La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / za-lac-fay33 / Confesión

 Imprimir  Recomendar
  [C:438856]

No puedo más ya con ésto
tengo cargo de conciencia
es gran peso dentro del alma,
pude haber visitado al cura
pero me dará una penitencia
y no estoy en humor de rezos,
mejor vengo a ustedes amigos
y espero que me perdonen,
la cosa fue algo complicada:

Ya venía Navidad y yo lejos de mi gente
¡Que tremenda soledad! Ni esposa,
ni hijos, ni padres, ni hermanos.
Ni amigos por causa de este 'gran'
contrato al que por desgracia firmé.
Aislado en la ciudad y sentado en un sofá
a ocho pisos de la calle, aburrido,
metido en mi apartamento viendo el techo,
deprimido, solo con mis pensamientos
Mi agonía es de súbito interrumpida
por un tap-tap-tap ¿De donde viene?
No es el baño ni la cocina ¿La ventana?
Me levanto a investigar y afuera, por detrás
del vidrio veo un pajarito que picotea
su propia imagen reflejada sobre el vidrio.
Lentamente subo el vidrio, el pajarito no vuela.
De la cocina le traigo un puñito de migajas,
se las pongo en el quicio, el pájaro las devora,
le traigo otras migajas, él las termina todas,
luego ya satisfecha el hambre, alza el vuelo.
Me sentí un poco mejor, interludio a mi tristeza,
a mi desesperación en busca de mejor vida.
Pensando en el incidente ¡Empieza otro triste día!
Para mi gran sorpresa y casi a la misma hora
oigo el tap-tap-tap en la ventana ¡Que vista!
El pajarito ahora viene y trae una compañerita.
Levantando la ventana hago lo mismo que ayer
y después de come migajas, mis amiguitos vuelan.
Es un pequeño milagro que se repite ahora diario
mas el número de pajaritos aumenta cada día.
Después son seis, ocho y luego son dos docenas.
Cuando llegan hay alegría, el cantar de pajaritos.
Las migajas se hacen pocas y ahora compro alpiste.
Tengo variedad de pájaros: cardenales, azulejos,
luego llegan urracas, palomas y soy un hombre feliz
y aunque no llegan pingüinos, una tarde aparecen
dos enormes zopilotes que 'cantan' cuz-cuz-cuz'
estos no comen semillas y corro llegando al sótano
y de dos trampas le saco dos ratas muertas.
Mientras más pájaros llegan yo gasto una fortuna
comprando alpiste, maíz, semillas de girasol ¡Ratas!
Va pasando así el tiempo, parece que se juntaran
al lado de la ventana, todos los pájaros de la ciudad
hasta que un día llama alguien a mi puerta fuerte,
es el administrador del edificio haciéndome caras:
'Los vecinos se están quejando' dice, ¿Por qué?
Solo yo los alimento y cantan alegres ¿Que pasa?
A mi lógica pregunta me contesta; 'Lo que pasa'
me dice el tipo seriamente es que...mire la pared
y las ventanas ¡Todas las manchan diariamente!
O usted se deshace de éllos o usted sale este mes.
Estaba al día siguiente, pensando la solución y...
¡Alguien a mi puerta otra vez! ¡Un civil, un policía!
'Departamento de Salubridad' dice enseñándome
una tarjeta 'Usted está rompiendo una ley con esos
animalejos suyos y algo se tiene que hacer luego'
¿Que ley es esa que rompo, de alimentar pajarillos?
'Asómese por la ventana y mired la pared y acera,
todas cubiertas de guamo, puede causar psitacosis'
¿Psitacosis? ¿Quiere decir que la gente se resbale?
No amigo, una infección bacterial a veces mortal y
no me queda más remedio, esto ya fué investigadoi
el juez pertinente ha ordenado una multa de $250.00.
Ambos dan la vuelta y se van muy satisfechos.
Yo me quedo turulato, vecinos que se quejan,
tengo que salir de la casa y el gobierno me multa.
No puedo dormir y cuando lo logro hacer: pesadillas.
La chiquita del 206 ya no me visita en las noches,
se queja de tanta caja y de haber visto hasta ratas
agregando que el apartamento apesta ¡Y se va!
¡Pero por fortuna la Madre Naturaleza me rescata!
Baja el número de pájaros: unos migran hacia el Sur
otros buscan mejor protección contra lo crudo
del invierno que de nuevo llega y poco a poco
todos van desapareciendo para mi gran alivio.
Al cabo no llegan más...y regresa mi fatal tristeza.
De nuevo sentado mkirando al techo y...tap-tap-tap
me llego hasta la ventana y como antes ¡Mi amiguito!
Traigo de nuevo las migajas y le hago un caminito
para que se acerque más mi amiguito, el pajarito
cuando esta ya casi adentro fuerte y rápidamente
bajo la ventana de repende y lo hago con destreza
y a mi amigo, el pajarito, !Le hago 'm' la cabeza!

¿Me perdonarán mis amigos los cuenteros?


Texto agregado el 11-01-2010, y leído por 316 visitantes. (14 votos)


Lectores Opinan
2012-12-17 13:38:48 excelente. Pobre pájaro, pero eso le pasa por amiguero y por traer a todos sus amigos... je je avefenixazul
2010-12-02 00:55:26 Absuelto!! ***** eti
2010-05-20 20:37:35 pobre pajarito, que culpa tenía el si lo acostumbraste mal, y yo no te creo nada jajaj, una persona como vos no mataría ni una mosca, malo porque escribiste ese final, buaa, jajaj silvimar-
2010-01-18 18:56:59 Y que se yo ,te han dicho tantas cosas diversas.El final es muy crudo y no creo que sea verdad.Por lo tanto no necesitas perdon. shosha
2010-01-14 13:40:29 una vez tuve que hacer un insectario para la U, así que andaba cazando y matando bichitos... en una de esas, en una flor de un cardo, vi una abeja que se volvia loca impregnándose de polen... entonces yo me aproveché de que estaba distraía, y la metí en un frasco con un algodón con benceno.... hasta hoy le pido perdón a la abejita por haberla matado sin que ella estuviera haciendo algo malo.... 5* abita
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]