no tenés vodka igual dame agua. Pasa ná, acá somos todos conocidos.

( volviendo de la tanda )

-Le preguntada, estimado Petro, ¿por qué eso del duro?

-¡Y dale! ¿Pero vos sos o te hacés el salame? ¡Te dije que para vos, pedazo de nutria sin dientes, soy SEÑOR Petrodelhum! ¿Entendés o te rompo las piernas hasta que aprendas modales?

-Bien, bien… discúlpeme, señor Petrodelhum, ¿por qué le dicen el duro?

-¿Duro a mí? Ni idea, ¿me dicen el duro? Mirá, pedazo de cabra sin rebaño, yo antes me ganaba la vida como rabdomante, buscaba agua, ¿captás, só gilún?
Tonce, yo iba ahí con el palito y donde el palito se movía había agua.

-Ahhh, entonces, ¿le dicen el duro por el palito de buscar agua?

-¡Só un crá só! ¡Pero la tenés clarita, la tenés! ¿Cómo me sacaste tan rápido?

-¿Y encontraba agua con el palito?

-¿Qué palito? ¿Este? No, con este no encuentro agua, ¡pedazo de bruto!, ¿querés saber qué hago con este palito?

-Ejem… ¡tanda por favor!

( en la tanda )

-Escúcheme, amigo Petro, si sigue así lo dejo sin entrevista, ya me está rompiendo las pelotas con esa historia de hacerse el macho…

-Bueno… discúlpeme, es la emoción de que mi voz salga al aire, comprenda, señor periodista, comprenda…

-¡Me importa un huevo! ¿Qué te hacés el macho? Salame, a ver … traé el palito, traé.

-No no … el palito es una metáfora…

-¡Traé GILASTRO! ¿Ahhh, no tenés palito? Pero andá… hacete el duro en otro lado, ¡Belinún!

( volviendo de la tanda )

-¿Y bien amigo ex-duro Petro, algo más para terminar con este reportaje?

-No no, señor periodista, muchas gracias por haberme invitado… ha sido un placer.

( fuera de micrófonos )

-Vos te hacés el machito pero te queda grande lo de “el duro…”, ¡gil de cuarta!

-Bueno, es que la reputación hay que cuidarla, ¿me comprendés?

-No me tutées, ¡animal! Salí, tomatelás de la radio… sos un fiasco. Andá a hacerte el macho con las viejitas… ¡y llevate el palito ese, no sirve pá ná…!
Habrase visto, cada mocoso insolente me toca entrevistar…

-No me rezongue … pio pio, yo soy tierno… pio pio pio…

-¡Tomatelás… payaso!

petrodelhum,28.02.2006
Pero han pasado 35 años... ahora soy recontra duro...

PETRODELHUM,06.09.2006


A Rambo siempre lo van a buscar.
Que yo aparezca solo a nadie puede extrañar.

Cuál es el problema?

garvos,07.09.2006
Garvos estima a Petrodelhum.

Saludos desde la locura garvoniana

petrodelhum,07.09.2006


petrodelhum estima a garvos

Saludos desde la trinchera, camarada.

gaviotapatagonica,07.09.2006
opsss... las cosas que se leen por aqui!! uy uy uy Piq piq
(io tambien los kero..jjee)

anggelbueno,09.09.2006
mejor lean al anggelbueno y su FILOSOFIA DE BRUJAS, ya todos los comentaron, faltan uDS adelante cuenteros.
jajaaaj este foro era del petro, bueno bueno, me voy saludos.

gmmagdalena,26.09.2006
Duro de artrosis? jajajajaja. Besitos pariente,

violinyalma,26.09.2006
Jjajajajaja Angelbueno por acá! Porque será que no es un agrado verlo? Cada vez que leo algún comentario de él, se esta autopromocionando!
 
cafeina-,26.10.2006
Don Torcuato

De las muchas vidas que ha tenido Petro, la más recordada por sus cronistas (entre quienes me incluyo) es la que corresponde al seudónimo artístico Don Torcuato.
A modo de ejemplo y para ilustrar a las nuevas generaciones que poco y nada saben de este singular personaje, me permito relatar algunos pasajes ignominiosos de su vida, que ya forman parte del folclore uruguayo.

Don Torcuato era conocido en el litoral argentino como el mayor contrabandista de todos los tiempos. Montado en su incansable mula, atravesaba el Río Uruguay conduciendo hasta estas tierras centenares de bovinos, ovinos, y litros de vino(s).
Decía Don Torcuato: “El contrabando es un arte, yo soy contrabandista, por lo tanto, soy un artista”. Algunas fuentes reseñan a propósito de esta frase, que Don Torcuato introdujo el silogismo hipotético en el Uruguay, junto con la ganadería, lo cual le valió el apodo de Torcuato Arias de Saavedra.

Una noche de tormenta, aprovechando la crecida del Río Uruguay, Don Torcuato huyó de las autoridades bonaerenses que ya habían puesto precio a su cabeza. En la mitad del río, las 200 cabezas de ganado con las que intentaba asegurarse su futuro y alejarse definitivamente de la vida del contrabando, (decía: las 200 cabezas de ganado) se ahogaron sin dejar rastro. Don Torcuato se abrazó con fuerza a la mula y llegó a salvo, pero a 300 kilómetros de distancia de su zona habitual. Encontró un pueblito extraño llamado Sor I Ano, donde se veneraba como a una santa a la citada y ya fallecida Sor (trámite de canonización pendiente al día de hoy, se dice que Don Torcuato haría suya la causa de canonización en una misiva enviada al Papa, con el pomposo título de “Canonizemos al Ano”).

A partir de aquella noche, Don Torcuato cambió su oficio de contrabandista por la prédica en la casa del señor. Los habitantes del citado pueblito, lo vieron llegar en plena tormenta, alumbrado por los relámpagos y montado en una mula como Santo Tomás de Aquino. Nadie tuvo dudas de que era un hombre santo, incluso (y pese a que) algunos años después, cuando las mujeres más jóvenes del pueblo tenían hijos físicamente idénticos a Don Torcuato, se afirmó que aquello era una prueba más de su santidad.
Las plegarias y misas que ofreció en la diminuta iglesia del pueblo, han quedado grabadas en el imaginario de los pobladores (porque sólo con imaginación podrían recordarlas). La más famosa y última, la “misa en honor de la virgen que ha quedado encinta” (suceso del cual narraré algunos detalles más adelante) comenzaba aproximadamente de esta forma:

“¡Hermanos!, estamos asistiendo a un milagro que el señor ha dispuesto para nuestro amado Sor I Ano. ¡Bendita seas Ano, por las maravillas que nos has ofrecido! Oremos hermanos, ¡la virgen ha quedado encinta! No busquemos culpables hermanos, no es necesario señalar a nadie más que al señor como el causante de este acto. Olvídense de esos rifles con que me apuntan, dejen de lado las estacas con que me amenazan en esta hora tan delicada. ¡Entreguen su ano (sic) al señor, él los hará libres!“

La virgen que quedó encinta no era tal. Amigo lector: imagina la realidad… ¿ya? Entonces no hace falta que narre ningún detalle, veo que has captado la idea.
Pero Don Torcuato no era el culpable en este caso (en todos los demás casos sí lo era). Fue apresado injustamente durante 8 meses y 3 días a la espera de un supuesto parecido físico con el hijo de la “virgen que quedó encinta”. Pero el hijo resultó ser hija y no hubo parecido posible, así que Don Torcuato fue puesto en libertad con las disculpas del caso y la firme promesa de edificarle una parroquia, pero esa es otra historia y ya no viene al caso.

Con el pasar de los años, Don Torcuato sintió nostalgia de su antiguo oficio y antes de abandonar para siempre su disfraz, se dedicó con gran éxito al contrabando de literatura. Dicen quienes nada saben de la verdadera historia de Don Torcuato, que cambió el nombre de los autores y hasta incluso de los personajes por el suyo propio. Así es que existe en Sor I Ano una versión de Rayuela de Don Torcuato, Don Torcuato de la Mancha, Cien años de Torcuatez, Conversación -con Don Torcuato- en la Catedral, 10 poemas de Torcuato y una canción desesperada, etc., etc.
Pero esto son burdas engañifas destinadas a opacar la condición humana de Petro (no olvidemos al verdadero protagonista).

La última vez que se supo de Don Torcuato, corría desesperado entre las aguas de la represa de Salto Grande, intentando rescatar un baúl de manuscritos que le fue enviado desde 300 kilómetros al norte de Sor I Ano. En ese baúl estaban escritas en pluma de ganso, todas sus memorias, las ganancias de las partidas de contrabando, sus cartas de amor, sus delirios literarios y una novela inconclusa.
Donde el Río Paraná mezcla sus aguas con el Río de la Plata, una barca de pescadores rescató más de 1200 carillas de las memorias de Petro. Una noche de invierno, para calentarse del frío, comenzaron a quemar las inútiles carillas, no sin antes leerlas y reírse un buen rato.
Transcribo a modo de final lo poco que llegó a mis manos: menos de un cuarto de carilla, en papel amarillento y con la tinta borroneada.


“Amor de mis cabezas de reses que anoche pasé 36 sin problemas. ¿Puede tu alma olvidarme? Serán como doscientos pesos argentinos por cabeza, lo cual me dará como… Y ríe, ríe, ríe la divina Eulalia. Comezón de mis sueños, a dos cajones de grasa por embarque llevado directo al puerto son 21 pesos más. ¿Podrás olvidarme tan fácilmente luego del mucho amor que nos hemos dado, de los 6 caballos que dejé de recado y las 5 cajas de balas para Pocho que serán como 78 pesos más?
¡Canta, oh, diosa! (¿dónde habré leído esto?) Eres la luz de mis sueños, el farol de mis presagios, la lata de aceite de girasol que se me cayó al agua no cuenta, pierdo como 3 pesos y pasan 2 ovejas, lanares al costo. ¿Qué es arte me preguntas? El arte no paga, contrabando eres tú”.

(Esta carilla llevaba por título: El amor en los tiempos de Don Torcuato, capítulo II; creemos que se trata precisamente de la novela perdida de Don Torcuato y que las idas y venidas entre amor y contrabando, no son más que un recurso estilístico destinado a poner a prueba la sagacidad del lector).
 
ElPetro,26.10.2006


bUn troll...!!

Un troooooooooooooooooooooll!!!/b
 
Nun,26.10.2006
Si, un troll.

Y está mirando directamente a los ojos de Petro

Ay dios!!
 
Lio_Mendez,26.10.2006
¿Qué es un troll?
 
cafeina-,26.10.2006
Lio: un troll es un ente autónomo y perverso. Está a mitad de camino entre lo grotesco y bufonesco (cuando es totalmente grotesco se transforma en cuentero, y cuando es totalmente bufonesco se aplica otra nomenclatura que omito por pudor).

Es fácil identificarlos: son todos aquellos cuyos nicks aparecen en color negro, como el mío...
 
ElPetro,26.10.2006

bNo me pegue!!

No me pegueeeee!!!/b

 
JaneDoe,27.10.2006
Lio: usté es tan troll como los demás, solo que usté lo disimula mejor.

Troll es todo aquel que se pasa por los foros, con o sin identidad, que postea a su modo, con o sin humor, que a alguien le estorba, con o sin razón. Eso es ser troll. Y aquí hay más trolls que usuarios.
Yo solita cuento con un historial de 30 identidades diferentes (pero iguales) trolleando a su antojo.
 
cafeina,02.10.2013
y finalmente conocemos el paradero de la hija de Petecus (porque sí era su hija pese a los rasgos asiáticos)
la hija ha vuelto al nido paterno, camuflada con el nombre de luiiziita

pero el Señor nos ha mostrado la verdad
alabado sea el Señor!
 
cafeina,04.10.2013
acaba de aparecer otra de las hijas no declaradas de Petecus
bienvenida a la familia de Petecus, chopita4

 
deimos,04.10.2013
padre no es el que engendra sino el que los cría
 
cafeina,04.10.2013
es verdad, pero pedirle a Petecus que críe a todos sus hijos no declarados es como pedirle a los cuenteros que piensen
ya sabemos, de sobra, que Petecus es un irresponsable, Uruguay, al norte del Río Negro, está poblado por los hijos e hijas de Petecus engendrados en las excusiones al norte, todo hace suponer (por los rasgos asiáticos de las hijas de Petecus) que llegó incluso hasta Japón en esas excursiones

 



Para escribir comentarios debes ingresar al sitio: Ingresar


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]