La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Lista de Foros / Literatura :: Cuentos *SUPER* cortos / Verbos - [F:2:8540]


mangolia,07.04.2007
Iluminar
No soportaba las sombras.
En su casa tenía un complicado sistema de iluminación mediante el cual nada mostraba una miserable ranura de oscuridad.
Por supuesto no asomaba la nariz a la calle, salvo durante esos escasos segundos del sol cayendo impiadosamente perpendicular sobre él y las demás cosas.
En esos preciosos momentos aprovechaba para husmear el aire libre y atender a los muchachos delivereantes que lo estaban esperando desde hacía rato.
Intentó mirar televisión pero al aclarar tanto la imagen no podía ver nada y decidió que le alcanzaba con la radio.
Trataba de leer pero no soportaba las letras oscuras sobre el papel blanquísimo.
Intentó escribir pero la lapicera de tinta blanca sobre el blanco cuaderno no le permitían releer lo escrito. No podía dormir bien ya que los ojos se le secaban con el aparato de ganchos que había inventado para no ver oscuro.
Tomaba leche y comía queso blanco.
Un día se le vino a la cabeza un pensamiento negro y no le quedó más remedio que ir hacia la luz.

Pretender
Pretendía pretenciosamente pretender.
Sus pretensiones eran para algunos modestas, para otros inalcanzables y para el resto ridículas.
El sólo pretendía, nada concretaba, ya que si lo hacía se terminaban sus pretensiones...
Y sabía pretender muy bien, no otra cosa.
De chico pretendía ser grande, de grande pretendía ser chico.
Cuando hacía algo, pretendía hacer otra cosa.
En esa situación se sentía cómodo, liberado, sin posibilidad de sentir culpa o urgencias.
Un día pretendió morirse y lo enterraron.

Recordar
Recordaba, solo recordaba.
Nada le era nuevo, ni sorprendente.
Todo pasaba a formar parte de su vida cuando se transformaba en recuerdo, era interpretado y ubicado correctamente en lindo/feo, alegre/triste, bueno/malo...
Era simple su vida. Nada le angustiaba ya que al ser sólo pasado él lo pintaba del color adecuado como para no perturbar las sensaciones memoriosas.
Dictaba sus normas, juicios y valores según sus reminiscencias.
Tampoco leía, recordaba haberlo hecho.
No era, recordaba haber sido.
Cuando murió, nadie se dió cuenta.
No había sido ni siquiera un recuerdo.

Comprender
Comprendía más allá de lo comprensible.
Delimitaba su vida el nivel de comprensión.
Cuando algo no comprendía, declaraba que eso no existía.
No tenía que comprender lo que no existía, para tanto no daba su neurosis.
Cuando comprendió que su vida no tenía sentido, comprendió que debía terminarla.
Y así fue.

Complicar
Rimbombante, barroco, redundante, rebuscado.
Así era su estilo de vida.
Nada podía ser simple.
Le afectaba la simpleza, sentía una mezcla de envidia y asco.
Quedaba descolocado frente a un pensamiento simple, volvía a idearlo, traduciéndolo y completándolo con su habitual superpoblación de adverbios, adjetivos y frases hechas, repitiendo la idea de tantas maneras como era posible, hasta que aparentaba serle por demás clara, de tan complicada que era.
Claro que una vez limada, pulida y desnuda de lo innecesario se transformaba en algo incomprensible frente a la idea original.
Ni para simplificar era simple.
No se trataba de recovecos insondables, sino de firuletes de adorno, chirimbolos sin sentido, que disfrazaban lo plano de su vida.
Se perdió entre tanta cosa, nunca más lo encontraron.
Simplemente se esfumó.
 
cramberria,07.04.2007
Otear

Oteaba desde la muralla los devenires mascullados antaño, esparcidos en los páramos de mi pasado imperfecto, desnudos al sol, tostados por los rayos que traslúcidos visten el aire de tules sin cuerpo, livianos y etéreos. Devenires que al llegar al horizonte retumban y vuelven en dirección a mis manos de hielo.

Perder

Pérdida de equilibrio y caída al mar de la duda; olas ácidas desgajan mi olvidada memoria y la perturban hasta llevarme hacia el más hiel recuerdo, que nocturno e hiverno despierta de su letargo.

Ansiar

Ansias de olvidar lo recordado, enterrar lo vivido, cegar lo pasado. Ansias de entibiar el destino, suavizar los despuntes y acariciar lo callado, lo que nunca se dijo y se marchitó ajado.

Terminar

Terminar lo nunca empezado. Liberar el viento oprimido en mi pecho y danzar al compás de trigales ondeados de brisas, pausados de tiempo, que silenciosos y sobrios acunan los restos de un tiempo que no se apuntó en mi futuro imperfecto.
 
nefftali,07.04.2007

Vislumbrar


Vislumbro el fantasma, ahora a tu lado, el que creo que nunca te soltará (o nunca me soltará.
Se trata del de siempre, ese que debiera marcharse aunque yo sepa que con sus garras se aferra, se adhiere a vos (o a mí. Sonríe, estoy segura de que sonríe (¿o lo imagino?).
Las cuentas no han sido saldadas .

 
mapata,08.04.2007
Buen ejercicio es el de conjugar verbos y conjugar es jugar con o con jugar ...
Reir...llorar...


Reía no lloraba, más en el reir parecía llorar.
LLoraba , más en su llorar parecía reir.



 
sara_eliana,26.04.2007
durar

Entonces tuvo plena conciencia de que su vida había sido demasiado duradera. Duró su juventud en el arduo trabajo; duraba su madurez en la retrospección ininterrumpida; duraría su vejez contemplando el ataúd cada vez más cerca. Sin embargo, no hubo instante que durara más que la llegada de este salto al vacío.

 
jomalogon,28.04.2007
Escribir.

No perdería la vida escribiendo sí yo pudiera, sí yo supiera, sí yo valiera...
No sucumbiría a este insulso impulso que me hace volver a revolver en los fonemas, en los morfemas, en los sintagmas... llegando al vacio vítal que es el texto.
Apelo a otro verbo, quiero acabar con "escribir", quiero llegar a la lexía por excelencia, quiero "vivir".
 



Para escribir comentarios debes ingresar al sitio: Ingresar


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]