La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / jornuco / 911 Capitulo VI

 Imprimir  Recomendar
  [C:422166]

CAPITULO VI
(Reflexión para el mundo)

Cito a continuación de Antony de Mello lo siguiente:

Las etiquetas

Lo importante no es conocer quien es el yoEo que es el yoE Nunca lo conseguiremos. Carecemos de palabras para ello. Como dicen los maestros japoneses del Zen: no busques la verdad (porque ella esta a la puerta y te llama), limítate a abandonar tus opinionesE(mas bien a nacer de nuevo). Abandonad vuestras teorías, no busquéis la verdad (la verdad es Jesús y esta a tu lado) no es algo que haya que buscar (solo disponte a que ella te toque). Si dejáis a un lado las etiquetas, llegareis a conocer. ¿Qué es lo que entiendo por etiquetas? Todo juicio que creéis o rechacéis sobre el ser humano. Yo soy un ser humano. Esta bien. No dice mucho. Pero cuando decís soy un hombre exitosoE acabáis de decir una locura. El éxito no es parte del yoE El éxito es algo que va y viene. Puede sonreíros hoy y desaparecer mañana. Eso no es el yoE Cuando dijisteis, tuve éxitoE estabais en un error. Estabais metidos de lleno en la oscuridad. Os identificáis con el éxito. Lo mismo que cuando decís soy una calamidad, un abogado, un hombre de negociosE ¿Sabéis lo que os va a pasar si os identificáis con esas cosas? Os vais a apegar a ella, os vais a preocupar de que puedan venirse abajo, y por ahí es por donde se os cuela el sufrimiento. Es lo que quise decir antes cuando os dije que si sufrís, es porque estáis dormidos. ¿Queréis una prueba de que estáis dormidos? Aquí la tenéis. Estáis sufriendo. El sufrimiento se os ha dado para que podáis abrir los ojos a la verdad (a Jesús), para que podáis entender que por todas partes hay falsedad, lo mismo que cuando tenéis un sufrimiento físico, sabéis que hay una enfermedad en alguna parte. El sufrimiento pone de relieve que hay algo falso en algún sitio. El sufrimiento os llega cuando chocáis con la realidad, cuando vuestro falsos amigos chocan con la verdad. Si no, el sufrimiento no existe.

Obstáculos para llegar a la felicidad

Lo que estoy a punto de decir sonara un poco pomposo, pero es verdad. Lo que os voy a exponer, puede significar los minutos mas importantes de vuestras vidas. Si sois capaces de captarlo, estáis tocando el secreto de vuestro despertar. Seréis felices para siempre. Jamás volveréis a sentiros infelices. Nada será capaz de heriros de nuevo. Es como si arrojarais pintura negra al aire. Este permanece incontaminado. Nunca ennegreceréis el aire. Os pase lo que os pase, permaneceréis incontaminados, en paz. Hay seres humanos que han conseguido lo que yo llamo ser humanosE No la tontería de ser un títere, llevado de un lado a otro, permitiendo que los acontecimientos u otras personas os digan como tenéis que sentir. Si continuáis así, sintiendo de esa manera, en vuestro lenguaje decís que eso es convertirse en vulnerables. Yo lo llamo ser un títere. ¿Queréis ser títeres? Apretad un botón y estáis hundidos. ¿Os gusta eso? Pero si rechazáis identificaros con ninguna etiqueta, cesan la mayoría de vuestras preocupaciones.

Mas tarde hablaremos del miedo a la enfermedad y a la muerte, pero la realidad es que a menudo estáis preocupados por lo que pueda pasar con vuestras carreras profesionales. Un pequeño hombre de negocios, de unos cincuenta y cinco años, estaba tomando una cerveza en un bar en alguna parte, y decía a quien le estaba escuchando: Mira a mis compañeros de clase. Ellos si que lo han conseguidoE ¡Idiota¡ ¿Qué significa eso de que lo han conseguido? Han salido sus nombres en los periódicos. ¿Y a eso llamas haberlo conseguido? Uno es presidente de una sociedad; otro ha llegado a ser Presidente del Tribunal Supremo, un tercero ha llegado a ser esto o lo otro. Todos ellos no son mas que unos monos.

¿Quién determina lo que en realidad es el éxito? ¡Esta estupida sociedad! (corrompida totalmente) La preocupación mas importante de la sociedad es mantenerse a si misma enferma (porque actualmente esta gobernada por el príncipe de la tiniebla, quien solo vino a matar y destruir). Y lo mejor será que os deis cuenta de eso cuanto antes. Enfermos, todos ellos están enfermos. Son unos lunáticos, unos locos. Os convertís en el presidente de un asilo de lunáticos y os sentís orgullosos de ello, aunque eso no signifique nada. Ser presidente de una compañía no tiene nada que ver con tener éxito en la vida (si no tiene el medio de comunicarte con Dios). Tener mucho dinero no tiene nada que ver con ser alguien con éxito en la vida. Sois personas con éxito en la vida cuando estáis despiertos (cuando ha nacido de nuevo). Entonces no tenéis que pedir perdón a nadie (porque a nadie ofende), explicar nada a nadie (porque todo lo hace en la luz), ni os importa un comino lo que alguien piense o diga de nosotros (porque estamos convencido de que estamos actuando correctamente delante de Dios y los hombres). No tenéis preocupaciones, sois felices. A eso es a lo que yo llamo tener éxito. Tener un buen trabajo, ser famoso, o gozar de una gran reputación no tiene absolutamente nada que ver con ser una persona con éxito. ¡Nada! Es algo totalmente irrelevante. Ese hombre, del que pensáis que ha conseguido el éxito, solo se ha preocupado de que iban a pensar de el sus hijos, sus vecinos o su mujer. Tenia que llegar a convertirse en un famoso. Nuestra sociedad y nuestra cultura nos meten eso en nuestras cabezas día y noche. ¡Oh, las personas que han hecho esto o lo otro! ¡Hacer que! Hacer unos burros de si mismos(o estar metido en los afanes de la vida y así contradecir a nuestro salvador). Porque han agotado sus energías consiguiendo algo que no tenia valor alguno. Están asustados, confundidos, son títeres como los demás. Miradlos pavoneándose en el estrado. Daos cuenta de su preocupación si ven una mancha en su camisa. Ved que miedo les da la posibilidad de no ser reelegidos. ¿Y a eso llamáis éxito? Están controlados, manipulados. Son personas infelices, miserables. No gozan de la vida. Están constantemente en tensión, llenos de ansiedades. ¿Y a eso llamáis humanos? ¿Y sabéis por que sucede eso? Solo por una razón, porque se identifican con una etiqueta. Identifican el yoEcon su dinero, su trabajo o su profesión (en vez de identificarse con Dios). Ese es su error.

Seguramente habéis oído la historia del abogado al que le presenta la factura el fontanero.
-¡Bueno, pero si me ha cargado la hora a doscientos dólares! Yo no gano ese dinero como abogado- se queja el cliente.

-Tampoco yo ganaba ese dinero cuando era abogado- le responde el fontanero.

Podéis ser fontaneros, abogados, hombres de negocios o sacerdotes, pero eso no afecta a lo esencial, al yoE Eso no os afecta a vosotros. Si mañana yo cambio de profesión, es lo mismo que si me cambiara de camisa. Me siento intacto. ¿Sois vuestros vestidos? ¿Sois vuestros nombres? ¿Sois vuestras profesiones? Dejad de identificaros con ellas. Van y vienen.

Cuando entendáis esto de verdad, no os afectara crítica alguna. Tampoco ninguna adulación ni alabanza. Cuando alguien dice: eres un tío fenomenalE ¿de que esta hablando? De vuestro yoEposesivo, no de vuestro yoEesencial. El yoEno es ni pequeño ni grande. El yoEno se define por los éxitos o los fracasos. No se le puede etiquetar de esa forma. Todo eso va y viene. Todo eso esta sometido a los criterios establecidos por la sociedad (corrompida), al estado de humor de la persona que os esta hablando en un momento determinado. No tiene nada que ver con el yoE Al yoEno se le etiqueta así. El miE posesivo, es generalmente egoísta, loco, infantil, un grandísimo borrico. Por eso cuando decís eres un burroE yo respondo que eso lo se hace muchos años. Es la condición de uno mismo, ¿Qué otra cosa podéis espera? Lo se desde hace años. ¿Por qué os identificáis con el? Necios. Eso no es el yoEes el miE

¿Queréis ser felices? La felicidad perenne es algo que no tiene causa. La verdad perenne tampoco tiene causa. Vosotros no podéis hacerme feliz. Preguntáis a una persona despierta por que es feliz, y os responderá que por que no va a serlo.

La felicidad es nuestro estado natural, el estado natural de los niños pequeños, a los que pertenece el reino hasta que han sido adulterados, contaminados por la estupidez de la sociedad y de la cultura. Para conseguir la felicidad no tienes que hacer nada, porque la felicidad es algo que no puede adquirirse. ¿Sabe alguien por que? Porque ya la tenemos. ¿Cómo puedes adquirir lo que ya tienes? ¿Por qué no la notáis? Porque tenéis que abandonar antes algo. Debéis abandonar los espejismos. No tenéis que añadir nada para ser felices. Tenéis que abandonar algo. La vida es fácil, deliciosa. Solamente es dura desde la perspectiva de vuestros espejismos, ambiciones, avaricia, vuestras ansiedades. ¿Sabéis de donde proceden esas cosas? De haberos identificado con toda clase de etiquetas.









Esto va para el mundo que aun no le sirve a nuestro Señor Jesús, Dios le dice hoy: Así que, arrepentíos y convertíos, para que sean borrados vuestros pecados; para que vengan de la presencia del Señor tiempo de refrigerioE(Hechos 3:19). Porque: El que creyere y fuere bautizado, será salvo; mas el que no creyere, será condenadoE(Lucas 16:16), porque dice también: que si confesares con tu boca que Jesús es el Señor, y creyeres en tu corazón que Dios le levanto de los muertos, serás salvo.

Porque con el corazón se cree para justicia, pero con la boca se confiesa para salvaciónE(Romanos 10:9-10).

Si usted, amigo lector, aun no ha confesado al Señor Jesús como su único salvador, le pido en el amor de Dios que lo haga en este preciso instante, porque su alma es valiosa para el Señor, y El no quiere que nadie, absolutamente nadie perezca, sino que todos procedan al arrepentimiento y así obtengan la vida eterna a través de su sangre derramada en la cruz del calvario.

Oremos por la salvación de su alma, haciendo un pacto de caballero entre usted y nuestro grandísimo Señor y redentor Jesús, donde usted se compromete a guardar todas sus palabras escrita en la Biblia y a servirle fielmente por la eternidad. Si esta dispuesto, repita lo siguiente en su mente y guárdelo en su corazón.

-Señor Jesús, creo en tu palabra y en tu promesa de la vida eterna, por eso quiero que tu, mi Señor, inscriba mi nombre en el libro de la vida y no permita que sea borrado por nada, ni por nadie, de corazón te lo pido mi gran Señor. Y ayúdame a servirte fielmente. Amen.

Si ya lo hizo, por favor háganoslo saber, escribiendo a la dirección que esta en la ultima pagina de este material, para así poderlo llevar en oración. Que Dios le bendiga.



Continua Cap. VII

Texto agregado el 14-09-2009, y leído por 68 visitantes. (0 votos)


Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]