La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / clepsidra / La edad de la dicha (dedicado)

 Imprimir  Recomendar
  [C:301990]


La edad de la dicha
(a Ricki)

Vengo a resucitar la carne profanada en el vértigo de cada espasmo de dicha,
aullando una huella memorable en la cima de tus pezones.
Eco soy de caricias plétoricas crecidas en tu vientre como un niño adormecido.
No me llames hombre pequeño, sino temblor inaudito de costumbres,
no me llames bendecido amor, sino eternidad
que claudica su tiempo perdido.
Naúfrago de panes de mieles
y licores de hembra hecha vides;
me embriagan tus flujos nocturnos
hechos zumo de vino en mis labios.
Como de tu entraña el misterio que se desnuda
en humedades gloriosas al ritmo de una presteza
madura de oportunidades.
Te mastico como una eucaristía bendecida
a premuras de pasiones,
porque el amor santifica a los amantes
arrastrándolos a la gloria.
Aunque dure unos instantes o una eternidad,
no existe el tiempo sino la luz que refleja
al uno dentro del otro,
al rostro del uno en el otro.
A mí dentro tuyo…
Yo y tú en un adorable ritual.
Un himno sagrado cantan los dioses,
se pasean por el reino celestial de tus ojos.
Báñame los contornos de las heridas maduras
en esta estación otoñal donde mis lirios florecen
en primaveras de azúcar y licor de muchacho embriagado.
Rendido a tu beldad de navaja y juventud
que regresa hecha fortuna
Te entrego mis vestigios, los lóbulos de las orejas, mi coraza de gentil poeta enviciado por un beso obsceno de derroche augural.
Adóptame como un huérfano gustoso de asombros a mitad del camino vivido,
tómame en tus hombros, acaríciame como fina hebra de oro,
déjame llorar esta alegría de verme enamorado
del amor a la edad de los árboles con raíces profundas.
Un pajarillo con pico glorioso entona el Avemaría
en las riadas de la savia crujiente de arrojo.
Es mi último deseo y se debe complacer al abejorro que oscila la danza enviciada del genio que copula sonetos vírgenes en la rosa
del corazón.

Pídeme el mundo que rueda excéntrico y servicial
a esta demencia de dejarse vencer
ante el antídoto rejuvenecedor del sexo
que purifica los yerros pasados y adelanta futura salvación.

(Porque esta locura de nombrarte eterniza la libido en tu talle llevándome al nirvana de los sentidos desbordados ).

Texto agregado el 17-07-2007, y leído por 109 visitantes. (6 votos)


Lectores Opinan
2007-07-22 22:17:14 muy bellas palabras yq ue regalo mas bello me encanto neison
2007-07-21 16:18:38 Un manantial de belleza y sensualidad en tus letras poeta. Excelente! Besos y estrellas. Magda gmmagdalena
2007-07-18 18:53:16 Sí que es bello, y sensual en alto grado. sereira
2007-07-18 13:20:54 En mi comentario annterior cometí un gravísimo error de ortografía: puse la palabra persecución con "S" al final. Espero se me perdone esta falta. Mea culpa de ligereza. A. Ricki
2007-07-18 04:13:13 Sensualmente hermoso.***** luna-azul
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]