La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Lista de Foros / Literatura :: Retos y Concursos / Reto Ienero 2014 - [F:16:12665]


EL_RETO_GANADORES,18.01.2014
Un texto no superior a las 1500 palabras
Los textos se enviarán al nick EL_RETO_GANADORES en Privado.

Los textos se publicarán a medida que vayan
llegando.
NO SE PUEDEN PUBLICARL LOS TEXTOS ENVIADOS AL RETO ANTES QUE SE ANUNCIE EL RESULTADO DE LA VOTACIÓN

La votación y su modalidad será publicada llegado el
momento estipulado.

Se vota en VOTARETO en Privado

EL VOTO de los participantes es obligatorio . quien no vota recibe una sanci[on de /3 puntos.
Los cuenteros no participantes están invitados a votar y comentar .

Se agradecerá el comentario de los textos al finalizar el reto.

Todo comentario ofensivo o que obstaculice el normal proseguimiento del reto será rechazado.



 
EL_RETO_GANADORES,18.01.2014
el reto comienza el 18 de enero y finaliza el 6 de febrero
Tema( prosa) La decisión (máximo 1000 palabras)

El reto requiere dos finales.

La votación 7,8 y 9 de febrero (se darán las normas en su momento)

Los textos para participar al reto se reciben exclusivamente en el libro de visitas de El_Reto_ganadores en Privado
 
EL_RETO_GANADORES,18.01.2014
corrección el texto no debe superar las 1500 palabras
 
El_RETO_GANADORES,24.01.2014
Los dos textos pedidos no deben ser NECESARIAMENTE positivo -negativo. Pueden ser de la misma índole pero en otra versión
 
EL_RETO_GANADORES,02.02.2014
ULTIMO.
Joaquín repasa su agenda de la semana.
_ Lunes 27; 9 de la mañana, reunión con el señor Lopez. 4_30 recoger a los niños del colegio y llevarles al dentista.
_ Martes 27, 9 p-m; ir a la central. 12..reunión con mi suegro-jefe. recoger pantalones del tinte.
_Miércoles 28, 11 de la mañana; partido de golf con posibles clientes japoneses. 6 de la tarde, dentista de Pablo.
Jueves 29, 8pm, dejar el coche en el taller, revisión. 10--presentación del proyecto. 6 de la tarde; video conferencia con Japón.
Viernes 30; 8 de la mañana ultimar detalles,reunión con mi equipo. Y fin de semana.
Pasa las páginas de los días festivos y al llegar de nuevo al lunes para hacer unas anotaciones lee:
_ Lunes 3 de noviembre; 7 De la mañana, matar a don Eduardo Silva.
Se queda parado, ya había olvidado ese encargo, hace meses que no mata a nadie; desde el fatídico día en que su mujer se enteró de ese oficio suyo y le hizo jurar que lo dejaría. Eso o me voy con los niños y no nos vuelves a ver.
Su familia es su vida. Le prometió no hacerlo más y poco a poco recuperó su relación. Entro a trabajar en la empresa de sus suegro y ahora es un ejecutivo más.
¿Y ahora qué?, piensa. Yo siempre he cumplido con mi palabra, nunca he dejado a nadie colgado. Y ese dinero nos vendría muy bien, podríamos quitarnos parte de la hipoteca y pagar la ertodoncia de Pablo, incluso nos daría para un escapada romántica.
Total será el último y solo me llevará un rato. Miro la parte de atrás de la página y vio todas las anotaciones, el itinerario de la víctima, hábitod, hora y lugar.
El trabajo ya casi está hecho, se dice y conmigo no va a sufrir, sé exactamante donde pegar el tiro, además si no lo hago yo lo hará otro.
Se prepara un café y nota como se le revuelve el estómago, vuelven las dudas. Se plantea cosas que antes no hacía, moralidades y demás, palabras de su mujer que resuenan en su cabeza.
Final a: La decisión esá tomada, va a ser el último, este y se acabó.
Empieza a pensar de forma diferente, última detalles. Tengo que recoger mis herramientas, hablar con mi cliente, puede que halla cambiado de opinión, ha pasado mucho tiempo...pero en fin, a mi eso me tiene que dar igual.
Al llamarle por teléfono vuelva a sentir ese cóctel de adrenalina, eufória, miedo...sensaciones que tenía olvidadas y que ya echaba de menos.
Será la última vez, la última, se dice mientras el cafe baja por su garganta.

Final b: El sorbo de café baja por su garganta y casi se ahoga, por un instante nota que su vida se le escapa, algo muy raro, es justo lo que les ha pasado a sus víctimas. Un chorro de vida que de pronto sin más se va del cuerpo,lo abandona y que queda ¿Nada?.
Rompe la página de la agenda no sin antes dejar un mensaje a su cliente. Busqué a otro, yo he cambiado de oficio.
Nota como el aire vuelve a sus plumones, se recompone y vuelve a tomar un trago de café mientras una sonrisa se dibuja en su rostro.



 
El_RETO_GANADORES,03.02.2014
bLa decisión del escritor/b


Como si de una vívida pesadilla se tratase, el puntero del ordenador parpadeaba incesante sobre el documento de texto vacío. El temor de cualquier escritor: la hoja en blanco. El problema es que no se podía permitir más retrasos. Su editor ya le había ampliado los plazos de entrega por dos veces en este trabajo. i“Necesitamos abarcar un público mayor, Fernando”,/i le había dicho.i “Tus novelas de misterios deben ser más cercanas, y no sólo sobre alienígenas y conspiraciones del gobierno, está muy trillado”. /i

Al principio no le pareció demasiado complicado; hasta que se dio cuenta de que ya no era suficiente con describir los marcianos que su mente creaba profusamente, sino que debía tener bases reales, crear un tipo de suspense que el lector sintiera atractivo y posible, y no la ciencia ficción que sólo consumían un puñado de fanáticos del género. Se sintió frustrado cuando presentó su primer borrador. i“¿Un crimen pasional? ¿Es una broma?”,/i rugió el editor, rechazando de pleno la idea. Así vio esfumarse uno, dos, tres meses, en los que empezaban a escasear los beneficios reservados por sus últimas novelas, y los gastos se acumulaban. A él no le importaba padecer ciertas penurias, pero no soportaba ver cómo su mujer y su hijo sufrían las consecuencias de su falta de creatividad. Ver amontonarse las cartas reclamando impagos, lejos de motivarle, le estresaba aún más. Debía concentrarse, así que envió a su esposa y al pequeño a pasar el fin de semana con sus cuñados. Sería bueno para todos.

Ocho días tenía para presentar el original, para cobrar por el trabajo, y las comisiones ya vendrían, poco a poco, a rescatarle. Pero el maldito documento seguía en blanco. Apenas le quedaba medio trago de whisky que llevarse a la boca. Tenía la cabeza embotada, necesitaba despejarse y encontrar inspiración, y está claro que no estaba en el escritorio de la salita Tomó su abrigo, la bufanda, los guantes, y salió a la neblina de la noche a respirar aire fresco, en busca de su musa perdida. Vagó por parques oscuros y callejuelas intransitadas hasta que se percató de lo lejos que estaba de casa. Buscó una vía principal desde la que ubicarse. Al girar la esquina, un tipo harapiento se lanzó a sus piernas implorando una limosna. Tras la impresión inicial, descubrió en los ojos del indigente su imperiosa necesidad de meterse un chute. Vaciló un instante, una idea atravesó su mente, y con la siguiente súplica del mendigo, tomo la decisión que sin duda iba a cambiarlo todo.

La vuelta a casa fue acelerada, casi frenética. Era urgente sentarse frente al ordenador y escribir lo antes posible su novela.
1 Atravesó la puerta del piso, y casi sin quitarse la ropa de abrigo, se puso a teclear como un poseso. La inspiración aparece donde menos la esperas, pensó, mientras continuaba escribiendo línea tras línea con desesperación, antes de que se escapasen las palabras y las ideas. Había gastado los miserables 20 euros que le quedaban para pasar el mes en un pico para el infeliz de la esquina a cambio de su conversación y de un interrogatorio antes y después de inyectarse el caballo. Pero eso no era nada si conseguía acabar la novela a tiempo, percibiría muchísimo más por su escrito. Le dijo que era escritor y que quería saber qué estaba dispuesto a hacer por el dinero que necesitaba para drogas, en qué ambiente se movía, quería meterse en su mente y entender su comportamiento errático y hasta dónde podía llegar una persona con el mono. i“Estaría dispuesto a matar por volver a meterme”,/i le había dicho. Y, de pronto, la inspiración. Ahí estaba su historia: un asesinato cometido en plena noche por un tipo sin escrúpulos que lo único que quería era un subidón. Iba a describir el crimen perfecto, sin móvil personal ni pasional, sin relación alguna entre la víctima y el agresor más que el hecho de que un día se cruzaron sus caminos por una banalidad y terminó con unas consecuencias nefastas.

Nunca se había sentido tan productivo. Una taza de café más y un rápido repaso le separaban de concluir su obra. Se había decidido por comenzar describiendo brevemente el encuentro del protagonista con un tipo corriente que le da una limosna, sólo que no es suficiente para lo que necesita, así que aprovecha la oscuridad para seguirle, y en plena crisis, agrede al hombre que se solidarizó con él en su propio domicilio. El ataque acaba siendo mortal, y en la investigación, las sospechas recaen sobre la familia al cobrar el seguro de vida. En ningún momento relacionar al verdadero asesino con el crimen; por lo que, sintiéndose inmune, encadena una serie de asaltos violentos para financiar sus vicios y saciar sus recién descubiertas ansias de sangre.

Estaba satisfecho con su trabajo, y decidió ir a buscar a su mujer para celebrar juntos los futuros ingresos. Abrió la puerta de su piso y el tipo harapiento que conociera hace dos noches cayó pesadamente a sus pies. Se despertó bruscamente y le agarró el pantalón. i“Eh, amigo”,/i dijo desde el suelo. El hombre le apartó de una patada, ¿qué hace este aquí?, se preguntó, asustado, mientras trataba de cerrar la puerta y volver a entrar. El mendigo no soltaba su pierna. i“Venga, hombre, si me dijiste que viniera”,/i decía con los ojos vidriados y enrojecidos. i“Llevo en tu puerta… no sé, horas, esperando a que me abras”,/i continuaba hablando. Fernando no entendía, no lograba centrarse, tantas horas sin dormir le estaban pasando factura. Se acordaba de haber llegado a un acuerdo con él, pero… No…
El yonqui se incorporó.
i“Oye, ya no me hace falta tu ayuda”/i, decía el novelista mientras trataba de echarle de la casa. i“No, no, ¡hicimos un trato!”,/i se desquició el intruso, i“¡me ibas a dar otros veinte pavos por ayudarte, joder!”,/i gritó mientras le asestaba un fatídico golpe en la cabeza.

Mientras la sangre manaba profusamente sobre la alfombra, Fernando recordó lo que le había dicho aquella noche. i“La vida es injusta, tío. Tú matarías por un pico, y yo… Soy escritor, ¿sabes? Y los escritores son mejor valorados si mueren en trágicas circunstancias...” /i

*****
i-Segundo final-/i

2 Atravesó la puerta del piso, y casi sin quitarse la ropa de abrigo, se puso a teclear como un poseso. Iba a describir el crimen perfecto, sin móvil personal ni pasional, sin relación alguna entre la víctima y el agresor más que el hecho de que un día se cruzaron sus caminos por una banalidad y terminó con unas consecuencias nefastas.
Comenzó narrando la historia de una noche tranquila en la que una víctima del caballo dormitaba sobre la acera cuando apareció un tipo con gabardina. El mendigo le rogó que le diera algunas monedas, pero lejos de encontrar una respuesta satisfactoria a su demanda, encontraría la muerte. Describió cómo convenció al desgraciado para que le acompañase por el callejón, prometiéndole un chute en lugar del dinero para adquirirlo y el horror del asesinato sin sentido que llegó a continuación. Se deleitó en los detalles del hierro oxidado que atravesó el cuerpo de la víctima y cómo quedó grotescamente ensartado, derramando la sangre adulterada sobre la acera. Luego hizo que su protagonista abandonase la escena con cierto nerviosismo, mientras se preguntaba si saldría impune de aquel crimen.
Decidió que era el remate perfecto, ya que cumplía con las exigencias de su editor, tanto en temática como en extensión, y le daba la oportunidad de ser la primera historia de una saga que, una vez iniciada, no sería difícil continuar. Sólo tenía que darle más matices a su personaje principal, convertirle en una especie de maníaco que mate a gente al azar, para que fuera creíble que burlase a la ley durante un tiempo y para que los lectores sintiesen creíble la historia, como si mañana pudiera sucederles a ellos.

Satisfecho, tras horas sin despegarse del ordenador, se preparó una taza de café y llamó a su esposa para decirle que por fin había conseguido terminar al encargo, que las cosas mejorarían pronto. La mujer respiró aliviada, por la noticia de los futuros ingresos y por escucharle. i“Me alegra que me llames, mi vida, acabo de ver en la tele que han matado a un mendigo cerca de casa. ¿Tú estás bien?”. “Tranquila, mi amor, estoy perfectamente”,/i respondió el escritor, mientras vaciaba los posos de café en la bolsa de basura que contenía un par de guantes ensangrentados.

 
El_Reto_GANADORES,06.02.2014
La Creatura de Warces

Warces cerró los ojos, pesaroso. Le afligían muchas cosas en el alma y necesitaba meditar; el sueño abría las puertas a sus reflexiones más profundas.
Cuando creó a Rukha, esperaba de ella que le hiciera compañía. Pero, ¿era justo crear una criatura sólo para cumplir con un anhelo? Él había nacido bajo una formación estelar de profecía y por eso su destino estuvo fijado desde la cuna: sería el mago más poderoso que jamás existiría. El tenía claro su propósito, y lo cumplió a rajatabla. Su desarrollo fue prodigioso, maravilló a sus maestros, y cuando ya no hubo nada que pudiera aprender de ellos, se marchó a conocer los secretos de mundo.; y cuando éste ya no tuvo más nada que revelarle, volvió a sus tutores, se acercó al más anciano, y le dijo
-Maestro, he decidido crear mi propio planeta.
-¿Crear un planeta? Warces, eso es muy ambicioso, incluso para alguien como tú…
-Sé todo lo que tengo que saber; la tierra me ha confiado sus misterios, y sé que puedo reproducirlos con mi magia.
-No lo dudo, hijo mío. Pero eso no le quita riesgo a embarcarte en una empresa que sólo los dioses emprenden… Tú no eres un dios, Warces.
Desoyendo a su maestro, abandonó los recintos donde se había criado y la tierra a la que pertenecía para concentrar sus energías en erigir un mundo para sí. Localizó un hueco vacío en el firmamento y allí comenzó su tarea. Cuando la estrella de Warces estuvo lista para ser habitada. Su cielo era blanco iridiscente, con constantes auroras que lo iluminaban todo, fruto de la energía de su hacedor; el suelo era armonioso a la vista y al tacto, y estaba hecho de arenas tersas. El cénit y la superficie fluían hasta converger en un horizonte licuado, de distintas densidades, como si fueran aceites. Y en medio de aquella maravilla, una fortaleza de arquitectura imposible, más bella que cualquiera jamás construida por el hombre. Dentro, el hechicero vivió ocupando sus horas en una de las disciplinas que más le apasionaban: la alquimia.
Sin embargo, Warces estuvo tranquilo menos tiempo del que había empleado en cualquier otra de sus etapas anteriores… Y es que muy pronto acusó el tedio de algo a lo que nunca, ni siquiera en sus viajes, había experimentado: la soledad.
Fue entonces cuando decidió crear a Rukha… otra labor de dioses. Empleó en ella sus días y sus noches en su taller, dándole forma y contenido. La noche en que la luna adornó su aura con las constelaciones del invierno, ella despertó. Warces le enseñó a hablar, a andar, a comer… su discípula aprendía rápido, y en poco tiempo demostró ser brillante, no sólo en la alquimia, sino en otra materia de la que Warces entendía pero a la que nunca dedicó mucho tiempo: la mecánica. Rukha llenó las habitaciones de la casa de relojes, cajas de música y motores que se dedicaban a las más variopintas tareas. Wardes disfrutaba a su lado, viéndola crear y descubrir por su cuenta tras sembrar en su espíritu la semilla de la curiosidad, pero… un día se dio cuenta de que su compañera era incompleta. Aunque el mago sentía un gran orgullo por Rukha, no llenaba sus expectativas. Y era que ella nunca sonreía. Era fría, distante, apática… incapaz de forjar sentimientos y exteriorizarlos de manera esporádica. No podía culparla, sus defectos eran obra de sus fallos, de cosas que no previó cuando la hizo, o que creyó que no necesitaba. Y la angustia que le aprehendió al saber que había errado por primera vez en su vida lo abatió, y sólo deseó evadirse echándose a dormir.
En su sueño, que duró días, Warces ideó un hechizo poderoso, capaz de destruir a Rukha, a su mundo e incluso a él mismo. Y, empujado por un sentimiento turbio, lo pronunció. La tierra tembló, las auroras del cielo se apagaron y se tornaron en rayos que descargaban su furia sobre su casa. Ya cuando parecía que todo iba a colapsar, despertó aterrado de su pesadilla, agitado y sudoroso. El peligroso sortilegio seguía presente en su pensamiento y no podía apartarlo. Se levantó, fue al taller y allí encontró a Rukha trabajando, como siempre...
Warces se acercó a ella y le dijo
-Querida mía, he tenido un sueño espantoso…
-¿Por qué me lo confía, mago?
-Sólo buscaba consuelo en ti, Rukha.
-Maestro, yo sólo puedo brindarle aquello que usted mismo me dio cuando me creó. Y usted me hizo con sus manos y su mente, no con su corazón, por lo tanto, no puedo aliviar sus penas.

Final 1

El gran hechicero, al ver que cuanto decía su creatura era verdad, fue sobrepasado por su propio dolor. Había fallado estrepitosamente en su empeño, jamás lograría conseguir sus anhelos, porque de todo había aprendido más que nadie, y tenía todos los conocimientos, pero jamás había experimentado ni brindado amor. Y sin pensarlo, pronunció el terrible conjuro que todo lo destruyó.

Final 2
El gran hechicero reconoció la verdad en cuanto su creatura le dijo. Entonces, se le escaparon las lágrimas, se acercó aún más a ella y le besó la frente.
-Tienes razón. No puedes brindarme aquello que nunca te he dado. ¿Me perdonas, mi querida Rukha?
Y por primera vez en su vida, la creatura de Warces sonrió. El mago, al ver aquel gesto, quedó estupefacto, y no pudo hacer otra cosa que estrecharla contra su pecho y romper a llorar como un niño. Porque había decidido enterrar su horrible hechizo en el rincón más oscuro del olvido y jamás pronunciarlo, mientras tuviera esperanza de que el amor era un prodigio posible en sus almas.



 
El_Reto_GANADORES,06.02.2014
El plazo de entrega de los textos se prolonga hasta el 10 de febrero
 
EL_RETO_GANADORES,10.02.2014
La votación no puede tener lugar dada la escacez de participantes.
los textos publicados son de la autoría de :

ULTIMO de senoraosa
LA DECISIÖN DEL ESCRITOR de nayru
LACREATURA DE WARCES de ikalinen

Felicitaciones a las tres participantes.

 
ikalinen,10.02.2014
Oooh... qué pena.

Pues nada, otra vez será.

Senoraosa, Nayru, fantásticos textos. He disfrutado mucho leyendo ambos

Un abrazo!
 
nayru,12.02.2014
Vaya.... Es una lástima, era una propuesta muy interesante. No sé qué pasa ultimamente, la gente no se anima a participar en retos... A mi me parecen un ejercicio fabuloso y una forma de interactuar y conocer a otros cuenteros muy interactiva.

Senoraosa, Ikalinen, un placer haberos leído. Senopraosa, me ha gustado tu texto, un sicario que se ve en una situación comprometida y que las circunstancias le hacen tomar decisiones muy diferentes... Genial, y no sé por qué, me parece interesante cómo "el café", algo tan común y cotidiano, resulta determinante para este tipo de situaciones

Ikalinen, un cuento fantástico en todos los aspectos. Has creado todo un personaje, un mundo y su posible destrucción. Una historia muy ambiciosa y bien hilada con dos finales muy distintos y con límite de palabras.... Brutal.

Nos vemos en la próxima, esperemos que más cuenteros se animen
 
sabiel,14.02.2014
Me perdí este concurso desde la mitad.
Ahora que terminé de leer el tercero son los tres de calidad, me gustaron mucho, un agrado de leer!!!
 
El_RETO_GANADORES,16.02.2014
El próximo Reto pedirá de los participantes en preosa o en poesía un tema sobre el silencio que contenga una metáfora . La votación señalará el vencedor de la mejor metáfora y el mejor texto por separado.

Dada la escasa participación en el reto anterior,es necesario inscribirse. El reto ´comenzará cuando se cuenten con 8 participantes comprometidos.

se deja aquí la adhesión
 
Carmen-Valdes,19.03.2014
He leído con detención los tres trabajos, me emociona tanta creatividad, he vuelto de vacaciones hace poco, no vi esta convocatoria, sin embargo a pesar de que fueron 3 los que respondieron a ella, la calidad es impagable para el que las lee.
 



Para escribir comentarios debes ingresar al sitio: Ingresar


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]