La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / ZORIN / EL DIARIO DE LIMA ( PARTE VII )

 Imprimir  Recomendar
  [C:446521]

Lima donde el oro se amontona deslumbrador, en el arcón que bajo triple llave guardan los quintos que se enviaran al Rey, aquí en esta nuestra ciudad de los reyes donde acuden en función de sus cargos, de sus prerrogativas y de sus deberes, el secretario de la gobernación, el visitador en funciones, el obispo, el escribano real, todos y cada uno de los oficiales reales, aquí donde se juntan, el cabildo, la real audiencia, esta gobernación de nueva Castilla y principal ayuntamiento de nuestra Lima virreinal, es aquí en este lugar donde se viven las escenas trágicas a veces, y otras risibles, de este gran drama que es la vida, y sobre la que aun no a caído todavía el telón.

Diciembre de 1629

Día 1, entro en esta corte el padre Nicolás Duran, religioso de la compañía de Jesús, que viene desde la provincia de Tucumán donde ha sido provincial, en el camino a visitado Chile por comisión del padre Diego de Torres.

Día 2, se celebro en la compañía de Jesús, la fiesta del glorioso apóstol de las indias orientales, san Francisco Javier con la majestad y solemnidad que esta sagrada religión acostumbra.

Día 3, murió doña Sebastiana de Vega, hermana del provisor de esta corte, esposa del doctor Cipriano de Medina, era una mujer de gran valor, deja muy triste y lastimada a toda la ciudad con su fallecimiento.

Día 4, salió un comunicado que su entierro se realizara en la iglesia de santo domingo el día 14, se hallara presente lo mejor de la ciudad.

Día 5, se bautizo en la iglesia parroquial de nuestra señora de santa Ana, una de las hijas de Gerónimo López de Saavedra, depositario general de esta corte, fue elegido como compadre el capitán Francisco Flores, el cual gasto una gran cantidad de pesos en festejar este bautismo, se jugaron toros y cañas en la plazuela de la inquisición, se convido a todos los caballeros mozos.

Día 6, estando su excelencia el virrey en el real acuerdo con los demás señores, vinieron avisar que el doctor Juan Dávalos y Toledo, alcalde de corte se encontraba muy mal de salud, como a las 5 de la tarde fueron todos a visitarle, su excelencia estuvo hablando como media hora con el enfermo.
Este día también su excelencia mando prender al capitán Bernardo de Villegas, banco público de esta ciudad, por haber traído un navío con brea desde Nicaragua y subido el género a muy alto precio, le dio su casa por cárcel al considerar que incurre en el delito de monopolio.

Día 7, amaneció muerto el padre Gerónimo Montesinos, religioso de la compañía de Jesús, en quien perdió esta sagrada religión y todo este reino a uno de sus mejores predicadores, murió de tabardillo y se enterrara en la tarde, es tal la cantidad de gente que no se puede entrar en la iglesia ni en el convento, todo es sollozos y lagrimas, así de hombres como de mujeres, por ser muy amado.

Día 8, a las 4 de la mañana dio su alma al creador el doctor Juan Dávalos y Toledo, murió tan pobre que en su testamento pidió a los frailes de san Francisco lo enterrasen de limosna, en señal de agradecimiento les dejo sus libros, su excelencia condolido de tanta pobreza envió a la viuda 400 pesos para bayetas, el señor visitador aporto 300 pesos, el licenciado don Blas de Torres 300 pesos, los demás señores oidores y alcaldes 200 pesos cada uno, con lo que hubo para comprar cera y luto de muchas personas, al difunto se le perdonaron sus deudas y una señora de la corte ofreció una de sus casas a la viuda.
Este día por ser fiesta de la limpia concepción de nuestra señora, su excelencia con la real audiencia fue al convento de monjas de esta advocación, la nueva abadesa hizo demostración de gran celo y piedad en el culto divino, que se prolongara por dos días más.

Día 9, se enterró en la iglesia de san Francisco el difunto alcalde de corte, acompañaron el señor virrey, la real audiencia y los demás tribunales de esta corte, después del entierro como es costumbre acompañar a los enlutados a su casa, al despedirse su excelencia en premio a su honradez y lealtad saco del pecho un decreto en el que hizo merced al primogénito del doctor Pedro Dávalos y Toledo del corregimiento de Quispicanchis, y al hermano del difunto dijo de palabra que le daría una compañía de infantería de las que residían en el puerto del Callao.

Día 10, salió de esta corte don Francisco Siboney y Lujan, a su visita del asiento minero de Caylloma que le está confiado por su excelencia y el real acuerdo, con un salario de diez pesos, y a su alguacil y secretario 4 pesos cada día.
Por mandato de su excelencia se junto todo el consulado de comercio de los mercaderes, para tratar si es conveniente que por estar tan próximo el despacho de la armadilla, se enviase ahora o se esperara, los consultados dijeron que fuera ya.

Día 11, después de haber salido los señores de la real audiencia a las 11 del día, su excelencia mando juntar acuerdo general de hacienda para tratar el mismo punto visto el día anterior con los mercaderes, a eso de las 5 de la tarde salió determinado por auto que se esperase hasta el día 24 para tomar una resolución, que forzosamente viene a dilatarse.

Día 12, a las 2 de la tarde llego a nuestra ciudad, el ayudante de la armada real con una carta del general Bernardino de Mendoza y otro del señor Márquez de Guadalcazar, con fecha de Panamá 25 de octubre que cuenta que don Fabrique de Toledo despacho un chinchorro para llevar aviso como había dado fondo en Cartagena con 36 galeones, 8 de ellos a cargo de don Antonio de Oquendo (1) que fue enviado a puerto Velo por el tesoro para su majestad el Rey, los demás galeones debían ir a desalojar de la isla de Cuba al enemigo Holandés, don Bernardino de Mendoza envió a su excelencia copia de la carta.
Luego de haber llegado aviso ordeno el señor virrey juntar acuerdo general con intervención del señor visitador y oficiales reales, determinaron al punto despachar un extraordinario a Potosí, para avisar que ya no era necesario que se apurasen en el envió de la plata para su majestad, como se les había comunicado en el extraordinario del día 22 del mes pasado.

Día 13, se publico la merced que su excelencia hizo de la administración de Chimbo y Litto en la provincia del Chimborazo en Quito a don Sebastián de Castilla Calderón, castellano que estuvo en el fuerte de san Felipe de Guadalcazar en el puerto del Callao, esa plaza se la dieron al capitán Juan de Vivanco que estuvo en la infantería de presidio.

Día 14, se hizo las honras fúnebres de doña Sebastiana de Vega en la iglesia del convento de santo Domingo, con gran suntuosidad y aparato, todas las parroquias de esta ciudad cantaron una misa con su vigilia, y la mayor fue en el cabildo eclesiástico que fue procesional, los enlutados fueron con un lúcido acompañamiento de amigos, predico el prior del convento fray Luis de Zarate.

Dia 15, por cartas de Chuquisaca y Potosí se supo que el corregidor de aquella villa estaba muy afectado por las denuncias que se le han puesto, estaba el pueblo muy alborotado porque hay dos bandos, uno a favor y otro en contra.
Este día hizo su excelencia merced a don Rodrigo de Castro, su sobrino de la compañía de infantería Española de las que residen en el puerto del Callao, que estuvo al mando del general Juan de Vivanco.

Día 16, por auto del real acuerdo se dio licencia a don Francisco de Loayza, caballero de la orden de Santiago de poder salir de la ciudad, pero con la condición que no pueda entrar en el Cuzco ni en la provincia de la plata, a 20 leguas de los alrededores so pena de 4,000 pesos si quebranta la orden.

Día 17, se realizo una misa de honras por don Juan Dávalos y Toledo en la iglesia de san Francisco. Predico el padre Juan Velásquez, se hallaron presentes el virrey y la real audiencia.

Dia18, día de nuestra señora de la O, por la mañana su excelencia y los grandes señores fueron a la compañía de Jesús a la fiesta que se celebro en la capilla de la congregación de los seglares de dicha advocación, por la tarde asistieron a la iglesia de nuestra señora del Prado.

Día 19, entra en nuestra ciudad de los reyes don Diego Henríquez, corregidor de san Marcos de Arica, que por mandato del real acuerdo se le ordeno venir a esta corte a oír su sentencia, que se le tiene aperturada, ya que el juez Antonio Maldonado de Silva, no se atrevía a hacer justicia en la ciudad de Arica por estar atemorizado.

Día 20, después de haber salido los señores oidores de la real audiencia, a las 11 del día su excelencia mando juntar acuerdo general de hacienda, estuvieron hasta las 2 de la tarde conversando acerca del navío que será despachado a México y se determino que se realizara el 30 de este mes.

Día 21, salió un acuerdo del auto real, que ordena a pedido de los frailes de san Agustín que los estudiantes de primera matricula voten en la cátedra de escritura que se realizara pasando la fiesta de reyes.

Día 23, murió Francisco Ramírez de los Olivos, mercader de esta ciudad, dejando una gran suma de dinero a su única hija, que ya está en edad casadera dicen que tiene al presente una dote de 80,000 pesos y una hermosa estampa.

Día 24, vigilia de pascua, las señoras monjas celebraron sus calendas con un gran diversidad de espectáculos y excelente música, quien se ha llevado la gala este año, según parecer de los que tienen buen gusto han sido las trinitarias.
este día también su excelencia con la real audiencia hizo una visita general a los presos de las cárceles de esta corte, estuvo desde la 9 de la mañana hasta las 3 de la tarde, tiempo bien logrado pues su excelencia libero algunos presos que se encontraban con enfermedades terminales, sin ningún privilegio a nadie.
A la 6 de la tarde por mandato del señor virrey se junto acuerdo general de la real hacienda, para resolver cierta dificultad que se había presentado, sobre el despacho del navío a México, y se volvió a ratificar la fecha para el 30 de este mes.

Día 25, día del nacimiento de nuestro señor, su excelencia el virrey y los señores de todas las cortes pasaran las buenas pascuas en sus respectivas casas, como a las 3 de la tarde el virrey recibió la visita del inquisidor apostólico.

Día 26, su excelencia el virrey a las 5 de la tarde fue a pagar la visita de las buenas pascuas, a don Juan Gutiérrez Flores inquisidor apostólico y visitador general de la real audiencia.

Día 27, día de san Juan apóstol y evangelista, se celebro con gran majestad y música en esta santa iglesia metropolitana, por ser su advocación, predico el padre Alonso Messia de la compañía de Jesús, asistió el virrey y la real audiencia, pero al entrar por la puerta de la iglesia don Diego Gómez de Sandoval, caballero de la orden de Santiago y capitán de la guardia de a pie de su excelencia se trabo de palabras con don Francisco Flores por una causa leve, sacaron su espadas y el virrey los mando prender y les dio su casa por cárcel.
Este día también el virrey y la señora virreina salieron a pasearse por la alameda, a eso de las 5 de la tarde hubo carreras fiesta y regocijo.

Día 28, por la tarde su excelencia mando juntar acuerdo general de hacienda para satisfacer una petición muy larga que presento el señor fiscal Luis Henríquez, contradiciendo el envió del navío a México, estuvieron los señores hasta las 10 de la noche y se confirmo la partida para el día 30.

Día 29, como a las 2 de la madrugada mataron a don Juan de Encinillas, hijo primogénito del licenciado Barona de Encinillas, fiscal del crimen de esta corte, recibió muchas heridas, pidió confesión y por ser tan a deshora no se encontró un sacerdote cerca, todo fue por causa de una guapa limeña, el matador es don Luis Ortiz Altamirano y un hijo de Julián izquierdo.
Hoy por la mañana el padre Nicolás Duran, religioso de la compañía de Jesús, mando juntar a todos los religiosos de su casa e hizo manifestaciones por su nombramiento como provincial, todos le dieron su obediencia con particular gusto y aplauso.
Por cartas del Cuzco avisan que una moza hermosa, llamada Marinilla, de muy buena cara, que traía a muchos hombres perdidos y apasionados, tomo el hábito de monja en el convento de santa Catalina de aquella ciudad, toda la gente ha quedado admirada de ver en una mujer una mudanza tan grande, por ser un alma que andaba perdida.
Murió en el hospital de san Andrés, un soldado del presidio, en el puerto del Callao que 2 días antes en compañía de otro, llamo a desafiar a don Francisco de Acuña, también soldado, pelearon cerca de san Diego y resulto herido de muerte, avisaron al sargento mayor Gil Negrete que prendió al matador y lo llevo a la cárcel de la corte, pero dicen que saldrá con bien pues tiene testigos a su favor.

Día 30, se hizo a la vela el navío a México a las 4 de la tarde, se dice como cosa muy cierta que lleva más de dos millones de pesos.

Día 31, su excelencia envió invitaciones a los señores oidores y a sus esposas a oír y ver una comedia en el palacio, que se realizara a las 3 de la tarde.

NOTA

(1)Antonio de Oquendo nació en 1577 en san Sebastián, empezó a servir a las ordenes de Pedro de Toledo, en el año 1602 se le destino a la armada del mar océano en el que se distinguió por su valor y pericia en la lucha contra los corsarios, se le puso al frente en el mando de los galeones, después fue nombrado gobernador de panamá, pero al poco tiempo renuncio y regreso a la marina, se agiganto en la toma de Pernambuco y en otras acciones de guerra, murió en la Coruña en 1640.

Texto agregado el 16-03-2010, y leído por 152 visitantes. (0 votos)


Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]