La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / franexpulsado / Reflexiones (quinta parte)

 Imprimir  Recomendar
  [C:546279]

Escribir para gritar en silencio, para injuriar sin abrir la boca, escribir para vernos sin el espejo, y permitir que otros también se vean.

La política en mi país: una forma de robo legalizada.

En su presencia me sentí conectado con el mundo, en una especie dulce hipnosis, me veía maravillado e intrigado, un misterio definitivamente agrádale, jamás con alguien me había sentido tan Yo. Con el tiempo, cada uno siguió distintos caminos, y ya no hubo ocasión de compartir su compañía. ¿Sera siempre así, las compatibilidades terminan siempre por quebrarse y olvidarse?

Me encuentro desde hace más de dos años, con un ser increíblemente genuino, lisa y llanamente, con una persona sincera. Aunque elogie a la soledad en casi todos sus aspectos ¡mejor permanezco a su lado de por vida!
La neutralidad suele ser un sentimiento mal visto, suponemos que es peor la nulidad a cualquier otro estado, sin embargo, hoy desperté totalmente neutro, sin tristeza y sin alegría, solo observar el pasar de las horas, el ascender del sol. Al menos el vacío puede traer consigo tranquilidad.

Pasan los días, los meses, los años, y nuestros amigos se marchas y cambiar. Así mismo ellos contemplan nuestra partida y nuestra metamorfosis. Podemos decir que nos ponemos de acuerdo a renunciar a la presencia del otro, sin ni siquiera omitir una palabra.

Arrojado al mundo sin previo aviso, (como el resto de la especie) me compadezco de mí mismo, cada vez que testigo soy de la mediocridad humana. Por suerte he aprendido a detectar cada signo de bondad y nobleza que las minorías manifiestan.

La ignorancia acompañada de la violencia, es sin lugar a dudas, la mezcla que ha logrado hundir a la raza humana a lo largo de la historia.

Llorar acompañado, llorar en soledad y en silencio, simplemente llorar. Todas las lágrimas se van directo al vacío.

Intente sin éxito dar vida a ficciones, es decir, a largas ficciones, por ejemplo; cada vez que emprendí una novela termine por borrar y exterminar todo rastro de ella, y así, incontables veces, siempre creyendo que el próximo intento seria decisivo, y nuevamente, me volví a equivocar. ¿Cuál fue y es la razón que dio fracaso a mi empresa? No lo sé, pero si se una cosa, y es que escribir en cuotas, escribir pedazos de ideas, y sobre todo, plasmar sentimientos directos salidos recientemente del horno, me ha producido satisfacción, pero sobre todas las cosas, me ha dado la oportunidad de expresarme, de contar mis miserias, de escupir mis fracasos, de adornar mis abismos.

Bendita sea esta dorada bebida, productora de tanta alegría, y a si mismo de tanta tristeza, ¡cómo abstenerse a pasar el rato con este néctar manipulador de emociones!

¿Qué hacer cuando todo cansa y todo agota, cuando el comienzo del día nos sorprende igualmente extenuado como la noche, cuando el tiempo y la cotidianidad nos drena la energía y las fuerzas para encarar la vida? Con que facilidad nos hacemos preguntas que de ante mano, sabemos, ignoramos la respuesta.

El hombre parece ser el cáncer del planeta, a veces creo que nuestra existencia solo consiste en dificultar y dañar la naturaleza. La tristeza que esto produce tiene una profundidad y una sutileza más grande que cualquier conflicto individual.

Pierde tus propiedades, tu sonrisa y tu humor, y comprueba cuantos amigos a tu lado han quedado. Recordar que la cantidad de amigos es inversamente proporcional a la medida de nuestra sinceridad hacia ellos. Ahora, teniendo en cuenta esto, mantengamos los ojos abiertos a las excepciones.

Vine al mundo para hacer absolutamente nada, para autodefinirme como un antihéroe, para no realizar ninguna hazaña ni emprender misión alguna, vine al mundo para ser parte del engranaje y aun así vanagloriarme de ello, sentirme un genio.

¿Cuál es el origen de esta tristeza, o mi ser es, en esencia triste?

Siempre estamos esclavizados a la vida en algún u otro aspecto, solo por el hecho de estar vivos, jamás seremos del todo libres, pero respiramos un aire perfumado de libertad por momentos, cuando realmente no nos importa la imagen que tienen de nosotros el resto.

Dos de la tarde, silencio en la casa, ningún auto pasa y las veredas están desiertas. (Necochea aunque se encuentre casi muerta, se presenta más cadavérica a las dos de la tarde y a las 9 o 10 de la noche) detesto estas horas malditas después del almuerzo, donde mi debilidad y agotamiento incrementan, volviéndose insoportable, y donde el ocio lejos de ser provechoso me juega en contra. Siempre a estas horas siento que espero aunque no espero nada, y me entre duermo y cierro los ojos, y lagrimeo y me aburro. ¿Me encontrare más jodido y arruinado que este pueblo egoísta? Otra vez la misma sensación, la sensación de asco y desprecio por esta comunidad varada en el tiempo.

Reventado es poco, absorbido, sedado y completamente indiferente a la gran mayoría de los acontecimientos ajenos. El mundo sigue su marcha, yo solo lo veo rotar.

Luego de caminar por el pequeño centro de mi ciudad, he vuelto a casa cargando una extraña tristeza, el 60% de los comercios han cerrado por falta de trabajo, los negocios junto con el pueblo están en banca rota, no hay posibilidades, no hay herramientas para avanzar, para progresar. ¿Cómo proseguir? Tal vez solo deba aspirar a vivir día a día, solo sobrevivir, y esperar, con suerte, que en el momento de mi muerte me encuentre bajo techo, cálido, en una cama.

Aunque no sea propio de mi naturaleza, no sería capaz de afirmar que la vida es en esencia buena, mientras exista la injusticia y desigualdad en la tierra, no podría declarar semejante mentira, más aún, si mi existencia por X motivo derrochase alegría, no me atrevería por ningún motivo, (ni siquiera por la ceguera causada por la dicha), a proclamar una farsa cargada de egoísmo.

Texto agregado el 24-08-2014, y leído por 102 visitantes. (1 voto)


Lectores Opinan
2014-08-24 22:22:12 Dices vivir en en pequeño pueblo (si no entendí mal), yo vivo en una metrópoli gigantesca, sin embargo comparto tu sentir: en mi ciudad hay un índice de desempleo (y subempleo) muy grande, y en los horarios que mencionas la calle tiene ese mismo aire fantasmal, pero luego comparo la situación que vivimos en Latinoamérica contra lo que se vive en África y comienzo a pensar que a pesar de todo, somos afortunados...Mis 5* estrella_celeste
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]