La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Lista de Foros / Literatura :: Retos y Concursos / ESCRIBE UN CUENTO CON LA IMAGEN PROPUESTA: ( hasta el 14 de Octubre inclusive) - [F:16:13044]


walas,06.10.2017
Mi debut en la organización de este reto:


1.- Se trata de escribir un cuento inspirado en la imagen propuesta.

2.- Estilo libre.

3.- Máximo 300 palabras.

4.- Los textos serán enviados a mi libro de visitas, en privado walas. Yo los colgaré aquí con mi nick. Yo no participo.

5.- La entrega se podrá realizar hasta el día 14 de Octubre.

Los iré publicando a medida que me vayan llegando.

6.- Eviten hacer comentarios sobre los cuentos que se vayan publicando, mientras dure el concurso.

7.- Las votaciones se realizarán los días 15, 16 y 17 de Octubre.

8.- La votación es de la siguiente manera:

Vota los tres textos que más valores, uno con 3 puntos, otro con 2 puntos y otro con 1 punto.

9.- Los participantes están obligados a votar. No votar supone la descalificación del concurso.

10.- Podrá votar todo aquel que quiera de la manera explicada, aunque no participe en el concurso.

11.- Una vez terminada la votación, se harán públicos los nombres de los participantes y de los ganadores.

Esta es la imagen propuesta para el cuento:


https://favim.com/image/2531225/


Gracias por participar. Habrá premios fantabulosos.
 
walas,06.10.2017
Pongo la imagen en un posteo independiente para que se vea más clara:

https://favim.com/image/2531225
 
DonBeltran,07.10.2017
Permítame Don Walas que le acomode la ventana:

http://favim.com/image/2531225
 
walas,07.10.2017
¡Muchas gracias!
 
walas,07.10.2017
La recaída

Un año hace ya desde que dejé el cigarro, mismo tiempo transcurrido desde que dijo que no me amaba y se fue. No pude botar el mechero que era suyo y se convirtió en una especie de fetiche.

Si se hubiera muerto, habría llorado, sufrido, habría obtenido de los que fueron nuestros amigos palabras de consuelo, solidaridad. No murió. Cuando se fue, la gente que nos conocía tomó partido, la mayoría por ella. Así se repartieron ella se quedó con la simpatía yo con las burlas soterradas.

Que no tengo derecho a los celos, dijo. Si claro nadie tiene un derecho como tal, pero igual asfixian el corazón igual crecen desde el pecho como semilla siniestra que enraíza a lo largo de cada vena del cuerpo.

Hoy decidí volver a fumar, hoy decidí volver a hacer tantas cosas que me gustaba hacer y hace un año que no hago.

Debió escuchar a su madre, debió asegurar puertas y ventanas antes de salir de la casa, ahora mientras enciendo y apago la flama del mechero, una vez y otra y una más hasta el infinito, mientras veo esa llama que emerge, que ondea que provoca, que arde y se extingue, la miro en ella, serpenteando esas caderas que tanto me enferman y esa boca incendiaria que tanto se río de mí.

Espero y solo eso hago en su habitación oscura mientras ese reloj suena en mis oídos como el palpitar de un animal extraño que también la acechara.

Shhh, calla reloj, escucho abrir la puerta.
 
walas,09.10.2017
Mecanismo

Fue interceptado al salir del hostal, lo metieron al auto y le pusieron una capucha. Después de un paseo entraron en un lugar frío y húmedo. Lo interrogaron amarrado a una silla. Las preguntas eran seguidas por puñetazos en la cabeza y en las costillas. Tuvo que hacer un relato pormenorizado de su última semana, a qué hora salía, dónde iba, con quién se había juntado. Por supuesto no le creyeron.
Sobre la mesa estaban su billetera, las llaves, el encendedor y el celular.
El gordo se acercó, tomó el encendedor y prendió un cigarrillo. Los otros dos habían salido de la habitación. La llama anaranjada le iluminó el perfil mofletudo y las cejas. Pero fue fugaz. Luego todo volvió a estar semioscuro. El interrogatorio había sido intenso. Varias horas de golpiza habían deformado sus ojos y pómulos y el pito en los oídos le impedía captar bien las palabras.
Supuso que en ese momento el gordo estaba hablando de la confianza y la traición, o algo así. Le llegaba era un puro balbuceo ininteligible.
-No sé qué más quieres.
Soltó para cortarlo. Hubo un poco de silencio y otra vez el murmullo. Puso toda la atención que pudo, pero no logró descifrar el hilo del mensaje. Quizá el gordo se dio cuenta, porque rodeó la mesa y le dijo cerca de la oreja.
-Cuánto más te demores, peor para ti.
Prendió otro cigarro y volvió a sentarse enfrente. Balanceó el mechero entre sus gruesos dedos. Luego se aburrió y lo dejó en la mesa junto al paquete de cigarros. El mecanismo estaba diseñado para que la bomba se activara al tercer encendido. Todo lo que estuviese a medio metro del encendedor saltaría en pedazos.
El gordo miró al interior del paquete. Estaba vacío.
 
walas,09.10.2017
Como un viejo encendedor

La vida es un viejo encendedor de cigarrillos. Cada día le damos un golpecito a la tuerca que lo enciende y lanza su llama prometedora. Al final del día, apenas si le queda llama. Elevemos ese movimiento a los grandes o pequeños objetivos que nos proponemos cada hora, cada día, cada año. Es asombroso comprobar, - después de haber dejado atrás la niñez y juventud-, la cantidad de veces que intentamos iluminar a nuestro alrededor e iluminarnos.
¡Cómo olvidar la potencia de la luz con que cubrí mi mundo cuando terminé mi escuela primaria con excelentes notas y abrazos de mis maestros! Pero no estaba la que yo esperaba.
Dos veces más, me propuse sorprenderla con brillos personales. Atravesé el ancho umbral de la escuela secundaria con intención de develar las matemáticas y algoritmos que me permitieran no perder las dimensiones de la vida en todos sus aspectos. Dominar la lengua con maestría para nombrar y decirle al mundo mi presencia. Pero no estaba la que yo esperaba.
La tercera vez me introduje en los conocimientos universales de las ciencias. Construiría mundo de colores y afectos para ponérselo en sus manos. Exploraría lo micro y lo macro y lo haría visible solo para ella. Buscaría el sonido y la música que la acariciara tiernamente cuando la percibiera. La paleta de los colores que le pusieran a su alcance las artes y sus creadores.
De puro pensar en ella conocía sus gustos, sus preferencias y sus desdenes al dedillo. Sin embargo, sin deseos de absolutizar su atención, confieso que muy poco logré. Poco o nada sabía de mis laboriosos afanes por adorarla y llegar a su corazón. Las veces que reparó en mí, fue para criticarme la excesiva tozudez. En qué me equivoqué sigo pensando en oscuridad.
 
walas,09.10.2017
El momento clave

Un buen pedazo de la pared se desplomó con el último golpe. Mucho polvo de ladrillo y mucha ilusión después de tantos días de trabajo.

Todo comenzó una semana atrás cuando decidieron entrar a robar al gran almacén de comestibles de los pinches gringos.
Excavaciones bien planeadas. Túneles hechos con esmero y cuidado. Un precario sistema de ventilación que funcionaba de todas formas. Y una cadena humana que no solo trabajaba sincronizada para cavar y retirar la tierra, sino que transmitía los mensajes desde la entrada del foso hasta la delantera de la expedición.
Los mensajes eran repetidos en voz muy baja de hombre en hombre para evitar que fuera detectado por algún oído atento que estuviese más arriba en la superficie.

- Suficiente por hoy. Ya vámonos.
- Suficiente por hoy. Ya vam…
- Suficiente p….


Quien estaba en la delantera era “El Chulo” y detrás su hermano “El gordo”.
Quien había ideado todo con El Chulo era “El Narigón Fernández” y era también quien se había limitado a la confección precisa del plano. Por lo demás permanecía siempre afuera, sin ensuciarse y era quien daba la orden de retirada cuando el tiempo estipulado ya había finalizado cada día.

Pero esa tarde, la tarde del día clave, le comunicó algo de urgencia a su hermana, montó en su moto y huyó del pueblo.

Ella corrió hasta el foso y comunicó el mensaje al primero de la entrada en su oído izquierdo.

- Dice el Narigón que se equivocó de plano. Que están yendo hacia el depósito de pólvora del cuartel.
- Dice el Narigón que se equivocó de pl….
- Dice el Narigón q….

En la delantera, tras voltear de un mazazo la última pared y esperar a que se asiente el polvo, el Chulo prendía su encendedor.
 
walas,09.10.2017
La editorial

- Venga Fernández, no se quede ahí parado. Lleve estos borradores a la oficina de corrección. Y apúrese.
- Sí Sr. Argañaraz.
- Lo veo desganado Fernández. Me está saliendo caro usted con esa pobre voluntad para el trabajo.
- No, Sr. Voy rápido a llevarlos – poniéndose rojo de vergüenza.

Así eran los días para Fernández en la Editorial Peñaloza. Cuarenta y cinco años de fiel servicio, puntualidad, y dedicación abnegada.
Su jefe, el director de la editorial, no era una persona que supiese valorar a su gente y mucho menos tratarlos agradablemente.

- ¡Quiroga, ¿no puede hacer imprimir mejor a esa máquina?! Los libros se venden poco. Quiero que imprima éxitos, ¿me entiende? O por lo menos hágalo en menos tiempo.
- A toda máquina con los éxitos Sr. Guiraldes. Quédese tranquilo que salen best sellers uno tras otro – pero mentalmente le decía: “¡Andá a sembrar mandioca infeliz!”.

El disgusto con el director era generalizado en el sector de imprenta y las oficinas, pero tenían su forma de digerirlo sin que les afectara mucho el espíritu. Los chistes y burlas sobre él servían de desahogo.

Distinto era el caso de Fernández, que callaba todo y tragaba su bronca silenciosamente.
Si hasta había sido invitado por sus compañeros a tirar el dardo en un blanco con la cara del director, pero se había negado rotundamente.

Esa tarde, su jefe había estado bastante agrio con él.

- Fernández, no haga que lo mire como descartable. ¡Póngale fibra alfeñique! ¿No tiene pasión? ¡¿No tiene fuego?!

A las cinco de la tarde, el personal se retiraba.
En la oscuridad de un depósito gigantesco repleto de bobinas de papel, un silencioso Sr Fernández esperaba paciente.

Su rostro se vio sonriente al prender la llama del encendedor.
 
walas,09.10.2017
Veinte pasos

La llama del encendedor iluminaba apenas el lugar sucio y maloliente. Yo había vivido la mitad de mi vida allí, pero la casa ya no era la misma.
Observé las paredes ennegrecidas que mostraban señales de la tragedia. Un par de ratas se escabulleron detrás de lo que quedaba de unos trastos viejos. Algunas sombras pisaron mis talones. Las ignoré y continué avanzando entre restos desvencijados tratando de no hacer ruido. Los vecinos suelen complicarlo todo; lo mejor era ser cauteloso para evitarse problemas.

A pesar del tiempo transcurrido recordaba el escondite con exactitud.
Fui hacia la puerta trasera guiándome con la luz tenue del encendedor. La abrí y caminé hasta el viejo ciruelo, que por suerte continuaba en pie.
Conté veinte pasos. El dinero y las joyas de mamá estaban enterradas allí. Iluminé la zona con cuidado y percibí el calor de la llama en los dedos.
Entonces recordé el incendio, los gritos de mis padres, los años de cárcel.

La pala estaba en el trastero junto al rastrillo y la azada que el viejo había comprado para trabajar en su pequeña huerta.

Es increíble lo que puede hacer el fuego, pensé mientras tomaba la pala y comenzaba a cavar.
 
walas,11.10.2017
Final

Su madre se indignaba cuando tomaba la bolsa de tabaco y salía a liar un pucho afuera, generalmente se iba camino al baño pero esa noche sin razón alguna había caminado por el sendero y luego en dirección a la casa vieja, la que había sido de sus abuelos y ahora estaba abandonada desde hace tanto tiempo. Se sentó en el alfeizar de una de las raídas ventanas pensando en ella, en el delicioso vaivén de sus caderas, en esa mirada profunda desde sus ojos negros y en el abanico de esas largas pestañas. ¡Cómo la deseaba!

La noche estaba oscura y la luna se asomaba a ratos entre las porfiadas nubes que no aceptaban la llegada de la primavera, solo se apreciaba el gemido del viento y el rojo profundo y brillante de la braza del cigarrillo pitada tras pitada. Se sentía enardecido por esa morena, ya no pensaba en otra cosa desde que la besara en el huerto, el clic de su encendedor dejó la llama suspendida por un momento y sin pensarlo más dirigió sus pasos a la casa de ella a través del potrero.

La tierra se lo tragó en un segundo, mientras caía por el estrecho poso, tratando de agarrarse de raíces y piedras, frenando por segundos para luego seguir cayendo, el fondo húmedo y pedregoso le recibió dejándole inconsciente.

A la tercera noche de estar allí, después de muchos intentos de escalar los muros y de inútiles gritos de auxilio, supo que no había vuelta. Encendió el último cigarrillo, la herida del costado sangraba profusamente, no le quedaba tiempo. En la oscuridad de la espera se escuchaba el clic de la pequeña llama que se fue consumiendo hasta la póstuma gota de gas del mechero.
 
walas,11.10.2017
Ellos

La estación del subte estaba vacía, un silbido surgía desde la parte oscura del túnel, mis ojos sólo recogieron la negrura de esa garganta que se perdía en una curva sin fin.
Escuché pasos, alguien se acercaba por el andén, reconocí el uniforme azul, era un empleado de mantenimiento.
—Se escucha un silbido en el túnel, puede ser peligroso —le dije.
—No se asuste, son los de la estación de Pasco Sur —respondió.
— Pero, si Pasco Sur está cerrada desde hace años —insistí.
—Está cerrada para nosotros, pero ellos van y vienen cuando quieren.
—¿Quiénes son ellos? —pregunté.
No respondió y se fue perdiéndose por el pasillo y entró en una puerta que surgía al fin de la estación.
De pronto una luz, como un mechero gigante, apareció parpadeando e iluminó el túnel y vi la imagen de una mujer vestida de blanco y caminando por las vías con suma tranquilidad. El sonido del tren que se acercaba provocó mi desesperación, comencé a transpirar y a hacer señas, pero ella seguía sin oírme. La va a matar, dije en voz alta, estaba solo y sin poder ayudarla. Grité:
—¡Salga de las vías!
El tren llegó y nada, ni un grito, ni el ruido que provoca un accidente, quedé petrificado en el andén y cuando las puertas se cerraron y los vagones lentamente se pusieron en movimiento, la vi de pie y sonriente saludándome desde el interior del último de los coches. ¡Es imposible! Me dije.
Apareció de nuevo el empleado de mantenimiento, desesperado le conté lo sucedido. Sonriendo me dijo:
—Le dije que no se preocupara, son los fantasmas de Pasco Sur que siempre deambulan por acá.
 
walas,11.10.2017
Por culpa de un encendedor

Una vivienda ubicada en zona de calle San Martín se quemó por completo, luego de que un niño de 4 años, incendiara un colchón cuando jugaba con un encendedor, hoy piden ayuda para la familia: ropa y calzado.

Así fue la noticia publicada en un diario local: Se incendió esta tarde una vivienda ubicada en la zona de calle San Martín, cerca del Club Racing. El fuego se inició luego de que un niño de cuatro años, incendiara un colchón cuando jugaba con un encendedor en el interior de la precaria vivienda. Bomberos Voluntarios, trabajaron en el lugar para evitar que el fuego se extendiera a otras viviendas lindantes .
Marcela Diaz, la propietaria de la vivienda dijo: "mi nene de cuatro años entró a la casa con un encendedor y prendió fuego un colchón. Con mi hermana quisimos apagarlo pero no pudimos, porque salía mucho humo", resaltó.

Según indicaron los Bomberos, no hubo heridos y se pudo evitar que el fuego se expandiera hacia la casa de su hermana .

"Perdí todo, no quedó nada", dijo la mujer que vivía en la precaria casa junto a sus siete hijos.

Los Bomberos declararon: "el menor que manipulaba un encendedor, originó el incendio de la vivienda, que estaba construida con paredes y techo de chapa", y agregaron que "hubo pérdidas totales en el inmueble".

Al mismo tiempo, solicitó a ayuda, principalmente ropa y calzado para sus hijos.
Quienes puedan colaborar, que los chicos tienen 5 meses de edad, 2, 4, 7, 8, 11 y un adolescente de 14 años de edad.

"Cualquier ayuda sirve - dijo la mujer - y explicó que quedaron en la calle. "No sé ahora qué vamos a hacer. Por culpa de un encendedor voy a tener que mudarme con mi madre al fondo del terreno", así señaló.
 
walas,12.10.2017
Fugacidad

_¿Fuiste a ver a Miguel?
_Si, fui ayer,quedé destrozado.
_¿Está tan mal?
_ Sí, no es el Miguel que conocimos.No queda nada de ese lindo muchacho lleno de vida de hace unos meses.
_¿Te reconoció?
_La madre dice que sí porque me permitió jugar con él.
-¿Jugar? ¿A qué?
_La señora me advirtió que si él decía una palabra con F relacionada con el fuego yo debía contestarle con otra similar. Si lo hacía era que aceptaba mi compañía y a lo mejor me reconocía.
_¡Qué cosa más rara! y vos ¿qué hiciste?
Le dije mi nombre y él dijo FOGATA haciendo chasquear los dedos como si tuviera un encendedor en la mano.Le contesté FULGOR.El sonrió por primera vez.Quedé en silencio lleno de compasión por él; paralítico y en ese estado a los 25 años.Es tan trágico lo que pasó esa noche…¿te acordás cómo nos estábamos divertiendo?
_..si,con la música , la bebida, las flores, los adornos de racimos de globos…
_¡No hablemos de globos!
_Sí, no hablemos de globos, seguí contándome,yo todavía no encuentro el coraje para ir a verlo.
_No hay mucho más para decir,me tocaba a mí decir una palabra, pero no se me ocurría nada. Sin pensar ya en el fuego dije FUGACIDAD.
¿Cómo no pensó que acercando el encendedor a los globos inflados con helio podría provocar un incendio?
Una lágrima brotó de sus ojos ciegos y no habló más.
 
walas,12.10.2017
La gran aventura

Terciaba la tarde, cuando una enorme mariposa azul, llamó mi atención y sin pensar mucho corrí detrás de ella.
No me di cuenta y de pronto no alcancé a escuchar la algarabía del grupo.
Sentí que la soledad me atrapaba.
Un silencio de ramas crujientes, hacía que mis gritos se perdieran entre el
ramaje de las hojas.
Lentamente se acercaba la noche.
Tranquila, me repetía: e hice un recuento de mi mochila.
Con gran esfuerzo armé ni carpa y la bolsa de dormir.
Unos mates, sería buena compañía.
Al preparar el fuego me di cuenta que me faltaban los ¡fósforos!.
Desolada me senté en un tronco a fumarme un cigarrillo y al poner la mano en el bolsillo de mi chaqueta estaba la cajita maravillosa,
Me entretuve jugado con ella.
La prendía y la apagaba y era como si miles de luciérnagas me rodearan.
Esa mágica llamita hizo que mis compañeros me localizaran.
 
walas,12.10.2017
Quedan tres días para finalizar la presentación de textos.

¡Anímense a participar!
 
walas,12.10.2017
La llama

Cuando Leo salió del casino se apuró a encender un pucho. La luz del encendedor iluminó su cara, antes crispada, que delataba ahora su deleite ante las sensuales volutas de humo. Respiró profundamente mientras pensaba.
Había sido una noche de riesgo y astucia. En sus años de jugador empedernido nunca se había atrevido a tales jugadas y no podía creer en su buena suerte, después de haber arriesgado todo lo que le quedaba, y un poco más… (El Negro le había prestado unos pesos, que había quedado en devolverle).
-Te devuelvo la plata –le había dicho desfajando el dinero que había escondido en una media.
El negro se quedó esperando algo más, pero no dijo nada. Conocía más que nadie a su amigo y los dos se ayudaban mutuamente cuanto podían. Compartían una aplicación de alerta en sus teléfonos celulares que, en el caso de una sospecha de agresión, con solo pulsarlo, se avisarían para llamar al Sistema de Emergencias 911.
-¿No pensarás volver a tu casa en taxi? – se preocupó el Negro. ¡Esos tipos tienen un olfato!

Convencido, Leo se ha lanzado apresuradamente por el largo y oscuro callejón que lo conduce a su casa. Tiene miedo, y escucha sus propios pasos conteniendo la respiración.
Lleva ambas manos en los bolsillos: con la derecha aprieta su celular, para activarlo ante una supuesta emergencia; con la otra sostiene el encendedor, que siempre tiene a mano.
En la oscuridad distingue la sombra de un individuo que avanza hacia él. Entonces, aterrorizado, atina a pulsar el botón de su celular. Como una réplica, suena la alarma en el teléfono de su inminente agresor.
Confundido, extrae su encendedor y lo activa repetidas veces mientras se le hiela la sangre.
La llama ha hecho brillar el filo del cuchillo de su mejor amigo.
 
walas,13.10.2017
La llama del odio

Benito no fue el peor de los criminales; sin embargo, comparte el mismo destino que el de grandes genocidas. Ahora que paga su eterna condena en el infierno, no para de maldecir al creador por darle el mismo castigo que le dio a Hitler o a Pinochet.

–¡Asqueroso Satanás, dame un encendedor! ¡Te demostraré que en este abominable lugar puedo hacer algo que me dará satisfacción!
–¡¿Imbécil Benito, si nos quemamos en este fuego eterno, qué cosa puede darte una pizca de satisfacción?!
–¡Dame un encendedor y te lo demostraré, desecho de la creación!
Ante tamaña sorpresa, Satanás experimentó algo parecido a la esperanza que puso el ahogado en alguien que lo pudiera rescatar, o lo que sintió el atropellado, al escuchar la sirena de una ambulancia en la lejanía. Gracias a tal esperanza nula, el Rey del averno decidió obedecer a Benito.
Al recibir el encendedor, gritó –¡dame tu mano, maldito desgraciado! –. En dicha palma, Benito pasó una y otra vez la pequeña llama. El ángel caído vociferó –¡esto es lo más estúpido! ¿¡Crees que siento tu fuego, cuando vivo en un horno ardiente, imbécil!?
Benito respondió con una sonrisa mórbida –¡sí, soy estúpido, como cuando en vida perdí valiosas horas de mis días intoxicándome con resentimientos! ¡Bruto, por destruir las autoestimas de mis hijos, al desquitarme con ellos por el maltrato de mi padre! ¡Inútil, como el alcoholismo al que me entregué para evadir el dolor de mi fracaso! ¡Idiota hasta la muerte, cuando mi hija me rogó que pidiera perdón y sólo la insulté en mi agonía!

Entonces Satanás golpeó con todo su poder a Benito. Tirado, Benito sonreía y gritaba –¡Déjame, serpiente pisoteada, déjame con mi mayor satisfacción que es aumentar el odio que siento por este inútil encendedor!
 
walas,14.10.2017
¡Último día para presentar los cuentos!
 
walas,15.10.2017
Ya no se admiten más textos.

Se abre el periodo de votación hasta el día 17 de Octubre.

Votos en mi libro de visitas en privado.

Vota los tres textos que más valores, uno con 3 puntos, otro con 2 puntos y otro con 1 punto.
 
walas,17.10.2017
¡Última día para la votaciones! Recordad que podéis votar aunque no hayáis participado.
 
walas,18.10.2017
La votación está cerrada. Más tarde los resultados (que ya anticipo que son muy reñidos).
 
eRRe,19.10.2017
¿Contarás tú? :S

Bueno, quién cuente:
https://www.google.com.mx/search?rlz=1C1NHXL_esMX756MX756&q=calculadora+online& amp;oq=calculadora+online&gs_l=psy-ab.3..0l4j0i131k1j0l5.212266.214671.0.215215.1 8.11.0.0.0.0.576.1732.0j1j4-1j2.4.0....0...1.1.64.psy-ab..14.4.1726...0i67k1.0.VX4kNW qUTkI
 
Gnomono,19.10.2017
Pues ya me voy a dormir. Estoy emocionado porque creo que tengo chance de ganar. Si gano será una súper alegria pues competí contra grandes relatos.

Gracias a los que organizaron este concurso y a los que cuentan los votos.
 
Clorinda,19.10.2017
¿Sabrán contar? ¡Me ofrezco a ayudarlos...! (con garantía en el orillo)
 
Yvette27,19.10.2017
Ninive dice que no se asusten que ella no cuenta
 
Marthalicia,19.10.2017
Dónde encuentro los resultado?
Un abrazo cordial.
 
eRRe,19.10.2017
"¿Sabrán contar? ¡Me ofrezco a ayudarlos...!"
"Ninive dice que no se asusten que ella no cuenta"...

jajajaja... buen humor!

Por eso Walas no ha publicado los resultados: está contactando a gente de la Nasa y Mensa para que no aya errores.
 
eRRe,19.10.2017
dale gualas. ancio loz rezultados.
 
walas,20.10.2017
Disculpas por el retraso, he tenido mucho lío estos días con el trabajo y buscando los regalos.

No os preocupéis, ya he hecho el primer recuento y haré otro antes de publicar los resultados (o sea que yo ya sé quién gana jajaja).
 
chilicote,20.10.2017
Está disculpado maestro walas, pero mi premio consuelo espero que sea un buen vino tinto malbec. Pa'l brindis vió.
 
yosoyasi,20.10.2017
conmigo o sinmigo'
 
carmen-valdes,20.10.2017
Wallas, eres el maestro del suspenso!
 
walas,20.10.2017
Estos son los resultados del reto de la imagen:


bGanadores/b

iEl momento clave/i de bMarceloArrizabalaga/b con 14 votos.

iVeinte pasos/i de bglori/b con 14 votos.

Ambos (porque creo que les va bien a los dos) obtienen una suscripción de por vida a la versión Premium de Google Maps (lo encuentra todo...)


bSegundo>/b

iLa editorial/i de bDon Beltrani/b con 12 votos.

Le corresponde una suscripción de por vida a la revista o periódico digital a su elección (para evitar tentaciones...)


bTercero>/b

iLa llama/i de bclorinda/b con 10 votos.

Se lleva una suscripción al Casino Online de su elección con 100 dólares gratis para empezar a jugar (nada de ir por ahí con el dinero ganado...)

El resto de votos queda como sigue:

iLa recaída/i de bkupiga/b con 7 votos.
iMecanismo/i de bkroston/b con 6 votos.
iEllos/i de btequendama/b con 5 votos.
iLa llama del odio/i de bGnomono/b con 3 votos.
iComo un viejo encendedor/i de bMarthalicia/b con 2 votos.
iFugacidad/i de bYvette27/b con 2 votos.
iFinal/i de bcarmen-valdes/b con 2 votos.
iLa gran aventura/i de byosoyasi/b con 1 voto.
iPor culpa de un encendedor/i de bchilicote/b sin votos.

Premio especial a chilicote: estofado de bolas de chancho acompañado de un Malbec y un Rioja.
 
walas,20.10.2017
Muchas gracias a todos por la participación, que ha sido de gran calidad. Yo mismo lo habría tenido difícil para elegir tres a votar.

Me alegra que el encendedor haya dado tanto juego.

¿Quién se encarga del siguiente?
 
walas,20.10.2017
Ahora el listado de votaciones recibidas:


Clorinda

Hola walas! Mi elección es:

. "El momento clave" --- 3 puntos
. "La editorial": --------- 2 puntos
. "veinte pasos": ------- 1 punto

Saludos!


MarceloArrizabalaga

Veinte pasos:3
Final:2
mecanismo:1


DonBeltran

Veinte pasos:3
La llama:2
Fugacidad: 1


glori

3: La editorial
2: El momento clave
1: Ellos


kupiga

mis votos al concurso de la imagen propuesta:

la llama - 3
mecanismo - 2
fugacidad - 1

gracias


Yvette27

He aquí mis votos

3 El momento clave
2 Ellos
1 La gran aventura


kroston

Veinte pasos 3
El momento clave 2
La recaída 1


Marthalicia

La editorial 3
Ellos -2
Mecanismo1
Es mi evaluación-


carmen-valdes

Hola le envío mi votación.

El Momento clave 3 votos
Mecanismo 2 votos
La Llama 1 voto


Gnomono

3 para la LLAMA DEL ODIO
2 para LA LLAMA
1 para LA EDITORIAL


tequendama

Mi votación.
!º con tres puntos; "La Editorial"
2º con dos puntos: "Veinte pasos"

3º con un punto: "La llama"


yosoyasi

LA RECAÍDA 3

COMO UN VIEJO ENCENDEDOR 2

EL MOMENTO CLAVE 1


chilicote

La Recaída 3
Veinte pasos 2
La Llama 1
 
MarceloArrizabalaga,20.10.2017
Muy agradecido por los votos recibidos, y muy contento de compartir el premio con Glori.

Felicitaciones a todos los demás escritores. Un placer poder leerlos y enriquecerse.

Un gracias enorme a Walas por su dedicado trabajo de organizador.

 
eRRe,20.10.2017
Felicidades, Marcelo.

Walas se tardó con los resultados porque la hoja donde los apuntaba se le quemó con el encendedor tres veces. Por error; y una a propósito.
 
chilicote,20.10.2017
FELICITACIONES a Marcelo, a DonBeltran y a Clorinda.. clap...clap....clap... ************************
 
chilicote,20.10.2017
Epaaaaaaaaaaaaaa.... también a mi amiga Glori
 
walas,20.10.2017
La verdad es que menos mal que hice un segundo recuento porque había un error en un voto del primero.

A disfrutar que todo esto es un fuego, quiero decir, un juego.
 
DonBeltran,20.10.2017
Conmovido grandemente,
por ser tan considerado.
Si hasta casi me he olvidado,
de mis tareas urgentes.
Y ahura corro diligente,
a preparar una fiesta,
con la paisanada esta,
que le da por escribir.
Clorinda va a venir,
a cocinar bien dispuesta.
 
Clorinda,20.10.2017
Gracias, Don Beltrán! Yo voté a los tres mejores, según decisión del grupo, aunque me gustaron todos. Estos escritores tienen una chispa!
Espero poder ir a la fiesta porque esta noche tengo que ir al casino a apostar los 100 dólares que me gané. Si hago saltar la banca, quedan todos invitados a una picada en el restaurante del casino.
IMPORTANTE!: La fiesta va a ser de día y no hay que llevar cuchillo.
 
walas,20.10.2017
Clorinda, recuerda que el premio es acceso a un casino online, para que luego no te atraquen por las ganancias :P

Así que puedes ir a la fiesta y apostar desde allí.
 
Clorinda,20.10.2017
Ah! Menos mal!
Aprovecho a felicitar a los ganadores y al organizador. Fue muy lindo participar!
 
glori,21.10.2017
¡Qué buen premio, walas! Encontré las llaves de mi casa que había perdido hace un mes. Lástima que ya había cambiado la cerradura. Jaja

Un abrazo para todos los participantes. Muy lindos cuentos.

 
yosoyasi,21.10.2017
FELICITACIONES A LOS GANADORES
 
Yvette27,21.10.2017
SIEMPRE QUE EL GANAdor es el que ha recibido más votos de mi parte me siento muy orgullosa de mi juicio crítico, lo que me enorgullece menos es el resultado de mi propio texto en esta ocasión. Todos tenían buen nivel . La calidad mejora y estimula. Gracias a walas .
 
carmen-valdes,25.10.2017
Excelente reto, gracias al organizador! felicitaciones a los ganadores! estuvo difícil y me encantó
 
kupiga,25.10.2017
Vine a felicitar a los ganadores, disfrute mucho el concurso, disfrute mucho las historias, sufri mucho al votar, porque los cuentos estaba buenísimos, nos vemos en el siguiente
 
kroston,29.10.2017
Aplausos para los ganadores. Saludos
 



Para escribir comentarios debes ingresar al sitio: Ingresar


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]