La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / joeblisouto / fanaticadas...

 Imprimir  Recomendar
  [C:544355]

ayer perdió Brasil el mundial de futbol... me dio vergüenza ajena... aun siento los goles que entraban como navajas en mi corazón... y el llanto que brotaba desde el fondo de mi alma... ¿porqué debo llorar?... pero seguía llorando y llorando... y pensar que no soy brasileño ni tengo ni amigos ni enemigos, ni familiares ni siquiera por internet... pero, el corazón suele ser un ente extraño para mí... decide por cuenta propia a quien amar o no... al verme así y entender su independencia, decidí arrancármelo... cogí un puñal y lo clavé en mi pecho... allí estaba el maldito... sangrando, llorando como un niño... lo arranqué y empecé a dormir o morir como suele suceder... pero, cuando uno escribe cosas, como que la inmortalidad está en tus manos... así que decidí seguir con vida, pero sin corazón... acaso, ¿alguien puede impedirme ser dios en este mundo de papel o virtual?...
seguí con mi vida sin corazón... nada podía afectarme... pero, tampoco podía amar algo... tan solo existía así como las plantas y los animales... dejé de querer algo, de buscar respuestas, nada... tan solo existía bajo toneladas de sueños y realidades... ni siquiera volví a encontrar pasión... nada, nada... por lo tanto, a tener una vida llena de dolor y alegrías, o no tenerla, tuve que volver a mis raíces y buscar un corazón...
encendí la computadora y en google busqué un corazón... lo encontré por muy poco precio... fui a la dirección y toqué la puerta... una mujer muy alta y de anchas caderas me esperaba... me hizo pasar y me pidió que me sentara y esperara... me senté y esperé... pasaron las horas, pero no sentía nada, ni siquiera aburrimiento... vino la tarde, la noche, el hambre, el día, el otro día y los días y meses hasta que una tarde muy especial donde el cielo parecía hablarme, cerré los ojos y quedé dormido...
cuando los abrí, estaba sentado frente a una televisión, mirando un partido de futbol... era argentina contra Holanda... y extrañamente sentí un palpito inmenso dentro de mí... toqué mi pecho y allí estaba mi corazón... palpitando porque gane la argentina... volví a sufrir, llorar, amar, como todo ser que respira...

Texto agregado el 09-07-2014, y leído por 83 visitantes. (0 votos)


Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]