La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / zorin / CARMEN POTTS DE PEREZ URIBE

 Imprimir  Recomendar
  [C:553224]

ESCRITORA PERUANA DEL SIGLO XIX

Nació en Lima la ciudad de los reyes en 1841, fue hija de don Guillermo Potts, un marino Ingles que contribuyo a lograr la independencia nacional bajo las órdenes del almirante Cochrane, y su madre fue Catalina Gómez, inicio su actividad literaria a los quince años, como colaboradora del diario el Chalaco, el 15 de diciembre de 1862 estreno en el teatro del Callao un drama patriótico en cuatro actos y en prosa, titulado “república y monarquía” se casó dos veces, la primera vez con don Pedro C. Vizcarra de quien enviudo, la segunda vez fue con don Ezequiel Pérez Uribe, Carmen Potts murió en lima el 17 de setiembre de 1890.
Treinta escritoras peruanas menciona con circunstanciados elogios en las estrofas de “año nuevo” que transcribimos, son una amena crónica acerca de los ingenios femeninos que ilustraron nuestra literatura publicada en 1889.

AÑO NUEVO

A mí querida sobrina
Señorita Amalia Basadre

Cuando te asedie el hastió
Que airado persigue el alma
Ven, y encontraras la calma
Que anhelas, al lado mío

En mí apartado jardín
Que es de delicias encanto
Veras el fiel amaranto
Y el fragancioso jazmín

Al renombrado clavel
“soberano de las flores”
Con sus múltiples colores
Y el perseguido laurel

La madre selva fragante
Y la mustia cineraria
La mística pasionaria
Y el tembleque vacilante

El Maipú con su donaire
Sin el verdor del follaje
Con su invisible ramaje
Como suspenso en el aire

Las rosas blancas ¡las rosas!
¡Oh prodigio de natura!
Oh inimitable hermosura
Solo como ellas preciosas

Las purpureas clavelinas
La marítima incolora
La siempre viva inodora
Las margaritas divinas

La perfumada violeta
Que embriaga con sus olores
Los grupos de multiflores
Y la sensitiva inquieta

En caprichosas distancias
Como racimos prendidas
Veras las siempre aplaudidas
Elegantes rosas pancias

La recordada camelia
Del cabo el jazmín fragante
La pelargonia variante
Los nardos y el ciclamor
Diamelas, lirios, jacintos
El heliotropo tu encanto
Magnolias, sauco, agapanto
Reseda y yerbas de olor

Un quiosco en rustica traza
Y de apetitos surtido
Que ofrece su contenido
Al que su dintel traspasa

Fuente que surte primores
En magníficos cambiantes
Con pececillos brillantez
De matizados colores

Con la techumbre de flores
Que la brisa inquieta
Una apacible glorieta
Veras cual nido de amores
En revuelta actividad
Lindísimas mariposas
Aéreas, diáfanas y vaporosas

Con esmaltes de esplendor
En direcciones distintas
Con que el aire van cortando
Y en las corolas libando
El nectarino licor
En expansivo consorcio
Veras múltiples jilgueros
De rama en rama ligeros
Gozando con el verdor
Y oirás el dulce concierto
La célica melodía
Que un querub aplaudiría
De su canto seductor

Escucharas la calandria
Que al marco de mi ventana
Regálame en la mañana
Luciendo el primer albor
Que embriaga el ensueño y deleita
Con sus dulcísimos trinos
Con sus gorjeos divinos
Cual seráfico cantor

Por complacerte más Amalia mía
El álbum de mi amor te mostrare
Y aplaudirás con sincera alegría
Las flores que solicita junte

Es la primera estrofa seductora
De la gentil Juana Manuela Lazo
Que la fama hace tiempo condecora
Con la dilecta palma del parnaso

Le sigue el aplaudido pensamiento
Que en mármol gravaran todos los siglos
Modelo literario del talento
De la sin par Rosa Mercedes Riglos

Y de Manuela Villarán Plasencia
Amante y delicada poetisa
Acento que recrea y diviniza
Con su insólita luz de inteligencia
La de Teresa de Fanning
Institutriz y escritora
Cuya palabra sonora
El “ateneo” aplaudió
Y Juana de Amezaga
Literata altilocuente
Que su esclarecida frente
Diadema inmortal ciño

De Carolina de Jaimes
Y Carolina García
Sigue la alta poesía
Que su fama realzo ya

Y la de Justa su hermana
Tan patriótica y sentida
Flor que al venir a la vida
Jamás se marchitara

De Merceditas Elespuru
Una graciosa leyenda
De su ingenio grata ofrenda
Que nos brindara su amor
La sentimental Dolora
Que otra página consigna
De aplauso siempre fue digna
Cual todas las de Leonor
De esa feliz hechicera
Doña Mercedes Cabello
Que todo escribe tan bello
Florida es su elocución
Gano el renombrado timbre
De novelista Peruana
La primera que engalana
Las letras con su expresión

Clorinda Matto de Turner
Tradicionista laureada
Por la academia nombrada
Socio de alta distinción
Y esto que para ella es goce
Por qué abrillanta su historia
Para los suyos es gloria
Y honra para la nación

De Antonia Marques de Vargas
Que escribió en horas hermosas
Estrofas tan conceptuosas
Cual Ángela Carbonel
Y Mercedes Matamoros
Lastenia L. de Llona
Ciñen la inmortal corona
De las diosas del vergel

Sigue el fulgido bouquet
Conquistando admiradores
Lucia Monroy de Flores
Natividad de Cortez
María Manuela Carrera
María Nieves Bustamante
Son pléyade coruscante
De arrobadora fluidez

Como astros esplendorosos
Hienden los áureos espacios
María M. de Palacios
Luz de esta constelación

La gran Julia de la Fuente
Y Manuela de Vildoso
Y Felicia de Moscoso
Y otras de mística unción

De Micaela de Silva
Y de Adriana Buendía
Es la bella poesía
Que Polimnia aplaudirá
Así la de aurora lista
Y otras musas nacionales
Que diademas inmortales
Tiene conquistadas ya

De Amalia Puga tan bella
Que con su talento marca
Ser otra peruviana estrella
Y el blasón de Cajamarca

También en este álbum vive
Jesús Sánchez de Barreto
Y en su cantico se exhibe
Cual beatifico amuleto

Porque con flores como estas
Y pimpollos como tú
Formo Dios en el Perú
Sus delicadas florestas

Aunque cautive el bufete
Por su plausible primor
Jugaremos rocambor
Y el animado chaquete

Como eres de Euterpe amada
Pues que te brindo su hechizo
Tu talento divinizo
Como mi célica fada

Y hare que esa tu hábil mano
Que en tu niñez aplaudía
Me conceda la armonía
Que arrancar sabes del piano

Esos valses de salón
Que repetir no te atreves
Pues que profundas conmueves
Las fibras del corazón

Y aquellos que honrosa palma
Son a nuestros compatriotas
Cuyas delicadas notas
Éxtasis son para el alma

Sin las esperanzas vanas
De aplausos que no tendré
Yo también te tocare
Mi vals “las tres hermanas”

Y aquella danza, esa danza
De tu gusto que no olvidas
Que alguien dice: que mil vidas
Vale cualquiera mudanza

Y si tu labio proclama
Que disfrutas de recreo
Habrás colmado el deseo
De quien tanto y tanto te ama.

Texto agregado el 07-03-2015, y leído por 95 visitantes. (0 votos)


Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]