La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / ZORIN / EL DIARIO DE LIMA ( PARTE XIII )

 Imprimir  Recomendar
  [C:462177]

El trazo de Lima la ciudad de los reyes, con calles tiradas a cordel orientadas de acuerdo con el viento, comprendía 9 calles de largo por trece de ancho, un total de 117 manzanas cuadradas, dividida en 4 solares cada una, tenia la forma típica del abolengo Romano y mediterráneo, trazadas como un tablero de ajedrez, allí se levanto las primeras construcciones Españolas, edificios de adobe como diría el padre Cobo, cubierto de esteras, tejidas de carrizo y madera tosca de mangles, con poca majestad y primor en las portadas, pero si grandes y capaces a pesar de la sencillez y pobreza de los materiales de los primeros tiempos, los conquistadores se empeñaron con fervor en multiplicar las construcciones, ningún ejemplo mejor que el marqués Francisco Pizarro, de quien se cuenta vigilaba las edificaciones nacientes y planto en los jardines de su casa, mas tarde palacio de gobierno, los primeros naranjos y la primera higuera, como también la fundición de la primera campana.

Los alborotos de los conquistadores y las continuas contiendas sangrientas entre ellos no permitió un buen tiempo que la ciudad continuara creciendo, las cercaban con tapias y hacían en ellas huertas, pero la edificación de templos no se detuvo y se oía este verso.

Millares de templos cuajados de agujas

Cual obra de viejas y mágicas brujas

Altares bruñidos de mármoles y oro

Que guardan divisas y eterno tesoro.



JUNIO DE 1630

Día 1, en la procesión de san Agustín, realizada con gran majestad y fe grandiosa como esta sagrada religión acostumbra, se les quebró una cruz de cristal de roca de un incalculable valor, esto causo una gran pesadumbre a todos los asistentes que se persignaron temerosos.

Hoy también el doctor Juan de la Zelda ordeno ingresar en la real caja 75,000 pesos, que el señor obispo de Arequipa había donado para ciertas obras pías en Castilla, 2 años antes habían sido entregadas a Juan Viergol para que las llevase a España, pero la real audiencia lo había retenido, y es por eso que ese dinero ingresa ahora a caja.

Día 2, a las 7 de la noche el gobernador de Chile, don Luis Fernández de Córdova beso las manos al señor virrey, se quedo hasta las 11 de la noche en palacio, luego volvió al puerto del Callao acompañado de un fuerte grupo de soldados, donde se encontraba su mujer e hijos.

Día 3, se enterró el señor obispo de Arequipa, en la iglesia de san Agustín, estuvieron presentes el señor virrey, la real audiencia, todos los tribunales de la corte, el señor arzobispo con el cabildo eclesiástico y secular, todas las religiones y cofradías de la ciudad, los frailes de dicho convento colocaron el palio para recibir el cuerpo a la entrada de la iglesia, el doctor Luis Enríquez reparo en ello y advirtió a su excelencia, y se mando llamar al prior del convento y se le dijo que la real audiencia no pasaría sino quitaban el palio, luego incontinenti se procedió al retiro y prosiguió el entierro.

Día 4, su excelencia hizo merced del corregimiento de Cajatambo a don Rodrigo de Rojas, que vino desde Chile pocos días antes donde estuvo como capitán de una de las compañías de infantería que llevo el gobernador de ese lugar, a don Juan de mogrovejo se le hizo merced del corregimiento de Condesuyo en Arequipa.

Día 5, los oficiales reales de esta caja concluyeron con la entrega de la plata y la dejaron banida de todo genero de moneda y mercaderías, como lo ordeno su majestad el Rey, este mismo día fueron a nuestro puerto del Callao y la despacharon con la armada real.

Día 6, murió el doctor Meneses, medico de la ciudad con una penosa enfermedad, se le cancero la lengua, pero fue tan palpable todo su cuerpo después de muerto y particularmente las manos, que en 8 días que se demoro en enterrar siempre las tuvo frescas como si estuviera vivo y con salud y de la boca que quedo abierta despedía un olor a rosas, ante este milagro los religiosos de la merced lo tuvieron todo ese tiempo en publico con una capilla en su iglesia, donde lo fue a ver toda la ciudad que glorificaba a Dios por este portento, luego fue enterrado en una bóveda de la mencionada iglesia.

Este dia por ser octava del corpus, se hizo por la tarde la procesión del encerramiento del santísimo sacramento alrededor de la plaza mayor, estuvo de maravillas con los adornos y flores que la cubrían.

Día 7, después de almorzar su excelencia el señor virrey, fue a nuestro puerto del Callao y despacho a la armada real que va hacia España, esta misma noche los señores de la real audiencia cerraron los cajones, despachos y cartas para su majestad el Rey y su real consejo de indias, fue entregado por el secretario de cámara don Tome Ruiz, por encontrarse enfermo el secretario mas antiguo, que es el doctor Francisco Flores.

Día 8, por ocurrencias forzosas que se presentaron no pudo hacerse a la vela la armada, como estaba dispuesto, por los libros de la haberia se hecha de ver que este año se ha rentado 15,000 pesos menos que el viaje pasado, que equivale a millón y medio a razón de uno por ciento, los emplazantes para España pasan de 80 y para castilla dos cargadores.

Día 9, a las 2 de la tarde se hizo a la vela la almiranta y la capitana real, va con ella don Luis Fernández de Córdova, que fue gobernador de Chile, su excelencia el señor virrey que estuvo en esta ceremonia al regresar a la ciudad en el camino antes de llegar al pueblo de la Magdalena, su caballo al pasar una acequia lo boto, aunque con la gloria de nuestro señor solo fueron golpes, nada de consideración.

Día 10, el capitán Bernardo de Villegas alzo el banco publico que tenia en esta ciudad y fijo en la puerta un cartel, para que los que necesitaran negociar acudiesen a su casa.

Día 11, se celebro la fiesta del santísimo cuerpo de nuestro señor Jesucristo, en la parroquia de san Sebastián con una solemne procesión, las calles estuvieron colgadas muy ricamente y hubo excelentes pinturas, los curiosos tuvieron mucho que ver.

Día 12, después de salir los señores de la real audiencia, como a las 11am, su excelencia ordeno una junta del acuerdo general, para tratar sobre el asiento minero de Huancavelica, estuvieron hasta la 1pm y después se ordeno una junta del real acuerdo ordinario de hacienda.

Hoy como a las 9 de la noche, un hermano del mercader quebrado, don Pedro Rodríguez de Mendoza y otros 3 hombres asestaron 11 puñaladas a un mulato llamado Gregorio, quien había sido contratado para matar al capitán Bernardo de Villegas, por la suma de 1,000 pesos, al ver que este se demoraba mucho y por la tarde lo habían visto salir de la casa del dicho Villegas, lo dejaron creyéndolo muerto en la plazuela de la inquisición, pero el fulano herido lo mejor que pudo se arrastro hasta la casa del señor alcalde de corte, doctor don Dionisio Pérez Manrique y pidió ser escuchado, lo llevaron al hospital de san Andrés donde curaron su cuerpo, esa misma noche el señor alcalde prendió al principal ejecutor que ya se había ido a dormir.

Día 13, llego un correo extraordinario desde la ciudad de Buenos Aires, aunque no se sabe con certeza la nueva que trae, se ha dicho que el gobernador de aquella provincia avisa a su excelencia el virrey que han detenido a un Holandés, que se había quedado en tierra y este había declarado que una escuadra de muchas naves pasaría por el estrecho para venir a este mar del sur.

Hoy el señor doctor don Dionisio Pérez Manrique fue al real acuerdo a dar cuenta sobre el intento de asesinato al capitán Bernardo de Villegas, por el hermano de Pedro Rodríguez de Mendoza, por estar ya instructo en la causa lo acompaña el doctor Juan de la Zelda, en cuanto a hacer las diligencias e investigaciones, para que la real sala del crimen vea y sentencie en este caso.

Día 14, por cartas llegadas de Quito, se supo que el señor licenciado don Fernando de Saavedra, alcalde de corte entro a esa ciudad el 4 de mayo y que su mujer que estaba embarazada lo detuvo en su viaje por unos días.

También avisan que el señor doctor Galdós de Valencia, visitador de la real audiencia de Quito, envía pedir prorrogación de su visita a su excelencia, pero se tiene por cierto que no se le va a conceder.

Día 15, el doctor Juan de Cabrera Benavides, tesorero de esta santa iglesia, fue a nombre de su cabildo a Carabayllo a recibir al señor obispo de Panamá.

Este día también los señores de la real sala del crimen ordenaron dar tormento al alférez Juan Juárez, por estar acusado de robo y aunque fue riguroso el castigo no confeso nada.

Día 16, a las 9 de la mañana, su excelencia el virrey ordeno una reunión del real acuerdo para tratar sobre los negocios en Huancavelica, estuvieron los señores hasta la 1pm ventilando, finalmente el señor virrey le dio a cada uno un papel con las 8 dificultades que faltan resolver y no muy fáciles de allanar.

Hoy doña María Magdalena de Sarmiento, esposa de don Francisco Flores muy de madrugada salió huyendo al convento de santa Clara por los malos tratos recibidos de su marido.

También como a las 2 de la tarde el señor arzobispo de la ciudad, con sus prebendados y otros muchos caballeros particulares, salieron a media legua de la ciudad a recibir al señor obispo de Panamá que viene en la carroza de su Ilustrísima, habiéndose apeado en la iglesia metropolitana fue recibido con repiques de campana, se hizo una oración y se adoro al santísimo sacramento, luego fue al palacio del señor arzobispo donde esta hospedado.

Día 17, el señor obispo de Panamá, a las 10 del día fue a pie a ver al señor virrey, que le hizo un gran recibimiento acompañado de la real audiencia y caballeros reales.

Día 18, su excelencia el virrey ordeno una reunión del real acuerdo para volver a tratar sobre los asuntos de Huancavelica, desde las 3 de la tarde estuvieron hasta la 8pm.

Hoy los señores de la real sala del crimen sentenciaron al alférez Juan Juárez por robo, lo condenaron a 2 años de galeras y 6 años de servicio en Chile, al mercader cómplice deberá pagar 10,000 pesos y 2 años de destierro fuera de la ciudad de los reyes.

Día 19, se hicieron las honras del obispo de Arequipa, en la iglesia de san Agustín con asistencia del señor arzobispo, el obispo de Panamá, su excelencia el virrey y la real audiencia, fue muy lucido y adornado de muchos versos y epigramas, predico un sermón excelente el padre maestro fray Bartolomé de Vadillo, de esta sagrada religión.

Día 20, su excelencia el virrey ordeno otra reunión del real acuerdo para tratar sobre los asuntos de Huancavelica, el que finalmente concluyo, se hizo asiento con los mineros de 4,500 quintales de azogue que se obligan a dar cada año a su majestad el Rey.

Día 21, el señor virrey hizo merced del corregimiento de Abancay a don Juan Dávalos de Ayala, caballero criollo muy benemérito.

Día 22, murió la mujer del alcalde del santo oficio de la inquisición de esta corte, acompañaron su cuerpo todos los ministros inferiores de este santo tribunal, se enterró en la iglesia de santo domingo, donde aguardaban los señores inquisidores.

Hoy se cantaron las calendas de san Juan en todos los conventos de monjas, con música y excelente repertorio.

Este mismo día por ser víspera de la fiesta en que recibirá el palio el señor arzobispo, a medio día y en la noche hubo repique general de campanas, también muchos fuegos y luminarias.

Día 23, hoy domingo el señor visitador acompaño al señor virrey y la real audiencia, bajando las escaleras de palacio para asistir a la iglesia mayor tuvo un desmayo, estuvo un buen rato sin habla, luego lo llevaron en una silla de manos a su casa.

Para la solemnidad del palio, se hicieron doseles en cada lado del evangelio del altar mayor de esta santa iglesia, en la mano derecha se sentó el señor arzobispo, en la izquierda el señor obispo de Panamá, canto la misa el pontifical, se encontraban presentes el señor virrey, la real audiencia, todos los tribunales de la corte, predico el padre provincial de la compañía de Jesús un sermón eruditísimo en la materia, después de acabada la misa con alta e inteligible voz el licenciado Diego de Morales, secretario del cabildo eclesiástico, dicto los breves y buletos de nuestro muy santo padre Urbano Octavo, nuestro Papa, el primero de ellos dirigido al señor arzobispo, que le envía el palio y la orden para que lo reciba de manos del obispo de Panamá, el segundo para los obispos con facultad y orden que se entregara después, luego el señor arzobispo se puso de rodillas delante del obispo de Panamá que se encontraba sentado en medio del altar mayor, hizo juramento de obediencia a su santidad el Papa, a la santa sede apostólica, después incontinenti el señor obispo de Panamá le dio el palio, diciendo en voz alta la oración que manda el pontifical y al instante repicaron todas las campanas de la ciudad, el señor arzobispo saco su cruz y subió al altar donde dio la bendición solemne y pontifical a todo el pueblo que se encontraba en grandísimo numero, hombres y mujeres, después entrego el palio al maestro de ceremonias que la llevo al señor virrey y los señores oidores que lo veneraron y reverenciaron, también se acerco el cabildo de la ciudad.

Hoy por la tarde los caballeros reales de esta corte regocijaron la fiesta con carreras y alcancías en la plaza mayor, el señor arzobispo y el obispo de Panamá su huésped, lo vieron desde las ventanas de su casa, el señor virrey, los señores oidores y sus esposas desde los corredores de palacio.

Día 24, fiesta de san Juan el señor virrey y la señora virreina salieron a pasear en coche a la Alameda, donde concurrió lo mejor de la corte, damas y caballeros reales, hubo mucho regocijo.

Día 25, por cartas que llegan de la ciudad de Quito en 22 días, avisan a su excelencia que a vacado en aquel distrito un repartimiento de indios, con una renta de 8,000 pesos por la muerte del señor doctor de la Fuente.

Día 26, el señor doctor don Pedro de Ortega Sotomayor, rector de esta real universidad, ordeno realizar las honras de todos los difuntos que murieron este año, con gran aparato y majestad.

Hoy salió de esta corte para nuestro gran puerto del Callao, don Antonio de Ulloa, fiscal de la real audiencia de la Plata.

Día 27, por cartas llegadas con fecha del 25 de mayo pasado, en la ciudad de la Plata traídas por correo extraordinario avisan la muerte de un mercader llamado Juan Cesar Girones, que en su testamento distribuía mas de 60,000 pesos en obras en dicha ciudad de la Plata.

Día 28, llego la nueva desde la ciudad del Cuzco que doña Usenda de Loayza, viuda de don Diego de Vargas Carbajal, también viuda de su segundo matrimonio con don Álvaro de cervantes y Carranza, se casaba por tercera vez con don Diego de Sandoval y Rojas, caballero del habito de Santiago que fue nombrado corregidor de Aymaraes.

Hoy día en la noche hubo grandes fuegos y luminarias en la plaza mayor de la ciudad, por ser víspera de san Pedro.

Día 29, fiesta de san Pedro, el señor arzobispo canto la misa pontifical en esta santa iglesia, con la asistencia del señor obispo de Panamá, el señor virrey, la real audiencia, predico el doctor Francisco Calvo, racionero de esta sagrada religión.

Día 30, fiesta de san Pablo, se celebro en la iglesia del colegio de la compañía de Jesús, asistió el obispo de Panamá, el señor virrey, la real audiencia y lo mas granado de la corte, predico el padre Francisco Guerrero.

Hoy por la tarde los señores doctores del insigne claustro de la real universidad, eligieron como su rector al doctor Juan del Campo Godoy, que luego fue con lucido acompañamiento a besar las manos del señor virrey y el visitador, que lo honro mucho y le hizo un gran agasajo.

Texto agregado el 31-08-2010, y leído por 140 visitantes. (0 votos)


Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]