La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / franexpulsado / Moneda al aire

 Imprimir  Recomendar
  [C:527587]


MONEDA AL AIRE

Bueno, estoy acá esperando y decirme a mí mismo las siguientes palabras, aunque terminen en las manos de alguien o no, esta carta es tan solo un pretexto (por decirlo de alguna forma) para dejar correr un poco de tiempo. Supongo que todo se hubiese resuelto de un modo más rápido y eficaz si ya hubiese tomado la decisión, pero no, la tome a medias, de no ser así, no llevaría conmigo una moneda en el bolsillo derecho.
Quiero dejar a la suerte mi destino, bien, cabe mencionar que no creo en el destino, carece de sentido creer que de alguna forma todo está escrito y predeterminado, es tan irracional como creer en dios o creer en la mala suerte tras la ruptura de un espejo, tan delirante como frenarse paralizado por el pánico producido por un gato negro que se cruzó en nuestro trayecto, en definitiva, creer en el destino seria vivir en un mundo de fantasía, pero en circunstancias como estas se podría usar esta palabra, momentos en las que solo hay dos caminos, mejor dicho tan solo uno, y la cuestión está en continuarlo o abandonarlo.
No es mi intención usar este escrito como medio de despedida (ya que no lo sé aun), tampoco dejar en mis familiares y amigos un mensaje, un recuerdo, una enseñanza ni mucho menos, en ese caso hubiese sido entregada a mano o depositada en un lugar accesible para que algún allegado la encontrase, por eso mismo sea cual fuese mi suerte después de terminarla, antes de poner final a la misma y marcar el punto final a la vida( o no), dejare el papel volar. ¡que vuele y que vuele! por este fuerte viento que violentamente se entretiene con mi pelo, y espero realmente que alguien la encuentre tirada en la calle, o entre las ramas de un árbol, mojada en el cordón, abandonada, o también puede ser que nadie la encuentre y se desintegre con el paso del tiempo y termine sin ser leída en un tacho de basura, pero sea cual sea su suerte tan solo espero que sea hallada por algún ser humano que al menos disponga del interés para leerla, y no que lea un renglón y la haga pedazos, alguien con un poco de materia gris en uso o grandes sentimiento, alguien que la tome a la ligera pero que de alguna forma sienta algún tipo de vínculo, o tan solo que le sea causante de algún digno sentimiento, en lo posible un sentimiento que logre aferrarlo a los aspectos y las cosas más queridas de su vida, pero bueno, sé que estoy pidiendo demasiado y si es que no termina desgarrada por un pájaro y formando parte de su nido ( cosa que pensándolo ahora bien, la idea no me disgusta demasiado), espero que esta carta sea tan solo leída, leída y nada más
.
En estos momentos la noche esta agradable ¿Por qué no contar como está la noche?, sopla un viento fuerte y frió, pero justamente por eso mismo me parece magnifica, no hay una sola nube en el cielo, las estrellas brillan con luz gloriosa y arrolladora, se ven más hermosas que nunca y son mejor dicho, ellas mismas la hermosura. ¿Por qué será que justamente ahora que les presto más atención que nunca? Ahora, mientras tanto hecho un ojo a los autos que vienen y van, cada uno carga un mundito, o dos, tres o más, y dudo que algún ojo detecte mi presencia, ya que arriba de este puente se encuentra todo muy oscuro, pero por si acaso me encuentro bien oculto en el tramo lateral.
No quiero que crean que este esta carta no es más que un derrochar tristeza, que un llanto prolongado renglón tras renglón, claro que no, no lo es, y puede o no ser como dije anteriormente una despedida.
Es extraño pero cuando proyecte esta escena en mi cabeza creí que reviviría muchísimos recuerdos, tantos alegres como nostálgicos, creí que recordaría momentos en los cuales reí y me regocije junto a la vida, como también supuse que pensaría exclusivamente en ciertas personas que a lo largo de los años me produjeron desagrado, ciertos dolores y fastidio y también en las cuales ame con un fuego intenso, un fuego que como todo fuego, luego dejo tan solo repulsivas cenizas, pero no, mi idea estaba errónea, no pienso ni recuerdo nada de lo que imagine, tan solo rostros fugaces en este mismo instante, y tan solo por escribir lo que me parecía que sucedería al encontrarme en esta situación, más bien escribo estas palabras como un autómata, mientras que por momentos paro para observar las aguas del rió, en las que débilmente se refleja la pálida luz luna, alumbrando como una gigante lámpara plateada la ciudad, los hombres, y todo ser vivo que recorre este suelo.
Desearía...no lo sé con certeza, pero quisiera ahora mismo abrazar y besar a un perro callejero(es curioso las imágenes que se me cruzan por la cabeza) también nadar a solas en algún lago olvidado, beber sentado en una barra, pero beber sin control, en grandes cantidades y terminar sin razon, luego ser despertado por el cantar de los gorriones y el sol de mediodía , soñar nuevamente esos mismos sueños de años pasados, sentir esta vida de una manera más dulce, ser yo mismo más dulce y así percibir mis sentimientos, verme reflejado una vez más en tus ojos y besar por primera vez tu sexo, y reír, si, sobre todas las cosas reír, sin duda el más importante de mis deseos.
Que bello y accesible parecen estos deseos que aparentemente creo que quiero, quiero pero aparentemente no puedo, y si pudiese, seria con un esfuerzo sobre humano, y entonces, en definitiva, de esa manera no valdría la pena ni el desgaste del intento.
En fin, quiero concluir haciendo una referencia a lo que suele acontecer a hechos como este. Primero que todo, a uno lo estiman más de lo que lo hicieron en vida, y con esto no estoy reprochando nada, no, en absoluto, al menos no conscientemente, segundo, suele suceder que llegan las culpas, por aquel desprecio que pareció pasar inadvertido pero ahora revive con una inmensa fuerza en la cabeza de quienes rodearon a la persona ya inexistente, también nacen lastimas e impotencia. En caso de que esto ocurra, yo quiero decir, quiero dictar, que nadie por mi debería sentir tales sentimientos,(o al menos no martirizarse con ellos) estoy más que agradecido con todos aquellos por los cuales recibí y di cariño, no hay necesidad de nombres, ellos saben muy bien quienes son.
Bueno, sin más preámbulos, esto ha llegado a su fin, basta de tantas palabras, supongo que la falta de adrenalina, la carencia de nervios solo significan una cosa, y creo que sé lo que es, será que esta vez, me siento decidido por vez primera, claro, decidido de cierta forma, ya que ahora mismo sostengo en mi mano izquierda la moneda, ya con ganas y curiosidad de lanzarla, la moneda al aire hablara, y dejo mi vida en su cara, mi muerte en su cruz . Oficialmente doy mi carta por finalizada y tal vez también a mi existencia, cincuenta y cincuenta, quizás por falta de valor, o quizás como un buen pretexto psicológico de un nuevo y buen comienzo.
Adiós para siempre amores de este mundo, y si no es así, le daré la cara a la vida, aunque cueste horrores, y si es que así resulta les veré la cara a todos como siempre y nunca se enteraran de este escrito sobre el puente, de este viento frió de incertidumbre, de esta noche estrellada, de esta moneda al aire que marca un principio o un final ¡que la moneda hable!, ¡que la moneda dance en la noche! ....Y que sentencie o purifique.




Jueves 22 de agosto del 2013

Texto agregado el 23-08-2013, y leído por 181 visitantes. (2 votos)


Lectores Opinan
2013-08-24 05:51:08 Una perfecta expresión. Albur de vida. Solo_Agua
2013-08-23 22:25:40 Tal vez en esa noche agradable, un viento fuerte y frio arrastre la moneda en el aire y la arroje al rio. Así quedarás solo con tu decisión. Saludos por ahí. HGiordan
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]