La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / KARISTESE / el préstamo.

 Imprimir  Recomendar
  [C:492831]

El préstamo.

-buenos días, ¿se puede? - dice Daniel.
-claro adelante.
-¿usted es el señor Ramiro Fuentes?
-claro, soy yo.
-y para que soy bueno. – dice Daniel.
-quiero que siga a mi esposa, y que me traiga fotos de ella con su amante.
-¿de su esposa?
-si, ella me engaña, y quiero las fotos, usted me cumple con el trabajo y yo le hago efectivo es préstamo. – dice Ramiro.
-OK, déme estos dos días, y yo le entrego las fotos.

Daniel salio de la oficina de Ramiro fuetes y se dirigió a la casa de su socio Joan, para platicarle se su nuevo negocio.

-anda súbete. – dice Daniel
-me acaban de robar mi cartera y el celular. – dice Joan
-eres un ex policía ¿y no sabes defenderte?
-¡traían pistola! Y que pasa, ¿para que me querías ver en domingo?
-conseguí trabajo para los dos. – dice Daniel.
-¿de que?
-un hombre me pidió que le investigara sobre su esposa, según el dice que su esposa lo engaña.
-ahora vamos a seguir a mujeres, que les gusta ponerle con otros. – dice Joan
-oye mas respeto, es una dama.
-¿dama? ¡Si le pone los cuernos con otros!


Llegaron a un restaurante en el pueblo, cuando ella entro al lugar se sentó en una de las mesas que están a lado de la ventana cuando se dispuso a cenar sin la compañía de nadie, terminó sola y se fue sola.
La siguieron hasta la casa donde vive Ramiro f
Fuentes, se bajó cerró su carro y no pasó nada mas. Por la mañana Daniel fue con Ramiro para decirle que su esposa en ningún momento lo engaña que no tiene ni una sola foto que demuestre lo contrario.

-¿es todo lo que me tiene? – dice Ramiro.
-disculpe pero su esposa llegó al restaurante y nunca estuvo acompañada de alguien.
-mire, yo estoy seguro de que ella me engaña, quiero esas fotos o sino no hay préstamo.
-OK, déme esta semana para traerle esas evidencias.


Daniel salio de la oficina de Ramiro y fue a ver a su socio a su casa, para ir a seguir a la mujer.

-a donde vamos ahora.
-vamos a seguirla.
-¿que? OK, y se puede saber como se llama la mujer.
-Melinda, así se llama, y vamos a seguirla.

Llegaron a un parque que esta al norte del pueblo, ella entro al lugar a conocer. Iba sola no había nadie con ella, empezaron a seguirla pero ella se dio cuenta. Y ella atacó a Daniel con un “pica pica” en los ojos.

-¡que le pasa! – dice Melinda - ¡por que me sigue!
-perdón, su esposo nos mando. – dice Daniel.
-a, ¡perdón!, venga siéntese aquí, y enjuáguese en la fuente, ¿los mando Ramiro?
-si, el nos mando a seguirla, dice que usted lo engaña.
-por favor háblame de tu. – dice ella.
-OK, dice tu lo engañas.
-no, lo engaño simplemente que eso es lo que yo le cuento a el.
-¿como dice? - pregunta Joan.
-si, Ramiro es masoquista, esta diagnosticado, y una vez el me pidió que lo engañara, solo lo hice una vez, pero después le empecé a contar que lo engañaba cuando no es cierto, tiene mas de tres años que no lo engaño con nadie.
-¿pero por que sigue con el? – pregunta Joan.
-no lo se, a el le excita que le cuente que me acuesto con otros hombres, el disfruta escuchar mis relatos que en realidad son falsos.

Melinda se fue a su casa, y le propuso un trato a su socio, para poder obtener el préstamo, así que se quedaron de ver con Melinda en casa de Joan, ella llego a la hora muy puntal la hicieron pasar le dijeron que tenían que construir unas pruebas, para que su esposo les pagara sobre el trabajo y ella poder seguir con el, a si que ella paso al cuarto de Joan, donde ella se quitó la ropa al igual que Joan mientras Daniel estaba enfrente cuando los dos en el cuarto empezaron a fingir que mantenían relaciones sexuales, las fotos estaba ya tomadas, cuando al día siguiente ella fue a buscar a Daniel a su casa por la noche para pasar la noche con el.

-buenas noches – dice Melinda.
-si, pásale.
-perdón, ¿ya estabas dormido?
-no, lo que pasa es que me gusta tocar la guitarra a oscuras.
-a bien.
-y dime que te trae por aquí. – dice Daniel.
-¿y le llevaste las fotos a Ramiro?
-no, será el día de mañana.
-¿y eres soltero?
-soy divorciado.
-y cuanto llevas solo.
-¿a donde quieres llegar?
-¿quiero que me hagas el amor? – dice ella.
-¿como?
-si lo necesito Ramiro ya no me toca, y yo necesito de un hombre.

Y sin pensar, Daniel la tomo y se la llevo al suelo donde hicieron el amor. Por la mañana la casa estaba limpia. Cuando el se vistió y fue a la oficina de Ramiro para entregarle las fotos.

-buenos días. – dice Daniel.
-que tal – dice Ramiro.
-aquí esta lo que me pidió.
-si claro.
-mire señor usted pensó que no me iba a dar cuenta, lo investigue y vi que usted tiene un socio y es el mismo de las fotos, a si que usted construyó las pruebas, así que no hay dinero retírese de mi oficina.
-sabe que, huela mis dedos, mire huelen a ella, o que ya no se acuerda a huele su mujer. La noche de ayer la hice mía, le hice el amor tres veces en la noche y grita como loca, solo pedía más y más. Gime como una mujer excitante, su lunar que tiene en la cadera y ese tatuaje en su entre pierna, y se depila en forma de triangulo.
-¿que esta diciendo?
-que me acosté con su esposa, y quiero mi dinero.
-bien - y Ramiro firmo los papeles.
-gracias, me retiro. – antes de llegar al elevador, Daniel se dio cuanta de que faltaba un papel por firmar y se regresó. - oiga le fal… - y se asomo a la ventana y Ramiro estaba en el piso, se había tirado.


Sin pensar salio a buscar a su socio para contarle, por la noche Daniel fue a buscar a Melinda para darle el sentido pésame.

-hola – dice Daniel.
-hola.
-solo vine a darte el sentido pésame.
-si, tengo visitas… tengo que entrar.
-si lo se, nos podemos ver mañana.
-no lo se, yo te hablo.

Pasaron dos meses sin que los dos se vieran, Daniel cobro el dinero pero no lo guardo en el banco, lo guardó en un cofre en su casa cuando de pronto apareció Melinda, y de nuevo tuvieron relaciones sexuales. Por la mañana Daniel se despertó y buscó a Melinda pero no la encontró, lo único que si encontró fue una nota que decía”te dejo tu casa bien limpia, me encantó lo que hicimos ayer en la noche eres fenomenal, pero sabes que ve a verle la cara a otra a mi no. me llevo el dinero de mi esposo, y solo te digo que mejor ponte a trabajar y el préstamo no se dio.” De inmediato Daniel le hablo a Joan para comunicarle lo que paso.

-¿que pasa?
-Melinda se llevo el dinero. – dice Daniel por el teléfono.
-¿que dices? ¿Pero por que?
-ayer hice el amor con ella.
-no, sabes que no me importa lo que hiciste con ella ni cuantas veces estuvieron juntos lo que importa es que ella se llevó el dinero. No espera, ¿ella sabia del préstamo?
-no, nunca le dije, lo único que ella sabia era que su esposo me contrató para seguirla, y que yo quería que el me pagara por mi trabajo, pero nunca le dije que necesitaba dinero.
-te pasas, ahora que vamos a hacer. – dice Joan.
-pues solo trabajar, para obtener ese dinero.
-tenemos que buscarla.
-no me digas ¿buscarla? Y donde. . dice Joan
-por la noche me levanté y le saque una foto a su identificación, y se todo sobre ella, numero de tarjetas, se todo.
-a la fuerza quieres el dinero, o mas bien quieres verla a ella para tener sexo.
-te importa poco, me acompañas si o no.
-bien, ¿en donde nos vemos?
-en la tienda de don Lucas, hoy a la 12:00 am.
-OK, ahí nos vemos.


Los dos llegaron a la tienda de don Lucas y se fueron al aeropuerto, donde la vieron tomar un avión hicieron todo lo posible, por buscar un boleto, pero el avión estaba por despegar cuando ellos se acercaron a ver si había otros horarios, el avión explotó en el aire fue tan grande el golpe, que los vidrios de la sala de espera del aeropuerto se rompieron las alarmas sonaron y todo el mundo estaba consternado, sin decir nada mas los dos se fueron del lugar, al paso del los días Daniel investigo y logró saquearle las cuentas del banco la dejó en ceros no había quien reclamara el dinero, ella murió en ese accidente, cuando el entró al banco a guardar ese dinero entraron unos rateros y secuestraron el banco y uno de los rateros pidió que todo el dinero de las cuentas que en ese momento se estaban manejando se transfirieran a otra cuenta, después de ese asalto Daniel de nuevo perdió su préstamo, por mas que pidió que se le reembolsara ese dinero nunca le hizo caso el banco. El banco cerro sus puertas por una banca rota y Daniel se quedo sin tener sus noches de pasión con Melinda y sin su préstamo.


Texto agregado el 24-01-2012, y leído por 210 visitantes. (3 votos)


Lectores Opinan
2012-01-28 22:08:11 Como es la vida se quedo sin el pan y sin el queso... El dinero y el sexo fueron el abismo carnal que los llevaron a un fracaso inminente. arcangel_solar88
2012-01-24 18:19:44 Prestamo mas dificultoso de obtener. Me gusto. esclavo_moderno
2012-01-24 04:43:49 Parece un prestamo del Banco Mundial que nunca llega a destino. azucenami
2012-01-24 03:34:46 Vaya suerte la ese Danielito, jejeje, la historia es estupenda amiga, me encanta, todo lo manejas muy bien, me gustaría ver tu trabajo en calidad de excelente con los acentos faltantes******** jagomez
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]