La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / jornuco / Sin obligación.

 Imprimir  Recomendar
  [C:548992]

Cuando inicié a escribir sobre esto lo hice bajo el marco de una promesa la cual trata de escribir por lo menos un escrito por mes y lo inicie bajo esa presión y ahora lo concluyo.
Se trata del mandato que se le dio a Adán en Génesis: “Tomó, pues, Jehová Dios al hombre, y lo puso en el huerto de Edén, para que lo labrara y lo guardase” (2:15).
Lo primero es que tomó Jehová Dios al hombre, y lo puso en el huerto de Edén, lo cual es evidente que bíblicamente Dios quería una vida placentera para el ser humano, ya que «Edén» es una palabra hebrea de origen acadio que significa "placer".
Segundo, el hombre fue colocado allí para que lo labrara y lo guardase, en pocas palabras Dios lo constituyó administrador de flora y fauna por lo menos del jardín del Edén.
Que pasó entonces, que por desobediencia del ser humano se distorsionó el propósito de Dios y el hombre se convirtió en un pésimo administrador de los recursos naturales y por eso tanto caos, pobreza, desigualdad, contaminación, desastres naturales y lo último calentamiento global.
La solución es simple: obedecer a Dios nuestro creador y todo cambiara para bien. Él es el creador y dueño de la tierra y toda su plenitud y quien mejor que él para guiarnos en la excelencia administrativa de su creación.

Texto agregado el 13-11-2014, y leído por 81 visitantes. (1 voto)


Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]