La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / KARISTESE / De corazón parte 8

 Imprimir  Recomendar
  [C:537188]

De corazón parte 8

Al día siguiente recibí una gran sorpresa.
-buenos días joven – dice una de mis trabajadoras.
- tome asiento – dice otra. Lo que me perece extraño es tanta amabilidad por parte de todas mis trabajadoras. Salí de mi oficina y me encontré con él.
-quiero que un corte de pelo, afeitar y creo que es todo
-¡¡¡no!!! – dije y todas mis trabajadoras me voltearon a mirar. Pues no se puede hacer todo lo que quiere porque ese es su atractivo visual.
-¡¡oh!! Y que consejo me puede dar – dice el ateo.
-si quiere yo lo atiendo – dice Karla.
-no, no, no. Yo quiero que me atienda la dueña de este lugar.
-ok, déjenlo yo lo atiendo – dije nada sufrida.
-¡oh! Tendré el privilegio – dijo él.
-¿y que es lo que quieres que te haga?
-lo que sea pero hazme algo. – todas mis trabajadoras pusieron cara de sorpresa que un hombre fuera así conmigo. Atrás de la estética tengo una terraza cubierta de ventanas donde atiendo a clientes exclusivos y me lo llevé a ese lugar pero solo para atenderlo bien y no ponerme nerviosa por mis trabajadoras.
-a mira nada más. Me llevas hasta atrás. ¿Pero que es este lugar?
-en este lugar atiendo pues…. a mis amistades.
-oh! ¡Tengo el privilegio de ser tu amigo! – se burla.
-quiero pedirte una disculpa por la manera en la que te hable ayer.
-olvídalo, lo importante es que si me diste las gracias en esa nota
-buen es lo mínimo que podía decir. – dije.
-¿aceptarías una salida a cenar conmigo, bella dama?
-está bien – dije después de pensar largo tiempo.
Salimos a cenar a un restaurant común solo para pasarla bien un rato. Dentro de todo creo que él no es tan malo como yo lo pensaba. Me llevó a mi casa para por fin descansar, y toda la noche no dejó de insistir.
-dame solo una oportunidad para conquistarte. Déjame conocerte y que tú me conozcas. Prometo dejar todo esto de religión de lado. Si no te gusta pues me lo dices y me voy. Pero dame solo una oportunidad para llegar a tu corazón.
-no sé. No estoy segura. He estado sola muchos años, suena difícil pero nunca un hombre ha estado conmigo.
-bueno pues todavía más afortunado soy de ser el primer hombre en tu vida.
-está bien – dije después de un suspiro

Y se acercó poco a poco a mí, sus labios rosaron con los míos. Y sentí como el respiraba lento, sus manos tocaban mi espalada. Respondí al beso como se supone que debe hacer una dama en esas circunstancias.

Continuara…












Texto agregado el 13-02-2014, y leído por 64 visitantes. (1 voto)


Lectores Opinan
2014-04-24 04:12:31 Ayyyy,por fin ¡¡¡¡Qué lindo!!!! ***** Victoria 6236013
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]