La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / KARISTESE / El Cielo y Las Estrellas

 Imprimir  Recomendar
  [C:481446]

El cielo y Las estrellas


Mi mejor amigo desaprecio, todo mundo lo busca ya que es un hombre de negocios reconocido, tiene infinidad de clientes, y una empresa muy importante de finanzas, yo soy Sule y tengo 38 años Andris es mi mejor amigo, yo soy su asesora financiera, pero empecemos, haces dos días que con una mujer muy extraña, y me contó su experiencia, hace dos años que conoce a lula una fotógrafa de profesión no muy famosa, pero trata de trabajar, los dos se conocieron en una presentación de un proyecto para combatir la mala racha de economía del país, los dos iniciaron una relación, pero nada era enserio, un buen día por la noche salieron a cenar y pasaron la noche juntos, sin despedirse, el tomo sus cosas y se fue ya que su piloto lo tenia que llevar a una empresa que hay en la Antártida, en una empresa de negocios y para darse a conocer tuvo que ir el. Pero todo Salio mal, a la mitad del vuelo, al avión empezó a fallar y se estrello. En la región donde se estrello no se encontraba nadie era un área totalmente abandonada. Después de que Andris se quedo completamente inconciente, por la mañana amaneció cobijado, con una lumbre enfrente de el, se escuchaba un ruido como si alguien estuviera con un martillo, en eso el se levanta.

-perdón, ¿pero quien eres?
-me llamo miku,
-¿como?
-miku.
-tenias sangre en la cabeza, y ya te limpie.
-gracias.
-¿quieres algo de comer? – miku le ofreció un pedazo de carne de algún animal, realmente olía delicioso.
-si, ¿que es?
-es venado.

Después de una charla, llena de momentos de silencio, llego la noche, a lo cual ella lo invita a su cueva.

-tengo sueño. – dice miku.
-¿y donde duermes?
-en aquel lugar. Miku señalo una cueva oscura, era de piedra apenas cabía ella.
-¿en ese lugar? Es muy pequeño. No vamos a caber los dos.
-primero hay que probar. – dice ella.

Al llegar vieron que cabían, pero solo si estaban abrazados, fue algo incomodo, así que después de la media noche Andris se salio de la cueva, por la mañana amaneció bien tapado. Miku, por su parte buscaba que comer.

-¿como le haces para sobrevivir, en este lugar?
-pues llevo viviendo aquí desde que nací. Mis padres murieron y yo me críe sola, desde entonces me las arreglo sola.
-¿y eres la única aquí?
-si, bueno, no también me acompaña el cielo.
-¿el cielo? – pregunta el.
-si, el cielo, por la noches hablo con el cielo, y con las estrellas.
-¿a si? ¿Y de que hablas con ellas?
-pues muchas cosas, como de que es lo que pienso, si tendré algo que comer o simplemente, solo hablar.


Pasaron mas de seis meses, para que los dos se hicieran uno mismo, la cueva ya no era un obstáculo ya que los dos dormían abrazados para que no tuvieran frío. Ya entrada la noche.

-sabes, llevas aquí seis meses. – dice miku.
-¿como sabes? – pregunta Andris.
-las estrellas me lo dijeron ayer.
-a si, haber, quiero que les hables.
-OK, hola sarik, ¿estas ahí? – en eso se asoma una estrella que poco a poco se hacia mas brillante, cada vez que miku le hablaba a la estrella mas brillante se ponía,
-mira te presento a mi amigo Andris. – como signo de saludo la estrella se hizo mas grande, a lo que Andris se sorprendió.
-ajajá esta feliz, por tu presencia, dice que eres un buen muchacho.
-¿como, sabes que te dijo eso?,
-por las palpitaciones en el corazón, dice que el amor esta cerca.
-realmente es sorprendente, la vida en la cuidad donde vivo, no hay nada de eso, la gente es muy rara vive apresurada, estresada, trabaja todo el día y no se da un tiempo para respirar, y aquí, si se vive tranquilo.
-¿no extrañas lo que tenias? – le dice miku.
-pues a veces, aunque ya me acostumbré. Antes tenía una cama, comida, un celular, una computadora.
-¿que es celular?
El se quedo callado. A lo que respondió, - pues es una aparato electrónico para comunicarse, es cuadrado tiene números.
-no me lo imagino.


Hicieron de una cabaña pequeña a una mas grande con palos y piedras para poder dormir cómodos, esa misma noche al entrar a la choza, los dos hicieron el amor, se dieron su primer beso, Andris trató con todo respeto a miku los dos se fueron quitando la ropa, el toco sus pequeños pechos, los acaricio, tocó sus oscuros y excitados pezones, ella no sabia que hacer ya que nunca había estado con un hombre, el puso la mano de ella en el pecho de el, ella recorrió todo su pecho, Andris la cargo y la llevo a la que era su cama, la beso toda de los pies a cabeza, introdujo su pene en su muy suave vagina y ella sintió “rico” y por inercia ella pedía mas y por supuesto que gritaba de placer, hasta llegar al orgasmo.

Por la mañana el ya estaba preparando el desayuno. Ella salio de la choza.

-¿hola, como amaneciste? - pregunta el.
-bien - con la cabeza agachada.
-pero, ¿por que es cara?
-es que me da pena. – dice miku.
-pero que no te de pena es algo normal, entre dos personas.
-es que me dolió.
-no te apures – dice el. – es algo normal.
-sentí algo raro en mis piernas como si explotara.
-sentiste un orgasmo, es algo normal. – y la abrazó.

A los dos meses le empezó a crecer el vientre a miku estaba embarazada, de Andris, miku empezó a entender que estaba enamorada y que estaba esperando a su primer hijo, por su parte Andris, estaba preocupado ya que venia en camino un bebe, y necesitaba cuidados. Vivieron los mejores meses de su vida, cuando llego la hora de que naciera su primer hijo, fue en la noche, y de la nada salieron estrellas en el cielo que conforme ella gritaba mas, las estrellas que hacían mas grandes y brillaban mas, cuando por fin se escucharon los primeros llantos de una varón, un sano varón, su nombre sarik igual que su estrella favorita. Al paso se los meses las salud de miku empeoro y por desgracia murió.

-me siento muy mal. – dice miku.
-no por favor no te mueras. Resiste.
-veo una luz blanca, que me llena de paz.
-no cierres tus ojos.
-mira, este collar me lo dio mi mama entes de morir y me dijo que cuando viera la luz se lo diera a alguien que yo amara.


Cuando Andris recibió el collar miku murió. Andris le hizo una tumba y la enterró, le rezó, a los pocos meses se dio cuenta que no se podía quedar en ese lugar, así que tomo sus cosas y se fue, dejando el cuerpo de su querida amada. Del frío se desmayó y unos exploradores lo rescataron llevándolo al pueblo que se localizaba cerca de ese lugar, al recobrar la conciencia tomo a su hijo y se fue a la cuidad, al llegar a mi casa y me contó su bella historia, lula la chica que años antes había dejado sola sin explicación había muerto en el parto de el que era su hijo, el niño se encontraba en un orfanato a donde fue por el y lo adoptó.

Ahora Andris ve crecer a sus dos hijos, les dio lo mejor, y el, todas la noches sale a platicar con el cielo y las estrellas.



Texto agregado el 05-07-2011, y leído por 200 visitantes. (2 votos)


Lectores Opinan
2012-01-28 16:44:17 Estoy super encarretada con tus textos... Definiticamente mis estrellas para ti y todas tus letras. Un abrazo muy sentido y bendiciones desde Colombia. arcangel_solar88
2011-07-05 03:35:54 Muy bueno glori
2011-07-05 02:46:58 me encanto, felicitaciones moo
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]