La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / glori / Conflicto

 Imprimir  Recomendar
  [C:485299]

Soy una persona bastante extraña y solitaria que a veces busca refugio en su fobia social para evitar males mayores. Siento gran temor a relacionarme con la gente. Además he notado que mi mayor problema no es mi imposibilidad para tener amigos, sino que descubran quién soy. Esto es triste, porque durante mucho tiempo ni yo mismo lo supe bien, y aún ahora, a veces me cuesta entenderme, y me asaltan permanentes dudas: ¿Acaso alguien puede llegar a conocerse realmente?
Bueno, este padecimiento afectó las escasas relaciones que tuve en mi vida. Al principio no tenía la menor idea de lo que pasaba, pero un día comencé a preguntarme qué era lo que tanto quería ocultar, y al descubrirlo, me volví aún más reservado. Por supuesto, durante largos períodos lograba cierta “normalidad”, aunque indefectiblemente regresaba a mi personalidad atípica. Muchas veces me ilusioné creyendo que podía cambiar y que mis esfuerzos comenzaban a dar resultados, pero era n solo ilusiones. Mi patología siempre volvía a manifestarse. Pronto empecé a odiarme porque era incapaz de controlar mis impulsos, y no podía resignarme a ser una persona diferente a las demás. Me topé con gente bastante perceptiva, que a pesar de que yo no hablaba de mí mismo, especulaba sobre cuales podían ser mis dificultades, y muchos hasta intentaron ayudarme, pero yo no soportaba que indagaran sobre mis cuestiones personales. Lo único que lograron en realidad, fue que me apartara de todos ellos de inmediato.
Durante años, deambulé por terapias de todo tipo, y hasta participé en algunos grupos de autoayuda, que por supuesto, fueron un total fracaso.
Hubo un tiempo en el que dejé de cuestionarme. De esa manera pude sobrellevar mi trastorno mucho mejor, aunque nunca estuve en verdad muy convencido, porque no podía dejar de notar que las personas se veían perjudicadas por mi conducta, y eso me hacía sentir culpable.
Últimamente estoy bastante mejor. He optado por aceptar mi naturaleza, si bien me puse ciertos límites.
Intento socializar un poco, pero eso sí, los días de luna llena viajo lo más lejos posible de mi domicilio; no deseo cenarme a algún conocido, nunca más.

Texto agregado el 07-09-2011, y leído por 328 visitantes. (14 votos)


Lectores Opinan
2011-09-27 22:40:50 pobre lobo , con un hombre a su lado si que es dificil polodislates
2011-09-16 20:17:32 ese toque final sorpresivo en realidad es muy parecido a la vida real, jeje, sludos d ramen
2011-09-16 20:12:07 Muy buena expresión del sentimiento que ocupa a ese "extraño y solitario", un gusto =D mis cariños dulce-quimera
2011-09-15 20:28:14 Je, je, buen cierre. Quién sabe quizás el resto fueran igual y el problema era que él tenía escrúpulos con los conocidos. Egon
2011-09-12 17:57:58 Muy bueno, la verdad ya me estaba haciendo algunas ideas locas, jejejeje, quedé encantado. Gracias por compartirlo koinonia
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]