La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Infinita
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Lista de Foros / General :: Ensayos y Comentarios / Malos Autores Siempre - [F:4:9933]


Aristidemo,08.01.2008
En algún lado leí que Madonna es la artista MAS representativa de ésta época mediocre: es medio buena cantante; medio buena bailarina y está medio guapa, medio buena... Entre tanta medianía y fans irredentos, esbozos leprosos de arte generacional y butifarras olorosas, ser un autor mediocre es casi como ser la chica material, pero en privadito. ¿Habrá que festejarlo? Seguramente que no; pero se puede presumir entre uno que otro desconocido e ingenuo, el hecho de saber acomodar letras así, mediocremente.

El MAS, en este 2001 que apenas comienza, pretende dejarnos sin pretensiones e indagar los porqués de tan curiosas ensoñaciones de genialidad en personas con tan notable falta de, ya no digamos cultura sino simple buena redacción. He aquí, por ejemplo, un video encontrado en una página frecuentada por varios de los artistoes que frecuentan lapaginadeloscuentos; en él se puede observar el comportamiento y la razón de las musas extraviadas de (al parecer) moebiux, petrodelhum y madrobyo. Se podrán sacar conclusiones interesantes: http://my.break.com/content/view.aspx?ContentID=420486

Espero que sirva para explicar el porqué de muchos de los detritos que nos envían en forma de cuento o haiku.


Por lo pronto, celebremos.

 
Aristidemo,08.01.2008

COMO MADAME BOVARY
Letra: Jesusa Rodríguez y Liliana Felipe. Música: Liliana Felipe


Como Madame Bovary todos tenemos un amante por ahí,
Como Madame Butterfly, todos tenemos un suicidio en Stand by
Como Madame Pompadour, ya no queremos continuar en este tour
Como Madame Recamier, nadie se acuerda del periódico de ayer
Esta ostentación grandilocuente
napoleónica y mayúscula
no exige responsables y pagamos
y no existe algún veneno para ratas
que aprovechan su sexenio
para hacer los agujeros que pagamos y pagamos ….
Como Madame Bovary todos tenemos deudas con el FMI
Como Madame Butterfy, te jode un gringo y no te dice ni good bye
Como Madame Pompadour, tanta miseria nos dá un toque de glamour
Como Madame Recamier, al mas payaso le decimos “canciller”.
Esta desmesura prepotente
monolítica y nefasta
no merece comentarios; pero el precio
que pagamos es tan alto
que la deuda, esa no nos la acabamos
y pagamos y pagamos…
Esta desverguenza chabacana
delirante, analfabeta, desquiciada , sanguinaria,
maquiavélica , grotesca ,perfumada y apestosa/agachada,
antropófaga , violenta que aguantamos y aguantamos…
y aguantamos y aguantamos y aguantamos…
hasta que ya no aguantamos más
y que se vayan a la puta madre que los recontramilrepario!!!

 
Aristidemo,08.01.2008
No quiere ir a clases; se pega a la cama


Monterrey, México (07 de enero de 2008).- Diego no tenía alternativa, hoy debía ir a la escuela después de tres semanas de vacaciones. No sabía cómo evitarlo, pero anoche, cuanto todavía estaba entre las sábanas, tuvo una ocurrencia: quedarse pegado a la cama.

Fue a la cocina y, sin hacer ruido, tomó un frasco con pegamento industrial, que su mamá compró para pegar calzado, y simplemente se lo puso en la mano.

La cabecera metálica de su cama fue el lugar perfecto para que este niño de 10 años terminara "atado" por casi dos horas, con el firme propósito de no ir a la escuela, mientras todos en su casa estaban dormidos.

A las 1:30 horas su casa, en la calle Hilda Anderson, del quinto sector de La Joya, en Guadalupe, fue escenario de esta historia en donde paramédicos de la Cruz Verde, elementos de Protección Civil del Estado y policías preventivos llegaron para poder rescatar al niño de su "prisión".

Su madre, Sandra Palacios González, no sabía qué hacer, ya había tratado de despegar la mano derecha del pequeño Diego con varios líquidos, con agua y hasta con esmalte de uñas (acetona), pero esos remedios no fueron suficientes para lograrlo.

Unos vecinos llegaron para ayudarlos y tampoco consiguieron soltarlo de la cabecera de su cama.

Las caricaturas de un canal de televisión fueron el entretenimiento de Diego durante las casi dos horas de nerviosismo.

Todos los presentes le cuestionaban cómo había terminado pegado con ese pegamento industrial llamado Rite-Lok y Diego se resistía a decirlo. Sólo se tapaba con las colchas.

A veces la risa le ganaba, pero no pudo más... por fin reveló sus negras intenciones. "Es que no quería ir a la escuela, no tenía ganas, estaban muy ricas las vacaciones", dijo entre risas.

Hasta los paramédicos de la Cruz Verde que estaban en ese momento reaccionaron con una carcajada por la ocurrencia de Diego.

Minutos después llegó el remedio, un elemento de Protección Civil del Estado roció el spray llamado "aflojatodo" en la mano del menor y en unos segundos por fin quedó liberado.

"No sé por qué se le ocurrió eso si es un niño muy bueno, es travieso como todos, pero hasta da risa de tan ocurrente que es", decía Sandra Palacios.

Aunque trató y trató de evitarlo, hoy Diego sí acudió a la escuela 1 de Mayo, cerca de su casa, donde cursa el quinto año.

Su banco y su salón lo esperaban otra vez.
 
Madrobyo,09.01.2008
La piojosa
(montes de durango)

te miro y te miro
no te allo forma de nada
pero le entras al posole
como un puerca marrana
para que no comas tanto
boy a sacarte los dientes
pues ya me esta dando miedo
q cualquier rato rebientes

aveses yo pienso
en como seria la cosa
si algundia me despertara
sin esta vieja piojosa
disoto dime por que
en ves de acer esta ingrata
ubieras echo una flor
ya de godido una rata

chiquita se q me odias
eso lo estoy muy seguro
esperas a que me agache
para picarme el orgullo
chiquita no seas ingrata
y no seas tan testaruda
pa cuando vas yo ya vine
y pa alcansarme te suda

te sientes soñada
si escuchas a la paquita
la madrina q te ponga
aver si ella te la quita
chiquita no seas vabosa
deja de andar de valiente
del madraso que te arrime
te va enderesar los dientes

ye me estoy canasando
puro trabaje y trabaje
pa comprarte tus calsones
y que otro wey te los baje
chiquita ya estubo bien
que se te quite lo ingrata
a cualquier wey que tu ves
luejito se las regalas

chita me boy cantando
aun q paresca q ladre
te mando estos dulces besos
q mando aya con tu madre
chiquita no seas ingrata
y no seas tan testaruda
mejor yo ya me despido
mendija vieja greñuda
 
Aristidemo,15.01.2008
Mis Amigos Sudorosos:

hay días así como éste en el que el Este está al Norte y la puerta da a la cara de un avesturz coqueta y nada familiar; días así, con bufandas y pastillas para el aliento, sabor industrial, besos pa dentro. Y habemos hombres así, largos y desmañanados, amañados y fulanos, perplejos, rotos, esmirriados y con uñas sangrantes, diciendo cosas que nadie escucha y cuando escuchan nadie entiende. Somos MAS de lo que cualquier economista casado con una bióloga pudiera descifrar; MAS que los folículos que el mismo sitio pudieran crecer; MAS que un cardúmen de camarones evolutivos nadando en espiral. Hay días y habemos hombres enmedio de todo eso, luchando por comprender la lucha, por ponerle comas y acentos a la muda esperanza de no ser sólo hombres y días perdidos en algún milímetro de universo. ¿Pero es que esto no es así? Lo es, nada que decir; pero no queremos decir nada; tan sólo cantar una melodía vieja como el agua: Ave abba vía bola / búho verde viendo vacas/ velo varo libio ave...


O tal vez quiero decir que esto se acaba de descomponer irreperablamente, se fracturó el código y se quemó la cabeza, el circuito central de nuestra coraza. Sin sal la tierra, sin mar la sal, sin pez la boca, sin boca el coral. Tal vez quiero hacerles saber que mi patria está muriéndose de pena, de penes atravesándola toda, penes negros como la conciencia de mis queridos traidores, mis adorados hermanos, mis hijos, mi nietos y sus hijos verdugos, suicidas, diputados. Tal vez ando pidiendo un poco de pólvora, un tantito de xilocaína, un chorrito de muerte y destrucción...

Pero, ná qué, tengo que trabajar. Sueño que despierto y te beso dormida. Hola.



Atte.

Ya veremos.
 
madrobyo,15.01.2008
Jesús Varía a José...


Te has sobrepasao en la dosis que te dio el doctor.
 
Aristidemo,15.01.2008
Me pedorreo en el hocico de esos osos tres ricitos de oro marqués carampage, canje melate pirililá, cubretodo, omnívoro y judicial...

Gelatina.
 
madrobyo,15.01.2008
ruspetinca laringual, lumiere an sualmate, rascatualemente la peluda ginava...


Saludos a Canada
 
madrobyo,15.01.2008
Homus Austrolopicachutecus Ketchup....


Amen querido Sanson.
 
Aristidemo,15.01.2008
El socialdemócrata Álvaro Colom asumió ayer la presidencia de Guatemala. En su discurso privilegió la relación con México y ofreció trabajar para que la frontera común deje de ser una "amenaza" y sea un sitio de oportunidades. A la ceremonia asistieron 11 jefes de Estado. Antes, el presidente Felipe Calderón sostuvo una plática "de carácter casual" con su homólogo venezolano, Hugo Chávez; también habló con los mandatarios de Ecuador, Rafael Correa; el nicaragüense Daniel Ortega, y Álvaro Uribe, de Colombia
 
guy,15.01.2008
Vaya. Parece que Aristrichenko ha enviado una carta a la suegra...

 
Aristidemo,15.01.2008
30-11-2007

¿Siempre habías querido tener una lista con tus cuenteros favoritos, pero no habías encontrado dónde hacerlo? Para solucionar ese problema hemos creado una nueva sección de Cuenteros Favoritos. Agrega allí a los mejores cuenteros del sitio. Tus cuenteros favoritos aparecerán en tu biografía.
 
Aristidemo,15.01.2008
Hermano Guy:

dime, dime tú: si azul es blue y blues es do-fa-sol; si la caminata errata pecatta minuta, escupa la tinta violeta parra y los orgasmos en manos de amos enanos con domicilio en Palma 5, esquina con codo y sulfatiazol, ¿será entonces tiempo de herir al señor presidente con una punta de oro chafa? ¿será la Ñ o la Q? ¿Quién es Qwerty? ¿Por qué por qué por qué?

Dime Guy, you know what i mean

" Id, pues, vagabundos, sin tregua,
errad, funestos y malditos
a lo largo de los abismos y las playas
bajo el ojo cerrado de los paraísos.
(...)
Y nosotros que la derrota nos ha hecho, ay, sobrevivir,
los pies magullados, los ojos turbios, la cabeza pesada,
sangrantes, flojos, deshonrados, cansados,
vamos, penosamente ahogando un lamento sordo. "



¿Será, Guyinski, que viejo tengo el reloj y la verdad se pinta de colorado cuando es viernes?



Divago.

 
Aristidemo,15.01.2008
Metamos mano a la nalga decimónica de la catedrática señorita de pétreos cachetes/
hagamos poesía bimbo marinela twinky wonder
con relleno cremosito y verborrea circular/
si la mañana va a tu cara como un albatros enardecido
es sólo la resaca de tus faltas lo que siempre ha secado
este lado de mi pie derecho, esta costra en mi aorta/
Poetas de teclado sin acentos: acábanse de reír los
auténticos iconos del suburbio astral:
panela y ponela y pinole y Pamela escucha Pimpinela
mientras baila a la orilla del tenedor/
a punto de ahogarse en el plato con sopa de coditos.


Yo soy Neruda reencarnado en MUMRA/ soy Darío en traje de Pablo Mármol/ soy Paz en situación de Gilligan/ soy Verlaine bailando Madonna/ soy Madona soñando Man Ray/ soy Ezra sin Pound/ Lorca con menta/ soy Nalgador Sovo, Epicteto, Lautaro, Michael Knight/ soy Huidobro disfrazdo de heliotropo/ Gorostiza en pañales sin lavar/ soy Chico Buarque enamorado de Kavafis/ soy Rimbaud a punto de llorar: soy un árabe sin rosas, una mujer enamorada del musulmán; soy la Patagonía, loas barcos y las rocas; soy el enfermo, el cáncer y la sala de fumar...


Pútrido.
 
negroviejo,15.01.2008
Soy Negroviejo con 42º de ST en Buenos Aires.
 
colomba_blue,15.01.2008
A mi el calor me deshace el pensamiento... me ahogo en sudor oficinesco de 09.00 a 18:00

Glub, glub, glub!
 
Aristidemo,15.01.2008
soy el sol en Buenos Aires, ayudando al resto de la humanidad...
 
madrobyo,15.01.2008
Soy la concha de la tía política del señor que vende gaseosas en el estadio mientras juegan los Lakers contra los Yankees: sí, él, con un bolsito de mano y con las pestañas castañueleandole la concha a la señora del botiquin.

Masbodryo, filloquee..
 
negroviejo,15.01.2008
Las palabras sudor y concha me traen reminiscencias.
 
colomba_blue,16.01.2008
Y hablando de bodrios:

El rey tonto, por Antonio Gala (publicado en El Mundo, 12 de abril de 2007)

Que el cambio climático causa variaciones genéticas y modificaciones migratorias parece comprobado. Que tal cambio lo cause el hombre, me sorprende. Primero, porque la Naturaleza es demasiado grande, aun perturbable; segundo porque el hombre se cree, por soberbia, rey de ella y no lo es. Cuando la desaparición de los dinosaurios no había CO2 ni hombres; y se cumplió un ciclo. El hombre es un “sarpullido de la Tierra”, que produce picor, no mudanzas sustanciales. De ellas somos espectadores, por muy dañinos e importantes o influyentes imbéciles que nos creamos. Pienso que la Naturaleza tiene recursos defensivos ignorados, aunque a todos nos beneficien. Lo prueba la aparición de cientos de nuevas especies de animales, paralela a la desaparición de otras. Ella sigue su rumbo. Con o sin nosotros.

Este... El cambio climático produce variaciones genéticas? Cuando desaparecieron los dinosaurios no había CO2? Están apareciendo cientos de nuevas especies animales? Y sobre todo es posible escribir más disparates en menos líneas?

 
ergozsoft,16.01.2008
Entre tantas boludeces que he leido, recuerdo ahora cierto artículo científico que ofrece una nueva teoría acerca de la desaparición de los dinosaurios: Los insectos. Parece que con la aparición de los insectos los dinos enfermaron de cuanta peste existía en ese momento y cagaron fuego. De ser cierta esa teoría, debiéramos hecharle la culpa de todos los problemas que acontecen en este sitio al amigo el-tábano.

ergo, un dinosaurio
 
Tachitta,16.01.2008
Si se puede, colomba:

El PSC presenta su "fragancia socialdemócrata" en Barcelona
EUROPA PRESS. 14.01.2008

* La fragancia se presenta en una bolsita aromática junto a un calendario del 2008 aromático.
* La vicepresidenta del PSC la califica de "chorradita simpática".
* El PP dice que es una fragancia para tapar la mala olor de la gestión de las infraestructuras.


El PSC ha presentado esta mañana a través de su vicepresidenta, Manuela de Madre, la "fragancia del partido", una bolsita de esencias diseñada por el perfumista Toni Álvarez.

Este producto de merchandasing que va en una caja acompañado de un calendario aromático de 2008 pretende que sea representativo de los quince valores de los socialistas catalanes tales como la justicia -representada por la verbena-, el trabajo -con la alfábrega- o el entendimiento, a través del pachulí.

Manuela de Madre ha reconocido que la bolsita es "una chorrada, efectivamente. Pero una chorradita simpática. Hemos pasado de la rosa a la bolsita aromática".

La ex alcaldesa de Santa Coloma de Gramenet ha estado muy bromista a la hora de presentar este producto, que costará poco más de un euro, y se repartirá en los mítines electorales y se enviará incluso a los partidos rivales del arco parlamentario catalán.

De Madre ha explicado que la misma candidata del PSC a las elecciones generales, Carme Chacón, a la que ha llamado cariñosamente la "chaconita", había querido hacer algo "innovador y rompedor" en su precampaña.

Los últimos Consejos de Ministros hubieran nececitado una fragancia así, fresca
La política catalana ha enviado un mensaje al PSOE al comentar que "los últimos Consejos de Ministros hubieran necesitado una fragancia así, fresca, porque siempre va bien tener un olor mediterráneo y todas estas cosas que ayudan a revitalizar la memoria", en alusión a algunos componentes del aroma.

El olor del PSC contiene bergamota de Calabria, que ayuda a planear el futuro; té blanco, que fortalece la voluntad; albahaca, que mejora el rendimiento para el trabajo; la artemisa, que da buena suerte, la maría luisa, planta de la amistad eterna, la verbena, que representa la justicia, y el romero que aumenta la eficacia.

Una mala olor

El PP catalán lo ha tenido muy fácil cuando a su presidente, Daniel Sirera, se le ha preguntado por el nuevo olor socialista.

"Nos preocupa el olor que hacen los socialistas para tapar el mal olor de su mala gestión de las infraestructuras en Catalunya", ha dicho el dirigente popular.

 
madrobyo,16.01.2008
Rodolfo Guzmán Huerta (n. 23 de septiembre de 1917 – † 5 de febrero de 1984) mejor conocido como Santo, El Enmascarado de Plata, fue un luchador mexicano, actor y héroe popular.
El Santo es quizá el más famoso de los luchadores en Latinoamérica, y ha sido referido como "una leyenda" de este deporte en México. Su carrera en la lucha libre duró casi cuatro décadas, durante las cuales se convirtió en un héroe popular y un símbolo de la justicia para el hombre común ya que su personaje trascendió el ámbito de la lucha libre y se transformó en una especie de súper héroe al protagonizar historietas (comics) y películas, de hecho su popularidad y el mito provienen en gran medida de estos últimos medios y no de la lucha libre.
Tabla de contenidos
[ocultar]
1 Sus inicios
2 Escalada a la fama
3 Convirtiéndose en icono
4 Campeonatos y Logros
5 Familiares
6 Filmografía
7 Véase también
8 Enlaces externos
Sus inicios [editar]


Nació en Tulancingo, Hidalgo, fue el quinto de siete hijos. Rodolfo llegó a la Ciudad de México en los años 1920, cuando su familia se asentó en el barrio de Tepito. En un inicio practicó Béisbol y fútbol americano, y entonces se interesó por la lucha. Aprendió J?jutsu, luego lucha grecorromana; no se ha establecido cuándo comenzó exactamente su carrera de lucha como competidor, ya sea que fuese en la Arena Peralvillo Cozumel el 28 de junio de 1934 (usando su verdadero nombre), o en el Deportivo Islas, en la colonia Guerrero de la ciudad de México en 1935. Pero durante la segunda mitad de la década de 1930 se estableció como un luchador, usando los nombres de: Rudy Guzmán, El Hombre Rojo, El enmascarado, El Demonio Negro, El Murciélago II. Este último nombre fue una copia de otro famoso luchador de esa época, y después de un reclamo por el nombre por parte del Murciélago original, Jesús Velásquez, la Comisión Mexicana de Boxeo y de Lucha declaró que Guzmán no podría utilizar ese nombre.
Escalada a la fama [editar]

En los inicios de 1940, Guzmán se casó con María de los Ángeles Rodríguez Montaño (Maruca), una unión que produciría diez hijos: Alejandro, María de los Ángeles, Héctor Rodolfo, Blanca Lilia, Víctor Manuel, Miguel Ángel, Silvia Yolanda, María de Lourdes, Mercedes, y el Hijo del Santo, quien también se convirtió en un famoso luchador con sus propios méritos.
En 1942 su entrenador, don Jesús Lomelí, estaba armando un nuevo equipo de luchadores, todos con vestimentas plateadas, y quería que Rodolfo fuera parte de este equipo. Él le sugirió tres nombres: El Santo, El Diablo, o El Ángel, y Rodolfo eligió el primero. El 26 de junio luchó en la Arena México por primera vez como El Santo. Cabe mencionar que en un inicio combatía en el bando de los Rudos (lo cual no le favorecía para obtener el apoyo del público, ya que en la época la gente apoyaba en mayor medida a los técnicos); posteriormente se cambió al bando técnico. Bajo su nuevo nombre rápidamente desarrolló su propio estilo,y su agilidad y versatilidad lo hicieron muy popular, también cabe mencionar que como parte de su entrenamiento a mediados de la década de 1950 comenzó a entrenar en la arena coliseo de Guadalajara Jalisco, en el plantel de Cuauhtémoc El Diablo Velasco fundador de la primera escuela de lucha libre profesional con quien pulió su estilo y forma de luchar.
Convirtiéndose en icono [editar]

Durante la década de 1950, el artista y editor José Guadalupe Cruz comenzó a publicar una historieta de El Santo, convirtiendolo en el primer personaje luchador de la historieta mexicana, su renombre rivalizaba solamente con el legendario personaje de Kalimán. Estas historietas eran muy solicitadas por los niños y jovenes de la epoca lo que provocaba que muchos padres le prohibieran a sus hijos la lectura de las mismas ya que por imitar al personaje descuidaban los deberes propios de su edad.
En los finales de los años 50, Fernando Osés, luchador y actor, invitó a Guzmán a trabajar en películas, propuesta que aceptó, aunque sin abandonar su carrera en la lucha libre, compaginando ambas actividades. Fernando Osés y Enrique Zambrano escribieron libretos para las dos primeras películas del Santo, Santo contra el Cerebro del Mal y Santo contra los Hombres Infernales, ambas estrenadas en 1958, y dirigidas por Joselito Rodríguez. La filmación se llevó a cabo en Cuba, y el rodaje terminó un día antes que Fidel Castro entrara en La Habana y declarase la victoria de la revolución cubana.
Aun cuando ambas películas tenían un bajo presupuesto y fueron altamente improvisadas, tuvieron gran aceptación por parte del pueblo mexicano y se convirtieron rápidamente en éxitos de taquilla, abriendo camino para más películas de El Santo, así como aupando el éxito de la carrera de El Santo en el cuadrilátero.
El estilo de las películas de El Santo fue esencialmente el mismo durante las casi 60 películas que protagonizó, con argumentos donde actuaba como superhéroe luchando contra criaturas sobrenaturales, científicos locos, etcétera. Con un tono similar a las películas y series de televisión clase B de los EE.UU. (B-movies fueron las películas que se caracterizaron por un muy bajo presupuesto y argumentos fantásticos, en la década de los 60), quizás muy similar a la serie de Batman de 1960.
En México, para las generaciones recientes, su película más famosa es El Santo contra las Momias de Guanajuato, al menos así conocida popularmente, ya que su nombre verdadero es Las Momias de Guanajuato y es una película protagonizada por Mil Máscaras y Blue Demon en la que Santo únicamente hace una presentación estelar al final. Para el público más conocedor de la figura cinematográfica tanto en México como en el extranjero, la película más conocida es Santo vs. las Mujeres Vampiro (1962). En esta película la inversión en la producción fue más alta, y dio una pauta para introducir un origen y la creación de su mitología, estableciendo que él era el último en una línea de luchadores contra el mal.
Aunque las tentativas de crear un estilo de horror gótico generalmente se consideraron menos que acertadas, y la película se considera mas como una comedia (involuntaria) que un filme de horror en la actualidad, éste fue un enorme éxito en taquilla, y se exportó a muchos países.
Santo jamás perdió su máscara plateada en combate y se creo el mito de que nunca se quitaba su mascara, ya que si lo hacía, moriria. Se retiró de los encordados a principios de los ochenta. A principios de los años 80, se presentó en el programa "Contrapunto" de Jacobo Zabludovsky, donde el presentador logró lo que nadie pudo hacer en el cuadrilátero: despojar de su máscara a "El Santo", dejando ver por primera vez parte de su verdadera identidad. En el medio corrió el rumor de que el conductor había engañado al luchador y que esto provocó en él un fuerte disgusto que afectó su salud. murio de un infarto al miocardio, pasando así de ser un icono a una leyenda
Campeonatos y Logros [editar]

Comisión de Box y Lucha Libre de México, D.F.
Mexican National Light Heavyweight Championship (1 vez)
Mexican National Middleweight Championship (4 veces)
Mexican National Tag Team Championship (2 veces) - con Rayo de Jalisco
Mexican National Welterweight Championship (2 veces)
Empresa Mundial de Lucha Libre
NWA World Welterweight Championship (1 vez)
Familiares [editar]

Verónica Denis Huerta - Sobrina
Carlos Pegueros Denis - Hijo De Veronica
Hijos: Alejandro, María de los Ángeles, Héctor Rodolfo, Blanca Lilia, Víctor Manuel, Miguel Ángel, Silvia Yolanda, María de Lourdes, Mercedes
Sucesor: El Hijo Del Santo
María de los Ángeles Rodríguez Montaño - Esposa
Filmografía [editar]

Santo contra el Cerebro del Mal (Cerebro del Mal) (1958) (coproducción con Cuba)
Santo contra los hombres infernales (Cargamento blanco) (1958) (coproducción con Cuba)
Santo contra los zombis (1961)
Santo contra el Rey del Crimen (1961)
Santo en el hotel de la muerte (1961)
Santo contra el cerebro diabólico (1961)
Santo vs. las mujeres vampiro (1962)
Santo en el museo de cera (1963)
Santo vs. el estrangulador (1963)
Santo contra el espectro (El espectro del estrangulador) (1963)
Blue Demon contra el poder satánico (El poder satánico) (1964) (actuación especial)
El hacha diabólica (1964)
Atacan las brujas (1964)
Profanadores de tumbas (Los traficantes de la muerte) (1965)
El barón Brákola [tres episodios] (1965)
Santo, el Enmascarado de Plata vs. la invasión de los marcianos (1966)
Santo, el Enmascarado de Plata vs. los villanos del ring (1966)
Operación 67 (1966)
El tesoro de Moctezuma (1966)
Santo en el tesoro de Drácula (El tesoro de Drácula) (1968)
Santo contra Capulina (1968)
Santo contra Blue Demon en la Atlántida (1969)
Santo y Blue Demon contra los monstruos (1969)
El mundo de los muertos (1969) caracterizando a: Caballero enmascarado de plata/Santo, el Enmascarado de Plata
Santo vs. los cazadores de cabezas (1969)
Santo frente a la muerte (1969) (coproducción con Colombia y España)
Santo en la venganza de las mujeres vampiro (1970)
Santo contra los jinetes del terror (1970)
Santo vs. la mafia del vicio (1970)
Santo en la venganza de la momia (1970)
El Santo vs. las momias de Guanajuato (1970)
Santo en la frontera del terror (1979)
Santo contra el asesino de la televisión (1981)
Chanoc y el hijo del Santo vs. los vampiros asesinos (1981)(actuación especial)
El puño de la muerte (1982)
La furia de los karatecas (1982)
Santo contra los asesinos de otros mundos (Asesinos de otros mundos) (1971)
Santo y el águila real (El águila real) (1971)
Misión suicida (1971)
Santo vs. la hija de Frankenstein (1971)
Santo contra la magia negra (1972) (coproducción con Haití
Santo y Blue Demon contra Drácula y el hombre lobo (1972)
Las bestias del terror (1972)
Anónimo mortal (1972)
Santo contra los secuestradores (1972) (coproducción con Ecuador)
Santo vs. las lobas (1972)
Santo y Blue Demon contra el doctor Frankenstein (1973)
Santo contra el doctor Muerte (1973) (coproducción con España)
La venganza de La Llorona (1974)
Santo en el misterio de la perla negra (1974) (coproducción con Colombia y España)
Santo y Joel Monteros contra el Servidor Asesino (coproducción con USM)
Santo en oro negro (1975) (coproducción con Puerto Rico)
México de mis amores (1976) (documental)
Misterio en las Bermudas (1977)
 
Aristidemo,16.01.2008
No tan boludez considero yo lo que Gala escribe, porque cierto es que nos arrogamos importancia de MAS. Dinosuarios desparecidos por chingadazo estelar, rocáceo, piedrítico, bolón, o, ergo dixit, pinches tábanos. ¿quién sabe? Colomba ama animalitos, ella madre Eva, barca de Noé, zoológico sin rejas; MAS cierto es que el mundo éste ha sido barrido de especies una y otra vez, al cielo gracias. Ojalá nos chingue la carga, nos charga la quinga, nos cargue la chingada. De cualquier forma esto tenía que suceder; los sprys, los cochecitos y las fabriquitas sólo lo han acelerado. "Sólo", ji ju ja. A ver Colomveska, quisiera verla yo en época pedernal, defiendo a los pobres perodáctilos, a los indefensos rex, a los pobrecitos dinos picapiedra. No, no, no. Muy mal. Y si tanto quiérelos, no se bañe entonces: mata muchos microbitos.
 
madrobyo,16.01.2008
Alimentación del conejo

• Alimento Balanceado: Se trata de un alimento especialmente balanceado y completo para los conejos, en forma de pastillas comprimidas y existen varias marcas para conejos. Lo más importante es que no sea en forma de polvillo ya que los conejos no lo comen y estornudan. Tampoco es apropiado la mezcla de granos porque estos animales son muy selectivos, a veces comen un solo grano y tiran el resto. Lo ideal es el balanceado en forma de pastilla comprimida o "pellet" y existen las variedades para conejo "carne y lanero" y dentro de las mismas el de crianza o reproducción y el de engorde.
Es muy importante que el balanceado sea fresco y no debe consumirse después de los 2 meses de su elaboración. No se debe comprar la marca comercial que en la etiqueta no figure la fecha de elaboración ya que el balanceado vencido puede traer graves problemas digestivos y sanitarios para los animales.

Estas bolsas de balanceado que vienen de 25 y 50 Kg. deben almacenarse en un lugar realmente seco y sin estar en contacto con el piso, de lo contrario humedece y aparecen hongos en el balanceado siendo muy nocivo para los animales. También es muy importante que no hayan ratas en el depósito ya que pueden transmitir enfermedades al conejar.
Existen empresas de balanceados que ofrecen precios mas baratos si el criador les trae las bolsas usadas. Jamás hay que comprarles. Justamente las bolsas tienen que ser nuevas y no usadas que tal vez provienen de otro criadero, es una la forma mas efectiva de difundir las enfermedades.

• Complemento de forrajes: El forraje es muy importante para el aparato digestivo de los conejos ya que el mismo funciona por empuje y no como el de otros mamíferos que funciona por contracción. Esto quiere decir que mientras el animal va comiendo, va empujando el resto de la comida y va digiriendo el alimento. Es por eso que los conejos comen durante todo el día y en pequeñas cantidades de comida. El pasto del prado, la alfalfa y otros forrajes se los denomina alimentos voluminosos y son muy importantes para la salud del animal. Poco a poco se puede acostumbrar a los animales a que consuman el pasto verde recién cortado y sin orear- realmente les encanta y es un natural aporte de vitaminas que aparte les produce más leche a las madres. Muy importante es que el forraje sea de procedencia segura - mucho cuidado con áreas que son rociadas con pesticidas, insecticidas u otros agentes tóxicos.

• Las raciones para los animales: Varían mucho según el caso. Lo seguro es que tanto para los gazapos de engorde como para las madres con cría no les debe faltar NUNCA el balanceado. A los machos en cría por el contrario hay que restringirles la comida sino engordan demasiado y no cubren bien a las conejas, pero pasto que coman todo lo que quieran. Nunca hay que permitir que una hembra próxima a entrar en cría engorde demasiado porque tendría luego problemas para quedar preñada. Hay madres de razas grandes (5-6 Kg.) que junto con su camada comen muchísimo más que una conejas de raza chica como una californiana de 3,800 Kg. con su respectiva camada. Pero tengamos en cuenta que la camada de raza grande habrá alcanzado a los tres meses un promedio de 3 Kg. por gazapo mientras la segunda camada alcanzará ese peso recién a los 4 o 5 meses. Lo que se puede afirmar es que el conejo tiene una conversión de aproximadamente 3,5 eso quiere decir que hasta los tres meses de edad consume 3,5 Kg. de balanceado para aumentar 1 Kg. de carne. Un animal de 3 Kg. vivo habrá consumido 10 Kg. de balanceado siempre y cuando los comederos sean realmente funcionales.
Las raciones para los machos es de alrededor 120 gr. por día, para las hembras gestantes de unos 150 gr. por día, para los gazapos destetados y hasta los dos meses, unos 100 gr. diarios y los gazapos de mas de dos meses comen unos 150 - 200 grs. por día.

• Otras técnicas de alimentación: Hay quienes crían el conejo en forma natural y ecológica, sin alimento balanceado. Estos animales reciben abundante verdeo fresco, como alfalfa, achicoria, hojas de mora (contiene gran cantidad de proteínas). Como suplemento comen una mezcla de avena en grano y maíz partido. Los animales con esta alimentación son sanos y tienen una piel de un brillo inmejorable. Sin embargo, su crecimiento es un poco mas lento. Justamente al no recibir alimento balanceado, no obtienen las vitaminas, los "promotores de crecimiento" y otros aditivos artificiales que son de composición corriente en el balanceado comercial.
También se observan animales en muy buen estado que tan sólo reciben alfalfa fresca y maíz en grano del tipo capia (maíz andino para choclo).

• Algunos consejos: El depósito de balanceado tiene que estar alejado de otros animales domésticos y de los desagotes de la limpieza de las conejeras.
El agua para los conejos debe ser clara y potabilizada. No hay que permitir que los bebederos acumulen algas y el agua se debe cambiar regularmente. Lo ideal y a la larga es lo más económico es el sistema de bebederos automáticos y los animales realmente aprenden a usarlo inmediatamente.

• El aparato digestivo del conejo: El funcionamiento del aparato digestivo del conejo es fundamental para comprender las prácticas de alimentación y mantenerlo en buen estado de salud. En el capítulo 03 "El animal" ya se hizo una representación esquemática de todas sus partes, ahora nos concentramos en su funcionamiento.
El conejo tiene dos tipos de dientes, los incisivos para cortar y los molares para triturar. Es importante saber que el crecimiento de sus dientes es continuo y es por ello que necesita utilizar los dientes intensamente para gastarlos. Los conejos salvajes constantemente están roendo ramas y hierbas.
El alimento dentro de la boca es masticado e insalivado, se va formando un bolo de alimento que es deglutido (tragado), pasa entonces por la faringe y llega al estómago a través del esófago.
Es importante saber que el aparato digestivo del conejo no funciona, como en el ser humano, por contracciones (inclusive el conejo no vomita), sino que funciona por "empuje". Justamente el paso del estómago a través del píloro es por el empuje mecánico del alimento ingerido posteriormente. El conejo, no está adaptado a tener un horario donde consume grandes cantidades de alimento, como en los animales predadores. Sí está obligado a ingerir pequeñas cantidades de alimento en forma muy frecuente, unas 60 - 80 veces al día.
Una vez que pasa del estómago al intestino delgado recibe los líquidos de la vesícula biliar (la hiel) que está situada junto al hígado y con los líquidos del páncreas.
Luego el alimento va a parar al ciego donde es retenido por bastante tiempo y se somete a una digestión bacteriana. El ciego actúa como una verdadera cámara de fermentación, muy típica en los rumiantes. Las bacterias digieren principalmente la fibra o celulosa.
Luego de permanecer unas 12 Hs. en el ciego pasan al intestino grueso formando bolitas muy blandas para luego rápidamente llegar al ano.
Ahora viene una parte de la fisiología del conejo, que muchos criadores desconocen. Las pelotitas blandas que salen del ano, son comidas e ingeridas nuevamente por al animal. El conejo realiza una verdadera segunda digestión y el proceso se llama coprofagia. La comida de estos excrementos es tomada directamente del ano, no llega a tocar el piso o la malla de la jaula. Generalmente el proceso sucede de noche o pasa en forma totalmente inadvertida para el observador. El animal pone su cabeza entre las patas traseras y simplemente parece que se estuviera aseando la parte genital. La coprofagía es una adaptación para poder aprovechar al máximo el alimento.
Las heces ingeridas pasan por una segunda digestión que se diferencia de la primera, en que esta vez no pasan al ciego. Además en esta ocasión permanecen mas tiempo en el intestino grueso, donde se absorben los líquidos considerablemente, formándose bolas duras que al salir por el ano, sí caen al suelo.
La composición de las heces duras y blandas es muy diferente. Mediante el proceso de coprofagia se aprovechan al máximo las proteínas y se sintetizan ciertas vitaminas.
 
Aristidemo,16.01.2008
Un compendio de la filosofía de Georgie Bush para todos los interesados en la administración pública, la ciencia política, y el poder estupidizante...



SUS GRANDES REFLEXIONES FILOSOFICAS:
• «Si no hacemos la guerra, corremos el riesgo de fracasar»
• «No es la contaminación la que amenaza el medio ambiente, sino la impureza del aire y del agua»
• «El futuro será mejor mañana»
• «Un número bajo de votantes es una indicación de que menos personas están yendo a votar»
• «Personas que son realmente muy extrañas pueden asumir posiciones clave y provocar un terrible impacto en la Historia»

SUS PALABRAS HACIA LOS PERIODISTAS:
• «Debería preguntarle al que me hizo la pregunta. No tuve oportunidad de preguntarle al que me hizo la pregunta. ¿De qué pregunta se trata?»
• «Pienso que si usted sabe lo que cree, será mucho más fácil responder a su pregunta. No puedo responder a su pregunta»
• «La mujer que sabía que sufrí dislexia. ¿Cómo lo sabía, si yo nunca me entrevisté con ella?»
• «Cuando me preguntaron quién provocó la revuelta y las muertes en LosAngeles, mi respuesta fue directa y simple: ¿A quién debemos culpar por la revuelta? A Los revoltosos. Los revoltosos son los culpables. ¿A quién debemos culpar por las muertes? Los que mataron son los culpables»

SUS TEORIAS POLITICAS:
• «Una palabra resume probablemente la responsabilidad de cualquier gobernante. Y esa palabra es estar preparado»
• «La ilegitimidad es algo de lo que tenemos que hablar en términos de no tenerla»
«Creo que estamos en un camino irreversible hacia más libertad y democracia. Pero las cosas pueden cambiar»
• «Estoy atento no sólo a preservar el poder ejecutivo para mí, sino también para mis predecesores»
• «Estamos empeñados en trabajar con ambas partes para llevar el nivel de terror a un nivel aceptable para ambas partes»
• «Sé que en Washington hay muchas ambiciones. Es natural. Pero espero que los ambiciosos se den cuenta de que es más fácil triunfar con un éxito que con un fracaso»
• «La cosa más grande de América es que cada uno debería votar».
• «Queremos que cualquiera que pueda encontrar un trabajo sea capaz de encontrar un trabajo»
• «Es importante entender que hay más intercambios comerciales que comercio»
• «Nosotros vamos a tener el pueblo americano mejor ilustrado del mundo»
• «Nosotros estamos preparados para cualquier imprevisto que pueda ocurrir o no»

SU VISIÓN DE LA CIENCIA:
• «Marte está esencialmente en la misma órbita… Marte está más o menos a la misma distancia del Sol, lo que es muy importante. Nosotros tenemos fotos donde existen canales, pensamos, es agua. Si hay agua, eso significa que hay oxígeno. Si hay oxígeno, significa que podemos respirar»
• «El gas natural es hemisférico. Me gusta llamarle hemisférico en la naturaleza, porque es el producto que podemos encontrar en el vecindario»
• «Sé que los seres humanos y los peces podrán coexistir en paz»
• «Para la NASA, el espacio aún es alta prioridad»
• «Es tiempo para la raza humana de entrar en el sistema solar»

SU POLITICA DE ASUNTOS EXTERIORES:
• «Hemos perdido mucho tiempo hablando de Africa con justicia. Africa es una nación que sufre una increíble enfermedad»
• «He hablado con Vicente Fox, el nuevo presidente de México, para tener petróleo que enviar a Estados Unidos. Así no dependeremos del petróleo extranjero»
• «El problema de los franceses es que no tienen una palabra para entrepreneur».
• «¿Ustedes también tienen negros?» (Al presidente brasileño Fernando Cardoso)
• «Después de todo, hace una semana, Yasir Arafat estuvo asediado en su palacio de Ramala, un palacio lleno claramente de pacifistas alemanes y de todo ese tipo de gente. Ahora, se han ido. Ahora, Arafat es libre de mostrar su liderazgo, de gobernar el mundo»
• «Muchas de nuestras importaciones vienen de ultramar»
• «Entiendo que la agitación en Oriente Próximo crea agitación en toda la región»
• «Mi viaje a Asia comienza en Japón por una razón importante. Comienza aquí porque desde hace siglo y medio América y Japón han formado una de las mayores y más duraderas alianzas de los tiempos modernos. De esta alianza salió una era de paz en el Pacífico»
• «La gran mayoría de nuestras importaciones vienen de fuera del país»
• «Nosotros tenemos un firme compromiso con la OTAN. Nosotros formamos parte de la OTAN. Nosotros tenemos un firme compromiso con Europa. Nosotros formamos parte de Europa»
• «El Holocausto fue un período obsceno en la Historia de nuestra nación. Quiero decir, en la Historia de este Siglo. Pero todos vivimos en este siglo. Yo no viví en ese siglo»

SUS GRANDES DECLARACIONES:
• «Yo mantengo todas las declaraciones equivocadas que hice»
• «El pueblo americano no quiere saber de ninguna declaración equivocada que George Bush pueda hacer o no»
• «Todos somos capaces de errar pero yo no estoy preocupado en esclarecer los errores que puedo haber cometido o no
 
Aristidemo,16.01.2008
30 Frases de Woody Allen



1. Don’t knock masturbation — it’s sex with someone I love.
2. Love is the answer… but while you’re waiting for the answer, sex raises some pretty interesting questions.
3. If there is reincarnation, I’d like to come back as Pamela Andersons fingertips.
4. Bisexuality immediately doubles your chances for a date on Saturday night.
5. Sex alleviates tension. Love causes it.
6. I didn’t know he was dead… I thought he was British.
7. Eternity is a very long time, especially towards the end.
8. My brain? it’s my second favorite organ.
9. The government is unresponsive to the needs of the little man. Under 5′ 7″, it is impossible to get your congressman on the phone.
10. Life doesn’t imitate art, it imitates bad television.
11. I don’t know the question, but sex is definitely the answer.
12. Confidence is what you have before you understand the problem.
13. You can live to be a hundred if you give up all the things that make you want to live to be a hundred.
14. I will not eat oysters. I want my food dead — not sick, not wounded — dead.
15. Sex is only dirty if it’s done right.
16. If only God would give me some clear sign! Like… making a large deposit in my name in a Swiss bank.
17. I’m such a good lover because I practice a lot on my own.
18. The last time I was inside a woman was when I went to the Statue of Liberty
19. Sex between 2 people is a beautiful thing; between 5 it’s fantastic.
20. I’ve often said: the only thing standing between me and greatness… is me.
21. I have bad reflexes. I was once run over by a car being pushed by two guys.
22. If you want to make God laugh, tell him about your plans.
23. Life is like a concentration camp… you can’t leave without dying.
24. I failed to make the chess team because of my height.
25. I tended to place my wife under a pedestal.
26. Capital punishment would be more effective as a preventive measure if it were administered prior to the crime.
27. Talk is what you suffer through so you can get to sex.
28. Basically, my wife was immature. I’d be at home in the bath and she’d come in and sink my boats.
29. It’s not that I’m afraid to die, I just don’t want to be there when it happens.
30. My one regret in life is that I am not someone else.
 
guy,16.01.2008
Árboles muertos en forma de burocracia en oficinas privadas donde la recepcionista se lamenta de no encontrar a su enamorado belga en el messenger aunque no tanto porque está justito frente a ella sentado en su escritorio el ejecutivo bronceado igualito al de la foto del afiche del blue jean.
Dícese que un escritor estuvo siete años obsesionado con la muerte hasta que ésta le hizo cambiar de tema. Luego nadie le conoció obsesión alguna aunque su viuda declaró a los medios que tenía tendencias homosexuales (el escritor, ella no tenía tendencias: era lesbiana a secas).
En las montañas de Afganistán unos doscientos eremitas se agruparon para reclamar por sus derechos. Querían jubilación y agua potable. Luego de un año de organización y gestión casi alcanzaron el objetivo de no ser por dos motivos. Uno, con el tiempo perdieron la condición de eremitas: organizaban partidos de fútbol, té canasta y se reunían a ver tv satelital en una caverna decorada con tapicería persa importada de China. Dos, los bombardeos del ejército norteamericano que buscaba a Osama.
El ejecutivo bronceado cierra su laptop y observa anonadado las tetas de la recepcionista quien lo ama desde que su enamorado belga olvidó la contraseña del hotmail (pero esto ella no lo sabe, sabe que ama al ejecutivo bronceado por si acaso). Lee a Sun Tzu (pero esto el ejecutivo bronceado no lo sabe). El ejecutivo bronceado lee al escritor obsesionado con la muerte y cree que la recepcionista jamás le dará bola. Ella sólo quiere comer lechuga y escuchar a Björk Sun Tzu dice: “la guerra es de vital importancia para el Estado; es el dominio de la vida o de la muerte, el camino hacia la supervivencia o la pérdida del Imperio: es forzoso manejarla bien. No reflexionar seriamente sobre todo lo que le concierne es dar prueba de una culpable indiferencia en lo que respecta a la conservación o pérdida de lo que nos es más querido; y ello no debe ocurrir entre nosotros” (pero esto los eremitas afganos no lo supieron). La recepcionista quiere salvar el Amazonas y tomar cursos de reiki. Sun Tzu dice: “El tiempo significa el Ying y el Yang, la noche y el día, el frío y el calor, días despejados o lluviosos, y el cambio de las estaciones.” El escritor obsesionado con la muerte dice: XI: Oh, maldita, te he visto mirarme con ojos de pez a través del cristal de mi pecera tantas veces, tantas, que he decidido comprar una anguila eléctrica...
—Vayámonos juntos a vivir al campo —dice el ejecutivo bronceado a la recepcionista, por fin, un viernes 7 p.m.— cultivaremos nuestras verduras, frutas y tendremos gallinas y huevos frescos.
—Oh, querido, te pareces tanto al chico de Calvin Klein, tanto, ¿te like you Björk?
XII: hoy metí una anguila eléctrica en la pecera. Espero que este bicho apestoso mate al pez venenoso que en realidad es mi muerte disfrazada de pez venenoso. Yo lo sé.
Bruce Lee. También lee la viuda del escritor obsesionado con la muerte mientras mira de reojo a la anguila eléctrica que parece contenta como una anguila electrónica.
XIII: el pez venenoso ha desaparecido, maldita la muerte que se ha ido para atacarme con otros ojos, desde otro ángulo. Bendita la anguila eléctrica, inmune al veneno del pez.
La recepcionista y el ejecutivo bronceado están en una cabaña en una región montañosa. Unos turistas japoneses han robado la bombacha fucsia de la soga y los calcetines de los cuatro hijos.
La viuda del escritor obsesionado con la muerte cuenta a la prensa: le preparé un pescado guisado con vino blanco y a las tres horas murió, el pobre.
El ejecutivo, fastidioso, comenta que “mientras más conozco al hombre más quiero a mi perro”. Un eremita vecino le pregunta que entonces por qué tuvo cuatro hijos. El ejecutivo bronceado dice que porque no capta el wi-fi con la laptop. Un perro ladra a la caravana minera que se acerca.


 
madrobyo,16.01.2008
Hummer

Hummer es una marca de automóviles todoterreno perteneciente al grupo industrial estadounidense General Motors. El primer modelo es un derivado del Humvee un vehículo de uso militar.

Historia

Hummer H3, H1 y H2 en orden respectivo
El HMMV era originalmente fabricado por AM General Corporation, la anterior división de motores para el gobierno y las fuerzas armadas estadounidenses. AM General decidió empezar a vender vehículos para los civiles a finales de los años 1980. En 1990 dos Hummer blancos emparejados fueron conducidos por la parte central de la Unión Soviética. Los Hummer hicieron el camino sin ningún problema, ya que fueron diseñados para ser conducidos por terrenos fuera de la carretera. Con el éxito del viaje el Hummer se difundió más en los Estados Unidos. Esta difusión se vería palidecida en comparación con los servicion del HMMWV en la Operación Tormenta del Desierto al año siguiente.
En 1995 AM General empezó a comercializar la versión M998 del HMMWV bajo la marca Hummer. Según la leyenda, AM General tomó la decisión después de que Arnold Schwarzenegger les dijo que un convoy de HMMWV le impresionó cuando actúo de policía en la película "Poli de Guardería (Kindergarten Cop)" en 1992. En 1998 AM General vendió el nombre de la marca a General Motors aunque continuó fabricando los vehículos. GM fue el responsable de la venta y distribución de todos los Hummer fabricados por AM General. En los siguientes años, GM diseñó dos modelos más pequeños y aptos para uso personal, el H2 y el H3, y renombró al modelo original con el nombre de H1. AM General continuó construyendo el H1, y fue convencida por GM para confeccionar también el H2. El H3 se construye en Shreveport, LA junto a las fabricas de Chevrolet en Colorado.
Desde el 10 de octubre de 2006 Hummer ha estado produciendo vehículos H3 en su fabrica de Port Elisabeth, Sudáfrica para exportar a Australia, Europa, Oriente Medio y Japón. Desde octubre de 2006 hay 300 concesionarios de Hummer en 34 países diferentes, de los cuales 174 están situados en Estados Unidos.
Desde junio de 2004 los H2 son producidos también en Rusia, por Avtotor. La fábrica produce unos pocos cientos de coches al año, su venta se regula a la demanda local.
El 12 de mayo de 2006 GM anunció que se iba a parar la producción del H1.
El jefe ejecutivo de General Motors, Rick Wagoner, ha anunciado que Hummer correrá en carreras de todoterrenos que utilicen biodiesel como combustible.
 
iolanthe,16.01.2008
¿Os habéis visto en alguna de estas fotos?
 
iolanthe,16.01.2008
sí claro el link, ja:

http://my.mmoabc.com/article/Michael/2460/Failure-is-not-an-option.html?login= no
 
iolanthe,17.01.2008

Escenario: Manolo tiene pensado ir al bosque después de clase, según entra al colegio le enseña una navaja a Pancho con la que pretende hacer un tirachinas.
Año 1977: El subdirector lo ve y le pregunta donde las venden, y le enseña la suya, que es antigua, pero mas buena.
Año 2007: La escuela se cierra, llaman a la guardia civil y llevan a Manolo al reformatorio. Antena 3 y Tele cinco presentan los informativos de las 15:00 desde la puerta del colegio.

Escenario: Fran y Marcos se reparten unos puñetazos después de clase.
Año 1977: Los compañeros los animan, Marcos gana. Se dan las manos y terminan siendo colegas en los billares.
Año 2007: La escuela se cierra, Tele cinco proclama el mes antiviolencia escolar, el periódico 20 minutos titula a cinco columnas el asunto y Antena 3 aposta de nuevo a Matías Prats en pleno temporal frente a la puerta del colegio para presentar el telediario.

Escenario: Jaime no para quieto en clase. Interrumpe y molesta a los compañeros.
Año 1977: Mandan a Jaime a ver al director y éste le echa una buena bronca. Vuelve a clase, se sienta en silencio y no vuelve a interrumpir más.
Año 2007: Se le administran a Jaime grandes dosis de Ritalin. Se transforma en un Zombi. La escuela recibe una subvención por tener un discapacitado.

Escenario: Luis rompe el cristal de un coche en el barrio; su padre saca el cinturón y le pega unos buenos latigazos con él.
Año 1977: Luis tiene más cuidado la próxima vez, crece normalmente, va a la universidad y se convierte en un hombre negocios con éxito.
Año 2007: Arrestan al padre de Luis por maltrato a menores. Sin la figura paterna, Luis se une a una banda. Los psicólogos convencen a su hermana de que el padre abusaba de ella y lo meten en la cárcel.
La madre de Luis se enrolla con el psicólogo. Mercedes Mila abre la final de Gran Hermano con un discurso relativo a la noticia.

Escenario: Juan se cae mientras echaba una carrera y se araña en la rodilla. Su profesora, María, se lo encuentra llorando al borde del camino. María lo abraza para confortarlo.
Año 1977: Al poco rato, Juan se siente mejor y sigue jugando.
Año 2007: María es acusada de perversión de menores y se va al paro. Se enfrenta a tres años de cárcel. Juan se pasa cinco años de terapia en terapia. Sus padres demandan al colegio por negligencia y a la profesora por trauma emocional, ganando ambos juicios. María, en paro y endeudada, se suicida tirándose de un edificio. Cuando aterriza, lo hace encima de un coche y también rompe una maceta. El dueño del coche y el dueño de la planta demandan a los herederos de María por destrucción de la propiedad. Ganan.
Tele cinco y Antena 3 producen juntos la película y definitivamente el plató de los informativos ya queda emplazado en medio de la calle.

Escenario: Se pelean un niño blanco y un niño negro por llamarle chocolate.
Año 1977: Se dan de tortas se levantan y cada uno a su casa. Mañana son amigos
Año 2007: Tele5 envía a sus mejores corresponsales. Antena 3 prepara un reportaje de esos de a fondo donde un gran equipo de periodistas pasan un día en un colegio con niños. Se emiten programas documentales sobre pandilleros y odio racial, las pseudo juventudes hitlerianas fingen revolucionarse al respecto y el Gobierno instaura nuevas leyes y le pone un piso a la familia del negrito.

Escenario: Tienes que hacer un viaje.
Año 1977 : Viajas en un avión de Iberia, te dan de comer y te invitan a lo que quieras de beber, todo servido por azafatas espectaculares en un asiento en el que caben dos como tú.
Año 2007: Entras en el avión abrochándote el cinturón de los pantalones que te han hecho quitar para pasar el control, te sientan una butaca en la que si respiras profundo le metes el codo en el ojo al de al lado y si tienes sed el azafato maricón te ofrece una carta con las bebidas y sus precios subidos un 50% por que si. Y no protestas por si acaso cuando aterrizas te meten el dedo mas largo del mundo por el culo para ver si llevas drogas.

Escenario: Pedrito, 19 años, gran fama de macarra ganada a base de horas en los futbolines, chupa de cuero con piezas metálicas de mecheros engarzadas y Derbi FDS trucada; se folla a Sara, quinceañera hiperdesarrollada que ya despunta entre sus compañeras de barrio.
Año 1977: Pedrito es el AMO.
Año 2007: Tras un linchamiento público a nivel nacional, con especial ensañamiento por parte de algunos tertulianos televisivos habituales y ministras progres, Mercedes Milá consigue restaurar la pena de muerte en España. Pedrito tiene el honor de ser el primer condenado a muerte por la nueva ley con carácter retroactivo.

Escenario: Relación habitual entre padre e hijo:
Año 1977: Le pido dinero a mi padre para salir.
Año 2007: Mi padre me pide dinero para apaciguar al banco.

Escenario: Disciplina escolar:
Año 1977: Hacías una putada en clase. El profesor te metía dos buenas hostias bien merecidas. Al llegara a casa tu padre te arreaba otras dos.
Año 2007: Haces una putada. El profesor te pide disculpas. Tu padre te pide disculpas y te compra una moto.

Escenario: llega el 28 de octubre.
Año 1977: Llega el día del cambio de horario de verano al horario de invierno. No pasa nada.
Año 2007: Llega el día del cambio de horario de verano al horario de invierno. La gente sufre trastornos del sueño, depresión y amenorrea.

Escenario: El fin de las vacaciones.
Año 1977: Después de chuparse una caravana del copón con toda la familia metida en un seiscientos tras 15 días de vacaciones en la costa, se terminan las vacaciones. Al día siguiente se trabaja y no pasa nada.
Año 2007: Después de volver de Cancún, en un viaje todo pagado. Se terminan las vacaciones y la gente sufre trastornos del sueño, depresión y seborrea.


 
Aristidemo,17.01.2008
... entonces sí, creo que el amor es un conjunto de malentendidos y efectos secundarios...
 
madrobyo,17.01.2008
Mao Tse-tung

(Hunan, China, 1893 - Pekín, 1976) Político y estadista chino. Nacido en el seno de una familia de trabajadores rurales, en el medio donde transcurrió su infancia la educación escolar sólo era considerada útil en la medida en que pudiera ser aplicada a tareas como llevar registros y otras propias de la producción agrícola, por lo que a la edad de trece años Mao Tse-tung hubo de abandonar los estudios para dedicarse de lleno al trabajo en la granja familiar.

Sin embargo, el joven Mao dejó la casa paterna y entró en la Escuela de Magisterio en Changsha, donde comenzó a tomar contacto con el pensamiento occidental. Más tarde se enroló en el Ejército Nacionalista, en el que sirvió durante medio año, tras lo cual regresó a Changsha y fue nombrado director de una escuela primaria. Más adelante trabajó en la Universidad de Pekín como bibliotecario ayudante y leyó, entre otros, a Bakunin y Kropotkin, además de tomar contacto con dos hombres clave de la que habría de ser la revolución socialista china : Li Dazhao y Chen Duxiu.


Mao Tse-tung

El 4 de mayo de 1919 estalló en Pekín la revuelta estudiantil contra Japón, en la que Mao Tse-tung tomó parte activa. En 1921 participó en la creación del Partido Comunista, y dos años más tarde, al formar el partido una alianza con el Partido Nacionalista, Mao quedó como responsable de organización. De regreso en su Hunan natal, entendió que el sufrimiento de los campesinos era la fuerza que debía promover el cambio social en el país, idea que expresó en Encuesta sobre el movimiento campesino en Hunan.

Sin embargo, la alianza con los nacionalistas se quebró, los comunistas y sus instituciones fueron diezmados y la rebelión campesina, reprimida; junto a un numeroso contingente de campesinos, Mao huyó a la región montañosa de Jiangxi, desde donde dirigió una guerra de guerrillas contra Jiang Jieshi, jefe de sus antiguos aliados. El Ejército Rojo, nombre dado a las milicias del Partido Comunista, logró ocupar alternativamente distintas regiones rurales del país.

En 1930, la primera esposa de Mao fue asesinada por los nacionalistas, tras lo cual contrajo nuevo matrimonio con He Zizhen. Al año siguiente se autoproclamó la nueva República Soviética de China, de la que Mao fue elegido presidente, y desafió al comité de su partido a abandonar la burocracia de la política urbana y centrar su atención en el campesinado.

Pese a las victorias de Mao en la primera época de la guerra civil, en 1934 Jiang Jieshi consiguió cercar a las tropas del Ejército Rojo, tras lo cual Mao emprendió la que se conoció como la Larga Marcha, desde Jiangxi hasta el noroeste chino. Entre tanto, los japoneses habían invadido el norte del país, lo que motivó una nueva alianza entre comunistas y nacionalistas para enfrentarse al enemigo común.

Tras la Segunda Guerra Mundial, se reanudó la guerra civil, con la victoria progresiva de los comunistas. El 1 de octubre de 1949 se proclamó oficialmente la República Popular de China, con Mao Tse-tung como presidente. Si bien al principio siguió el modelo soviético para la instauración de una república socialista, con el tiempo fue introduciendo importantes cambios, como el de dar más importancia a la agricultura que a la industria pesada.

A partir de 1959, dejó su cargo como presidente chino, aunque conservó la presidencia del partido. Desde este cargo promovió una campaña de educación socialista, en la que destacó la participación popular masiva como única forma de lograr un verdadero socialismo. Durante este período, conocido como la Revolución Cultural Proletaria, Mao logró desarticular y luego reorganizar el partido gracias a la participación de la juventud, a través de la Guardia Roja. Su filosofía política como estadista quedó reflejada en su libro Los pensamientos del presidente Mao.
 
madrobyo,17.01.2008
Vicorte:

****

Cosas que no soporto en un poema

Que suceda en Lisboa.
Que se proponga ser original.
Que hable de los dorados cuerpos de los etcétera.
Que diga Espacio o Punto (e incluso sin mayúsculas).
Que lleve algún versito /metido para adentro, o abuse del azul.
Que las manías de Cernuda emule.
Que le pueda gustar a Octavio Paz.
Que esté escrito en Valencia.
Que sea mío.

(Miguel D´Ors)
 
Aristidemo,17.01.2008
http://www.budterence.net/
 
madrobyo,17.01.2008



http://trax.to/hulkhoganporsiempre
 
Aristidemo,17.01.2008
Me encantaría, en verdad, decir algo que pudiera reunir los pedazos, los poquitos pedazos que aun tienen forma, los que aun no pierden color o brillo, los menos usados. Pero se hace tarde muy temprano, es hora de ponerse el pantalón, escurrir café por las comisuras, abotonarse las mandíbulas, salir a trabajar. Un día tan frío, ¿no podía quedarse esperando? Diariamente me topo con la señora semilla y su hijo cara de tonto; estoy seguro de que al pobre lo han de maltratar sus compañeros de la escuela por culpa de su madre que lo trae de la mano, lo peina parejito, le limpia las lagañas, lo pone como corderito en la fila del matadero. Te podría dar a entender, sin rodeos y a la cabeza, de lo que se trata todo esto: carne, sudor y asco. ¿Tú me quieres? Yo no. Hoy evitaré los productos marinela, laboraré y no pensaré en esto las siguientes siete horas y media. Saludo entonces, abro después, enciendo luego, diez minutos antes de lo normal.

Ser bibliotecario es como ser defensa lateral izquierdo sentado en la banca.

Ella se llama Nélida y se llama Yolanda y se llama Maura y se llama Nicole y se llama ciencia política y se dice economía y se arroga literata y se funde, se hunde, se tumba, floja y estúpida. Consiste en leer el prólogo, los primeros capítulos, darse una idea, registrarlos y quererse dar un balazo entre ceja y oreja hasta la hora de salida, negarse a llegar a casa para verte, para soportarte, para sonreírte, salir y dormir. Ella se llama Nayeli y se llama Paola y se llama Brenda y se llama María... ¿Sabes?, ninguna es como tú: todas son mejores.

Elección. ¿Quién elige qué? ¿No es verdad que cada vez que decimos “yo elegí” algo dentro de nosotros se levanta inmediatamente, se acerca al pabellón auditivo, y murmura sonriente: “No es verdad”? Dice: “¿Quién elige qué?” Dice: “No te escondas; no uses palabras búnker, no es verdad”. Elección es una forma de decir Me aguanto, Me jodo por pendejo, Me amarro los huevos y soy feliz. E-le-cción. Bah.

Juro que soy más hueso que coraza. Y que llevo tantas uñas como pelos. Lavo mentes con juguetes. Mato niños bien dormidos. Juro que llego tarde y estoy contento. Barro venas con laureles. Peco cada siete días. Floto tranquilamente los domingos. Pero somos dos y somos muchos. Sobramos siempre. Estamos de más. No te beso porque me das asco. No te toco porque igual. Y te beso porque, a fin de cuentas, soy un bruto. Y te estrujo, te cojo, te mamo, porque no tenemos nada que platicar.

Podría ser tan ancho como, digamos, un lago canadiense, alaskeño, rusófilo, septentrional. Ser tan magro como bagre, como rodaballo o poeta lírico. Pero hay cosas que hacer, carajo. El mundo, señor, te pisa las narices y hace pastelitos con tus huevos, mientras los imberbes imaginan cómo será la muerte, qué se sentirá. Ya vemos las noticias y leemos un poco de instrucciones cocineras. Ya levantamos los cascos, aramos el asfalto y chupamos un limón. Ya te golpeé. Ya te curé. Ya pedí perdón. Quiero volverte a partir la cara y ser un hombre más bueno, más paciente y delicado. ¿Me quieres mucho? ¿Me amas de aquí a la luna y de regreso? Yo no. Yo trago mierda cada hora, cada semana, cada anocher. Yo no amo. Yo me levanto y trato de olvidar.




 
Aristidemo,17.01.2008
¡Putísima Lionor! letras
Artista: El Mastuerzo
Album: Prohibido

Porque según las estadísticas
del censo nacional
en los detalles que refleja la inflación
tiene una tasa con un índice
que dice, que resulta que yo soy
producto interno bruto
¡putísima Lionor!
y que los grandes capitales
inyectaron mas vigor
a la balanza comercial
un crecimiento sustancial
y en la política fiscal
yo soy un delincuente
¡putísima Lionor!
Y mi salario que es el minimo vigente
ya lo dijo el presidente
que si alcanza
y no es prudente
que haga huelgas
porque afectan al país
¡rojillo impertinente!
¡putísima Lionor!
2 y 2 son 4
4 y 2 son 6
¡putísima Lionor! me dieron
purple haze
y las acciones en la
bolsa de valores de
los yuppies y los popis
son dinero productivo
como el oro en efectivo
que traigo en los calzones
¡putísima Lionor!
y desde ahora en adelatnet
estrictamente prohibido
hablar de pobres y jodidos
y de deudas y miserias
¡que caray!
me siento convencido
¡putísima Lionor!
2 y 2 son 4
4 y 2 son 6
¡putísima Lionor! me dieron
purple haze






 
iolanthe,17.01.2008
Me pregunto...

Me pregunto hasta que punto somos psicópatas los que tratamos de escribir. Es peor o mejor escritor el que mata al personaje. Que tipo de satisfacción puede generar en un papel plasmar con bolígrafo, de tinta azul no roja, la muerte de una pobre mujer alcoholizada, la muerte de un tuerto sin amor, la muerte de un travestí con tetas recién operadas. La muerte de una palomita que se cagó en la cabeza de un ciego. Esto último es más comprensible, lo acepto porque no me gustan las palomas, sólo la Pili, la Mariana y la Eulalia, torcaces ellas que viven en mi casa. Cantan como los beach boys, las matamos pues también.

Somos psicópatas los que escribimos o no sabemos desarrollar un buen desenlace, si te aburre el personaje lo matamos como en la consola y te llevas diez puntos. Matemos, matemos, matemos con pistolas, con sogas,con tendidos eléctricos, a polvos... al menos lo último tiene sentido, en esta puta existencia que ya nos encargamos de hacerla más puta si cabe.

Podemos dibujar otra realidad, ilusiones, sueños, pero no. Hablamos de las pobrezas de la gente, no deseamos huir del tedio, lo atrapamos por miedo al goce y seguimos, erre que erre con atropellar con violar, con precipitar a la gente por edificios... que divertido escribir.
 
Vogelfrei,17.01.2008
LOS autores escriben de acuerdo a su realidad o sus percepciones oníricas.
Hay, en ciertos casos, disfunciones mentales que enriquecen la escritura. Los muy sanos no sirven, sino vasta mirar a los grandes autores: Dostoievski, Hemingway, Rimbaud, Vallejo, etc.
 
Aristidemo,17.01.2008
Dedicado al Principe William

Gozas de un bello rostro
y pareces hombre de buen corazón.
En tus ojos veo reflejado el color del cielo,
tu piel parece suave como un durazno,
tu sonrisa, ilumina igual que la luna en una noche obscura.
Tus manos se ven frágiles parecen ignorar el trabajo duro.
No sabes de pobrezas, pero sí de dolor.
En eso nos parecemos pobres y ricos ambos sufrimos, pero también reímos.
Hijo de una gran madre,
de un noble corazón.
Principe del cabello dorado
que no quiere ser coronado,
porque está enamorado
Y la realeza, por su riqueza,
impide que ames a quien no es de su agrado o a quien no es adinerado.
Pero al amor poco le importa,
y si alguien se opone a tu amor ¡Lucha con el corazón!
que el amor no entiende razones,
ni se le impone condiciones.
Al amor no se le dan opciones.
El amor es libre y tu corazón también,
eso nunca lo olvides.
Mi misión ha terminado ya te he aconsejado y espero que todo esto,no quede olvidado.
Por mi lado yo ya he terminado
Dios os bendiga su majestad Y nos encontremos algún día....

escrito el 11/11/02
Texto de Tartarina agregado el 06-02-2005.
 
guy,18.01.2008
(Como el dúo "Pimpinela")

Me encantaría que digas algo, ya sabes, contundente; que tienes ladillas, que llueve en Guatemala, que ganó el Cruz Azul; algo que no necesitara un pensamiento.

Que no me ames es nada. La soberbia de creer que el amor es privado, la inacción de la melancolía, la quietud torva y acerba del pensamiento, la resignación imbécil de todo lo sincero, el “hasta aquí llegamos” de los testículos, el vaso de vino del que confiesa, el problema del clima, la obsesión de los atletas, la delgadez de las modelos, el celeste y el rosa. Me aburren, mi vida, también los que dependen de sus dichos, los que dependen de la justicia, los que dependen de sus fracasos y sus logros. Los que dependen.

Mediante el cobarde alarde filosófico del no poder elegir pretendes omitir que no sabes elegir o que eliges muy mal y con la fanfarria del poeta dices que nadie elige. Con el machismo de útero de madre o con el cordón umbilical que te asfixia en los ratos de ocio dices que nadie elige.

Que no me ames es nada. ¿Por qué no confesarte que entre tener tu corazón entre las palmas de mis manos elegiría mis tetas al sol en Palmas de Mallorca? ¿Por qué no matan al mundo los poetas de un tiro entre ceja y oreja, pero sin una puta letra?

Pero cumplo en informarte, mi vida, que ante tu bíblica confesión del pecado, convencida que te refieres al hecho (banal para el poeta) de fornicar, celebro que tengas de qué platicar con tus putas inspiradoras porque yo no tengo tiempo. Peco día por medio, tú sabes, con jorge, con Alfredo, con Tomás, con Ernesto, y con dos más cuyos nombres no recuerdo.

Pásalo bonito en la biblioteca. Charla con tus chicas de epistemología y ni se te ocurra amarme. Oh, y por cierto, ya que estás, mi vida, averíguame cuánta sangre consume la vagina en un orgasmo. Es que tal vez necesite una transfusión. Saca la basura al llegar y no olvides leer los recados en la nevera.
 
Aristidemo,18.01.2008
Oye mi´ja
Artista: El Mastuerzo
Album: Prohibido

Oye mi'ja, hija mía
mi jabón de olor
en un rincón cerca del cielo
una azotea con lavaderos
y palomas que currucu.
oye mi'ja, hija mía
mi jabón de olor
un arcoiris se levanta petulante,
presumido, descarado y tu sonriente corazón.
oye mi'ja, hija mía
mi jabón de olor.
hay una ropa, un tendedero, un detergente de corriente
y huele a limpio, huele a sol.
oye mi'ja, hija mía
mi jabón de olor.
hay una ruca autoritaria
con bigotes de cagada, respingada
y cuanta risa que nos da.
hay un mundo cuasimodo
un mounstro raro y sin embargo
mas amable, mas cercano verdadero
hay una flor de cada día
con perfume de utopía que te queda bien.
oye mi'ja, hija mía
mi jabón de olor.
hay una luna que te cierra el ojo
y te hace cómplice de amores,
de cariño, de pasión.
oye mi'ja, hija mía
mi jabón de olor.
un cuento de hadas y de brujas
bellos y granujas
una historia que no tiene fin.
hay un diario vecindario
en espera de un milagro
que no llegará
hay un rincón una escalera
una escondite, una quimera,
pateándo un bote vas.
oye mi'ja, hija mía
mi jabón de olor
en un rincón cerca del cielo
una azotea con lavaderos
y palomas que currúcu.
oye mi'ja, hija mía
mi jabón de olor
mi jabón de olor
mi jabón de olor




 
Madrobyo,19.01.2008
Canción de amor que escribí en una noche estrellada y de luna llena mientras las nubes empezaban a chingarlo todo y tuve que soltar a la mina y que se fuera sin dejar que le tocará ni un poquito de sus siete nalgas y media.

Hola amor,
escribo estas líneas en papel plateado
con la esperanzada esperanza
de verte retorcerte en el fango
y en la más absoluta de las miserias del mundo mundial...

Te amo... Que mueras pronto...
 
Aristidemo,21.01.2008
Formación del colágeno

Cada una de las cadenas polipeptídicas es sintetizada por los ribosomas unidos a la membrana del retículo endoplásmico y luego son traslocadas al lumen del mismo en forma de grandes precursores (procadenas &#945, presentando aminoácidos adicionales en los extremos amino y carboxilo terminales. En el retículo endoplásmico los residuos de prolina y lisina son hidroxilados para luego algunos ser glucosilados en el aparato de Golgi, parece ser que estas hidroxilaciones son útiles para la formación de puentes de hidrógeno intercatenarios que ayudan a la estabilidad de la superhélice.

Tras su secreción, los propéptidos de las moléculas de procolágeno son degradados mediante proteasas convirtiéndolas en moléculas de tropocolágeno asociándose en el espacio extracelular formando las fibrillas de colágeno.

La formación de fibrillas está dirigida, en parte, por la tendencia de las moléculas de procolágeno a autoensamblarse mediante enlaces covalentes entre los residuos de lisina, formando un empaquetamiento escalonado y periódico de las moléculas de colágeno individuales en la fibrilla.
 
mandrugo,21.01.2008
Los anillos retroactivos, como las cadena de polipéptidos tiene un rol esencial en... creo que ahora que me acordé me olvidé.
 
Aristidemo,21.01.2008
La diferencia entre un escritor profesional y un amateur estriba en que el amateur piensa que siendo famoso tendrá muchas mujeres jóvenes, hermosas, suecas; y el profesional sabe que para serlo tiene que dar las nalgas propias a editores gordos, drogos y bigotones...





ah caray, me equivoqué de foro...
 
Ornitorrinco,21.01.2008
Ayer se me escapò un pedo.
Intentè no reir viendo a Chàvez caricaturizar a Fidel. De puro talento, nomàs, nada de actuarlo.
El muy desagradecido, huyò.
La gente de mi periferia no se mostrò indignada, como otras veces, ya que no recibì ni golpe ni insulto alguno.
Escapò subrepticia, sordamente.
Inodoro, ademàs.
Si alguien lo huele, favor avisar.



(Desgraciado!)
 
Aristidemo,21.01.2008
Y qué rejodidos estamos, hermanos, monos, burros, acéfalos, sin nada qué hacer ante tanta burla sin dientes, ante tanta mano estraguladora, repleta de anillos y cadenas. A este continente se lo está llevando la chingada desde hace más de quinientos minutos, varias especies desaparecidas, varios pueblos y razas y recetas de cocina perdidas, deglutidas por el perro rubio, el ojos rasgados, el endémico general de medallitas de estaño, de piringa de niño, y sus absurdos congéneres, idiotas llenos de patria y santitos. Al parecer, solamente nos quedan ojos para ver y boca para ayes, gargantas pobres. Acá el fraude y el robo y el asesinato se sirven junto al desayuno desbalanceado y el cambio justo para los camiones. Nos hacen calzón-chino, las tres del barrio, chinche-al-agua; nos hacen comerciales y programas, canciones y buenas causas para salvar a retrasados mentales de tierno rostro. De Tijuana a la Patagonia un montón de huesos rotos y virgencitas caducadas, lenguas secas, estómagos en retirada, la verga que te saca los ojos, los zopilotes que se los comerán; de punta a punta putas y putos checando tarjeta, cobrando poco, pagando mucho, miedosos y bailadores, iletrados y sabihondos. De país a país lo mismo: genios de cafetera y manifiestos rojos comprados en barata en algún Wal Mart, planeando la victoria del mesías contracultural, y la asquerosa multitud de asquerosos inocentes bregando por un poco de agua, un poco de pan. Adiós Bolívar, adiós. Welcome John Houston, Eddie Murphy, Angelina Jolie & Brad. Honores a una bandera de mezclilla; loas a héroes DC Comics, música electrónica indfustrial.

¡Oídme idiotas!: Ustedes son los que venden su tiempo, su carne, sus uñas, su culo papalotero al menos postor, al más fofo y pendejo. Arregaln el mundo desde su PC, confortablemente aturdidos.

Hace tiempo que ésto rompió aguas, se chingó la fuente; hace siglos que estamos agazapados en nuestro pajar, junto a los cadáveres de las vacas, los niños y los vecinos. La cuenta regresiva terminó hace mucho. Obtusos e inalámbricos, de vez en cuando nos cae una moneda al sistema mecánico y sonreímos ante las posibilidades de un cielo tan bello, de una agua tan agua, de un pueblo tan viejo.

Y tú tras tu librito de la premio nóbel que nadie conocía; frente a la barra de hinchas embrutecidos; junto al candidato menos feo, menos lacra, más Pancho Villa que Al capone.


Good bye amigous, mi viejo san Juan, México lindo y querido, gauchos, guanacos, cumbancheros, negrosjosdepu, incaicos, arcaicos, librescos y pétreos, chilenis, vergozolanos, charros, guarros, cholos, cuinis, maras, tangos, redobas, violines y tambores; good bye blue sky, hey hey, may may...

Ya viene nuestro salvador, allende las fronteras: his name is John Tsu Goycochea, alabado sea...
 
Aristidemo,21.01.2008

Corazón de Silicón

de Jaime López.




Un hombre, una mujer

No puede pasarse la vida

Con el rostro en un plato

Lavándolo todos los días

Con las canijas ganas

Encaneciéndole el alma

Se te pudre si te aguantas


Porque un hombre, una mujer

No puede pasársela a obscuras

Sosteniendo un plumero

Sobándole el polvo a la tumba

Con tacos taquicárdicos

Cigarro, tras cigarro

Haciéndole cola al matasanos


No puede uno latir

Con un corazón desechable

Ni reunir sentimientos

En válvulas no retornables

Te salen zopilotes

En el baldío lote

No te azotes que hay chayotes


Se puede uno morir

Parchando mujeres inflables

E inundando los sueños

Con semen de supergalanes


Fumándome el ego te espero

Desde este profundo sillón

Corazón de silicón


Simón, sí un hombre, una mujer

No puede pasarse la vida

Con el rostro en un plato

Lavándolo todos los días

¿Qué le va uno a hacer?

Doctor apúrese pues

¿Qué me receta usted?


The anwser my friend

Is´t blowin in T.V.




 
guy,22.01.2008
Pero cuánta amargura la del NBP Aristristónteles. ¿Acaso no conoce usted las peripecias del muchacho bueno? ¡Pero si hasta en Jólivud pasan estas cosas, NBP!

El muchacho bueno (a partir de ahora será MB) está en la guerra de secesión. Ha desertado debido a que sus compañeros fueron masacrados por un oso Grizzli, cuatro lobos y cientos de bloody-bloody (especie de ladilla venenosa importada por los conquistadores europeos). Está a pie porque se ha comido a su caballo. Pasan siete negros hambrientos y MB ofrece, generoso, la última ración de carne. Los negros creen que es un racista, oran al señor a viva voz, imploran por sus vidas y por la aparición de sus amos. MB les advierte que es amigo (I’m a friend; a friend, dirty niggers) pero es inútil, esta gente huye despavorida; nadie cae en la cuenta de que viene una patrulla excepto MB que comienza a gritar para que no huyan, viene la patrulla, ¡que no huyan, assholes! Ni caso tiene. Todos son fusilados y MB llora.
MB es rescatado por un viejo hediondo y apestoso en el Japón de los samuráis. La japonesita cura sus heridas y el viejo apestoso huele a caballo muerto (MB recuerda al caballo que cenó en la guerra anterior). MB se une a la causa samurái: derrotar a la oligarquía imperante. No entiende japonés. Se encuentra con un inglés elegante y de ojos celestes, —¡Jaguar you! (un mal chiste), el otro responde: — No jaguar, mejor Toyota (y bueh… estamos en Japón). Tengo unos amigos que quieren comprar armas, dice MB al inglés. Oquéi, my friend, te vendo una metralleta a cien yenes, una ganga. MB dice a los samuráis que con la metralleta vencerán al enemigo, contento. Samurái jefe dice samurái honorable no usa metralleta. MB fornica con hija de viejo hediondo. Chica convence a jefe samurái con dos mamadas. El frente de batalla aterra hasta al férreo temperamento samurái. MB escupe de colmillo, besa a la chica japonesa, los caballos patean la arena dura y relinchan. Alguien en fluido japonés pregunta que dónde están las municiones. —I’m not understand —dice MB a la chica japonesa. —que dónde carajo están las balas, asshole— Susurra al oído ella. —Fucking shit—, y trescientos samuráis son aniquilados en cuarenta minutos. El inglés de ojos celestes viola a la chica japonesa (MB llora).
Va MB por Vietnam con una cantimplora y un cuchillo. Hay niño amarillo herido junto a su madre despanzurrada por pisar una mina. MB llora y dice que no puede encontrar sus malditas piernas (de la madre) y ayuda al niño amarillo a llegar hasta el campo de refugiados. Un guardia no quiere dejar pasar al niño amarillo. MB se agarra a trompadas con el guardia, apuñala a tres soldados y logra hacer entrar al niño amarillo al campo de refugiados. —¿Quién ha sido el imbécil que hizo entrar a este niño aquí? —pregunta un médico de las Naciones Unidas—. ¡Yo, señor! —dice envalentonado MB y se va con su cantimplora y su cuchillo. A los dos meses se entera de que en el campo de refugiados han muerto ciento cincuenta vietnamitas, veinte médicos de la ONU y doce soldados. —¿Qué happen, Frank? —Pregunta MB a un veterano en un burdel de Saigón al enterarse de la tragedia. —Un fucking asshole, Johnny, un fucking asshole refugió a un judío con fiebre amarilla y todos se contagiaron, ¿te imaginas, confundir un maldito vietnamita con un judío enfermo…? Con razón hablaba tan bien el inglés, masculla MB mientras acaba su cigarro.
MB está empleado en un suntuoso crucero. Ve a la chica rica y a su prometido. Descubre que la supuesta boda es por interés, que la seguridad de la chica rica está en peligro. MB piensa que esta vez no puede fallar. Parece que algo leyó en un libro, cree que el crucero chocará con un iceberg y se hundirá. Advierte a la chica rica pero ésta no le hace caso. No hay tiempo que perder. MB duerme de un cachiporrazo a la chica rica y la sube a un bote salvavidas. Huye con ella. La chica rica despierta con el sol que le parte la cara. MB le dice que le ha salvado la vida, que el buque chocará con un trozo grande de hielo y todos morirán menos ellos dos y que se casarán y tendrán hijos. Ella dice que qué raro, que no sabía que en el Amazonas había trozos de hielo. MB dice que con razón los mosquitos, ay los mosquitos. Llegan a la orilla y la chica rica es devorada por una anaconda gigante del Amazonas. —Fucking shit —dice MB al notar que está siendo observado por unos salvajes con lanzas y caras pintadas. —Mbdhubhu anzhambe oemboeh lucutu —dice el jefe indio a MB. —El mundo es un wonderful place y vale la pena pelear por él —contesta MB.
 
ornitorrinco,22.01.2008
Juas!

Mister Bush es un guerrero...
 
Aristidemo,22.01.2008
CHATEAR,
UNA ADICCIÓN SIMILAR A LAS DROGAS, EL TABACO Y EL ALCOHOL



Cambio de identidad, acoso cibernético, pornografía, “piratería”, así como pérdidas económicas y laborales son algunos de los estragos provocados por el chateo en Internet, considerado en algunos casos como una adicción con características similares a las drogas, el tabaco y el alcohol, señaló Manuel González Oscoy, de la Facultad de Psicología (FP) de la UNAM.

Sin embargo, para Raymundo Morado, del Instituto de Investigaciones Filosóficas (IIF), este medio es utilizado en gran parte por niños y adolescentes como una nueva forma de expresión, superior a la hablada y al escrito tradicionales, con una taquigrafía contemporánea. En su opinión, su uso “no desvirtúa al lenguaje, sino que lo potencia”.

González Oscoy aseveró que ya sea por la web o el celular –con 23.7 millones y 8.7 millones de usuarios en el país, respectivamente, según un estudio de la Asociación Mexicana de Internet (Amipci)–, esta “plática virtual” puede desembocar en una dependencia, pues interfiere significativamente en la vida normal de una persona.
El chateo –cuyos orígenes se remontan a 1988 en Finlandia, según consigna Antulio Sánchez en el libro La era de los afectos en Internet– tiene varios aspectos, recordó, por lo que su manejo debería ser regulado.

Esta vía es empleada para iniciar amistades, charlar con cibernautas de afinidades comunes, el comienzo de relaciones afectivas serias y la inmediatez en la comunicación entre países y continentes, “no desarrolla la adicción por sí sola; hay factores predisponentes, pero es el medio de cultivo para que crezcan”, mencionó.

Tras destacar que “es un fenómeno real e inevitable, que no se puede frenar”, señaló que da la posibilidad de cambiar de sexo, edad y nacionalidad, al “explorar las fantasías” del usuario, facilitado por la ausencia de contacto físico y el desconocimiento del interlocutor.

Empero, puede dar pie al erotismo, la pornografía, sobre todo infantil y adolescente, al chantaje, al bloqueo o desvío de correos, “a un manejo sádico de la información” escondido en el anonimato que provee la Internet, cuyos usuarios en un 42 por ciento mantienen un blog o consultan otros, con base en cifras de la Amipci, advirtió.

Es algo cotidiano y natural para los jóvenes, detalló González Oscoy, pero se convierte en una adicción cuando deteriora el desempeño en otras áreas, como la escolar, familiar, social, laboral o económica, además del estado anímico con pérdida de ciclos de sueño, cambios emocionales o estrés continuo.

No obstante, aclaró que la dependencia a los espacios virtuales, denominado Desorden Adictivo a Internet (DAI) por los expertos estadounidenses –quienes estiman que el diez por ciento de los aproximadamente 189 millones de usuarios en ese país padecen ese trastorno– se caracteriza por la preferencia del placer temporal a las relaciones íntimas y profundas.

Este medio también ha invadido las zonas laborales y ya hay varias empresas en diferentes naciones, principalmente en EU, que han comprobado que sus trabajadores utilizan la Internet en un 60 ó 70 por ciento para uso personal, puntualizó.

El especialista refirió que se han dado despidos en el vecino del norte por el uso excesivo de la Web con fines particulares o de entretenimiento, y se estudia legislar al respecto, para que exista un límite de tiempo donde lo puedan ocupar para sus propios asuntos.

Si bien en otros países existe el espionaje legal a fin de monitorear los servidores de las computadoras, en el que se detecta el tiempo y número de entradas de los usuarios en horarios de trabajo, también se pueden interferir los contenidos de los correos, lo que ha desatado una polémica sobre la privacidad, apuntó.

Ante ello, lo ideal es la autorregulación, a fin de evitar una reglamentación estricta, como es la tendencia. “Si uno dice ‘hasta aquí puedo chatear’, no va a haber necesidad de que a uno le pongan límites externos. En regímenes autoritarios incluso lo censuran”, explicó.

El chat potencia el lenguaje
Raymundo Morado, por su parte, destacó que con el chateo “el lenguaje no se desvirtúa, se potencia, es más útil y fácil de manejar. La palabra no es para hacer estructuras placenteras a la vista de una profesora del siglo XIX, está para poder entendernos”.

Expuso que el chat –puesto en boga mundial a partir de 1991 durante la Guerra del Golfo para obtener noticias de Kuwait– “es una herramienta poderosa que puede servir para perder el tiempo o para recuperar la vida”, de aquellas personas que se encuentran incomunicadas o aisladas.

Sobre los íconos y abreviatura de frases, el también vicepresidente de la Asociación Filosófica de México, manifestó que con su descubrimiento y una “taquigrafía contemporánea”, ahora se tiene un tercer lenguaje además del hablado y el escrito, “superior a los otros dos, el de la inmediatez de la palabra”.

Escribir bien, precisó, no es seguir las reglas que alguien inventó hace siglos. “La buena escritura es para que se comprenda mejor, y si mi ortografía hace más fácil entenderme, así está bien, y el chat facilita la comunicación al hablar en tiempo real”, para lo cual se necesita un sistema rápido.

El chateo –nacido en la Universidad de Oulu, Finlandia, cuando Jarkko Oikarinen creó el Internet Relay Chat (IRC), para conversar con académicos de otras latitudes– permite “decir más escribiendo menos”, subrayó.

Es un sistema para hablar y comunicar más e, indirectamente, pensar más, en lugar de perder el tiempo en la parte mecánica de escribir. Es un entrenamiento con el que se puede informar el doble de ideas que a través de las formas tradicionales; para eso sirve este lenguaje en la actualidad, dijo.

Quien también fuera el primer presidente de la Academia Mexicana de Lógica, concluyó que en lugar de tildarlo como un medio que desvirtúa la escritura, se debe reconocer que si las reglas del pasado dificultan la comunicación, forzosamente “se deben mejorar”.
 
Aristidemo,22.01.2008
Ya que el C. JesGuy de Bazareth nos ha deleitado una vez MAS con sus esquizoides furúnculos letrados, quisiera recordarle la historia del Charrúa Negro... ¿la recuerda?...

Digo "quisiera" porque la neta yo no recuerdo cómo o porqué fue que tan mediocre elemento llegó a formar parte del anecdotario mitómano de ciertos dispépsicos y filatelistas aficionados, además, a la lectura cuidadosa del Corán, los crucigramas y la búsqueda de mensajes subliminales en las letras de los tangos. Será por eso todo junto que el Negro no pasó jamás de ser héroe de cuadra, referencia de calle, neuralgia de ciertos años; pero ná más. Yo le vi unas dos o tres mil veces in situ, fumarola esquinera de dientes amarillos, rodeado de muchachitos malportados, rejodones. La gente decía que ese Negro no era negro hasta que los Black Panters le cantaron al tío Sam la de Guantanamera y la del Yerberito, en plena reunión familiar de unos arios apellidados Smith. ¡Lo mal que se puso! Uff. Muy mal. Ya sabes: sixtyies, rocanrol, James Brown, tutti la mierda esa. Pues así: tutti la mierda esa se embarró, se maquilló los carrillos, los nudillos, los barnizó de soul, carbón, de funk, charol, de War.

Las películas no ayudaron a enderezar el ya desviado andar del Charrúa. Se le miraba con curiosidad, primero, en aquellos lares trasquilados en los que la ingeniería corría a cargo de las patas del ganado vacuno. Ya me imagino a Don Quién o a Doña Sabe, con medio pino dentro de la boca, masticando ardillas, sudando gris espeso, viendo pasar frente a su choza de lodo blanqueado al Negro con zapatos de plataforma, peinado afro, camisa de un rojomoradazul psicótico (psicodélico Doña, psi-co-dé-li-co), silbando Purple Haze. Las peliculas, digo, acabaron por deschavetarlo enterito, finito. Una del Scorsese ese, con el DeNiro aquel, vive solo en un edificio fente a otro edificio, tiene binoculares y los usa pa ver a su vecina desnuda, su vecina cogiendo, su vecina peleando con el que se la coge, y luego a unos negros, pinches negros, hediondos. Los sigue, son actores, presentan una obra, se trata de hacer sentir al público rubio-clase-mediero la experiencia de ser el lado negativo del fotomatón, el negrito en el arroz (un negro en la nieve es un blanco perfecto). Para lograrlo secuestran, humillan, sobajan y abusan del público. Éxito inmediato. El charrúa no lo pudo soportar y negro se apellidó, se dijo, se bautizó. Una broma de joven, una calentura que pasará, dijeron todos para tranquilizar sus dudas. Pero neee, aquello era forever.

Aquí ya invento, porque repito: no sé por qué tuvo tanta importacia luego...




(ya me dio hueva... y además estoy en horas de trabajo)

 
dalvenjha,23.01.2008
Voy a deleitarlos con lo mejor!! lo MAS!! lo demasiado, too much!! que ha podido concebir esta página tan adicta a mostrarnos futuras leyendas de la literatura urbana, con uds la "Original" y para nada copia de Shakespeare: "Julieto y Rosita"

http://www.freewebs.com/julietoyrosita/lafiestadainicio.htm

Y si miran los libros de visitas de alexandra y marimar comprenderan el significado de la MAS tierna y bella amistad que jaMÁS podrán volver a encontrar, ¡Como en una pelicula de Disney!!! ¿Donde? solo aquí en loscuentos.net

Pd.- Con el auspicio del Nildo mauricioomarquiroz ^^.
 
Aristidemo,23.01.2008
Atraen piernas largas por igual a hombres y mujeres


Aunque tradicionalmente se ha atribuido a los hombres su predilección por las mujeres de piernas largas, un estudio científico asegura ahora que también ellas encuentran más atractiva esa característica.

La revista británica especializada New Scientist publica esta semana un estudio de la Universidad de Wroclaw (Polonia) en el que se pretende demostrar científicamente la creencia de que las piernas largas son más "sexys".


El experimento, basado en entrevistas a más de 200 personas del país centroeuropeo, consistió en mostrar las fotos de siete hombres y siete mujeres de igual altura cuyas piernas aparecían trucadas para tener la longitud media de la población polaca.


Asimismo, los investigadores mostraron a esos 14 modelos con unas piernas cuyo tamaño se incrementó en un cinco, un diez y un 15%.


La mayoría de los entrevistados consideró más atractivas a las personas con unas piernas un cinco por ciento más largas que la media.


Después, los participantes en la investigación se decantaron por las piernas de tamaño medio y las que superaban esa medida en un diez por ciento.


El responsable del estudio, el doctor Boguslaw Pawlowski, atribuyó estos resultados a la relación que existe entre las piernas largas y una buena salud.


Según el investigador, las personas con piernas cortas tienen mayor riesgo de sufrir enfermedades cardiacas y diabetes de tipo 2.


Además, en el caso de los hombres, esas extremidades también pueden contribuir al padecimiento de apoplejia y resistencia a la insulina.


Pawlowski agregó que, pese a que el estudio se ha hecho con voluntarios polacos, esta percepción del atractivo de las piernas largas es compartida por todo el mundo.
 
iolanthe,23.01.2008
Lo que pienso es si un tipo con piernas largas se fijaría en una enana
 
Aristidemo,23.01.2008
bueno, si la enana le llega, digamos, a la altura del aparato reproductor al de piernas largas, talvez sería un amor, por decir, práctico...
 
iolanthe,23.01.2008
más práctico, digo yo, para la enana, que también es persona, personita pero es, le sería que el aparato del piernas largas llegara al suyo propio.



...no obviemos que tumbados sería todo más fácil.
 
colomba_blue,23.01.2008
Si al enana además tuviera la cabeza plana sería ideal, porque el de piernas largas podría apoyar el vaso de whisky o el cenicero mientras se lo chupan

(a eso se referían con amor práctico, no?)
 
iolanthe,23.01.2008
jo colomba, eres mala muy mala, yo hablaba de la enana como personita, con su corazoncito no como si fuera un mueble del IKEA
 
alexandra,23.01.2008
dalvenjha,23.01.2008
Voy a deleitarlos con lo mejor!! lo MAS!! lo demasiado, too much!! que ha podido concebir esta página tan adicta a mostrarnos futuras leyendas de la literatura urbana, con uds la "Original" y para nada copia de Shakespeare: "Julieto y Rosita"

http://www.freewebs.com/julietoyrosita/lafiestadainicio.htm

Y si miran los libros de visitas de alexandra y marimar comprenderan el significado de la MAS tierna y bella amistad que jaMÁS podrán volver a encontrar, ¡Como en una pelicula de Disney!!! ¿Donde? solo aquí en loscuentos.net

Pd.- Con el auspicio del Nildo mauricioomarquiroz ^^.
jajaja... ocurrente...muy ocurrente
 
Aristidemo,23.01.2008
Acá creo que la de piernas largas es alexandra, y dos enanos: maribar y martirioquéatroz, una cuadrada de la cabeza y otro cuadraro de la mente...

 
Aristidemo,24.01.2008
El pato Donald y el budismo zen

Alejandro Jodorowski




A veces, leyendo distraídamente un libro, somos sorprendidos por
unas líneas que nos sumergen en una especie de benéfico terror.
Parece se que sólo podemos comprender lo que ya conocemos...
Gurdjieff dijo que las ideas necesitaban tiempo para ser
comprendidas. La conciencia las guarda como un estómago de
rumiante y poco a poco las va digiriendo hasta que las nuevas
concepciones penetran el total del individuo. Pero, también, a veces,
nos meten un “gol psicológico”. Algo nuevo irrumpe bruscamente en
nuestro ser saltando toda clase de defensas. Y como toda nueva idea
asimilada produce necesariamente un cambio, (“Cambio” igual a
“muerte”) por inercia, nos aterramos.
Estos últimos días sentí ese terror de comprensión dos veces. La
primera, leyendo “Toutankhamon”, de Cristiane Desroches-
Noblecourt, (Hachette). La autora, después de dedicar todo un
capítulo a desmitificar las leyendas de “venganzas de faraones” que
periodistas venales inventaron, termina reconociendo que sólo dos
acontecimientos podrían merecer el nombre de “sobrenaturales”. El
primero se refiere al apagón que sumió en la oscuridad a todo El
Cairo en el mismo instante en que murió Lord Carnavon, el mecenas
que protegió al descubridor de la tumba de Tutankamón. Una
encuesta llevada a cabo no pudo explicar esta extraña pana de
corriente. (La palabra “casualidad” afloró a mi mente. Un hecho
fortuito y poéticamente bello, eso es todo, me dije. Pero el segundo
hecho me erizó los cabellos). “En Inglaterra, en el momento exacto
de la muerte de Lord Carnavon, tomando en cuenta la diferencia de
horarios, el perro favorito de éste se puso a aullar sin que nadie
pudiera callarlo, hasta que cayó muerto”. Los acontecimientos son
reales. Cualquier persona puede verificarlos consultando el libro que
mencioné. Si la mente de un perro tiene el poder de viajar de
Inglaterra a Egipto y enterarse de la muerte de su amo, ¿qué no
podrá el cerebro humano? ¿He empleado bien la palabra “cerebro”?
Responder a mi última pregunta implica relatar cómo sentí el “Terror
benéfico” por segunda vez:
Estos últimos días mis lecturas se han concentrado en el libro “Woumen-
kouan” (48 koans clásicos del Budismo Zen) y en una selección
del Pato Donald. La historieta del “Pato Bombero” corresponde
exactamente al mensaje de los koans 42 y 44.
Comencemos por el Pato Donald. He aquí el resumen del cuento: el
jefe de los bomberos invita al Pato Donald a formar parte del cuerpo
de voluntarios. Se lo cuenta a sus sobrinitos. Estos también quieren
participar, pero su tío, considerándolos unos bobos, los obliga a
quedarse en casa. Le dan un equipo con la condición de que al
escuchar la alarma salga inmediatamente con él hacia el incendio. Si
llega puntualmente recibirá una medalla de cobre. El pato,
orgullosamente, vacía un cofre diciendo que le servirá para guardar
las medallas que va a ganar. Esa noche suena la bocina pero el pato
no se despierta. Sus sobrinos lo sacan del sueño. El pato se lanza
hacia el incendio olvidando el casco, luego el hacha, luego los
pantalones. Cuando logra equiparse ya es tarde. La casa que quería
apagar es un montón de escombros y los bomberos ya se han
marchado. Al día siguiente lo llama el jefe y le da un puesto menos
importante. Le han quitado el hacha y en su lugar le encargan un
pequeño extintor. En la noche vuelve a sonar la alarma y el Pato
vuelve a quedarse dormido. Lo despiertan sus sobrinos. Esta vez se
viste con mucho cuidado pero en su apresuramiento, en lugar de
tomar el extintor, agarra una bomba de insecticida. Al tratar de
apagar el fuego hace que éste se extienda más. Al otro día el jefe lo
rebaja aún de categoría. Ahora apagará el fuego con un costal. Sus
sobrinos para ayudarlo deciden organizar en la calle un pequeño
incendio para que el tío no se sienta tan deprimido y trabaje. El Pato,
mientras tanto, encuentra un paquete de cohetes y los guarda en un
bolsillo por estimarlos peligrosos. “Tío, ¡hay un incendio en la calle,
debes tomar tu costal y salvar la ciudad!”. El Pato apaga la pequeña
fogata pero se le incendia la chaqueta. Corre a su casa. Estallan los
cohetes. El salón comienza a incendiarse. Los niños traen una
manguera y apagan el fuego. Llega el Jefe de Bomberos y los admite
en la compañía. Esa noche al sonar la alarma, los niños se despiertan
y gritando “¡Hay que ir deprisa!¡Ningún obstáculo nos detendrá!”
parten hacia el incendio en un modernísimo carro equipado con todos
los adelantos, mientras de pie, en la calle, con su miserable costal en
la mano, el Pato Donald los ve alejarse, murmurando “¡Tienen mucha
suerte!”.
En esta fábula se presentan muchos temas, desde el héroe que se
duerme, hasta la lucha contra el fuego prometeico, pasando por la
eliminación de objetos como camino de llegar al Yo original.
Quisiera citar la epopeya de Gilgamesh. En la tableta once un
inmortal, para probarle Gilgamesh su propia debilidad, le recomienda
que trate de no dormir durante seis días y siete noches. Gilgamesh
cierra levemente los ojos y se duerme. El Inmortal dice a su mujer:
“Mira a este hombre que quiere vivir eternamente y que no es capaz
ni siquiera de liberarse del sueño. Cuando se despierte, va a negar
que se ha dormido porque todos los hombres son mentirosos. Tú le
proporcionarás la prueba de lo contrario. Cada día fabrica un pan y
ponlo al lado suyo”. Al séptimo día, el Inmortal despierta a
Gilgamesh. Este dice furioso: “¡Cómo, apenas entrecierro los ojos un
momento y ya me empujas para despertarme!”. Pero cuando le
muestran los panes, el primero más podrido que los recién
fabricados, Gilgamesh se da cuenta que ha dormido seis días y siete
noches...
Este mentirse a sí mismo lo describe magistralmente Dostoyewski en
“Crimen y Castigo”. Un preso condenado a muerte, quiere dormir
toda su última noche. Se despierta un minuto. En ese minuto se
despierta también un perro que ladra un minuto. Ambos se duermen.
Horas más tarde pasa lo mismo: El preso se despierta un minuto al
mismo tiempo que el perro ladra un minuto. Al amanecer sucede lo
mismo por tercera vez. El preso se despierta en la mañana diciendo
que no pudo dormir porque toda la noche ladró un perro.
A juzgar por los textos mesopotámicos, la más antigua preocupación
de los hombres es “despertar totalmente”. Todas las doctrinas
esotéricas subrayan esta “maña” del hombre que le hace unir sus
pequeños estados de conciencia, como el prisionero de Dostoyewski,
y olvidar que entre ellos hay grandes lagunas de sueño. La totalidad
del Budismo Zen está basada en este despertar o iluminación llamada
“Satori”. “No hay Zen sin Satori que es el alfa y el omega del
Budismo Zen. El Zen desprovisto de Satori es como un sol sin luz ni
calor... El satori puede ser definido como una mirada intuitiva en la
naturaleza de las cosas en contraste con la comprensión lógica o
analítica. Prácticamente significa el descubrimiento de un mundo
nuevo, desapercibido hasta ahora a causa de la confusión de un
espíritu formado en el dualismo. Al alcanzar el satori, todo lo que nos
rodea es visto bajo un ángulo de percepción hasta ahora
desconocido. Para los que obtienen el satori, el mundo cambia....
(“Essais sur le bouddhisme zen” D. T. Suzuki, Editions Albin Michel).
Pasemos al Koan 44: “El bastón de Pa-Tsiao”. El maestro Pa-Tsiao
dice a los monjes en su sermón: “Si tenéis un bastón, os doy el
bastón. Si no tenéis bastón, os quito el bastón”.
Estas mismas frases se encuentran casi idénticas en el Nuevo
Testamento. “Porque se le dará a aquel que tiene y tendrá
abundancia; pero a aquel que no tiene se le quitará incluso lo que
tiene”. (San Mateo, 13, 12; 25, 29). “Cuidado con la manera con que
escucháis, porque a aquel que tiene se le dará y a aquel que no tiene
incluso lo que crea tener le será arrebatado”. (San Lucas, 8, 18; 19,
26).
Analicemos estas frases a la luz del Pato Donald. Nuestro personaje
recibe un “llamado” pidiéndole que apague el fuego. Se le da un
bastón sagrado en forma de un hacha. (Todos los maestros budistas
zen usan en sus sermones este bastón que tiene su raiz en el Tao. El
Taoísmo elige este símbolo extrayéndolo del reloj de sol. Se
enterraba una varilla en la tierra y siguiendo el cambio de la sombra
se podía ver la hora, el cambio de día en noche, de verano en
invierno. El bastón estaba en medio de la luz y la sombra ya a través
de su presencia las dos poderosas fuerzas del Universo, Yin y Yang se
manifestaban. El bastón entonces venía a significar el Yo original. Un
bastón que por más que se alargue nunca llega a la sobre
abundancia; por más que se ale acorte nunca se agota. Como dice
Nicolás de Cues, el “Máximo absoluto y el Mínimo absoluto
coinciden”...). Al recibir el llamado místico, el Pato Donald peca por
orgullo. Rompe la ley: “Piensa en la obra y no en fruto”
(Bagavadghitta). Se pavonea con los frutos que va a obtener: un
puesto de gran responsabilidad del que su yo narcisístico sacara
caricias y una medalla de bronce. (Si fuera un verdadero valor, la
medalla sería de oro). Piensa además guardar estos premios en un
baúl, símbolo de su ego cerrado. La idea del premio ha aterrado a
todos los santos. Siempre piden que se les dé el infierno por miedo a
amar a Cristo sólo por deseo de obtener el paraíso y no por Él mismo.
Los sobrinos que encarnan la lucha generacional, - son los nuevos
ejemplares de hombres, jóvenes, asociados en grupo- (“mejores son
dos que uno, porque si uno cayere ¿quién lo levantara?” “Un haz de
varillas no presto se rompe” Eclesiastés)- representan al moderno
pensamiento colectivo, a la gestalt, a la realización social antes que
individual. Ellos son tres y a la vez uno. Hablan una frase
dividiéndose las palabras. Así: A.-“Suena la alarma... B.- ... y el tío
debe... C.- estar dormido”. Estos sobrinos relegados por el
pensamiento ególatra son los que despiertan al sonar de la alarma.
Son los que se preocupan de apagar el fuego anónimamente, son los
que piensan en la obra y, por último, son los que tratan de ayudar al
Otro. Ellos “tienen” y por eso se les da el mejor carro de bomberos. El
pato Donald “no tiene”. Por eso mismo se le va quitando. Al final ni
siquiera puede apagar el fuego que hay en él mismo. Este fuego
interior pide agua, ¿qué significa esto?
Tellarhd de Chardin nos da la respuesta: “El fuego, este
principio del ser... Al comienzo había el Verbo... no había el frío ni las
tinieblas; había el Fuego... y por la virtud de su inmersión en el seno
del Mundo, las grandes aguas de la materia, sin un temblor, se
cargaron de vida. Nada tembló, en apariencia, bajo la inefable
transformación. Y sin embargo, misteriosa y realmente, al contacto
de la sustancial Palabra, el Universo, inmensa Hostia, se hizo Carne.
Toda materia está desde ahora encarnada, Dios mío, por tu
encarnación”.
El llamado de la Palabra-Fuego Divino necesita del Pato Donald
para que este la riegue el agua de su materia. El Pato, al dormirse,
no deja que se provoque la comunión y al no apagar el fuego, la
divinidad no puede encarnarse en él.
Pasemos al Koan 42. “La mujer sale de su concentración”. Una
mujer cae en concentración junto a Buda. Otros santos se quejan
porque ella merece este honor de estar junto al Buda. Ese les dice
que la saquen de su meditación. Ninguno puede. Llama al buda a
“Ignorancia”. Este se acerca a la mujer, hace su sonar sus dedos y
ella se despierta inmediatamente.
El contenido es muy claro: ni la ciencia no la discusión ni la
investigación pueden dar el Satori. Sólo la Ignorancia, sin forma, lo
encuentra. Houang-Po dice en su “Esencia de la ley que se transmite
por el espíritu”: “Incluso si todas las divinidades pasan sobre las
arenas del Ganges, estas no son felices. Incluso si todos los corderos,
insectos y hormigas pasan hollándolas con sus pies, las arenas no se
encolerizan. Las arenas no desean ni envidian tesoros maravillosos y
perfumes refinados. Las arenas tampoco odian las carroñas ni las
basuras malolientes. Este espíritu es el espíritu sin conciencia”.
El Pato Donald, moderno Prometeo, recibe el llamado para que
apague su pequeña hoguera mental, producto de unos cuantos
cohetes, y se sumerja en el gran fuego-inconsciente-universal. Es
evidente que la anormalidad del exceso de pensamiento dualístico,
hace sufrir al hombre. He aquí por qué el Pato chilla cuando se le
comienza a quemar la casa. Necesita el satori, pero le teme. Deja la
oportunidad y tristemente, aferrado a su costal filosófico, ve alejarse
a las nuevas generaciones diciendo para consolarse: “¡Tienen mucha
suerte1”. Creyendo que ellos no obtuvieron por un trabajo interior
constante que respondía a todas las llamadas, sino que sin trabajar
les dieron.
¡Pobre Pato Donald! Todo se le irá quitando, porque, aferrado a
sus concepciones mentales anquilosadas, espera que le den, sin
trabajar por lograrlo.
¿Y cómo lograr? El camino para el Pato Donald está trazado en
el cuento: debe dedicarse a limpiar su baúl, arrojando de él todas las
medallas de cobre.
 
Aristidemo,07.02.2008
Tres preguntas fundamentales en poesía:

¿De qué color era el caballo blanco de Rimbaud?

¿Y el de las mangas del chaleco negro de Pessoa?

¿Quién-se-comió-la-caca-del ca-ba...









Responde y yo sabré.
 
ergozsoft,07.02.2008
1) Blanco
2) Negro
3) hecocu

ergo, cazador de cuervos
 
Aristidemo,07.02.2008
¡Lo sentimos mucho, don Ergo!


Sus respuestas son incorrectas y no ha logrado pasar Ud. su examen para graduarse como poeta. Ni modo.

¡Suerte para la próxima!




 
colomba_blue,07.02.2008
Segunda oportunidad:

1) A que temperatura se consumieron los libros místicos de Shakesapeare?

2) De qué color eran los calzones de Homero bajo la toga?

3) Es verdad que Kafka se comía los mofkos?
 
Thais_,07.02.2008
 
Aristidemo,07.02.2008
C.Thais, ¿qué clase de respuesta es esa?

Sabemos que su poesía es hermética, pero esto ya es demasiado.


Tampoco pasa el examen. Sorry.
 
Tachitta,07.02.2008
1.- A temperatura de lagarto amazónico perdido entre las ruinas de Huatehuamok y con un polvito entreverado.

2.- Blancos con una raya café en la parte trasera.

3.- No está coprobado pero es muy posible que no se los comiera sino que los saboreara y luego los escupiera.
 
Tachitta,07.02.2008
(Por dió! si mi mamá leyera las cosas que estoy escribiendo de unos meses para acá... me niega!)
 
Aristidemo,07.02.2008
¡¡¡¡Incorrrrrrrrreeectoooo!!!


C.Pachita... Perdón, Tachitta, se le agradece el esfuerzo, pero nou.




Next!

 
Thais_,07.02.2008
Ay, ayyy... inche Caristidemo... nada le gusta.

snif snif.

Jiji

Mua.
 
Aristidemo,07.02.2008
¡¡¡¡Per-fec-ta-men-te-bien-con-tes-ta-do!!!!!!


¡Y con qué elegancia!

Así es, las respuestas son:

1. snif snif.

2. Jiji

3. Mua


Impresionante.
 
Tachitta,07.02.2008
Estaba muy difícil la previa, profe.
 
elquesefue,07.02.2008
yo le tengo tres preguntas sobre poyesia a mister tachitta.

¿que es poesìa?

¿poesía eres tú?

¿por cuanto lo vendes?
 
Tachitta,07.02.2008
- No tengo ni la más remota idea
- Eso me dijeron anoche, no sé.
- Por poco, muy poco.

(¿Contento?)
 
elquesefue,07.02.2008
No.
 
elquesefue,07.02.2008
Tachitta,07.02.2008
(Por dió! si mi mamá leyera las cosas que estoy escribiendo de unos meses para acá... me niega!)

¿sólo a ella? ¿que tús contactos en el messenger no tenemos sentimientos o que pelota?
 
lio_mendez,07.02.2008
¿Alguien le puede decir a madrobyo que me llame?
 
elquesefue,07.02.2008
Dice que no.
 
elquesefue,07.02.2008
Cambio de opinion, dice que tagueno.
 
elquesefue,07.02.2008
Dice que no, porque no tiene dinero.
 
elquesefue,07.02.2008
Pero dice que tal vez presta algo de dinero.
 
lio_mendez,07.02.2008
¿Podrías decirle que me mande su teléfono por mensaje?
 
elquesefue,07.02.2008
dice que es

0050254310832 y que lo llames por la noche, por ahi de las nueve... si podes.
 
lio_mendez,07.02.2008
ok
 
blue_jean,12.02.2008
Bueno, bueno, que lugar interesante este, 3 o 4 estimados personajes todos amuchados...guau, estoy feliz.
Trate de leer todo lo que pude pero...no pude, ire de a poco...va contestacion a lo ultimo que vi
PREGUNTAS SOBRE POESIA

1-Rimbau según se cuchichea montaba a horcajadas de una rama de ciprés siempre que el sol estuviera dando
de manera que su sombra fuera muy oscura, se balanceaba un tanto impudicamente sobre ciertos arbolesa menudo en el cementerio de la praerié, era escandalo para los paseantes y delicia para los de siempre...
2- Pessoa quemaba las mangas a pura fuerza de sudor asi que eran marron raton, todavia faltaba para el advenimiento del odor-oh-no! Pero a Pessoa le encantaba sudar, a veces tinta con el consiguiente azul tinta que lo caracterizaba...azul de añil?
3- A mi me han hecho comer mierda mas de una vez, siempre siempre en ambitos laborales...con lo que simplemente yo decia al final de multiples ulceras: Qué cagada! y renunciaba sin volver ni a cobrar el sueldo, pero si me dieran a elegir entre la mierda destilada por la cara de hija de puta de mi ultima jefa, la mierda del caballo de Rimbau y la sudatinta de Pessoa, prefiero las dos ultimas, no por la poesia, noooo, sino porque esa generala en jefe fue demasiado.

En cuanto a la segunda parte, a mi entender y estoy improvisando Colomba, estoy improvisando porque es muy moderno ser una improvisada je,
dejeme opinar sobre sus postulados...
Para mi que Shakespeare un dia se emborracho tanto que parado sobre un charco de barro creyo que era la Tempestad y la escribio nomas...otro dia fue a pagar la luz, pero se arrepintio, y decidio apedrear los faroles y hasta los carteles de neon de Chelsea pero como los faroles le quedaban altos subio por un balcon, sin intencion sedujo al mayordomo de una tal giulietta mesina y cuando quiso acordarse el mayordomo ya lo habia puesto de espaldas a el, eso creo le debe haber provocado algun tipo de visiones, su version de romeo y julieta, presumo sin presuncion podria ser una version aggiornada de su propia experiencia de..."me atravesaron como con una daga"...Asumo Colomba que nada de esto menciona los escritos misticos del inventor de todo lo humano como le han llamado, pero Colomba, posiblemente fueran tan misticos que se autocombustieran...
yo me autocombustido un par de veces, sin exito.
Pero que quiere, yo no soy un libro del maese...
Homero rima con agujero...mejor no decir màs
En fin....saludos a los queridos conocidos.
De kafka mejor no hablar porq era una cucaracha ese tipo.
ioleeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee
 
Aristidemo,12.02.2008
La C. blue_jean ha demostrado que en el esfuerzo está el chiste, aunque todas y cada una de sus respuestas son incorrectas. En verdad lo sentimos mucho y le deseamos mejor suerte con sus cursos de repostería.


Parece ser que nadie es por acá...



Telperos, ¿por qué no contestas las tres preguntas?
 
Aristidemo,12.02.2008
Chagall
by Me.
(cuento que tengo colgado desde hace años y que nadie comenta, y como ya me cansé de verlo tan solito...




Con los siete dedos de mi mano izquierda señalo el paisaje ruso de mis primeras leches, las vacas rojas, las gallinas con cuatro patas, la cabeza aerostática de las vecinas ortodoxas. Hoy tengo una flor parisina marchitándose en mi solapa, una ventana que da a la torre Eiffel, un gato que se parece al pope imberbe que se emborrachaba en los resquicios amoratados de la iglesia con sangre de Cristo. Mi corbatín es una orquídea, mis cabellos han crecido como el trigo y mi abdomen ha perdido el frío lunar de mi tierra.

Bella está aquí, me ve con sus labios de estrella, me besa con sus piernas de pan, me cocina un platillo de memorias ferroviarias, me ama con los colores del cielo infinito. Su silencio es el mío. Sus ojos, los míos. Es como si Bella me conociera desde hace mucho tiempo, como si lo supiera todo de mi infancia, de mi presente, de mi futuro... sentí que ella era mi mujer. Su tez pálida, sus ojos. ¡Qué grandes son, profundos y negros!. Son mis ojos, mi alma.*
Por las noches, un planeta de espejos se posa suavemente en las sábanas y nos reflejamos diez veces por caricia, cien veces por murmullo, mil veces por beso.

Yo era un niño verde, verde como las manzanas, verde como el moho, verde como los becerros verdes que manchan la nieve. Yo era un niño verde que escuchaba a los violinistas verdes, que vivía entre judíos verdes y soñaba verdes sueños. Y así vi a las vacas dormitar en los tejados, a los hombres del campo regresando a sus covachas sin nada en los bolsillos. Vi los suelos rojos, las amarillas sombras, las guirnaldas, los macizos alborotados de pelusa y fragancias tiernas. ¡Qué lejos todas estas cosas, que habitación tan estridente encontraron en mi cabeza!.

Un paracaidista me saluda desde la esquina de una nube, me grita: ¡Marc, desde aquí se ve tu Rusia envejecida!, y yo le pregunto si las gallinas siguen corriendo tras los gusanos, si las mujeres llevan aún sus siete faldas de tela ruda una sobre otra, si las casas persisten en tener la chimenea bajo el suelo. Pero el paracaidista se ha ido a otra nube y grita: ¡Pablo, desde aquí se ve tu España ensangrentada!...


Voy con Bella por los callejones, compramos chocolates rosas y rosas blancas, vamos a los puentes. Subo a sus hombros y caminamos sobre el Sena. Bella tiene los pechos desnudos, bajo ellos cae el blanco vestido y su pierna derecha muestra la media que quitaré con los dientes. Yo, sobre ella, sobre sus hombros, brindo por sus días enredados con los míos, le tapo un ojo, nos reímos, andamos sobre el agua, un ángel nos envidia.Somos dos gigantes enamorados.

En el circo vemos a una amazona preñada de flores, la vemos montar un unicornio, la vemos correr sobre el lomo invertido de los mitos. La música improvisa músicos, la música gitana que se posiciona del aire enrarecido, de los olores animales, y aparecen los trashumantes, los volantineros enfundados en trajes de cometa, los viejos arlequines con un cascabel en el alma. El circo, Bella, el circo es la vida, es tu amor dando giros en la pista de mi existencia, es el caminar fantástico de tus piernas, el circo. Bella, es el sitio donde mis colores viven su más profunda, su más ligera, su más libre experiencia...







*del Diario de Chagall.


 
cramberria,12.02.2008
¡Pablo, desde aquí se ve tu España ensangrentada!...

Aristidón, esa frase hace referencia a un libro? me picó la curiosidad a mí ahora
 
Aristidemo,12.02.2008
Nop, hace referencia a Pablo Picasso y los inicios de la Spanish Civilian Güar...


¿cuál libro le recordó?
 
cramberria,12.02.2008
Por quién doblan las campanas, Hemingway; no lo he leído aún pero me ha contado la trama alguien que sí: guerra civil española y un personaje llamado Pablo
 
Aristidemo,12.02.2008
Ja! Pues mire usté lo que son las cosas.

tal vez Hemingway también se refería a Picasso, en una suerte de guiño.
 
colomba_blue,12.02.2008
Pablo era el marido de la gorda, él que se vende por un caballo...

Ah, yo quise ser la conejita!!
 
cramberria,12.02.2008
el mundo está lleno de casualidades y de guiños parece que también
 
guy,13.02.2008
Oh, pero cuán afortunados somos los ocasionales ciberpaseantes que nos topamos con el cuento del señor Artritislerdo. Como no podía ser de otra forma, dejo aquí mi comentario.

Señor poeta:

Su texto me recuerda a lejanos almuerzos de mi tía Ofelia. Ella solía hacer vistosísimas ensaladas y usar delicadísimos arreglos florales para su mesa. Yo, su único y pequeño invitado, disfrutaba muchísimo de lo que esas imágenes ofrecían a mis ojos (obvio, las imágenes son para los ojos, no sean pendejos). En resumidas cuentas, devoraba con cierto alivio los arreglos florales y daba mi ración a la tortuga.
En otras palabras, su excelente texto sería perfecto como guión para una película pornográfica.

Enhorabuena.
 
Aristidemo,13.02.2008
Querido Memo (de Guillermo):


Curiosamente, tu tía Ofelia fue quien me lo inspiró. No voy a entrar en detalles porque acá estamos en un sitio l-i-t-e-r-a-r-i-o, según tengo entendido, pero puedo decirte que encontramos distintos escondites para la tortuga en el cuerpecito otoñal de tu pariente.


Me alegra haber revivido tan bucólicas memorias en tu ya de por sí melacólica psique.


Un abrazo, pues.

Gracias.
 
madrobyo,13.02.2008
Querida Ofelia:

Encontre tus zapatos.

¿podrías pasar por ellos?, huelen feo.

Atte.

Hamlet, principe de Gales
 
Aristidemo,15.02.2008
Te voy a explicar cómo uno se mete en su propio
costal de miseria un pico de caballo.

UNO. El caballo viene en papelinas, minúsculos
sobrecitos confeccionados a mano por el camello.
Hechos generalmente con papel de periódico. Dentro
va la heroína en polvo. Un gramo, dicen. Parece
pimienta molida o arenilla oscura. Es tu bomba. Se la
robas al destino.
DOS. En una cuchara sopera, pones el caballo. Le
añades diez o quince mililitros de agua y unas gotas dezumo de limón natural. Lo mezclas con el émbolo de la maquina... es decir, la jeringa. Lo calientas todo con un mechero para que se disuelva bien. La jeringa lo chupa todo. Por fin le pones la aguja a la chota (la jeringa). Yte encaminas a tu jardín de roña.
TRES. Con un cinturón o una goma te haces un
torniquete en el brazo... o si está demasiado acribillado, en la pierna. Tienes que dar con una vena en forma. Se puede tardar media hora en encontrarla. Eternos minutos de millones de segundos pinchándote en los brazos, en las muñecas, en los tobillos, en la lengua... ¡Cuántas veces tu sangre salpica la pared, la taza del water, tu ropa, tu puta vida de puto drogado!
CUATRO. Cuando pillas la vena, sueltas el cinto
y te sacas un chorro de tu propia sangre. Se mezcla con el caballo dentro de la chota. Pero sin olvidar que la aguja tiene que permanecer siempre hincada en la vena. Te riegas tú mismo tu vena con esta mezcla. Y se cavan túneles en el laberinto de tus cinco sentidos.
CINCO. Gracias al bombeo, repites varias veces
la cuarta operación. Este metisaca, en cámara lenta, de tu sangre, te permite rebañar la máquina para llevarte dentro de tu alma los últimos suspiros del caballo. La ceniza y el placer se juntan y se mezclan con tus estertores debajo de la tierra. Si la heroína es jamón, al primer bombeo te recorre el esqueleto un cosquilleo de lenguas. Es un espejismo fugaz. Te entra por el culo, te sube al coco, te baja a la planta de los pies, sin cesar de hurgarte en las marranas. Notas un saborcillo amargo en la boca. Al mirarte en el espejo tus ojos brillan como faros, y tus pupilas se encogen superenanas. Cuando todo va así, sabes que no te han dado castaña ni metido viruta. Es caballo fetén y no mierda. Alcanzas tu agujero de
muerte para ti Solo.



Fernando Arrabal.
Pateando Paraísos, fragmento.
 
tejera,15.02.2008
La habitación giraba a su ritmo.

Yo,
en dirección contraria
buscaba una puerta de salida...

a la espiral que no hacía más que llevarme
al centro del mismo caos.

Cuando el ojo del huracán se centró
conseguí incorporarme.

Descubrí nuevamente
que no había aprendido nada.


 
Aristidemo,15.02.2008

CARTA AL SEÑOR LEGISLADOR
DE LA LEY DE ESTUPEFACIENTES

Señor legislador
Señor legislador de la ley de 1916 aprobada por decreto de julio de 1917 sobre estupefacientes, usted es un castrado.
Su ley sólo sirve para fastidiar la farmacia del mundo sin beneficio alguno para el nivel toxicómano de la nación,
porque
La cantidad de toxicómanos que se proveen en las farmacias es insignificante;
Los auténticos toxicómanos no se proveen en las farmacias;
Los toxicómanos que se proveen en las farmacias son todos enfermos;
La cantidad de toxicómanos enfermos es insignificante en comparación con la de los toxicómanos voluptuosos;
Las reglamentaciones farmacéuticas de la droga jamás reprimirán a los toxicómanos voluptuosos y organizados;
Nunca dejará de haber traficantes;
Nunca dejará de haber toxicómanos por vicio, por pasión;
Los toxicómanos enfermos tienen un derecho imprescriptible sobre la sociedad y es que los dejen en paz.
Es por sobre todas las cosas un asunto de conciencia.
La ley de estupefacientes deja en manos del inspector-usurpador de la salud pública el derecho de disponer del sufrimiento de los hombres; es una arrogancia peculiar de la medicina moderna pretender imponer sus reglas a la conciencia de cada uno. Todos los berridos oficiales de la ley no tienen poder para actuar frente a este hecho de conciencia: a saber que soy mucho más dueño de mi sufrimiento que de mi muerte. Todo hombre es juez, y único juez, del grado de sufrimiento físico, o también de vacuidad mental que pueda verdaderamente tolerar.
Lucidez o no, hay una lucidez que nunca ninguna enfermedad me podrá arrebatar, es la lucidez que me dicta el sentimiento de mi vida física. Y si yo he perdido mi lucidez la medicina no tiene nada más que hacer que darme las sustancias que me permitan recuperar el uso de esta lucidez.
Señores dictadores de la escuela farmacéutica de Francia ustedes son unos sucios pedantes y hay algo que debieran considerar mejor: el opio es esa imprescriptible y suprema sustancia que permite reenviar a la vida de su alma a aquellos que han tenido la desgracia de haberla perdido.
Hay un mal contra el cual el opio es irreemplazable y este mal se llama Angustia, en su variante mental, médica, psicológica, lógica o farmacéutica, como a ustedes les guste.
La Angustia que hace a los locos.
La Angustia que hace a los suicidas.
La Angustia que hace a los condenados.
La Angustia que la medicina desconoce.
La Angustia que su doctor no entiende.
La Angustia que arranca la vida.
La Angustia que corta el cordón umbilical de la vida.
Por su infame ustedes dejan en manos de gente en la que no tengo ninguna confianza, castrados en medicina, farmacéuticos de mierda, jueces fraudulentos, parteras, doctores, inspectores doctorales, el derecho a disponer de mi angustia, de una angustia que en mí es tan mortal como las agujas de todas las brújulas del infierno.
¡Convulsiones del cuerpo o del alma, no existe sismógrafo humano que permita a quien me mire, llegar a una evaluación de mi sufrimiento más exacta que aquella fulminante de mi espíritu!
Toda la incierta ciencia de los hombres no es superior al conocimiento inmediato que puedo tener de mi ser. Soy el único juez de lo que hay en mí.
Regresen a sus cuevas, médicos parásitos, y usted también señor Legislador Moutonnier que usted no delira por amor de los hombres sino por tradición de imbecilidad. Su ignorancia total de ese que es un hombre, sólo es equiparable a su idiotez pretendiendo limitarlo. Deseo que su ley caiga sobre su padre, su madre, su mujer y sus hijos y toda su posteridad. Mientras tanto yo aguanto su ley.


Antonin Artaud
del libro: El Ombligo de los Limbos, 1925
 
Aristidemo,15.02.2008
El cerebro cuenta con una serie de sistemas de enzimas que sirven para coordinar sus operaciones. Algunas de estas enzimas regulan el suministro de glucosa a las células cerebrales. La mescalina impide la producción de estas enzimas determinadas y disminuye así la cantidad de glucosa o disposición de un órgano que tiene una constante necesidad de azúcar. ¿Que sucede cuando la mescalina reduce la normal ración de azúcar en el cerebro?. Son muy pocos lo casos que han sido observados y esto impide que se pueda dar una contestación concluyente.
Pues lo que sucede a la mayoría de los pocos que han tomado mescalina bajo fiscalización como sigue:
1o. La capacidad de recordar y de "pensar bien" queda poco a nada disminuída. Cuando escucho las grabaciones de mi conversación bajo la influencia de la droga no advierto que haya sido más estúpido que en el tiempo ordinario.
2o. Las impresiones visuales se intensifican mucho y el ojo recobra parte de esa inocencia perceptiva de la infancia, cuando el sentido no está inmediata y automáticamente subordinado al concepto. El interés por el espacio disminuye y el interés por el tiempo casi se reduce a cero.
3ro. Y aunque el intelecto no padece y aunque la percepción mejora muchísimo, la voluntad experimenta un cambio profundo y y no paranormal. Quien toma mescalina no ve razón alguna para hacer nada determinado y juzga carentes de todo interés la mayoría de las causas por las que en tiempos ordinarios estaría dispuesto a actuar y sufrir. No puede molestarse por ellas, por la sencilla razón de que tiene cosas mejores en que pensar.
4o. Estas cosas mejores pueden ser experimentadas -como yo las experimenté- "ahí afuera" o "aquí adentro", o en ambos mundos, el interior y el exterior, simultánea o sucesivamente. Que son cosas mejores resulta evidente para todo tomador de mescalma que acuda a la droga con un hígado sano y un ánimo sereno.
Estos efectos de la mescalina son de la clase de los que cabría esperar que siguieran a la administración de una droga capaz de menoscabar la eficiencia de la válvulareducidora del cerebro. Cuando el cerebro se queda sin azúcar, el desnutrido ego se siente débil, se resiste a emprender los necesarios quehaceres y pierde todo su interés en las relaciones espaciales y temporales que tanto significan para un organismo deseoso de ir tirando en este mundo. Cuando la Inteligencia Libre se cuela por la válvula que ya no es hermética, comienzan a suceder toda clase de cosas biológicamente inútiles. En algunos casos, se puede tener percepciones extrasensoriales. Otras personas descubren un mundo de belleza visionaria. A otras más se les revelan la gloria, el infinito valor y la plenitud de sentido de la existencia desnuda, del acontecimiento tal cual, al margen del concepto. En la fase final de la desaparición del ego -y no puedo decir si la ha alcanzado alguna vez algún tomador de mescalina-, hay un "oscuro conocimiento" de que Todo está en todo, de que Todo es realmente cada cosa. Yo supongo que esto es lo más que una inteligencia finita puede acercarse a "percibir cuanto esté sucediendo en todas las partes del universo".



Aldus Huxley
del libro: Cielo e Infierno
 
colomba_blue,15.02.2008
Enzima de uzté me zubo?
 
Aristidemo,15.02.2008
Nadie decide ser un adicto. Una mañana uno se despierta enfermo y ya es adicto.

Jamás he lamentado mi experiencia con las drogas. Creo que tengo mejor salud en la actua¬lidad como resultado de utilizar droga intermi¬tentemente, de la que tendría si nunca hubiera sido adicto. Cuando uno deja de crecer empieza a morir. Un adicto nunca deja de crecer. Muchos adictos cortan el hábito periódicamente, lo que implica una contracción del organismo y el reem¬plazamiento de las células que dependen de la droga. Una persona que utiliza la droga está en un estado continuo de contracción y crecimiento en ese ciclo diario de necesitar el pinchazo y el pinchazo recibido.

Muchos adictos parecen más jóvenes de lo que son. Los científicos hicieron recientemente expe¬rimentos con un gusano al que lograban contraer suprimiéndole la alimentación. Por contracción periódica el gusano estaba en crecimiento conti¬nuo, la vida del gusano era prolongada indefinida¬mente. Quizá si un yonqui pudiera mantenerse en un estado constante de tira y afloja podría vivir hasta una edad verdaderamente fenomenal.

La droga es una ecuación celular que enseña al usuario hechos de validez general. Yo he apren¬dido muchísimo gracias al uso de la droga: he visto la vida medida por cuentagotas de solución de morfina. He experimentado la agonizante pri¬vación de la enfermedad de la droga, y el placer del alivio cuando las células sedientas de droga beben de la aguja. Quizá todo placer sea alivio. Yo he aprendido el estoicismo celular que la dro¬ga enseña al que la usa. He visto una celda llena de yonquis enfermos, silenciosos e inmóviles, en aislada miseria. Ellos conocían la inutilidad de quejarse o moverse. Ellos sabían que básicamente nadie puede ayudar a otro. No existe clave, no hay secreto que el otro tenga y que pueda comunicar. He aprendido la ecuación de la droga. La dro¬ga no es, como el alcohol o la yerba, un medio para incrementar el disfrute de la vida. La droga no es un estimulante. Es un modo de vivir.


William Burroughs
del libro: Junkie.
 
Aristidemo,15.02.2008
zúbaze como de zaz!
 
Aristidemo,15.02.2008
bueno, son las 13:30 hrs.


madrobyo empezará con sus pendejadas....



 
elquesefue,15.02.2008
No.
 
Aristidemo,15.02.2008




...¡ahora!
 
tejera,15.02.2008
Ahora qué eh?

qué es? un deseo o una orden?

estás intentando domesticar a madrobyo?

Silba, igual va.

 
Aristidemo,15.02.2008
Vaya, llegó Tejera...


Bueno, lo mismo da.
 
tejera,15.02.2008
creo que madrobyo te ha dado plantón aristidemo.

creo que se lo monta con otro.
 
Aristidemo,15.02.2008
¿Sí?

¡Qué lástima!

Tan bien que me cae...

¿Estás seguro de que es maricón?

Digo, yo no tengo nada contra los que les gusta el arroz con popote, pero madrobyo parecía muy hombrecito...

¿A ti cómo te gusta el arroz?
 
auripo,16.02.2008
Ya se les soltaron las trenzas?

que cosas no...
 
Aristidemo,18.02.2008
Para acabar con los libros de recuerdos
Memorias de los años veinte
Llegué por primera vez a Chicago en los años veinte para presenciar un combate de boxeo. Ernest Hemingway estaba con¬migo y ambos nos hospedamos en el campo de entrenamiento de Jack Dempsey. Hemingway acababa de terminar dos cuentos so¬bre boxeo y, si bien Gertrude Stein y yo pensamos que eran bastante potables, creíamos que aún necesitaban cierta elaboración. Le hice unas bromas a Hemingway sobre su novela en preparación y nos reímos mucho y nos divertimos y luego nos calzamos unos guantes de boxeo y me rompió la nariz.
Ese invierno, Alice Toklas, Picasso y yo alquilamos una villa en el sur de Francia. En ese entonces, yo estaba trabajando en lo que me parecía que iba a ser una gran novela americana, pero los caracteres eran demasiado pequeños y no pude terminarla.
Por las tardes, Gertrude Stein y yo salíamos a la caza de antigüedades en las tiendas locales, y recuerdo que, en cierta ocasión, le pregunté si consideraba que yo tenía que hacerme escritor. En la típica manera enigmática, que a todos nos tenía encantados, me contestó: «No». Consideré que me había querido decir sí y, al día siguiente, partí hacia Italia. Italia me recordó mucho Chicago, en especial Venecia, ya que ambas ciudades tienen canales y en las calles abundan las estatuas y las catedrales, producto de los más grandes escultores del Renacimiento.
En ese mes fuimos al taller de Picasso en Arles, que en aquel tiempo se llamaba Rouen o Zürich, hasta que los franceses vol¬vieron a bautizarlo en 1589 bajo el reinado de Luis El Vago. (Luis fue un rey bastardo del siglo XVI que se portó como un cerdo con todo el mundo.) Entonces, Picasso estaba a punto de empezar lo que más tarde se conocería como el «período azul», pero Gertrude Stein y yo tomamos café con él y tuvo que empezarlo diez minutos más tarde. Duró cuatro años y, por tanto, esos diez minutos no significaron gran cosa.
Picasso era un hombre bajo que tenía un modo gracioso de caminar poniendo un pie delante del otro hasta que daba lo que él denominaba «un paso». Nos reímos de sus deliciosas ideas, pero a fines de 1930, con el fascismo en alza, había muy pocas cosas de qué reírse. Tanto Gertrude Stein como yo examinamos con meticulosidad las últimas obras de Picasso, y Gertrude Stein opinó que «el arte, todo el arte, es simplemente la expresión de algo». Picasso no estuvo de acuerdo y dijo: «Déjame en paz. Estoy comiendo». Mi opinión fue que Picasso tenía razón: estaba co¬miendo.
El taller de Picasso era muy distinto al de Matisse. Mientras el de Picasso era desordenado, en el de Matisse reinaba el más perfecto orden. Bastante curioso, pero precisamente lo inverso era cierto. En septiembre de ese mismo año, a Matisse se le encargó que pintara una alegoría pero, por la enfermedad de su mujer, no pudo pintarla y, en su lugar, se le enganchó papel pintado. Recuer¬do todas esas anécdotas porque ocurrieron justo antes del invierno y todos estábamos viviendo en un piso barato en el norte de Suiza, un lugar donde llueve de improviso y luego del mismo modo deja de hacerlo. Juan Gris, el cubista español, había convencido a Alice Toklas a que posara para una naturaleza muerta y, con su típica concepción abstracta de los objetos, empezó a romperle la cara y el cuerpo para llegar a sus básicas formas geométricas hasta que llegó la policía y los separó. Gris era provincianamente español, y Gertrude Stein decía que sólo un español de verdad podía comportarse como él, es decir, hablaba en castellano y a veces iba a visitar a su familia en España. Realmente era algo maravilloso verle y oírle.
Recuerdo una tarde en que estábamos sentados en un alegre bar en el sur de Francia con nuestros pies cómodamente puestos sobre taburetes en el norte de Francia, cuando, de pronto, Gertrude Stein dijo: «Estoy mareada». Picasso pensó que se trataba de algo sumamente gracioso, y yo lo tomé como una señal para largarme a África. Siete semanas después, en Kenia, nos encontramos con Hemingway. Entonces, bronceado y con barba, empezaba ya a ma¬durar ese estilo tan suyo: no se le veía más que los ojos y la boca. Allá, en el continente negro inexplorado, Hemingway había tenido que padecer, los labios partidos más de mil veces.
—¿Qué hay, Ernest? —le pregunté. Se puso a hablar sobre la muerte y las aventuras como sólo él podía hacer, y cuando me desperté, ya había levantado las tiendas y estaba sentado al lado de una gran fogata preparando unos aperitivos cutáneos para todos. Le hice una broma sobre su nueva barba y nos reímos tomando unos tragos de coñac y luego nos calzamos unos guantes de boxeo y me rompió la nariz.
Ese año fui por segunda vez a París a hablar con un compositor europeo, flaco y nervioso, de aguileño perfil y ojos admirablemente rápidos, que algún día llegaría a ser Igor Stravinsky, y luego, más tarde, su mejor amigo. Me hospedé en casa de Sting y Man Ray, donde Salvador Dalí iba a cenar a menudo, y Dalí decidió hacer una exposición individual, cosa que hizo, y resultó un éxito estre¬pitoso ya que apareció un solo individuo, y fue un invierno alegre y muy francés, de los buenos.
Recuerdo una noche en que Scott Fitzgerald y su mujer regre¬saron a su casa después de la fiesta de Noche Vieja. Era en abril. Hacía tres meses que no tomaban otra cosa que champagne; una semana antes, vestidos de etiqueta, habían arrojado su coche desde lo alto de un acantilado al océano a raíz de una apuesta. Había algo auténtico en los Fitzgerald: sus valores eran fundamentales. Eran gente tan sencilla que cuando más tarde Grant Wood les convenció para que posaran para su Gótico americano, recuerdo lo contentos que estaban. Zelda me contó que, mientras posaban, Scott no paró de dejar caer al suelo la horca.
En los años .siguientes creció mi amistad con Scott; la mayoría de nuestros amigos creía que el protagonista de su última novela estaba inspirado en mí y que mi vida estaba inspirada en su anterior novela. Acabé siendo considerado un personaje de ficción.
Scott tenía un grave problema de disciplina y, si bien todos adorábamos a Zelda, pensábamos que ejercía una influencia nefasta en la obra de él, reduciendo su producción de una novela al año a una ocasional receta de mariscos y una serie de comas.
Finalmente, en 1929, fuimos todos juntos a España. Allí, He¬mingway nos presentó a Manolete que era tan sensible que parecía una loca. Llevaba ajustados pantalones de torero o, a veces, de ciclista. Manolete era un gran, gran artista. Su gracia era tal que de no haberse convertido en matador de toros, podría haber llegado a ser un contable mundialmente famoso.
Nos divertimos mucho en España aquel año y viajamos y escribimos y Hemingway me llevó a pescar atún y pesqué cuatro latas y nos reímos y Alice Toklas me preguntó si estaba enamorado de Gertrude Stein ya que le había dedicado un libro de poemas aunque eran de T. S. Eliot y dije que sí, que la amaba, pero el asunto nunca podría funcionar porque ella era demasiado inteligente para mí y Alice Toklas estuvo de acuerdo y luego nos calzamos unos guantes de boxeo y Gertrude Stein me rompió la nariz.




13.El «pintor del suelo americano», que representaba todo con campesinos en acción. Gótico americano es el célebre cuadro que representa a dos campesinos típicos del Middle West americano, en primer plano y de frente (N. del T.)






Woody Allen
del libro: Cómo acabar de una vez por todas con la cultura.
 
Aristidemo,18.02.2008
Conocí a un genio

conocí a un genio en el tren
hoy
como de 6 años de edad
se sentó a mi lado
y mientras el tren
avanzaba a lo largo de la costa
llegamos hasta el océano
entonces él me miró
y dijo,
"No es hermoso".

fue la primera vez que me
percaté
de ello.


Charles Bukowski
 
guy,18.02.2008
La puta madre. No me anda el OCR. Justito que quería escanear la página 1334 de la Guía telefónica, la página de los Pérez, que es lo que leo últimamente. En cuanto pueda la pegaré en este foro. Maldito OCR.

 
Aristidemo,18.02.2008




POZZO.- (Con gesto magnánimo.) No hablemos más de eso. (Tira de la cuerda.) ¡De pie! (Pausa.) Cada vez que se cae, se queda dormido. (Tira de la cuerda.) ¡De pie, carroña ! (Ruido de LUCKY, que se levanta y recoge sus bártulos. POZZO tira de la cuerda.) ¡Atrás! (LUCKY entra reculando.) ¡Quieto! (LUCKY se para.) ¡Vuélvete! (LUCKY se vuelve. A VLADIMIRO y ESTRAGÓN, amablemente.) Amigos míos: me siento feliz por haberlos encontrado. (Ante su expresión de incredulidad.) ¡Pues claro, sinceramente feliz! (Tira de la cuerda.) ¡Más cerca! (LUCKY avanza.) ¡Quieto! (LUCKY se detiene. A VLADIM[RO y ESTRAGÓN.) Ya se sabe, el camino es largo cuando se anda solo durante... (Consulta su reloj.) . ..durante... (Calcula.) ...seis horas, si, eso es, seis horas seguidas, sin encontrar un alma. (A LUCKY.) ¡Abrigo! (LUCKY pone la maleta en el suelo, avanza, entrega el abrigo, retrocede, vuelve a coger la maleta.) Toma. (POZZO le tiende el látigo. LUCKY avanza y, al no tener más manos, se inclina y coge el látigo entre los dientes y después retrocede. POZZO comienza a ponerse el abrigo, pero se detiene.) ¡Abrigo! (LUCKY lo deja todo en el suelo, avanza, ayuda a POZZO a ponerse el abrigo, retrocede y vuelve a cogerlo todo.) El aíre es fresco. (Acaba de abotonarse el abrigo, se inclina, se mira, se yergue.) ¡Látigo! (LUCKY avanza, se inclino, POZZO le arranca el látigo de la boca, LUCKY retrocede.) Ya ven, amigos, no puedo permanecer mucho tiempo sin la compañía de mis semejantes (Mira a sus dos semejantes.), aunque solo muy imperfectamente se me asemejen. (A LUCKY.) ¡Silla! (LUCKY deja la maleta y la cesta, avanza, abre la silla de tijera, la coloca en el suelo, retrocede y vuelve a coger maleta y cesto. POZZO mira la silla.) ¡Más cerca! (LUCKY deposita maleta y cesto. Avanza, mueve la silla, retrocede, vuelve a coger la maleta y el cesto. POZZO se sienta, apoya el extremo de su látigo en el pecho de LUCKY y empuja.) ¡Atrás! (LUCKY retrocede.) ¡Más atrás! (LUCKY vuelve a retroceder.) ¡Quieto! (LUCKY se detiene. A VLADIMIRO y ESTRAGÓN.) Por eso, con su permiso, me quedaré un rato junto a ustedes, antes de aventurarme más adelante. (A LUCKY.) ¡Cesto! (LUCKY avanza, entrega el cesto, retrocede.) El aíre libre abre el apetito. (Abre el cesto, saca un trozo de pollo, un trozo de pan y una botella de vino. A LUCKY.) ¡Cesto! (LUCKY avanza, coge el cesto, retrocede y queda inmóvil.) ¡Más lejos! (LUCKY retrocede.) ¡Ahí! (LUCKY se detiene.) ¡Apesta! (Bebe un trago en la misma botella.) ¡A nuestra salud! (Deja la botella y se pone a comer. Silencio. ESTRAGÓN y VLADIMIRO, envalentonándose poco apoco, giran alrededor de LUCKY y lo inspeccionan por todas partes. POZZO muerde con voracidad el trozo de pollo y arroja los huesos después de chuparlos. LUCKY se doblega lentamente, hasta que la maleta toca el suelo, se incorpora bruscamente y comienza otra vez a encorvarse, siguiendo el ritmo de quien duerme de pie.)

ESTRAGÓN.- ¿Qué tiene?

VLADIMIR.- Tiene aspecto cansado.






Samuel Beckett
de la obra: Esperando a Godot, Ier. ACTO, fragmento.
 
Aristidemo,18.02.2008
loscuentospuntonet nunca deja de sorprenderme:



sarcastica_cruel




 
colomba_blue,18.02.2008
Espántosido!
 
lio_mendez,18.02.2008
Me ha parecido un tema muy ilustrativo. Ahora lo imprimo, lo hago rollito y me lo meto por el culo.
 
xwoman,18.02.2008
Lio, siempre buscándole el hoyo a las cosas.
 
aurelio,19.02.2008
Cuento cuentero que cuenta cuentos contando para ello con ese cuentista que le dió cuento al contador cuentero.
 
lio_mendez,19.02.2008
Ay, es que esta conversación tan desarticulada tiene muchos hoyos.

Guy, hermano del alma, querido y feo como rana, muy bonito lo que escribiste. ¿Es tuyo?
 
guy,19.02.2008
Hermano Lyon_merengue, desde luego que esas pelotudeces que escribí son de mi autoría, ¿acaso cree usted, mi eminente, que se las he choreado a Borges?
Pues no, mi viejo, están registradas bajo cuatro derechos de autor en Planeta.
Parece, además, que el lírico Ardilliterco ha consultado al psicólogo, y que las pastillas le han hecho efecto: ahora practica copy-paste con singular destreza producto, tal vez, de una prolongada inactividad del órgano pensante.
Saludos a su culo ilustrado, mi viejo.
 
xwoman,19.02.2008
yo diría "agüecado".

Buenas noches tengan uds, ilustes.
 
ornitorrinco,19.02.2008


Hay gustos para todo. A mí, por ejemplo, me gustan los textos que guy sube a los foros. Eso es así. En cambio, sus cuentos no me resultan tan atractivos. Eso no está diciendo que sus cuentos no me sean atractivos. Eso quiere decir que me resultan menos atractivos que los textos que sube a los foros. Se entiende? Y también me gusta lo que aristidemo hace en este foro. Ese ejercicio que guy pretende bastardear, de darle duro al copy-paste. Me gustan los textos que pega aristidemo, porque llego a ellos con la confianza en su gusto por la literatura. Como me gusta su gusto, me ahorra trabajo. (Es tan sensual la pereza!)

Para mi, aristidemo es un carroñero solidario. Ave rapaz que sobrevuela las letras que, sabe, son las que le motivan el vuelo.

Esas.


 
colomba_blue,19.02.2008
Ayyyy que románticos están chicos!

Hasta me dan ganas de suspirar y pensar cosas hermosas, como culo, teta, pico.
 
Rosinante,19.02.2008
Este indioma es tan placentero como confuso.

¿Podría, colombinha, explicarme exacta y descriptivamente (incluyéndome ejemplos gráficos) y en lenguaje que este cuadrúpedo hervívoro pueda comprender, qué es "pico"?
 
colomba_blue,19.02.2008
Pico = Coyoma, huañaño, corneta, copi, pichula, tula, chuto, cabeza de haba, chino tuerto, dedo sin uña, cabezón, etc.

Podría seguir al infinito, pero me faltaría tiempo!!
 
Rosinante,19.02.2008
Mucho bien me haría que lo incluyera en una frase ejemplificando tal vez su función para poder identificar mejor sus atributos.
 
colomba_blue,19.02.2008
Ejemplo: La fulana es como tonta pa'l pico.

Eso quiere decir que la susodicha en cuestión es aficionada a practicar sexo indiscriminadamente; que siente fuerte atracción por el miembro masculino.
 
Rosinante,19.02.2008
Eso está mucho mejor, pico es el miembro masculino con el cual atraen a sus hembras.

¡Mirá vos!
¡Qué paradoja!

Compararlo con un pico, con un pico, con un pico como el pico de las gallinas.

Debe ser pequeño el miembro de los hombres de la región donde habitas.

¡Pico!
 
colomba_blue,19.02.2008
Hay de diversos tamaños.

No quiero entrar en detalles o mis queridos contertulios pensarán que han entrado demasiados pajarillos en esta jaulita!
 
Rosinante,19.02.2008
Seguro, hay tallas, desde canario hasta pelícano pero este último obedecerá a la hembra que le hinche los huevos hasta dejárselos como bolsa bajo un falo delgado y poco significante.

¿Contame (hipotéticamente, claro), el tamaño de sus picos es directa o indirectamente proporcional a sus egos?
 
colomba_blue,19.02.2008
Indirectamente proporcional.

A menor pico, mayor ego.
 
auripo,19.02.2008
Vieras como se agranda el miembro entre las nalgas rosinante.
 
auripo,19.02.2008
Aúnque más bien creo que eso lo sientes.
 
Rosinante,19.02.2008
Una última pregunta para tratar de entender antropológicamente la situación.

¿Las hembras de tu región son fieles o infieles a sus machos?
 
colomba_blue,19.02.2008
Según últimos estudios tenemos un alto porcentaje de infidelidad; y lo que es peor: el 87% de las mujeres con pareja estable se declara insatisfecha sexualmente.

Y esto es aboslutamente serio.
 
auripo,19.02.2008
Como un cualquier lugar del planeta.
Rosinante, le gusta que le den por el culo?
 
colomba_blue,19.02.2008
Somos los peores evaluados de estas latitudes; muy lejos de los niveles de satisfacción de los brasileros, argentinos, uruguayos, venezolanos, etc.
 
Rosinante,19.02.2008
En conclusión, basándome exclusivamente en las respuestas, los machos de tu región no logran satisfacer a sus hembras con sus picos, por tanto predomina el pico de gallina y no el de Ramphastidaes, razón por la cual tienden a testear picos de diversos machos hasta conseguir un pico de loro que al menos les hable luego de meterles el pico en la jaula.

¡Pobres hembras!
 
auripo,19.02.2008
No se a que te refieres colomba... ah!, ya se!, seguramente a encuestas.
 
auripo,19.02.2008
Aunque depende mucho de que cuestas. Si esta cuestas arriba, o si esta cuestas a bajo, o quizá solo se acuestan y nada más. Hay mucho de lo que se puede sacar un análisis. El colchón puede ser malo...
 
Rosinante,19.02.2008
No falta el semental sin olfato que se confunda e intente saltarme encontrándose con un hoyo profundo y boñiga en su tracto.

Me gusta, claro.
 
Rosinante,19.02.2008
Tengo la leve impresión de que auripo es macho de tu región, colombinha. Discúlpame si me equivoco.
 
colomba_blue,19.02.2008
Entiendo que algunos machos se puedan sentir atacados con el resultado del estudio (no encuesta)... pero bueno, es lo que hay!
 
auripo,19.02.2008
En cuanto a lo que "hablas" o escribes (ya que parece te gusta “aquello”), puedo opinar que en la región que sea existen hombres que hablan mucho y hacen poco. Por lo general estos individuos no tienen una buena herramienta, ni destreza con ella.
 
Rosinante,19.02.2008
Buena salida, auripo, creo que este tema da para abrir un foro en ensayos y comentarios.



 
auripo,19.02.2008
No es mi caso, solo he querido reparar en esa frase que reza "Mucho ruido y pocas nueces". Además que sacan algunos con “esconderse detrás de algo”. Es mejor que acepten como son, y nada más...
 
Garvas,19.02.2008
Queridos compatriotas:

Les prometí el pasado viernes 15 de febrero que en la próxima reflexión abordaría un tema de interés para muchos compatriotas. La misma adquiere esta vez forma de mensaje. Ha llegado el momento de postular y elegir al Consejo de Estado, su presidente, vicepresidentes y secretario.

Desempeñé el honroso cargo de Presidente a lo largo de muchos años. El 15 de febrero de 1976 se aprobó la Constitución Socialista por voto libre, directo y secreto de más del 95% de los ciudadanos con derecho a votar. La primera Asamblea Nacional se constituyó el 2 de diciembre de ese año y eligió el Consejo de Estado y su Presidencia.

Antes había ejercido el cargo de Primer Ministro durante casi 18 años. Siempre dispuse de las prerrogativas necesarias para llevar adelante la obra revolucionaria con el apoyo de la inmensa mayoría del pueblo.

Conociendo mi estado crítico de salud, muchos en el exterior pensaban que la renuncia provisional al cargo de presidente del Consejo de Estado el 31 de julio de 2006, que dejé en manos del primer vicepresidente, Raúl Castro Ruz, era definitiva. El propio Raúl, quien adicionalmente ocupa el cargo de Ministro de las F.A.R. (Fuerzas Armadas Revolucionarias, el ejército cubano) por méritos personales, y los demás compañeros de la dirección del Partido y el Estado, fueron renuentes a considerarme apartado de mis cargos a pesar de mi estado precario de salud.

Era incómoda mi posición frente a un adversario que hizo todo lo imaginable por deshacerse de mí y en nada me agradaba complacerlo.

Más adelante pude alcanzar de nuevo el dominio total de mi mente, la posibilidad de leer y meditar mucho, obligado por el reposo. Me acompañaban las fuerzas físicas suficientes para escribir largas horas, las que compartía con la rehabilitación y los programas pertinentes de recuperación. Un elemental sentido común me indicaba que esa actividad estaba a mi alcance.

Por otro lado me preocupó siempre, al hablar de mi salud, evitar ilusiones que en el caso de un desenlace adverso, traerían noticias traumáticas a nuestro pueblo en medio de la batalla. Prepararlo para mi ausencia, sicológica y políticamente, era mi primera obligación después de tantos años de lucha. Nunca dejé de señalar que se trataba de una recuperación 'no exenta de riesgos'.

Mi deseo fue siempre cumplir el deber hasta el último aliento. Es lo que puedo ofrecer.

A mis entrañables compatriotas, que me hicieron el inmenso honor de elegirme en días recientes como miembro del Parlamento, en cuyo seno se deben adoptar acuerdos importantes para el destino de nuestra Revolución, les comunico que no aspiraré ni aceptaré, repito, no aspiraré ni aceptaré, el cargo de Presidente del Consejo de Estado y Comandante en Jefe.

En breves cartas dirigidas a Randy Alonso, director del programa Mesa Redonda de la Televisión Nacional, que a solicitud mía fueron divulgadas, se incluían discretamente elementos de este mensaje que hoy escribo, y ni siquiera el destinatario de las misivas conocía mi propósito.

Tenía confianza en Randy porque lo conocí bien cuando era estudiante universitario de periodismo, y me reunía casi todas las semanas con los representantes principales de los estudiantes universitarios, de lo que ya era conocido como el interior del país, en la biblioteca de la amplia casa de Kohly, donde se albergaban. Hoy todo el país es una inmensa universidad.

Párrafos seleccionados de la carta enviada a Randy el 17 de diciembre de 2007: 'Mi más profunda convicción es que las respuestas a los problemas actuales de la sociedad cubana, que posee un promedio educacional cercano a 12 grados, casi un millón de graduados universitarios y la posibilidad real de estudio para sus ciudadanos sin discriminación alguna, requieren más variantes de respuesta para cada problema concreto que las contenidas en un tablero de ajedrez. Ni un solo detalle se puede ignorar, y no se trata de un camino fácil, si es que la inteligencia del ser humano en una sociedad revolucionaria ha de prevalecer sobre sus instintos.

Mi deber elemental no es aferrarme a cargos, ni mucho menos obstruir el paso a personas más jóvenes, sino aportar experiencias e ideas cuyo modesto valor proviene de la época excepcional que me tocó vivir.

"Pienso como Niemeyer que hay que ser consecuente hasta el final".

Carta del 8 de enero de 2008: "...Soy decidido partidario del voto unido (un principio que preserva el mérito ignorado). Fue lo que nos permitió evitar las tendencias a copiar lo que venía de los países del antiguo campo socialista, entre ellas el retrato de un candidato único, tan solitario como a la vez tan solidario con Cuba. Respeto mucho aquel primer intento de construir el socialismo, gracias al cual pudimos continuar el camino escogido."

"Tenía muy presente que toda la gloria del mundo cabe en un grano de maíz", reiteraba en aquella carta.

Traicionaría por tanto mi conciencia ocupar una responsabilidad que requiere movilidad y entrega total que no estoy en condiciones físicas de ofrecer. Lo explico sin dramatismo.

Afortunadamente nuestro proceso cuenta todavía con cuadros de la vieja guardia, junto a otros que eran muy jóvenes cuando se inició la primera etapa de la Revolución. Algunos casi niños se incorporaron a los combatientes de las montañas y después, con su heroísmo y sus misiones internacionalistas, llenaron de gloria al país.

Cuentan con la autoridad y la experiencia para garantizar el reemplazo. Dispone igualmente nuestro proceso de la generación intermedia que aprendió junto a nosotros los elementos del complejo y casi inaccesible arte de organizar y dirigir una revolución.

El camino siempre será difícil y requerirá el esfuerzo inteligente de todos. Desconfío de las sendas aparentemente fáciles de la apologética, o la autoflagelación como antítesis. Prepararse siempre para la peor de las variantes. Ser tan prudentes en el éxito como firmes en la adversidad es un principio que no puede olvidarse. El adversario a derrotar es sumamente fuerte, pero lo hemos mantenido a raya durante medio siglo.

No me despido de ustedes. Deseo solo combatir como un soldado de las ideas. Seguiré escribiendo bajo el título 'Reflexiones del compañero Fidel' . Será un arma más del arsenal con la cual se podrá contar. Tal vez mi voz se escuche. Seré cuidadoso.

Gracias.

Fidel Castro.
 
Aristidemo,20.02.2008
La noche de un sábado de diciembre el Sr. Williams, que sin duda
llevó a cabo su coup d’essai mucho tiempo antes, se abría paso a través
de las calles llenas de gente de este barrio peligroso. Había decidido
trabajar. Decir es hacer, y esta noche se había dicho a sí mismo que
ejecutaría un diseño pergeñado hace tiempo que, una vez compuesto,
debía consternar el «poderoso corazón» de Londres, desde el centro
hasta la circunferencia. Más tarde recordaría que dejó su alojamiento
con tan tenebrosas intenciones a eso de las once de la noche: no es que
pensara empezar tan pronto, sino que tenía necesidad de efectuar un
reconocimiento. Llevaba sus instrumentos bien [93] sujetos bajo los
sueltos pliegues de la chaqueta. Todos convienen que, en armonía con
la sutileza de su carácter y su delicada aversión por la brutalidad, sus
modales eran de una suavidad exquisita: las entrañas del tigre se
ocultaban bajo el insinuante refinamiento de la serpiente. Quienes lo
conocieron afirman que su disimulación era tan rápida y perfecta que
cuando iba por las calles, que en un barrio tan pobre estaban repletas
de gente los sábados por la noche, si acaso tropezaba con alguien, se
detenía en el acto (como a todos constaba) para presentarle las más
caballerescas excusas: su corazón diabólico encerraba deseos infernales
y se hubiera detenido a expresar amablemente la esperanza de que el
mazo que llevaba bajo el elegante abrigo —para usarlo noventa minutos
más tarde en el pequeño asunto que lo aguardaba— no hubiese
causado más leve daño a la otra persona. Creo que el Ticiano, estoy seguro de que Rubens, y tal vez Van Dyke, solían vestirse de punta en
blanco para practicar su arte y usaban volantes fruncidos, peluca y
espada con empuñadura de diamantes; hay razones para creer que
cuando el Sr. Williams salía dispuesto a componer una de sus grandes
matanzas (y se le podría aplicar, en otro sentido, la expresión Gran
Componedor que usan en Oxford) vestía siempre medias de seda negra
y escarpines, y que en modo alguno hubiese consentido a degradar su
posición de artista con un traje de mañana. En su segunda gran actuación,
el único testigo que (como verá el lector) tuvo que asistir desde su
escondite, temblando con las mortales agonías del horror, a todas las
atrocidades, contó que le había llamado la atención que el Sr. Williams
llevara una levita azul de la mejor tela, ricamente [94] forrada de seda.
Entre las anécdotas que entonces circularon sobre él, se dijo también
que era cliente del mejor dentista y el mejor pedicuro y que por ningún
motivo hubiera empleado los servicios de un práctico de segunda clase.
No hay duda que, en la peligrosa especialidad a que él mismo se
dedicó, fue el más aristocrático y exigente de los artistas.
Pero ¿quién es la víctima a cuyo hogar se dirigía? ¿Acaso era tan
imprudente como para navegar sin destino seguro hasta que el azar le
ofreciera una persona que asesinar? No por cierto: ya desde tiempo
atrás tenía señalada su víctima, un viejo e íntimo amigo. Una de sus
máximas parece haber sido que la mejor persona que puede asesinarse
es un amigo, y a falta de un amigo —artículo del que no siempre se
dispone— un conocido: de esta manera el sujeto no sentirá ninguna
sospecha al llegar el momento, mientras que un desconocido puede
alarmarse y leer en la cara de su asesino electo un aviso que lo ponga en guardia...


Thomas de Quincey
del libro: Del Asesinato Considerado una de las Bellas Artes.
 
Aristidemo,20.02.2008
Capítulo XXXV
De la costumbre de vestirse



Cualquiera que sea el asunto de que yo trate, siempre me precisa ir en algún respecto contra los usos recibidos; en tal grado éstos han tomado todas las- avenidas. Reflexionaba yo en esta fría estación del año si la costumbre de ir completamente desnudos en esas naciones últimamente descubiertas, la determina la temperatura cálida del aire, como vemos en los indios y en los moros, o si obedece a natural necesidad del hombre. Las gentes de entendimiento se han hecho con frecuencia consideraciones parecidas, puesto que todo cuanto cobija la bóveda celeste, como dice al Sagrada Escritura, está sujeto a las mismas leyes, entre las cuales se trata de distinguir las que son naturales de las que fueron falseadas, y de recurrir para buscar la razón primordial de las cosas al general gobierno del mundo, donde nada contrahecho puede haber. De suerte que, hallándose todos los seres vivos provistos de aguja o hilo para cubrir sus desnudeces, no es creíble que seamos sólo nosotros los que no podamos subsistir sin extraño auxilio. Así yo entiendo que como las plantas, los árboles, los animales y o por cuanto vive se encuentra por la naturaleza dotado de -176- suficiente cobertura para defenderse de las injurias del tiempo,


Proptercaque fere res omnes, aut corio sunt
aut seta, aut conchis, aut callo, aut cortice, tectae ,



de igual beneficio gozábamos nosotros, pero como aquellos que prescinden de la luz del día para servirse de la artificial, hemos ahogado nuestros medios naturales para echar mano de los ajenos.
Es bien fácil convencerse de que la costumbre es la que nos hace imposible lo que en realidad no lo es, pues entre los pueblos que desconocen toda clase de vestidos los hay que están situados bajo un cielo semejante al nuestro, y también existen otros en que la temperatura es más ruda que la de nuestros climas. Consideremos además que las partes más delicadas de nuestro cuerpo las llevamos siempre al descubierto: los ojos, la boca, las narices y las orejas; y nuestros campesinos, como nuestros abuelos, llevan desnudos el pecho y el vientre. Si hubiéramos venido al mundo con el deber de vestir refajos y gregüescos, la naturaleza nos hubiera armado de una piel más resistente en el resto del cuerpo para soportar las intemperies, como ocurre con las yemas de los dedos y las plantas de los pies. Entre mi traje y el de un labriego de mi país encuentro mayor diferencia que entre su vestido y el de un hombre que va completamente desnudo. ¡Cuántos hombres hay, en Turquía sobre todo, que van en cueros vivos por practicar un acto devoto! No recuerdo quién preguntaba a un mendigo, a quien veía en camisa en pleno invierno, tan alegre como cualquiera otro que se tapa hasta las orejas, cómo podía vivir con tan ligero traje. «Usted, señor, respondió el interpelado, tiene la faz descubierta; pues bien suponga que yo soy todo faz.» Cuentan los italianos del bufón del duque de Florencia, que, preguntado por su amo cómo yendo tan mal ataviado podía resistir el frío, que él apenas soportaba, respondió: «Seguid mi ejemplo; echaos encima todos vuestros vestidos, como hago yo con los míos, y no tendréis frío ninguno.» El rey Masinisa no pudo nunca acostumbrarse a llevar cubierta la cabeza hasta que llegó a la vejez extrema, y soportaba así el frío, las tormentas y las lluvias. Lo propio se cuenta del emperador Severo. Refiere Herodoto, que en los combates de los egipcios y los persas, entre los que morían por haber recibido heridas en el cráneo, oponían mucha mayor resistencia los primeros que los segundos, en atención a que éstos llevaban siempre sus cabezas cubiertas con gorros y turbantes. Los egipcios llevaban las suyas rapadas desde la infancia y siempre a la intemperie. El rey Agesilao -177- vistió siempre igual traje en invierno y en verano hasta la vejez más caduca. Según Suetonio, César marchaba constantemente a la cabeza de sus tropas, generalmente a pie, sin nada en la cabeza, lo mismo cuando hacía sol que cuando llovía. Otro tanto se dice de Aníbal,


Tum vertice nudo
excipere insanos imbres, caelique ruinam.


Un veneciano que acaba de llegar del Perú, donde ha permanecido largo tiempo escribe que en aquellas regiones las gentes van descalzas hasta cuando cabalgan, y llevan cubiertas las demás partes del cuerpo. Platón aconseja expresamente, que para la conservación de la salud lo mejor de todo es llevar desnudos los pies y la cabeza. El monarca que los polacos han elegido para que los gobierne, después del nuestro, y que es en verdad uno de los príncipes más grandes de nuestro siglo, no lleva nunca guantes; así en invierno como en verano usa el mismo bonete en la calle con que se cubre la cabeza en su casa. De la propia suerte que yo no puedo tolerar el ir desabotonado ni con los vestidos sueltos, los jornaleros de mi vecindad se violentarían si lo fueran. Dice Varrón que al ordenar que permanezcamos con la cabeza descubierta en presencia de los dioses o del magistrado, se atiende más a nuestra salud y a fortalecernos contra las injurias del tiempo que al respeto y reverencia. Y puesto que hablamos del frío, y como franceses estamos habituados a abígarrarnos (aunque esto no reza conmigo, pues no me visto sino de negro o de blanco, a imitación de mi padre) añadamos otro sucedido. Refiere el capitán Martín del Bellay que en su viaje al Luxemburgo vio heladas tan terribles, que el vino de la guarnición se cortaba a hachazos y se pesaba al entregarlo a los soldados, que lo llevaban en cestos. Y Ovidio:


Nudaque consistunt formam servantia testae
vina, nec hausta meri, sed data frusta, bibunt.


Las heladas son tan rudas en la embocadura del Palus Meotides , que en el mismo lugar en que el lugarteniente de Mitrídates libró a pie enjuto una batalla contra sus enemigos, llegado el verano ganó contra los mismos un combate naval. Los romanos experimentaron desventaja grande en el que sostuvieron contra los cartagineses cerca de Plasencia por haber entrado en la lid con la sangre congelada y los miembros ateridos por el frío; mientras que Aníbal mandó hacer hogueras para que se calentaran sus -178- soldados, y además distribuyó aceite entre ellos a fin de que se untaran y vivificaran sus nervios, y también para que se cerrasen los poros contra el cierzo helado que reinaba.
La retirada de los griegos de Babilonia a su país es famosa por las dificultades y trabajos que tuvieron que vencer. Sorprendidos en las montañas de Armenia por una horrible tempestad de nieves, perdieron el conocimiento del lugar en que se hallaban y el de los caminos; y viéndose detenidos de pronto, permanecieron un día y una noche sin comer ni beber. La mayor parte de los animales que llevaban sucumbieron, y también muchos hombres; a otros cegó el granizo y el resplandor de la nieve; otros se quedaron cojos y muchos transidos, rígidos o inmóviles, conservando entera la lucidez de sus facultades.
Alejandro vio una nación en que se enterraban los árboles frutales durante el invierno para resguardarlos de las heladas. En nuestro país podemos también ver igual costumbre.
En punto a trajes, el rey de Méjico cambiaba cuatro veces al día sus vestiduras; nunca se servía de uno mismo dos veces, y empleaba tan gran deshecho en sus continuas liberalidades y recompensas. Tampoco usaba más que una sola vez de los jarros, platos y otros utensilios de mesa y cocina.





280. Y que por esta razón casi todos los seres están provistos de cuero, pelo, conchas, corteza o callosidades. LUCRECIO, IV, 936. (N. del T.)

281. Que con la cabeza descubierta desafiaba las lluvias más copiosas y las tempestades más violentas. SILIO ITÁLICO, I, 250. (N. del T.)

282. El vino helado retiene la forma de la vasija que lo contiene; allí no se bebe líquido, sino que se distribuye en pedazos. OVIDIO, Trist., III, 10, 23. (N. del T.)



Michel de Montaigne
de: Ensayos.

 
Aristidemo,20.02.2008

EL GOBIERNO DE LOS SONDEOS



Recordaba antes que la invención del telégrafo tuvo enseguida un gemelo en la agencia de noticias «vía telégrafo». Un hilo sujeto por palos es sólo un hilo si no transmite algo; y es una mala inversión si no transmite lo suficiente.
Esto mismo es válido para la televisión: también la imagen debe estar repleta de contenidos. En gran parte, los contenidos televisivos (de naturaleza informativa) son imágenes de acontecimientos, pero son también «voces públicas». Dejo a un lado, por ahora, las entrevistas casuales a los viandantes. Las otras voces públicas, o del público, están constituidas por sondeos que nos indican en porcentajes «lo que piensa la gente».

Para ser exactos, los sondeos de opinión consisten en respuestas que se dan a preguntas (formuladas por el entrevistador) - Y esta definición aclara de inmediato dos cosas: que las respuestas dependen ampliamente del modo en que se formulan las preguntas (y, por tanto, de quién las formula), y que, frecuentemente, el que responde se siente «forzado» a dar una respuesta improvisada en aquel momento. ¿Es eso lo que piensa la gente? Quien afirma esto no dice la verdad. De hecho, la mayoría de las opiniones recogidas por los sondeos es: a) débil (no expresa opiniones intensas, es decir, sentidas profundamente); b) volátil (puede cambiar en pocos días); c) inventada en ese momento para decir algo (si se responde «no sé» se puede quedar mal ante los demás); y sobre todo d) produce un efecto reflectante, un rebote de lo que sostienen los medios de comunicación.
De modo que, en primer lugar, las opiniones recogidas en los sondeos son por regla general débiles; y es raro que alguna vez se recojan opiniones profundas 8 Escribe Russell Newrnan: «De cada diez cuestiones de política nacional que se plantean todos los años, el ciudadano medio tendrá preferencias fuertes y coherentes por una o dos, y virtualmente ninguna opinión sobre los demás asuntos. Lo cual no es obstáculo para que cuando un entrevistador empieza a preguntar surjan opiniones inventadas en ese momento» (1986, págs. 22-23). El resultado de ello es que la mayoría de las opiniones recogidas son frágiles e inconsistentes. Sin contar las opiniones inventadas para asuntos que se desconocen completamente.
El entrevistador que interpela sobre una «ley de los metales metálicos», o bien sobre una absurda y fantástica «ley de 1975 sobre asuntos públicos», no vuelve a casa con las manos vacías: le responde un tercio e incluso dos tercios de los entrevistados (cfi: Bishop et al., 1980).
Es verdad que algunas veces tenemos una opinión firme y sentida con fuerza, pero incluso cuando es así, no es seguro que la opinión que dictará nuestra elección de voto sea esa. El elector tiene en su escopeta, cuando entra en la cabina electoral, un solo cartucho; y si tiene, pongamos por caso, cinco opiniones firmes, deberá sacrificar cuatro. Durante más de veinte años, los expertos han explicado a los políticos americanos que para cuadrar el déficit presupuestario, o para reducir las deudas, bastaba con subir un poco el precio de la gasolina (que en Estados Unidos cuesta la mitad que en Europa). Pero no, no hay nada que hacer: los sondeos revelan que los americanos son contrarios a esta medida. Pero si republicanos y demócratas se pusieran de acuerdo para votar un aumento, estoy dispuesto a apostar que el hecho de encarecer la gasolina no tendría ninguna incidencia electoral.

Y es que dar por segura una opinión no equivale en modo alguno a prever un comportamiento. Un parecer sobre una issue, sobre una cuestión, no es una declaración de intencion de voto.
Por otra parte, tenemos el problema de la fácil manipulación de los sondeos (así como de su institucionalización, que es el referéndum). Preguntar si se debe permitir el aborto, o bien si se debe proteger el derecho a la vida, es presentar las dos caras de una misma pregunta; de una pregunta sobre un problema que se entiende mejor que muchos otros. Ysin embargo, la diferente formulación de la pregunta puede cambiar la respuesta de un 20 por ciento de los interpelados. Durante el escándalo Watergate, en 1973, se efectuaron en un solo mes siete sondeos que preguntaban si el presidente Nixon debía dimitir o debía ser procesado. Pues bien, «la proporción de respuestas afirmativas variaba desde un mínimo del 10 a un máximo del 53 por ciento. Y estas diferencias se debían casi exclusivamente a variaciones en la formulación de las preguntas» (Crespi, 1989, págs. 71-72). Esta es una oscilación extrema para una pregunta sencilla. Y el azar crece, obviamente, cuando los problemas son complicados. Cuando los ingleses fueron interpelados sobre la adhesión a la Unión Europea, los que estaban a favor oscilaban (pavorosamente) desde un 10 a un 60 por ciento; también esta vez, la causa de tal oscilación estaba en función de cómo se formulan y varían las preguntas.
De todo esto se deduce, pues, que quien se deja influenciar o asustar por los sondeos, el sondeo dirigido, a menudo se deja engañar en la falsedad y por la falsedad. Sin embargo, en Estados Unidos la sondeo-dependencia de los políticos —empezando por el presidente— es prácticamente absoluta. También en Italia, Berlusconi vive de sondeos y su política se basa en ellos. Porque la sondeo-dependencia, como ya he dicho, es la auscultación de una falsedad que nos hace caer en una trampa y nos engaña al mismo tiempo. Los sondeos no son instrumentos de demo-poder —un instrumento que revela la vox populi— sino sobre todo una expresión del poder de los medios de comunicación sobre el pueblo; y su influencia bloquea frecuentemente decisiones útiles y necesarias, o bien lleva a tomar decisiones equivocadas sostenidas por simples «rumores», por opiniones débiles, deformadas, manipuladas, e incluso desinformadas. En definitiva, por opiniones ciegas.
Hablo de opiniones ciegas porque todos los profesiosales del oficio saben, en el fondo, que la gran mayoría de los interpelados no sabe casi nada de las cuestiones bre las que se le preguntan. Dos de cada cinco amennos no saben qué partido —y sólo hay dos partidos— 4urola su parlamento, ni saben dónde están los países del mundo (cfr Erikson et al., 1988).
Se puede pensar: ¿qué diferencia hay si no se saben estas cosas? En sí misma, hay muy poca diferencia; pero es enorme si estas lagunas elementales se interpretan como indicadores de un desinterés generalizado. El argumento es que si una persona no sabe ni siquiera estas cosas tan elementales, con mayor razón no tendrá noción alguna de los problemas por simples que sean.

Creo que somos muchos los que estamos de acuerdo —aunque sólo lo digamos en voz baja— que la sondeo- dependencia es nociva, que las encuestas deberían tener menos peso del que tienen, y que las credenciales democráticas (e incluso «objetivas» del instrumento son espurias.
Pero casi todos se rinden ante el hecho supuestamente inevitable de los sondeos. A lo cual respondo que los sondeos nos asfixian porque los estudiosos no cumplen con su deber.
Los pollsters, los expertos en sondeos, se limitan a preguntar a su quidani, cualquiera que sea, «qué piensa sobre esto?» sin averiguar antes lo que sabe de eso, si es que sabe algo. Sin embargo, el núcleo de la cuestión es éste. Cuando se produjo la segunda votación de la Comisión Bicameral para las reformas constitucionales apareció un sondeo del CIRM que daba como resultado que el 51 por ciento de los italianos estaba a favor de la elección de una asamblea constituyente y sólo el 22 por ciento era favorable a la Bicameral. El mismo día (el 15 de enero de 1997) Indro Montanelli comentaba irónicamente en II Corriere della
Sera que para muchos italianos «bicameral» era probablemente una habitación con dos camas. Está claro que el polister comercial no tiene ningún interés en verificar cuál es la consistencia o inconsistencia de las opiniones que recoge: si lo hiciera sería autodestructivo. Pero los centros de investigación y las instituciones universitarias tendrían el estricto deber de colmar esta zona de oscuridad y confusión, verificando mediante fact-finding polis (encuestas de determinación de hechos) y entrevistas en profundidad el estado y el grado de desconocimiento del gran público. Sin embargo, se callan como muertos. Y de este modo convierten en inevitable algo que se podría evitar.



Giovanni Sartori
del libro. Homo Videns

 
colomba_blue,20.02.2008
Los Acuerdos de Ginebra sobre Indochina
21 de julio de 1954


Declaración final de la Conferencia sobre el problema del restablecimiento de la paz en Indochina en la que han participado los representantes de Camboya, Estado del Vietnam, Estados Unidos de América, Francia, Laos, República Democrática del Vietnam, República Popular de China, Reino Unido y Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas:

1. La Conferencia toma nota de los acuerdos que ponen fin a las hostilidades en Camboya, Laos y Vietnam, y que organizan el control internacional de la vigilancia para la ejecución de las disposiciones de estos acuerdos.

2. La Conferencia se felicita del fin de las hostilidades en Camboya, Laos Vietnam. Expresa la convicción que la puesta en práctica de las disposiciones previstas en la presente declaración y en los acuerdos sobre el cese de las hostilidades permitirá a Camboya, Laos y Vietnam asumir en el provenir, en plena independencia soberanía, su papel en la comunidad pacífica de naciones.

3. La Conferencia toma nota de las declaraciones hechas por los Gobiernos de Camboya y Laos, sobre su voluntad de adoptar medidas permitiendo a todos los ciudadanos ocupar su lugar en la comunidad nacional, principalmente participando en las próximas elecciones generales que, conforme a la Constitución de cada uno de estos países, tendrán lugar en el corriente año de 1955, al escrutinio secreto y en respeto de las libertades fundamentales.

4. La Conferencia toma nota de las cláusulas del acuerdo sobre el cese de la hostilidades en el Vietnam, prohibiendo la entrada de tropas y de personal militar extranjero, así como toda clase de armas y municiones. (...)

5. La Conferencia toma nota de las cláusulas del acuerdo cobre el cese de hostilidades en el Vietnam en los términos en los cuales ninguna base militar dependiendo de un estado extranjero podrá ser establecidas en las zonas de reagrupamiento de las dos partes; éstas deberá velar para que las zonas que les son atribuidas no formar parte de ninguna alianza militar y no sean utilizadas para la reanudación de las hostilidades o al servicio de una política agresiva. (...)

6. La Conferencia comprueba que el acuerdo relativo al Vietnam tiene por fin esencial el solucionar las cuestiones militares en vista a poner fin a las hostilidades, y que la línea de demarcación militar en una línea provisional y que de ninguna manera puede ser interpretada como constituyendo un límite político o territorial. Expresa la convicción que la puesta en práctica de las disposiciones previstas en la presente declaración y en el acuerdo sobre el cese de las hostilidades eran las premisas necesarias para la realización en un próximo porvenir de la solución política en el Vietnam.

7. La Conferencia declara que en lo que concierne al Vietnam, la solución de los problemas políticos, puestos en práctica sobre la base del respeto de los principios de independencia, unidad e integridad territorial, deberá permitir al pueblo vietnamita gozar de las libertades fundamentales , garantizadas por instituciones democráticas como consecuencia de elecciones generales con escrutinio secreto. A fin de que el restablecimiento de la paz haya hecho progresos suficientes y que sean reunidas todas las condiciones necesarias para permitir la libre expresión de la voluntad nacional, las elecciones generales tendrán lugar en julio de 1958, bajo control de una Comisión Internacional compuesta de representantes de los Estados miembros de la Comisión Internacional para la vigilancia y el control relativos al acuerdo sobre el cese de las hostilidades. A este respecto tendrá lugar consultas entre las autoridades representativas competentes de las dos zonas a partir del 20 de julio de 1955. (...)

10. La Conferencia toma nota, de la declaración del Gobierno de la República francesa , según la cual éste está dispuesto a retirar sus tropas de los territorios de Camboya, Laos y Vietnam a petición de los Gobiernos interesados y en los plazo que serán fijados por acuerdo entre las partes, a excepción de los casos en que, por acuerdo de las dos partes, una cierta cantidad de tropas francesas pueda ser dejadas en los puntos fijados y por un tiempo convenido.

11. La Conferencia toma nota de la declaración del Gobierno francés, según la cual éste, para la solución de todos los problemas ligados al restablecimiento de la paz en Camboya, Laos y Vietnam, se basará en el respeto de la independencia y soberanía, y de la unidad e integridad territorial de Camboya, Laos y Vietnam.

12. En sus relaciones con Camboya, Laos y Vietnam, cada uno de los participantes en la Conferencia de Ginebra se compromete a respetar la soberanía, independencia, unidad e integridad territorial de los Estados mencionados y en abstener se de toda injerencia en sus asuntos interiores.

 
iolanthe,20.02.2008
El cuentista


Saki (Héctor Munro)

Era una tarde calurosa y el vagón del tren también estaba caliente; la siguiente parada, Templecombe, estaba casi a una hora de distancia. Los ocupantes del vagón eran una niña pequeña, otra niña aún más pequeña y un niño también pequeño. Una tía, que pertenecía a los niños, ocupaba un asiento de la esquina; el otro asiento de la esquina, del lado opuesto, estaba ocupado por un hombre soltero que era un extraño ante aquella fiesta, pero las niñas pequeñas y el niño pequeño ocupaban, enfáticamente, el compartimiento. Tanto la tía como los niños conversaban de manera limitada pero persistente, recordando las atenciones de una mosca que se niega a ser rechazada. La mayoría de los comentarios de la tía empezaban por «No», y casi todos los de los niños por «¿Por qué?». El hombre soltero no decía nada en voz alta.

-No, Cyril, no -exclamó la tía cuando el niño empezó a golpear los cojines del asiento, provocando una nube de polvo con cada golpe-. Ven a mirar por la ventanilla -añadió.

El niño se desplazó hacia la ventilla con desgana.

-¿Por qué sacan a esas ovejas fuera de ese campo? -preguntó.

-Supongo que las llevan a otro campo en el que hay más hierba -respondió la tía débilmente.

-Pero en ese campo hay montones de hierba -protestó el niño-; no hay otra cosa que no sea hierba. Tía, en ese campo hay montones de hierba.

-Quizá la hierba de otro campo es mejor -sugirió la tía neciamente.

-¿Por qué es mejor? -fue la inevitable y rápida pregunta.

-¡Oh, mira esas vacas! -exclamó la tía.

Casi todos los campos por los que pasaba la línea de tren tenían vacas o toros, pero ella lo dijo como si estuviera llamando la atención ante una novedad.

-¿Por qué es mejor la hierba del otro campo? -persistió Cyril.

El ceño fruncido del soltero se iba acentuando hasta estar ceñudo. La tía decidió, mentalmente, que era un hombre duro y hostil. Ella era incapaz por completo de tomar una decisión satisfactoria sobre la hierba del otro campo.

La niña más pequeña creó una forma de distracción al empezar a recitar «De camino hacia Mandalay». Sólo sabía la primera línea, pero utilizó al máximo su limitado conocimiento. Repetía la línea una y otra vez con una voz soñadora, pero decidida y muy audible; al soltero le pareció como si alguien hubiera hecho una apuesta con ella a que no era capaz de repetir la línea en voz alta dos mil veces seguidas y sin detenerse. Quienquiera que fuera que hubiera hecho la apuesta, probablemente la perdería.

-Acérquense aquí y escuchen mi historia -dijo la tía cuando el soltero la había mirado dos veces a ella y una al timbre de alarma.

Los niños se desplazaron apáticamente hacia el final del compartimiento donde estaba la tía. Evidentemente, su reputación como contadora de historias no ocupaba una alta posición, según la estimación de los niños.

Con voz baja y confidencial, interrumpida a intervalos frecuentes por preguntas malhumoradas y en voz alta de los oyentes, comenzó una historia poco animada y con una deplorable carencia de interés sobre una niña que era buena, que se hacía amiga de todos a causa de su bondad y que, al final, fue salvada de un toro enloquecido por numerosos rescatadores que admiraban su carácter moral.

-¿No la habrían salvado si no hubiera sido buena? -preguntó la mayor de las niñas.

Esa era exactamente la pregunta que había querido hacer el soltero.

-Bueno, sí -admitió la tía sin convicción-. Pero no creo que la hubieran socorrido muy deprisa si ella no les hubiera gustado mucho.

-Es la historia más tonta que he oído nunca -dijo la mayor de las niñas con una inmensa convicción.

-Después de la segunda parte no he escuchado, era demasiado tonta -dijo Cyril.

La niña más pequeña no hizo ningún comentario, pero hacía rato que había vuelto a comenzar a murmurar la repetición de su verso favorito.

-No parece que tenga éxito como contadora de historias -dijo de repente el soltero desde su esquina.

La tía se ofendió como defensa instantánea ante aquel ataque inesperado.

-Es muy difícil contar historias que los niños puedan entender y apreciar -dijo fríamente.

-No estoy de acuerdo con usted -dijo el soltero.

-Quizá le gustaría a usted explicarles una historia -contestó la tía.

-Cuéntenos un cuento -pidió la mayor de las niñas.

-Érase una vez -comenzó el soltero- una niña pequeña llamada Berta que era extremadamente buena.

El interés suscitado en los niños momentáneamente comenzó a vacilar en seguida; todas las historias se parecían terriblemente, no importaba quién las explicara.

-Hacía todo lo que le mandaban, siempre decía la verdad, mantenía la ropa limpia, comía budín de leche como si fuera tarta de mermelada, aprendía sus lecciones perfectamente y tenía buenos modales.

-¿Era bonita? -preguntó la mayor de las niñas.

-No tanto como cualquiera de ustedes -respondió el soltero-, pero era terriblemente buena.

Se produjo una ola de reacción en favor de la historia; la palabra terrible unida a bondad fue una novedad que la favorecía. Parecía introducir un círculo de verdad que faltaba en los cuentos sobre la vida infantil que narraba la tía.

-Era tan buena -continuó el soltero- que ganó varias medallas por su bondad, que siempre llevaba puestas en su vestido. Tenía una medalla por obediencia, otra por puntualidad y una tercera por buen comportamiento. Eran medallas grandes de metal y chocaban las unas con las otras cuando caminaba. Ningún otro niño de la ciudad en la que vivía tenía esas tres medallas, así que todos sabían que debía de ser una niña extraordinariamente buena.

-Terriblemente buena -citó Cyril.

-Todos hablaban de su bondad y el príncipe de aquel país se enteró de aquello y dijo que, ya que era tan buena, debería tener permiso para pasear, una vez a la semana, por su parque, que estaba justo afuera de la ciudad. Era un parque muy bonito y nunca se había permitido la entrada a niños, por eso fue un gran honor para Berta tener permiso para poder entrar.

-¿Había alguna oveja en el parque? -preguntó Cyril.

-No -dijo el soltero-, no había ovejas.

-¿Por qué no había ovejas? -llegó la inevitable pregunta que surgió de la respuesta anterior.

La tía se permitió una sonrisa que casi podría haber sido descrita como una mueca.

-En el parque no había ovejas -dijo el soltero- porque, una vez, la madre del príncipe tuvo un sueño en el que su hijo era asesinado tanto por una oveja como por un reloj de pared que le caía encima. Por esa razón, el príncipe no tenía ovejas en el parque ni relojes de pared en su palacio.

La tía contuvo un grito de admiración.

-¿El príncipe fue asesinado por una oveja o por un reloj? -preguntó Cyril.

-Todavía está vivo, así que no podemos decir si el sueño se hará realidad -dijo el soltero despreocupadamente-. De todos modos, aunque no había ovejas en el parque, sí había muchos cerditos corriendo por todas partes.

-¿De qué color eran?

-Negros con la cara blanca, blancos con manchas negras, totalmente negros, grises con manchas blancas y algunos eran totalmente blancos.

El contador de historias se detuvo para que los niños crearan en su imaginación una idea completa de los tesoros del parque; después prosiguió:

-Berta sintió mucho que no hubiera flores en el parque. Había prometido a sus tías, con lágrimas en los ojos, que no arrancaría ninguna de las flores del príncipe y tenía intención de mantener su promesa por lo que, naturalmente, se sintió tonta al ver que no había flores para coger.

-¿Por qué no había flores?

-Porque los cerdos se las habían comido todas -contestó el soltero rápidamente-. Los jardineros le habían dicho al príncipe que no podía tener cerdos y flores, así que decidió tener cerdos y no tener flores.

Hubo un murmullo de aprobación por la excelente decisión del príncipe; mucha gente habría decidido lo contrario.

-En el parque había muchas otras cosas deliciosas. Había estanques con peces dorados, azules y verdes, y árboles con hermosos loros que decían cosas inteligentes sin previo aviso, y colibríes que cantaban todas las melodías populares del día. Berta caminó arriba y abajo, disfrutando inmensamente, y pensó: «Si no fuera tan extraordinariamente buena no me habrían permitido venir a este maravilloso parque y disfrutar de todo lo que hay en él para ver», y sus tres medallas chocaban unas contra las otras al caminar y la ayudaban a recordar lo buenísima que era realmente. Justo en aquel momento, iba merodeando por allí un enorme lobo para ver si podía atrapar algún cerdito gordo para su cena.

-¿De qué color era? -preguntaron los niños, con un inmediato aumento de interés.

-Era completamente del color del barro, con una lengua negra y unos ojos de un gris pálido que brillaban con inexplicable ferocidad. Lo primero que vio en el parque fue a Berta; su delantal estaba tan inmaculadamente blanco y limpio que podía ser visto desde una gran distancia. Berta vio al lobo, vio que se dirigía hacia ella y empezó a desear que nunca le hubieran permitido entrar en el parque. Corrió todo lo que pudo y el lobo la siguió dando enormes saltos y brincos. Ella consiguió llegar a unos matorrales de mirto y se escondió en uno de los arbustos más espesos. El lobo se acercó olfateando entre las ramas, su negra lengua le colgaba de la boca y sus ojos gris pálido brillaban de rabia. Berta estaba terriblemente asustada y pensó: «Si no hubiera sido tan extraordinariamente buena ahora estaría segura en la ciudad». Sin embargo, el olor del mirto era tan fuerte que el lobo no pudo olfatear dónde estaba escondida Berta, y los arbustos eran tan espesos que podría haber estado buscándola entre ellos durante mucho rato, sin verla, así que pensó que era mejor salir de allí y cazar un cerdito. Berta temblaba tanto al tener al lobo merodeando y olfateando tan cerca de ella que la medalla de obediencia chocaba contra las de buena conducta y puntualidad. El lobo acababa de irse cuando oyó el sonido que producían las medallas y se detuvo para escuchar; volvieron a sonar en un arbusto que estaba cerca de él. Se lanzó dentro de él, con los ojos gris pálido brillando de ferocidad y triunfo, sacó a Berta de allí y la devoró hasta el último bocado. Todo lo que quedó de ella fueron sus zapatos, algunos pedazos de ropa y las tres medallas de la bondad.

-¿Mató a alguno de los cerditos?

-No, todos escaparon.

-La historia empezó mal -dijo la más pequeña de las niñas-, pero ha tenido un final bonito.

-Es la historia más bonita que he escuchado nunca -dijo la mayor de las niñas, muy decidida.

-Es la única historia bonita que he oído nunca -dijo Cyril.

La tía expresó su desacuerdo.

-¡Una historia de lo menos apropiada para explicar a niños pequeños! Ha socavado el efecto de años de cuidadosa enseñanza.

-De todos modos -dijo el soltero cogiendo sus pertenencias y dispuesto a abandonar el tren-, los he mantenido tranquilos durante diez minutos, mucho más de lo que usted pudo.

«¡Infeliz! -se dijo mientras bajaba al andén de la estación de Templecombe-. ¡Durante los próximos seis meses esos niños la asaltarán en público pidiéndole una historia impropia!»

FIN

http://www.ciudadseva.com/textos/cuentos/ing/saki/saki.htm
 
guy,20.02.2008
Todos somos buenos para algo. Así las cosas. A mí me gusta el fuego y soy bueno para hacerlo. No sé en qué otra cosa podría afirmar ser bueno porque eso generalmente termina siendo una comparación y a mí me hinchan las pelotas las comparaciones. Claro, uno puede decir que es bueno para resolver problemas de informática o para lavar los platos, pero viene fulano y nombra a tres o cuatro que hacen una cosa o la otra de manera en extremo superior y si bien uno no deja de ser bueno por ello, asume que tal vez podría mejorar. Y yo soy bueno para prender fuego desde chiquito. Pegar fuego a las cosas. He iniciado verdaderos incendios, memorables fuegos por los barrios y he escuchado decir “quién habrá sido el hijo de puta que prendió fuego”, orgulloso, claro. Una vez fue un perro muerto. No sean pelotudos, depende del grado de putrefacción del animal agarra fuego enseguida, eso no es mucho mérito. Mi perro muerto llevaría más de dos semanas al sol y fue muy fácil. Estábamos un amigo y yo en la costa del Río de la Plata, sentados en una piedra y me dio por iniciar una fogata: el perro muerto, eso fue. Apestaba, parecía quemar un neumático pero con llamas opulentas, rabiosas mientras salían unas cucarachas de las entrañas resecas y una tinta negra; la sangre coagulada y la grasa, pútridas, que merced al calor se licuaban mientras las llamas encarnaban los aullidos del perro como si éste viviera. Así ardía mi perro muerto, mi fuego vivo.
El fuego tiene distintos sonidos. Si ustedes queman algo húmedo, verbigracia ramas o un perro muerto, podrán oír un zumbido como soplar un instrumento musical. Esto es producto del líquido cuyo vapor sale a presión sea por los canutos de las ramas o por las vísceras del perro. Una vez prendí el carbón para un asado en un campamento sito una zona donde había llovido muchísimo y no había cosa seca para quemar. No había, lo único seco era el carbón que lleváramos. Ése fue un asunto glorioso: utilicé una página de un libro, esa que ponen al pedo, blanca o a veces con el copirráit o en la que el autor dice algo como que “dedico este libro a mis hijos y me esposa Mary”, esto es algo que nunca entendí de los escritores; destinar una hoja del libro a dedicarlo a la mujer y los hijos que se supone están a su lado o al menos simbólicamente y podría decirles personalmente o por teléfono que les dedica la obra. Yo no leo. Si empiezo a hojear un libro y me encuentro con esa dedicatoria no lo leo. Si se lo dedicaron a alguien, pues, que arreglen sus asuntos en privado. Claro, pensándolo bien, tal vez se trate de un caso de lo que se dice “cargo de conciencia” porque el tipo mientras escribía su libro no dio bola a sus seres queridos. Pero no. El mundo es injusto, si el tipo tiene seres queridos y no les da bola, pues es un mal tipo. Claro, dejar solitos a sus chicos y a la conchuda de su mujer para escribir un libro que además puede ser leído por otro tipo que a su vez no da bola a sus seres queridos porque está ocupado leyendo un libro. Yo creo que esa gente no es buena en eso de andar con seres queridos. Porque, por ejemplo, usted podría estar ahora con algún ser querido en vez de estar leyendo esto (yo no afirmé tener seres queridos, así que no me venga con acusaciones que no vienen al caso). Esto es como las mujeres que van a la peluquería porque dizque el marido. O cuando van al psicólogo porque dicen llevarse mal con alguien y resulta que van con chismes al profesional y el pobre alguien ahí está, solito. Yo no entiendo de muchas cosas. El día del campamento prendí el carbón con una hoja de un libro y mi encendedor. Había una lloviznita y la tierra brillaba, negra de brillo por la humedad estábase la tierra donde el montículo del carbón se contagiaba la humedad. Mi proveedor de hoja de libro decía que no me daría otra, que tendría que aprovechar la que tenía y que nadie tenía libros. La cosa fue hacer un hueco en la pila de carbón y cortar en tiras finas el papel. En estos casos la mayor habilidad está en el soplo. Usted tiene que soplar. Soplar pero con cuidado; si es muy fuerte el papel se quema rápido, sin llama, y no se genera la cantidad de calor suficiente como para encender el carbón. Nótese que aquí el fuego se inicia por cantidad de calor, no por llama porque ésta es pequeña, débil, y entonces la clave está en que arda el mayor tiempo posible para que el calor se concentre en el hueco cuyas paredes (carbón) son combustibles pero ariscas a las flamas pequeñas y pánfilas como las obtenidas de mis tiritas de hoja de libro en la que el autor decía que dedicaba su novela a Mary y a los pendejos de sus hijos. Una buena llama es como la oración antecedente: larga, repetitiva y sin pausas. Yo, cuando soplo, soplo bien. Uno sabe que sopla bien porque escucha el ruido o mejor dicho la combinación de ruidos: el ruido del fuego consumiendo el papel como un susurro, parejo; luego el de la llama (dirigida hacia el carbón) como respirando del aire, éste es casi imperceptible, sólo unos pocos somos capaces de oírlo, pero es el que nos indica que la intensidad de nuestro soplido es la correcta; finalmente el de las lenguas de fuego lastimando al carbón como pequeños chasquidos. Lo bueno de esto es que lo principal no se ve ni se escucha: el calor que hace enrojecer al carbón, producto de la pequeña fogata generada. Ahí está lo bueno, lo romántico, lo cariñoso del tema de construir un fuego con posibilidades acotadas, casi mínimas. En el campamento casi se me va de las manos, casi se me apaga, mas fue la exactitud en la construcción del iglú de carbón lo que me hizo salir airoso con mi fuego perfecto y pudimos, entonces, asar tres pollos.
Otro cantar es quemar basura. Depende de lo que contenga puede resultar fenomenal, una pila de basura. Cuando niños, los del barrio confeccionábamos verdaderas trampas en las esquinas. La tarea odiosa era separar el material. Un obstáculo peligroso para el fuego son las bolsas con cáscaras. De papa, de banana, de naranja y los fideos. Hay gente que tira platos de fideos enteros, mi abuela decía que qué barbaridad tirar la comida cuando hay familias que sufren de hambre. Pero un incendio es un incendio. Juntábamos bolsas de basura y ramas por la cuadra, a veces hasta nos aventurábamos hasta el otro lado de las vías del tren en busca de cosas que quemar. En invierno era mejor hacer las fogatas porque no por el frío sino porque la gente está dentro mirando televisión. Lo peligroso era que llevábamos ropa de abrigo. Uno de los pibes casi muere incinerado cuando le agarró fuego a la campera de nailon. Casi no la cuenta, lo apagamos como pudimos con bolsas de basura sin clasificar, frescas, y el Peta lo meó. Cosas de chicos. Una vez que estaba la basura separada en seca, semi-seca y húmeda, usábamos los diarios como combustible de inicio. El diario requiere un cuidado especial que es que no debe estar plegado. Nosotros hacíamos bolas, cubos, poliedros diversos que encerraban una suficiente cantidad de aire como para que el fuego cobrara la vitalidad necesaria. El humo era espantoso, espeso, nos movía el pelo y se nos metía por los escasos escotes invernales, pero ah, la luz del fuego que cautivaba las pupilas y nos hacía más chiquitos de lo que éramos. Las bolsas de polietileno se derretían en forma de lava, pequeños arroyos de magma azulado, llamas andando como ciempieses (miriápodos) por la vereda. A veces las pishábamos para escuchar el ruidito y verlas congelarse, a las hileras de lava, como palitos de plástico vencido. Y lo mejor los envases de aerosoles. Cuando la hoguera era lo suficientemente endemoniada como para que los vecinos pudieran presentir el resplandor desde las comodidades de sus casas y, por ende, salir a ver qué pasaba, metíamos al corazón del fuego todos los aerosoles que habíamos juntado. De desodorante, de flit, de espuma de afeitar. Pum, ¡pum! Parecía un bombardeo, un ataque aéreo y la basura saltaba a cada explosión. Cuando uno es pequeño y hace esto, parece que el cielo estuviera más cerca, pero no eso, parece que no importara, el cielo de mierda. Y esto no es como la mariconeada de los fuegos artificiales, no vayan a creer. Es mucho mejor. Era mucho mejor.
 
elquesefue,20.02.2008
¿Ahora podes describir las propiedades curativas del esperanto en trocitos?
 
Aristidemo,21.02.2008
Dejo acá mi comentario al texto del AnGuystiado amigo Guillermo.

Querido cuentero favorito: tu crónica del pirómano adolescente ha traido hasta mi hipotálamo ciertas imágenes que creía perdidas ya. Sobre todo aquella en la que un excuñado y tu servidor prendieron fuego a un ratón atrapado en un cono de hilo, luego de rociarlo con alcohol. La criaturita (que por lo demás ya había terminado de tragarse un mantel y varios enchufes de la casa) salió disparada por el suelo, avanzando frenéticamente bajo-entre su difraz de flama en combustión. Es muy cierto lo que apuntas acerca de los silbidos que provoca el licuado de líquidos y vísceras, ya que casi puedo volver a escuchar los horribles chillidos que el roedor dejó salir por los poros, el intestino y su estrecho culo. Esto último ya es licencia poética, tú entederás.
Me ha parecido, pues, un estupendo trabajo de flashback, lo cual por sí solo merece un aplauso y siete estrellitas. Ahí van: *******


Un saludo.




Yomero.



 
Rosinante,21.02.2008
¿Lo leiste?

Hummmm

¡Lo vas a traficar!
 
Aristidemo,21.02.2008


¿Traficar un texto de Guy?


Bueno, nunca se me hubiera ocurrido, pero es cierto que tiene efectos narcóticos en el lector...


Lo pensaré, lo pensaré...




 
Rosinante,21.02.2008
Su verborrea cacal podría haceros millonario, mi estimado e ingenioso Hidalgo.
 
elquesefue,21.02.2008
Crates Cínico

Marcel Schwob

Nació en Tebas, fue discípulo de Diógenes y además conoció a Alejandro. Su padre, Ascondas, era rico y le dejó doscientos talentos. Un día en que fue a ver una tragedia de Eurípides se sintió inspirado ante la aparición de Telefo, rey de Misia, vestido de harapos y con una cesta en la mano.

Se levantó en medio del teatro y en voz alta anunció que distribuiría los doscientos talentos de su herencia a quien los quisiera, y que en adelante le bastarían las ropas de Telefo. Los tebanos se echaron a reír y se agolparon frente a su casa. Sin embargo, Crates se reía más que ellos. Arrojó su dinero y sus muebles por las ventanas, tomó un manto de tela, unas alforjas y se fue. Llegó a Atenas y anduvo al azar por las calles, y a ratos descansaba apoyado en las murallas, entre los excrementos. Practicó todo lo que aconsejaba Diógenes. El tonel le pareció superfluo. Crates opinaba que el hombre no es un caracol ni un paguro. Se quedó completamente desnudo entre las basuras y recogía cortezas de pan, aceitunas podridas y espinas de pescado para llenar sus alforjas. Decía que sus alforjas eran una ciudad vasta y opulenta donde no había parásitos ni cortesanas, y que producía en cantidades suficientes, tomillo, ajo, higos y pan, que satisfacían a su rey. Así Crates llevaba su patria a cuestas, que lo alimentaba.

No se inmiscuía en los asuntos públicos, ni siquiera para burlarse, y tampoco le daba por insultar a los reyes.

Desaprobó la broma de Diógenes. Diógenes un día había gritado: "¡Hombres, acérquense!", y los que se habían acercado los golpeó con su bastón y les dijo: "Llamé a hombres, no a excrementos". Crates se mostró tierno con la gente. Nada lo preocupaba. Se había acostumbrado a las llagas. Lo único que lamentaba era no tener un cuerpo lo suficientemente flexible como para podérselas lamer, como hacen los perros. Deploraba también la necesidad de ingerir alimentos sólidos y beber agua. Pensaba que el hombre debía bastarse a sí mismo, sin ninguna ayuda exterior. Al menos no iba en busca de agua para lavarse. Si la mugre lo incomodaba, se contentaba con frotarse contra las murallas pues había observado que no de otro modo proceden los asnos. Poco hablaba de los dioses: no le importaban. Qué más le daba que hubiera o que no hubiera dioses si sabía que no podían hacerle nada. En todo caso, les reprochaba que hubieran hecho deliberadamente desdichado al hombre al ponerle la cara en dirección al cielo y privarlo de la facultad que poseen la mayor parte de los animales, que andan a cuatro patas. Ya que los dioses han decidido que para vivir hay que comer, pensaba Crates, tenían que poner la cara del hombre mirando al suelo, que es donde crecen las raíces: nadie podía subsistir de aire o de estrellas.

La vida no fue generosa con él. A fuerza de exponer sus ojos al polvo acre del Ática, contrajo legañas. Una enfermedad desconocida de la piel lo cubrió de tumores. Se rascó con sus uñas, que no cortaba nunca, y observó que sacaba un doble provecho, puesto que al mismo tiempo que las usaba sentía alivio. Sus largos cabellos llegaron a parecerse a un fieltro tupido, y se las arregló de modo que lo protegieran de la lluvia y el sol.

Cuando Alejandro fue a verlo, no le dirigió palabras mordaces sino que lo consideró uno más entre los espectadores, sin hacer ninguna diferencia entre el rey y la muchedumbre. Crates carecía de opinión sobre los poderosos. Le importaban tan poco como los dioses. Sólo los hombres lo preocupaban, y la forma de pasar la vida con la mayor sencillez posible. Las censuras de Diógenes le causaban risa, lo mismo que sus pretensiones de reformar las costumbres.

Crates se consideraba muy por encima de tan vulgares preocupaciones. Transformaba la máxima inscrita en el frontón del templo de Délfos, y decía: "Vive tú mismo". La idea de cualquier conocimiento le parecía absurda. Sólo estudiaba las relaciones de su cuerpo con lo que éste necesitaba, tratando de reducirlas al máximo. Diógenes mordía como los perros, pero Crates vivía como los perros.

Tuvo un discípulo llamado Metrocles. Era un rico joven de Maronea. Su hermana Hiparquia, bella y joven, se enamoró de Crates. Hay testimonios de que se sintió atraída por él y de que fue a buscarlo. Parece imposible, pero es cierto. No le repugnaba ni la suciedad del cínico, ni su absoluta pobreza, ni el horror de su vida pública. Crates le previno que vivía como los perros, por las calles, y que buscaba huesos en los montones de basura. Le advirtió que nada de su vida en común sería ocultado y que la poseería públicamente cuando tuviera ganas, como lo hacen los perros con las perras. A Hiparquia no le extrañó. Sus padres trataron de retenerla: ella amenazó con matarse. Entonces abandonó el pueblo de Maronea, desnuda, con los cabellos sueltos, cubierta sólo con un antiguo lienzo, y vivió con Crates, vestida como él. Se dice que tuvieron un hijo, Pasicles; pero no hay nada seguro al respecto.

Parece que esta Hiparquia fue buena y compasiva con los pobres. Acariciaba a los enfermos; lamía sin la menor repugnancia las heridas sangrantes de los que sufrían, convencida de que eran para ella lo que las ovejas son para las ovejas. Si hacía frío, Crates e Hiparquia se acurrucaban con los pobres y trataban de trasmitirles el calor de sus cuerpos. No sentían ninguna preferencia por los que se acercaban a ellos. Les bastaba con que fueran hombres.

Eso es todo lo que nos ha llegado de la mujer de Crates; no sabemos cuándo ni cómo murió. Su hermano Metrocles admiraba a Crates, y lo imitó. Pero no vivía tranquilo. Continuas flatulencias, que no podía retener, perturbaban su salud. Se desesperó y decidió morir. Crates se enteró de su desgracia y quiso consolarlo. Comió una buena porción de altramuces y se fue a ver a Metrocles. Le preguntó si era la vergüenza de su enfermedad lo que tanto lo afligía. Metrocles confesó que no podía soportar su desgracia. Entonces Crates, hinchado por los altramuces, soltó unos cuantos gases en presencia de su discípulo y le afirmó que la naturaleza sometía a todos los hombres al mismo mal. Luego le reprochó que hubiese sentido vergüenza de los demás y le propuso su propio ejemplo. Soltó después unos cuantos gases más, tomó a Metrocles de la mano y se lo llevó.

Ambos anduvieron mucho tiempo juntos por las calles de Atenas, sin duda con Hiparquia. Hablaban muy poco entre ellos. No tenían vergüenza de nada. Aún cuando revolvían en los mismos montones de basuras, los perros parecían respetarlos. Cabe pensar que si los hubiera acuciado el hambre, se habrían acometido unos a otros a dentelladas. Pero los biógrafos no refieren nada por el estilo. Sabemos que Crates murió viejo, que terminó por quedarse en un mismo sitio, recostado bajo el cobertizo de un almacén del Pireo donde los marineros guardaban fardos, que dejó de vagar en busca de algo que roer, que ya ni siquiera quiso extender el brazo y que un día lo encontraron consumido por el hambre.

FIN
 
Rosinante,21.02.2008
Un plátano para el gorilita.
 
cramberria,22.02.2008
yo soy más del bando de las poesías:

COMO si te posases en mi corazón y hubiese luz dentro de mis venas y yo enloqueciese dulcemente; todo es cierto en tu claridad:

te has posado en mi corazón,

hay luz dentro de mis venas,

he enloquecido dulcemente.


del poemario Cecilia de Antonio Gamoneda
 
Aristidemo,22.02.2008
Junto a mí, el dios-perro


Junto a mí, el dios-perro, y su lengua
atravesando como una flecha la costra
del doble cráneo abovedado
de la tierra que lo escuece.

He aquí el triángulo de agua
caminando con su paso de chinche,
pero que bajo la chinche ardiente
se da vuelta como un cuchillo.

Bajo los senos de la tierra odiosa
la perra-dios se ha retirado,
senos de tierra y de agua helada
que hacen pudrir su lengua hueca.

He aquí la virgen-del-martillo,
para moler los sótanos de tierra
cuyo horrible nivel el cráneo
del perro estelar siente subir.



Antonin Artaud.


 
Vogelfrei,22.02.2008
Artaud, no pudo con Anaïs Nin. No lo logro, porque era homosexual e impotente.
 
Aristidemo,22.02.2008
DONDE HABITE EL OLVIDO

Donde habite el olvido,
En los vastos jardines sin aurora;
Donde yo sólo sea
Memoria de una piedra sepultada entre ortigas
Sobre la cual el viento escapa a sus insomnios.

Donde mi nombre deje
Al cuerpo que designa en brazos de los siglos,
Donde el deseo no exista.

En esa gran región donde el amor, ángel terrible,
No esconda como acero
En mi pecho su ala,
Sonriendo lleno de gracia aérea mientras crece el tormento.

Allí donde termine este afán que exige un dueño a imagen suya,
Sometiendo a otra vida su vida,
Sin más horizonte que otros ojos frente a frente.

Donde penas y dichas no sean más que nombres,
Cielo y tierra nativos en torno de un recuerdo;
Donde al fin quede libre sin saberlo yo mismo,
Disuelto en niebla, ausencia,
Ausencia leve como carne de niño.

Allá, allá lejos;
Donde habite el olvido.



Luis Cernuda
 
Aristidemo,22.02.2008


Vogelfrei, dime, además de chismes de la vida personal de unos cuantos autores ¿sabes algo de sus obras?




 
colomba_blue,22.02.2008
que comentario más wevón Volgelfrei...
 
Aristidemo,22.02.2008
El Tigre.

Hay un tigre en la casa
que desgarra por dentro al que lo mira.
Y sólo tiene zarpas para el que lo espía,
y sólo puede herir por dentro,
y es enorme:
más largo y más pesado
que otros gatos gordos
y carniceros pestíferos
de su especie,
y pierde la cabeza con facilidad,
huele la sangre aun a través del vidrio,
percibe el miedo desde la cocina
y a pesar de las puertas más robustas.

Suele crecer de noche:
coloca su cabeza de tiranosaurio
en una cama
y el hocico le cuelga
más allá de las colchas.
Su lomo, entonces, se aprieta en el pasillo,
de muro a muro,
y sólo alcanzo el baño a rastras, contra el techo,
como a través de un túnel
de lodo y miel.
No miro nunca la colmena solar,
los renegridos panales del crimen
de sus ojos,
los crisoles de saliva emponzoñada
de sus fauces.

Ni siquiera lo huelo,
para que no me mate.

Pero sé claramente
que hay un inmenso tigre encerrado
en todo esto.


Eduardo Lizalde.
 
Vogelfrei,22.02.2008
LA vida personal influye mucho en la obra, asì que uno no solo tiene que ser decente sino parecerlo. Ser y parecer.
 
iolanthe,22.02.2008
jajaja... y tu vogelfrei eres decente o hace que lo eres? porque la verdad que según miro la foto de tu bio parece que vas a sacar los colmillos o un hacha en cualquier momento
 
Aristidemo,22.02.2008




Walking around


Sucede que me canso de ser hombre.
Sucede que entro en las sastrerías y en los cines
marchito, impenetrable, como un cisne de fieltro
navegando en un agua de origen y ceniza.

El olor de las peluquerías me hace llorar a gritos.
Sólo quiero un descanso de piedras o de lana,
sólo quiero no ver establecimientos ni jardines,
ni mercaderías, ni anteojos, ni ascensores.

Sucede que me canso de mis pies y mis uñas
y mi pelo y mi sombra.
Sucede que me canso de ser hombre.

Sin embargo sería delicioso
asustar a un notario con un lirio cortado
o dar muerte a una monja con un golpe de oreja.
Sería bello
ir por las calles con un cuchillo verde
y dando gritos hasta morir de frío.

No quiero seguir siendo raíz en las tinieblas,
vacilante, extendido, tiritando de sueño,
hacia abajo, en las tripas moradas de la tierra,
absorbiendo y pensando, comiendo cada día.

No quiero para mí tantas desgracias.
no quiero continuar de raíz y de tumba,
de subterráneo solo, de bodega con muertos,
aterido, muriéndome de pena.

Por eso el día lunes arde como el petróleo
cuando me ve llear con mi cara de cárcel,
y aúlla en su transcurso como una rueda herida,
y da pasos de sangre caliente hacia la noche.

Y me empuja a ciertos rincones, a ciertas casas húmedas,
a hospitales donde los huesos salen por la ventana,
a ciertas zapaterías con olor a vinagre,
a calles espantosas como grietas.

Hay pájaros de color de azufre y horribles intestinos
colgando de las puertas de las casas que odio,
hay dentaduras olvidadas en una cafetera,
hay espejos
que debieran haber llorado de vergüenza y espanto,
hay paraguas en todas partes, y venenos, y ombligos.

Yo paseo con calma, con ojos, con zapatos,
con furia, con olvido,
paso, cruzo oficinas y tiendas de ortopedia,
y patios donde hay ropas colgadas de un alambre:
calzoncillos, toallas y camisas que lloran
lentas lágrimas sucias.


Pablo Neruda
 
quilapan,22.02.2008
John Winston Lennon - Serve Yourself

You say you found Jesus. Christ!
He's the only one
You say you've found Buddha
Sittin' in the sun
You say you found Mohammed
Facin' to the East
You say you found Krishna
Dancin' in the street

Well there's somethin' missing in this God Almighty stew
And it's your mother (your mother, don't forget your mother, la)
You got to serve yourself
nobody gonna do for you
You gotta serve yourself
nobody gonna do for you
Well you may believe in devils and you may believe in laws
But if you don't go out and serve yourself, la, ain't no room service here

It's still the same old story
A bloody Holy War
I fight for love and glory
Ain't gonna study war no more
I fight for God and country
We're gonna set you free
or put you back in the Stone Age
If you won't be like me - y'get it?

You got to serve yourself
Ain't nobody gonna do for you
You got to serve yourself
Ain't nobody gonna do for you
Yeah you may believe in devils and you may believe in laws

'But Christ, you're gonna have to serve yourself and that's all there is to it.
So get right back here it's in the bloody fridge. God, when I was a kid.
Didn't have stuff like this, TV-fuckin' dinners and all that crap.
You fuckin' kids (are) all the fuckin' same! Want a fuckin' car now...
Lucky to have a pair of shoes!'

You tell me you found Jesus. Christ!
Well that's great and he's the only one
You say you just found Buddha?
and he's sittin' on his arse in the sun?
You say you found Mohammed?
Kneeling on a bloody carpet facin' the East?
You say you found Krishna
With a bald head dancin' in the street? ('Well Christ, la, you're goin out your bleedin' girth')

You got to serve yourself
Ain't nobody gonna do for you ('that's right, la, you better get that straight
in your fuckin' head')
You gotta serve yourself ('you know that, who else is gonna do it for you, it ain't me, kid, I tell you that')
Well, you may believe in Jesus, and you may believe in Marx
And you may believe in Marks and Spencer's and you maybe believe in bloody
Woolworths
But there's something missing in this whole bloody stew
And it's your mother, your poor bloody mother ('she what bore you in the
back bedroom, full of piss and shit and fuckin' midwives. God, you can't
forget that all too quick, you know. You should have been in the bloody
war, la, and you'da known all about it.
Well, I'll tell you something.')

It's still the same old story
A Holy bloody War, you know, with the Pope and all that stuff
I fight for love and glory
Ain't gonna study no war, more war
I fight for God and country, the Queen and all that
We're gonna set you free. yeah? all them "nig-nogs"? sure...
Bomb you back into the fuckin' Stone Age
If you won't be like me, you know, get down on your knees and pray

Well there's somethin' missing in this God Almighty stew
And it's your goddamn mother you dirty little git, now
get in there and wash yer ears!




NOTE: "[This song] was right after Dylan's song [...] "You
Gotta Serve Someone", you know - the lord, I suppose, you know.
So then he was kind of upset about that and it was a dialogue,
you know. In that sense it's fun, I mean you can hear it was
fun. He wasn't seriously against it. He showed his anger in
a way but also [...] his sense of humour." (Yoko Ono, 1998)
 
Vogelfrei,22.02.2008
SOY y lo aparento. lo màs importante son los principios. En cuanto a la foto, es una cuestiòn de Aura. Claro que la parte mala sale cuando es necesario.
 
quilapan,22.02.2008
Aquí tenéis el tema de Lennon. Pa cagarse de la sarri...!

 
colomba_blue,22.02.2008
Vogelfrei, por más "decente" que seas (que alguien defina decente, por favor) ni aunque vivas mil años podrás escribir como Artaud o como muchos otros indecentes.
 
Vogelfrei,22.02.2008
Táctica y estrategia



Mi táctica es
mirarte
aprender como sos
quererte como sos

mi táctica es
hablarte
y escucharte
construir con palabras
un puente indestructible

mi táctica es
quedarme en tu recuerdo
no sé cómo ni sé
con qué pretexto
pero quedarme en vos

mi táctica es
ser franco
y saber que sos franca
y que no nos vendamos
simulacros
para que entre los dos
no haya telón
ni abismos

mi estrategia es
en cambio
más profunda y más
simple

mi estrategia es
que un día cualquiera
no sé cómo ni sé
con qué pretexto
por fin me necesites.



Mario Benedetti

LE dediquè a una mujer que quiero mucho. Espero que sirva para algo.

 
colomba_blue,22.02.2008
Y encima dedica un poema ajeno... Será indecente!
 
Rosinante,22.02.2008
Recopilado por: CL Norberto Baygorria

Uruguay




La decencia nos recuerda la importancia de vivir y comportarse dignamente en todo lugar.

Posiblemente uno de los valores que habla más de una persona es la decencia; para vivirla se necesita educación, compostura, buena presencia y respeto por los demás, pero es muy notable la delicadeza que guarda respecto a la sexualidad humana y todo lo que de ella se deriva.
La decencia nos hace conscientes de la propia dignidad humana, por él se guardan los sentidos, la imaginación y el propio cuerpo, de exponerlos a la morbosidad y al uso indebido de la sexualidad.

Cuando una persona deja de vivir este valor, su personalidad sufre una transformación poco agradable: muchas de sus conversaciones hacen referencia al tema sexual; continuamente busca algo que estimule su imaginación y sentidos (revistas, películas, internet, etc.); la mirada se vuelve inquieta, buscando enfocarse en personas físicamente atractivas; asiste a espectáculos y lugares donde la sexualidad humana es sólo una forma de tener placer...

Una vez que se entra en este círculo todo cambia de dimensión, de considerar como importantes los aspectos más humanos de las persona (inteligencia, cualidades, sentimientos), ahora es la presencia y atracción física lo que cuenta por el placer que pueda obtenerse, debido a que los afectos ya no importan.

Faltar a la decencia hace que las relaciones con personas del sexo opuesto sean inestables y poco duraderas, fundamentadas en la búsqueda de placer, con una evidente falta de compromiso y obligaciones. Por eso no debe sorprendernos el aumento de infidelidades y divorcios; jóvenes que cambian de pareja con mucha facilidad, madres solteras, orfandad, abortos...

Lamentablemente, parece ser que en determinadas empresas el poseer un buen físico y poca calidad moral son los requisitos para obtener un empleo, debido a ello, muchas son las mujeres que pierden "estupendas" oportunidades de trabajo, por vivir la decencia, por no permitir que se abuse de su condición. ¿Políticas empresariales? Seguramente son las personas al frente de los recursos humanos, quienes abusando de su posición pretenden aprovecharse de la necesidad que los demás tienen.
Así es, una sola persona es capaz de destruir la imagen de una empresa.

Al vivir este valor se garantiza la unión y estabilidad familiar, los hijos pueden contar con la presencia y ayuda de ambos padres; los jóvenes descubren que la verdadera realización personal no se alcanza
con la satisfacción de los placeres, sino a través de el desarrollo profesional, el trabajo y la formación intelectual; y socialmente las personas no tendrían que preocuparse de la calidad moral de los
ambientes que le rodean.

En medio de un ambiente que parece rechazar las buenas costumbres y se empeña en cerrar los oídos a toda norma moral, emerge la personalidad de quien vive el valor de la decencia: una forma de vestir discreta, con buen gusto, elegante si lo amerita la ocasión; sus conversaciones no tienen como tema principal el sexo; en su compañía no existe la incomodidad de encontrar miradas obscenas; su amistad e interés son genuinos, sin intenciones ocultas y poco correctas.

Esta personalidad en ningún momento se asusta ante la sexualidad humana, se puede afirmar que la conoce y entiende con mucho más perfección que el común de las personas. Conocedor de su propia naturaleza, evita los espectáculos, imágenes, conversaciones y compañías que puedan despertar
su sensualidad. No es su propósito fingir que no tiene esas inclinaciones, les da su lugar, su importancia; ha decidido que lo más valioso del hombre se alcanza a través del entendimiento, el
autodominio, el trabajo y la sana convivencia con sus semejantes.

La persona decente hace valer la integridad de su comportamiento, cuida de que no existan interpretaciones equivocadas sobre su conducta: evita trasnochar sin necesidad; se informa con anterioridad sobre los espectáculos y lugares a los que desea asistir y no conoce; aunque trata a todo las personas con respeto y cortesía, evita las compañías cuya conducta es incompatible con su formación.

Para vivir mejor el valor de la decencia, puedes considerar como importante:

v A toda costa debes evitar el ocio y la soledad. En estas circunstancias, la sensualidad se despierta

fácilmente.

v Manifiesta respeto por los demás. Cuida que tu mirada no ofenda o incomode a las personas del

sexo opuesto. Evita que tus conversaciones y bromas hagan alusiones a la sexualidad.

v Ten especial cuidado con tu forma de vestir. Los atuendos demasiado cortos o ligeros, efectivamente

hacen que te conviertas en centro de atención, pero no te hace lucir con formalidad, además, puedes

llevarte una sorpresa al descubrir las intenciones que despiertas en los demás.

v No vivas con ingenuidad pensando que tu educación y principios bastan para vivir decentemente.

Evita las ocasiones y los medios que pongan en peligro tu integridad: revistas, espectáculos,

películas e incluso compañías.

v Al cuidar tu mirada formas un carácter recio: Evita observar con insistencia a las personas, esto

siempre demuestra intenciones poco honestas.

v No basta ser decente, es necesario actuar como tal: sin cometer falta alguna, se pone en entredicho

la honorabilidad de una jovencita que llega a su casa en la madrugada, sobre todo si salió con el

novio y en automóvil; lo mismo ocurre con la mujer casada que viste con prendas demasiado cortas;

quien adquiere revistas con publicidad demasiado sugestiva, aunque el contenido haya sido el

propósito...

La persona que se preocupa por vivir el valor de la decencia en los detalles más mínimos, paralelamente despierta confianza en los demás por la integridad de su conducta; sus relaciones son estables porque se basan en el respeto y el interés auténtico que tiene por colaborar con los demás.

Tal vez por eso la decencia es motivo de burla, porque no es un valor para tímidos y cobardes que se dejan llevar por lo que la comodidad y el placer dictan, es un valor que templa el carácter. lo fortifica y
ennoblece.
 
Rosinante,22.02.2008
¿Algo más, colombita?

Su seguro servidor, el jamelgo.
 
Vogelfrei,22.02.2008
Sòlo quise decir que Nin se burlaba de Artaud porque no pudo con ella. Eso independiente de la calidad artìstica de ambos.

Lo que pasa es que no soy muy bueno para escribir poemas de amor asi que me baso en los grandes.

Y decirle homosexual al homosexual no es ofensa.
 
colomba_blue,22.02.2008
Dejémoslo en que no eres muy bueno para escribir poemas.

Y las preferencias sexulaes de los otros no son de interés de nadie.

Decirle chismoso a un chismoso tampoco es ofensa.
 
Rosinante,22.02.2008
¡Momento!

¿No es ofensa señalar la tendencia sexual de alguien para calificar o descalificar su trabajo?

¿Acaso los autores homosexuales escriben con el culo?

Me parece que tu decencia anda tras del culo de alguien.
 
rodeadodemalosescrotores,22.02.2008
Es cierto siempre ha habido malos escrotores
 
Rosinante,22.02.2008
Ahora vendrá la retaliación diciendo que me gusta que me den por el orto, que soy un díscolo, que se me aflojó la cola, que, que, que...

¿Y?

¿Tenés problema con eso?

(Conste que no miento al decir que me gustan los machos y no las hembras)
 
Aristidemo,22.02.2008
yeaaaaah!!! Mr. Quilapan


nomás pa ponernos a tono:

It's all right ma, I'm only bleeding


Darkness at the break of noon
Shadows even the silver spoon
The handmade blade, the child's balloon
Eclipses both the sun and moon
To understand you know too soon
There is no sense in trying.

Pointed threats, they bluff with scorn
Suicide remarks are torn
From the fool's gold mouthpiece
The hollow horn plays wasted words
Proves to warn
That he not busy being born
Is busy dying.

Temptation's page flies out the door
You follow, find yourself at war
Watch waterfalls of pity roar
You feel to moan but unlike before
You discover
That you'd just be
One more person crying.

So don't fear if you hear
A foreign sound to your ear
It's alright, Ma, I'm only sighing.

As some warn victory, some downfall
Private reasons great or small
Can be seen in the eyes of those that call
To make all that should be killed to crawl
While others say don't hate nothing at all
Except hatred.

Disillusioned words like bullets bark
As human gods aim for their mark
Made everything from toy guns that spark
To flesh-colored Christs that glow in the dark
It's easy to see without looking too far
That not much
Is really sacred.

While preachers preach of evil fates
Teachers teach that knowledge waits
Can lead to hundred-dollar plates
Goodness hides behind its gates
But even the president of the United States
Sometimes must have
To stand naked.

An' though the rules of the road have been lodged
It's only people's games that you got to dodge
And it's alright, Ma, I can make it.

Advertising signs that con you
Into thinking you're the one
That can do what's never been done
That can win what's never been won
Meantime life outside goes on
All around you.

You lose yourself, you reappear
You suddenly find you got nothing to fear
Alone you stand with nobody near
When a trembling distant voice, unclear
Startles your sleeping ears to hear
That somebody thinks
They really found you.

A question in your nerves is lit
Yet you know there is no answer fit to satisfy
Insure you not to quit
To keep it in your mind and not fergit
That it is not he or she or them or it
That you belong to.

Although the masters make the rules
For the wise men and the fools
I got nothing, Ma, to live up to.

For them that must obey authority
That they do not respect in any degree
Who despise their jobs, their destinies
Speak jealously of them that are free
Cultivate their flowers to be
Nothing more than something
They invest in.

While some on principles baptized
To strict party platform ties
Social clubs in drag disguise
Outsiders they can freely criticize
Tell nothing except who to idolize
And then say God bless him.

While one who sings with his tongue on fire
Gargles in the rat race choir
Bent out of shape from society's pliers
Cares not to come up any higher
But rather get you down in the hole
That he's in.

But I mean no harm nor put fault
On anyone that lives in a vault
But it's alright, Ma, if I can't please him.

Old lady judges watch people in pairs
Limited in sex, they dare
To push fake morals, insult and stare
While money doesn't talk, it swears
Obscenity, who really cares
Propaganda, all is phony.

While them that defend what they cannot see
With a killer's pride, security
It blows the minds most bitterly
For them that think death's honesty
Won't fall upon them naturally
Life sometimes
Must get lonely.

My eyes collide head-on with stuffed graveyards
False gods, I scuff
At pettiness which plays so rough
Walk upside-down inside handcuffs
Kick my legs to crash it off
Say okay, I have had enough
What else can you show me?

And if my thought-dreams could be seen
They'd probably put my head in a guillotine
But it's alright, Ma, it's life, and life only.



Bob Dylan
 
colomba_blue,22.02.2008
Sábado

Me levanté temprano y anduve descalza
Por los corredores: bajé a los jardines
Y besé las plantas
Absorbí los vahos limpios de la tierra,
Tirada en la grama;
Me bañé en la fuente que verdes achiras
Circundan. Más tarde, mojados de agua
Peiné mis cabellos. Perfumé las manos
Con zumo oloroso de diamelas. Garzas
Quisquillosas, finas,
De mi falda hurtaron doradas migajas.
Luego puse traje de clarín más leve
Que la misma gasa.
De un salto ligero llevé hasta el vestíbulo
Mi sillón de paja.
Fijos en la verja mis ojos quedaron,
Fijos en la verja.
El reloj me dijo: diez de la mañana.
Adentro un sonido de loza y cristales:
Comedor en sombra; manos que aprestaban
Manteles.
Afuera, sol como no he visto
Sobre el mármol blanco de la escalinata.
Fijos en la verja siguieron mis ojos,
Fijos. Te esperaba.

Alfonsina Storni
 
Vogelfrei,22.02.2008
LA historia no es chisme. Y no sè por què muchos se sienten aludidos u ofendidos. Serà tal vez que el subsconciente les traiciona?
 
Rosinante,22.02.2008
Joer!

Mi subconciente es de lo más leal que hay, te lo aseguro.
 
colomba_blue,22.02.2008
A qué te refieres? A qué somos homosexuales y lo dejamos entrever en los comentarios?

Es relevante o importante éso? Te hace mejor o peor ser humano?

En mi caso particular no soy homosexual, si lo fuera sería igual; si mi hija fuera lesbiana me daría igual... si mi padre hubiera sido homosexaul o mi madre, me habría dado igual.

El que tiene un problema con la sexualidad ajena eres tú. Estás siempre con la piedra en la mano tratando de atacar a alguien que tenga una tendencia diferente a la que tú dices tener.
 
Aristidemo,22.02.2008

Vogelfrei, ¿qué importancia tiene que la puta de Anais Nin no hiciera funcionar al puto de Artaud?

Ambos tienen en sus respectivas biografías cosas mucho menos pendejas que contar.

Artaud pasó largas tamporadas en México, por ejemplo, conviviendo con las comunidades huicholas y tarahumaras, indígenas de las altas sierras, y con otras comunidades del sur, en una especie de búsqueda lúdica-suicida de la iluminación a través del consumo de peyote, ololuhuiqui y hongos sagrados, hasta acabar efectivamente loco.

Si la homosexualidad fuese el tema, tendríamos que empezar desde las nalguitas de Platón, ¿no?

Las experiencias de Artaud en México fueron germen de varias obras poéticas y ensayísticas, ya que no era un drogadicto en el sentido como ahora se entiende este término, sino que su acercamiento a las plantas sagradas de los indios mexicanos fue en función de, precisamente, una búsqueda espiritual que trajo como resultado conceptos tan interasantes como los expresados en "El teatro y su doble", en donde el punto de vista estético propone lo que se conoce como Teatro de la Crueldad, base del posterior teatro del absurdo (Ionesco, Beckett), los efímeros pánicos(Arrabal, Jodorowsky) y hasta los conciertos del glam rock (Alice Cooper, David Bowie, etc).


Así que lo que pasara con el culo de Artaud, como se podrá ver, no es tan importante.


Digo, nomás pa chismear con más datos...
 
Rosinante,22.02.2008
La yegua de mi vieja decía que los machos que se creen re machos y le temen tanto a la homosexualidad es porque tienen su guardado.

Salí del armario, Voge, salí.
 
Vogelfrei,22.02.2008
I JUST WANT TO BE YOUR EVERYTHING

For so long
You and me been finding each other for so long
And the feeling that I feel for you is more then strong, girl
Take it from me
If you give a little more then you´re asking for
Your love will turn the key
Darling mine
I would wait forever for those lips of wine
Build my world around you, darling
This love will shine girl
Watch it and see
If you give a little more then you´re asking for
Your love will turn the key

I, I just want to be your everything
Open up the heaven in your heart and let me be
The things you are to me and not some puppet on a string
Oh, if I stay here without you, darling, I will die
I want you laying in the love I have to bring
I´d do anything to be your everything

Darling for so long
You and me been finding each other for so long
And the feeling that I feel for you is more then strong girl
Take it from me
If you give a little more then you´re asking for
Your love will turn the key

ANDY GIBB


 
Aristidemo,22.02.2008
Ay...


Creo que es la manera vogelfreiana de decirnos: sí, soy gay y qué.
 
cramberria,22.02.2008
Sucede, Extremoduro

* "Sucede que me canso de ser hombre" *
sucede que me canso de mi piel y de mi cara
y sucede que se me ha alegrado el día ¡coño!
al ver al sol secándose en tu ventana tus bragas

Empiezo a solas, sigo por ti y no comprendo nada,
desato tormentas sin rechistar,
sácame algún día del corral, necesito salir.

¡Eh, lejos de mí!
deja que corra el aire, no te quemes, va a salir el sol.
¡Sol déjame en paz!
La luna me ilumina, en esta ruina entra la claridad.
¿Quíen quiere saber?
si estoy quemado o escondo un corazón helado y quema mi ser.
no he vuelto a ser el mismo
desde que se fue
Gillespie, Zappa, Mercury, Camarón
y me siento mejor
si sé que tengo una estrellita pequeñita pero firme.

Yo me quedé con su olor, ella me arrancó la piel
me dijo justo al final: no quiero volverte a ver.

¡Eh, lejos de mí!
deja que corra el aire, no te quemes, va a salir el sol.
¡Sol déjame en paz!
La luna me ilumina, en esta ruina entra la claridad.
¿Quíen quiere saber?
si estoy quemado o escondo un corazón helado y quema mi ser.
no he vuelto a ser el mismo
desde que se fue
Gillespie, Zappa, Mercury, Camarón
y me siento mejor
si sé que tengo una estrellita pequeñita pero firme.

* Frase extrada del poema "Walking around" de Pablo Neruda

 
cramberria,22.02.2008
extrada es extraída, claro
 
Vogelfrei,22.02.2008
I JUST WANT TO BE YOUR EVERYTHING

For so long
You and me been finding each other for so long
And the feeling that I feel for you is more then strong, girl
Take it from me
If you give a little more then you´re asking for
Your love will turn the key
Darling mine
I would wait forever for those lips of wine
Build my world around you, darling
This love will shine girl
Watch it and see
If you give a little more then you´re asking for
Your love will turn the key

I, I just want to be your everything
Open up the heaven in your heart and let me be
The things you are to me and not some puppet on a string
Oh, if I stay here without you, darling, I will die
I want you laying in the love I have to bring
I´d do anything to be your everything

Darling for so long
You and me been finding each other for so long
And the feeling that I feel for you is more then strong girl
Take it from me
If you give a little more then you´re asking for
Your love will turn the key

ANDY GIBB


 
Vogelfrei,22.02.2008
NO. XY.
Y que salga la parte tierna no es vergonzoso, asì como tambièn sale la parte dura, mala. Cuando es necesario.
 
Rosinante,22.02.2008
CABALLITO CAMPERO (TANGO)
Letra de Omar Facelli
Compuesto el 6 de Febrero de 1999

Caballito campero
que retoza en los campos
relinchando de gozo
como un himno triunfal.
Corriendo sus impulsos
como el ave salvaje
que veloz y altanero
por los campos se va.

Sos de raza indomable
que puebla la llanura
aguantando el chubasco
con tu fuerza genial.
De los bravos guerreros
que nos dio tu hermosura
del glorioso caballo
rey de la libertad.

El Pampero acaricia
del frescor tu negrura
siendo como los vientos
difícil de alcanzar.
Tu pisada valiente
es brutal y segura
que hasta el piso retumba
cuando te ve pasar.
 
Rosinante,22.02.2008
CABALLITO BANDOLERO

Antonio Molina

Montado a caballo
partió como un rayo.
Lleva el bandolero una rosa encendida,
que aunque es bandolero,
como un caballero
por ver a su novia se juega la vida.

Por unas onzas de oro
su serrana lo vendió,
y en vez de hallar un "te adoro",
con la ronda se encontró...

Caballito bandolero,
caballito bandolero,
vámonos pa la montaña,
que eres tú mi compañero.
Caballito bandolero,
caballito bandolero,
que una penita me araña
con un beso traicionero.

En la callejuela
la muerte está en vela,
y un hombre a caballo se ve perseguido.
Se escucha un disparo,
y con desamparo
sobre su caballo quedó malherido.
El animal, noble y fiero,
en la sierra se internó,
y, deshojada en el suelo,
una rosa se quedó...

Caballito bandolero,
caballito bandolero...
 
Ysobelt,22.02.2008
 
iolanthe,22.02.2008
Me encanta ese vídeo, no deja de sorprenderme Ysobelt
 
quilapan,22.02.2008
Aristus el I'm only bleeding es un pedazo de poema, pero hay que escucharlo eso sí entre el guitarreo del mister zimmerman
 
madrobyo,22.02.2008
Qu'est-ce que l'acte de création?
Conférence de Gilles Deleuze à la FEMIS


¿Qué es el acto de creación?
Gilles Deleuze
También yo quisiera hacer preguntas. Y hacérselas a ustedes y a mí mismo. Estas preguntas serían del género: ¿Qué es exactamente lo que hacen cuando hacen cine? Y yo, ¿Qué es exactamente lo que hago cuando hago, o espero hacer filosofía?

¿Es que hay algo para decirse en función de esto?
Entonces, claro, eso va muy mal en ustedes, pero va también muy mal en mí (risas), y no es solamente esto lo que habría para decirse -también yo podría hacer la pregunta de otra manera: ¿Qué es tener una idea en cine? Si uno hace cine o si quiere hacerlo ¿Qué es tener una idea? Quizá eso que uno dice “¡Ahí está, tengo una idea!” Mientras que casi todo el mundo sabe bien que tener una idea es un acontecimiento raro, que ocurre de una manera extraña, que tener una idea es una especie de fiesta. Pero no es corriente. Y por otro lado, tener una idea, no es algo general. Uno no tiene una idea “en general”. Una idea está “ya vista de antemano”, está ya en tal autor, en tal dominio determinado. Quiero decir que una idea, ya sea una idea en pintura, ya sea una idea en novela, ya una idea en filosofía, como una idea en ciencia, evidentemente no es lo mismo.
Si quieren, a las ideas hay que tratarlas como espacios potenciales, las ideas son potenciales, pero potenciales ya comprometidos y ligados en un modo de expresión determinado. Y es inseparable del modo de expresión, así es como no puedo decir: “tengo una idea en general”. En función de las técnicas que conozco, puedo tener una idea en un determinado campo, una idea en cine o bien distinto, una idea en filosofía.
¿Qué es tener una idea en algo?
Vuelvo a hablar del hecho de que yo hago filosofía y ustedes hacen cine. Entonces sería muy fácil decir: todo el mundo sabe que la filosofía está próxima, lista, para reflexionar sobre cualquier cosa. Entonces ¿por qué no reflexionaría sobre el cine? Sin embrago, esa es una idea indigna; la filosofía no está hecha para reflexionar sobre cualquier cosa. No está hecha para reflexionar sobre “otra” cosa. Quiero decir: tratando la filosofía como un poder para “reflexionar sobre”, siento que se le asigna mucho, pero siento también que se le quita todo. Pues nadie necesita la filosofía para reflexionar. Es decir, los únicos capaces efectivamente de reflexionar sobre cine, son los cineastas, o los críticos de cine o los que aman el cine. La idea de que los matemáticos tendrían necesidad de la filosofía para reflexionar sobre matemática es una idea cómica. Si la filosofía debiera reflexionar sobre cualquier cosa, no tendría razón de existir. Si la filosofía existe, es por que tiene su propio contenido. Si nos preguntamos: ¿cuál es el contenido de la filosofía? La respuesta es muy simple: la filosofía es también una disciplina creatriz, tan inventiva como cualquier otra disciplina. La filosofía es una disciplina que consiste en crear conceptos. Y los conceptos no existen ya hechos, no existen en una especie de cielo en donde esperan que un filósofo los tome. Los conceptos, es necesario fabricarlos. Y no se fabrican así como así, uno no se dice un día: “Bueno, voy a hacer tal concepto, voy a inventar tal concepto” como tampoco un pintor se dice un día: “Bueno, voy a hacer tal cuadro”. Es imprescindible que exista una necesidad. Esto es tanto en filosofía como en otras disciplinas, así como el cineasta no se dice: “bueno, voy a hacer tal película”. Tiene que haber una necesidad, si no, no hay nada.
Resta que esta necesidad que es una cosa muy compleja, si existe, haga que un filósofo (yo al menos sé de qué se ocupa) no se ocupe de reflexionar sobre el cine. Él se propone inventar, crear conceptos. Yo digo que hago filosofía, es decir, yo intento inventar conceptos. No trato de reflexionar sobre otra cosa. Si yo les pregunto a ustedes que hacen cine ¿Qué hacen? (Tomo una definición pueril, permítanmela, deben existir otras y mejores), yo diría exactamente lo que ustedes inventan, que no son conceptos, porque no es su dominio, lo que ustedes inventan es lo que podríamos llamar bloques de movimiento-duración. Si uno fabrica bloques de movimiento-duración, quizás lo que uno hace es cine.
Remarco, no se trata de invocar una historia o de negarla. Todo tiene una historia. La filosofía también cuenta historias. Cuenta historias con conceptos.
Supongamos que el cine cuenta historias con bloques de movimiento-duración. Puedo decir que la pintura también inventa con otro tipo de bloques, ni bloques de conceptos, ni bloques de movimiento-duración, pero supongamos que sean bloques de líneas-colores. La música inventa con otro tipo de bloques, muy, muy particular.
Pero lo que digo en todo caso, es que la ciencia no es menos creatriz. Yo no veo realmente oposición entre las ciencias, las artes, y todo. Si le pregunto a un sabio científico: ¿Qué es lo que hace? Él también inventa, no descubre, el descubrimiento existe, pero no es por él que podamos definir una actualidad científica como tal. Un científico, inventó, creó tanto como un artista.
Para permanecer en definiciones tan someras como las de las que partí, sin ser complicado, un científico es alguien que crea o inventa funciones. Él no crea conceptos, un científico como tal, no tiene nada que ver con los conceptos, y es por eso que felizmente existe la filosofía. Contrariamente hay algo que sólo un científico puede hacer, crear e inventar funciones.
Entonces ¿qué es una función? También podríamos describirla sencillamente como he intentado hasta ahora, (ya que estamos verdaderamente rudimentarios...) No porque ustedes no comprenderían, sino porque sería yo el que se vería sobrepasado. Además, no hay por qué ir más lejos para lo que quiero decirles hoy.
Voy a ir a lo más simple: hay función desde que se ha puesto en correspondencia exacta al menos dos conjuntos. La noción de base de la ciencia después de mucho tiempo es la de los conjuntos y un conjunto es completamente diferente a un concepto. Y desde que se ponen conjuntos en correlación exacta, se obtienen funciones, y se puede decir, yo hago ciencia.
Y si no importa quién pueda hablarle a quién, si un cineasta puede hablarle a un hombre de ciencia, si un hombre de ciencia puede tener alguna cosa que decir a un filósofo y viceversa, es en la medida y en función de la actividad creatriz de cada uno, no es que haya lugar para hablar de la creación, la creación es algo solitario, pero es en nombre de mi creación que yo tengo algo que decir a alguien y si yo alineo ahora todas esas disciplinas que se definen por su actividad creadora, diré que hay un límite que les es común a todas esas series, a todas esas series de invención - invención de funciones, de bloques movimiento-duración, invenciones de conceptos, etc - la serie que les es común a todas o el límite de todo esto, ¿qué es? Es el espacio-tiempo.
Bresson es muy conocido. Raramente hay espacios enteros en Bresson. Son espacios que llamamos desconectados. Quiero decir, hay un rincón, por ejemplo, el rincón de una celda, después se verá otro rincón o bien un lugar de la pared, etc. Todo pasa como si el espacio bressoniano se presentara como una serie de pequeños trozos, en los que la conexión no está predeterminada. Serie de pequeños fragmentos en los que la conexión no está predeterminada. Hay grandes cineastas que emplean, por el contrario, espacios conjuntos o de conjuntos; no digo que esto sea más fácil de manipular. Pero estos tipos de espacios desconectados han sido retomados y re-descubiertos y les han servido de inspiración a muchos, y ha sido Bresson uno de los primeros en hacer un espacio con pequeños fragmentos desconectados, pequeños trozos en los que la conexión no está predeterminada.
Cuando decía que en el límite de todas las tentativas de la creación hay espacio-tiempo, es allí que los bloques duración-movimiento de Bresson van a tender hacia ese tipo de espacio. La respuesta está dada. Estos pequeños fragmentos visuales de espacio cuya conexión no está dada de antemano... ¿a causa de qué querrían ustedes que estén conectados? En y a causa de la mano (en este momento Deleuze muestra su mano) y no es teoría, no es filosofía, no lo es, esto no se deduce así. Digo: el tipo de espacios en Bresson y la valorización cinematográfica de la mano en la imagen están evidentemente ligados. Quiero decir: el enlace bressoniano de las pequeñas puntas de espacios, desde el hecho mismo de que son puntas, trozos desconectados de espacios, no puede ser más que un enlace manual. No hay más que la mano que puede efectivamente operar las conexiones de una parte a otra del espacio. Y Bresson es sin duda el más grande cineasta en haber introducido en el cine los valores táctiles; no simplemente porque él sabe tomar admirablemente las manos en imágenes, sino porque si sabe tomar admirablemente las manos en imágenes es porque tiene necesidad de manos.
Un creador no es un ser que trabaja por el placer. Un creador no hace más que aquello de lo que tiene absoluta necesidad.

Historia de El Idiota y de los Siete Samuráis
Tener una idea en cine, otra vez, no es lo mismo que tener una idea en otra cosa. Y sin embargo, hay ideas en cine que podrían valer también en otras disciplinas. Hay ideas en cine que podrían ser excelentes ideas en novela, pero no tendrían el mismo “allure”. También, hay ideas en cine que no podrían ser más que cinematográficas. Ya están comprometidas en un proceso cinematográfico que hace que sean VISTAS, desde antes. Y esto que digo cuenta bastante, porque es una manera de hacer una pregunta que me interesa mucho: ¿Qué es lo que hace que un cineasta tenga verdaderamente deseos de adaptar, por ejemplo, una novela? Si tiene deseos de adaptar una novela, me parece evidente que es porque tiene ideas en cine que le resuenan con aquello que la novela presenta como ideas en novela. Y sólo en ese caso se producen grandes encuentros.
No propongo el problema del cineasta que adapta una novela notoriamente mediocre. Puede haber necesidad de una novela mediocre y esto no excluye que el film sea genial. Propongo una cuestión un poco diferente, sería una pregunta interesante de tratar, pero propongo otra algo diferente, que se produce mientras que la novela es una gran novela y revela esa especie de afinidad en la que alguien, tiene en cine una idea que se corresponde a la que es la idea en novela.
Uno de los casos más bellos, es el caso de Kurosawa. ¿Por qué Kurosawa se encuentra en una especie de familiaridad con Shakespeare y con Dostoïevski? Tengo que decirles una respuesta que es una entre muchas y que casi roza la filosofía y que es mi respuesta, es un pequeño detalle. En los personajes de Dostoievski pasa algo muy particular, muy seguido. Generalmente están muy agitados. Un personaje se va, baja a la calle, y así como así, se dice “la mujer que amo, Tania, me llama, allí voy, corro, corro, Tania va a morir si no voy”. Y baja su escalera y se encuentra a un amigo, o bien ve a un perro y se olvida completamente de que Tania lo espera a punto de morir. Comienza a charlar, se cruza con otro amigo y va a tomar el té con él y luego de golpe dice: “Tania me espera, tengo que ir” (risas) ¿Qué quiere decir esto? En Dostoïevski los personajes son perpetuamente tomados por urgencias y al mismo tiempo que son tomados por estas urgencias de vida o muerte, saben que hay una cuestión más urgente, no saben cuál y es esto lo que los detiene. Todo pasa como si en la peor de las urgencias, aún si hay un fuego, “es necesario que me vaya, pero no, no, hay otra cosa más urgente y no me detendré hasta que sepa cuál es”. Esto es El Idiota, es la fórmula de El Idiota. Pero ustedes saben que hay un problema más profundo. ¿Qué problema? Todavía no lo veo bien, pero déjenme, todo puede quemarse, hay que encontrar cuál es ese problema más urgente. Esto es por Dostoïesvski que Kurosawa lo aprende, todos los personajes de Kurosawa, son así. Yo diría: ¡voila, un encuentro! Un bello encuentro. Si Kurosawa puede adaptar a Dostoïevski, es al menos porque puede decir: “tengo un asunto común con él, tengo un problema común, éste problema”. Los personajes de Kurosawa están exactamente en la misma situación, están tomados en situaciones imposibles. Pero atención, hay un problema más urgente, ¿es necesario que yo lo sepa este problema?
Quizá Vivir es uno de los films de Kurosawa que va más lejos en este sentido, aunque todos vayan en este sentido.
Los Siete Samuráis: este film me sorprende mucho porque todo el espacio de Kurosawa depende de eso. Está forzado que sea una especie de espacio oval que es golpeado por la lluvia, en fin poco importa, esto nos tomaría mucho tiempo.
Pero en los Siete Samuráis los personajes están tomados en situación de urgencia, han aceptado defender al pueblo, y de una punta a la otra están trabajando por una pregunta más profunda. Hay una cuestión más profunda a través de todo eso. Y será dicha al final por el jefe de los samuráis cuando ellos se van: ¿Qué es un samurai? Qué es un samurai, no en general, sino qué es un samurai en la época en la que transcurre el film. A saber: alguien que no es bueno para nada. Los señores no los necesitan, los paisanos pueden defenderse solos. Y durante todo el film, a pesar de la urgencia de la situación, los samuráis están frecuentados por esta cuestión digna de El Idiota, que es una pregunta de El Idiota: nosotros samuráis, ¿qué somos? Voila, yo diría que una idea en cine es algo de este tipo. Ustedes me dirán no, porque era también una idea en novela. Una idea en cine, es así, una vez que ya está comprometida en un proceso cinematográfico. Entonces ahora ustedes podrían decir, yo tuve “la idea”, aún si usted se la asigna a Dostoievski. Puede ser.
Vuelvo a citar muy rápido, yo creo que una idea no es un concepto, no es filosofía. Un concepto es otra cosa, de toda idea quizás podamos sacar un concepto, pero yo pienso en Minelli. Minelli, tiene, me parece, una idea extraordinaria sobre el sueño. Es muy simple y está comprometida con todo el proceso cinematográfico que es la obra de Minelli y su gran idea sobre el sueño. Me parece que el sueño concierne antes que nada, a los que no sueñan. El sueño de los que sueñan les concierne a los que no sueñan... y ¿por qué? Porque desde que existe el sueño del otro, existe peligro. A saber, el sueño de la gente es siempre un sueño devorante que nos hace peligrar de ser tragados. Y que los otros sueñen, es muy peligroso porque el sueño es una terrible voluntad de poder y cada uno de nosotros es más o menos víctima del sueño de los otros, aún cuando sueña la más graciosa joven, aún cuando es una joven muy grácil, es una terrible devoradora, no a causa de su alma, sino por sus sueños. Desconfíen del sueño de los otros, porque si son tomados en sus sueños, están perdidos.
Cadáver
Ahora voy a hablar de otro ejemplo, idea propiamente cinematográfica, de la famosa disociación ver-hablar en un cine relativamente reciente. Tomo los ejemplos más conocidos, ¿qué hay de común en Syberberg, Straub y Duras? ¿Por qué es propiamente cinematográfico hacer una disociación entre lo visual y lo sonoro, por qué esto no puede hacerse en el teatro? Puede hacerse si el teatro tiene los medios necesarios y aún así diríamos que el teatro lo toma del cine. Bueno, no está mal pero es una idea muy cinematográfica, asegurar la disociación del ver, del sonido y del hablar. De lo visual y de lo sonoro. Esto respondería a la pregunta, por ejemplo ¿qué es tener una idea cinematográfica? Y todo el mundo sabe en qué consiste, lo digo a mi manera: una voz habla de algo, al mismo tiempo, se nos hace ver otra cosa y en fin lo que se nos dice está debajo de lo que se nos hace ver. Esto es muy importante, este tercer punto. Ustedes saben bien que esto el teatro no puede hacerlo. El teatro podría asumir las dos primeras proposiciones. Se nos habla de algo y se nos hace ver otra cosa. Pero no que aquello que se dice esté por debajo de lo que se nos hace ver y esto es necesario, si no, las dos primeras operaciones no tendrían ningún sentido, no tendrían casi interés.
La palabra se eleva en el aire, al mismo tiempo que la tierra que se ve, se hunde cada vez más. O al mismo tiempo que la palabra que habla se eleva en el aire, aquello de lo que nos habla se hunde bajo la tierra.
¿Qué es esto? Sólo el cine puede hacerlo, yo no digo que deba hacerlo, que lo haya hecho dos o tres veces, puedo decir simplemente que fueron grandes cineastas los que tuvieron esta idea. No se trata de decir es esto o lo otro lo que debe hacerse. Hay que tener ideas, sean las que fueren. ¡Ah! Esto es una idea cinematográfica, digo que es prodigioso, porque asegura al nivel del cine una verdadera transformación de los elementos. Un ciclo de grandes elementos que hace que de golpe, el cine haga un fuerte eco con por ejemplo, una física cualitativa de los elementos. Esto produce una especie de transformación, el aire, la tierra y el agua y el fuego, porque habría que agregar, pero no hay tiempo, y evidentemente se descubre el rol de los otros elementos, una gran circulación, de elementos en el cine. Además en todo lo que digo, no se suprime una historia, la historia está siempre allí, pero lo que nos interesa, es ¿por qué la historia es tan interesante? Porque está todo esto otro en y detrás.
Es todo este ciclo, la voz que se eleva al mismo tiempo que aquello de lo que se habla se entierra.
Ustedes habrán visto los films de Straub, y en Straub, está el gran ciclo de los elementos. Lo que se ve, es únicamente la tierra desierta, ella es como pesada para todo lo que está debajo y ustedes me dirán “pero ¿qué hay abajo, qué es lo que sabemos?” Es exactamente aquello de lo que la voz nos habla, es como si la tierra se balanceara en eso que la voz dice y que viene a tomar lugar en la tierra, en su hora y en su lugar. Y si la tierra y la voz nos hablan de cadáveres, es toda la fila de cadáveres la que viene a tomar lugar bajo la tierra, y allí, en ese momento, el menor estremecimiento del viento sobre la tierra desierta, sobre el espacio vacío que tenemos a nuestros ojos, el menor crujido en esa tierra, todo toma sentido.

¿Qué es el acto de creación?
Bien, tener una idea no es del orden de la comunicación. Y es aquí a donde quería llegar, porque esto forma parte de las preguntas que me han sido gentilmente propuestas. Quiero decir en qué punto todo esto sobre lo que hablamos es irreductible a toda comunicación. No es grave. Esto, ¿qué quiere decir? Me parece que esto quiere decir en un primer sentido que la comunicación es la propagación y la transmisión de una información. ¿Y qué es una información? Una información es un conjunto de palabras de orden. Cuando se les informa, se les dice aquello que ustedes deben creer. En otros términos: informar es hacer circular una palabra de orden. Las declaraciones de la policía son llamadas, muy a justo título, comunicados; se nos comunica la información, quiero decir, se nos dice aquello que es conveniente que creamos. O si no que creamos, pero que hagamos que lo creemos, no se nos pide que creamos, se nos pide que nos comportemos como si creyéramos. Esto es la información, la comunicación, e independientemente de estas palabras de orden y de la transmisión de las palabras de orden, no hay comunicación, no hay información. Lo que nos lleva a decir que la información es exactamente el sistema de control.
Es evidente que estoy diciendo cosas obvias, salvo porque esto nos concierne hoy particularmente, porque hoy entramos en una sociedad que podemos llamar sociedad de control. Saben que un pensador como Michel Foucault había analizado dos tipos de sociedades bastante cercanas a nosotros. Unas que él llamaba sociedades de soberanía y las otras que llamaba disciplinarias. (Los análisis de Foucault se consideran célebres muy justamente) Y lo que él llamaba sociedades disciplinarias se definía por la constitución de lugares de encierro: cárceles, escuelas, ateliers, hospitales. Y las sociedades disciplinarias tenían necesidad de esos lugares. Pero esto creó ambigüedades en algunos lectores de Foucault que creyeron que éste era su pensamiento último. Evidentemente, no es así.
Foucault no creyó jamás, lo ha dicho claramente, que estas sociedades fueran eternas. Es más, él pensaba que nosotros entrábamos en una sociedad nueva. Por supuesto hay muchos restos de sociedades disciplinarias y por años y años. Pero nosotros ya sabemos que la nuestra es una sociedad de otro tipo, que podría llamarse (ha sido Burroughs quien pronunció la palabra y Foucault lo admiraba vivamente) de control. Nosotros entramos en la sociedad de control que se define de manera muy diferente de la disciplina. Nosotros ya no necesitamos lugares de encierro. Ustedes me dirán que esto no resulta ser demasiado evidente con todo lo que ocurre actualmente. Pero esa no es la cuestión. Quizás tengan que pasar cincuenta años. Pero ya en este momento todo esto, las prisiones, las escuelas y los hospitales, son lugares discutidos permanentemente.(...)
Vean de qué manera control no es disciplina. Diré por ejemplo, que en una autopista, no se encierra a la gente, pero haciendo autopistas se multiplican los medios de control. No digo que esta sea la única meta de la autopista(risas), pero la gente puede girar infinitamente sin estar del todo encerrada, aunque sí estando perfectamente controlada. Ese es nuestro futuro. Las sociedades de control siendo sociedades disciplinarias.
Entonces, ¿por qué les cuento esto? Bueno, porque la información, digamos, es el sistema controlado de las palabras de orden, palabras de orden que tienen lugar en una sociedad dada.
¿Qué puede tener que ver el arte con esto? ¿Qué es la obra de arte? Ustedes me dirán: “Todo esto no quiere decir nada”. Entonces no hablemos de la obra de arte, hablemos sobre qué hay en la contra-información. Por ejemplo, existen países, donde en condiciones particularmente duras o crueles, hay contra-información, por ejemplo en los países con dictaduras. En el tiempo de Hitler los judíos que venían de Alemania eran los primeros en decirnos que allí había campos de exterminación. Ellos hacían contra-información. Lo que hay que constatar es que me parece que jamás la contra-información alcanzó para nada. Ninguna contra-información le ganó jamás a Hitler. Bueno, salvo un caso. ¿Pero cuál es ese caso? Eso es importante. La única respuesta sería: la contra-información deviene efectivamente eficaz cuando ella es (y los es por su naturaleza) cuando es o deviene acto de resistencia. El acto de resistencia no es ni información ni contra-información. La contra-información no es efectiva más que cuando se vuelve acto de resistencia.

Malraux
¿Cuál es la relación entre la obra de arte y la comunicación? Ninguna.
Ninguna, la obra de arte no es un instrumento de comunicación. La obra de arte no tiene nada que hacer con la comunicación. La obra de arte, estrictamente, no contiene la mínima parte de información. Por el contrario, hay una afinidad fundamental entre la obra de arte y el acto de resistencia. Entonces aquí sí, la obra tiene algo que hacer con la información y la comunicación, sí, a título de acto de resistencia.
¿Cuál es esta relación misteriosa entre la obra de arte y un acto de resistencia? Mientras que los hombres que resisten no tienen ni el tiempo ni muchas veces la cultura necesaria para tener una mínima relación con el arte, no lo sé.
Malraux desarrolla un buen concepto filosófico, dice una cosa muy simple sobre el arte. Dice que es la única cosa que resiste a la muerte.
Volvamos a mi truco de siempre, del principio, sobre qué es lo que se hace cuando se hace filosofía. Se inventan conceptos. Y encuentro que ahí está la base de un buen concepto filosófico. Reflexionemos sobre qué es lo que resiste a la muerte. Sin duda, nos alcanza con ver una escultura de tres mil años antes de nuestra era, para saber que Malraux nos da una buena respuesta.
Podríamos decir, desde el punto de vista que nos ocupa, que el arte es lo que resiste y es ser no la única cosa que resiste, pero que resiste. De ahí esa relación tan estrecha entre el acto de resistencia y el arte, la obra de arte. Todo acto de resistencia no es una obra de arte aunque de alguna manera lo sea. Toda obra de arte no es un acto de resistencia y sin embargo de alguna manera, lo es.
Y si me permiten volver: ¿Qué es tener una idea en cine? O ¿qué es tener una idea cinematográfica?(...) Por ejemplo en Straub: ¿Qué es ese acto de palabra que se eleva en el aire mientras que su objetivo está bajo la tierra? Resistencia. Acto de resistencia. Y en toda la obra de Straub, el acto de la palabra es un acto de resistencia. Desde Moisés hasta el último Kafka, hasta Bach. Recuerden, el acto de la palabra en Bach, ¿qué es? Es su música, es su música que es acto de resistencia. Acto de resistencia ¿contra qué? No es el acto de resistencia abstracto, es acto de resistencia y de lucha activa contra la repartición de lo sagrado y lo profano. Y este acto de resistencia en la música culmina con un grito. Como también hay un grito en Woyzek, hay un grito de Bach: “afuera, afuera, no quiero verlos”. Eso es el acto de resistencia. A partir de esto me parece que el acto de resistencia tiene dos caras: es humano y es también el acto del arte.
Sólo el acto de resistencia resiste a la muerte, sea bajo la forma de obra de arte, sea bajo la forma de una lucha de los hombres.Y ¿qué relación hay entre la lucha de los hombres y la obra de arte?La relación más estrecha y para mí la más misteriosa.
Exactamente eso que quería decir Paul Klee cuando decía: "Ustedes saben, falta el pueblo". El pueblo falta y al mismo tiempo no falta. El pueblo falta, esto quiere decir que (no es claro y no lo será nunca) esta afinidad fundamental entre la obra de arte y un pueblo que todavía no existe, no es ni será clara jamás. No hay obra de arte que no haga un llamado a un pueblo que no existe todavía.
En fin, ahora está muy bien, estoy profundamente feliz por su gran gentileza de haberme escuchado y les agradezco infinitamente.
 
cramberria,23.02.2008
Del poemario " Fiebre la piel y adónde la manzana"


Cuando la mirada
alumbra los temblores
de una palabra apenas insinuada en el hastío,
sabe la luz del tiempo donde inventa su gracia
el oro incontenible de los sueños.
Cuando la voz camina en los confines
de un nombre apenas bosquejado y tan ausente,
sabe el silencio a música atormentada
en la garganta. Sabe lo inasible
de aquello que alguna vez fue la celebración
de los misterios. Sabe de la rabia impotente
del recuerdo, y aprende que la espera
no es más que sombra acurrucada en la memoria.
Cuando las manos viven el secreto de su ánimo,
saben los dedos que la esperanza
es el insomnio del tiempo entre la venas.

Francisco Magaña
 
Aristidemo,25.02.2008
LA GIGANTA

Cuando Natura en su inspiración pujante
Concebía cada día hijos monstruosos,
Me hubiera gustado vivir cerca de una joven giganta,
Cual gato voluptuoso a los pies de una reina.

Me hubiera agradado ver su cuerpo florecer con su alma
Y crecer libremente en sus terribles juegos;
Adivinar si su corazón cobija una sombría llama
En las húmedas brumas que flotan en sus ojos;

Recorrer a mi gusto sus magníficas formas;
Arrastrarme en la pendiente de sus rodillas enormes,
Y a veces, en estío, cuando los soles malsanos,

Laxa, la hacen tenderse a través de la campiña,
Dormir despreocupadamente a la sombra de sus senos,
Como una plácida aldea al pie de una montaña.



CHARLES BAUDELAIRE
 
elquesefue,25.02.2008
La Giganta

Rodrigo Solis

¡qué dura tu vida, Giganta!

desde tus ojos el mundo
debe parecerte una llanura erizada
por dedos diminutos
que enojados te señalan

los ceños fruncidos
las cabezas que niegan
los suspiros de hastío
han de ser para tí
tan comunes como los lunares

tan tristes como las jaulas

yo creo que te tienen miedo, Giganta
les aterra caer en los abismos de tus pisadas
les asusta
que la luz de tu mirada
alumbre sus pies enraizados en fango
sus cerebros de jaula

por eso blanden en tu contra
gordos libros de leyes empolvadas

¡qué cara tu altura, Giganta!
¿cuánto cuesta en soledades?
porque las voces pequeñas
no alcanzan tus oídos
y los amores enanos
no acompañan

¿cuánto te cuesta en batallas
contra duendes que piensan
que lo pequeño se les quita
por derribar a una giganta?

qué difícil tu lucha
gigantesca aún para tí,
mi Giganta,
que difícil descubrirse al rojo vivo
la sangre en llamas,

aprender a deletrear "amor"
con la boca llena
por una lengua tibia, amada,
y no saber todavía como,
¿¡cómo pedir perdón!?
por cubrir con tu sombra el sol
a quienes tienen la cabeza
a ras de piso.
 
quilapan,25.02.2008
El poeta Mauricio Redolés desde Shile, cumbianchero...

 
Aristidemo,26.02.2008


________________________________________________________________________



L e importa un pito

Él nunca hace esfuerzo
para hacer un verso
y nunca ha pensado querer ser poeta,
ha sido cabrito,
ha sido veleta,
le ha importado un pito querer ser poeta.

También tiene amigos que son muy capaces,
ágiles en verbo, en la prosa audaces,
ellos son profundos y muy importantes,
pero más que nada, bastante hilarantes.

Se comen las uñas tomando cerveza,
mas sólo es la gloria quien va a su cabeza,
se visten de un modo tan particular
que por donde pasan dejan de que hablar.
Son intelectuales, también muy formales,
con más evolución que otros animales,
arreglan el mundo dando soluciones,
en verdad es claro que son bien chingones,
pero el no quiere ser poeta,
quiere ser cabrón,
quiere ser veleta, estrenar tarjeta
pues le importa un pito querer ser poeta.



Rockdrigo González.
 
Aristidemo,26.02.2008
http://www.rockdrigo.com.mx/
 
quilapan,26.02.2008
I don't (fuckin') wanna be a soldier mama

Well, I don't wanna be a soldier mama, I don't wanna die
Well, I don't wanna be a sailor mama, I don't wanna fly
Well, I don't wanna be a failure mama, I don't wanna cry
Well, I don't wanna be a soldier mama, I don't wanna die
Oh no, oh no, oh no, oh no
Well, I don't wanna be a rich man mama, I don't wanna cry
Well, I don't wanna be a poor man mama, I don't wanna fly
Well, I don't wanna be a lawyer mama, I don't wanna lie
Well, I don't wanna be a soldier mama, I don't wanna die
Oh no, oh no, oh no, oh no, hey!

Well, I don't wanna be a soldier mama, I don't wanna die
Well, I don't wanna be a thief now mama, I don't wanna fly
Well, I don't wanna be a churchman mama, I don't wanna cry
Well, I don't wanna be a soldier mama, I don't wanna die
Oh no, oh no, oh no, oh no, oh no, hey!

Oh well, I don't wanna be a soldier mama, I don't wanna die
Well, I don't wanna be a sailor mama, I don't wanna fly
Well, I don't wanna be a failure mama, I don't wanna cry
Well, I don't wanna be a soldier mama, I don't wanna die
Oh no, oh no, oh no, oh no, oh no


 
madrobyo,26.02.2008
SElección IRani.-



Arqueros # Estatura Peso Nació Equipo
Ebrahim Mirzapour
1 1.92 m. 85 kg. 16/9/1978 Foolad
Hassan Roudbarian
12 1.82 m. 80 kg. 6/7/1978 Pas
Vahid Talebloo
22 1.85 m. 75 kg. 26/5/1982 Esteghlal
Defensas # Estatura Peso Nació Equipo
Sohrab Bakhtiarizadeh
3 1.85 m. 76 kg. 11/9/1977 Saba Battery
Yahya Golmohammadi
4 1.78 m. 76 kg. 19/3/1971 Saba Battery
Rahman Rezaei
5 1.78 m. 72 kg. 20/2/1975 Messina
Hossein Kabei
13 1.67 m. 63 kg. 23/9/1985 Foolad
Sattar Zare
18 1.75 m. 73 kg. 27/1/1981 Bargh
Amir Hossein Sadeghi
19 1.8 m. 78 kg. 6/9/1981 Esteghlal
Mohamed Nosrati
20 1.8 m. 78 kg. 11/1/1982 Pas
Medios # Estatura Peso Nació Equipo
Mehdi Mahdavikia
2 1.76 m. 73 kg. 24/7/1977 Hamburger
Javad Nekounam
6 1.8 m. 78 kg. 7/9/1980 Al Sharjah
Ferydoon Zandi
7 1.84 m. 80 kg. 26/4/1979 Kaiserslautern
Ali Karimi
8 1.78 m. 79 kg. 8/11/1978 Bayern München
Andranaik Teymourian
14 1.8 m. 73 kg. 6/3/1983 Abu Moslem
Mehrzad Madanchi
21 1.8 m. 74 kg. 19/10/1981 Pirouzi
Masoud Shojaei
23 1.84 m. 73 kg. 9/6/1984 Kaebi
Delanteros # Estatura Peso Nació Equipo
Vahid Hashemian
9 1.82 m. 78 kg. 21/7/1976 Hannover 96
Ali Daei
10 1.92 m. 80 kg. 21/3/1969 Saba Battery
Rasoul Paki Khatibi
11 1.72 m. 71 kg. 22/9/1978 Pas
Arash Borhani
15 1.75 m. 72 kg. 14/9/1983 Pas
Reza Enayati
16 1.78 m. 75 kg. 23/9/1976 Esteghlal
Javad Kazemian
17 1.74 m. 69 kg. 23/4/1981 Pirouzi
 
Aristidemo,26.02.2008



no puedo creer que sigan llamando a Sadeghi...


¿y qué pasa con Rasoul Boggidishvata? ¿no le han quitado el castigo?


ná, este será otro mal año...

 
madrobyo,26.02.2008
vento: Oro: Plata: Bronce:
==
Texto de titular [editar]
Texto de titular [editar]
==
100 m Masculino Carl Lewis, USA 9,92
Linford Christie, GBR 9,97 Calvin Smith, USA 9,99
200 m Masculino Joe DeLoach, USA 19,75 Carl Lewis, USA 19,79 Robson da Silva, BRA 20,04
400 m Masculino Steve Lewis, USA 43,87 Harry Reynolds, USA 43,93 Danny Everett, USA 44,09
800 m Masculino Paul Ereng, KEN 1:43,45 Joaquim Cruz, BRA 1:43,90 Said Aouita, MAR 1:44,06
1.500 m Masculino Peter Rono, KEN 3:35,96 Peter Elliott, GBR 3:36,15 Jens-Peter Herold, GDR 3:36,21
5.000 m Masculino John Ngugi, KEN 13:11,70 Dieter Baumann, FRG 13:15,52 Hansjorg Kunze, GDR 13:15,73
10.000 m Masculino Brahim Boutayeb, MAR 27:21,44 Salvatore Antibo, ITA 27:23,55 Kipkemboy Kimeli, KEN 27:25,16
Maratón Masculino Gelindo Bordin, ITA 2:10:32 Douglas Wakihuriu, KEN 2:10:47 Ahmed Saleh, DJI 2:10:59
110 m vallas Masculino Roger Kingdom, USA 12,98 Colin Jackson, GBR 13,28 Anthony Campbell, USA 13,38
400 m vallas Masculino Andre Philipps, USA 47,19 Amadou Día Ba, SEN 47,23 Edwin Moses, USA 47,56
3.000 m obstáculos Masculino Julius Kariuki, KEN 8:05,51 Peter Koech, KEN 8:06,79 Mark Rowland, GBR 8:07,96
Relevo 4 x 100 m Masculino Unión Soviética 38,19 Reino Unido 38,28 Francia 38,40
Relevo 4 x 400 m Masculino Estados Unidos 2:56,16 Jamaica 3:00,30 Alemania Federal 3:00,56
Marcha 20 km Masculino Jozef Pribilinec, TCH 1:19:57 Ronald Weigel, GDR 1:20:00 Maurizio Damilano, ITA 1:20:14
Marcha 50 km Masculino Vyacheslav Ivanenko, URS 3:38:29 Ronald Weigel, GDR 3:38:56 Hartwig Gauder, GDR 3:39:45
Salto de altura Masculino Gennadi Avdeyenko, URS 2,38 m. Hollis Conway, USA 2,36 m. Rudolf Povarnitsin, URS 2,36 m.
Patrick Sjoberg, SWE 2,36 m.
Salto con pértiga Masculino Sergei Bubka, URS 5,90 m. Rodion Gataullin, URS 5,85 m. Grigori Yegorov, URS 5,80 m.
Salto de longitud Masculino Carl Lewis, USA 8,72 m. Mike Powell, USA 8,49 m. Larry Myricks, USA 8,27 m.
Triple salto Masculino Khristo Markov, BUL 17,61 m. Igor Lapshin, URS 17,52 m. Alexander Kovalenko, URS 17,42 m.
Peso Masculino Ulf Timmermann, GDR 22,47 m. Randy Barnes, USA 22,39 m. Werner Gunthor, SUI 21,99 m.
Disco Masculino Jürgen Schult, GDR 68,82 m. Romas Ubartas, URS 67,48 m. Rolf Danneberg, FRG 67,38 m.
Martillo Masculino Sergey Litvinov, URS 84,80 m. Yuriy Sedykh, URS 83,76 m. Yury Tamm, URS 81,16 m.
Jabalina Masculino Tapio Korjus, FIN 84,28 m. Jan Železný, TCH 84,12 m. Seppo Raty, FIN 83,26 m.
Decatlón Masculino Christian Schenk, GDR 8.488 p. Torsten Voss, GDR 8.399 p. Dave Steen, CAN 8.328 p.
Categoría femenina [editar]
Evento: Oro: Plata: Bronce:
100 m Femenino Florence Griffith, USA 10,54 Evelyn Ashford, USA 10,83 Heike Drechsler, GDR 10,85
200 m Femenino Florence Griffith, USA 21,34 Grace Jackson, JAM 21,72 Heike Drechsler, GDR 21,95
400 m Femenino Olga Bryzgina, URS 48,65 Petra Müller, GDR 49,45 Olga Nazarova, URS 49,90
800 m Femenino Sigrun Wodars, GDR 1:56,10 Christine Wachtel, GDR 1:56,64 Kim Gallagher, USA 1:56,91
1.500 m Femenino Paula Ivan, ROM 3:53,96 Lailuta Baikauskaite, URS 4:00,24 Tatyana Samolenko, URS 4:00,30
3.000 m Femenino Tatyana Samolenko, URS 8:26,53 Paula Ivan, ROM 8:27,15 Yvonne Murray, GBR 8:29,02
10.000 m Femenino Olga Bondarenko, URS 31:05,21 Elizabeth McColgan, GBR 31:08,44 Yelena Yupiyeva, URS 31:19,82
Maratón Femenino Rosa Mota, POR 2:25:40 Lisa Martin, AUS 2:25:53 Katrin Dorre, GDR 2:26:21
100 m vallas Femenino Yordanka Donkova, BUL 12,38 Gloria Siebert, GDR 12,61 Claudia Zaczkiewicz, FRG 12,75
400 m vallas Femenino Debra Flintoff-King, AUS 53,17 Tatyana Ledovskaya, URS 53,18 Ellen Fiedler, GDR 53,63
Relevo 4 x 100 m Femenino Estados Unidos 41,98 Alemania Oriental 42,09 Unión Soviética 42,75
Relevo 4 x 400 m Femenino Unión Soviética 3:15,18 Estados Unidos 3:15,51 Alemania Oriental 3:18,29
Salto de altura Femenino Louise Ritter, USA 2,03 m. Stefka Kostadinova, BUL 2,01 m. Tamara Bykova, URS 1,99 m.
Salto de longitud Femenino Jackie Joyner-Kersee, USA 7,40 m. Heike Drechsler, GDR 7,22 m. Galina Chistyakova, URS 7,11 m.
Peso Femenino Natalia Lisovskaya, URS 22,24 m. Kathrin Neimke, GDR 21,07 m. Meisu Li, CHN 21,06 m.
Disco Femenino Martina Hellmann, GDR 72,30 m Diana Gansky, GDR 71,88 m. Tzvetanka Hristova, BUL 69,74 m.
Jabalina Femenino Petra Felke, GDR 74,68 m. Fatima Whitbread, GBR 70,32 m. Beate Koch, GDR 67,30 m.
Heptatlón Femenino Jackie Joyner-Kersee, USA 7.291 p. Sabine John, GDR 6.897 p. Anke Behmer, GDR 6.858 p.

 
Ysobelt,26.02.2008
El mejor representante está basado en un mecanismo de direccionalidad variable.

Oreste Benzi fue un sacerdote católico, es un género de plantas ornamentales. Destacaba principalmente en las pruebas de vallas, y fue probablemente el mejor vallista del mundo en la época de postguerra.

Todas las versiones del juego fueron idénticas, exceptuando la de Mega-CD, que añadía un jefe adicional y tenía calidad de audio de CD
 
madrobyo,26.02.2008
Las dimensiones del mundo atómico y su relación con el macro mundo

La física que estudia y explica los fenómenos que ocurren en el dominio de los átomos, de sus núcleos y de las partículas elementales se denomina cuántica; y la teoría matemática básica que explica los movimientos y relaciones en este campo se denomina mecánica cuántica. No se debe sin embargo pensar que la física cuántica no corresponde al mundo macroscópico, en realidad toda la física es cuántica; y las leyes de ésta tal como las conocemos hoy, constituyen nuestras leyes MÁS GENERALES de la naturaleza.

En el mundo macroscópico las leyes de la naturaleza que se han descubierto son las denominadas leyes de la física clásica; en estas se tratan aquellos aspectos de la naturaleza para los que la cuestión de cuál es la constitución última de la materia no es algo que importe en forma inmediata. Cuando aplicamos las leyes de la física clásica a los sistemas macroscópicos tratamos de describir solamente ciertos rasgos globales del comportamiento del sistema. Los detalles más finos del comportamiento del sistema se ignoran. En este sentido las leyes de la física clásica son leyes aproximadas de la naturaleza y debemos considerarlas como formas límite de las leyes de la física cuántica, más fundamentales y que abarcan mucho más. Las teorías clásicas son teorías fenomenológicas. Una teoría fenomenológica intenta descubrir y resumir hechos experimentales dentro de un cierto dominio limitado de la física. No se persigue describirlo todo en el reino de la física, pero si es una buena teoría fenomenológica, describirá de manera muy precisa cualquier aspecto dentro de aquel dominio limitado. En realidad toda teoría física es fenomenológica (trata de los fenómenos o eventos o hechos que ocurren).

Como decimos, las teorías clásicas no poseen validez universal, aunque son muy buenas teorías fenomenológicas, no lo dicen todo acerca de los cuerpos macroscópicos. Por ejemplo no podemos explicar por qué las densidades son lo que son, por qué las constantes elásticas de los materiales tienen los valores que tienen, por qué se rompe una barra cuando la sometemos a una tensión mas allá de cierto límite, por qué el cobre funde a 1083ºC, por qué el vapor de sodio emite luz amarilla, por qué brilla el sol, por qué el núcleo de uranio se desintegra espontáneamente, por qué la plata conduce la electricidad, por qué el azufre no conduce la electricidad; se podría seguir con muchos ejemplos de la vida cotidiana o que tienen cierto impacto en muchas de las cosas de esta vida cotidiana, acerca de los cuales la física clásica tiene poco o nada que decirnos.

El hombre siempre estuvo y sigue estando interesado en conocer o poder explicarse de donde salió y como funciona todo, y por eso investiga buscando saber si existe una teoría general de la materia. No tenemos hoy en día una teoría detallada para todo lo que ocurre en nuestro mundo, sin embargo y sobre todo en el siglo XX, es mucho lo que se avanzó, por ejemplo comprendiendo ahora muy bien los hechos de la química y las propiedades de la materia macroscópica; en estos dominios de la física se puede hoy responder a cuestiones que no podían resolverse dentro de la teoría clásica.

Podemos decir hoy que el modelo estándar de la física de las partículas, que se basa en las reglas de la mecánica cuántica, nos dice como está construido el mundo a partir de ciertos bloques fundamentales, que se mantienen unidos gracias al intercambio de energía en forma de partículas; pero no creamos que dicho modelo estándar es el definitivo ya que el ser humano a través de su inteligencia sigue en la búsqueda. Ahora yo me pregunto ¿Por qué sigue en la búsqueda? ¿Habrá algo innato, genético, incrustado en la naturaleza del hombre que lo lleva a esta búsqueda? ¿Será una llamada o un mensaje dejado por alguien? ¿Será la semejanza de un Dios creador que tenemos incorporada? Es muy probable que a nadie le interese esto como para dedicarle mas que una fracción de su tiempo; pero no podemos decir que sea cual fuere la duración de dicha fracción, si alcanzamos a percibir algo aunque sea a través del intellectus, nos quedamos totalmente maravillados.

Cuando el físico Max Planck, estudió la radiación del cuerpo negro, que es un cuerpo incandescente, sacó su conclusión de que la energía era absorbida y emitida en cuantos de energía proporcionales a la frecuencia de la luz que se irradia. La constante de esta proporcionalidad es un numero, muy pero muy pequeño, del orden de 10-34 esto es 0,000000000000000000000000000000001. Es bueno ahora tratar de tener una cierta sensibilidad para darnos cuenta lo lejos que están nuestras experiencias diarias de lo que denominamos mundo cuántico. Si existiera un terrón de azúcar de dicha dimensión en cm, necesitaríamos varios billones (exactamente 1034) de dichos objetos para cubrir la distancia de 1 cm. Veamos que es esto en nuestra realidad. Si tomáramos la misma cantidad de terrones de azúcar (1034) y los pusiéramos uno al lado del otro, cubrirían una distancia de 1000 millones de años luz. El mundo cuántico opera en una escala mucho menor que la relación existente entre la dimensión de un terrón de azúcar y la de todo el universo observable.

Detengámonos un momento en la dimensión de un átomo. Si aceptamos como modelo el de un núcleo y una “nube” externa de electrones, la dimensión del núcleo es de 10-13 cm y la de todo el átomo, o sea con la nube de electrones es 10-8 cm; para percibir la relación, si el núcleo fuera de 1 cm, la nube de los electrones más externos, estaría a una distancia de 105 cm esto es 1 Km.
 
Ysobelt,26.02.2008
Luego del descubrimiento del electrón, determinó que la materia se componía de dos partes, una negativa y una positiva.

En resumidas cuentas el medio forma parte del ambiente.


Narra la historia de una organización secreta del gobierno que vigila la actividad alienigena en la Tierra, ha aparecido en múltiples películas, programas de televisión, historietas y videojuegos.
 
madrobyo,26.02.2008
ROXIMACIÓN ESTÉTICA AL TEMA DEL CUERPO Y LA CIUDAD EN LA OBRA UN AÑO DE JUAN EMAR

NELSON RODRÍGUEZ ARRATIA

"Yo he dedicado mi vida y sigo dedicándola a SER...
Es un trabajo muy duro y difícil pero tiene sus compensaciones.
¿Cuáles son ellas? ENCONTRAR EL MUNDO ENTERO REFLEJADO EN UNO"1.

Juan Emar

1. Introducción

El impacto desestructurador que la modernización produce en las sociedades cuya cultura es de carácter histórico tradicional, afecta de modo radical e integral, lo que una sociedad posee como valor. En nuestra sociedad, que recién inicia su modernización, tal impacto ya se resiente con una intensidad suficiente, como para permitir un consenso en torno a la afirmación de que atraviesa una profunda crisis: la crisis del hombre en su ciudad.

Se hace necesario entonces, buscar nuevos sentidos que nos permitan una mayor comprensión de la existencia humana. La estética, como la ciencia que estudia lo bello, como la disciplina que descubre un nuevo sentido a través de la obra artística, no es ajena a esta búsqueda. Es por ello, que a partir de esta reflexión, hemos querido realizar el presente trabajo.

No es desconocido para nadie que la crisis mencionada ha trastornado una concepción tradicional acerca del hombre. Pues, en el mundo de lo virtual, la máxima expresión de nuestra era científico-tecnológica, el horizonte de la existencia humana desaparece; y cuando el horizonte desaparece, se levanta el horizonte de la desaparición. ¿Bajo qué preceptos podemos hoy comprender el horizonte humano? Sin tener la pretensión de dar una respuesta a la totalidad de la pregunta, queremos aproximarnos desde el tema del cuerpo y de la ciudad, en la obra literaria cuyo autor es Juan Emar, a una reflexión que nos dará luces a la comprensión del hombre, como cuerpo y ciudad.

2. Biografía de Juan Emar

Juan Emar nació en Santiago el 13 de noviembre de 1893. Estudió en el Instituto Nacional. Como hijo del influyente político liberal y diplomático Eliodoro Yáñez, vivió intermitentemente entre París y Santiago. En los años veinte fue autor de las "Notas de Arte" de La Nación, diario creado por su padre, y participó en la creación del grupo pictórico Montparnasse, con sus amigos Luis Vargas Rosas y Henriette Petit. Entre 1925-1927 se desempeñó como secretario de la Legación Chilena en Francia, uno de los pocos trabajos formales y acaso el único en que incurrió en su vida. Su seudónimo ­con el que encubrió el nombre de Álvaro Yáñez Bianchi­ proviene de una similitud de sonidos de la expresión francesa "J`en ai marre" ("Estoy harto").

Su permanencia en Europa lo vinculó a los movimientos vanguardistas que repostularan la literatura y el arte en las primeras décadas del siglo. De ellos heredaría su aversión al realismo y al academicismo, tendencias de las que se mantuvo a más que prudente distancia en sus escritos.

La obra literaria publicada en vida por Emar consta de cuatro títulos: Miltín, Un año, Ayer y Diez, obras aparecidas entre 1935-1937. De ahí en adelante, quizá a causa de la nula recepción que tuvieron sus libros, se sumergió en el total ostracismo. Retirado al campo, se dedicó durante años a la conjetura y redacción de una obra mayúscula: Umbral, que ha sido editada en forma póstuma; primero en Argentina (Editorial Carlos Lohlé, en 1977) y recientemente en Chile por el Centro de Investigaciones Diego Barros Arana de la Dirección de Bibliotecas, Archivos y Museos.

Por su humor peculiar, por su extrañeza y por sus implicaciones metafísicas, la obra de Juan Emar ha permanecido viva a pesar de los años y a pesar del olvido que la circundó desde un comienzo. Un año es quizá el más cautivante y el más legible de sus libros, en cuya estructura simplísima concurren los habituales prodigios emarianos.

Juan Emar, muere en el fecundo silencio, quizá sin pensar en el poderío de su obra, a la edad de 71 años en 1964.

3. Resumen de la obra Un Año

"Estamos ante un fenómeno literario que no tiene parangón en la historia de nuestra narrativa. Juan Emar, el metafísico, el fantástico, el visionario, el loco, el inocente, el paradisíaco, es la exótica flor de maravilla que ha crecido en el medio gris, naturalista, opaco de la narrativa chilena de este siglo" (Ignacio Valente).

Como se advertirá, Un año está armado sobre la base de una estructura peculiar: la de un diario de vida que considera estrictamente el primer día de cada mes del año. El último día de este diario ­donde aparecen las anotaciones del 31 de diciembre­ es la excepción al modelo y sirve para anudar el círculo: para que el año se cierre definitivamente. Este último día, Emar lo deja para la recapitulación de cada una de las frases iniciales de los capítulos del libro (un círculo dentro de otro). De este modo, reescribe: "Hoy he amanecido, hecho, estado, asistido, transpuesto, vivido, vagado, pasado, venido, vuelto, sido, regresado, releído".

Sin embargo ­como para siempre­, el libro se deja leer con distracción de sus fórmulas. (En este terreno cualquier exceso es posible: no hay que olvidar que en el siglo xix prosperaron en Europa ciertas lecturas de La Divina Comedia, según la simbología masónica, en las que Dante Alighieri aparecía como un adelantado carbonario que cifraba mensajes para sus cofrades del futuro). Más sorprendentes parecen, en Un año, las remisiones explícitas a obras de la tradición literaria, a las que Emar "hace trabajar" al interior de la suya, conectando actualmente su texto con los ajenos.

Así pasa en el citado caso del insecto que ingresa a Los cantos del Maldoror por la última letra de la última página y sale por la primera letra de la primera página. Lee o experimenta el libro ­cabalísticamente­ deshaciendo el camino habitual de la lectura.

En una crónica aparecida en 1935, Eduardo Barrios ­el autor del Gran señor y rajadiablos, y cuñado de Juan Emar­ creyó ver operando en sus textos los mecanismos de los sueños o, aun, los del desvelo. Acusó, además, en el momento, la falta de recibimiento crítico para los libros del escritor que Wilhelm Mann consideraba como un lugar aparte "dentro de la literatura excéntrica chilena". Esta ausencia de respuesta o de lectura ha sido uno de los destinos de Emar, particularmente celebrado por el periodismo, en su necesidad de ingresar de vez en cuando un nuevo miembro de la melancólica galería de "los grandes olvidados".

Juan Emar no ha sido en absoluto olvidado. Su aislamiento fue más que nada una opción biográfica y su obra ha tenido simplemente un tiempo distinto al de otras producciones más sonoras. Hoy día ­más de treinta años después de su muerte­ ha llegado para Juan Emar el momento de la expansión, el momento de comunicar sus especulaciones sobre lo incomunicable. Hoy, que se suman una a otra sus publicaciones, Juan Emar es leído, comentado y en Chile comienza a hacerse imprescindible.

4. Precisiones sobre el cuerpo y la ciudad

4.1. El cuerpo

Si cualquiera de nosotros pudiera evaluar su vida y medirla, si es que pudiésemos, creo que nuestro cuerpo, nuestro propio cuerpo sería la fuente fundamental de motivos y revelador de nuestros valores vitales. Pues la única razón de nuestros valores, es nuestro cuerpo, pues él es la razón de la encarnación de los mismos.

"...Preferir otros valores "canjear" como dice Platón, mi vida por la justicia, por ejemplo ­no es resolver un debate puramente académico, sino poner en juego mi propia existencia, sacrificarme. Todo otro valor adquiere una gravitación, un alcance dramático por comparación con los valores "historializados" por mi cuerpo"2.

De modo que la vida, la existencia se arraiga en el existir, en el existir que es cuerpo, mi cuerpo. Así lo que llamamos existir, existencia, no queda sometido a la articulación de discursos infértiles, sino quedan arrojados al respirar, al fluir, al latir de la existencia, a los sotos de la carne, al lugar de nuestro cuerpo.

Juan Emar, en su lectura y escritura no es ajeno a saber que el cuerpo es el primer corazón de la existencia, en él se encarna la vida:

Hoy he amanecido apresurado [...]
Más la prisa, ya anidaba en mí,
siguió empujándome" 3.

El diario de Emar nos revela un sinónimo de encarnar, donde asume, de un modo existencial, la corporeidad, el cuerpo como el anidar. Juan Emar nos lo dice en su diario: "he amanecido apresurado", pero la prisa está en él, la prisa es él, pues en él anida; y lo empuja, o sea, lo vive. Juan Emar confirma su existencia a partir de un valor que anida, él es presura por su cuerpo.

Así, vamos descubriendo la unidad de todo aquello que es, cuando es mediado por nuestro cuerpo, pues aquello que es, es porque es significado por mi cuerpo, la primera voz que me dice "yo soy", "yo existo", "mi cuerpo es el que introduce este vago de existencia: es el primer existente, ingenerable, involuntario"4.

Se anima, entonces, una abstracta relación del querer con sus motivos; pues aquello que un día protegió a la descripción pura, hoy resulta al revés, pues el "yo soy" que recupera Maurice Meleau-Ponty a partir del "yo soy" de Rene Descartes (pienso luego soy), es desbordado infinitamente por el "yo siento, luego soy".

A pesar de lo sufrido, aun, así, la existencia de Juan Emar es reivindicativa:

" Cada una de ellas (gotas de olas) será la única
realidad vital, personal, como yo, como todos
los hombres [...] con un destino y un mundo solo
dentro del cuerpo"5.

El cuerpo es su existencia, en la unidad del mundo, de todo lo que es, como una gota de agua que arrojan las olas del mar; la única realidad vital que contiene todo. Así, el cuerpo, no prioriza en su condición, mantener relaciones con el mundo por medio del "yo pienso" sino, sobre todo, por medio del "yo existo".

El "yo existo" es la unidad corpórea, es como una gota de agua, una realidad vital:
"... personal, como yo ...".

De este modo, vemos cómo la realidad vital para Juan Emar, es su unidad corpórea, pues se compara a una ola de mar, que es por sí misma en su movimiento (trasciende como) un cuerpo. El "yo soy" de Juan Emar es movimiento, movimiento que la realidad de ser un cuerpo le ofrecen un destino, un proyecto, un ir hacia. El cuerpo, de este modo, no es una verdad sedentaria ni un cavilar sin sentido, "es realidad vital", la "única realidad vital".

Así, al otorgar una realidad de movimiento, a mi realidad corpórea, otorgo una realidad de proyecto. Juan Emar lo dice en la cita de más atrás: habrá "destino, mundo, solo dentro de un cuerpo". Poco a poco, la realidad de lo que somos, se va conformando por nuestro cuerpo, por el ser este proyecto. Pues es lo que intuye nuestro autor, al "percibirse" como una "ola de mar", asumiendo el movimiento, como realidad vital.

Pues su cuerpo como un mundo sensorial, como un "yo siento", va constituyendo nuestro estar en nuestro mundo. Decimos, entonces, que por nuestro cuerpo poseemos proyección y por nuestra proyección poseemos mundo. Nos alejamos, con Juan Emar, de una visión abstracta o puramente biológica de nuestro cuerpo. Nuestro cuerpo es la unidad viviente, que es cuerpo de las necesidades que proyecto como cuerpo.

El movimiento registrado en la obra de Juan Emar, son sus deseos, son el querer, es la urgencia de culmen de una necesidad, esa necesidad, ese deseo que coge el cuerpo, lo abraza y el cuerpo abraza al deseo, al querer, para ser movido, proyectado:

"A esta hora un deseo súbito me ha cogido: avanzar
por entre los dos altos monolitos, entrar al mar.
Cinco minutos de reflexión y ¡adelante!"6.

El círculo de nuestro autor es envolvente, seductor, pues, su deseo es súbito, repentino e impetuoso, su querer está lleno de inquietud; su cuerpo necesita avanzar para entrar al mar; es el momento donde el cuerpo hace de su querer, su tarea, su proyecto; para reflexionar (RE-FLECTARSE: volverse corporalmente hacia uno mismo) y avanzar.

A partir de lo que vamos diciendo, es bueno detenernos y preguntarnos, ¿de qué necesidad hablamos?; ¿cuál es su naturaleza? Quizá a primera vista, la necesidad es aquélla que en razón del cuerpo se relaciona con el apetito, ese apetito que se nos vuelca como una indigencia y una exigencia, una falta de... y una impulsión orientada.

" Hoy he amanecido apresurado. Todo lo he hecho
con apresuramiento vertiginoso: bañarme, vestirme,
desayunarme, todo"7.

Así, la necesidad es un afecto, en cuanto es, por completo, una indigencia que por su impulso tiende hacia lo que llegará, o sea, en la obra de Juan Emar, éste en su apresuramiento, tiende a lo que viene: desayunarse, vestirse, etc. Por tanto, no hablamos de cualquier impulso que el cuerpo realice, es un impulso que por provenir desde el cuerpo posee su orientación, es decir, hablamos de un impulso orientado, de un impulso que posee sentido, posee un fin.

Bien, en Juan Emar constatamos, por ejemplo, el impulso orientado, en la siguiente cita:
A esta hora un deseo súbito me ha cogido: avanzar [...] entrar al mar.
Cinco minutos de reflexión y ¡adelante!"8.

De este modo, el impulso manifiesto en Juan Emar, es la de ir al mar, el mar como el espacio necesario de silencio y reflexión y la reflexión como el momento solícito, el sentido vital, para seguir adelante.

Pero sabemos que la necesidad como apetito se da como una indigencia y una exigencia, "una falta experimentada de... y una impulsión orientada hacia..."9.

Falta e impulso, son vividas en Juan Emar, en la unidad de un afecto activo. La necesidad es un afecto en cuanto es, por completo, una indigencia que por su impulso orientado, tiende hacia lo que la llenará:

" Despegué los pies y marché. Solo. Los transeúntes que
cruzaba, me resbalaban como sobre hielo [...]
Me encaminé entonces a la casa que habitan mis
amigos"10.

Tras la cita descubrimos, más allá de una impulsión orientada, una conclusión más honda, pues la necesidad no es una sensación interna, es ante todo, como rasgo esencial de falta o necesidad, dirección hacia lo otro, en el caso de Emar es presencia "corpórea del otro" (los amigos). Así, al ser dirección hacia lo otro, atestigua como todo acto del cogito, que es conciencia de... que estoy en ausencia de... en impulsión hacia..., aun, sin la representación de los amigos, Emar dice "despegué los pies y marché. Solo". Pero, esa soledad, falta de... me conducirá fuera de mí por mi propia existencia.

En el caso de Juan Emar ir fuera de sí, desde su propia corporeidad, a la corporeidad de los otros, es asumir la propia orientación humana de lo humano como cuerpo. Eso humano que reclama cuerpo, ese cuerpo que reclama comunión, reclama encuentro, ciudad.

De este modo, el cuerpo se constituye en un revelador de valores. Pues, por la necesidad aparecen valores sin que el yo, en tanto generador de actos, los haya puesto. El pan es bueno, el vino es bueno.

"Antes de querer ya estoy solicitado por algún valor. Por el sólo hecho de existir como encarnado, ya hay en el mundo alguna realidad que se me revela a través de la falta, este reclamo que se eleva desde mi indigencia, es la señal de una primera erección de valores que no he engendrado"11.

La necesidad, por tanto, significa que un sistema de valores es indeducible de una exigencia puramente formal de coherencia consigo mismo, o de un puro poder de auto-poseción de la conciencia. El cuerpo es innegable como existente, es la vida como va-lor; señal de todos los existentes: el cuerpo es el primer revelador de valores.

"Pero antes de proceder a poner fin yo a mi existencia marqué su número de teléfono, y escuché"12.

Es la apertura al otro, ante el límite de la existencia de Juan Emar. El escuchar lo revela como cuerpo y su propia existencia como valor, pues su cuerpo apetece la vida, apetece existir, es por eso que se orienta a escuchar, porque escuchar en este ámbito es vivir, es existir, es dar pie a la condición de ser presencia, o sea, cuerpo.

Otra característica que se recoge de la cita mencionada, es que Juan Emar juega con el existir no sólo como un cuerpo revelador de valores sino, además, como revelador de tiempo y, en este caso, como revelador de futuro.

Claro, Emar no se dispone al vacío al decir: "escuché, sino se abre a la posibilidad, se adelanta inclusive a su doloroso momento con una expectativa: escuchar". La dramática experiencia de "ponerse fin", abre la soledad de Emar a la posibilidad del otro; posibilidad dada por el escuchar.

Y a esto de vivir y existir, podríamos preguntar a la existencia corporal, si ella misma no es un mundo imaginario; ¿es el cuerpo el mundo donde reside lo imaginario?

Emar no pone fin a su existencia, en el escuchar sólo y solo escuchar, no precisamente se percibe la ausencia de la otredad, sino, sobre todo, de quién puede estar más allá; y quién puede estar más allá se revela como aquello que es salvífico. No sabemos por qué Juan Emar llama, si en definitiva lo que quiere es terminar con su existir, pero llama por su existir, su cuerpo se revela como imaginario de aquello que puede permitirle vivir. Juan Emar, no busca "estimular" su vida, lo que busca es añadirle consistencia. Marcar el número de teléfono es abrir un umbral en la existencia, es el umbral por la imaginación, llamar es imaginar que puede encontrar su existir, llamar es por la imaginación, abrir la necesidad a la orientación, es decir, imaginar es buscar un sentido. La imaginación es un poder al servicio de un sentido difuso de orientación y futuro, por ella, anticipamos lo real por venir, como un real ausente sobre el fondo del mundo. Por eso la imaginación, puede mediatizar la necesidad, el querer, encontrándose ambos abiertos al porvenir del mundo. Otra razón de la importancia de la imaginación, está en el hecho de abrir nuevos posibles, es decir, una imaginación que desde el cuerpo es conquista y hallazgo. Por lo tanto, nuestro cuerpo, por ser necesidad y orientación, se comprende como imaginario, pues se anticipa a la exterioridad del mundo desde la interioridad existencial: Emar, llama y escucha, se detiene, para desde su apertura, adentrarse al escuchar, de aquello que "lo" existe.

Así, además, el cuerpo no es un valor entre otros, sino que se encuentra en la aprehensión de todos los valores. Se trata entonces de un medium afectivo de todos los valores: ningún valor me alcanza si no dignifica él un motivo y ningún motivo me inclina si no impresiona mi sensibilidad. Accedo a todo valor a través de la vibración de un afecto. Abrir el abanico de valores es, al mismo tiempo, desplegar la afectividad en su mayor envergadura. De este modo, puede comprender las relaciones de mí mismo, y mi cuerpo con las relaciones de mí mismo con la historia. Del mismo modo que no he elegido mi cuerpo, no he elegido mi historia, pero ambos son el lugar de mi responsabilidad. Entre mi cuerpo y mi historia se instituye una relación circular; la historia "historializa" mis valores en un momento dado, solicitando mi adhesión, mi cuerpo. Así la historia me inclina como mi cuerpo, él es el "historializador" de mi historia13.

Del mismo modo podemos contemplar en la obra de Juan Emar, la historialización de un valor por medio del cuerpo.

"Tras de mí, paso a paso, el dedo de Dios. Lo he sentido a todo momento. Dos veces se me ha clavado en la nuca.

Más lo ha hecho en forma leve [...] lo ha hecho como vislumbre de una vislumbre, enredándome en mis propias apreciaciones sobre su identidad"14.

Hay un valor que persigue la existencia de Juan Emar: Dios, quien lo inquieta en todo momento, es el valor que le cosquillea los afectos como "vislumbre de una vislumbre". Sin embargo, tal vislumbre no tiene nada que ver con lo abstracto de un valor, o un valor puramente conciencial, el valor en este caso para Juan Emar, es una realidad que lo toca: "lo he sentido a todo momento"; y en el hecho de tocarlo, se materializa esa enorme realidad de Dios sobre su existir, no está en cualquier parte, está en su cuerpo.

Ante aquella realidad sólo queda responsabilizarse, hacerse cargo, o sea, historializar a Dios por su existencia corporal; Emar no duda en relatar tal hermoso milagro, en su característico dramatismo: "enredándome en mis propias apreciaciones sobre su identidad".

No será, pues, un dios que se esconde tras los pasos que pueden darse en la ciudad, no será la misma ciudad que asume una escondida identidad con ese dios que se siente a cada momento y a menudo, clava vislumbres, vislumbres de una vislumbre. La ciudad, aquella vislumbre que, a pasos, provoca confusiones en relación con su identidad, vislumbre, que paso a paso, provoca confusiones a nuestra identidad.

En Juan Emar, además, podemos descubrir no sólo al cuerpo como un receptor de los sentidos sino un impulsor organizador; el cuerpo es el ejecutor de los sentidos, de nues-tra existencia. Existencia además, que se ve enriquecida en el recorrido de la ciudad.

4.2 La ciudad

A pesar de que la escritura de Juan Emar se concentra en los géneros biográfico y epistolar; y sin duda que éstos son sus favoritos. De hecho, el libro que hemos venido analizando, Un año, corresponde evidentemente a un diario de vida. A propósito de esto, encontramos algunas referencias al tema de la ciudad o al tema de la alteridad, en las páginas de la obra mencionada. Tales citas serán nuestro referente para iniciarnos en el tema.

"Pues al fin y al cabo, yo iba por las calles [...]: 1)gozando de todas las prerrogativas de libertad a que es acreedor, en una República modelo, todo ciudadano honesto, y 2)gozando ampliamente de mi propia libertad que, desde el momento de despertar, había decidido no formular a mi mente pregunta alguna"15.

Hoy por hoy, no resulta de lo más comprensible la expresión de Juan Emar, en su sentir la ciudad en el caminar por las calles. Es el perfecto ciudadano, el ciudadano de una república modelo, pues en ella, pueden gozarse las gracias otorgadas para la dignidad humana: la libertad. La libertad es posible en las calles. Las calles son el camino de la libertad; el camino de todo hombre honesto de repúblicas modelos.

Pero lo que realmente preocupa a nuestro autor, es la experiencia del recorrido. "Ir por las calles", para persistir en la libertad, libertad que sólo tiene el carácter de ilusión, libertad en una república que también tiene carácter de ilusión, pues su libertad, es "no formularse pregunta alguna".

"El mundo sólo existe gracias a esta ilusión definitiva que es la del juego de las apariencias, el lugar mismo de la desaparición incesante de cualquier significación y de cualquier finalidad"16.

Para Juan Emar, el mundo no tiene relevancia por sí mismo, el mundo es el aparente obstáculo que se le impone a su libertad, otorgándole la imposibilidad de existir, pues el mundo, como ironía descrita (república modelo), no otorga significaciones, no otorga preguntas, es más, es mejor no formularse preguntas; ésa es la condición de la liber-tad, la desinformación del mundo, en equivalencia al mundo, en la consecuencia final: la ilusión del mundo.

La ciudad para Juan Emar, el mundo, es el recorrido por una ciudad inervada, sus calles son la única excusa para recorrerla. No importa su fin, sino su "gozar de las prerrogativas de un ciudadano honesto, de una república modelo".

Así Juan Emar, continua su trayecto por la ciudad:

"Me costó un esfuerzo inaudito despegar los pies del asfalto y poder proseguir mi marcha [...] Despegué los pies y marché. Solo. Los transeúntes que cruzaba, me resbalaban como sobre hielo. Solo, mas con mi primera furia"17.

El problema de Juan Emar no se sitúa, entonces, en la ciudad como una cuestión abstracta, o tan real que sólo refiere a calles, edificios u otros. El problema de la ciudad son los transeúntes, son los otros que le resbalan como sobre hielo. Es por esa razón que marcha solo, en esfuerzos inauditos por despegar los pies del asfalto, los pies de barro, los pies que reclaman solidez. Son los pies de barro, pegados al asfalto, porque no tienen que los levante, son pies de barro, pues no tiene qué los imante. Son los pies débiles en el asfalto, pues el sujeto carece de su prójimo, de su próximo. El problema a que nos remite Juan Emar, no son sólo los transeúntes sino, en los transeúntes, el otro, el que está al lado, que se ofrece como el horizonte de la desaparición.

"No hay en el yo, espacio para el mundo"18.

En este caso particular, en el yo, no hay espacio para el otro.

Otro elemento importante que descubrimos en la cita de Juan Emar, es el tema de la soledad:

"Despegué los pies y marché. Solo".

Pues, la no certeza del otro, la no certeza o exactitud de las cosas, sitúa al autor en la soledad del vivir y de la obra, en la soledad que lo abre al mundo de lo interminable y lo incesante . La aperente pérdida consciente del otro, es la apertura a la exigencia de la ausencia, que no nos permite nunca reconcernos como algo acabado o determinados, sino reconocernos de una forma anónima que somos y nada más.

La negación del otro, no es más que aceptar la soledad como apropiación del existir, pues, la palabra ser se pronuncia en el yo, en la violencia de un comienzo que le es propio; acontecimiento que se realiza cuando el yo es la intimidad de alguien a quien se acoge19.

La ciudad, por tanto, de la que nos habla Juan Emar, no es únicamente la exclusión del otro, aunque pudiese hacerse la lectura, pero sería arbitraria e incompleta. Pues, la ciudad a la que nos remite nuestro autor, es la que rompe el vínculo que une la palabra a mí mismo (soledad), y que además rompe el vínculo hacia el otro. La ciudad descrita es la ciudad de la soledad como la interpelación de sentido, que comienza en el yo y termina en el tú. Es la ciudad en donde la soledad interpela lo interminable, a lo incesante del existir.

"Me encaminé entonces a la casa que habitan mis amigos.
La casa tiene nueve pisos. En cada piso hay un departamento. En cada departamento habita un amigo mío. Total: nueve amigos ascendentes..."20.

Aceptar entonces, lo interminable, lo incesante de la soledad en la que nos descubrimos en la ciudad, es aceptar el éxodo de la misma ciudad en la ciudad que se me abre como posibilidad de encuentro.

Encaminarnos es partir, es ir hacia la ciudad para encontrarla, enfrentando el drama y la tragedia de la ciudad-mundo, esa ciudad que a menudo se nos ofrece como virtual, deslocalizando la relación con el prójimo. Encaminarnos, "a la casa de mis amigos", es descubrir la ciudad como posibilidad de encuentro, que nos obliga a un saber de la ciudad, un saber que involucra el cómo habitarla, desde la tensión existencial de descubrirnos como un ser-en-el-mundo.

El éxodo que nos refiere Juan Emar, a visitar "a sus nueve amigos ascendentes", no exprimen otra cosa que la referencia al afuera, que exprime la palabra existencia. Para vivir la ciudad, es necesario ir más allá de todo horizonte, a lo que está fuera de nuestro alcance; el otro21.

Encaminarnos a los nueve amigos ascendentes, es reconocer en el espíritu de Juan Emar, apertura a la posibilidad de ir hacia aquella verdad que sólo es posible descubrir, en un espíritu lleno de apertura, lleno de separación y encuentro, pleno de un espíritu nómade, que permite comprender a la verdad de la ciudad, del habitar, fuera de toda órbita sedentaria. Asumir la posibilidad del encuentro, y de los encuentros ascendentes, como lo aseguran los amigos de Juan Emar, es asumir la ciudad, como la posibilidad de una nueva verdad. Es aceptar lo posible, como el auténtico residir.

El éxodo hacia los "nueve pisos y en cada piso hay un departamento", es abrirnos a una posibilidad original del encuentro, pues el encuentro reclama la experiencia de lo común de lo propio de cada uno.

El espíritu de Juan Emar es ajeno a reconocer a la ciudad como un espacio público, donde se produce el olvido del otro. Pues lo común para Juan Emar, como veíamos, exige soledades. Lo público de tanto ser de todos, no propiamente de nadie.

Lo común es lo que es de cada uno y consecuentemente, de todos "en común", es la soledad que es apertura al otro. Encaminarnos, para Juan Emar, es ir a la ciudad, como el descubrirnos en el encuentro con el otro22.

5. Conclusiones

Pareciera que hoy, en plena modernidad avanzada, el mundo de las nuevas tecnologías, el mundo de las comunicaciones, el mundo de lo virtual, nos deja sin la posibilidad de ser actores de nuestro propio acontecer, nos deja sólo como terminal de múltiples redes. ¿Ciencia ficción? Sin duda, pero hasta ahora todas las mutaciones del entorno han provenido de una tendencia irreversible a la abstracción formal de los elementos y las funciones, a su homogeneización en un único proceso, al desplazamiento de las gestualidades, los cuerpos y los esfuerzos hacia mandos electrónicos, a la miniaturización, en el tiempo y en el espacio de procesos cuya escena ­que ya no es una escena­ se convierte en la de la memoria infinitesimal y del espacio. El olvido del cuerpo, convierte nuestro hábitat, nuestra estancia en el mundo, en una especie de envoltura arcaica, en un vestigio de relaciones humanas cuya supervivencia deja perplejo. A partir del momento en que esta escena ya no es habitada por sus actores y sus fantasías y proyectos, a partir del momento en que todo el comportamiento humano se focaliza sobre determinadas pantallas o terminales operacionales, el resto aperece como un gran cuerpo inútil, abandonado y condenado.

Lo real mismo parece un gran cuerpo inútil. Así, nuestro cuerpo, aparece como superfluo en su extensión, pues éste es definido bajo la formula operacional del ser. De modo que la ciudad también aparece como un cuerpo desértico, cuya extensión resulta innecesaria a partir del momento en que todas los acontecimientos se resumen a la virtualidad del convivir.

De modo que nos resulta de tremenda relevancia descubrir, a este silencioso escritor chileno, como es Juan Emar, desde una lectura aproximativa de una reflexión estética del cuerpo y de la ciudad. Es, de algún modo, abandonar el pesimismo moderno en el que nos vemos arrojados, sin posibilidad de reconocernos.

Reconocer que el vivir no es sólo una cuestión que se debata en la interioridad de una discusión académica, sino que es poner en juego mi propia existencia, es reconocer que todo otro valor adquiere una gravitación, un alcance dramático por comparación con los valores historializados por mi cuerpo. Vivir es corporeizar mi existencia, es otorgarle al cuerpo la posibilidad de ser proyecto y motivo de mi existir. Es apropiarnos de nuestros apetitos, de nuestras necesidades, en la más clara impulsión orientada a la realización del hombre.

Es la incesante búsqueda de Juan Emar, de ser, no en cuanto a un sujeto arrojado a la abstracción de su comprensión, sino un hombre que se comprende en el dramatismo de vivir el mí mismo como cuerpo. La historia me inclina como mi cuerpo.

La cotidianidad en la que se desarrolla la obra de Juan Emar, no es en la pura individualidad corporal, sino es en la individualidad que busca su realización en el recorrido de la ciudad.

La íntima relación del cuerpo y la ciudad, se ve develada en cuanto, Juan Emar, es el persistente buscador de la posibilidad de existir en el encuentro con el otro. La existencia corporal, en nuestro autor, es el eterno persistir por existir. Un existir que funda su ser en la soledad, en la soledad del cuerpo, del que existe, para abrirse paso al otro, que habita la ciudad. Ciudad, que ha menudo, se vuelve la furia de Juan Emar, se vuelve el J`en ai marre, el sin sentido.

Creo no exagerar, por tanto, que el cuerpo en Juan Emar, es la apetencia, es la necesidad de otro, de encuentro, es la necesidad de la ciudad. La ciudad que le otorga la existencia de cuerpo a nuestro autor estudiado. Asimismo, Juan Emar, no es sólo un testigo de su época sino aquél que corporeíza su época en la búsqueda permanente de ser:

"Yo he dedicado mi vida y sigo dedicándola a SER... Es un trabajo muy duro y difícil pero tiene sus compensaciones. ¿Cuáles son ellas? ENCONTRAR EL MUNDO ENTERO REFLEJADO EN UNO"23.

 
Aristidemo,27.02.2008
Bertozzo
Oye, pero tú, ¿cuándo has estudiado?

Sospechoso
Me he pasado veinte años estudiando, en dieciséis manicomios diferentes, a miles de locos como yo... día a día,y también de noche... porque yo, a diferencia de los psiquiatrascorrientes, dormía con ellos... a veces con otros dos, porque siempre faltan camas. De todos modos, infórmese, y comprobará que mi diagnóstico de ese pobreesquizofrénico por el que me han denunciado era perfecto.

Bertozzo
¿También las 100.000 liras eran perfectas?

Sospechoso
Pero comisario... me he visto obligado, por su bien.

Bertozzo
¿Por su bien? ¿Es parte de la terapia?

Sospechoso
Por supuesto. Si no le llego a timar las 100.000, ¿cree
que ese pobre desgraciado, y sobre todo sus familiares, se habrían quedado tranquilos? Si les hubiese pedido 20.000, habrían pensado: "No debe valer mucho, a lo mejor ni siquiera es profesor, será un novato recién licenciado". En cambio, así, se quedaron sin habla al oir la cifra, y pensaron: "¿Quién será? ¿Dios en persona?", y se fueron más contentos que unas pascuas. Hasta me besaron la mano... "Gracias, profesor", llorando de emoción.

Bertozzo
Caray, qué cuento tienes.

Sospechoso
No es cuento, comisario. Si lo dice hasta Freud: una minuta alta es la mejor panacea, tanto para el médico como para el enfermo.

Bertozzo
No me cabe duda, pero echa un vistazo a tu tarjeta de visita y al recetario. Si no me equivoco, dice: "Profesor Antonio Rabbi, psiquiatra, ex-adjunto en la universidad de Padua". A ver qué me cuentas ahora.

Sospechoso
Primero, realmente soy profesor... de dibujo, ornamental y artístico en las escuelas nocturnas del Sagrado Redentor.

Bertozzo
Pues me alegro mucho, pero aquí dice: ¡Psiquiatra!

Sospechoso
Sí, pero después del punto. ¿Qué tal anda de sintaxis y puntuación, comisario? Fíjese bien: Profesor Antonio
Rabbi. Punto. Luego, en mayúscula, P., psiquiatra. Mire, decir "soy psiquiatra" no es suplantar un título. Es como decir: "soy psicólogo, botánico, herbívoro, artrítico". ¿Conoce la gramática y la lengua italiana? ¿Sí? Pues debería saber que si uno escribe "arqueólogo" es como si escribiera "siciliano"... ¡no significa que ha realizado estudios!

Bertozzo
¿Y lo de "profesor ex adjunto en la universidad de Padua"?

Sospechoso
Lo siento, pero ahora es usted el impostor. Dice que conoce la lengua y la sintaxis y la puntuación, y resulta que no sabe ni leer correctamente.

Bertozzo
Que no sé...

Sospechoso
¿No ha visto la coma después de ex?

Bertozzo
Pues sí, hay una coma... tiene razón, no me había fijado.

Sospechoso
¡Ah, tengo razón!... "No se había fijado"... ¿Y con la excusa de que no se fija, mete en la cárcel a un inocente?

Bertozzo
Está chiflado. (Sin darse cuenta empieza a llamarle de usted) ¡Qué tendrá que ver la coma!

Sospechoso
Nada, para alguien que desconoce la lengua italiana y la sintaxis... por cierto, a ver si me cuenta qué títulos de estudio posee, y quién le aprobó... ¡Déjeme terminar! La coma es la clave de todo, no lo olvide. Si después del "ex" viene la coma, el sentido de la frase cambia completamente. Tras la coma, hay que inspirar... una breve pausa de intención, porque: "la coma impone siempre otra intencionalidad".
Así que se leerá: "Ex", y aquí puede introducir una leve mueca sarcástica... y si además quiere añadir un gruñido irónico- despectivo, mejor que mejor. Entonces, esta será la lectura correcta de la frase: "Ex (mueca y risita) profesor adjunto en la universidad, otra coma, de Padua"... como diciendo: no me vengas con rollos, quién te va a creer, sólo pican los tontos.

Bertozzo
Ah, ¿que soy tonto?

Sospechoso
No, sólo un poco inculto. Si quiere, puedo darle unas
clases. Le haré buen precio. Yo empezaría en seguida, tenemos mucho trabajo. Dígame los pronombres de tiempo y lugar.

Bertozzo
No se pase. Empiezo a creer que es realmente un maníaco de la actuación, que incluso está interpretando el papel de loco... y apuesto que está más cuerdo que yo.

Sospechoso
No sé yo qué le diga... la verdad es que su profesión produce muchas alteraciones psíquicas... ¿Me permite que le vea el ojo? (Le baja el párpado con el pulgar)

Bertozzo
¡Basta! ¿Seguimos con el atestado, o no?

Sospechoso
Si quiere escribo yo a máquina, soy mecanógrafo patentado: cuarenta y cinco pulsaciones por minuto.

Bertozzo
¡Estése quieto o mando que le esposen!




Dario Fo
Muerte Accidental de un Anarquista, Primer Acto, fragmento.
 
cramberria,27.02.2008
Una odisea espacial 2.001 de Arthur C. Clarke


I. NOCHE PRIMITIVA


Prefacio



Tras cada hombre viviente se encuentran treinta fantasmas, pues tal es la proporción numérica con que los muertos superan a los vivos. Desde el alba de los tiempos, aproximadamente cien mil millones de seres humanos han transitado por el planeta Tierra.

Y es en verdad un número interesante, pues por curiosa coincidencia hay aproximadamente mil millones de estrellas en nuestro universo local, la Vía Láctea. Así, por cada hombre que jamás ha vivido luce un estrella en ese Universo.

Pero, cada una de esas estrellas es un sol, a menudo mucho más brillante y magnífico que la pequeña y cercana a la que denominamos el Sol. Y muchos -quizá la mayoría- de esos soles lejanos tienen planetas cincundándolos. Así casi con seguridad hay suelo suficiente en el firmamento para ofrecer a cada miembro de las especies humanas, desde el primer hombre-mono, su propio mundo particular: cielo... o infierno...
 
Aristidemo,28.02.2008


Lolita, luz de mi vida, fuego de mis entrañas. Pecado mío, alma mía. Lo-li-ta: la punta de la lengua emprende un viaje de tres pasos desde el borde del paladar para apoyarse, en el tercero, en el borde de los dientes. Lo.Li.Ta.
Era Lo, sencillamente Lo, por la mañana, un metro cuarenta y ocho de estatura con pies descalzos. Era Lola con pantalones. Era Dolly en la escuela. Era Dolores cuan¬do firmaba. Pero en mis brazos era siempre Lolita.
¿Tuvo Lolita una precursora? Por cierto que la tuvo. En verdad, Lolita no pudo existir para mí si un verano no hubiese amado a otra... «En un principado junto al mar.» ¿Cuándo? Tantos años antes de que naciera Lolita como tenía yo ese verano. Siempre puede uno contar con un asesino para una prosa fantástica.
Señoras y señores del jurado, la prueba número uno es lo que envidiaron los serafines de Poe, los errados, simples serafines de nobles alas. Mirad esta maraña de espinas.


Vladimir Nabokov
del libro: Lolita

 
Aristidemo,28.02.2008



voy por tu cuerpo como por el mundo,
tu vientre es una plaza soleada,
tus pechos dos iglesias donde oficia
la sangre sus misterios paralelos,
mis miradas te cubren como yedra,
eres una ciudad que el mar asedia,
una muralla que la luz divide
en dos mitades de color durazno,
un paraje de sal, rocas y pájaros
bajo la ley del mediodía absorto,

vestida del color de mis deseos
como mi pensamiento vas desnuda,
voy por tus ojos como por el agua,
los tigres beben sueño de esos ojos,
el colibrí se quema en esas llamas,
voy por tu frente como por la luna,
como la nube por tu pensamiento,
voy por tu vientre como por tus sueños,

tu falda de maíz ondula y canta,
tu falda de cristal, tu falda de agua,
tus labios, tus cabellos, tus miradas,
toda la noche llueves, todo el día
abres mi pecho con tus dedos de agua,
cierras mis ojos con tu boca de agua,
sobre mis huesos llueves, en mi pecho
hunde raíces de agua un árbol líquido,

voy por tu talle como por un río,
voy por tu cuerpo como por un bosque,
como por un sendero en la montaña
que en un abismo brusco se termina
voy por tus pensamientos afilados
y a la salida de tu blanca frente
mi sombra despeñada se destroza,
recojo mis fragmentos uno a uno
y prosigo sin cuerpo, busco a tientas...



Octavio Paz
Piedra de Sol, fragmento
 
Aristidemo,28.02.2008



Acababa de recordar, con toda exactitud, el sueño que esa mañana había tenido al despertar en su cama de la ciudad de México. Había soñado que llegaba a su departamento y Susana le decía espérame tantito, tengo que ir a arreglar un asunto muy importante. Eligio la seguía hasta una casa en una colonia de clase media. Allí él se asomaba por la ventana y veía que su mujer se desnudaba y miraba lasciva-desvergonzadamente a un hombre inmenso, muy blanco, velludo, quien también se quitaba la ropa, ¡en la mismísima sala, qué tipos, no es posible! Eligio vio también que en la ventana opuesta se hallaban dos borrachines fascinerosos, codeándose. Uno de ellos, incluso, saludó a Eligio agitando la mano y con un guiño cómplice. Las pantaletas de Susana volaron cerca de la ventana de la calle y uno de los borrachines incluso trató de atraparlas. Eligio consideró que era una verdadera ignominia que el gigantón se dejara puestos los calcetines, y que tuviera un pene desmesurado y ancho como un tronco de arbusto. Y era un tormento ver a su mujer acariciándose los senos, oprimiendo los pezones, con los ojos vidriosos, en verdad estaba caliente, con una sonrisa lujuriosa que jamás le había mostrado a él cuando copulaban, y eso era lo que estaban haciendo el par de cabrones: Susana, sin dejar de acariciarse las chichis, se había acomodado lentamente en el velero bergantín del gigante blanco y en la ventana opuesta a los fascinerosos se les había unido una pareja de viejitos y ellos, muy serios, tampoco perdían detalle de lo que ocurría dentro y procuraban ignorar las risotadas, los jadeos burlones y los codazos que los cochambrosos se dedicaban mientras Susana subía y bajaba al compás de esta canción. Eligio quiso intervenir: era intolerable que su mujer fornicara con ese tipejo ante su mismísima presencia, pero no podía hacer nada, algo le había succionado toda la fuerza y le impedía irrumpir adentro y armar el escándalo apropiado. Era uno de esos estúpidos sueños en los que trataba de moverse con verdadera desesperación, pero jamás lo lograba. Quizá lo que le impedía moverse, pensó, no sólo era una agencia del alma sino la fascinación ultrajante de ver a su mujercitasanta entregarse tan completa, exhibicionista y desinhibidamente a ese horrendo gorila velludo, Moby Prick. Era intolerable verla campanear el torso con un ritmo espasmódico, ausente, y sí: estaba gritan-do, aullaba de placer, qué cinismo. Eligio no daba crédito a lo que sucedía: consideraba que cuando menos Susana debía de tener el mínimo tacto de coger sin venirse, y menos aún con tal estrépito. Con él, jamás había llegado a los alaridos que en ese momento profería, el llanto que le brotaba de los ojos bizqueantes, mientras el gorila la sujetaba con fuerza de la cintura y empujaba con todas sus fuerzas. Los viejitos y los fascinerosos, ¡los derelictos!, reían con la mirada un tanto turbia y señalaban el cuerpo sudoroso de Susana, quien se levantó y se dejó caer en la alfombra; después rodó un poco y se detuvo, bocabajo. Lo peor de todo era que Eligio tenía una erección intolerable, ausente a toda noción de buen comportamiento. El gigantón se incorporó del sofá, se sobó el miembro apretándolo como si quisiera exprimirlo, y se puso en pie para ir rumbo a la mujer, quien cerró los ojos al sentirlo aproximarse. Y lo que detenía a Eligio finalmente cedió, un cristal inmenso se resquebrajó, los ruidos circundantes emergieron con tanta claridad que le lastimaron los oídos. Eligio saltó la ventana y se metió en la sala. En la ventana opuesta los espectadores se entusiasma-ron ante lo que consideraron un inminente terceto sexual o menachatruá. El gorila alcanzó a ver que Eligio iba hacia él, pero no se inmutó, se apresuró a encontrar el camino entre las nalgas de la mujer y la penetró con facilidad, a lo que siguió una exclamación satisfecha de Susana, quien tenía la cabeza reclinada en la alfombra. Eligio empujó con el pie al hombrón y lo mandó brutalmente contra el suelo. Durante fracciones de segundo, dudó si agarrar a patadas las nalgas de Susana o lanzarse contra ese abominable usurpador de la mujer ajena. Volvió a quedarse paralizado al ver que Susana se volvía a ver qué había ocurrido, por qué esa verga tan sabrosita de pronto se fue de ella. Eligio se llenó de tristeza y, abatido, sólo dijo vístete, pero ya, vístete, reiteró, y ella lánguida, todavía alcanzó a ronronear un poco antes de ser izada por Eligio, quien la tomó de la cintura, vístete, nos vamos a la casa. Susana, perezosa, con una semisonrisa, mordiéndose un labio a causa del deseo inconcluso, tomó la ropa que él se afanaba en recoger. El gigantón había desaparecido, pero se le oía tararear en la cocina entre ruidos de cristales, agua que corría, un ahhh de satisfacción, quizá de resignación. Después eran las cuatro de la mañana, ¡la hora del lobo!, y Eligio deambulaba en una calle oscura, vacía, irreconocible, que conducía a otras calles desiertas y desconocidas.


José Agustín
del libro: Ciudades Desiertas
 
quilapan,28.02.2008
Recordemos Los Momentos... esta canción de Eduardo Gatti -la primera que compuso- ha quedado grabada a fuego en el cancionero chilensis... saludos...

 
Vogelfrei,28.02.2008
Chanson de la plus haute tour



Oisive jeunesse

A tout asservie,

Par délicatesse

J’ai perdu ma vie.

Ah ! Que le temps vienne

Où les cœurs s’éprennent.



Je me suis dit : laisse,

Et qu’on ne te voie :

Et sans la promesse

De plus hautes joies.

Que rien ne t’arrête

Auguste retraite.



J’ai tant fait patience

Qu’à jamais j’oublie ;

Craintes et souffrances

Aux cieux sont parties.

Et la soif malsaine

Obscurcit mes veines.



Ainsi la Prairie

A l’oubli livrée,

Grandie, et fleurie

D’encens et d’ivraies

Au bourdon farouche

De cent sales mouches.



Ah ! Mille veuvages

De la si pauvre âme

Qui n’a que l’image

De la Notre-Dame !

Est-ce que l’on prie

La Vierge Marie ?



Oisive jeunesse

A tout asservie,

Par délicatesse

J’ai perdu ma vie.

Ah ! Que le temps vienne

Où les cœurs s’éprennent !





Mai 1872.

Arthur Rimbaud

 
Vogelfrei,28.02.2008
NO es la traducciòn que mas me gusta, pero bueno:

Canción de la torre más alta



Ociosa juventud

A toda sometida,

Por delicadeza

Perdí mi vida.

¡Ah! Que venga el tiempo

En que los corazones se ilusionen.



Me dije: olvida,

Y que no se te vea:

Y sin la promesa

De más altos gozos.

Que nada te detenga,

Augusta retirada.



Tuve tal paciencia

Que por siempre olvido;

Dolor y temores

Al cielo han partido.

Y enfermiza sed

Sombrea mis venas.



Así la Pradera,

Librada al olvido,

Grande, y florecida

De incienso y cizañas,

Al feroz zumbido

De cien cochinas moscas.



¡Ah, las mil viudeces

De un alma tan pobre

No tienen más imagen

Que Nuestra Señora!

¿Acaso se reza

A la Virgen María?



Ociosa juventud

A toda sometida,

Por delicadeza

Perdí mi vida.

¡Ah! ¡Que venga el tiempo

En que los corazones se ilusionen


 
Aristidemo,28.02.2008
Un partido de fut entre filósofos griegos y la misma calaña de alemanes (Beckenbauer incluido) dedicado al hermano Emaristo Quilapán:


 
quilapan,28.02.2008
¡¡¡Errrrzelente!!! Este partidazo me lo llevo a mi casita. Me tinca que Confucio estaba más arreglado con los greeks que un vino con durazno, porque ejem, como lo explica un cuentillo que hay por ahí, los ubermenchen ganaron por goleada...

güen dato Aritus
 
quilapan,28.02.2008
El zapallo que se hizo Cosmos(Cuento del Crecimiento)
por Macedonio Fernández (1874-1952)


Dedicado al señor Decano de una Facultad de Agronomía. ¿Le pondré “doctor”, o “distinguido colega”? A lo mejor es abogado...

Érase un Zapallo creciendo solitario en ricas tierras del Chaco. Favorecido por una zona excepcional que le daba de todo, criado con libertad y sin la luz solar en condiciones óptimas, como una verdadera esperanza de la Vida. Su historia íntima nos cuenta que iba alimentándose a expensas de las plantas más débiles de su contorno, darwinianamente; siento tener que decirlo, haciéndolo antipático. Pero la historia externa es la que nos interesa, ésa que solo podrían relatar los azorados habitantes del Chaco que iban a verse envueltos en la pulpa zapallar, absorbidos por sus poderosas raíces.
La primera noticia que se tuvo de su existencia fue la de los sonoros crujidos del simple natural crecimiento. Los primeros colonos que lo vieron habrían de espantarse, pues ya entonces pesaría varias toneladas y aumentaba de volumen instante a instante. Ya media legua de diámetro cuando llegaron los primeros hacheros mandados por las autoridades para seccionarle el tronco, ya de doscientos metros de circunferencia; los obreros desistían más que por la fatiga de la labor por los ruidos espeluznantes de ciertos movimientos de equilibración, impuestos por la inestabilidad de su volumen que crecía por saltos.
Cundía el pavor. Es imposible ahora aproximársele porque se hace el vacío en su entorno, mientras las raíces imposibles de cortar siguen creciendo. En la desesperación de vérselo venir encima, se piensa en sujetarlo con cables. En vano. Comienza a divisarse desde Montevideo, desde donde se divisa pronto lo irregular nuestro, como nosotros desde aquí observamos lo inestable de Europa. Ya se apresta a sorberse el Río de la Plata.
Como no hay tiempo de reunir una conferencia panamericana –Ginebra y las chancillerías europeas están advertidas- cada uno discurre y propone lo eficaz. ¿Lucha, conciliación, suscitación de un sentimiento piadoso en el Zapallo, súplica, armisticio? Se piensa en hacer crecer otro Zapallo en el Japón, mimándolo para apresurar al máximo su prosperidad, hasta que se encuentren y se entredestruyan, sin que, empero, ninguno sobrezapalle al otro. ¿Y el ejército?
Opiniones de los científicos; qué pensaron los niños, encantados seguramente; emociones de las señoras; indignación de un procurador; entusiasmo de un agrimensor y de un toma-medidas de sastrería; indumentaria para el Zapallo; una cocinera que se le planta delante y lo examina, retirándose una legua por día; un serrucho que siente su nada; ¿y Einstein?; frente a la facultad de medicina alguien que insinúa: ¿Purgarlo? Todas estas primeras chanzas habían cesado. Llegaba demasiado urgente el momento en que lo que más convenía era mudarse adentro. Bastante ridículo y humillante es el meterse en él con precipitación, aunque se olvide el reloj o el sombrero en alguna parte y apagando previamente el cigarrillo, porque ya no va quedando mundo fuera del Zapallo.

A medida que crece es más rápido su ritmo de dilatación; no bien es una cosa ya es otra: no ha alcanzado la figura de un buque que ya parece una isla. Sus poros ya tienen cinco metros de diámetro, ya veinte, ya cincuenta. Parece presentir que todavía el Cosmos podría producir un cataclismo para perderlo, un maremoto o una hendidura de América. ¿No preferirá, por amor propio, estallar, astillarse, antes de ser metido dentro de un Zapallo? Para verlo crecer volamos en avión; es una cordillera flotando sobre el mar. Los hombres son absorbidos como moscas; los coreanos, en la antípoda, se santiguan y saben que su suerte es cuestión de horas.
El Cosmos desata, en el paroxismo, el combate final. Despeña formidables tempestades, radiaciones insospechadas, temblores de tierra, quizás reservados desde u origen por si tuviera que luchar con otro mundo.
“¡Cuidaos de toda célula que ande cerca de vosotros! ¡Basta que una de ellas encuentre su todo-comodidad de vivir!” ¿Por qué no se nos advirtió? El alma de cada célula dice despacito: “yo quiero apoderarme de todo el ‘stock’, de toda la ‘existencia en plaza’ de Materia, llenar el espacio y, tal vez, con espacios siderales; yo puedo ser el Individuo-Universo, la Persona Inmortal del Mundo, el latido único”. Nosotros no la escuchamos ¡y nos hallamos en la inminencia de un Mundo de Zapallo, con los hombres, las ciudades y las almas dentro!
¿Qué puede herirlo ya? Es cuestión de que el Zapallo se sirva sus últimos apetitos, para su sosiego final. Apenas le falta Australia y Polinesia.
Perros que no vivían más de quince años, zapallos que apenas resistian uno y hombres que rara vez llegaban a los cien... ¡Así es la sorpresa! Decíamos: es un monstruo que no puede durar. Y aquí nos tenéis adentro. ¿Nacer y morir para nacer y morir? Se habrá dicho el Zapallo: ¡oh, ya no! El escorpión, que cuando se pica a sí mismo y se aniquila, parte al instante al depósito de la vida escorpiónica para su nueva esperanza de perduración; se envenena sólo para que le den vida nueva. ¿Por qué no configurar el Escorpión, el Pino, la Lombriz, el Hombre, la Cigüeña, el Ruiseñor la Hiedra, inmortales? Y por sobre todos el Zapallo, Personación del Cosmos; con los jugadores de póker viendo tranquilamente y alternando los enamorados, todo en el espacio diáfano y unitario del Zapallo.
Practicamos sinceramente la Metafísica Cucurbitácea. Nos convencimos de que, dada la relatividad de las magnitudes todas, nadie de nosotros sabrá nunca si vive o no dentro de un zapallo y hasta dentro de un ataúd y si no seremos células del Plasma Inmortal. Tenía que suceder: Totalidad todo Interna. Limitada, Inmóvil (sin Traslación), sin Relación, por ello Sin Muerte.
Parece que en estos últimos momentos, según coincidencia de signos, el Zapallo se alista para conquistar no ya la pobre Tierra, sino la Creación. Al parecer, prepara su desafío contra la Vía Láctea. Días más, y el Zapallo será el Ser, la Realidad y su Cáscara.

(El Zapallo me ha permitido que para vosotros –queridos cofrades de la Zapallería- yo escriba mal y pobre su leyenda e historia.
Vivimos en ese mundo que todos sabíamos pero todo en cáscara ahora, con relaciones solo internas y, sí, sin muerte.
Esto es mejor que antes.)
 
Ysobelt,28.02.2008
 
quilapan,29.02.2008
El niño proletario


por Osvaldo Lamborghini


Desde que empieza a dar sus primeros pasos en la vida, el niño proletario sufre las consecuencias de pertenecer a la clase explotada. Nace en una pieza que se cae a pedazos, generalmente con una inmensa herencia alcohólica en la sangre. Mientras la autora de sus días lo echa al mundo, asistida por una curandera vieja y reviciosa, el padre, el autor, entre vómitos que apagan los gemidos lícitos de la parturienta, se emborracha con un vino más denso que la mugre de su miseria.
Me congratulo por eso de no ser obrero, de no haber nacido en un hogar proletario.
El padre borracho y siempre al borde de la desocupación, le pega a su niño con una cadena de pegar, y cuando le habla es sólo para inculcarle ideas asesinas. Desde niño el niño proletario trabaja, saltando de tranvía en tranvía para vender sus periódicos. En la escuela, que nunca termina, es diariamente humillado por sus compañeros ricos. En su hogar, ese antro repulsivo, asiste a la prostitución de su madre, que se deja trincar por los comerciantes del barrio para conservar el fiado.
En mi escuela teníamos a uno, a un niño proletario.
Stroppani era su nombre, pero la maestra de inferior se lo había cambiado por el de ¡Estropeado! A rodillazos llevaba a la Dirección a ¡Estropeado! cada vez que, filtrado por el hambre, ¡Estropeado! no acertaba a entender sus explicaciones. Nosotros nos divertíamos en grande.
Evidentemente, la sociedad burguesa, se complace en torturar al nino proletario, esa baba, esa larva criada en medio de la idiotez y del terror.
Con el correr de los años el niño proletario se convierte en hombre proletario y vale menos que una cosa. Contrae sífilis y, enseguida que la contrae, siente el irresistible impulso de casarse para perpetuar la enfermedad a través de las generaciones. Como la única herencia que puede dejar es la de sus chancros jamás se abstiene de dejarla. Hace cuantas veces puede la bestia de dos espaldas con su esposa ilícita, y así, gracias a una alquimia que aún no puedo llegar a entender (o que tal vez nunca llegaré a entender), su semen se convierte en venéreos niños proletarios. De esa manera se cierra el círculo, exasperadamente se completa.

¡Estropeado!, con su pantaloncito sostenido por un solo tirador de trapo y los periódicos bajo el brazo, venía sin vernos caminando hacia nosotros, tres niños burgueses: Esteban, Gustavo, yo.
La execración de los obreros también nosotros la llevamos en la sangre.
Gustavo adelantó la rueda de su bicicleta azul y así ocupó toda la vereda. ¡Estropeado! hubo de parar y nos miró con ojos azorados, inquiriendo con la mirada a qué nueva humillación debía someterse. Nosotros tampoco lo sabíamos aún pero empezamos por incendiarle los periódicos y arrancarle las monedas ganadas del fondo destrozado de sus bolsillos. ¡Estropeado! nos miraba inquiriendo con la cara blanca de terror
oh por ese color blanco de terror en las caras odiadas, en las fachas obreras más odiadas, por verlo aparecer sin desaparición nosotros hubiéramos donado nuestros palacios multicolores, la atmósfera que nos envolvía de dorado color.
A empujones y patadas zambullimos a ¡Estropeado! en el fondo de una zanja de agua escasa. Chapoteaba de bruces ahí, con la cara manchada de barro, y. Nuestro delirio iba en aumento. La cara de Gustavo aparecía contraída por un espasmo de agónico placer. Esteban alcanzó un pedazo cortante de vidrio triangular. Los tres nos zambullimos en la zanja. Gustavo, con el brazo que le terminaba en un vidrio triangular en alto, se aproximó a ¡Estropeado!, y lo miró. Yo me aferraba a mis testículos por miedo a mi propio placer, temeroso de mi propio ululante, agónico placer. Gustavo le tajeó la cara al niño proletario de arriba hacia abajo y después ahondó lateralmente los labios de la herida. Esteban y yo ululábamos. Gustavo se sostenía el brazo del vidrio con la otra mano para aumentar la fuerza de la incisión.
No desfallecer, Gustavo, no desfallecer.
Nosotros quisiéramos morir así, cuando el goce y la venganza se penetran y llegan a su culminación.
Porque el goce llama al goce, llama a la venganza, llama a la culminación.
Porque Gustavo parecía, al sol, exhibir una espada espejeante con destellos que también a nosotros venían a herirnos en los ojos y en los órganos del goce.
Porque el goce ya estaba decretado ahí, por decreto, en ese pantaloncito sostenido por un solo tirador de trapo gris, mugriento y desflecado.
Esteban se lo arrancó y quedaron al aire las nalgas sin calzoncillos, amargamente desnutridas del niño proletario. El goce estaba ahí, ya decretado, y Esteban, Esteban de un solo manotazo, arrancó el sucio tirador. Pero fue Gustavo quien se le echó encima primero, el primero que arremetió contra el cuerpiño de ¡Estropeado!, Gustavo, quien nos lideraría luego en la edad madura, todos estos años de fracasada, estropeada pasión: él primero, clavó primero el vidrio triangular donde empezaba la raya del trasero de ¡Estropeado! y prolongó el tajo natural. Salió la sangre esparcida hacia arriba y hacia abajo, iluminada por el sol, y el agujero del ano quedó húmedo sin esfuerzo como para facilitar el acto que preparábamos. Y fue Gustavo, Gustavo el que lo traspasó primero con su falo, enorme para su edad, demasiado filoso para el amor.
Esteban y yo nos conteníamos ásperamente, con las gargantas bloqueadas por un silencio de ansiedad, desesperación. Esteban y yo. Con los falos enardecidos en las manos esperábamos y esperábamos, mientras Gustavo daba brincos que taladraban a ¡Estropeado! y ¡Estropeado! no podía gritar, ni siquiera gritar, porque su boca era firmernente hundida en el barro por la mano fuerte militari de Gustavo.
A Esteban se le contrajo el estómago a raíz de la ansiedad y luego de la arcada desalojó algo del estómago, algo que cayó a mis pies. Era un espléndido conjunto de objetos brillantes, ricamente ornamentados, espejeantes al sol. Me agaché, lo incorporé a mi estómago, y Esteban entendió mi hermanación. Se arrojó a mis brazos y yo me bajé los pantalones. Por el ano desocupé. Desalojé una masa luminosa que enceguecía con el sol. Esteban la comió y a sus brazos hermanados me arrojé.
Mientras tanto ¡Estropeado! se ahogaba en el barro, con su ano opaco rasgado por el falo de Gustavo, quien por fin tuvo su goce con un alarido. La inocencia del justiciero placer.
Esteban y yo nos precipitamos sobre el inmundo cuerpo abandonado. Esteban le enterró el falo, recóndito, fecal, y yo le horadé un pie con un punzón a través de la suela de soga de alpargata. Pero no me contentaba tristemente con eso. Le corté uno a uno los dedos mugrientos de los pies, malolientes de los pies, que ya de nada irían a servirle. Nunca más correteos, correteos y saltos de tranvía en tranvía, tranvías amarillos.
Promediaba mi turno pero yo no quería penetrarlo por el ano.
—Yo quiero succión —crují.
Esteban se afanaba en los últimos jadeos. Yo esperaba que Esteban terminara, que la cara de ¡Estropeado! se desuniera del barro para que ¡Estropeado! me lamiera el falo, pero debía entretener la espera, armarme en la tardanza. Entonces todas las cosas que le hice, en la tarde de sol menguante, azul, con el punzón. Le abrí un canal de doble labio en la pierna izquierda hasta que el hueso despreciable y atorrante quedó al desnudo. Era un hueso blanco como todos los demás, pero sus huesos no eran huesos semejantes. Le rebané la mano y vi otro hueso, crispados los nódulosfalanges aferrados, clavados en el barro, mientras Esteban agonizaba a punto de gozar. Con mi corbata roja hice un ensayo en el coello del niño proletario. Cuatro tirones rápidos, dolorosos, sin todavía el prístino argénteo fin de muerte. Todavía escabullirse literalmente en la tardanza.
Gustavo pedía a gritos por su parte un fino pañuelo de batista. Quería limpiarse la arremolinada materia fecal conque ¡Estropeado! le ensuciara la punta rósea hiriente de su falo. Parece que ¡Estropeado! se cagó. Era enorme y agresivo entre paréntesis el falo de Gustavo. Con entera independencia y solo se movía, así, y así, cabezadas y embestidas. Tensaba para colmo los labios delgados de su boca como si ya mismo y sin tardanza fuera a aullar. Y el sol se ponía, el sol que se ponía, ponía. Nos iluminaban los últimos rayos en la rompiente tarde azul. Cada cosa que se rompe y adentro que se rompe y afuera que se rompe, adentro y afuera, adentro y afuera, entra y sale que se rompe, lívido Gustavo miraba el sol que se moría y reclamaba aquel pañuelo de batista, bordado y maternal. Yo le di para calmarlo mi pañuelo de batista donde el rostro de mi madre augusta estaba bordado, rodeado por una esplendente aureola como de fingidos rayos, en tanto que tantas veces sequé mis lágrimas en ese mismo pañuelo, y sobre él volqué, años después, mi primera y trémula eyaculación.
Porque la venganza llama al goce y el goce a la venganza pero no en cualquier vagina y es preferible que en ninguna. Con mi pañuelo de batista en la mano Gustavo se limpió su punta agresiva y así me lo devolvió rojo sangre y marrón. Mi lengua lo limpió en un segundo, hasta devolverle al paño la cara augusta, el retrato con un collar de perlas en el cuello, eh. Con un collar en el cuello. Justo ahí.
Descansaba Esteban mirando el aire después de gozar y era mi turno. Yo me acerqué a la forma de ¡Estropeado! medio sepultada en el barro y la di vuelta con el pie. En la cara brillaba el tajo obra del vidrio triangular. El ombligo de raquítico lucía lívido azulado. Tenía los brazos y las piernas encogidos, como si ahora y todavía, después de la derrota, intentara protegerse del asalto. Reflejo que no pudo tener en su momento condenado por la clase. Con el punzón le alargué el ombligo de otro tajo. Manó la sangre entre los dedos de sus manos. En el estilo más feroz el punzón le vació los ojos con dos y sólo dos golpes exactos. Me felicitó Gustavo y Esteban abandonó el gesto de contemplar el vidrio esférico del sol para felicitar. Me agaché. Conecté el falo a la boca respirante de ¡Estropeado! Con los cinco dedos de la mano imité la forma de la fusta. A fustazos le arranqué tiras de la piel de la cara a ¡Estropeado! y le impartí la parca orden:
—Habrás de lamerlo. Succión—
¡Estropeado! se puso a lamerlo. Con escasas fuerzas, como si temiera hacerme daño, aumentándome el placer.
A otra cosa. La verdad nunca una muerte logró afectarme. Los que dije querer y que murieron, y si es que alguna vez lo dije, incluso camaradas, al irse me regalaron un claro sentimiento de liberación. Era un espacio en blanco aquel que se extendía para mi crujir.
Era un espacio en blanco.
Era un espacio en blanco.
Era un espacio en blanco.
Pero también vendrá por mí. Mi muerte será otro parto solitario del que ni sé siquiera si conservo memoria.
Desde la torre fría y de vidrio . De sde donde he con templado después el trabajo de los jornaleros tendiendo las vías del nuevo ferrocarril. Desde la torre erigida como si yo alguna vez pudiera estar erecto. Los cuerpos se aplanaban con paciencia sobre las labores de encargo. La muerte plana, aplanada, que me dejaba vacío y crispado. Yo soy aquel que ayer nomás decía y eso es lo que digo. La exasperación no me abandonó nunca y mi estilo lo confirma letra por letra.
Desde este ángulo de agonía la muerte de un niño proletario es un hecho perfectamente lógico y natural. Es un hecho perfecto.
Los despojos de ¡Estropeado! ya no daban para más. Mi mano los palpaba mientras él me lamía el falo. Con los ojos entrecerrados y a punto de gozar yo comprobaba, con una sola recorrida de mi mano, que todo estaba herido ya con exhaustiva precisión. Se ocultaba el sol, le negaba sus rayos a todo un hemisferio y la tarde moría. Descargué mi puño martillo sobre la cabeza achatada de animal de ¡Estropeado!: él me lamía el falo. Impacientes Gustavo y Esteban querían que aquello culminara para de una buena vez por todas: Ejecutar el acto. Empuñé mechones del pelo de ¡Estropeado! y le sacudí la cabeza para acelerar el goce. No podía salir de ahí para entrar al otro acto. Le metí en la boca el punzón para sentir el frío del metal junto a la punta del falo. Hasta que de puro estremecimiento pude gozar. Entonces dejé que se posara sobre el barro la cabeza achatada de animal.
—Ahora hay que ahorcarlo rápido —dijo Gustavo.
—Con un alambre —dijo Esteban en la calle de tierra don de empieza el barrio precario de los desocupados.
—Y adiós Stroppani ¡vamos! —dije yo.
Remontamos el cuerpo flojo del niño proletario hasta el lugar indicado. Nos proveímos de un alambre. Gustavo lo ahorcó bajo la luna, joyesca, tirando de los extremos del alambre. La lengua quedó colgante de la boca como en todo caso de estrangulación.
 
cramberria,29.02.2008
El Puente Sobre el Río Buho, Ambrose Bierce, extraído de "Cuentos de Soldados y Civiles"


III

Cuando cayó al agua desde el puente, Peyton Farkuhar perdió conciencia como si estuviera muerto. De aquél estado le pareció salir siglos después por el sufrimiento de una presión violenta en la garganta, seguido de una sensación de ahogo. Dolores atroces, fulgurantes, atravesaban todas las fibras de su cuerpo de la cabeza a los pies. Se hubiera dicho que recorrían las líneas bien determinadas de su sistema nervioso y latían a un ritmo increíblemente rápido. Tenía la impresión de que un torrente de fuego llevaba su cuerpo hasta una temperatura intolerable. Su cabeza congestionada estaba a punto de estallar. Estas sensaciones excluían todo pensamiento, borraban todo lo que había de intelectual en él: solo le quedaba la facultad de sentir, y sentir era una tortura. Pero se daba cuenta de que se movía; rodeado de un halo luminoso del cual no era más que el corazón ardiente, se balanceaba como un vasto péndulo según arcos de oscilaciones inimaginables. Después, de un solo golpe, terriblemente brusco, la luz que lo rodeaba subió hasta el cielo. Hubo un chapoteo en el agua, un rugido atroz en sus oídos, y todo fue tinieblas y frío. Habiendo recuperado la facultad de pensar, supo que la cuerda se había roto y que acababa de caer al río. Ya no aumentaba la sensación de estrangulamiento: el nudo corredizo alrededor de su cuello, a la par que lo sofocaba, impedía que el agua entrara en sus pulmones. ¡Morir ahorcado en el fondo de un río! Esta idea le pareció absurda. Abrió los ojos en las tinieblas y vio una luz encima de él, ¡pero de tal modo lejana, de tal modo inaccesible! Se hundía siempre, porque la luz disminuía cada vez más hasta convertirse en un pálido resplandor. Después aumentó la intensidad y compendió de mala gana que remontaba a la superficie, porque ahora estaba muy cómodo. "Ser ahorcado y ahogado -pensó-, ya no está tan mal. Pero no quiero que me fusilen. No, no habrán de fusilarme. Eso no sería justo".

Aunque inconsciente del esfuerzo, un agudo dolor en las muñecas le indicó que trataba de zafarse de la cuerda. Concentró su atención en esta lucha como un espectador ocioso podía mirar la hazaña de un malabarista sin interesarse en el resultado. Qué magnífico esfuerzo. Que espléndida, sobrehumana energía. Ah, era una tentativa admirable. ¡Bravo! Cayó la cuerda: Sus brazos se apartaron y flotaron hasta la superficie. Pudo distinguir vagamente sus manos de cada lado, en la luz creciente. Con nuevo interés las vio aferrarse al nudo corredizo. Quitaron salvajemente la cuerda, la arrojaron lejos, con furor, y sus ondulaciones parecieron las de una culebra de agua. "¡Ponedla de nuevo, ponedla de nuevo!" Le pareció gritar estas palabras a sus manos, porque después de haber deshecho el nudo tuvo el dolor más atroz que había sentido hasta entonces. El cuello lo hacía sufrir terriblemente; su cerebro ardía, su corazón, que palpitaba apenas, estalló de pronto como si fuera a salírsele por la boca. Una angustia intolerable torturó y retorció su cuerpo entero. Pero sus manos desobedientes no hicieron caso de la orden. Golpeaban el agua con vigor, en rápidas brazadas, de arriba abajo, y lo sacaron a flote. Sintió emerger su cabeza. La claridad del sol lo encegueció; su pecho se dilató convulsivamente. Después, dolor supremo y culminante, sus pulmones tragaron una gran bocanada de aire que inmediatamente exhalaron en un grito.
 
quilapan,29.02.2008
Tú eres un monstruo

Eduardo Peralta


Tú eres un monstruo
Pero yo te quiero
Porque eres sincero
Bueno como el pan

Tú eres un monstruo
sencillo y amable
dulce y amigable
si la amistad te dan

Y aunque tú eres un monstruo
yo te imagino aqui en mi canción
Y aunque tú eres un monstruo enojón
Yo te doy mi corazón

Tú eres un monstruo
y mi amigo eres,
pués también me quieres
y me tratas bien

Tú eres un mosntruo
y de los mejores
coleccionas flores
de esas que no se ven

Y aunque tú eres un monstruo
yo te imagino aqui en mi canción
Y aunque tú eres un monstruo enojón
Yo te doy mí corazón

Tú eres un monstruo
de costumbres modernas
no andas en las cavernas
como es la tradición

Tú eres un monstruo
que asustado en su cama
contempla un programa
de horror en televisión

Y aunque tú eres un monstruo
yo te imagino aqui en mi canción
Y aunque tú eres un monstruo enojón
Yo te doy mí corazón
 
Garvas,01.03.2008
 
quilapan,02.03.2008
''José Enrique Rodó y Anatole France, por no citar sino a los más conocidos, consideran el verso como una forma anticuada que debe relegarse al más profundo olvido. En el verso se disimula la pobreza de ideas y la pequeñez del sentimiento; la prosa rara vez puede encubrir tales defectos''
- Licenciado Vidriera, Revista Ideales, 12 de Octubre de 1915, Entrevista con Vicente Huidobro.
 
Aristidemo,05.03.2008



...porque ¿cómo conocer el origen de la desigualdad entre los hombres si no se empieza por conocer a los hombres mismos? ¿Y cómo podrá llegar el hombre a verse tal como lo ha formado la naturaleza, a través de todos los cambios que la sucesión de los tiempos y de las cosas ha debido producir en su constitución original, y a distinguir lo que tiene de su propio fondo de lo que las circunstancias y sus progresos han cambiado o añadido a su estado primitivo? Semejante a la estatua de Glaucos, que el tiempo, el mar y las tempestades habían desfigurado de tal modo que menos se parecía a un dios que a una bestia salvaje, el alma humana, modificada en el seno de la sociedad por mil causas que renacen sin cesar, por la adquisición de una multitud de conocimientos y de errores, por las transformaciones ocurridas en la constitución de los cuerpos y por el continuo choque de las pasiones, ha cambiado, por así decir, de apariencia, hasta el punto de que apenas puede ser reconocida, y no se encuentra ya, en lugar de un ser obrando siempre conforme a principios ciertos e invariables, en lugar de la celestial y majestuosa simplicidad de que su Autor la había dotado, sino el disforme contraste de la pasión que cree razonar y del entendimiento en delirio


Jean Jaques Rousseau
de Sobre el origen de la desigualdad en los hombres.
 
Aristidemo,05.03.2008


Supongamos ahora otra eventualidad que tiene quizá más probabilidades de realizarse que la que acaba de ser mencionada. Hay una tendencia poderosa en el mundo moderno hacia la constitución democrática de la sociedad, acompañada o no, con instituciones políticas populares. Se afirma que en el país donde más prevalece esta tendencia, es decir, donde la sociedad y el gobierno son más demo¬cráticos, el sentimiento de la mayoría, a la que desagrada cualquier manera de vivir demasiado brillante o demasiado cara para que pueda esperar igualarla, hace el efecto de una ley suntuaria; en muchos lugares de la Unión, es real¬mente difícil que una persona muy rica encuentre alguna manera de gastar su fortuna sin atraerse la desaprobación popular. Aunque sin duda, estas aseveraciones sean muy exageradas como representación de hechos existentes, pese a ello, el estado de cosas que describen, no es solamente posible, sino también un probable resultado del sentimiento democrático, combinado con la noción de que el público tiene derecho a poner su veto sobre la manera de gastar los individuos sus ingresos. Sólo con que supongamos que existe una difusión considerable de las opiniones socialistas, a los ojos de la mayoría, parecerá infame el poseer otra cosa que una propiedad muy pequeña o un sueldo ganado con el trabajo manual. Opiniones semejantes (en principio al menos) han hecho ya grandes progresos entre el artesanado y pesan de una manera opresiva, principalmente, sobre quienes están al alcance de la opinión de esta clase, es decir, sobre sus propios miembros. He aquí una opinión muy extendida: los malos obreros (que constituyen mayo¬ría en muchas ramas de la industria) profesan, decidida¬mente, la opinión de que ellos deberían tener las mismas ganancias que los buenos, y que no se debería permitir que nadie, ni por habilidad ni destreza, ganase más que los demás. Y ellos emplean una policía moral, que llega a ser a veces una policía física, para impedir que los obreros hábiles reciban, o que los patrones den, una remuneración mayor por mejores servicios. Si es que el público tiene alguna jurisdicción sobre los intereses privados, no veo por qué se considera que estas personas cometen una falta, ni por qué un particular público individual ha de ser acu¬sado cuando reclama la misma autoridad sobre su con¬ducta individual que la que el público general reclama sobre los individuos.

Pero la verdad es que, sin pararnos demasiado a hacer suposiciones, en nuestros días se producen grandes usurpa¬ciones en el dominio de la libertad privada y amenazan otras mayores con alguna esperanza de éxito; y se propo¬nen opiniones que otorgan al público un derecho ilimitado no sólo para prohibir con la ley todo lo que se considera malo, sino también, cualquier clase de cosas, aunque sean inocuas...




John Stuart Mill
de Sobre la libertad.
 
Aristidemo,05.03.2008


Partiendo de la hipótesis del individuo soberano que, al pactar con otros individuos en igual medida soberanos, crea la sociedad política, la doctrina democrática imaginó un Estado sin cuerpos intermedios, una sociedad política en la que entre el pueblo soberano
compuesto por muchos individuos (un hombre, un voto) y sus representantes no existiesen las sociedades particulares desaprobadas por Rousseau y privadas de autoridad por la ley Le Chapelier (abolida en Francia en 1887). Lo que ha sucedido en los estados democráticos es lo opuesto totalmente: los grupos, grandes organizaciones, asociaciones de la más diversa naturaleza, sindicatos de las más heterogéneas profesiones y partidos de las más diferentes ideologías se han convertido cada vez más en sujetos políticamente relevantes, mientras que los individuos lo han hecho cada vez menos. Los grupos y no los individuos son los protagonistas de la vida política en una sociedad democrática, en la cual ya no hay un soberano -el pueblo o nación, compuesto por individuos que han adquirido el derecho a participar directa o indirectamente en el gobierno, el pueblo corno unidad ideal (o mística)-, sino el pueblo dividido, de hecho, en grupos contrapuestos y en competencia entre sí, con su autonomía relativa respecto al gobierno central (autonomía que los individuos han perdido o no han tenido nunca si no es en un modelo
ideal de gobierno democrático que siempre ha sido desmentido por los hechos).

El modelo ideal de la sociedad democrática era una sociedad centrípeta. La realidad que tenemos a la vista es una sociedad centrífuga, que no tiene un solo centro de poder (la voluntad general de Rousseau), sino muchos, y que merece el nombre, en el que
concuerdan los estudiosos de política, de sociedad policéntrica o poliárquica (con expresión más rotunda pero no del todo incorrecta, policrática). El modelo del Estado democrático fundamentado en la soberanía del príncipe era una sociedad monista. La sociedad real,
bajo los gobiernos democráticos, es pluralista.


Noberto Bobbio
de Las promesas incumplidas de la democracia.
 
Aristidemo,05.03.2008


Por política entenderemos solamente la dirección o la influencia sobre la dirección de una asociación política, es decir, en nuestro tiempo, de un Estado. ¿Pero, qué es, desde el punto de vista de la consideración sociológica, una asociación política? Tampoco es éste un concepto que pueda ser sociológicamente definido a partir del contenido de su actividad. Apenas existe una tarea que aquí o allá no haya sido acometida por una asociación política y, de otra parte, tampoco hay ninguna tarea de la que puede decirse que haya sido siempre competencia exclusiva de esas asociaciones políticas que hoy llamamos Estados o de las que fueron históricamente antecedentes del Estado moderno. Dicho Estado sólo es definible sociológicamente por referencia a un medio específico que él, como toda asociación política, posee: la violencia física. “Todo Estado está fundado en la violencia”, dijo Trotsky en Brest-Litowsk. Objetivamente esto es cierto. Si solamente existieran configuraciones sociales que ignorasen el medio de la violencia habría desaparecido el concepto de “Estado” y se habría instaurado lo que, en este sentido específico, llamaríamos “anarquía”. La violencia no es, naturalmente, ni el medio normal ni el único medio de que el Estado se vale, pero sí es su medio específico. Hoy, precisamente, es especialmente íntima la relación del Estado con la violencia. En el pasado las más diversas asociaciones, comenzando por la asociación familiar, han utilizado la violencia como un medio enteramente normal. Hoy, por el contrario, tendremos que decir que Estado es aquella comunidad humana que, dentro de un determinado territorio (el territorio es el elemento distintivo), reclama (con éxito) para sí el monopolio de la violencia física legítima. Lo específico de nuestro tiempo es que a todas las demás asociaciones e individuos sólo se les concede el derecho a la violencia física en la medida que el Estado lo permite. El Estado es la única fuente del “derecho” a la violencia. Política significará, pues, para nosotros, la aspiración a participar en el poder o a influir en la distribución del poder entre los distintos Estados o, dentro de un mismo Estado, entre los distintos grupos de hombres que lo componen.
Esto se corresponde esencialmente con la acepción habitual del término. Cuando se dice que una cuestión es política, o que son “políticos” un ministro o un funcionario, o que una decisión está políticamente condicionada, lo que quiere significarse siempre es que la respuesta a esa cuestión, o la determinación de la esfera de actividad de aquel funcionario, o las condiciones de esta decisión, dependen directamente de los intereses en torno a la distribución, la conservación o la transferencia del poder.

Quien hace política aspira al poder; al poder como medio para la consecución de otros fines (idealistas o egoístas) o al poder “por el poder”, para gozar del sentimiento de prestigio que él confiere.

El Estado, como todas las asociaciones políticas que históricamente lo han precedido, es una relación de dominación de hombres sobre hombres, que se sostiene por medio de la violencia legítima (es decir, de la que es vista como tal). Para subsistir necesita, por tanto, que los dominados acaten la autoridad que pretenden tener quienes en ese momento dominan. ¿Cuándo y por qué hacen esto? ¿Sobre qué motivos internos de justificación y sobre qué medios externos se apoya esta dominación?...


Max Weber
de La política como vocación
 
Aristidemo,05.03.2008


Está en la naturaleza del Estado el presentarse tanto con relación a sí mismo como frente a sus súbditos, como el objeto absoluto. Servir a su prosperidad, a su grandeza, a su poder, esa es la virtud suprema del patriotismo. El Estado no reconoce otra, todo lo que le sirve es bueno, todo lo que es contrario a sus intereses es declarado criminal; tal es la moral de los Estados.
Es por eso que la moral política ha sido en todo tiempo, no sólo extraña, sino absolutamente contraria a la moral humana. Esa contradicción es una consecuencia inevitable de su principio: no siendo el Estado más que una parte, se coloca y se impone como el todo; ignora el derecho de todo lo que, no siendo él mismo, se encuentra fuera de él, y cuando puede, sin peligro, lo viola. El Estado es la negación de la humanidad.



Mijail Bakunin
de El principio del estado.
 
quilapan,05.03.2008
''El mundo es un infinito mundo de posibilidades.
Nuestra mente sigue el desarrollo de las posibilidades siempre en una sola dirección. Pero en realidad todo momento tiene un gran número de posibilidades. Y todas ellas se realizan, sólo que nosotros no lo vemos y no lo sabemos. Nosotros siempre vemos una de las realizaciones, y en esto estriba la pobreza y limitaciones de la mente humana. Pero si tratamos de imaginarnos la realización de todas las posibilidades del momento presente, luego del momento siguiente, y así sucesivamente, sentiremos que el mundo crece infinitamente, se multiplica sin cesar y se hace inmensamente rico y completamente diferente del mundo plano y limitado que hasta este momento nos habíamos representado. Habiéndonos imaginado esta infinita variedad sentiremos una 'impresión' del infinito por un momento y comprenderemos lo inadecuado e imposible que es acercarse al problema del tiempo con medidas terrestres. Comprenderemos toda la infinita riqueza de tiempo en todas direcciones que es necesaria para la realización de todas las posibilidades que aparecen a cada momento. Y comprenderemos que la misma idea de que aparezcan y desaparezcan posibilidades es originada por la mente humana, porque de otro modo estallaría y perecería al más pequeño contacto con la realización infinita. Al mismo tiempo que lo anterior nos daremos cuenta de la irrealidad de todas nuestras deducciones pesimistas en comparación con la inmensidad de los horizontes descubiertos. Veremos que el mundo es tan ilimitadamente grande que la sola idea de que pudiera tener límites, el solo pensamiento de que hubiera algo que no estuviera contenido en él, nos parecería ridículo.''

Piotr Demianovich Ouspensky
Un Nuevo Modelo del Universo
 
Aristidemo,05.03.2008


Se entiende que la educación es importante. Pero también es fácil comprender por qué un crecimiento general del nivel de instrucción no comporta por sí mismo un incremento específico de ciudadanos informados sobre cuestiones públicas; lo cual equivale a decir que la educación en general no produce necesariamente efecto de arrastre alguno sobre la educación política.

Por el contrario, cada vez más, la educación especializa y nos limita a competencias específicas. Aunque, en hipótesis, tuviéramos una población formada por licenciados, no está claro que por ello habría un incremento relevante de la parte de población que se interesa y especializa en política. Y, si fuera así, el problema quedaría tal y como está. Pues un químico, un médico o un ingeniero no tienen una competencia política que los distinga de quien no la tiene. Sobre cuestiones políticas dirán las mismas trivialidades o necedades que puede decir cualquiera...


Giovanni Sartori
de Homo Videns.
 
quilapan,05.03.2008
SOBRE LA GUERRA

14 – II – 1914


Yo aseguro, dígase lo que se diga, que las guerras concluirán. Que tienen que concluir. Se puede tomar como base para esta aseguración (sic) el desarrollo intelectual de la humanidad y ver cómo han ido cambiando las ideas sobre la guerra y sobre el espíritu guerrero. En seguida dicho desarrollo se debe prolongar sobre el porvenir haciendo seguir a la humanidad la marcha que ha empezado y se llegará entonces a la conclusión de que las guerras deben tener un fin. Así: si se toma un pueblo completamente salvaje se verá que el único medio que tiene para solucionar sus cuestiones es la pelea y hasta tal punto lo es que el vencedor es altamente considerado. Ahora si hacemos progresar a dicho pueblo veremos que con cada paso que dé hacia delante disminuirá un tanto su amor por la pelea, y que irá prefiriendo las soluciones pacíficas a las armadas. Las causas de esto son de dos clases: I) Morales. II) De conveniencia. Las I saltan a la vista en cualquier país que se tome, pues mientras más civilización hay en él, mas ocupaciones hay que alejan la idea de la guerra y mientras más se cultiva una persona más antipatía tendrá que tomarle a toda solución dada por la fuerza, pues cultivándose comprenderá la inferioridad y bajeza del acto de pelea. Los miles de horizontes nuevos que abre una civilización alejan a los hombres de los soldados y hacen mirarlos con desprecio. Lo mismo que pasa con una persona –que mientras más se cultiva, más distancia siente por la fuerza bruta- pasa con un pueblo entero. Hoy día la gran masa es ignorante y por lo tanto peleadora. La clase intelectual de cualquier país es antiguerrera. Los hechos lo comprueban. Progresa el país, todos los habitantes progresan y en los más ignorantes disminuirá un algo el gusto guerrero. Sigue progresando el país y sigue cultivándose hasta la más baja clase: el espíritu guerrero tendrá que morir. Basta comparar un época inculta con otra más culta: Edad Media y hoy día: en la Edad Media las guerras eran diarias, no sólo entre países, sino entre ciudades y hasta entre familias y miembros de una misma familia. Todos eran soldados. La única solución la daban las armas. Cualquier país o ciudad o caballero tenía derecho de declarar la guerra al vecino por el solo hecho de ser más fuerte. Hoy día –no hay casi necesidad de decirlo- la guerra se declara en el último caso y en los países civilizados han concluido las guerras entre ciudades y con más razón las de familias o particulares. Si se compara la época de los griegos o romanos con la Edad Media se verá que en las primeras había menos amor guerrero que en la Edad Media como que sin duda había también mayor civilización. Se ve pues que todo tiende a la justicia pacífica, que –fuera de los intereses de conveniencia- es algo claro que a mayor cultura corresponde menor instinto guerrero, que no solo los intereses disminuyen el amor por la pelea sino la cultura misma que siempre tiende a los sentimientos de humanidad y a ocupar a los hombres en cosas altas y estudios serios. Suponiendo que no hubiera ningún interés pecuniario ni de ninguna especie a no hacer la guerra: Pues bien, por la sola fuerza del factor moral la guerra concluiría. Para convencerse de ello estudiar cómo disminuye en un pueblo el amor por la guerra a medida que progresa; como disminuye de una clase social a otra mientras más cultivada es la clase; como disminuye en un hombre a medida que se cultiva. Ahora hay una segunda causa: La de conveniencia. Hoy día una guerra a un gran país (Alemania, Inglaterra, Francia, etc.) le es fatal aunque resulte vencedor. Cada vez los gastos de mantenimiento de un ejército van creciendo en mayor proporción que la riqueza de un país. Luego: el país se empobrece. Todos los hombres tienen que dejar sus trabajos, abandonar toda labor. Las consecuencias son claras: Cada vez la guerra va siendo más sangrienta hasta que llegue un día en que en una sola batalla muera medio país. Todo esto va haciendo imposible la guerra y si estas causas se unen a las de orden moral o sea la disminución del instinto guerrero a medida del progreso, se llega a la conclusión siguiente: I) Con el tiempo la guerra será imposible pues no habrá cómo mantenerla y los males que producirá serán superiores a los mayores beneficios que pudiera producir. II) Suponiendo que la guerra, por tales o cuales circunstancias, llegara a ser posible, nadie la desearía.

A varias personas les han dicho: esto está muy bien, pero ¿cómo se resolverán entonces las cuestiones graves? ¿Quién podrá impedir a un país que necesita terreno, marchar sobre el vecino que es más débil? Parece que tales preguntas contradicen mis ideas. No. Lo único que hay es que, dada nuestra civilización actual nos es casi imposible suponer cómo se impedirá la guerra. El que yo no encuentre una solución no quiere decir que la solución sea imposible. Quiere decir solamente que las circunstancias actuales impiden preverla. Así: si a un caballero feudal de la Edad Media se le hubiese dicho: ‘’En 1914 un propietario lleno de plata y de gente no podrá asaltar a un vecino pobre para quitarle sus bienes’’. Dicho caballero habría exclamado: ‘‘¡Imposible!’’. Y, sin embargo, así es. No le habría cabido en la cabeza la idea de una justicia superior y la idea de moralidad en todo el mundo. Pues bien, lo mismo nos ocurre hoy día, pero esto no quiere decir que no haya una solución pues basta continuar con la imaginación la marcha que lleva el mundo para encontrar razones tan poderosas que tendrán que suprimir la guerra por completo. Decidle a un romano que en 1914 no habrá esclavos y no podrá creerlo. Lo mismo nos pasa, pero hay que confesar nuestra poca cultura de todavía y someterse a las razones que ya aparecen claras.

Álvaro Yáñez Bianchi
Ideas
 
Aristidemo,06.03.2008




La identificación del mundo es inútil. Hay que cap¬tar las cosas en su sueño, o en cualquier otra coyuntura en la que se ausenten de sí mismas. Igual que en las «Bellas Durmientes», donde los ancianos pasan la no¬che al lado de esas mujeres, locos de deseo, pero sin tocarlas, y se eclip-san antes de su despertar. También ellos se tienden al lado de un objeto que no lo es, y cuya in-diferencia total estimula el sentido erótico. Pero lo más enigmático es que nada permite saber si ellas duermen realmente o si disfrutan maliciosamen¬te, desde el fondo de su sueño, de su se-ducción y de su propio deseo en suspenso.
No ser sensible a este grado de irrealidad y de juego, de malicia y de espiritualidad irónica del lengua¬je y del mundo, equivale, en efecto, a no ser capaz de vivir. La inteligencia no es otra cosa que el presenti¬miento de la ilusión universal hasta en la pasión amo¬rosa, sin que ésta, sin embargo, se vea alterada en su movimiento natural. Existe algo más fuerte que la pa¬sión: la ilu-sión. Existe algo más fuerte que el sexo o la felicidad: la pasión de la ilusión.



Jean Baudrillard
de El crimen perfecto.
 
Aristidemo,06.03.2008



Al sentirse caer en esas simas que se abren en el firme solar de sus creencias, el hombre reacciona enérgicamente. Se esfuerza en "salir de la duda". Pero ¿qué hacer? La característica de lo dudoso es que ante ello no sabemos qué hacer. ¿Qué haremos, pues, cuando lo que nos pasa es precisamente que no sabemos qué hacer porque el mundo -se entiende, una
porción de él- se nos presenta ambiguo? Con él no hay nada que hacer. Pero en tal situación es cuando el hombre ejercita un extraño hacer que casi no parece tal: el hombre se pone a pensar. Pensar en una cosa es lo menos que podemos hacer con ella. No hay ni que tocarla. No tenemos ni que movernos.

Cuando todo en torno nuestro falla, nos queda, sin embargo, esta posibilidad de meditar sobre lo que nos falla. El intelecto es el aparato más próximo con que el hombre cuenta. Lo tiene siempre a mano. Mientras
cree no suele usar de él, porque es un esfuerzo penoso. Pero al caer en la duda se agarra a él como a un salvavidas.

Los huecos de nuestras creencias son, pues, el lugar vital donde insertan su intervención las ideas. En ellas se trata siempre de sustituir el mundo inestable, ambiguo, de la duda, por un mundo en que la ambigüedad desaparece. ¿Cómo se logra esto? Fantaseando, inventando mundos. La idea es imaginación. Al hombre no le es dado ningún mundo ya determinado. Sólo le son dadas las penalidades y las alegrías de su vida. Orientado por ellas, tiene que inventar el mundo. La mayor porción de él la ha heredado de sus mayores y actúa en su vida como sistema de creencias firmes. Pero cada cual tiene que habérselas por su cuenta con todo lo dudoso, con todo lo que es cuestión. A este fin ensaya figuras imaginarías de mundos y de su posible conducta en ellos. Entre ellas, una le parece idealmente más
firme, y a eso llama verdad. Pero conste: lo verdadero, y aun lo científicamente verdadero, no es sino un caso particular de lo fantástico.
Hay fantasías exactas. Más aún: sólo puede ser exacto lo fantástico. No hay modo de entender bien al hombre si no se repara en que la matemática
brota de la misma raíz que la poesía, del don imaginativo.


José Ortega y Gasset
de Creer pensar.
 
Aristidemo,06.03.2008


¿Era posible que él, Stephen Dédalus, hubiera realizado tales cosas? Su conciencia suspiró por toda respuesta. Sí, las había realizado, en secreto, repugnantemente, una vez y otra vez, y, endurecido en la impenitencia del pecado, se había atrevido a llevar su máscara de santidad hasta delante del tabernáculo mismo, cuando su alma no era otra cosa que una masa viviente de corrupción. ¿Cómo era posible que Dios no le hubiera matado de repente? La multitud inmunda de sus pecados se estrechaba en torno de él, le lanzaba el aliento, se doblegaba sobre él por todos lados. Se esforzó en olvidarlos mediante una oración, arrebujándose como un ovillo y apretando los párpados cerrados. Pero, ¿cómo sujetar los sentidos del alma?; que aunque sus ojos estaban fuertemente cerrados, veía los lugares donde había pecado; y oía, aun con los oídos bien tapados. Deseaba con toda su alma dejar de oír y de ver, y lo deseó tanto, que por fin la armazón de su cuerpo se puso a temblar bajo la fuerza de su deseo y los sentidos de su alma se cerraron. Se cerraron por un instante, pero se abrieron en seguida. Y vio.

Un campo de hierbajos, de cardos y de matas de ortigas. Entre las matas espesas y ásperas de las plantas yacían innumerables latas viejas y destrozadas y coágulos de materias fecales y montones en espiral de excremento sólido. Un débil reflejo de luz pantanosa se elevaba de toda esta podredumbre a través del gris verdoso de la erizada maleza. Y un mal olor, nauseabundo, débil como la luz, subía en pesadas vedijas de las latas viejas y de la basura añeja y costrosa.

Algunos seres se movían por el campo: uno, tres, seis. Entes errantes, acá, allá. Seres cabrunos con cara humana, frente cornuda y barba rala de un color gris como el del caucho. La perversidad del mal les brillaba en la mirada dura, mientras se movían, acá, allá, arrastrando en pos de sí la larga cola. Un rictus de cruel maldad iluminaba con un resplandor grisáceo sus caras viejas y huesudas. El uno se cubría las costillas con un harapiento chaleco franela; otro se lamentaba monótonamente porque la barba se le enredada entre la maleza. Un lenguaje impreciso salía de sus bocas sin saliva, mientras zumbaban en lentos círculos, cada vez más estrechos, dando vueltas y vueltas alrededor del campo, arrastrando las largas colas entre las latas tintineantes. Se movían en lentos círculos, para encerrar, para encerrar... con el lenguaje indistinto de sus labios, y el silbido de sus largas colas embadurnadas de estiércol enranciado... impeliendo hacia lo alto las espantosas caras...
¡Socorro!



James Joyce
de
 
Aristidemo,06.03.2008
Retrato del artista adolescente.
 
quilapan,06.03.2008
Rodrigo Lira
Ars poétique, deux

Porque escribo estoy así. Por
Qué escribí porque escribí 'es
Toy vivo', la poesía
Terminóo con-
migo.
huero V a c u o
gastado e in-nútil ejer-
Cisio: «el adjetivo mata, Matta...!»
Fri-volidad ociosa, tediosa y
Esporádica
-hasta un cierto punto:

sobrevivo a una muerte
que podría vivirse. Ademáas,
la poesía
Me abandona a medio día;
cuando escriba,
no conduzca no
Corra: poesía hay en todas partes
Sólo para n o s o t r o s mueren
todas las cosas (bajo) el Sol (nada):

Nuevo: decadentismo de tercera
Mano a mano hemos quedado
a o a a o o a o
los poetas
e
son unos pequeñísimos reptiles:
ni alquimistas ni
albañiles ni
andinistas: bajaron del monte
Olimpo, cayeron de la montaña
Rusa se sa-
caron la cresta paaalabraaa
en la noche ya nada
en la noche ya nada
está en calma Poetry
May be Hazardous to Your
Health
¡Oh, Poesíiah!
Il nostro
Ayuntamiento
k
acaba/
a a


1 Can Seriosly Damage (it was determined so later than the statement quoted supra).
 
colomba_blue,06.03.2008
Rodrigo Lira es demasiado bueno... Me encanta!
 
rodeadodemalosescrotores,07.03.2008
http://www.tubemall.net/undeletube.php?v=RMZ9dZU1lhg
 
Aristidemo,07.03.2008

UN INCIDENTE.

Cierta vez Orlov se dio un atracón de guisantes en puré y se murió. Krilov se enteró de aquello y también murió. Y Spiridonov se murió por su cuenta. Y la mujer de Spiridonov se cayó del aparador. Y los hijos de Spiridonov se ahogaron en un estanque. Y la abuela de Spiridonov se dio a la bebida y salió a rodar por los caminos. Y Mijailov dejó de peinarse y cogió sarna. Y Kruglov dibujó una dama que empuñaba un látigo y se volvió loco. Y Perejrestov recibió un giro postal de cuatrocientos rublos y empezó a darse tanta importancia que lo echaron del trabajo.

Son buenas personas, pero incapaces de tener los pies sobre la tierra.



VIEJAS QUE CAEN.

Por un exceso de curiosidad una vieja se cayó de la ventana y se estrelló contra la acera.

A la ventana se asomó otra vieja y se puso a mirar a la que se había estrellado, pero por un exceso de curiosidad también se cayó de la ventana y se estrelló contra la acera.

Después se cayó de la ventana una tercera vieja, seguida de una cuarta y de una quinta.

Cuando se cayó la sexta vieja, me cansé de mirar y me fui al mercado Maltsevsky, donde, según dicen, a un ciego le regalaron un chal tejido.

1937.



PÉRDIDAS

Andrei Andreievich Myasov se compró un pabilo en el mercado y se lo llevó a casa.

Por el camino Andrei Andreieivh perdió el pabilo y entró a una tienda para comprarse ciento cincuenta gramos de embutido de Poltava. Después, Andrei Andreievich entró a la lechería y compró una botella de kéfir; a continuación bebió una jarrita de kvas en un quiosco y se formó en la cola para comprar el diario. La cola era bastante larga y Andrei Andreievich estuvo en ella no menos de veinte minutos, pero cuando ya se acercaba su turno, los diarios se acabaron ante sus propias narices.

Andrei Andreievich dio varias vueltas en el lugar y se fue a casa; pero por el camino perdió el kéfir y torció hacia una panadería donde se compró un panecillo, pero perdió el embutido de Poltava.

Entonces Andrei Andreivich se fue directo a casa, pero se cayó por el camino, perdió el panecillo y rompió sus quevedos.

Andrei Andreievich llegó a su casa de muy mal humor y se acostó enseguida, pero tardó mucho en dormirse; cuando por fin lo logró tuvo el siguiente sueño: soñó que había perdido el cepillo de dientes y se limpiaba los dientes con un candelabro.



MAKAROV Y PETERSEN
Nº3

Makarov: En este libro se habla sobre nuestros deseos y sobre cómo éstos pueden ser cumplidos. Léelo y comprenderás cuán vanos son nuestros deseos; comprenderás cuán fácil es cumplir un deseo ajeno y cuán difícil es satisfacer el suyo propio.

Petersen: Me parece que hablas con demasiada pompa. Así hablan los jefes indios.

Makarov: Este libro exige ese tono. Hasta me quito el sombrero cuando pienso en él.

Petersen: ¿Y también te lavas las manos antes de tocarlo?

Makarov: Sí, uno debe lavarse las manos.

Petersen: Lávate también los pies, por si acaso.

Makarov: No me parece chistoso; es una grosería.

Petersen: Pero, ¿qué clase de libro es?

Makarov: El nombre de este libro es un misterio.

Petersen ¡Ja, ja, ja!

Makarov: Su nombre es MALGUIL

(Petersen desaparece)

Makarov: ¡Dios mío! ¿Qué sucede? ¡Petersen!

Voz de Petersen: ¿Qué ha pasado? ¡Makarov! ¿Dónde estoy?

Makarov: ¿Dónde estas? ¡No te veo!

Voz de Petersen: ¿Y tú, dónde estás? ¡Yo tampoco te veo!.. ¿Qué son esos globos?

Makarov: ¿Qué debo hacer? ¿Me oyes, Petersen?

Voz de Petersen: ¡Te oigo perfectamente! Pero, ¿qué ha pasado? ¿De dónde han salido esos globos?

Makarov: ¿Puedes moverte?

Voz de Petersen: ¡Makarov! ¿No ves tú los globos?

Makarov: ¿Qué globos?

Voz de Petersen ¡Suéltenme!.. ¡Suéltenme!.. ¡Makarov!..

(Silencio. Makarov está aterrorizado, toma el libro y lo abre.)

Makarov (lee): "...Poco a poco la persona pierde su forma y se convierte en un globo. A partir de ese momento pierde también sus deseos".

Cae el telón



EL BAÚL

Un hombre de fino cuello se metió en un baúl, cerró la tapa y comenzó a asfixiarse.

-Bien, -dice el hombre de fino cuello sintiendo que se asfixia, -me estoy asfixiando en este baúl por tener un cuello tan fino. La tapa del baúl está cerrada e impide el paso del aire. Me asfixiaré, pero no abriré la tapa. Moriré poco a poco. Presenciaré la lucha de la vida y la muerte. Esta lucha no será natural, en igualdad de condiciones, porque, lógicamente, vencerá la muerte, y la vida, destinada a morir, luchará en vano con su enemigo hasta el último minuto y sin perder las esperanzas. Por medio de esta lucha la vida conocerá el método de su victoria: para que esto ocurra la vida debe forzar a mis manos a abrir la tapa del baúl. Entonces veremos quién ganará. Sólo que huele horriblemente a naftalina. Si la vida vence, pondré tabaco barato en el baúl en lugar de naftalina... Ya empieza: no puedo respirar más. ¡Moriré, está claro! ¡Nada me salvará! Y nada sublime pasa por mi mente. ¡Me asfixió!

¡Ay! ¿Qué es esto? Algo acaba de ocurrir pero no puedo comprender que ha sido. He visto algo u oído algo...

¡Ay! ¡Acaba de pasar algo otra vez! ¡Dios mío! No puedo respirar. Creo que me muero...
¿Y esto qué es? ¿Por qué estoy cantando? Creo que me duele el cuello... ¿Pero dónde está el baúl? ¿Cómo es que puedo ver todo lo que hay en mi cuarto? ¡Pero si estoy acostado sobre el piso! ¿Y dónde está el baúl?

El hombre de fino cuello se levantó y miró a su alrededor. El baúl ya no estaba allí. Sobre las sillas y la mesa vio las ropas que guardaba en el baúl, pero aquél ya no estaba allí.

El hombre de fino cuello dijo:

-Esto quiere decir que la vida venció a la muerte de una manera desconocida para mí.




¡TOK!

Estamos en verano. Vemos un escritorio y, a la derecha, una puerta. Un cuadro cuelga en la pared. El cuadro representa a un caballo que sostiene entre sus dientes a un gitano. Olga Petrovna parte leña. A cada golpe del hacha caen los quevedos de Olga Petrovna. Evdokim Osipovich fuma sentado en una butaca.

Olga Petrovna (golpea con el hacha, pero el leño no llega a partirse).

Evdokim Osipovich: !Tok¡

Olga Petrovna (se pone los quevedos y golpea el leño).

Evdokim Osipovich: ¡Tok!

Olga Petrovna (se pone los quevedos y golpea el leño).

Evdokim Osipovich: ¡Tok!

Olga Petrovna (se pone los quevedos y golpea el leño).

Evdokim Osipovich: ¡Tok!

Olga Petrovna: (se pone los quevedos): Evdokim Osipovich Le ruego que no repita esa palabra: "tok"

Evdokim Osipovich : Está bien, está bien.

Olga Petrovna (golpea el leño con el hacha).

Evdokim Osipovich: ¡Tok!

Olga Petrovna (poniéndose los quevedos): ¡Evdokim Osipovich! !Usted me prometió que no volvería a decir esa palabra: "tok"!

Evdokim Osipovich: ¡De acuerdo, de acuerdo, Olga Petrovna! ¡No lo haré más!

Olga Petrovna (golpea el leño con el hacha).

Evdokim Osipovich: ¡Tok!

Olga Petrovna (poniéndose los quevedos): ¡Esto no tiene nombre! Me asombra que una persona adulta, mayor, sea incapaz de entender el más sencillo ruego!

Evdokim Osipovich :¡Olga Petrovna! Continúe en paz su trabajo. No la molestaré más.

Olga Petrovna: ¡Se lo ruego encarecidamente! ¡Permítame, al menos, terminar de partir este leño!

Evdokim Osipovich: !No faltaba más; continúe usted!

Olga Petrovna (golpea el leño con el hacha).

Evdokim Osipovich: ¡Tok!

Olga Petrovna deja caer el leño, abre la boca, pero no puede decir nada. Evdokim Osipovich se levanta de la butaca, mira a Olga Petrovna de pies a cabeza y se marcha lentamente. Paralizada y con la boca abierta, Olga Petrovna observa alejarse a Evdokim Osipovich.

Cae lentamente el telón.



Daniil Jarms
del libro Incidentes
1937


 
quilapan,07.03.2008
Sabato: De todas las formas de contar, la más falsa es la naturalista. Porque la realidad es infinita y el naturalismo no puede abarcarla.

de Borges - Sabato: Diálogos
 
quilapan,08.03.2008
Pablo de Rokha

Fragmento de 'Epopeya de las comidas y bebidas de Chile, leído por el propio vate.

 
rodeadodemalosescrotores,08.03.2008
Pablo Marmol de Rocapiedra


 
quilapan,11.03.2008
'La poesía contemporánea comienza en mí' -Fragmentos de una entrevista con Vicente Huidobro, 1939.

¿Qué significación da usted a las viejas escuelas, la simbolista, el parnasianismo y el modernismo?

Creo que todas las escuelas han sido buenas, porque han significado un progreso de la poesía en diversos caminos, han significado una agudización, un ahondamiento del sentido poético. Pero naturalmente, lo más importante dentro de cada escuela ha sido el aporte de ciertos grandes poetas que por su propia grandeza salen más allá de sus escuelas, rebalsan por todos lados.

¿Cuáles son, para usted, los valores más altos que admira en esas escuelas pasadas?

Baudelaire, Rimbaud, Lautreamont, Mallarme, Jarry, Apollinaire. Pero si le he de decir la verdad, prefiero los poetas de mi tiempo a casi todos los pasados. Para mí la poesía que más me interesa comienza en mi generación y para hablar claro, le diré que empieza en mí. Esto no quiere decir que no admire a las grandes figuras de otros tiempos, las admiro y respeto mucho, pero prefiero a los míos, a los que están más cerca de mi pecho.

¿Qué piensa de García Lorca?

Que es un poeta muy mediocre. Para mí no tiene ningún interés. En general los poetas españoles carecen de imaginación y de inteligencia poética. La literatura española está aplastada por la retórica, esa terrible retórica del Mediterráneo, mantiene ahogados bajo su lápida a todos los escritores de España, de Italia y muchos de Francia. Bueno, en realidad Italia no tiene escritores sino escribanos, como el imbécil del tal Petigrilli, el tonto furibundo de Marinetti y el tonto estético de D'Annunzio, con su cortejo de frases con miriñaques y crinolinas. Es increíble en el país del Dante, de su genio cósmico, asombroso, que cada día me parece más admirable. Lo mismo sucede en España. ¿Cómo es posible que el magnífico impulso dado por los grandes poetas del Siglo de Oro no haya tenido continuidad? ¿Qué se hizo el genio español? Esto ha sido siempre para mí un motivo de misterio y de miles de conjeturas. Seguramente el descubrimiento de América desvió la imaginación española hacia la aventura vital de los exploradores y conquistadores, y la alejó de toda aventura intelectual; el español puso su acento en otra clase de conquistas que las espirituales. (...)

¿Qué piensa usted de la poesía chilena?

Creo que está entrando en un buen camino, por lo menos hay un grupo de nuevos poetas que tratan de superarse y de no dejarse llevar por la facilidad.

¿Qué piensa de Pablo Neruda?

¿Con qué intención me hace usted esta pregunta? ¿Es forzoso bajar de plano y hablar de cosas mediocres? Usted sabe que no me agrada lo calugoso, lo gelatinoso. Yo no tengo alma de sobrina, de jefe de estación. Estoy a tantas leguas de todo eso.

¿Cree usted que esa poesía que usted llama gelatinosa puede hacer escuela en América?

Es posible, pero sólo entre los mediocres. Es una poesía fácil, bobalicona, al alcance de cualquier plumífero. Es, como dice un amigo mío, la poesía especial para todas las tontas de América.

(...)

¿Qué piensa usted de la crítica?

La crítica comprensiva, seria, aguda, profunda, me parece necesaria y no creo que pueda molestar a ningún autor. A mí me interesan las buenas críticas a mis libros; naturalmente las que más me interesan son las más elogiosas, porque son las que me parecen más comprensivas y, desde luego, las menos superficiales, puesto que yo trato de escribir lo mejor posible. Aparte de la crítica auténtica, hay el comentario malévolo, hay el chismorreo asqueroso que en verdad no hace el menor daño a ningún autor. En lo que a mí se refiere, le aseguro que me sonrío de la cólera sorda que me rodea, de las intrigas y las porquerías de todos los ratones literarios. No me inquietan en absoluto. Un amigo me escribía hace poco en una carta: ''Después de tu muerte se dirá de ti que fuiste detestado por todos los canallas de tu tiempo... Y eso es un gran honor''. Así lo creo yo también, es un honor.

29 de mayo de 1939.
 
colomba_blue,11.03.2008
ES UNA LATA EL TRABAJAR
(Luis Aguilé - Hotel Glam)

--------------------------------------------------------------------------------


Es una lata el trabajar
Todos los días te tienes que levantar
A parte de esto, gracias a Dios
La vida pasa felizmente si hay amor
Mi madre llora en el corral
Sus tres gallinas se han debido de escapar
A parte de esto, gracias a Dios
La vida pasa felizmente si hay amor

Tengo una novia de lo mejor
Con mis ahorros se me ha ido a Nueva York
A parte de esto, gracias a Dios
La vida pasa felizmente si hay amor

Es una lata el trabajar
Todos los días te tienes que levantar
A parte de esto, gracias a Dios
La vida pasa felizmente si hay amor

Tengo una cara fenomenal
Cómo la envidian cuando llega el Carnaval
A parte de esto, gracias a Dios
La vida pasa felizmente si hay amor

Es una lata el trabajar
Todos los días te tienes que levantar
A parte de esto, gracias a Dios
La vida pasa si hay amor

Es una lata el trabajar
Todos los días te tienes que levantar
A parte de esto, gracias a Dios
La vida pasa felizmente si hay amor

A parte de esto, gracias a Dios
La vida pasa si hay amor

Es una lata el trabajar
Todos los días te tienes que levantar
A parte de esto, gracias a Dios
La vida pasa felizmente si hay amor

Es una lata el trabajar
Todos los días te tienes que levantar
A parte de esto, gracias a Dios
La vida pasa felizmente si hay amor

Si hay amor...si hay amor...si hay amor.
 
Aristidemo,11.03.2008



Vaya, al Vicentico Huidobro le sobraba autoestima. ¿O ese día despertó mamón? ¿O eran los poetas entonces como los rockstars y podía decir cualquier pendejada desde las alturas de su resaca? ¿Soy YO mejor poeta que Huidobro? La poesía no vende, de cualquier forma.


 
cramberria,11.03.2008

Uy qué sabiondo el Huidobrio; a mí lo que me hace particular gracia es su gusto por utilizar la palabra mediocre, tanto como para repetirla dos veces en casi respuestas contiguas, quizá por su falta de ¿recursos? Que a la legua se nota que es un creído con dejes de amargado. Habría que preguntar a García Lorca y a Neruda qué piensan de la poesía de Huidobro, quizá la misma mierda, o no, o sí, quién sabe. Aunque seguramente a Lorca y a Neruda les hubiera importado otra mierda lo que pensara el creído este. Yo creo que las genialidades de los poetas son individuales y únicas y no se deben de pisar, para mí no hay mayor mediocridad que esa. Vaya, le cogí manía al Huidobro, que tiene un tufo a inodoro que no se lo aguanta.
 
cramberria,11.03.2008
espero que no se haya notado que soy española, saludos.
 
quilapan,11.03.2008
Cram yo me tomo sus fanfarronadas ''con Andina'' como decimo por acuí y la verdad me cago de la risa; creo que el Vicho lo hacía adrede e incluso como forma de protegerse, no sé si lo que escribió podría justificarlo de alguna manera, no lo sé
 
Rancho_mental,11.03.2008
Aquilatan latan tantan pan parapan.

Quilapan san ban bam pan pan!

¿has aprendido de mí hijito?
 
cramberria,11.03.2008
 
cramberria,11.03.2008
"Mi corazón es un poco de agua pura..."
-Federico García Lorca-
 
Rancho_mental,12.03.2008
"Tú, corazón, eres un poco loca y federica"

Agua Pura-Poeta en Marakesh.
 
Aristidemo,14.03.2008



perplejo




 
colomba_blue,14.03.2008
Me gustó perplejo...
 
Aristidemo,14.03.2008
is barniz


es un MAS.
 
ergozsoft,14.03.2008
¿Malos autores?

No me invoquen en vano...

ergo, please
 
Aristidemo,14.03.2008
Desarma y Sangra

Tu tiempo es un vidrio,
tu amor un faquir,
tu cuerpo una aguja,
tu mente un tapiz.

Si las sanguijuelas no pueden herirte
no existe una escuela
que enseñe a vivir.

El ángel vigila,
descubre al ladrón,
le corta las manos,
le quita la voz.
La gente se esconde
o apenas existe;
se olvida del hombre,
se olvida de Dios.

Miro alrededor,
heridas que vienen
sospechan que van,
y aquí estoy:
pensando en el alma que piensa
y por pensar no es alma.

Desarma y sangra.




Charly García

 
Aristidemo,14.03.2008
Soy o Estoy

Otro día pruebo de las tretas
que la mente juega.
Es difícil de creer,
y esto que te digo
es otra de ellas:
la mente anda suelta
no se deja de mover

Antes yo creía
en el imperio de la cabeza;
no era yo, era la cabeza
quien dictaba esa razón.
No hay razón de obedecer
si ni siquiera estoy en el cuerpo
que responde al nombre
que otra mente inventó.

Otro día viéndome sin freno,
diciendo tonterías
que ocupan el espacio y el tiempo
que el presente como en una tabla del sormevo
a un lado y al otro,
por más que intento no me mantengo en él.

Hoy me doy cuenta del tiempo
que he desperdiciado
pensando en lo que eres y lo que no,
en vez de vivir la experiencia
de tu ser que sólo existe en mi mente

El día de la muerte la percepcion del otro se sabrá.
Es que en realidad,
¿soy o estoy?


Es un juego, un control del que no podemos salir,
si sabemos que nos queremos
pero no nos lo podemos decir.


Café Tacvba
 
ergozsoft,14.03.2008
Me gustó la partecita de probar las tetas...

ergo, limpiando sus anteojos
 
Aristidemo,14.03.2008
don ergo, ahí le va una dedicada:


Un burdo rumor


No sé tus escalas, por lo tanto eres muy dueña,
de ir por ahí diciendo que la tengo muy pequeña.
No está su tamaño, en honor a la verdad
fuera de la ley de la relatividad
y, aunque en rigor
no es mejor
por ser mayor o menor,
ciertamente es un burdo rumor.

Pero como veo que por ser tú tan cotilla
va de boca en boca y es la comidilla,
en vez de esconderla como haría el avestruz,
tomo mis medidas, hágase la luz.

Y, aunque en rigor
no es mejor
por ser mayor o menor,
una encuesta he hecho a mi alrededor.

Trece interesadas respondieron a esta encuesta,
de la cuales una no sabe/no contesta.
¿Y de en la otras doce? División como veréis:
se me puso en contra la mitad, es decir, seis.
Y, aunque en rigor
no es mejor
por ser mayor o menor,
otras seis francamente a favor.

Y si hubo reproches fueron, en resumen,
por su rendimiento, no por su volumen.
Y las alabanzas que también hubo un montón,
hay que atribuirlas a una cuarta dimensión.
Y, aunque en rigor
no es mejor
por ser mayor o menor,
a que a veces soy muy cumplidor.

Mi mujer incluso dijo "aunque prefiero,
como tú ya sabes, la del jardinero,
por si te interesa, pon que estáis a la par,
sólo que la suya es mucho menos familiar.
Y, aunque en rigor
no es mejor
por ser mayor o menor,
nunca olvida traerme una flor".

Es mísero, sórdido, y aún diría tétrico,
someterlo todo al sistema métrico.
No estés con la regla más de lo que es natural,
te aseguro chica que eso puede ser fatal.
Y, aunque en rigor
no es peor
por ser mayor o menor,
yo, que tú, consultaba al doctor
López Ibor.

Javier Krahe,
La Mandrágora
 
Aristidemo,19.03.2008

Cada día durante un mes, siempre en Ashlun, veía una mujer delgada pero fuerte, acuclillada a la fría intemperie, acuclillada como los indios de los Andes, o algunos negros africanos, los intocables de Tokio, o los gitanos en un mercado, lista para partir en caso de peligro, bajo los árboles, frente al puesto de guardia -- una sólida casa pequeña, construida rápidamente. Descalza, con un vestido negro galoneado en las mangas, esperaba. Su expresión era severa pero no de cólera, agotada pero no cansada. El responsable del comando preparaba una habitación casi vacía y después le hacía una señal. Ella entraba en la habitación. Cerraba la puerta sin llave. Luego salía, sin decir nada, sin sonreír, y con los pies descalzos regresaba directamente a Yeras y al campo de Baqa. En la habitación reservada para ella en el puesto de guardia supe que se quitaba las dos faldas negras, desataba todas las cartas y sobres que estaban cosidos, hacía un paquete y golpeaba suavemente la puerta. Entregaba las cartas al responsable, salía, y se iba sin haber dicho una palabra. Al día siguiente volvía.

Otras mujeres, más mayores que ésta, se reían de tener por hogar tres piedras ennegrecidas que llamaban: "nuestra casa". Con qué voz infantil me mostraban las tres piedras, y a veces con las brasas encendidas, me decían riendo: darna. Estas mujeres viejas no eran parte ni de la revolución, ni de la resistencia palestina: eran la alegría que ya no espera más. El sol sobre ellas, continuaba su trayecto. Un brazo o un dedo extendido proponía una sombra cada vez más fina. Pero ¿qué suelo? Jordano, por efecto de una ficción administrativa y política decidida por Francia, Inglaterra, Turquía, EEUU... "La alegría que ya no espera más", la más jovial puesto que es la más desesperada. Todavía veían una Palestina que ya no existía cuando tenían dieciséis años, pero por fin tenían un suelo. No estaban ni debajo ni encima, en un espacio inquietante donde el menor movimiento será un falso movimiento. ¿Era firme la tierra bajo los pies desnudos de estas octogenarias actrices trágicas sublimemente elegantes? Cada vez lo era menos. Cuando escaparon de Hebrón bajo las amenazas israelíes, la tierra aquí parecía sólida, cada uno se aligeraba y se movía sensualmente al son de la lengua árabe. Pasado el tiempo, esta tierra experimentó lo siguiente: los palestinos eran cada vez menos soportables, a la vez que estos mismos palestinos, estos campesinos, descubrían la movilidad, la marcha, la carrera, el juego de las ideas redistribuidas casi a diario como naipes, las armas, montadas, desmontadas, utilizadas. Cada mujer, a su vez, toma la palabra. Ríen. Recojo la frase de una de ellas:

-- ¡Héroes! Vaya broma. He parido y azotado a cinco o seis que están en el yebel. Les he limpiado el culo mil veces. Sé lo que valen y puedo parir a más.

En el cielo siempre azul el sol continua su trayecto, pero todavía hace calor. Estas actrices trágicas, a la vez recuerdan e imaginan. Con el fin de ser más expresivas, apuntan con el índice el final de cada periodo y acentúan las consonantes enfáticas. Si un soldado jordano pasase, estaría orgulloso: en el ritmo de las frases encontraría el ritmo de las danzas beduinas. Sin frases, un soldado israelí, si viese a estas diosas, les dispararía sobre el cráneo una ráfaga de metralleta.



Jean Genet
de Cuatro horas en Chatila
 
Aristidemo,19.03.2008
CARTA A UN ZAPATERO QUE COMPUSO MAL UNOS ZAPATOS


Estimable señor:

Como he pagado a usted tranquilamente el dinero que me cobró por reparar mis zapatos, le va a extrañar sin duda la carta que me veo precisado a dirigirle.
En un principio no me di cuenta del desastre ocurrido. Recibí mis zapatos muy contento, augurándoles una larga vida, satisfecho por la economía que acababa de realizar: por unos cuantos pesos, un nuevo par de calzado. (Éstas fueron precisamente sus palabras y puedo repetirlas.)
Pero mi entusiasmo se acabó muy pronto. Llegado a casa examiné detenidamente mis zapatos. Los encontré un poco deformes, un tanto duros y resecos. No quise conceder mayor importancia a esta metamorfosis. Soy razonable. Unos zapatos remontados tienen algo de extraño, ofrecen una nueva fisonomía, casi siempre deprimente.
Aquí es preciso recordar que mis zapatos no se hallaban completamente arruinados. Usted mismo les dedicó frases elogiosas por la calidad de sus materiales y por su perfecta hechura. Hasta puso muy alto su marca de fábrica. Me prometió, en suma, un calzado flamante.
Pues bien: no pude esperar hasta el día siguiente y me descalcé para comprobar sus promesas. Y aquí estoy, con los pies doloridos, dirigiendo a usted una carta, en lugar de transferirle las palabras violentas que suscitaron mis esfuerzos infructuosos.
Mis pies no pudieron entrar en los zapatos. Como los de todas las personas, mis pies están hechos de una materia blanda y sensible. Me encontré ante unos zapatos de hierro. No sé cómo ni con qué artes se las arregló usted para dejar mis zapatos inservibles. Allí están, en un rincón, guiñándome burlonamente con sus puntas torcidas.
Cuando todos mis esfuerzos fallaron, me puse a considerar cuidadosamente el trabajo que usted había realizado. Debo advertir a usted que carezco de toda instrucción en materia de calzado. Lo único que sé es que hay zapatos que me han hecho sufrir, y otros, en cambio, que recuerdo con ternura: así de suaves y flexibles eran.
Los que le di a componer eran unos zapatos admirables que me habían servido fielmente durante muchos meses. Mis pies se hallaban en ellos como pez en el agua. Más que zapatos, parecían ser parte de mi propio cuerpo, una especie de envoltura protectora que daba a mi paso firmeza y seguridad. Su piel era en realidad una piel mía, saludable y resistente. Sólo que daban ya muestras de fatiga. Las suelas sobre todo: unos amplios y profundos adelgazamientos me hicieron ver que los zapatos se iban haciendo extraños a mi persona, que se acababan. Cuando se los llevé a usted, iban ya a dejar ver los calcetines.
También habría que decir algo acerca de los tacones: piso defectuosamente, y los tacones mostraban huellas demasiado claras de este antiguo vicio que no he podido corregir.
Quise, con espíritu ambicioso, prolongar la vida de mis zapatos. Esta ambición no me parece censurable: al contrario, es señal de modestia y entraña una cierta humildad. En vez de tirar mis zapatos, estuve dispuesto a usarlos durante una segunda época, menos brillante y lujosa que la primera. Además, esta costumbre que tenemos las personas modestas de renovar el calzado es, si no me equivoco, el modas vivendi de las personas como usted.
Debo decir que del examen que practiqué a su trabajo de reparación ha sacado muy feas conclusiones. Por ejemplo, la de que usted no ama su oficio. Si usted, dejando aparte todo resentimiento, viene a mi casa y se pone a contemplar mis zapatos, ha de darme toda la razón. Mire usted qué costuras: ni un ciego podía haberlas hecho tan mal. La piel está cortada con inexplicable descuido: los bordes de las suelas son irregulares y ofrecen peligrosas aristas. Con toda seguridad, usted carece de hormas en su taller, pues mis zapatos ofrecen un aspecto indefinible. Recuerde usted, gastados y todo, conservaban ciertas líneas estéticas. Y ahora...
Pero introduzca usted su mano dentro de ellos. Palpará usted una caverna siniestra. El pie tendrá que transformarse en reptil para entrar. Y de pronto un tope; algo así como un quicio de cemento poco antes de llegar a la punta. ¿Es posible? Mis pies, señor zapatero, tienen forma de pies, son como los suyos, si es que acaso usted tiene extremidades humanas.
Pero basta ya. Le decía que usted no le tiene amor a su oficio y es cierto. Es también muy triste para usted y peligroso para sus clientes, que por cierto no tienen dinero para derrochar.
A propósito: no hablo movido por el interés. Soy pobre pero no soy mezquino. Esta carta no intenta abonarse la cantidad que yo le pagué por su obra de destrucción. Nada de eso. Le escribo sencillamente para exhortarle a amar su propio trabajo. Le cuento la tragedia de mis zapatos para infundirle respeto por ese oficio que la vida ha puesto en sus manos; por ese oficio que usted aprendió con alegría en un día de juventud... Perdón; usted es todavía joven. Cuando menos, tiene tiempo para volver a comenzar, si es que ya olvidó cómo se repara un par de calzado.
Nos hacen falta buenos artesanos, que vuelvan a ser los de antes, que no trabajen solamente para obtener el dinero de los clientes, sino para poner en práctica las sagradas leyes del trabajo. Esas leyes que han quedado irremisiblemente burladas en mis zapatos.
Quisiera hablarle del artesano de mi pueblo, que remendó con dedicación y esmero mis zapatos infantiles. Pero esta carta no debe catequizar a usted con ejemplos.
Sólo quiero decirle una cosa: si usted, en vez de irritarse, siente que algo nace en su corazón y llega como un reproche hasta sus manos, venga a mi casa y recoja mis zapatos, intente en ellos una segunda operación, y todas las cosas quedarán en su sitio.
Yo le prometo que si mis pies logran entrar en los zapatos, le escribiré una hermosa carta de gratitud, presentándolo en ella como hombre cumplido y modelo de artesanos.
Soy sinceramente su servidor.





Juan José Arreola
de Confabulario
 
Aristidemo,19.03.2008


La Oveja Negra




En un lejano país existió hace muchos años una Oveja negra.

Fue fusilada.

Un siglo después, el rebaño arrepentido le levantó una estatua ecuestre que quedó muy bien en el parque.
Así, en lo sucesivo, cada vez que aparecían ovejas negras eran rápidamente pasadas por las armas para que las futuras generaciones de ovejas comunes y corrientes pudieran ejercitarse también en la escultura.





Augusto Monterroso
 
nefftali,20.03.2008
gracias Aristidemo
 
quilapan,20.03.2008
'La gente como yo es consciente de su genialidad a los ocho o a los diez años. Siempre me he preguntado: ''¿Por qué nadie me ha descubierto todavía?, ¿es que en esta escuela nadie se da cuenta de que soy el más inteligente?, ¿es que también los profesores son idiotas?''. Los conocimientos que tenían me resultaban totalmente inútiles. En el bachillerato estaba totalmente desorientado. Solía decirle a mi tía: ''Te vas a arrepentir de haber tirado mis poesías. Cuando sea famoso...'', pero ella siguió tirándolas. Nunca la perdonaré por no tratarme como a un genio o lo que fuera, cuando era pequeño. Para mí estaba clarísimo. ¿Por qué no me metieron en una escuela de arte?, ¿por qué no me educaron?, ¿por qué se empeñaban en obligarme a ser un jodido gañán como ellos? Yo era distinto, siempre lo fui. ¿Por qué nadie se dio cuenta? Un par de profesores sí se dieron cuenta y me animaron a hacer cosas: dibujar, pintar, expresarme. Pero la mayor parte del tiempo lo único que querían era que fuese una mierda de dentista o profesor.'' ''Eso es lo que me ha hecho ser lo que soy. La gente tiene que llegar a decirlo, porque nos encanta. Y si nadie lo dice, pues tú lo gritas: ¡Mírame, soy un genio!, ¿qué tengo que hacer, hijos de puta, para probaros quién soy yo y lo que soy capaz de hacer? Que no se os ocurra, ni se os ocurra criticar mi obra. No tenéis ni zorra idea.'' -John Lennon, 1971.
 
quilapan,22.03.2008
Mark Chapman: Destined for infamy

John Lennon's killer, Mark Chapman, has had his second bid for release after 22 years in jail rejected.
BBC News Online looks at what led him to shoot the ex-Beatle, and what followed.
"There was no emotion in my blood. There was no anger. There was nothing. It was dead silence in my brain.
"Dead, cold quiet, until he walked up. He looked at me...
"He walked past me and then I heard in my head. It said, 'Do it, do it, do it,' over and over again."
Mark Chapman never denied shooting John Lennon. He did not even run away from the scene.
He just paced along outside the Dakota Building in New York as "all hell broke loose in my mind".
Clutching his copy of JD Salinger's Catcher in the Rye and an LP that Lennon had signed for him hours earlier, the ensuing commotion provided the rush of attention that he craved.
Chapman, then 25, had achieved what he set out to do - he made a name for himself.
In the time it took to fire five shots, the tortured young man whose fractured background led to a quest for identity had become a somebody.
In the process, he had ended the life of one of the biggest stars in the world.
Fantasist
It was cruelly ironic that before his first parole hearing in 2000, Chapman said that he just wanted to be a "Joe Average".
But before shooting Lennon, Chapman was far from average.
Born in Texas, the notion that he was special was drilled into him by his mother, and he fantasised about playing God with a civilisation of "little people" in his bedroom.
As well as delivering terror upon them, he would also play The Beatles to them, before discovering a more powerful form of escapism through psychedelic drugs at the age of 14.
As he grew up, he found God and he took jobs looking after children and Vietnamese boat people, and proved to be popular and hard-working.
But he always carried with him a child-like confusion and anger that led him to move to Hawaii and attempt suicide.
He recovered from the suicide attempt to take a job as a hospital maintenance man and marry a devoted Japanese travel agent, Gloria.
But his mental equilibrium did not last for long. He became erratic and obsessive and started talking to the "little people" again.
As his world was falling apart once more, he grew increasingly angry at his former idol Lennon, whom he thought had turned into the worst kind of person, a "phoney".
Chapman saw the star as a sell-out who had betrayed the idealism of his youth, and resented his attitudes towards religion.
Encounters
On his second visit to New York in 1980, Chapman waited outside the Dakota Building, greeting John and Yoko's son Sean and trying to get information on Lennon's movements from a security guard.
Chapman's first meeting with Lennon came on the afternoon of 8 December, when he left his apartment to go to a recording studio.
Chapman thrust a copy of Lennon's latest album, Double Fantasy, into the musician's hands, he signed it and got into a car.
When Lennon returned that evening, Chapman did not miss another opportunity and fired into Lennon's back.
'Model prisoner'
Since killing Lennon, Chapman claimed the mental instabilities that led him to commit his infamous crime had cleared within seven or eight years.
In jail, qualified as a law clerk and dispensing legal advice to other inmates, Chapman was said to be a model prisoner.
If the man he killed had not been one of the most idolised and influential people of the century, he may well have been freed earlier.
But many people remain convinced that John Lennon's killer must never be allowed to walk the streets again.
 
Aristidemo,24.03.2008
UNA NOTA SOBRE LAS BRUJAS


En los cuentos de hadas, las brujas llevan siempre unos sombreros negros ridículos y capas negras y van montadas en el palo de una escoba.

Pero éste no es un cuento de hadas. Este trata de BRUJAS DE VERDAD.

Lo más importante que debes aprender sobre las BRUJAS DE VERDAD es lo siguiente. Escucha con mucho cuidado. No olvides nunca lo que viene a continuación.

Las BRUJAS DE VERDAD visten ropa normal y tienen un aspecto muy parecido al de las mujeres normales. Viven en casas normales y hacen TRABAJOS NORMALES.

Por eso son tan difíciles de atrapar.

Una BRUJA DE VERDAD odia a los niños con un odio candente e hirviente, más hirviente y candente que ningún odio que te puedas imaginar.

Una BRUJA DE VERDAD se pasa todo el tiempo tramando planes para deshacerse de los niños de su territorio. Su pasión es eliminarlos, uno por uno. Esa es la única cosa en la que piensa durante todo el día. Aunque esté trabajando de cajera en un supermercado, o escribiendo cartas a máquina para un hombre de negocios, o conduciendo un coche de lujo (y puede hacer cualquiera de estas cosas), su mente estará siempre tramando y maquinando, bullendo y rebullendo, silbando y zumbando, llena de sanguinarias ideas criminales.

«¿A qué niño», se dice a sí misma durante todo el día, «a qué niño escogeré para mi próximo golpe?».

Una BRUJA DE VERDAD disfruta tanto eliminando a un niño como tú disfrutas comiéndote un plato de fresas con nata.

Cuenta con eliminar a un niño por semana. Si no lo consigue, se pone de mal humor.

Un niño por semana hacen cincuenta y dos al año.

Espachúrralos, machácalos y hazlos desaparecer. Ese es el lema de todas las brujas.

Elige cuidadosamente a su víctima. Entonces la bruja acecha al desgraciado niño como un cazador acecha a un pajarito en el bosque.
Pisa suavemente. Se mueve despacio. Se acerca más y más. Luego, finalmente, cuando todo está listo... zass... ¡se lanza sobre su presa! Saltan chispas. Se alzan llamas. Hierve el aceite. Las ratas chillan. La piel se encoge. Y el niño desaparece.

Debes saber que una bruja no golpea a los niños en la cabeza, ni les clava un cuchillo, ni les pega un tiro con una pistola. La policía coge a la gente que hace esas cosas.

A las brujas nunca las cogen. No olvides que las brujas tienen magia en los dedos y un poder diabólico en la sangre. Pueden hacer que las piedras salten como ranas y que lenguas de fuego pasen sobre la superficie del agua.
Estos poderes mágicos son terroríficos.

Afortunadamente, hoy en día no hay un gran número de brujas en el mundo. Pero todavía hay suficientes como para asustarte. En Inglaterra, es probable que haya unas cien en total. En algunos países tienen más, en otros tienen menos. Pero ningún país está enteramente libre de BRUJAS.

Las brujas son siempre mujeres.

No quiero hablar mal de las mujeres. La mayoría de ellas son encantadoras. Pero es un hecho que todas las brujas son mujeres. No existen brujos.
Por otra parte, los vampiros siempre son hombres. Y lo mismo ocurre con los duendes. Y los dos son peligrosos. Pero ninguno de los dos es ni la mitad de peligroso que una BRUJA DE VERDAD.

En lo que se refiere a los niños, una BRUJA DE VERDAD es sin duda la más peligrosa de todas las criaturas que viven en la tierra. Lo que la hace doblemente peligrosa es el hecho de que no parece peligrosa. Incluso cuando sepas todos los secretos (te los contaremos dentro de un minuto), nunca podrás estar completamente seguro de si lo que estás viendo es una bruja o una simpática señora. Si un tigre pudiera hacerse pasar por un perrazo con una alegre cola, probablemente te acercarías a él y le darías palmaditas en la cabeza. Y ése sería tu fin.

Lo mismo sucede con las brujas. Todas parecen señoras simpáticas (...)
Aunque tú no lo sepas, puede que en la casa de al lado viva una bruja ahora mismo.
O quizá fuera una bruja la mujer de los ojos brillantes que se sentó enfrente de ti en el autobús esta mañana.

Pudiera ser una bruja la señora de la sonrisa luminosa que te ofreció un caramelo de una bolsa de papel blanco, en la calle, antes de la comida.
Hasta podría serlo —y esto te hará dar un brinco— hasta podría serlo tu encantadora profesora, la que te está leyendo estas palabras en este mismo momento.

Mira con atención a esa profesora. Quizá sonríe ante lo absurdo de semejante posibilidad. No dejes que eso te despiste. Puede formar parte de su astucia.

No quiero decir, naturalmente, ni por un segundo, que tu profesora sea realmente una bruja. Lo único que digo es que podría serlo. Es muy improbable. Pero —y aquí viene el gran «pero»— no es imposible.

Oh, si al menos hubiese una manera de saber con seguridad si una mujer es una bruja o no lo es, entonces podríamos juntarlas a todas y hacerlas picadillo. Por desgracia, no hay ninguna manera de saberlo. Pero sí hay ciertos indicios en los que puedes fijarte, pequeñas manías que todas las brujas tienen en común, y si las conoces, si las recuerdas siempre, puede que a lo mejor consigas librarte de que te eliminen antes de que crezcas mucho más.



Roald Dahl
prólogo a Las Brujas
 
Aristidemo,25.03.2008

Cuando Mr. Saladin Chamcha caía de las nubes sobre el canal de la Mancha, sentía el corazón atenazado por una fuerza tan implacable que comprendió que no podía morir. Después, cuando tuviera los pies firmemente asentados en tierra, empezaría a dudarlo y atribuiría lo implausible de su tránsito al desbarajuste de sus sentidos, provocado por la explosión, achacando su supervivencia y la de Gibreel a un capricho de la fortuna. Pero en aquel momento no tenía la menor duda: lo que le había ayudado a salir del trance era el deseo de vivir, franco, irresistible y puro, y lo primero que hizo aquel deseo fue informarle de que no quería tener nada que ver con su patética personalidad, con aquel apaño semirreconstruido de mímica y voces, que se proponía desentenderse de todo ello, y Saladin descubrió que se rendía, sí, adelante, como si fuera un espectador de sí mismo en su propio cuerpo, porque aquello partía del centro de su cuerpo y se extendía hacia fuera, convirtiendo su sangre en hierro y su carne en acero, aunque también lo sentía como un puño que lo envolviera sosteniéndolo de una manera que era a la vez intolerablemente dura e insoportablemente blanda; hasta que se apoderó de él por completo y pudo hacerle mover los labios, los dedos, todo lo que quisiera y, una vez estuvo seguro de su conquista, dimanó de su cuerpo y agarró a Gibreel Farishta por los testículos.

«Vuela —ordenaba a Gibreel aquella fuerza—. Canta.» Chamcha permaneció abrazado a Gibreel mientras éste, al principio lentamente, y después con rapidez y fuerza crecientes, batía los brazos. Más y más vigorosamente braceaba y, al bracear, brotó de él un canto que, como el canto del espectro de Rekha Merchant, se cantaba en una lengua desconocida para él, con una música nunca oída. Gibreel en ningún momento negó el milagro; a diferencia de Chamcha, que trataba de descartarlo por medio de la lógica, él nunca dejó de afirmar que el gazal era celestial y que, sin el canto, de nada le hubiera servido mover los brazos a modo de alas y, sin el aleteo, era seguro que habrían golpeado las olas como pedruscos o cosa así, estallando en mil pedazos al tomar contacto con el tenso tambor del mar. Mientras que ellos, por el contrario, empezaron a frenar. Cuanto más briosamente aleteaba y cantaba, cantaba y aleteaba Gibreel, más se acentuaba la desaceleración, hasta que, al fin, planeaban sobre el canal como papelillos mecidos por la brisa.

Fueron los únicos supervivientes de la catástrofe, los únicos pasajeros caídos del Bostan que conservaron la vida. Fueron depositados por la marea en una playa. Cuando los encontraron, el más expansivo de los dos, el de la camisa púrpura, deliraba frenéticamente, jurando que habían caminado sobre el agua, que las olas los habían acompañado suavemente hasta la orilla; mientras que el otro, que llevaba un empapado bombín pegado a la cabeza como por arte de magia, lo negaba. «Por Dios que tuvimos suerte —decía—. Toda la suerte del mundo.»

Yo conozco la verdad, naturalmente. Lo vi todo. Por lo que respecta a omnipresencia y omnipotencia no tengo pretensiones, por el momento, pero una cosa sí puedo afirmar, espero: Chamcha lo deseó y Farishta cumplió el deseo.

¿Quién obró el milagro?
¿De qué naturaleza —angélica o satánica— era la canción de Farishta?
¿Quién soy yo?
Digamos: ¿quién sabe los mejores cantos?





Salman Rushdie
de Los versos satánicos

 
Aristidemo,25.03.2008


Ámbar gris





Como todos saben
el animal más inteligente
que existe es el cachalote.
No va a la luna porque
sólo quiere ser feliz
y tampoco (lo confieso) tiene
el dedo pulgar.
Pero le basta oír una sola vez
la Novena de Beethoven,
o las obras completas de Lennon &
McCartney,
o el Ulisses,
o los Elementos de bibliología,
que su mente computapleja
almacena todo y lo reproduce nota por
nota, palabra por
palabra, en cualquier momento,
por el resto de la vida.
“Profesor Lilly,
Ud. que es el mayor neurofisiólogo
especialista en
physeter macroencephalus,
¿quién es más inteligente:
el hombre o el cachalote?”
“El cachalote, evidentemente.”
“Profesor Lilly,
Ud. que es además
especialista en
delphinus delphis,
¿quién es más inteligente,
el hombre o el delfín?”
“Empatan. Pero los astutos movimientos,
trucos y habilidades del delfín
me llevan a suponer
que el IQ del delfín
sea un poco superior.
Permítame llamar
—continúa el doctor Lilly—
a mi joven (y linda)
asistente, la doctora
Margaret Howe, quien vivió con
un delfín llamado Peter,
durante dos años y medio.”
“Nuestra vida sexual fue un fracaso”,
dice la doctora Margaret,
“él quería,
yo quería.
Peter inclusive estaba aprendiendo inglés,
pero pesqué una pulmonía
en el fondo de nuestra piscina oscura,
y sin más
acabamos.”
“De cualquier forma”,
dice el doctor Lilly,
“la comunicación inter-especies
ya es un hecho.”


Rubem Fonseca

 
Kafkahuamilpa,25.03.2008


(...) Los humoristas manejan los pensamientos y las ideas como los campeones de golf o de billar manejan sus palos o tacos, como los vaqueros campeones manejan sus lazos. Hay en ellos una facilidad, una seguridad, una ligereza de toque que proviene de la maestría. Al fin y al cabo, sólo el que maneja ligeramente sus ideas es dueño de sus ideas, y sólo el que es dueño de sus ideas no se ve esclavizado por ellas. La seriedad, al fin de cuentas, es sólo un signo de esfuerzo, y el esfuerzo es un signo de imperfecta maestría. Un escritor serio es torpe y está incómodo en el reino de las ideas, como un nuevo rico es torpe y está incómodo en sociedad. Es serio porque no ha llegado a sentirse cómodo con sus ideas.

La sencillez es, pues, paradójicamente, el signo externo y el símbolo de la profundidad del pensamiento. Me parece que la sencillez es lo más difícil de lograr en el estudio y la literatura. Muy difícil es la claridad de pensamiento, y, sin embargo, sólo cuando el pensamiento se hace claro resulta posible la sencillez. Cuando vemos que un escritor brega con una idea, podemos estar seguros de que la idea es la que brega con él. Esto se demuestra por el hecho general de que las conferencias de un joven instructor ^ ayudante, recién graduado con altas clasificaciones, son por lo común abstrusas y complicadas, y que la verdadera sencillez de pensamiento y facilidad de expresión sólo se encuentran en las palabras de los profesores más viejos. Cuando un profesor joven no habla en lenguaje pedante, es positivamente brillante, y se puede esperar mucho de él. Lo que se halla envuelto en el progreso de la tecnología a la sencillez, del especialista al pensador, es esencialmente un proceso de digestión del conocimiento, un proceso que comparo estrictamente con el metabolismo. Ningún estudioso culto puede presentarnos su conocimiento especializado en términos sencillos y humanos hasta que haya digerido por su parte ese conocimiento y lo haya puesto en relación con sus observaciones de la vida. Entre las horas de su ardua persecución de conocimientos (digamos el conocimiento psicológico de William James), entiendo que hay muchas "pausas que refrescan", como una bebida fresca después de un viaje largo y fatigoso. En esa pausa, más de un especialista verdaderamente humano se hará la pregunta tan importante: "¿De qué diablos estoy hablando?" La sencillez presupone digestión y también madurez: a medida que envejecemos, nuestros pensamientos se hacen más claros, podamos los aspectos insignificantes y acaso falsos de una cuestión, que cesan de preocuparnos, las ideas toman formas más definidas, y largas series de pensamientos se ajustan gradualmente en una fórmula conveniente que se nos sugiere en una hermosa mañana, y llegamos a esa verdadera luminosidad del conocimiento que se llama sabiduría. No hay ya un sentido del esfuerzo, y la verdad se hace fácil de entender porque pasa a ser clara, y el lector obtiene ese supremo placer de sentir que la verdad misma es sencilla y su formulación natural. Esta naturalidad del pensamiento y el estilo, que tanto admiran los poetas y los críticos chinos, es tenida a menudo como proceso de un desarrollo que madura gradualmente. Cuando hablamos de la creciente madurez de la prosa de Su Tungp'o, decimos que "se ha acercado gradualmente a la naturalidad": un estilo que se ha despojado de su juvenil amor por la pomposidad, la pedantería, el virtuosismo y el exhibicionismo literario.

Es natural que el sentido del humor nutra esta sencillez de pensamiento. En general, un humorista mantiene contacto más estrecho con los hechos, en tanto que un teórico hurga más en las ideas, y sólo cuando trata las ideas mismas se hacen increíblemente complejos sus pensamientos. El humorista, por su parte, se libra a relámpagos de sentido común o de ingenio, que muestran la contradicción de nuestras ideas con realidad y con velocidad de rayo, y así se simplifican mucho las cosas. El contacto constante con la realidad da al humorista una especie de rebote, y también ligereza y sutileza. Todas las formas de pose, de tontería fingida o culta, de estupidez académica o de pretensión social son echadas a la calle, cortés pero efectivamente. El hombre se hace sabio porque se hace sutil e ingenioso. Todo es sencillo. Todo es claro. Por esta razón es que creo que un espíritu cuerdo y razonable, caracterizado por la sencillez en la vida y en el pensamiento, sólo puede ser logrado cuando hay un predominio mucho mayor del pensamiento humorístico.






Lin Yutang
de La importancia de vivir
 
Gatoazul,25.03.2008
Buen aporte.
 
Aristidemo,26.03.2008


Satisfecha en su vanidad, volvió a sonreír, y convinimos que un día, muy pronto, tomaríamos una de las barcas de su padre para ir de excursión hasta cualquiera de las islitas próximas donde se secaba el pescado. Cuando se fueron, los acompañé y luego regresé a mi cabaña y me puse, al fin, a remendar mis redes y a aguzar mis anzuelos. Y mientras trabajaba lentamente, innumerables e inesperados pensamientos me asaetearon. Me pareció, de pronto, que había hecho mal en dejarla sentada en mi cama en vez de ofrecerle un sitio en el banco. Recordé que para alargarse el talle, según la moda, llevaba demasiado bajo el delantal; al detallar en la memoria cada uno de sus rasgos, casi sentí ternura cuando llegué a sus manos, llenas de hoyuelos y siempre virginalmente indecisas. Y contrastando con este recuerdo de pureza, me vino a la memoria su boca ancha, roja, casi triste de materialismo.
Cual si mis evocaciones pudieran atraerla, me levanté de pronto, abrí la puerta y me puse a escuchar, mas nada oí. ¿Qué había de oír en mi soledad obstinada? Volví a cerrar, y paseé a largos trancos, seguido de Esopo, que había dejado su refugio al ver mi agitación. De repente, tuve la idea de correr tras Eduarda y de pedirle un poco de hilo para remendar mis redes. Para demostrarle que no era un subterfugio, podía enseñarle más de una malla rota... Ya estaba casi en camino, cuando recordé tener en una caja mucho más hilo del necesario para remendar mis redes cien veces. Y lentamente, desconcertado por la verdad, renuncié.
Cerré las puertas, pero un efluvio desconocido penetraba no sé por dónde en mi cabaña, haciéndome estremecer, suspirar... Toda la noche la pasé intranquilo…, como si no estuviera solo.


Knut Hamsun
de Pan
 
Aristidemo,26.03.2008

Texturologías




De los seis trabajos críticos citados sólo se da una breve síntesis de sus enfoques respectivos.

Jarabe de pato, poemas de José Lobizón (Horizontes, La Paz, Bolivia, 1974). Reseña crítica de Michel Pardal en el Bulletin Sémantique, Universidad de Marsella, 1975 (traducido del francés):

Pocas veces nos ha sido dado leer un producto tan paupérrimo de la poesía latinoamericana. Confundiendo tradición con creación, el autor acumula un triste rosario de lugares comunes que la versificación sólo consigue volver aún más huecos.


Artículo de Nancy Douglas en The Phenomenological Review, Nebraska University, 1975 (traducido del inglés):

Es obvio que Michel Pardal maneja erróneamente los conceptos de creación y tradición, en la medida en que esta última es la suma decantada de una creación pretérita, y no puede ser opuesta en modo alguno a la creación contemporánea.


Artículo de Boris Romanski en Sovietskaya Biéli, Unión de Escritores de Mongolia, 1975 (traducido del ruso):

Con una frivolidad que no engaña acerca de sus verdaderas intenciones ideológicas, Nancy Douglas carga a fondo el platillo más conservador y reaccionario de la crítica, pretendiendo frenar el avance de la literatura contemporánea en nombre de una supuesta «fecundidad del pasado». Lo que tantas veces se reprochó injustamente a las letras soviéticas, se vuelve ahora un dogma dentro del campo capitalista. ¿No es justo, entonces, hablar de frivolidad?


Artículo de Philip Murray en The Nonsense Tabloid, Londres, 1976 (traducido del inglés):

El lenguaje del profesor Boris Romanski merece la calificación más bien bondadosa de jerga adocenada. ¿Cómo es posible enfrentar la propuesta crítica en términos perceptiblemente historicistas? ¿Es que el profesor Romanski viaja todavía en calesa, sella
sus cartas con cera y se cura el resfrío con jarabe de marmota? Dentro de la perspectiva actual de la crítica, ¿no es tiempo de reemplazar las nociones de tradición y de creación por galaxias simbióticas tales como «entropía histórico — cultural» y «coeficiente
antropodinámico»?


Artículo de Gérard Depardiable en Quel Sel, París, 1976 (traducido del francés):

¡Albion, Albion, fiel a ti misma! Parece increíble que al otro lado de un canal que puede cruzarse a nado se acontezca y se persista involucionando hacia la ucronía más irreversible del espacio crítico. Es obvio: Philip Murray no ha leído a Saussure, y sus propuestas aparentemente polisémicas son en definitiva tan obsoletas como las que critica.
Para nosotros la dicotomía ínsita en el continuo aparencial del decurso escriturante se proyecta como significado a término y como significante en implosión virtual (demóticamente, pasado y presente).



Artículo de Benito Almazán en Ida Singular, México, 1977:

Admirable trabajo heurístico el de Gérard Depardiable, que bien cabe calificar de estructuralógico por su doble riqueza ur-semiótica y su rigor coyuntural en un campo tan propicio al mero epifonema. Dejaré que un poeta resuma premonitoriamente estas conquistas textológicas que anuncian ya la parametainfracrítica del futuro. En su magistral libro Jarabe de Pato, José Lobizón dice al término de un extenso poema:

Cosa una es ser el pato por las plumas,
cosa otra ser las plumas desde el pato.

¿Qué agregar a esta deslumbrante absolutización de lo contingente?




Julio Cortázar
de Un tal Lucas
 
Aristidemo,27.03.2008
No sé cómo le hacen para seguir viviendo del sustrato

hipoalergénico que en quince días dará los resultados deseados

por doscientas personas en huelga de brazos caídos

No sé cómo le hacen para seguir viviendo en las condiciones

presentadas por el demandante a las autoridades

quienes creyeron ver en el cielo un símbolo del fin de los tiempos

Tal vez sería bueno preguntar y así enterarse correctamente

del sustrato que hemos dejado derretirse en los calderos

Aunque según dijo Mariela, ellos nunca avisaron a dónde se dirigían

hasta que el fuego llegó al cuarto de los niños

y tomó delicadamente su rostro para guardarlo.

Sería bueno saber qué motivos tuvo

para que los escalones no lo fatiguen y pueda escalar sin pena

ni Gloria que se decía dueña de su corazón.

Estoy enfermo

y algo no anda bien

en todo este asunto.

¿Sería posible desenmascarar al héroe de tantos lustros?

Cosa conocida

sin sentido.

No sé cómo lo logran todos ustedes

sin advertir que a unos cuantos metros de distancia

se encontraba la pequeña llorando, temblando de frío.




 
quilapan,27.03.2008
Lennon - McCartney

I'm a loser
I'm a loser
And I'm not what I appear to be

Of all the love I have won or have lost
there is one love I should never have crossed
She was a girl in a million, my friend
I should have known she would win in the end

I'm a loser
And I lost someone who's near to me
I'm a loser
And I'm not what I appear to be

Although I laugh and I act like a clown
Beneath this mask I am wearing a frown
My tears are falling like rain from the sky
Is it for her or myself that I cry

I'm a loser
And I lost someone who's near to me
I'm a loser
And I'm not what I appear to be

What have I done to deserve such a fate
I realize I have left it too late
And so it's true, pride comes before a fall
I'm telling you so that you won't lose all

I'm a loser
And I lost someone who's near to me
I'm a loser
And I'm not what I appear to be


 
dalvenjha,30.03.2008
AHHHH CARAJO!!!!!!!!! donde demonios están???


Luis... De nuevo.
 
quilapan,02.04.2008
 
quilapan,03.04.2008
Ideas, 1914

Mientras más vivo más me convenzo de la insignificancia de todo; de todo con respecto al hombre, naturalmente, puesto que dicha convicción me ha venido al comprender que hay algo grande, mucho más grande, mucho más alto.
Pero… ¿dónde está ese algo?
Nadie podrá saberlo jamás.
Me dirán:
- ¿Cómo es posible pensar así cuando vemos diariamente un mar de hombres dedicarse, de cuerpo y alma, a estudios grandes y altos, cuando es sabido que tantas cosas son grandes y altas?
Pues, así pienso.
¡Grande, alto!
Deben convenir conmigo que eso es en relación a nuestro entendimiento, que ello es grande ‘para nosotros’, alto ‘para nosotros’. Ahora, por favor, pensad un minuto:
¿Qué somos?
Unos pobres seres, vanos microbios que hacemos prodigios dentro de lo que somos capaces de hacer, como las abejas y las hormigas. Pero quedamos atónitos, sin comprender nada, fuera del radio de acción de nuestra inteligencia y del radio de acción de nuestra conciencia. ¡Nada más!
Nace un hombre y empieza su vida. Veréis qué importancia dará a los ínfimos hechos que lo rodean como ser su casa, su comida, los chismes de la comadre, las opiniones del boticario vecino. Pero dicho hombre avanza y un nuevo horizonte se le abre.
Comprende que su casa está en su país y que hay otros países más que hay que gobernar. Dirige sus fuerzas a comprender todo eso y queda admirado al ver tantas regiones superiores donde obra el hombre, regiones que antes no había ni siquiera imaginado. Le vendrán ideas e ideales; luchará convencido de la grandeza de cuanto hace.
Sigue adelante, ya sea por ese camino o por otro, como el de las ciencias o las artes o cualquier otro; en fin, sigue penetrando, sigue investigando y buscando. Nuevos horizontes se extenderán ante él. Mas cuando ya vaya a llegar a la cúspide de sus conocimientos mirará hacia atrás y se preguntará:
-¿Qué he hecho? ¿Cuánto he abarcado con mi entendimiento?
Verá que nada. Verá que todos sus conocimientos, como todos los que pueden tener los hombres, no son más que datos insignificantes sobre lo que lo rodea, datos en relación a ellos mismos y no en relación a lo infinito.
Verá también que la evolución de un hombre es la misma que la evolución de los animales. Este perro viejo y enseñado sabe más que ese otro que acaba de nacer.
Pero ¿qué sabe?
Lo que los perros pueden saber…
El que ha recorrido eso que se puede saber, verá que es nada, nada más que la facultad que tienen los seres vivientes de:
Darse cuenta, a su modo, de las cosas que los rodean.
Me preguntaréis:
-¿Cuál es entonces el non plus ultra de la humanidad, el hombre ideal? Para mí –y no os escandalicéis, hombres de acción- es aquel que se convence de que todo cuanto hacen los hombres y todo cuanto pueden hacer, es sin objeto, es pequeño, es limitado, y que, si algo hace, debe hacerse por… por hacerlo y nada más, para obedecer a ese mandato que hay en nosotros que nos induce a ocuparnos en algo…
¿Por qué, entonces, yo que creo y pienso así, por qué pienso y estudio?
Pues, para poder darme cuenta de que todo es inútil. El ignorante no lo sabe. El que piensa y medita lo comprende. Comprende que todo es inventado por los hombres, en relación a sus limitadas facultades; lo comprende desde una gran altura.
Aquí nuevamente me pregunto:
¿Gran altura?
Es en relación a los otros, nada más; así se ve como ‘gran altura’…
El hombre de convicciones fijas es un necio. Quien crea en la grandeza de las ciencias, de las artes, de la política, etc., es uno a quien su capacidad no le ha permitido ir más lejos para ver la pequeñez de las ciencias, las artes, la política, etc.
Todo es inventado por los miserables hombres, todo es convencional, del instante. Apenas se sale del pequeño círculo en que el hombre da vueltas y se entra en el Universo, en la Naturaleza, eso se ve. Se ve que no hay nada, que uno no es nada. ¡Hacer, proceder! ¿Para qué? Bien, si es por hacer algo o para poder comer. Pero nada más. ¿Es peor? Lo siento pero es así.
Por eso me pregunto:
-¿Para qué escribo? ¡Escribir…! ¡Noble literatura! ¿Qué eres?
Luego me contesto:
-Eres como todo, una cosa inventada por los hombres para entretenerse los unos a los otros, para engañarse haciéndose creer que eso es lo grande; para distraerse y no pensar en los misterios que nos envuelven, nos oprimen y nos ciegan…
Es convencional la literatura también, es pequeña, imbécil. ¡Oh –clamarán los literatos convencidos-, fíjese usted que va tras lo bello, ¡lo bello!
- ¿Qué es eso de lo bello?
Lo que satisface a nuestros ojos, a nuestro entendimiento…
Nuestro entendimiento, ¿qué comprende?
¿Comprende lo bello o lo que a nosotros nos gusta? Acordaos quiénes somos nosotros; entonces os diré:
¡Inocente, cándida literatura!
Sin embargo yo escribo y siempre escribiré; me mortificaré por escribir…
¿No es esto otra prueba de que somos unos pobres e imbéciles microbios…? -Juan EmarUmbral
 
cramberria,03.04.2008
esto es un cachito de una entrevista a Antonio Gamoneda:

Usted siempre ha sostenido que la poesía no pertenece a la literatura...

La literatura está en la ficción, que puede ser maravillosa, pero la poesía es una realidad en sí misma. La poesía no es literatura. Contiene nuestros goces y nuestros sufrimientos, y esa relación con la existencia le da un carácter que va más allá de los géneros. Por eso también hay poetas literatos y novelistas poetas.

¿Qué sería Cervantes?

Un poeta, sin duda. Su modernidad consiste en que incrusta la poesía en la narrativa. En poesía los géneros no significan demasiado, son divisiones académicas. La obra de Cervantes no es literatura, es vida. De ahí que yo intente reforzar la relación que, en su caso, hay entre la vida y la obra, que no sería ficción, sino una emanación de la vida. También de la pobreza.
 
Rosinante,03.04.2008
La cosa, cramberria, es que hay epica, lírica y dramaturgia en literatura.
Desde ése punto de vista, la poesía pertenece a la lírica y por tanto si es literatura.

Ahora que si me preguntan, la poesía es cualquier cosa (buena en general) menos literatura. Es tan amplia que merece un arte independiente.

Del Cervantes ni digo nada, por su culpa, no he muerto.
 
cramberria,03.04.2008
Gamoneda dice que la poesía "es una emanación de la vida" por eso digo yo que descarte encerrarla con obras basadas en ficción
 
elquesefue,03.04.2008
Gamoneda es un gil.
 
TEJERA,03.04.2008
Es cierto que la vida no es una ficcion,..... pero empieza con una fricción.
 
Aristidemo,04.04.2008



DECLARACIÓN DE ODIO
Efraín Huerta



Estar simplemente como delgada carne ya sin piel,
como huesos y aire cabalgando en el alba,
como un pequeño y mustio tiempo
duradero entre penas y esperanzas perfectas.
Estar vilmente atado por absurdas cadenas
y escuchar con el viento los penetrantes gritos
que brotan del océano:
agonizantes pájaros cayendo en la cubierta
de los barcos oscuros y eternamente bellos,
o sobre largas playas ensordecidas, ciegas
de tanta fina espuma como miles de orquídeas.
Porque, ¡qué alto mar, sucio y maravilloso!
Hay olas como árboles difuntos,
hay una rara calma y una fresca dulzura,
hay horas grises, blancas y amarillas.

Y es el cielo del mar, alto cielo con vida
que nos entra en la sangre, dando luz y sustento
a lo que hubiera muerto en las traidoras calles,
en las habitaciones turbias de esta negra ciudad.
Esta ciudad de ceniza y tezontle cada día menos puro,
ciudad de acero, sangre y apagado sudor.

Amplia y dolorosa ciudad donde caben los perros,
la miseria y los homosexuales,
las prostitutas y la famosa melancolía de los poetas,
los rezos y las oraciones de los cristianos.

Sarcástica ciudad donde la cobardía y el cinismo son alimento diario
de los jovencitos alcahuetes de talles ondulantes,
de las mujeres asnas, de los hombres vados.

Ciudad negra o colérica o mansa o cruel,
o fastidiosa nada más: sencillamente tibia.

Pero valiente y vigorosa porque en sus calles viven los días rojos y azules
de cuando el pueblo se organiza en columnas,
los días y las noches de los militantes comunistas,
los días y las noches de las huelgas victoriosas,
los crudos días en que los desocupados adiestran su rencor
agazapados en los jardines o en los quicios dolientes.

¡Los días en la ciudad! Los días pesadísimos
como una cabeza cercenada con los ojos abiertos.
Estos días como frutas podridas.
Días enturbiados por salvajes mentiras.
Días incendiarios en que padecen las curiosas estatuas
y los monumentos son más estériles que nunca.

Larga, larga ciudad con sus albas como vírgenes hipócritas,
con sus minutos como niños desnudos,
con sus bochornosos actos de vieja díscola y aparatosa,
con sus callejuelas donde mueren extenuados, al fin,
los roncos emboscados y los asesinos de la alegría.

Ciudad tan complicada, hervidero de envidias,
criadero de virtudes desechas al cabo de una hora,
páramo sofocante, nido blando en que somos
como palabra ardiente desoída,
superficie en que vamos como un tránsito oscuro,
desierto en que latimos y respiramos vicios,
ancho bosque regado por dolorosas y punzantes lágrimas,
lágrimas de desprecio, lágrimas insultantes.

Te declaramos nuestro odio, magnifica ciudad.
A ti, a tus tristes y vulgarísimos burgueses,
a tus chicas de aire, caramelos y films americanos,
a tus juventudes ice cream rellenas de basura,
a tus desenfrenados maricones que devastan
las escuelas, la plaza Garibaldi,
la viva y venenosa calle de San Juan de Letrán.

Te declaramos nuestro odio perfeccionado a fuerza de sentirte cada día más inmensa,
cada hora más blanda, cada línea más brusca.

Y si te odiamos, linda, primorosa ciudad sin esqueleto,
no lo hacemos por chiste refinado, nunca por neurastenia,
sino por tu candor de virgen desvestida,
por tu mes de diciembre y tus pupilas secas,
por tu pequeña burguesía, por tus poetas publicistas,
¡por tus poetas, grandísima ciudad!, por ellos y su enfadosa categoría de descastados,
por sus flojas virtudes de ocho sonetos diarios,
por sus lamentos al crepúsculo y a la soledad interminable,
por sus retorcimientos histéricos de prometeos sin sexo
o estatuas del sollozo, por su ritmo de asnos en busca de una flauta.

Pero no es todo, ciudad de lenta vida.

Hay por ahí escondidos, asustados, acaso masturbándose,
varias docenas de cobardes, niños de la teoría,
de la envidia y el caos, jóvenes del "sentido práctico de la vida",
ruines abandonados a sus propios orgasmos,
viles niños sin forma mascullando su tedio,
especulando en libros ajenos a lo nuestro.

¡A lo nuestro, ciudad, lo que nos pertenece,
lo que vierte alegría y hace florecer júbilos,
risas, risas de gozo de unas bocas hambrientas,
hambrientas de trabajo,
de trabajo y orgullo de ser al fin varones
en un mundo distinto!

Así hemos visto limpias decisiones que saltan
paralizando el ruido mediocre de las calles,
puliendo caracteres, dando voces de alerta,
de esperanza y progreso.

Son rosas o geranios, claveles o palomas,
saludos de victoria y puños retadores.
Son las voces, los brazos y los pies decisivos,
y los rostros perfectos, y los ojos de fuego,
y la táctica en vilo de quienes hoy te odian
para amarte mañana cuando el alba sea alba
y no chorro de insultos, y no río de fatigas,
y no una puerta falsa para huir de rodillas.


 
dieresis,04.04.2008
PRESIDENTE DE LA COMUNIDAD DE VECINOS
DEL MIGRAU, LLEU LAW.
(Pavadita de charrúa el Lleu)
.
.
El Presidente de la Comunidad, tio bestia y bruto ande los hayga, como todos los de aquel pueblo de brutos y bestias, como los que habitan en todos los pueblos de este Reyno, no pudo, en primera instancia, endivinar que quien le hablaba, no era un bruto bestia como él..
Ni observó, tras mirarlo de arriba a embajo, que el sujeto que tenía enfrente, pertenecía a la etnia charrúa de la Pampa uruguaya. Tampoco se dió cuenta del alto capital humano que albergaba en aquel cuerpo sandunguero, semejante visitante.
Le dijo: Pos mire usté, forastero, yo no le firmo, porque, como bruto y bestia que soy... no le sé firmar.
¿Cómo que no sabe firmar?
Pos eso. Acá semos todos bestias y brutos. Dende el siglo pasado en que Muñices, Rodrigueces y Zebollos y otros muchos grandes personajes de esta Corte y Reyno, se feron pa las Américas, con ellos se fueron también toda la dignidad que quedaba por estos pagos y toda la educación. Así que como verá, forastero... no hay firma...
Pero... Sr....
Ni Sr. ni ostias... ¡ No moleste a los Presidentes...! Ustedes, llegan acá y como son tan educados y tienen tantos Premios Nóbeles, se creen que uno, incluso un Peresidente, tiene que someterse a su santa voluntá... Ya esta viendo que las cosas no funcionan así.. Por lo tanto... Carretera y manta... A reclamarle a Magoya... forastero...
Pero... Sr...
No se me encocore usté ni me busque las pulgas, forasterazo.Ya le dije que semos bestias y brutos... ostia.
¿Y como arreglo este problema...?
¿Cualo problema?
La firma.
Usté amigaso... equivocose de país. Es como todos los argentinos. Se equivocaron de país al venir. Ustedes tendrían que haber ido con Alicia, al Pais de las Maravillas.Vinieron pa este Reyno... pos a joderse... y aguantar a bestias y brutos. Y si no te vas, porque no te da la gana, a mi me importa un rábano. ¡ Qué te ventilen...!
.
Le cerró la puertra en las narices y oyó que le decía a la mujer:
¡Sara... otro que viene pa la firma...!
Bueno Manuel, cuando seamos más educados y solidarios y además sepas... ya le firmarás a estos forasteros. MIentras seamos tan bestias y brutos ¿no podemos firmar... no?
¡Claro Centolla... que los firme y confirme el abad Pierre...!
Es que estos vienen... comen y si no tenés postre te ponen como un pingajo... ¡Y traía el BOE, Centolla...! Pa mi que ese era medio percebe...
¡Joder, pos pa algo lo puede hacer servir...¿no?
Pos si... seguramente.
 
quilapan,04.04.2008
Cuando me pongo sentimentaloide me acuerdo de los temas que más me gustan, y generalmente es por la poesía intrínseca que tienen, no tanto virtuosismo técnico. Esta se la dedico a mi cuate Aristidemo

You get a shiver in the dark
Its been raining in the park but meantime
South of the river you stop and you hold everything
A band is blowing dixie double four time
You feel all right when you hear that music ring

You step inside but you dont see too many faces
Coming in out of the rain to hear the jazz go down
Too much competition too many other places
But not too many horns can make that sound
Way on downsouth way on downsouth london town

You check out guitar george he knows all the chords
Mind hes strictly rhythm he doesnt want to make it cry or sing
And an old guitar is all he can afford
When he gets up under the lights to play his thing

And harry doesnt mind if he doesnt make the scene
Hes got a daytime job hes doing alright
He can play honky tonk just like anything
Saving it up for friday night
With the sultans with the sultans of swing

And a crowd of young boys theyre fooling around in the corner
Drunk and dressed in their best brown baggies and their platform soles
They dont give a damn about any trumpet playing band
It aint what they call rock and roll
And the sultans played creole

And then the man he steps right up to the microphone
And says at last just as the time bell rings
thank you goodnight now its time to go home
And he makes it fast with one more thing
we are the sultans of swing


 
Aristidemo,04.04.2008
¡Uy, los Dire!


Mierda, y a mí que han tomado por defensor del rap...

Mark Knoplfer es la piola.


¡Tenkiu, peñi Quilapán!


 
quilapan,04.04.2008
Esta canción me mata. Si tuviera que quedarme con una canción elegiría ésta.
 
quilapan,13.04.2008
zama
 
guy,13.04.2008
http://www.lanacion.com.ar/opinion/nota.asp?nota_id=999523&;origen=amigoenvio
 
Vogelfrei,14.04.2008
Te Recuerdo Amanda

Te recuerdo, Amanda,
la calle mojada,
corriendo a la fábrica
donde trabajaba Manuel.

La sonrisa ancha,
la lluvia en el pelo,
no importaba nada,
ibas a encontarte con él.

Con él, con él, con él, con él.
Son cinco minutos. La vida es eterna en cinco minutos.
Suena la sirena. De vuelta al trabajo
y tœ caminando lo iluminas todo,
los cinco minutos te hacen florecer.

Te recuerdo, Amanda,
la calle mojada
corriendo a la fábrica
donde trabajaba Manuel.

La sonrisa ancha,
la lluvia en el pelo,
no importaba nada
ibas a encontrarte con él.

Con él, con él, con él, con él.
que partió a la sierra,
que nunca hizo daño. Que partió a la sierra,
y en cinco minutos quedó destrozado.
Suena la sirena, de vuelta al trabajo
muchos no volvieron, tampoco Manuel.

Te recuerdo, Amanda,
la calle mojada,
corriendo a la fábrica
donde trabajaba Manuel.

Víctor Jara
 
quilapan,15.04.2008
Sin duda el tío Víctor me criticaría mi actitud pusilánime y mi pequeñoburguesismo, pero él no dejaría de estar contento, esperanzado, eres un ejemplo hasta hoy día, Víctor Jara.

VAMOS POR ANCHO CAMINO
(Celso Garrido Leca / Victor Jara)

Victor Jara (Chile)


Ven ven conmigo ven
Ven ven conmigo ven
vamos por ancho camino
nacera un nuevo destino, ven.
Ven ven conmigo ven
Ven ven conmigo ven
al corazon de la tierra
germinaremos con ella, ven.

El odio quedo atras
no vuelvas nunca,
sigue hacia el mar
tu canto es rio, sol y viento
pajaro que anuncia la paz.

Amigo tu hijo va,
hermano tu madre va,
van por el ancho camino
van galopando en el trigo, van

Ven ven conmigo ven
Ven ven conmigo ven
llego la hora del viento
reventando los silencios, ven.

El odio quedo atras
no vuelvas nunca,
sigue hacia el mar
tu canto es rio, sol y viento
pajaro que anuncia la paz.

Ven ven conmigo ven
Ven ven conmigo ven...

 
iolanthe,16.04.2008
dedicada a los frikis:

Letra definitiva de 'Baila el chiki chiki'

¡Perrea! ¡Perrea!
¡Perrea! ¡Perrea!

El chikichiki mola mogollón
Lo bailan en la China y también en Alcorcón
Dale chikichiki a esa morenita
Que el chikichiki la pone muy tontita

Lo baila José Luis, lo baila bien suave,
Lo baila Mariano, mi amor ya tú sabes.
Lo bailan los brother, lo baila mi hermano
Lo baila mi mulata con las bragas en la mano

¡Perrea! ¡Perrea!

El Chiki Chiki is a Reaggetton
Dance in Argentina, Serbia and Oregón

Give el Chiki-Chiki to that little sister
with el Chiki-Chiki she´s gonna like it mister !

Dance it with Alonso, Dance it with Gasol
Dance it with your brothers, all around the world

Dance it with Bardem Dance it with Banderas
Dance with Almodóvar Dance la Macarena

Y el chiki chiki se baila así
Uno: el brikindans
Dos: el crusaíto
Tres: el maiquelyason
Cuatro: el robocop

Baila el chikichiki baila el chikichiki
Lo bailan los jevis y también los friquis
Lo bailan en la cárcel, lo bailan en la escuela,
Lo baila mi madre y también mi abuela.

Baila el chikichiki baila el chikichiki
Lo bailan los jevis y también los friquis
Lo bailan en la cárcel, lo bailan en la escuela,
Lo baila mi madre y también mi abuela.

Lo canta el Tigre Puma con su traje a rayas
Y Juan Carlos le dice ¿por qué no te callas?
En el velatorio del Padre Damián
Pusieron chikichiki y el muerto echó a bailar

¡Bailar, bailar, bailar!

Y el chiki chiki se baila así
Uno: el brikindans
Dos: el crusaíto
Tres: el maiquelyason
Cuatro: el robocop

Perrea, Perrea

Lo baila José Luis, lo baila bien suave,
Lo baila Mariano, mi amor ya tú sabes.

Lo bailan los bródel, lo baila mi hermano
Lo baila mi mulata con las bragas en la mano

Y el chiki chiki se baila así
Uno: el brikindans
Dos: el crusaíto
Tres: el maiquelyason
Cuatro: el robocop

Uno: el brikindans
Dos: el crusaíto
Tres: el maiquelyason
Cuatro: el robocop

¡¡¡PERREA, PERREA!!!
 
Aristidemo,17.04.2008
Después del breviario cultural que antecede a esta nota, quisiera dirigirme de nueva cuenta a Guyermo, el tipejo que tipea con natural taquicardia cuanto fonema le escuece los metacarpos, nomás para decirle que si su intención era asustarme con la foto de bio no sólo no lo ha logrado sino que, simplemente, ha reafirmado mis sospechas acerca de su parentesco con algún eslabón perdido entre un hincha futbolero, un hichapelotas cualquiera y algún guitarrista de heavy metal ochentero. Debería decir: todo un oranguytán.

Pero lo que realmente me ha preocupado es el dejo, el gesto, la impresión imborrable de su estampa drogada, jodida, casi mendiga. No somos los mejores amigos (porque los mejores amigos son los huevos y esos no se hablan) pero quisiera, desde aquí, brindarle mi apoyo moral, esperando que encuentre pronta solución a su narcodependencia y pueda, ahora sí, escribir coherentemente cualquiera de sus pelotudas narraciones.



¡Ánimo Guyinsky!

Todos los amigos del MAS (Maten A Sarkozy), drogadictos moderados todos, te mandamos un caluroso abrazo y un suero sabor limón que pronto llegará al psiquiatrico donde te hospedas. Recuerda que si te gusta pero te asusta, no la consumas si no la controlas.


Vale.





 
roberto_cherinvarito,17.04.2008
¿Guy tipea?. Yo pensé que copiaba y pegaba de algún sitio de frases aleatorias. Ahora veo el porque de todo esto.
 
Aristidemo,17.04.2008

A petición de vitrubio, poeta bola verde:

ALMA MIA... ALMA TUYA





poema culero, si lo hay.
 
Aristidemo,17.04.2008


Guy tipea, baila tap, eructa, patea paraísos y discute boludeces. Eso todos los saben.


Lo que casi nadie sabe es que se puñetea viéndose al espejo.
 
roberto_cherinvarito,17.04.2008
¿Y usted lo sabe Aritidemo?.
 
Lucresia,17.04.2008
Já!

jajajajajajajajajajajajajaja


(Lo siento, fue inevitable)
 
Aristidemo,17.04.2008
Señor Cherinvarito, si no lo supiera no lo diría.


He aquí el link:

http//:www.neopelutodo.net/guy/onan/espejo
 
Aristidemo,17.04.2008
sorry


http://www.neopelutodo.net/guy/onan/espejo
 
roberto_cherinvarito,17.04.2008
¿Por cierto, alguien sabe si las bolitas dentro de la boca que se le ven a Guy en su foto son herpes o cacahuates?
 
iolanthe,17.04.2008
creo que se llaman dientes, y es lo que a usted le falta. No es que me importe mucho el pendejo del guy, no, pero hay que tener huevos pa criticar a la gente que pone su foto, bajo un cloncito y con una foto de mierda.

Saludos
 
blue_jean,17.04.2008
Me permito el discenso con vos, Iole, de lo que hay que carecer es de lo que mencionas.
Lo que logra el tiempo libre.
Mejor lo dejo acá, no creo que le caiga muy bien a guy que le venga a hacer una defensa.
Me hizo reir porque me encontre con la literatura que sube el sr. que menciona los cacahuates, y habia leido una sesuda crítica del sr. en un cuento de Guy... Ay que tener coraje, uf, eso si es tener huevos, o una capacidad de crítica que no comprometa el propio trabajo, como se llamara eso, critica irrefleja, bue, no se...
Nos estamos viendo Iole, larguese antes de que llegue el de la foto, no creo que le caiga bien que salgamos a defender a quien puede solito.
 
blue_jean,17.04.2008
disenso, nena, disenso, eso, eso...
 
blue_jean,17.04.2008
discenso, nena, ja, discenso...
 
ROBERTO_CHERINVARITO,18.04.2008
Pero es que todos los que siguen a Guy tampoco saben hablar ni escribir, ¿no pueden escribir una idea?. Miren chicas, es muy simple:

sujeto - verbo - predicado

A veces pueden poner en ambos extremos algunos complementos, pero se los dejo para una segunda lección. No creo que Guy necesite defensa, defensas en plural -¿saben lo que es el plural jovencitas?-, tal vez sí, por lo del herpes, pero ustedes necesitan un curso de redacción.

Comienzo a pensar que Guy liderea una religión basada en lenguas.
 
rodeadodemalosescrotores,18.04.2008
Ahora si no entiendo nada.

1. Como le hace Guy para cautivar a tanta ilustre cotorrita, mi envidia me ha hecho analizar detalladamente su táctica de guerra. No se si tenga alguna magia inmersa el célebre "por lo que putas pudiere".

2. ¿Decir que para ser Guy y publicar su foto hay que tener huevos, es en defensa de Guy?

Paradojas.
 
quilapan,18.04.2008
Para los que esta mañana se quedaron sin desayuno, la nueva promesa musical del Perú!

 
Aristidemo,18.04.2008
Mis Amantes Sidosas:

Bastante tiempo ha corrido desde el día en que decidieron otorgar sus delicadísmos minutos de ocio a la lectura de austrolopitecos con ínfulas de garza (mea culpa, muérdome la lengua) y creo que han perdido perspectiva enmedio de tanto cartabón machucado o podrido o no sé qué demonios les brota de vez en cuando que les hace arrugar el entrecejo hasta que de sus ojos saltan la semillitas negras del fastidio, o la espuma verde del odio, o la baba amarilla del hipertenso. Pareciera que debo explicarles que con condón no se siente lo mismo y que con Don uno puede ir por la vida pagando sin pagar, habitando hoteles y besando piernas gruesas, de vellosidades melocotonescas, blandiendo copitas de cristal llenas de edulcoradas madrugadas, bañándose con leche de vaca virgen, de cabra con doctorado o de teta mutilada por el cáncer.
Me parece innecesario repetir todo aquello que alguna vez les tatué en el dorso de sus manos y prefiero recitar un bello poema escrito por mi hija ciega de tres meses, intitulado "Pkojihsho Mk"

licor de cereza en las venas del reloj
que escurre dentro del intestino grueso
y llamaradas esperando cigarrillos
a los cuales declararles
ingresos referentes al periodo fiscal enero-mayo.

me gustan sus infectas entrepiernas
porque me recuerdan el aliento de mi madre,

me gustan sus silabáricas concatenaciones
por la hipotenusa del verano que carcome sus retinas
hasta dejarlas con la mirada blanca de verdad.

pillen un limón a la hora del jineteo
introduzcan un coca cola familiar en la vulva de porcelana
que tanto desean
y agítenla
agítenla

mueran con dignidad.



Yo sé que entenderán la hipertextualidad contenida en los endecasílabos del cuento número 19526 de ésta web sin spidey, kriptón con kent, hombre sin man, y decidirán que sí, cómo, a qué horas nos vemos, dejando de lado todas sus sanguíneas filiaciones fitosanitarias en favor de argentinos sin plata.


Esperando el camión ruta 11, no me despido: al rato les hago llegaun telegrama sangrante.

atte.

Kikiriqui.






 
Ornitorrinco,18.04.2008
Don Aris, su prosa es tan pero tan poètica que me hizo recordar al timonel de lo "neobarroso", este sujeto Nestor Perlongher.
Le molesta si ocupo un espacio un poco extenso para un foro? Es que siento que debo compartir con usted un autor que le harà relamerse.
Tenga:


CADÁVERES

a Flores

Bajo las matas
En los pajonales
Sobre los puentes
En los canales
Hay Cadáveres

En la trilla de un tren que nunca se detiene
En la estela de un barco que naufraga
En una olilla, que se desvanece
En los muelles los apeaderos los trampolines los malecones
Hay Cadáveres

En las redes de los pescadores
En el tropiezo de los cangrejales
En la del pelo que se toma
Con un prendedorcito descolgado
Hay Cadáveres

En lo preciso de esta ausencia
En lo que raya esa palabra
En su divina presencia
Comandante, en su raya
Hay Cadáveres

En las mangas acaloradas de la mujer del pasaporte que se arroja
por la ventana del barquillo con un bebito a cuestas
En el barquillero que se obliga a hacer garrapiñada
En el garrapiñiero que se empana
En la pana, en la paja, ahí
Hay Cadáveres

Precisamente ahí, y en esa richa
de la que deshilacha, y
en ese soslayo de la que no conviene que se diga, y
en el desdén de la que no se diga que no piensa, acaso
en la que no se dice que se sepa...
Hay Cadáveres

Empero, en la lingüita de ese zapato que se lía disimuladamente, al
espejuelo, en la
correíta de esa hebilla que se corre, sin querer, en el techo, patas
arriba de ese monedero que se deshincha, como un buhón, y, sin
embargo, en esa c... que, cómo se escribía? c. .. de qué?, mas, Con
Todo
Sobretodo
Hay Cadáveres

En el tepado de la que se despelmaza, febrilmente, en la
menea de la que se lagarta en esa yedra, inerme en el
despanzurrar de la que no se abriga, apenas, sino con un
saquito, y en potiche de saquitos, y figurines anteriores, modas
pasadas como mejas muertas de las que
Hay Cadáveres

Se ven, se los despanza divisantes flotando en el pantano:
en la colilla de los pantalones que se enchastran, símilmente;
en el ribete de la cola del tapado de seda de la novia, que no se casa
porque su novio ha
….........................!
Hay Cadáveres

En ese golpe bajo, en la bajez
de esa mofleta, en el disfraz
ambiguo de ese buitre, la zeta de
esas azaleas, encendidas, en esa obscuridad
Hay Cadáveres

Está lleno: en los frasquitos de leche de chancho con que las
campesinas
agasajan sus fiolos, en los
fiordos de las portuarias y marítimas que se dejan amanecer, como a
escondidas, con la bombacha llena; en la
humedad de esas bolsitas, bolas, que se apisonan al movimiento de
los de
Hay Cadáveres

Parece remanido: en la manea
de esos gauchos, en el pelaje de
esa tropa alzada, en los cañaverales (paja brava), en el botijo
de ese guacho, el olor a matorra de ese juiz
Hay Cadáveres

Ay, en el quejido de esa corista que vendía "estrellas federales"
Uy, en el pateo de esa arpista que cogía pequeños perros invertidos,
Uau, en el peer de esa carrera cuando rumbea la cascada, con
una botella de whisky "Russo" llena de vidrio en los breteles, en ésos,
tan delgados,
Hay Cadáveres

En la finura de la modistilla que atara cintas do un buraco hubiere
En la delicadeza de las manos que la manicura que electriza
las uñas salitrosas, en las mismas
cutículas que ella abre, como en una toilette; en el tocador, tan
...indeciso..., que
clava preciosamente los alfiles, en las caderas de la Reina y
en los cuadernillos de la princesa, que en el sonido de una realeza
que se derrumba, oui
Hay Cadáveres

Yes, en el estuche de alcanfor del precho de esa
¡bonita profesora!
Ecco, en los tizones con que esa ¡bonita profesora! traza el rescoldo
de ese incienso;
Da, en la garganta de esa ajorca, o en lo mollejo de ese moretón
atravesado por un aro, enagua, en
Ya
Hay Cadáveres

En eso que empuja
lo que se atraganta,
En eso que traga
lo que emputarra,
En eso que amputa
lo que empala,
En eso que ¡puta!
Hay Cadáveres

Ya no se puede sostener: el mango
de la pala que clava en la tierra su rosario de musgos,
el rosario
de la cruz que empala en el muro la tierra de una clava,
la corriente
que sujeta a los juncos el pichido – tin, tin... – del son-
ajero, en el gargajo que se esputa...
Hay Cadáveres

En la mucosidad que se mamosa, además, en la gárgara; en la también
glacial amígdala; en el florete que no se succiona con fruición
porque guarda una orla de caca; en el escupitajo
que se estampa como sobre en un pijo,
en la saliva por donde penetra un elefante, en esos chistes de
la hormiga,
Hay Cadáveres

En la conchita de las pendejas
En el pitín de un gladiador sureño, sueño
En el florín de un perdulario que se emparrala, en unas
brechas, en el sudario del cliente
que paga un precio desmesuradamente alto por el polvo,
en el polvo
Hay Cadáveres

En el desierto de los consultorios
En la polvareda de los divanes "inconcientes"
En lo incesante de ese trámite, de ese "proceso" en hospitales
donde el muerto circula, en los pasillos
donde las enfermeras hacen SHHH! con una aguja en los ovarios,
en los huecos
de los escaparates de cristal de orquesta donde los cirujanos
se travisten de ''hombre drapeado",
laz zarigueyaz de dezhechoz, donde tatúase, o tajéase (o paladea)
un paladar, en tornos
Hay Cadáveres


En las canastas de mamá que alternativamente se llenan o vacían de
esmeraldas, canutos, en las alforzas de ese
bies que ciñe – algo demás – esos corpiños, en el azul Iunado del cabe-
llo, gloriamar, en el chupazo de esa teta que se exprime, en el
reclinatorio, contra una mandolina, salamí, pleta de tersos caños...
Hay Cadáveres

En esas circunstancias, cuando la madre se
lava los platos, el hijo los pies, el padre el cinto, la
hermanita la mancha de pus, que, bajo el sobaco, que
va “creciente”, o
Hay Cadáveres

Ya no se puede enumerar: en la pequeña “riela” de ceniza
que deja mi caballo al fumar por los campos (campos, hum…),o por
los haras, eh, harás de cuenta de que no
Hay Cadáveres

Cuando el caballo pisa
los embonchados pólderes,
empenachado se hunde
en los forrajes;
cuando la golondrina, tera tera,
vola en circuitos, como un gallo, o cuando la bondiola
como una sierpe “leche de cobra” se
disipa,
los miradores llegan todos a la siguiente
conclusión:
Hay Cadáveres

Cuando los extranjeros, como crápulas, ("se les ha volado la
papisa, y la manotean a dos cuerpos"), cómplices,
arrodíllanse (de) bajo la estatua de una muerta,
y ella es devaluada!
Hay Cadáveres

Cuando el cansancio de una pistola, la flaccidez de un ano,
ya no pueden, el peso de un carajo, el pis de un
''palo borracho", la estirpe real de una azalea que ha florecido
roja, como un seibo, o un servio, cuando un paje
la troncha, calmamente, a dentelladas, cuando la va embutiendo
contra una parecita, y a horcajadas, chorrea, y
Hay Cadáveres

Cuando la entierra levemente, y entusiasmado por el su-
ceso de su pica, más
atornilla esa clava, cuando "mecha"
en el pistilo de esa carroña el peristilo de una carroza
chueca, cuando la va dándola vuelta
para que rase todos.. . los lunares, o
Sitios,
Hay Cadáveres

Verrufas, alforranas (de teflón), macarios muermos: cuando sin...
acribilla, acrisola, ángeles miriados' de peces espadas, mirtas
acneicas, o sólo adolescentes, doloridas del
dedo de un puntapié en las várices, torreja
de ubre, percal crispado, romo clít ...
Hay Cadáveres

En el país donde se yuga el molinero
En el estado donde el carnicero vende sus lomos, al contado,
y donde todas las Ocupaciones tienen nombre….
En las regiones donde una piruja voltèa su zorrito de banlon,
la huelen desde lejos, desde antaño
Hay Cadáveres

En la provincia donde no se dice la verdad
En los locales donde no se cuenta una mentira
–Esto no sale de acá–
En los meaderos de borrachos donde aparece una pústula roja en
la bragueta del que orina-esto no va a parar aquí -, contra los
azulejos, en el vano, de la 14 o de la 15, Corrientes y
Esmeraldas,
Hay Cadáveres

Y se convierte inmediatamente en La Cautiva,
los caciques le hacen un enema,
le abren el c... para sacarle el chico,
el marido se queda con la nena,
pero ella consigue conservar un escapulario con una foto borroneada
de un camarín donde...
Hay Cadáveres

Donde él la traicionó, donde la quiso convencer que ella
era una oveja hecha rabona, donde la perra
lo cagó, donde la puerca
dejó caer por la puntilla de boquilla almibarada unos pelillos
almizclados, lo sedujo,
Hay Cadáveres

Donde ella eyaculó, la bombachita toda blanda, como sobre
un bombachón de muñequera como en
un cáliz borboteante - los retazos
de argolla flotaban en la "Solución Humectante" (método agua por
agua),
ella se lo tenía que contar
Hay Cadáveres

El feto, criándose en un arroyuelo ratonil,
La abuela, afeitándose en un bols de lavandina,
La suegra, jalándose unas pepitas de sarmiento,
La tía, volviéndose loca por unos peines encurvados
Hay Cadáveres

La familia, hurgándolo en los repliegues de las sábanas
La amiga, cosiendo sin parar el desgarrón de una "calada"
El gil, chupándose una yuta por unos papelitos desleídos
Un chongo, cuando intentaba introducirla por el caño de escape de
una Kombi,
Hay Cadáveres

La despeinada, cuyo rodete se ha raído
por culpa de tanto "rayito de sol", tanto "clarito";
La martinera, cuyo corazón prefirió no saberlo;
La desposeída, que se enganchó los dientes al intentar huir de un taxi;
La que deseó, detrás de una mantilla untuosa, desdentarse
para no ver lo que veía:
Hay Cadáveres

La matrona casada, que le hizo el favor a la muchacho pasándole un
buen punto;
la tejedora que no cánsase, que se cansó buscando el punto bien
discreto que no mostrara nada
– y al mismo tiempo diera a entender lo que pasase –;
la dueña de la fábrica, que vio las venas de sus obreras urdirse
táctilmente en los telares-y daba esa textura acompasada...
lila...
La lianera, que procuró enroscarse en los hilambres, las púas
Hay Cadáveres

La que hace años que no ve una pija
La que se la imagina, como aterciopelada, en una cuna (o cuña)
Beba, que se escapó con su marido, ya impotente, a una quinta
donde los
vigilaban, con un naso, o con un martillito, en las rodillas, le
tomaron los pezones, con una tenacilla (Beba era tan bonita como una
profesora…)
Hay Cadáveres

Era ver contra toda evidencia
Era callar contra todo silencio
Era manifestarse contra todo acto
Contra toda lambida era chupar
Hay Cadáveres

Era: "No le digas que lo viste conmigo porque capaz que se dan
cuenta"
O: "No le vayas a contar que lo vimos porque a ver si se lo toma a
pecho"
Acaso: "No te conviene que lo sepa porque te amputan una teta"
Aún: "Hoy asaltaron a una vaca"
"Cuando lo veas hacé de cuenta que no te diste cuenta de nada
...y listo"
Hay Cadáveres

Como una muletilla se le enchufaba en el pezcuello
Como una frase hecha le atornillaba los corsets, las fajas
Como un titilar olvidadizo, eran como resplandores de mangrullo, como
una corbata se avizora, pinche de plata, así
Hay Cadáveres

En el campo
En el campo
En la casa
En la caza
Ahí
Hay Cadáveres

En el decaer de esta escritura
En el borroneo de esas inscripciones
En el difuminar de estas leyendas
En las conversaciones de lesbianas que se muestran la marca de la liga,
En ese puño elástico,
Hay Cadáveres

Decir "en" no es una maravilla?
Una pretensión de centramiento?
Un centramiento de lo céntrico, cuyo forward
muere al amanecer, y descompuesto de
El Túnel
Hay Cadáveres

Un área donde principales fosas?
Un loro donde aristas enjauladas?
Un pabellón de lolas pajareras?
Una pepa, trincada, en el cubismo
de superficie frívola...?

Hay Cadáveres

Yo no te lo quería comentar, Fernando, pero esa vez que me mandaste
a la oficina, a hacer los trámites, cuando yo
curzaba la calle, una viejita se cayó, por una biela, y los
carruajes que pasaban, con esos crepés tan anticuados (ya preciso,
te dije, de otro pantalón blanco), vos creés que se iban a
dedetener, Fernando? Imaginá…
Hay Cadáveres

Estamos hartas de esta reiteración, y llenas
de esta reiteración estamos.
Las damiselas italianas
pierden la tapita del Luis XV en La Boca!
Las ''modelos" –del partido polaco–
no encuentran los botones (el escote cerraba por atrás) en La Matanza!
Cholas baratas y envidiosas – cuya catinga no compite – en Quilmes!
Monas muy guapas en los corsos de Avellaneda!
Barracas!
Hay Cadáveres

Ay, no le digas nada a doña Marta, ella le cuenta al nieto que es
colimba!
Y si se entera Misia Amalia, que tiene un novio federal!
Y la que paya, si callase!
La que bordona, arpona!
Ni a la vitrolera, que es botona!
Ni al lustrabotas, cachafaz!
Ni a la que hace el género "volante"!
NI
Hay Cadáveres

Féretros alegóricos!
Sótanos metafóricos!
Pocillos metonímicos!
Ex-plícito !
Hay Cadáveres

Ejercicios
Campañas
Consorcios
Condominios
Contractus

Hay Cadáveres

Yermos o Luengos
Pozzis o Westerleys
Rouges o Sombras
Tablas o Pliegues
Hay Cadáveres

– Todo esto no viene así nomás
– Por qué no?
– No me digas que los vas a contar
– No te parece?
– Cuándo te recibiste?
– Militaba?
– Hay Cadáveres?

Saliste Sola
Con el Fresquito de la Noche
Cuando te Sorprendieron los Relámpagos
No Llevaste un Saquito
Y
Hay Cadáveres

Se entiende?
Estaba claro?
No era un poco demás para la época?
Las uñas azuladas?
Hay Cadáveres

Yo soy aquél que ayer nomás...
Ella es la que…
Veíase el arpa...
En alfombrada sala...
Villegas o
Hay Cadáveres

..............................................
................. .............................
..............................................
...... ........................................

No hay nadie?, pregunta la mujer del Paraguay.
Respuesta: No hay cadáveres.

 
Aristidemo,18.04.2008



Merde!


y ahora quién me va a devolver los varios cientos de neuronas que acabo de perder??















supercalifragilisticabronazo,
nomames
ta de
nomames


silencio envidioso de aplausos.
 
blue_jean,18.04.2008
Me podes venir a decir lo que quieras Roberto lo que sea, pero no me des cursos de sujeto verbo predicado, no estas contestandole a una estúpida. Eso lo podes apostar.
La diferencia es simple, mientras vos te podes pasar horas escribiendo estas cosas tan edificantes, yo trabajo y cuando tengo un poco de plata, o un poco de espacio, escribo, a la velocidad que puedo, con la mejor intención.
Pretendes darme clases de redacción, cuando tu tema en este foro es reirte de una foto.
Valiente logro el tuyo, toda una valentía, hay que ser mas que una mujer para eso, supongo y saberse todas las aliteraciones.
Por favor, no te creas demasiada cosa por ordenar sujeto verbo y predicado, la historia pasa por escribir, y sobre todo por elegir dónde y qué.
Tu burla esta tan cerca de los fines de una página supuestamente dedicada a la literatura, como tanta imbecilidad que ha arruinado una pagina que alguna vez prometio ser mas que un divertimento para neuroticos.
Acomoda los verbos como te de la gana, tenes mas tiempo que yo, y evidentemente mas recursos, al menos pecuniarios.
Por otra parte, siempre denigran de la misma forma, corporativa y elemental.
Es lo ultimo que voy a contestarte. Podes mentar a toda la Academia si te place.
Me parecio bien respaldar a alguien a quien aprecio por su escritura y porque es buena gente, comprobadamente buena gente para mi.
Ya no me metere a contestar nada mas, como siempre esto es una absoluta perdida de tiempo.
Siempre lo fue, y siempre lo será. Pero una no aprende.
Ah, el "miren chicas", se lo guarda para sus conocidas, yo no soy una chica, soy una mujer.
Fin del cuento para mi.


 
roberto_cherinvarito,19.04.2008
Doña Blue Yin Yang alias el-foro-de-neurosis-está-al-lado. Se que las segundas partes nunca han sido buenas, pero anexo mi segunda parte del cuento que ha finalizado.

¿Cómo está eso de que se pone como Hooligan enfrente del campo de batalla y luego se ofende por los garrotazos?, por eso no pensé que fuera una-mujer-no-chica. Sólo tengo una duda, ¿Cómo supo que escribo tan bonito por sobra de tiempo?. Si hoy sólo me conecte aquí 19 horas. Ya se que no me va a contestar porque tiene prisa. Ni modo.
 
Vogelfrei,22.04.2008
Canción de otoño en primavera

Juventud, divino tesoro,
¡ya te vas para no volver!
Cuando quiero llorar, no lloro...
y a veces lloro sin querer.

Plural ha sido la celeste
historia de mi corazón.
Era una dulce niña, en este
mundo de duelo y aflicción.

Miraba como el alba pura;
sonreía como una flor.
Era su cabellera obscura
hecha de noche y de dolor.

Yo era tímido como un niño.
Ella, naturalmente, fue,
para mi amor hecho de armiño,
Herodías y Salomé...

Juventud, divino tesoro
¡ya te vas para no volver...!
Cuando quiero llorar, no lloro,
y a veces lloro sin querer...

La otra fue más sensitiva,
y más consoladora y más
halagadora y expresiva,
cual no pensé encontrar jamás.

Pues a su continua ternura
una pasión violenta unía.
En un peplo de gasa pura
una bacante se envolvía...

En sus brazos tomó mi ensueño
y lo arrulló como a un bebé...
Y le mató, triste y pequeño
falto de luz, falto de fe...

Juventud, divino tesoro,
¡te fuiste para no volver!
Cuando quiero llorar, no lloro,
y a veces lloro sin querer...

Otra juzgó que era mi boca
el estuche de su pasión
y que me roería, loca,
con sus dientes el corazón

poniendo en un amor de exceso
la mira de su voluntad,
mientras eran abrazo y beso
síntesis de la eternidad:

y de nuestra carne ligera
imaginar siempre un Edén,
sin pensar que la Primavera
y la carne acaban también...

Juventud, divino tesoro,
¡ya te vas para no volver!...
Cuando quiero llorar, no lloro,
¡y a veces lloro sin querer!

¡Y las demás!, en tantos climas,
en tantas tierras, siempre son,
si no pretexto de mis rimas,
fantasmas de mi corazón.

En vano busqué a la princesa
que estaba triste de esperar.
La vida es dura. Amarga y pesa.
¡Ya no hay princesa que cantar!

Mas a pesar del tiempo terco,
mi sed de amor no tiene fin;
con el cabello gris me acerco
a los rosales del jardín...

Juventud, divino tesoro,
¡ya te vas para no volver!...
Cuando quiero llorar, no lloro,
y a veces lloro sin querer...

¡Mas es mía el Alba de oro!

Rubén Darío
 
Aristidemo,22.04.2008




 
quilapan,27.04.2008
con mucho cariño para tod@s l@s cuenter@s...

Limo Wreck, Soundgarden

Tears of the feeble
Hands of the slaves
Skin of the mothers
Mouths of the babes
Building the towers
Belongs to the sky
When the whole thing
Comes crashing down
Dont ask me why

Under the shelf
The shelf of the sky
Two eyes, two suns
Too heavenly blinds
Swallowing rivers
Belongs to the sea
When the whole thing washes away
Dont run to me

Ill be going down
For the rest of the slide
While the rest of you
Harvest the gold

And the wreck of you
Is the death of you all
And the wreck of you
Is the break
And the fall
Im the wreck of you
Im the death of you all
Im the wreck of you
Im the break and the fall

Under the red
Break of the lights
Heroes in stretches
Inch to the site
Blowing the pieces
Belong to the wind
When the whole thing
Blows away
I wont pretend

Ill be going down
For the rest of the slide
While the rest of you
Harvest the souls

And the wreck of you
Is the death of you all
And the wreck of you
Is the break
And the fall
Im the wreck of you
Im the death of you all
Im the wreck of you
Im the break and the fall

Behind the blood red break of the lights
Lies the wreck of you for the rest of your life

And the wreck of you
Is the death of you all
And the wreck of you
Is the break
And the fall
Im the wreck of you
Im the death of you all
Im the wreck of you
Im the break and the fall

 
auripo,27.04.2008
Que temazo!
 
quilapan,27.04.2008
Im the wreck of you
Im the death of you all
Im the wreck of you
Im the break and the fall...!!

 
quilapan,27.04.2008
mientras el resto de ustedes cosecha el oro...
mientras el resto de ustedes cosechan las almas!
 
auripo,27.04.2008
cosechar?, apenas tengo patio!, aunque me podría alcanzar para una matita...
 
quilapan,27.04.2008
jajaja, no es malo, a pura ampolleta alógena crecen hasta el tesho oye!
 
auripo,27.04.2008
no es mala idea...
 
Aristidemo,28.04.2008


"Father Lucifer"

Father Lucifer
You never looked so sane
You always did prefer the drizzle to the rain
Tell me that you're still in love with that Milkmaid
How's the Lizzies
How's your Jesus christ been hanging

Nothings gonna stop me from floating
Nothings gonna stop me from floating

He says he reckons I'm a watercolour stain
He says I run and then I run from him
And then I run
He didn't see me watching
From the aeroplane
He wiped a tear
And then he threw away our appleseed

Nothings gonna stop me from floating
Nothings gonna stop me from floating

Everyday's my wedding day
Though baby's still in his comatose state
I'll die my own Easter eggs
Don't go yet
Just don't go
And Beenie lost the sunset but that's OK
Does Joe bring flowers to Marilyn's grave
And girls that eat pizza and never gain weight
Never gain weight
Never gain weight
Father Lucifer you never looked so sane
You always did prefer the drizzle to the rain
Tell me that you're still in love with that milkmaid
How's the Lizzies
How's your Jesus Chirst been hanging



Tori Amos.
 
Aristidemo,28.04.2008










mamasota.
 
Lucresia,28.04.2008
Gracias, papasote!
 
juanromero,30.04.2008
Este foro, por la calaña de gente que lo frecuenta, debería ser borrado... pero...

 
cramberria,24.05.2008
Donde el corazón te lleve de Susanna Tamaro


Opicina, 16 de noviembre de 1.992

Hace dos meses que te fuiste y desde hace dos meses, salvo una postal en la que me comunicabas que todavía estabas viva, no he tenido noticias tuyas. Esta mañana, en el jardín, me detuve largo rato ante tu rosa. Aunque estamos en pleno otoño, resalta con su color púrpura, solitaria y arrogante, sobre el resto de la vegetación, ya apagada. ¿Te acuerdas de cuando la plantamos? Tenías diez años y hacía poco que habías leído El Principito. Te lo había regalado yo como premio por tus notas. Esa historia te había encantado. Entre todos los personajes, tus predilectos eran la rosa y el zorro; en cambio, no te gustaban baobab, la serpiente, el aviador, ni todos esos hombres vacíos y presumidos que viajaban sentados en sus minúsculos planetas. Así que, una mañana, mientras desayunábamos, dijiste: "Quiero una rosa". Ante mi objeción de que ya teníamos muchas, contestaste: "Quiero una que sea solamente mía, quiero cuidarla, hacer que se vuelva grande". Naturalmente, además de la rosa también querías un zorro. Con la astucia de los niños, habías presentado el deseo accesible y después el casi imposible.

 
quilapan,30.05.2008
Art of Dying - George Harrison

Therell come a time when all of us must leave here
Then nothing sister mary can do
Will keep me here with you
As nothing in this life that Ive been trying
Could equal or surpass the art of dying
Do you believe me?

Therell come a time when all your hopes are fading
When things that seemed so very plain
Become an awful pain
Searching for the truth among the lying
And answered when youve learned the art of dying

But youre still with me
But if you want it
Then you must find it
But when you have it
Therell be no need for it

Therell come a time when most of us return here
Brought back by our desire to be
A perfect entity
Living through a million years of crying
Until youve realized the art of dying
Do you believe me?

 
quilapan,04.06.2008
do you believe me?
 
Aristidemo,06.06.2008

Llevaba medias de seda negra que le subían por encima de las rodillas;pero aún no había podido verle el culo (este nombre que Simona y yo empleamos siempre, es para mí el más hermoso de los nombres del
sexo). Tenía la impresión de que si apartaba ligeramente su delantal por atrás, vería sus partes impúdicas sin ningún reparo.

En el rincón de un corredor había un plato con leche para el gato: “Los platos están hechos para sentarse”, me dijo Simona. “¿Apuestas a que me siento en el plato?”
—"Apuesto a que no te atreves”, le respondí, casi sin aliento.

Hacia muchísimo calor. Simona colocó el plato sobre un pequeño banco, se instaló delante de mí y, sin separar sus ojos de los míos, se sentó sobre él sin que yo pudiera ver cómo empapaba sus nalgas ardientes en la leche fresca. Me quedé delante de ella, inmóvil; la sangre subía a mi cabeza y mientras ella fijaba la vista en mi verga que, erecta, distendía mis pantalones, yo temblaba.
Me acosté a sus pies sin que ella se moviese y por primera vez vi su carne “rosa y negra” que se refrescaba en la leche blanca. Permanecimos largo tiempo sin movernos, tan conmovidos el uno como el otro.

De repente se levantó y vi escurrir la leche a lo largo de sus piernas,sobre las medias. Se enjugó con un pañuelo, pausadamente, dejando alzado el pie, apoyado en el banco, por encima de mi cabeza y yo me froté vigorosamente la verga sobre la ropa, agitándome amorosamente por el suelo. El orgasmo nos llegó casi en el mismo instante sin que nos
hubiésemos tocado; pero cuando su madre regresó, aproveché, mientras yo permanecía sentado y ella se echaba tiernamente en sus brazos, para levantarle por atrás el delantal sin que nadie lo notase y poner mi
mano en su culo, entre sus dos ardientes muslos.


Georges Bataille
Historia del Ojo


 
quilapan,08.06.2008
GUERRA

Niño aún, ciertos cielos afinaron mi óptica: Todos los caracteres matizaron mi fisonomía. Los fenómenos se produjeron. - Actualmente, la inflexión eterna de los momentos y el infinito de las matemáticas me impulsan por este mundo en el que soporto todos los éxitos civiles, el respeto de la infancia extranjera y los afectos anormales. - Pienso en una guerra, de derecho o de fuerza, de lógica muy imprevista.

Es tan simple como una frase musical.

Arthur Rimbaud, Iluminaciones
 
Aristidemo,09.06.2008


PARA PROVOCAR SUEÑOS ERÓTICOS



Un kilo de razón fuerte
Tres gallinas blancas
Una cabeza de ajos
Cuatro kilos de miel
Un espejo
Dos hígados de ternera
Un ladrillo
Dos pinzas para ropa
Un corsé con ballenas
Dos bigotes postizos
Sombreros al gusto



Se despluman las gallinas, conservando cuidadosamente las plumas. Se ponen a hervir en los litros de agua destilada o de lluvia sin sal con la cabeza de ajos pelados y molidos. Se deja hervir a fuego lento. Mientras hierven las aves, colóquese la cama oriental de noroeste a sudeste y deje reposar con la ventana abierta. Ciérrese la ventana media hora después y colóquese el ladrillo rojo bajo la pata izquierda de la cabecera de la cama, que debe estar al noroeste. Déjese reposar. Mientras reposa la cama, rállese directamente sobre el caldo la raíz fuerte, teniendo cuidado de que las manos estén constantemente impregnadas por el vapor. Resuélvase y déjese hervir. Se toman los cuatro kilos de miel y se extienden con una espátula sobre las sábanas de la cama. Tómense las plumas de las gallinas y espárzanse sobre las sábanas embadurnadas de miel. Tiéndanse la cama con cuidado.
No es indispensable que las plumas sean blancas, pueden también usarse de color, pero hay que enviar las llamadas gallinas de Guinea, pues éstas producen a veces un estado ninfomaníaco de larga duración o graves casos de priapismo. Póngase el corsé bastante apretado. Siéntese ante el espejo, afloje su tensión nerviosa, sonríase, pruébese los bigotes y los sombreros según sus gustos (tricornio, napoleónico, capelo cardenalicio, cofia con encajes, boina vasca, etcétera). Ponga en un platito las dos pinzas para ropa y déjelo junto a la cama. Entíbiense al baño María los hígados de ternera, teniendo mucho cuidado de que no lleguen a hervir. Colóquense los hígados tibios en lugar de la almohada (en casos de masoquismo) o en ambos lados de la cama, al alcance de las manos (en casos de sadismo). A partir de ese momento, todo debe terminar de hacerse a gran velocidad, APRA impedir que los hígados se enfríen. Corra y vierta velozmente el caldo (que debe estar muy reducido) en una taza. Regrese con ella apresuradamente ante el espejo, sonría, beba un sorbo del caldo, pruébese un bigote, beba otro sorbo, pruébese un sombrero, beba, pruébese todo, tome sorbitos entre prueba y prueba y hágalo todo tan velozmente como sea capaz. Ya ingerido el caldo, corra a la cama, acuéstese entre las sabanas preparadas, tome rápidamente las pinzas para ropa e introduzca en cada una de ellas el dedo pulgar del pie. Estas pinzas deben conservarse toda la noche y colocarse en un ángulo de 45 grados en relación con el dedo, oprimiendo firmemente la uña.

Esta sencilla receta da siempre buenos resultados si las personas normales pueden ir placenteramente del beso a la estrangulación, de la violación al incesto, etcétera, etcétera. Las recetas para casos más complicados, como son los de necrofilia, autofagia, tauromaquia, alpinismo y otros, se encuentran en un volumen especial de nuestra colección: Consejos discretamente sanos.

Remedios Varo


 
GraNada,10.06.2008
20060228
Receta : Pastel para aliviar el Alma Podrida.
Las almas podridas se alivian cocinandole a las personas que mas se aman, Clau. Servir (servirse?) a quienes quieres siempre es renovador de la vida y alegra el corazón.

Esta va con dedicación.

Ingredientes:

Un fin de semana desocupado
El cuerpo descansado
Una pieza en una apartada cabaña arrendada para dos
Sábanas limpias
Una caja de doce condones lubricados estriados
Tres tubos de lubricante en base a agua
Lenceria sugerente
Cordeles gruesos, cadenas y candados, esposas (opcional)
Agujas, Velas (opcional)

Preparación:

Tome el fin de semana desocupado, el cuerpo descansado y la cabaña y mezclelos hasta obtener una masa homogenea color rosa. Recubralo delicadamente con las sábanas limpias y la lenceria fina y metalo al horno a fuego lento para que se caliente. Dependiendo de la consistencia de la masa y de su habilidad para amasarla previamente tendrá que esperar entre media hora y dos horas. Es muy importante no desesperarse en este momento, la cocción es un factor fundamental para que el plato deje un gusto agradable en el paladar una vez consumido. Recordemos que este manjar no solo debe ser placentero a la hora de ingesta, sino que para que el efecto sea el adecuado debe extenderse su sabor por el mayor tiempo posible. Una vez que veamos que nuestra masa se ha fundido con la sábanas limpias variando su color del rosa al rojo y ha empezado a liberar jugo debemos retirarla del fuego, retirar los restos de lencería fina que puedan aun estar enredados en ella y recubrirla con uno de los doce condones estriados, para proceder posteriormente a ponerla dorar en fuego fuerte sobre una plancha durante un tiempo que puede variar entre 10 minutos y varias horas, dependiendo nuevamente de la habilidad del cocinero. Durante este periodo de dorado se deja a criterio del cocinero la sazón del plato usando los distintos elementos elegidos, que pueden consistir en uno o mas de los siguientes : lubricantes, cordeles, cadenas y esposas, agujas y/o velas. Sostenga el periodo de dorado probando una puntita de vez en cuando para comprobar que el sabor sea el deseado. Cuando el sabor sea el preciso preocupese de aumentar el fuego al máximo durante aproximadamente treinta segundos, para luego retirar del fuego y dejar reposar entre cinco minutos y varias horas, dependiendo nuevamente de que tan buen cocinero sea uno. Una vez reposado repetir la dosis todas las veces que sea necesario.
 
quilapan,14.06.2008
 



Para escribir comentarios debes ingresar al sitio: Ingresar


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]