La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / zorin / LA ESCUELA NACIONAL DE BELLAS ARTES

 Imprimir  Recomendar
  [C:506963]

Cuando toda manifestación artística era ahogada por la estrechez del ambiente, la gran falta de horizontes para los que sentían en si una fuerte inquietud espiritual, surgió mediante el esfuerzo de un pequeño grupo de intelectuales y artistas la Escuela Nacional de Bellas Artes, que emerge de los viejos claustros del convento de las recogidas, al hablar de esta escuela no puede silenciarse el nombre del insigne pintor Limeño Enrique Domingo Barreda, que fue quien planteo con admirable elocuencia la necesidad de crear un templo donde se rindiera culto a la belleza en su mas noble amplitud.

El ambiente en que se funda la escuela estuvo cargado de pesimismo, debido a que muchas veces otros intentos habían fracasado, es así que la prensa mueve con vigorosos artículos y consiente de la gran labor educadora que se promovería, don Alberto Jochamovitz quien era un gran admirador de la obra de Daniel Hernández escribe desde las columnas de “el mercurio peruano”
“esta escuela debe desarrollarse para que no sea como las que la antecedieron, en ella germinaran talentos que formaran el arte nacional, iniciada con fines elevados no degenere por obra de los políticos, de los presupuestos o de las intrigas de los “del oficio”, creemos al igual que todos los que visitan la romántica casona del colegio Real, que ningún local hubiera sido tan apropiado para el fin que se buscaba como el antiguo convento de las recogidas, la que esta en medio de jardines primorosamente cuidados, que dan a la estancia singular ambiente de serenidad y ascetismo, se yerguen como mudas reliquias los modelos de escultura clásica que adornan el claustro, donde el reposo de inmortalidad que el tiempo a formado, surgen como símbolos de una religión profundamente misteriosa e inmensamente sublime para los ojos profanos, la belleza mitológica de la “Venus de cirinea” la perfección arrobadora del lanzador de disco, la maravillosa expresión de Moisés obra de Miguel Angel, hermosas replicas que constituyen una poderosa lección objetiva, gentil obsequio de un Peruano amante de la belleza y del adelanto cultural”

EL MAESTRO HERNANDEZ

Como en todas las grandes obras, las grandes transformaciones y todo aquello que va a ser destinado a ser el patrimonio de un pueblo, es una labor lenta y dificultosa, muchas veces se ara en un terreno no cultivado, pero es ahí donde surge la figura apostólica del maestro Daniel Hernández, quien desde la dirección sabe enfilar el rumbo de la naciente institución, contra la indiferencia del medio que aun no podía vislumbrar la magnitud de la obra.

Daniel Hernández nació en Huancavelica el 1 de agosto de 1850, muy joven vino a Lima donde se dedico al estudio del arte, bajo la dirección de don Leonardo Barbieri, en 1873 viaja a París a continuar sus estudios enviado por el gobierno, que también le concede una pensión de la cual solo recibió la primera mensualidad, estando en París sigue el consejo de Ignacio Merino y se dirige a Roma, donde habito 11 años estudiando en una academia y pintando cuadros de genero que luego vendía en su mayor parte a comerciantes Franceses, al adquirir mayor notabilidad ingresa en el taller del artista Español Lorenzo Valles, con quien adelanta notablemente su educación, a este periodo de su vida pertenece el cuadro titulado "saltimbanquis egipcios” en 1885 regreso a París y de esta ciudad hizo su residencia, también viajo por España, Suiza y Bélgica, de sus cuadros con temas Franceses los mas conocidos son los que representan escenas del consulado y del imperio, algunos de los títulos de sus cuadros son los siguientes:

"el beso del amante" "el compromiso" "la toilette" "dejando la iglesia" "el baile" "presentación en la corte" " paseo en el parque fontainebleau"

El siguiente periodo incluye:

"el canto de la posada" "patinado" "la sonata de gretry" "el arpista" "la danza del chal" "la bella modelo"

Muchos de los cuadros de Hernández fueron exhibidos en el salón de París, como por ejemplo "al calor del hogar” en 1893, "el baño" en 1894, "el valle de engelberg" en 1895, su mas notable producción fue "perezosa" que gano un premio en la exposición de 1899, por otro de mayor amplitud titulado "amor cruel" mereció un segundo premio en la exposición universal de París, el año 1900 fue nombrado caballero en la legión de honor, sus cuadros también figuran honrosamente en diversas exposiciones de Madrid, Barcelona, Montecarlo, Múnich y Budapest donde obtuvo premios en las 2 primeras; en 1912 viaja a Montevideo y Buenos Aires, regresando luego a Roma y París donde paso los duros años de la primera guerra mundial, en 1918 bajo la presidencia del doctor José Pardo y Barreda regresa a la patria para establecer la escuela de bellas artes, que abrió su ciclo de enseñanzas el 15 de abril de 1919.




MANUEL PIQUERAS COTOLI

Fue el principal colaborador del maestro Hernández en la difícil tarea de organizar la escuela, siendo de origen español y un celebre y prestigioso escultor Piqueras se hallaba contratado por el gobierno de Italia, después de haber obtenido el gran premio de Roma que le fue otorgado por unanimidad de votos, entre los 30 opositores que se presentaron al concurso, estando allí le llega la propuesta de venir al Perú y el acepta, para que con su calidad y celo fuera a la vez el mas fuerte sostén de la naciente institución.
Piqueras es un artista de vocación grandemente culto y enamorado de su arte, fue junto con Hernández la columna básica de la escuela nacional de bellas artes, que se funda bajo los mas nobles y elevados auspicios, Manuel Piqueras fue el creador del estilo "neo peruano" verdadera iniciación del arte nacional, aumentando el merito su calidad de extranjero que inspirándose en motivos indígenas supo plasmar muy pronto su fecunda inspiración, que se manifestó en la fachada de la escuela(1) y mas tarde en su incomprendida obra maestra que fue el pabellón del Perú en la exposición de Sevilla, en ella Piqueras demostró su enorme valía y su vigorosa perfilada personalidad.

Don Enrique Domingo Barreda, que además de excelente pintor era un critico artístico, al referirse a Piqueras consigna un elocuente juicio del maestro, "en el lo define como un escultor de gran fuerza, modela admirablemente y dibuja como pocos escultores, sabe trabajar el mármol, conoce perfectamente la fundición, pudiendo montar y dirigir un taller, también cincela en una palabra no hay técnica ni parte del oficio que le sea desconocido".

LOS PROFESORES

Los que se pueden contar como fundadores de este centro de perfeccionamiento, además de Hernández y de Piqueras mencionaremos a los siguientes:

Guillermo Salinas Cossío nombrado el 4 de enero de 1919
Raúl Rebagliati nombrado el 8 de marzo de 1919
Juan Thol nombrado el 22 de marzo de 1919
Rafael Marquina nombrado el 22 de marzo de 1919
José A de Izcue nombrado el 25 de octubre de 1919
El doctor José Sabogal nombrado el 3 de abril de 1920

El 23 de octubre de 1932 dejo de existir el egregio mentor y maestro don Daniel Hernández, el vacio que dejo en los claustros en la que perfilo su personalidad como apóstol y guía fue muy grande, pocos artistas como el cuya honrosa y triunfal carrera en el viejo mundo lo preparo para la gran misión que la patria le confirió.
En noviembre de 1932 fue nombrado director en forma provisional el profesor José Sabogal, maestro que se encontraba contratado casi desde la fundación de la escuela y su nombramiento definitivo como director fue por resolución suprema el 21 de junio de 1933; el profesor Sabogal fue un digno continuador de la obra del maestro Hernández, por su fuerte personalidad y amante de la riqueza autóctona.

La vieja casona conventual seguirá siendo el refugio espiritual de cuantos sienten en si el aletear del ensueño y del ideal, en el reposo que brinda germinaran sus mas bellas ensoñaciones dejando suelta la imaginación y el ansia de mas amplitud, que solo es posible hallar en los planos elevados de lo sublime, nosotros los moradores de esta ciudad de Lima contemplaremos siempre los muros de la escuela nacional de bellas artes, con sus ornamentos hechos a base de reminiscencias incaicas, queriendo descifrar los signos hechos por manos sabias, pararnos y a hacer un alto e ingresar a sus interiores donde otros seres que tienen el privilegio de poder soñar se hallan describiendo para nuestros ojos humildes, tesoros de belleza, aquella que casi esta vedado para este pueblo casi sumido en la ignorancia, hasta que no haya mayor amplitud y un mayor acercamiento hacia esa fuente inagotable de belleza que es el “Arte”.

(1) inspirándose en motivos y ornamentos peruanos, el escultor español Manuel Piqueras proyecto la hermosa fachada de la escuela nacional de bellas artes.


Texto agregado el 25-09-2012, y leído por 140 visitantes. (1 voto)


Lectores Opinan
2012-09-25 21:50:31 Viva Peru y su bien ciementada cultura. Gracias amigo por ilustrarme un poco. Un abrazo!!!! 5* agradecidas yar
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]