La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Lista de Foros / Literatura :: Retos y Concursos / Desafío Creativo (sólo para valientes) II - [F:16:12717]


Canon,01.06.2014
Este desafío está pensado para todo aquel que esté dispuesto a poner a prueba su imaginación y su capacidad literaria.


bu¿Cómo participar?/b/u

Cada cuentero que desee participar, deberá proponer abiertamente:

b* Un personaje cualquiera/b (iuEjemplo/u: Un angel, un payaso, una niña pequeña, un chico de veinte años llamado José/i)
b* Un escenario cualquiera/b (iuEjemplo/u: Un barco, el Purgatorio, una caja/i)
b* Un género o subgénero literario/b (iuEjemplo/u: Poesía, Cuento, Terror, Ciencia ficción/i) -obviamente, queda excluida la novela o cualquier género demasiado extenso-

Los aportes pueden tener relación entre sí, o no.

iTened en cuenta que dejar propuesta implica seguir participando a lo largo de todo el desafío/i


buReparto de variables/b/u

Una vez recibidas las propuestas, numeraré los datos al azar.

En los siguientes 3 días, bcada uno de los participantes dará 3 números para escoger un personaje, un lugar y un género o subgénero/b. El primer participante que escoja, podrá hacerlo sobre todos los números disponibles. Los subsiguientes ino podrán repetir los números dados por los anteriores/i. Yo, como organizadora, me quedaré con los que queden al final sin escoger.

En el hipotético caso de que una persona de las que lanzó propuestas no escoja números, publicaré las opciones restantes, y será el primer concursante que comente en el foro quien decidirá los datos con los que trabajaré.


buPublicación de textos/b/u

Cuando se hayan repartido todas las variables, se abrirá un plazo de diez días para bsubir al foro un texto en el género o subgénero literario que le haya tocado, usando el personaje asignado como principal /b–pueden añadirse más- by el escenario asignado como el predominante /b (aunque haya otras localizaciones secundarias).

biSe establece un máximo orientativo y flexible de 1.000 palabras /b/i

Las publicaciones serán abiertas.


buEspacio de Crítica/b/u

Cuando todos los concursantes hayan posteado sus textos, bse abrirá un espacio de crítica, desde el más absoluto respeto y con una perspectiva constructiva/b. En él se valorará y dará opinión libremente sobre qué relatos consideramos que mejor o más fielmente se han adaptado a las premisas y por qué, y se pueden dar consejos sobre cómo mejorar o pulir un escrito. También se puede dar réplicas sobre nuestro propio texto.

Este paso no siempre es sencillo. Sin embargo, bies importante/b(y enriquecedor para los demás) bque todos aquellos que participen en la redacción, también lo hagan activamente en el período de crítica/b/i.


buOtra información/b/u:

buCUPOS/b/u: Se dará un plazo orientativo de dos días para apuntarse al desafío.
El cupo medio de cuenteros por desafío será de 10. A partir de ese número, cerraré la “admisión” de participantes. El máximo número de cuenteros para un mismo desafío será de 13. Si se excede este número antes de que lo cierre, se harán dos grupos iguales, tomando como referencia para dividir a la gente el “orden de llegada”.
El número mínimo de participantes para arrancar el desafío será 5.

buPLAZOS/b/u: Todos los plazos (de participación, reparto de variables y publicación), son orientativos; el reto avanzará al ritmo que se alcance el cupo, finalicen las elecciones y se hagan todas las publicaciones. Esto demanda más atención por parte de los participantes, pero mantiene el desafío dinámico.

buBANDERA BLANCA/b/u: Cuando un cuentero tenga dificultades, sea con el estilo, los personajes, o con todo el conjunto de variables, puede pedir ayuda. Se le pueden lanzar ideas, o ayudarle técnicamente, según lo que necesite, lo que dará lugar a un pequeño taller literario o creativo. En esta sección pueden participar tanto los demás concursantes como otros cuenteros.



iEs la segunda ronda de este desafío, y se han hecho modificaciones, pero queda por ver si funcionarán. Sed comprensivos y pacientes en ese aspecto./i

 
Canon,01.06.2014
Para dar comienzo al desafío, resumo la primera parte.

Se pide:

* Un personaje
* Un escenario
* Un género o subgénero literario

Hasta el Martes 3 de Junio inclusive, todo aquel que desee participar puede dejar estos datos en el foro.


iTened en cuenta que dejar propuesta implica seguir participando a lo largo de todo el desafío
/i

Cuando se hayan apuntado al menos 10 cuenteros, se cerrará la admisión de participantes. Si antes de cerrar el cupo, hay más de de 13 propuestas, se harán 2 grupos.

Mis propuestas son:

b* Un boxeador
* La ciudad de París
* Un cuento erótico
/b
 
nayru,01.06.2014
Vamos allá!

* Un nigromante
* El Monte Olimpo
* Periodístico
 
laber,01.06.2014
*Un ejecutivo en carrera
*Una empresa multinacional
*Un cuento verídico
 
joaquinv,02.06.2014
un adolescente
un puente
real maravilloso
 
kasiquenoquiero,02.06.2014
Una moja.
lugar de trabajo
relato de amor
 
kasiquenoquiero,02.06.2014
Quise decir Monja...... estoy espeso... disculpas.
 
Canon,02.06.2014
Se ha entendido perfectamente, Kasi, no te preocupes.
 
Canon,02.06.2014
Ya somos 5!!! - Alguien más se apunta?
 
kasiquenoquiero,02.06.2014
Amigo-a, eso de real maravilloso.
Exactamente ¿qué quiere decir?
Un abrazo.
 
Yvette27,02.06.2014
el dios Zeus
el mar
mitológico
 
Alejandro_1007,02.06.2014
Un abuelete
Gran ciudad
Genero negro/policiaco
 
Canon,02.06.2014
Kasi, Real Maravilloso es otra manera de llamar al Realismo Mágico.

Dicho de forma sencilla, es un cuento en el que un hecho totalmente irreal es integrado y abordado de manera "natural" en un entorno realista. Un buen ejemplo de realismo mágico lo encontrarás en la literatura de García Márquez (por mencionar el primero que me viene a la cabeza).
 
Carmen-Valdes,02.06.2014
Mi propuesta

Un huerto
una niña
fantástico
 
glori,02.06.2014
Una prostituta
Una ruta
tragedia
 
sabiel,02.06.2014
Un explorador,
Un jeep en medio de la selva.
Drama.

(Canon, espero poder dar la talla esta vez, sorry por lo del colectivo 6v2, que a todo esto lo leí y finalizó bastante bueno...)
 
Canon,02.06.2014
(Claro que darás la talla, Sabiel! Aquí nos ponemos a prueba todos - Y no te preocupes por aquello...)

¡¡Ya somos 10!!

bQueda cerrado el cupo - Iniciamos el reparto de variables/b

Dad 3 números al azar del 1 al 10 para elegir personaje, lugar y género.

El primero podrá elegir sobre todos los números. Los siguientes, no repitáis lo que han pedido vuestros compañeros anteriores.
 
nayru,02.06.2014
Como diría Sabina: me pido primer!

Personaje: 9
Escenario: 2
Género: 10
 
Canon,02.06.2014
Jajajajajaja

Pues ahí van...

bNayru/b, tus variables son:

uiPersonaje: 9/u/i - Un explorador
uiEscenario: 2/u/i - Gran Ciudad
uiGénero: 10/u/i - Relato de Amor

 
glori,02.06.2014
Elijo:

Personaje: 8
Escenario:4
Género: 2
 
nayru,02.06.2014
-.-U

(Aunque a simple vista no lo parezca...... sí, va a ser un desafío para mi...) -.-U
 
Canon,02.06.2014
bGlori/b, tus variables son:

iuPersonaje: 8/i/u - Un abuelete
iuEscenario:4/i/u - Un Jeep en en Medio de la Selva
iuGénero: 2/i/u - Un Cuento Verídico

 
Canon,02.06.2014
Hay una línea muy delgada, casi invisible, entre escribir un relato de amor, y pasarse al rosa pastel empalagoso - es un reto para cualquiera que no esté familiarizado con el género... Ánimo, Nayru, tú puedes
 
laber,02.06.2014
personaje 6
escenario 10
género 1
 
Canon,02.06.2014
bLaber/b, tus variables son

iupersonaje 6/i/u - Un Adolescente
iuescenario 10/i/u - Una Ruta
iugénero 1/i/u - Mitológico

 
Audina,02.06.2014
i¡Ánimo a todos los participantes, mis musas se fueron de vacaciones!

Participaré en las siguientes propuestas. Mientras me deleitaré leyendo, que es la única manera de aprender. Mi admiración por todos los participantes i
 
Yvette27,02.06.2014
personaje 3
lugar 2
genero 5
 
Canon,02.06.2014
bYvette/b, el lugar 2 ya lo ha elegido Nayru.

Te dejamos el personaje y el género reservado, pero necesito que me digas otro escenario (cualquiera menos el 2, el 4 o el 10)

iupersonaje 3/i/u: Un Ejecutivo en Carrera
iulugar /i/u: bPENDIENTE/b
iugenero 5/i/u: Real Maravilloso

 
kasiquenoquiero,03.06.2014
Fácil 7+7+7
Un abrazo.
 
kasiquenoquiero,03.06.2014
Estimada Audina, se aprende de muchas maneras.
Delante del toro, o detrás de las barreras.... Un abrazo.
 
Canon,03.06.2014
(Privado)
Tue
03
June
07:34 Yvette27

Gracias . elijo el 3

bYvette2/b, tus variables completas son:

iupersonaje 3/i/u: Un Ejecutivo en Carrera
iulugar 3/i/u: Un Puente
iugenero 5/i/u: Real Maravilloso



 
Canon,03.06.2014
bKasikenokiero/b, tus variables son

iuPersonaje 7/i/u: Un boxeador
iuEscenario 7/i/u: Un Huerto
iuGénero 7/i/u: Drama


 
kasiquenoquiero,03.06.2014
Canon siempre me cambias el Nik: Kasiquenoquiero, o Kasi, o chemari........ UN abrazo.
 
Canon,03.06.2014

Llegamos al ecuador del reparto

bJoaquinv, Alejandro_1007, Carmen-Valdes y Sabielb, restan las siguientes variables

Los personajes b1, 2, 4, 5 y 10/b i(Un nigromante, una monja, el dios Zeus, una niña y una prostituta, no en ese orden)/i

Los escenarios b1, 5, 6, 8 y 9/b i(La ciudad de Paris, el Monte Olimpo, una empresa multinacional, un lugar de trabajo y el mar, no en ese orden)/i

Los géneros b3, 4, 6, 8 y 9/b i(Cuento erótico, periodístico, negro/policiaco, fantástico y tragedia)

Yo me quedaré con los últimos datos, los que queden sin elegir...

 
Canon,03.06.2014
¡¡Aaah!!! tienes razón

Mil perdones - prometo prestar más atención.
 
Alejandro_1007,03.06.2014
Elijo 1/1/3
 
kasiquenoquiero,03.06.2014
La verdad, no me puedo quejar....... mi boxeador va dando mandobles.... a diestro y siniestro.... Un abrazo.
 
kasiquenoquiero,03.06.2014
Hay mi monjitas que no la quiere nadie.....
 
Canon,03.06.2014
Ya llegará, todo llegará...

bAlejandro/b, tus variables son

uiPersonaje 1/u/i:Un Nigromante
uiEscenario 1/u/i : El Mar
uiGénero 3/u/i: Cuento Erótico

 
sabiel,03.06.2014
Ok, apuesto por el 599. (Esto es ruleta ¿no?)...
 
Canon,03.06.2014
Sí, es una especie de ruleta...

bSabiel/b, tus variables son:

uiPersonaje 5/u/i: Una Prostituta
uiEscenario 9/u/i: La Ciudad de París
uiGénero 9/u/i: Género Negro/Policíaco

 
Alejandro_1007,03.06.2014
Hola Canon, mira a ver si me puedes cambiar el nigromante o el genero erótico, no quiero ir a la carcel por favor!!!!!
 
Canon,03.06.2014
Alejandro, no tienes por qué ir a la cárcel - todo depende de la perspectiva que le des

Si el nigromante ejerce su poder para tener un momento de climax, sí, estamos ante una tremenda perversión.

Pero si el nigromante sólo es un hombre de carne y hueso, con su vida y sus necesidades y sus instintos, nos alejamos un poco de la perversión.

Por ejemplo, lo primero que se me ocurrió a mí con esas variables fue escribir sobre un nigromante con muy mala leche, que despertara a un muerto sólo para causarle celos, describiéndole cómo había seducido a su antigua pareja (aún viva, claro).

Seguro que encuentras una salida a esas variables. Y si te causa dificultades, levanta la bandera blanca y te echamos un cable.
 
Alejandro_1007,03.06.2014
Ok, pero si voy a la carcel me tendrás que pagar la fianza. Un reto es un reto y aceptado queda, pero para el futuro sería conveniente ver que, mas allá del aza, haya una cierta coherencia entre los tres parámetros o al menos que no chirrien como en este caso.
Un saludo y a escribir
Alejandro
 
Canon,03.06.2014
bJoaquinv - Carmen-Valdés/b

Aún restan por elegir...

Los personajes 2, 4 y 10
Los escenarios 5, 6 y 8
Los géneros 4, 6 y 8

 
Canon,03.06.2014
La creatividad y la lógica no siempre van de la mano... (o más bien, personalmente creo que hay que poner la lógica al servicio de la creatividad)

Cuando ideé este foro, pensé en muchos cuenter@s y amig@s que, en algún momento, me comentaron estar pasando una etapa baja en su creatividad. Eso es normal, y a todos nos pasa. Sin embargo, existen herramientas que nos pueden ayudar a despertar la musa dormida (o a avivarla en aquellos que la tengan hiperactiva).

Una de ellas es "obligarnos" a pensar de manera distinta a la que lo hacemos habitualmente. Tomar un camino diferente para volver a casa o ir al mercado, leer a otros autores, o probar algo de comer que nunca antes hayamos probado, ayudan a ese propósito. Saliendo de los trucos "domésticos" y enfrentándonos a la "hoja en blanco", coger elementos al azar (palabras, imágenes, personajes) e intentar enlazarlos de alguna manera desarrollan la creatividad. - Es aplicar lo del dicho "la necesidad es la madre de la inventiva", te ves obligado a conseguir un resultado con los mínimos elementos, o con otros totalmente distintos a los habituales.

Seguramente, no saldrá de estos ejercicios algo que quieras enmarcar como una obra maestra, pero estarás ejercitando tu mente para que se abra a otras alternativas. Y eso es enriquecedor, aunque a primera vista no lo parezca...

No hay un verdadero esfuerzo creativo en un camino previamente trazado. Coger un vaquero y un western, tiene su lógica. Colar entre medias una actriz -o un alienígena- y que al leerlo, el cuento tenga coherencia, tiene su punto creativo. No digo que en lo primero no se aplique creatividad. Digo que es más fácil juntar los elementos y que nos aporta menos que las otras posibilidades.

Por todo esto, me quiero alejar de la lógica en la elección de las variables.

 
Canon,03.06.2014
(Madre mía, qué parrafada me he mandado... )
 
Carmen-Valdes,03.06.2014
personaje 10
Escenario 8
Genero 8

Dios me libre!, no me gustan los números pares
 
kasiquenoquiero,03.06.2014
Estoy contigo Canon, nunca sabemos de lo que somos capaces de hacer, hasta que las circunstancias nos obligan... Un abrazo.

 
Canon,03.06.2014
bCarmen/b, tus variables son

iuPersonaje 10/i/u: Un Niña
iuEscenario 8/i/u: Una Empresa Multinacional
iuGénero 8/i/u: Periodístico

 
Canon,03.06.2014
Gracias por tu apoyo, Kasi
 
kasiquenoquiero,03.06.2014
Le he comentado a Raquel que hay muchas clases de amor, hasta el de fumar valdría, digo yo....
 
kasiquenoquiero,03.06.2014
Alejandro, tú eres capaz de eso y mucho más.
Ánimo.
Un abrazo.
 
joaquinv,03.06.2014
2
6
4

mis elecicones
 
Audina,03.06.2014
iEn esta ocasión, soy mera observadora de mis compañer@s cuenteros, hay un nivel alto en los participantes. Y estoy expectante del resultado aleatorio del reparto. i
 
Canon,04.06.2014
bJoaquinv/b, tus variables son:

iuPersonaje 2/i/u: El Dios Zeus
iuEscenario 6/i/u: Lugar de Trabajo
iuGénero 4/i/u: Tragedia

 
Canon,04.06.2014
Y a mí me quedan

iUna Monja
El Monte Olimpo
Fantástico/i


bDesde hoy, y hasta el 14 de Junio/b (como fecha tope), bpodéis empezar a publicar vuestros textos en el foro. /b

Y aquellos que tengáis dificultades con sus variables, ya sabe que puede izar la bandera blanca.


 
Canon,04.06.2014
i(Kasi, al final me ha tocado tu Monjita... a ver cómo la subo al Olimpo, jajaja)/i
 
kasiquenoquiero,04.06.2014
Menuda tirada canon..... Una idea: del humo del incienso la monja cae en un profundo sopor místico..... Aparece en medio de los dioses del Olimpo, confundida se piensa que está en el mismísimo cielo católico y de allí a la paranoia, va un paso.... je,je,je,……
 
Canon,04.06.2014
Muy buena, Kasi...

También ha habido un pajarito que me ha dado una clave genial por ahí...

Ya tengo una idea en el horno...
 
Alejandro_1007,04.06.2014
Gracias compis por el apoyo, me está costando pero va saliendo........ y al menos creo no iré la carcel
Un saludo
Alejandro
 
kasiquenoquiero,05.06.2014
Toro.
En un camping a las afueras de la cuidad, en donde no se hacen preguntas ni siquiera les importa tú procedencia, y la soledad es el bien preciado que todo inquilino tiene garantizado. Hay una roulotte, que no tiene nada de particular con las demás, pero está rodeada de una pequeña parcela, en la que se cultivan hortalizas y legumbres.
En medio de este vergel un hombre corpulento, mal encarado trabaja con plena dedicación a sus queridas plantas.
—¿Cómo estás esta mañana? —comenta con mucha dulzura a una tomatera que orgullosa se enzarza en el cañar que le sirve de soporte. Un tomate ya maduro asoma por entre las hojas verdes. Toro con suma delicadeza aparta las hojas tomando tan preciado premio a sus cuidados. Nadie diría que esa manaza, antes el terror del Ring, pueda arrancar esa fruta con tanta habilidad.
—¡Hay pícara!, me quieres esconder a tu mejor fruto —hablando a la vez que moviendo su ancha cara, maltrecha por infinidad de golpes. Frota el apetitoso tomate contra su manga y cuando ya comprueba que su color destella por ese sol implacable, abre su gran boca y de un bocado se deleita del elixir de la hortaliza recién cohechada.
¡Guau!, ¡guau! Un hermoso pastor alemán, residuo de su anterior holgada vida le pone las patas a la altura de su gran torso.
—¡Vamos, vamos! No seas pesado Roco —le dice Toro con un par de caricias de regalo— tengo mucho trabajo, ya sabes que no me gusta que andes pisoteando mis verduras —¡Vete! ¡Andando! —ordena tajante.
Roco con las orejas gachas no entiende el capricho de su amo, pero le debe obediencia fiel, y a regañadientes sale del huerto metiéndose debajo de la roulotte, a cubierto de ese sol de justicia que no entiende, ni de hombre ni animales, que a todos por igual calienta con suma eficacia.
Llega un gran coche negro, con los cristales tintados. El perro se pone alerta, el olor que desprende el tipo que baja del automóvil es desconocido para él, gruñe, se queda en guardia, agazapado debajo de la caravana olisquea el entorno, varios hedores el vienen a su celebro perruno y ninguno es bueno, miedo, sudor y olor a pólvora se mezcla con el idílico ambiente, antes lleno del perfume de las verduras. Su amo parece impasible, espera.
—Buenos días Toro —En esta calurosa mañana, quien habla va vestido de negro, gabardina hasta los tobillos gran sombrero de fieltro, guantes, gafas oscuras y con un rictus en la cara que espantaría al más valiente.
—¿Qué tal Frank, cómo estás? —Contesta Toro sin dejar sus tareas, ni mirar al visitante.
—Estoy ya muy viejo para esto… —Responde Frank con cierta desidia en sus palabras.
—Vamos amigo, no te quejes y disfruta del día.
—¿Cuanto tiempo hace que nos conocemos Toro?
—Venga Frank ¿te me vas a poner ahora nostálgico?
—¿Cómo eres tan estúpido?, ¿te piensas que nunca te encontraría? De verdad Toro me has defraudado, tú el mejor, el más grande entre los grandes te echasteis a perder por una estúpida partida de póquer —siguió Frank con su discurso— Cuando se te dio la oportunidad de pagar, ¡la fastidiaste! sí Toro, ese orgullo tuyo de campeón no te dejó morder la lona cuando se te indicó. ¡En el penúltimo asalto! ¡Lo sabías de sobra!, pero ahora todos te buscan —Toro como si con él no fuera la cosa dejó su tarea, fue a la roulotte sacó una botella de licor y un par de vasos.
—Asiéntate Frank y saboreemos —le dijo con suma tranquilidad.
—Está bien Toro, bebamos por los viejos tiempos.
Pasó el tiempo y los dos antiguos colegas repasaron sus hazañas y anécdotas, la botella de licor fue remplazada por otra y otra.
El pastor alemán más tranquilo dormita, pero atento a cualquier acontecimiento no se mueve de su estratega escondite. Va cayendo la tarde. El sol ya muere por el horizonte y la noche empieza a apoderarse del entorno. Una suave fragancia del imponente jazminero que majestuoso se enrosca alrededor de la caravana, regala su perfume a tan singular pareja.

Frank siempre ha renegado de la modernidad. No tiene teléfono móvil y busca una cabina de teléfonos. Está deambulando camino a casa con su viejo y fiel coche de los 60, equipado con un radio-cassete estero de 8 pistas, va deleitándose oyendo al viejo de Sinatra. El fabuloso sonido le envuelve de tal manera, que se olvida de todo sus problemas, pero al ver en el salpicadero recubierto de fina madera la foto de su mujer e hija no puede dejar de recordar que su pareja se la llevó un galopante cáncer de páncreas… Al fin una cabina de teléfono. Desde que el celular se hizo tan popular, es casi imposible encontrar una, y de tener suerte, esperemos que funcione.
—¿Tiburón?
—Sí ¿Quién es?
—No jodas Tiburón, que tengo prisa…
—¡Joder Frank! ¿Qué te pasa en la voz?
—¡¡Que quieres, la humedad, la edad¡¡
—Está bien Frank ¿Trabajo terminado?
—¡Qué te follen Tiburón! ¿Para qué te piensas que te llamo? ¿Para desearte las buenas noches y darte un besito?
—Lo siento Frank, no te enfades… las malas lenguas van diciendo por allí que, desde la muerte de tu esposa te has vuelto un blandengue. ¡¡Vamos!! Amariconado……
Frank respira hondo, intenta calmarse, hasta que no esté el dinero en su cuenta tiene que ser precavido, ya habrá tiempo de encontrar a esas malas lenguas, y cortarlas si fuera necesario.
—Tiburón déjate de cháchara, ya sabes en el nº cuenta de siempre.
—Ok Frank así se hará…
Frank gruñe por toda respuesta, colgando de forma violenta el auricular.

De camino a casa, a este frio y calculador asesino a sueldo le bulle la cabeza. Es verdad los últimos trabajos, en lugar de matar de lejos. Ahora prefiere estar más cerca de sus presas. ¿La culpa la tiene la desgraciada muerte de su esposa? Puede ser, pero desde que su hija le pidió más atención y su mujer ya dudó de que esa profesión que le tenía muchas veces de viaje, fuera la ideal para la familia. La cosa empezó a caer en un declive, que Frank asumió y optó por aceptar menos encargos, y hacerlos más humanos.

Los faros del automóvil van descubriendo una zona de bloques de viviendas muy parecidas, unas de otras. Frank siempre pensó que la mejor manera de pasar desapercibido, era está, vivir de forma anónima y confundirse con la gente de clase media-baja. Aunque podía desde luego pagarse un adosado, o quizás algo mejor. La cautela era lo primero en su profesión.

¡Hola papaíto! Esa dulce y cantarina voz que siempre embriaga a nuestro matón y a la que no puede negarle nada, proviene de una niña de no más de diez años. Se abalanza a los brazo de su padre fundiéndose en un abrazo.
—¿Te has portado bien mientras papi estaba fuera? —Del rudo y curtido hombretón no queda nada, se desase en atenciones para con su hijita del alma— Muy bien papi, me las he apañado bien, ya hice los deberes y cenado, ahora papi, por fa, léeme el cuento de los duendecillos del bosque.
Cada noche para padre e hija era un ritual y desde que la madre faltó, más si cabe. Frank se juró a sí mismo, que por nada del mundo faltaría a la cita con su hija. Ella ya estaba preparada. Acostada con su pijama de dibujitos, embutida entre la sábana y el cubre de personajes infantiles con lunas, estrellas y cometas. Las paredes de su habitación daba la sensación de que uno se encontrará en medio de un bosque. El papel pintado con hermosos árboles de anchos troncos, en donde aparecían duendes verdes asomando sus narices entre la densa vegetación. Todo el entorno acompañado del libro de sus cuentos preferidos. Frank empezó a leer.
—¿Papi? —le interrumpe con inocencia.
—Dime preciosa —le contesta el padre solicito.
—¿Tú me aceptarías un trabajo? Pregunta con mucho aplomo.
—¿Qué? ¿Cómo? —contesta Frank estupefacto.
—Sí papá, no te hagas el tonto y si te niegas, sé muy bien dónde acudir —Responde la niña mirándole directamente a los ojos— Frank deja caer el libro y por primera vez en su vida, no reconoce a la dulce y frágil chiquilla, antes sus ojos se descubre poco más o menos, que a la niña del exorcista. ¿Qué ha sido del “Papi”? ¿Y esa dulce voz? ¿Dónde está mi hija?
—¡Papa!, atento o lo que voy a decir. Lo sé todo, sé a lo que te dedicas, mama me lo contó y puso un dinero a mi nombre, en una cuenta que tú desconoces. Ahora quiero que trabajes para mí. Capturarás al duende del cuento, pero no lo mates, lo quiero vivo.
—Pero… que locura es está… —Frank miraba a su hija de hito en hito, pudo ver esa mirada suya de joven cuando su sed asesina era más fuerte que el pago por sus servicios.
Mientras la situación no albergaba más solución que claudicar ante el capricho de su hija. La mente de Frank retrocedía unas horas atrás.

Qué suerte tienes Toro de no tener familia. Moristeis con dignidad, cuando te dije si estabas preparado, ni pestañeasteis. Un balazo directo a la frente y clic, lo mismo que cuando le das a un interruptor de la luz. Lo siento por tu bravo perro, no me quedó más remedio que sacrificarlo. Ahora estáis él y tú, alimentando a tus hortalizas.
Qué viejo estoy para esto…

Fin.
Dedicado a Raquel. Un abrazo.
J.M. Martínez Pedrós
 
laber,05.06.2014
bLa ruta mitológica de Beyu Pen/b

Mi abuelo, un Asturiano socialista amante de la literatura, emigró a la Argentina en la primera década del siglo pasado. Con mucho esfuerzo y grandes privaciones, consiguió comprar un bar en Boedo, uno de los entonces barrios obreros de Buenos Aires.
Bautizado con el nombre de su pueblo, el "Café Santillán" se convirtió en inevitable punto de encuentro de artistas de vanguardia. En distintas épocas, lo frecuentaron escritores y poetas como: Leónidas Barletta, Alvaro Yunque, Cesar Tiempo, Roberto Arlt y Raúl Gonzalez Tuñon, Héctor Gagliardi y tantos otros.
La curiosidad sobre esta raza de misteriosa gente que escribía libros, trazó en mí, el camino que seguiría el resto de mi vida. Siendo casi un adolescente hambriento de lectura, ya intentaba mis primeras prosas.

Completado el bachillerato y aprobado el curso de ingreso en filosofía y letras, recibí de mis padres el regalo más anhelado, un viaje a España.
Ya hospedado en Santillán, en la cabaña de un primo de mi madre, comenté mi intención de recorrer la ruta de Beyu Pen, que precisamente comienza en esa aldea.
Sorprendidos ante mi decisión de transitar solo el trayecto, con innumerables recomendaciones, me indicaron como abordarlo.
Supe que me encontraría con varios personajes de la mitología de Asturias como el Busgosu, el Diañu Burlón, el Nuberu, recreados en rocas y troncos por la mano del hombre. Nos pasamos horas charlando de estas y otras figuras y de la similitud con las de la mitología Sudamericana.

A la mañana siguiente, partí con la mochila cargada con bocadillos, la bombilla, el mate, el termo con agua caliente, medio litro de vino y una campera abrigada.
Después de haber caminado un trecho, se desató un aguacero que duró unos veinte minutos. Guarecido bajo la saliente de una roca para protegerme del chaparrón, apareció un hombre. Me llamo la atención su vestimenta; pieles de cabra, un sombrero de ala ancha y una espesa barba. Sin decir una palabra, aceptó comer unos bocadillos y tomarse unos sorbos del vino que le ofrecí. Cuando la lluvia se detuvo, me dijo algo que no entendí: "Si te viene sueño, no duermas apoyado en un árbol, traza un círculo en la hierba y duerme echado dentro de él. Si pasa la Güestía, aunque te pise, no te verá", y así como apareció, se perdió en la nada.

De regreso a Santillán, después de haber disfrutado del paseo, me detuve a descansar. Todavía en la ruta de Beyu Pen, sentado al sol y gozando de la tarde, comí los últimos bocadillos, terminé el vino y me tomé unos mates. No se porque recordé el consejo del barbudo. Me puse de pie, tracé un amplio circulo sobre la hierba y me acosté en su interior boca arriba. Dormité hasta el atardecer.
Desperté sorprendido ante la presencia de una bellisima joven que me observaba sonriente. Era pequeña, de cabellos largos, vestida con un clásico traje asturiano. Posiblemente debido a mi fisonimía, me preguntó: ¿Tú, eres Árabe?. Ante mi negativa, mientras me incorporaba, desapareció.

Esa noche, en el espacio de la sobremesa, mientras sabereábamos el café acompañado de un exquisito coñac, comenté mi travesía. Gracias a las anécdotas del hombre de la barba y la hermosa muchacha, tildado desde soñador hasta cuentero fantástico, fuí festejado por todos, excepto por Joaquín, el anciano tío de mi madre.

Duespués de beber un buen sorbo de coñac, dirigiéndose a mí, don Joaquín dijo:

"Niño, te has encontrado cara a cara con El Nerubu, el conductor de las nubes y de las tormentas. Él, excepcionalmente, se presenta como un hombre con espesa barba, vistido con pieles de cabra y un sombrero de ala ancha. Puede ser terriblemente dañino, pero también ser muy beneficioso con aquellas personas que lo ayudan, y tú lo has hecho. Sabiendo que no lo conocías, provocó el aguacero. Seguro que estaba hambriento y vió tu mochila repleta de bocadillos. Como no fuiste egoísta y también compartiste tu vino con él, con pocas palabras te advirtió para protegerte.
La Güestía, es una procesión de espíritus que anuncian la muerte, son un signo de mala suerte y del mal augurio. En lugar de vela, llevan huesos encendidos en sus manos. Nadie sabe de donde vienen ni adonde se dirigen, sólo verlos significa la muerte a corto plazo. Sin embargo, quién encabeza la procesión no es un espíritu, es un ser vivo condenado a salir por las noches a comandarla, y a encontrar a otra persona a quién pasar la maldición antes de morir. Para evitar este fatal destino, se debe trazar un círculo en el suelo y meterse dentro de él. Si La Güestia atraviesa por el círculo, la persona debe echarse delante de ella. Aunque le pise y le aplaste, no lo notará.

La hermosa doncella que te ha hablabo, es una de las Xanas, ninfas benéficas de aspecto humano que deambulan por Asturias. En el area oriental de la región, se dice que eran las mujeres de los Moros, abandonadas aquí después de la caída de Granada. Al contrario de lo que se comenta, a las Xanas las hicieron cristianas en algún momento de la historia, sin el perjuicio de que fuesen de origen musulmán.
La pregunta que te hizo la Xana, tiene su lógica. Ellas tratan de identificar la prcedencia de los extranjeros solitarios que atraviesan la región. De ser Árabes, tratan de seducirlos y enamorarlos para que las devuelvan a su tierra.

 
Ninive,05.06.2014
Sería conveniente que antes del texto se recuerde la tarea asignada .Facilitará el comentario
 
laber,05.06.2014
Mis excusas:

bLaber/b

personaje -b Un Adolescente/b
escenario - bUna Ruta/b
género - BMitológico/b
 
Carmen-Valdes,05.06.2014
Personaje 10: Un Niña
Escenario 8: Una Empresa Multinacional
Género 8: Periodístico

El fin justifica los medios

“Usted puede ayudarme a salvar la vida de mi hija…”, así comenzaba el mail que Renato Santana había recibido hace un par de semanas, su primera idea fue eliminarlo de inmediato, pero cuando vio la firma de quien lo mandaba la curiosidad de periodista pudo mas, siempre tenía en su correo muchas peticiones que desechaba, leyó el mensaje completo y llamó al teléfono que le indicaban, se reunió un par de veces con ellas y convenció al director de la emisora televisiva y a su editor, de que debían entrevistarlas en vivo, esa era la única condición que ponían, en vivo y en directo, sin cortes, entonces ellas contarían toda la verdad.

Dos semanas después La Dra. Bauman, especialista en armas químicas y biológicas, desaparecida por 7 años, buscada hasta por la INTERPOL por robo de documentos y secretos clasificados en Sudáfrica, era maquillada antes de entrar al set de televisión, Renato Santana, revisaba sus notas y se paseaba nervioso por el estudio.

La chica del maquillaje se había esmerado en destacarle los ojos color calipso heredados de su padre, la había halagado por su belleza y lo bien que se vería en la pantalla, a ella eso era lo que menos le importaba, Emma apretó su mano con energía, mirándola fijo con sus ojitos negros con ese brillo que cosquilleaba y que la desarmaba siempre.

- ¿Mamá estás asustada?

No era su hija, pero hace unos años Emma la había adoptado a ella, esa niña tenía más claridad y luz que muchos adultos. Sólo le sonrió para que no sintiera la debilidad en su voz. La sentó en su falda y le arregló los rizos del pelo, se veía hermosa con su vestido nuevo.

Mientras esperaban el momento en que comenzaría la entrevista en vivo, sus pensamientos comenzaron a viajar hacia el inicio, su carrera siempre fue primordial en su vida, nada le importó para ascender, esa era su meta, ganar dinero, tener las cosas que deseaba, viajar. Investigar era lo que más le gustaba. No le importaba ni cuestionaba los métodos. “El fin justifica los medios”, esa vieja frase era su lema.

- ¡15 minutos! Le avisó una asistente, la maquillista se acercó con una esponjita para corregir su frente.

La multinacional para la que trabajaba siete años atrás, tenía capitales invertidos en varios proyectos secretos en el país de la segregación racial y la mayoría de estos relacionados con las teorías nazis de la pureza de etnia y la experimentación con armas químicas y biológicas. De ellos había dos en los cuales participó directamente, debió observar especímenes, comparar individuos e implantar gérmenes vivos en desodorantes y dentífricos. Ambos proyectos solicitados por organismos de seguridad de países “desarrollados”, pero especialmente para el gobierno sudafricano empecinado en crear armas bacteriológicas, en un desquiciado y racista plan de eliminación de los enemigos del gobierno.

En su última estadía de seis meses en Sudáfrica, cuando aún Nelson Mandela estaba en prisión y el apartheid en pleno apogeo, ella había conocido y trabajado con el Dr. Muerte en Johannesburgo a cargo del proyecto “la granja” con varios laboratorios subterráneos. La Doctora Bauman estaba a cargo de los sujetos de prueba, todos de raza negra, la mayoría indigentes y prostitutas, los más pobres entre los pobres.
Las próximas víctimas del apartheid serían los secretarios del premio nobel de la paz Desmond Tutu, en ellos se haría la prueba final de este proyecto criminal y dependiendo del resultado el obispo sería el siguiente.

Sin embargo, algo hizo clic en la mente lógica de la científica en ese entonces, una prostituta recogida de los suburbios del ghetto de nombre Rossette, tan desnutrida y maltratada por su trabajo en la calle, que nadie se dio cuenta que estaba por parir, tenía la misma mirada de la niña que colgaría hambrienta de su pecho, hasta ese minuto, la doctora Bauman no se fijaba en los sujetos de experimentación, nunca antes se compadeció de ninguno de ellos. Pero Emma se le metió en el pecho, en la mente, la desbordó de sentimientos.

Ayudó a alimentarla, hasta le compró leche especial de su propio bolsillo, le traía pañales y ropa. A los cuatro meses del nacimiento de Emma, Rossette murió en una de las pruebas del Dr. Muerte, entonces la pequeña huérfana se agarró con su manita morena a sus blancos dedos, con esos ojos negros brillantes que le exigían algo que no podía comprender en ese momento. Después de muchas dudas, llamó a su padre a Alemania y le pidió ayuda para rescatar al bebé. Tomó a la niña y con la ayuda de algunas influencias de su progenitor, la llevó a California y luego se radicó en Sudamérica. De eso habían pasado 7 años.

La multinacional había invertido mucho dinero y tiempo buscándola, al desaparecer, también habían perdido años de investigación, ella había eliminando los archivos de Johannesburgo y todo lo relacionado con el nacimiento de Emma. Hasta que hace unos meses, la habían encontrado.

- Dra. Bauman pase al estudio por favor

Se levantó de su asiento, tomó de la mano a la niña, y entró al estudio con actitud desafiante, el periodista Renato Santana, Director de Prensa, las recibió con un afectuoso saludo, mientras que esa imagen que se repetía en todos los monitores de la estación, ese día daría la vuelta al mundo, la doctora Bauman, científica y creadora de armas de muerte que habían sembrado horror en el régimen del apartheid, con su pelo rojizo y sus ojos calipso, de la mano de una niña de raza negra, con piel y ojos muy oscuros y brillantes. Se mostraban ambas ante el mundo para contar su verdad, con la esperanza de que esa verdad las protegiera del poder del dinero, la guerra, el racismo y por supuesto que les salvara la vida.

El periodista miró a los ojos a la doctora Bauman, maravillado por la belleza de esa mujer de unos 45 años, luego miró a Emma, que sonreía a las cámaras, tomada de la mano de su madre, se veía segura y feliz, lejos, muy lejos de entender del horror del que había sido parte alguna vez y del cual había sido rescatada.
 
kasiquenoquiero,06.06.2014
Lo siento, ¿Canon puedes editar mi relato y poner los variables?
Un abrazo.

Personaje 7: Un boxeador
Escenario 7: Un Huerto
Género 7: Drama
 
Yvette27,06.06.2014
Personaje :ejecutivo en carrera
Lugar :un puente
género: real maravilloso (realismo mágico)

bEl midas del puente/b

Cuando encontraron al mendigo muerto en el puente , los hierros destellaban y en la ciudad una luz dorada resplandeció durante tres noches.

Los documentos que encontraron en el raído impermeable revelaron su identidad y la noticia se difundió inmediatamente por los medios de comunicación . El hombre era Gerardo Damian ,el joven y riquísimo dueño de la Compañía metalúrgica Midas de Torino que se había dado por desaparecido en el hundimiento del Concordia hacía 20 años.

Cuando el ataúd bajaba al foso, presente solo la madre y los fotógrafos, los aromos llevados por una súbita ráfaga de viento posaron sus pétalos amarillos sobre la madera.

Días después del entierro,un productor cinemátográfico visitó a la madre del ejecutivo en un lujoso hogar para ancianos de Roma.

La anciana respondió con entusiasmo a las preguntas:

i“Gerardito nació bajo el signo de la abundancia. Su vida comenzó y terminó bajo el flash de los fotógrafos. Eentonces vivíamos en una pequeña ciudad Fue uno de los tres primeros bebés nacidos ese año y recibió un regalo en dinero bastante importante para nosotros entonces.
Gerardito era rubio y hasta parecía que estuviera siempre envuelto en una nube ambarina. La suerte le acompañaba en todo lo que emprendía. Estudió ingeniería y su pasión eran los puentes. Si me sorprendió que lo encontraran vivo después de tantos años,no me sorprendió en absoluto que lo encontraran en un puente.

Cuando trabajaba en una mediana compañía metalúrgica acompañó al Perú a un equipo de la empresa para decidir la compra de los derechos de extracción de los metales de una montaña. Gerardo convenció a los expertos en la elección de un lugar determinado. Durante la noche, después de la firma del contrato, un terremoto partió en dos la montaña dejando al descubierto abundantes vetas doradas.
Al regresar le esperaba otra sorpresa. Había comprado un boleto dela lotería y se vió millonario de la noche a la mañana. Se asoció con el dueño de la empresa … Fue Gerardito quien le puso el nombre Midas a la compañía, comprenderá usted por qué….

A los 35 años se puso de novio, estaba muy enamorado y para festejar su noviazgo invitó a toda nuestra familia y a la familia de la novia al crucero en el Concordia. Allí la suerte lo abandonó ya que después del hundimiento yo fui la única sobreviviente.
Ahora la policía y los investigadores están tratando de averiguar dónde y cómo vivió durante todos estos años.
Los médicos dicen que Gerardito puede haber perdido la razón o la memoria en el naufragio.
No hay mucho más para contar. Hasta que yo lo vi en vida, la suerte lo acompañó y ya sabe usted, “la gente feliz no tiene historia…”/i

La anciana cerró los ojos , el esfuerzo y el recuerdo la habían agotado.

El productor salió de la entrevista llevando en su cartera la autorización para utilizar en una película los datos registrados .

La superproducción “el Midas del puente”ganó la estatuilla del Oscar dos años más tarde.
Gerardo Damian, el brillante ejecutivo, aún muerto todavía atraía el oro.



 
glori,06.06.2014
Abuelete
jeep-selva
verídico


Verdades confusas


Este es un relato verídico aunque muchos vean algo de fantasía en él. A pesar de los incrédulos, es un cuento real. Tan real que se trata de mi propia vida.

Los años han pasado muy rápido. Tengo casi ochenta años, ya. Soy un hombre mayor con las características propias de la edad. Desde que enviudé me he vuelto gruñón, quejoso debido a mis achaques, y con incipientes pérdidas de memoria.
Hasta aquí todo normal ¿no les parece?
¿Dónde entra entonces lo fantasioso? dirán ustedes. Pues en eso precisamente. Cada vez que un recuerdo se desvanece intento "rellenarlo" con un poco de inventiva. Mis nietos han comenzado a notarlo, creo. Y claro, cómo no se van a dar cuenta, si hoy les cuento una historia, y mañana se las relato distinta.
Pero yo sé muy bien qué es verdad y qué no.

El viaje que hicimos con mi hermano Ricardo a Perú, por ejemplo. No fue hace tantos años. Él tenía sesenta y cinco y yo sesenta y nueve. Dos abueletes trasladándonos por la selva en mi viejo jeep.

Esa aventura fue muy particular, y en este caso estoy seguro de no estar inventándome nada. Ocurrió tal como la describo, aunque todos me miran con incredulidad cuando la narro.

Recuerdo que salimos muy temprano. Una tenue llovizna nos acompañó gran parte del viaje. Ricardo bromeó todo el camino recordando aventuras de cuando éramos jóvenes, sobre todo de esa morocha que nos había enloquecido durante nuestra adolescencia. Adela, se llamaba. ¿Cómo olvidarla? Creo que todos soñábamos con ella en aquellos días.

Llegar a Cuzco y su "Machu Pichu" fue maravilloso. Sin embargo recién a partir de allí se inició la verdadera aventura que nos iba a deparar sorpresas nunca antes imaginadas.

Nos adentramos en la jungla luego de un recorrido agotador en el jeep, (unas veinte horas para recorrer quinientos Km) atravesando los Andes por una serpenteante "carretera" en la que el polvo fue nuestra única compañía.

Los mosquitos nos recibieron alborozados ni bien pisamos la selva. A nuestro paso: tortugas, caimanes, capibaras, lobos de río, aves multicolores. Observarlos fue sin duda todo un privilegio para mí, aunque lo más importante fue conocer a los indígenas inventores de lo que hoy llamamos "Desarrollo sostenible". Más allá de cualquier filosofía o religión, su respeto por la madre Tierra era admirable.
Pero en esta ocasión, no es mi deseo abundar en los detalles de tan dignos ejemplos a imitar. Lo sorprendente de este encuentro con aquellos indígenas fue descubrir entre ellos a Adela. Sí, aunque les parezca una locura. Ella estaba allí, y es una verdadera lástima que mi hermano no lo pueda corroborar. Falleció unos días después de regresar de nuestra travesía.

Aquella mujer nos reconoció a ambos, y a pesar de los años trascurridos conservaba su belleza. Ricardo y yo no salíamos del asombro.
Más tarde pudimos conocer su secreto. Plantas medicinales desconocidas para nosotros habían conseguido que mantuviera aquel aspecto. No se trataba de magia. Solo vida saludable, contacto con la naturaleza, paz, armonía, aprender a respirar y meditar.
Había decidido quedarse a vivir en ese lugar luego de un viaje exploratorio, y hacía más de veinte años que no se acercaba a ninguna ciudad.

Pasamos un mes allí, recorriendo en nuestro destartalado vehículo los lugares más paradisíacos. Ella era nuestra guía. Mi hermano no quería regresar. Adela lo había impactado aún más que en su juventud. El solterón creía haber encontrado a la mujer anhelada.

Durante esos paseos por la jungla yo también fabulé con un cambio de vida. ¿Por qué no? me preguntaba.

Poco a poco nos habituamos a sus costumbres, rituales, y comidas. Todo era tan calmo y perfecto.
Solo existía una dificultad. El jefe de la tribu había puesto sus ojos en Adela, y no le hacía ninguna gracia aquel pretendiente llegado de la ciudad.

Ricardo comenzó a experimentar síntomas de enfermedad: nauseas, mareos, dolor en las articulaciones, pérdida de peso y apetito.
En pocos días su aspecto desmejoró. Tuvimos que regresar.
Solo estuvo hospitalizado tres días. Sus últimos minutos de vida los pasó delirando. Nadie comprendía lo que decía. Yo sí. Mencionaba un extraño brebaje de color verde. Confieso que llegué a pensar en una especie de veneno o algo así.

Han pasado varios años. Como les dije, nadie suele creerme cuando relato esta historia. Los comprendo. Mi memoria falla bastante, es cierto. A veces, hasta me hacen dudar, sobre todo cuando la gente insiste en llamarme Ricardo y dicen que mi esposa se llamaba Adela.


 
nayru,06.06.2014
Compis, veo con admiración que ya habéis empezado a mandar vuestros textos y comienzo a leerlos. También veo, con alivio, que tengo hasta el 14. Espero no demorarme tanto, pero sí os pido un pelín de paciencia en esta ronda. Intentaré tenerlo el martes como muy muy tarde. Cuestión de horarios. Obligación antes que devoción! Sigo pendiente, con alguna idea formándose y deseando tener tiempo de darle forma
 
Canon,07.06.2014
Hay tiempo, Nayru, no te preocupes.

Este desafío ha aumentado un punto la escala de dificultad para todos; a aquellos que aún no habéis publicado, no os apresuréis y aprovechad el plazo para madurar las ideas.

Y a los valientes que ya han conseguido cerrar sus narraciones y publicarlas, mi enhorabuena; algunas de las variables no eran nada sencillas. Promete un período de críticas de lo más enriquecedor.
 
kasiquenoquiero,07.06.2014
¿Qué va ha ser de mi monjita?
Subirá al cielo, al purgatoria, o se casará con Júpiter, o le pondrá los cuernos con Saturno,,,,, je, je.........
 
Canon,08.06.2014
Va, va, aunque por el género que me tocó, me he desviado un poco de las ideas que me han lanzado. Ya veréis y ya me contaréis
 
sabiel,08.06.2014
Kasiquenoquiero, eso puede depender de que tipo de incienso estaba fumando la monjita. ..
 
sabiel,08.06.2014
Doctora Canon, entonces, ¿como definiriamos el genero negro/policiaco?
Me he puesto a escribir, y ahora que lo tengo listo me asalta una duda respecto al genero, no fuera cosa que hubiera abordado otro genero que no me correspondía...
 
sabiel,08.06.2014
Doctora Canon, entonces, ¿como definiriamos el genero negro/policiaco?
Me he puesto a escribir, y ahora que lo tengo listo me asalta una duda respecto al genero, no fuera cosa que hubiera abordado otro genero que no me correspondía...
 
Canon,08.06.2014
Doctora???? Jajajajajajaja

iNovela Negra o Policíaca Norteamericana/i se diferencia de la policíaca clásica en que es mucho más turbia. Obviamente, el argumento gira en torno al crimen (sea desde la perspectiva del que lo investiga, desde el criminal o desde la víctima).El investigador es más bien un antihéroe, muy lejos del estereotipo de detective de alta moral y en extremo cerebral del género policial clásico. Las tramas son más violentas y los ambientes, más turbios. Ten en cuenta que tiene su origen en los años 30 en EE.UU., con su crisis, sus gangsters y la ley seca como marco. Son relatos que se mueven en los barrios bajos, son críticos con la sociedad y en ocasiones es difícil discernir entre "buenos" y "malos".

Tienes unas variables que dan mucho juego para el género que te ha tocado.

Si tu historia gira alrededor de un asesinato u otro crimen violento, el escenario en el que se desarrolla es sórdido, y tus personajes son cínicos y poco éticos, pues habrás ido bien enfocado (estilo James Ellroy o Adolfo Bioy-Casares/J.L. Borges en sus relatos como Honorio Bustos Domecq). Si tu texto trata de un robo en una mansión al estilo Agatha Christie... te recomendaría retomarlo y buscar otro enfoque.
 
Fco_mig,08.06.2014
Disculpas, sabiel: no he podido evitar leer tu consulta sobre la diferencia entre el relato policial clásico y el del género negro. En realidad, la diferencia no está tan clara. Pero para poner los referentes habituales, habría que decir que el prototipo del detective "clásico" es Hércules Poirot y el del detective "negro" Philip Marlowe. En general, los primeros basan la resolución del enigma en la deducción pura y los segundos en la comprensión intuitiva de la naturaleza humana. Podríamos decir que unos se centran en la trama (los clásicos) y los otros en el criminal (los "negros").
Desde luego, los límites no están tan claros como eso. Sherlock Holmes, por ejemplo, es básicamente un detective clásico, pero muchos ambientes que retrata Conan Doyle, en su época, lo acercaban a la serie negra. Otro tanto puede decirse del Maigret de Simenon.
Como puedes ver, hay muchas gradaciones. Te lo dice un enamorado del relato policial. Yo creo que la mejor definición la dio nuestro Andreu Martín: "la novela policíaca clásica está escrita con la cabeza, la de serie negra, con las tripas".
Espero haberte ayudado.
 
sabiel,08.06.2014
Les agradezco mucho, con esta informacion quedo totalmente claro con el tema....
(Rayos y centellas, mi $#@/$^suerte voy a tener que empezar de nuevo y ya llevaba 1300 palabras ...)
(obvio que es broma... solo llevaba 1250 y son correcciones al final...)
 
sabiel,08.06.2014
Me falta aun el final cuando el policia descubre que el asesino es aghdgfj... nffmmn... me.... gfhyhj...falla...gvhkllll.....internjhgjkzzzźzzzzzzz...
 
Audina,08.06.2014
¡Os leo, y me encantan todas las participaciones, sin excepción! ¡Animo, muchachos! Sois geniales, creativos... ¡y muy valientes en este reto!
 
kasiquenoquiero,09.06.2014
Pido un minuto de silencio por nuestro compañero Sabiel.... Dicen que debido a su lío mental se desmayó encima del teclado.... nunca te olvidaremos.....
 
Fco_mig,09.06.2014
Acabado el minuto: creo que el síncope le vino de darse cuenta que había empezado con un marqués envenenado en mitad de una lujosa fiesta de disfraces... y tenía que haberlo hecho con un pequeño traficante de drogas acribillado en un callejón sucio en medio de un charco de sangre. ¡Qué se le va a hacer!
 
kasiquenoquiero,09.06.2014
Francisco Miguel, je,je,je,........... entiérralo, ya................
 
Alejandro_1007,10.06.2014
bInvocación a la pasión/b

Miraba sin ver desde el porche de su casa hacia poniente cuando el sol comenzaba a besar el mar en su horizonte virtual. Los rayos del sol tremolaban en la superficie del mar intentando no claudicar mientras la brisa marina acariciaba la playa con su suave y húmedo anuncio de frescor y calma. Todo estaba en su sitio pero no era así, su razón y su ser no estaban a su lado y nada encajaba, ni el sol, ni el mar, ni la brisa: nada, nada, nada. Poco a poco se hizo presente la tímida oscuridad y en su lento avance, aprovechando que la luna estaba distraída, engulló a placer cuanto se le puso a su paso. La privación de la luz hizo más potente y presente el rumor del mar y la suave y rítmica letanía cobró vida instalando en su corazón su dilema vital como definitivo y la respuesta fue espontánea, “sí, la deseo aquí y ahora con todo mi ser y mi razón”.

La fuerza de la convicción puso en marcha sus ensoñaciones y disparó la esperanza de sentirla una vez más, lo inevitable dio paso a la naturalidad consentida y lo liberó de toda duda sobre cualquier consecuencia, la cual dejó simple y llanamente de existir. La brisa del mar se tornó más húmeda y perló su cuerpo de pasión y deseo, el rumor del mar se hizo más grave y penetró hasta lo más hondo de su ser.

Sus sentidos se aguzaron y sus latidos se sincronizaron con el rumor que crecía en su interior y que todo lo envolvía y, sin ver, la sintió llegar. Echó la cabeza hacia atrás, cerró los ojos y ella lentamente se hizo carne sobre él. La sintió como siempre y como nunca, cálida y cercana, ligera y dispuesta, sosegada y deseosa . La recorrió muy lentamente abarcándola por entero, recordando cada centímetro de su cuerpo, y sus manos se sintieron nuevamente en casa. Las yemas de sus dedos festearon sobre ella, explorando cada rincón con parsimonia y dulzura, mientras se fundían en un solo cuerpo. Sus ojos interiores se posaron en el torso generoso de su amada que irradiaba paz y armonía, calor y deseo, complicidad y pasión, mientras la pasión le arrancaba suaves sonidos entrecortados en busca de aire que la brisa generosa atendía solícita. Los segundos se hicieron eternidad, la brisa alimento, el mar banda sonora y la luna despuntó con un rubor ingenuo queriendo contemplar tan singular evento. Sus almas se sincronizaron cuando un claro de luna iluminó tímidamente a los amantes cuyos cuerpos con extrema lentitud se provocaban mutuamente . El éxtasis los sorprendió mirándose más allá de sus ojos y sus almas se fundieron en una sola y definitiva, la comunión de la carne dio paso al estremecimiento y la plenitud se instaló definitivamente en él. En ese instante comprendió que nunca más renunciaría a ella. La nigromancia era solo una parada intermedia para volver a estar a su lado…… ipor siempre jamás. /i

El reto era bNigromante/el mar/erótico/b, Saludos, Alejandro
 
nayru,11.06.2014


bPersonaje:/b Explorador
bEscenario:/b Gran Ciudad
bGénero:/b Relato amor

bRegreso al hogar/b



Ya falta poco, muy poco. Esta última expedición ha sido agotadora, y la necesidad de volver a casa, de volver a verte, es cada vez mayor. Necesito sentir la calidez de mi hogar en mis ya no tan jóvenes huesos. Ya sé que no ha sido el primer viaje, ni mi ausencia la más prolongada, pero cada vez me cuesta más abandonar esta ciudad que ya siento como mía para internarme en los páramos yermos e inmaculados del Polo.

Aún recuerdo la primera vez que embarqué, que fue también la primera en que te vi, cuando Robert me obligó a seguirle en esta locura que debía ser breve y que ya se extiende por años. No se lo reprocho, es mucho lo que le debo. Me dio la oportunidad de conocer nuevos horizontes, de llegar donde ningún otro hombre había llegado antes; pero lo más importante, me trajo hasta ti. ¡Cuántas veces había intentado arrastrarme con él sin éxito…! Hasta que me habló de ti. De tu belleza. De tu singularidad. De tus encomiables valores. De tu imponente presencia. Debía verte con mis propios ojos, me enamoré de ti sólo por sus palabras… Y, aun así, todo cuanto me había dicho, era poco. i“Ahí la tienes, Matt”,/i me dijo, señalándote desde lejos. Y yo, mudo, absorto en tu contemplación, no pude sino quedarme allí, mirándote sin disimulo, mientras tú permanecías con la vista perdida en el horizonte.

Subimos a bordo, y en esa primera travesía avasallé a Robert con mil preguntas. Quería saber todo cuanto pudiera sobre ti. Así me enteré que habías llegado por mar, al igual que yo me alejaba de ti, hacía apenas unos años. Que tu padre se llamaba Frédéric. Que habías venido para quedarte. i“Una maravilla del viejo continente”,/i decía el almirante, riendo. i“Desde luego que sí”,/i contestaba yo. Desde luego que sí.

Durante meses no vi otra cosa que a los hombres que nos acompañaban en nuestra aventura y una insondable extensión de hielo y nieve frente a nosotros. Yo no podía quitarme tu imagen de la cabeza, y tú… Tú ni sabías que existía. Regresamos, y mi espíritu se enaltecía a medida que nos acercábamos a tierra firme. No pude quedarme en la ciudad, aunque era mi deseo más profundo. Robert lo sabía. Sabía que no podía llevarme a ver con mis propios ojos las grandezas que puede realizar el hombre, conocer el regocijo del alma al ver la inmensidad de la creación de Dios, desvelarme lo más hermoso que nunca haya podido contemplar, y luego devolverme a mi pequeña granja. Por eso volvió a buscarme. Me prometió que, a nuestra vuelta, gracias a la fama que adquiriríamos, podría afincarme donde deseara. Por eso no dudé en seguirle al mismísimo infierno helado, si con ello conseguía estar cerca de ti.

Pero los viajes no cesaban. ¿Qué te voy a decir que no sepas, si no hubo una sola vez que no me vieras partir? Y yo me veía obligado a despedirme, cada vez con más congoja en el corazón. Robert, en cambio, disfrutaba con nuestra partida. Los Inut habían sido muy hospitalarios con nosotros… Demasiado, a decir verdad. iMiy Paluk/i, me llaman… Todos excepto uno, de apenas dos años, al que le he enseñado a decir “papá”…

Por fin nos acercamos al puerto, y mi corazón se desboca irremediablemente. Aunque nuestro regreso es sonado y cientos de personas acuden a recibirnos, yo sólo anhelo ver tu rostro. Tú nunca faltas a la cita, lo sé, y sin embargo siempre tengo el temor, cuando empiezo a divisar tierra en la lejanía, de no volver a verte. Pero, ahí estás, con tu sereno y majestuoso porte francés, esperándome, iluminando mi regreso al hogar desde Bedloe por última vez.


 
Canon,13.06.2014
buPersonaje/b/u: iUna Monja/i
buEscenario/b/u: iEl Monte Olimpo/i
buGénero/b/u: iFantástico/i



buiPLURIEMPLEADO/b/u/i


La única religiosa de todo el convento que no se conmocionó cuando el médico anunció la enfermedad y muerte inminente de Sor Renata fue la propia convaleciente. La monja, lejos de acongojarse, se sintió feliz, porque para ella la escasa semana de vida que le quedaba por delante eran los últimos siete días que la separaban de su esperado encuentro con el Señor. Cuando las fuerzas parecieron abandonarla, recibió la extremaunción de mano del Padre Gabriel y, durante la hora de la siesta, el agotado corazón de la monja dejó de latir…


* * * * *


Tan dulce fue la partida de Renata, que ni ella misma advirtió el trance en que su alma transmigró fuera de la esfera mortal. Cuando despertó, creyó estar inmersa en un sueño, y tal fue su incredulidad, que tuvo que frotarse los ojos. Aquello no se parecía en nada a lo que había imaginado que sería el cielo; y, sin embargo, aunque el paraje en el que se encontraba distaba de sus expectativas, la belleza sempiterna de cuanto la rodeaba pronto le inspiró otra ubicación divina y que también había idealizado.

“¡Estoy en el Paraíso!”

Y es que se hallaba en un precioso valle verde, cuya
alta y fresca hierba era mecida por una agradable brisa. No había gran predominio de frutales, pero sí había plantas floridas y aromáticas dispersas por doquier. También había fuentes, un arroyo de aguas cristalinas y, no muy lejos, una imponente montaña, cuya cima se perdía entre altísimas nubes.

A pesar del notable embeleso que la embargaba, la monja notó de repente un movimiento a su espalda. Provenía de una preciosa mata de laurel, donde pudo entrever una pequeña cabecita que la espiaba.

-¡Oh, un Querubín! ¿O eres un Serafín?- Se emocionó Renata, y entrelazó las manos. –Por favor, concédeme la gracia de verte. ¡Me harías tan feliz!

Uno de los ojos que la miraban se achicó ante sus palabras, como si hubiera elevado el pómulo en un gesto de extrañeza que la religiosa no interpretó como tal. Al notar que el silencio se prolongaba, la anciana volvió a rogarle, impaciente

-Te lo suplico, angelito de la guarda, ¡muéstrate!

-Las que visten así y terminan aquí nunca se alegran de conocerme.

-¿Por qué dices eso? ¡A mí me encantará conocerte!

-Está bien… si insiste…- Cedió la criatura con un dejo de resignación, y saltó fuera de las ramas. -¡Buh!

Fue en el instante que Renata posó sus pupilas en él cuando olvidó completamente sus dulces ruegos y empezó a gritar, horrorizada.

-Lo sabía… - Ironizó la criatura, que presentaba el rostro y el torso de un niño y las extremidades inferiores de un cabritillo. Dos diminutos cuernecillos asomaban de su frente.

-¡Eres…! ¡Eres…!- Balbuceó la anciana cuando fue capaz de articular palabra.

-Soy un Fauno.

-¡El diablo!- Chilló Renata, sin escucharle.

-¡No! Mis primos, los Sátiros, sí que son unos gamberros libidinosos, pero yo…

-¡Satanas! ¡Lucifer!

-¿Esos dos? En el piso de abajo, con el tío Hades.

-¿Hades?- Saltó la mujer, como si aquella fuera la primera cosa que le oía decir

-Sí, con Hades; Plutón para los amigos. Bueno, en realidad no es mi tío, lo es del jefe, el Gran Baco.

-¿Hades, Plutón, Baco? ¿Qué sinsentido es este? ¡Sólo hay un Dios!- Le desdijo la monja, alterada.

-Conozco ese cuento… y cuando le diga que no es así, me llamará eso de “hereje” y otras lindezas.

-¿Qué no es así? ¡Eso es una blasfemia!- Se irritó la religiosa, y empezó a lanzarle manotazos.

-¡Señora! ¡Qué hace!- Se quejó el ser, y se escabulló tras el laurel -¡Dafne, necesito tu ayuda! ¡Tenemos otra metedura de pata!

-¿De quién? ¿De Hermes?- Preguntó una voz nueva, suave y femenina, que surgía de la planta.

-¡Mercurio es sólo el mensajero!- Exclamó el fauno, indignado.

-¡Eso lo dices porque es el padre de tu jefe!- Rió, y las hojas del arbusto se sacudieron levemente. En un momento, empezó a elevarse, como si se desplegara, y pronto se pudo distinguir la figura de una joven. Sus miembros estaban torneados en las ramas, y el follaje que la cubría, semejaba una tupida melena y un vaporoso vestido. Los pies estaban claramente anclados al suelo como raíces. Observó a la monja con indulgencia y le extendió su mano de madera. –Acércate, mujer; no temas a este Paniskoi. Es inofensivo, te lo aseguro…

La religiosa, aunque aterrada, pareció confiar en la dama del arbusto y se le aproximó dubitativa.

-¿Quién eres?

-Mi nombre es Dafne; me convertí en laurel por escapar de Apolo, pero esa es una historia muy larga… ¿Sabes dónde te encuentras?

La anciana negó con la cabeza.

-Estás en las laderas del Olimpo. ¿Has oído hablar de esto?

La anciana afirmó, nerviosa.

-Pero eran… ¡mitos! No puede ser real…- Dijo

-¿En qué crees tú?- Preguntó la mujer-arbusto

-En Jesucristo, nuestro Señor. Él es el único…- Afirmó, temblorosa, y rompió a llorar. Dafne se conmovió y estrechó a la anciana afectuosamente.

-¡Pobre alma! Tranquila, te ayudaremos.- Sin dejar de contenerla, se volvió apenas hacia el pequeño Fauno. –Ve a buscar a Iris. Que la suba a la cumbre del Olimpo y la cruce con su puente hasta las puertas doradas que custodia Pedro.

-¿Y por qué tenemos que arreglarlo nosotros, si no saben clasificar bien las almas?- Protestó el geniecillo, frustrado.

-Compréndelo; es fácil confundirse. Ha bebido vino ceremonial, proclamándolo como sangre, y ya sabes que el único dios al que le corre alcohol por las venas es Dionisio. Eso sin mencionar que ha festejado toda su vida los solsticios. Ellos le llaman “Navidad” y “San Juan”, y Apolo sigue diciendo que esas fiestas son en su honor, incluso cuando los mortales lo han olvidado por completo. Así, no hay quien se aclare...- Explicó la dríade, paciente.

-Pues yo distingo a la legua a los devotos de ese dios pluriempleado. La multitarea divina no es buena, porque al final no da abasto con todo y pasan estas cosas.

-Deja de quejarte, que lo hecho, hecho está. Lo importante ahora es ayudarla a ir hasta su cielo para que no sufra.- Lo instó Dafne.

-Está bien, buscaré a Iris. Pero las acompañaré, y pediré el libro de reclamaciones; a ver si espabilan.- Gruñó el pequeñajo, malhumorado, mientras se alejaba de ambas.


 
Canon,13.06.2014
bSabiel, Joaquinv/b, tan pronto publiquéis vosotros, empezamos con el período de crítica
 
joaquinv,13.06.2014
Personaje : El Dios Zeus
Escenario : Lugar de Trabajo
Género : Tragedia

Toma el café, lo mira y espera, un poco por aburrimiento, un poco por ocio, un poco por que quiere y un poco por distracción, y el humo y el humo se dice, y lo mira y luego baja para ver el punto de salida, la incesante producción de vapor, vapor que sube y sube, y yo aquí abajo, aquí en una silla frente al ordenador, el humo yendo a un lugar mejor, a un gran lugar, qué lugar que es ese, si pudiese ser humo, si pudiese ser vapor, o incluso las hojas que el viento lleva hasta que mueren, hasta que ya no se mueven más. Toma el lápiz y anota rápido unos números, mira el humo y anota otro, luego mira al techo y ve como poco a poco se forma una gotera, el vapor, se dice, el vapor que cae y cae igual que yo, que la mayoría. Entonces se estira y de manera que la silla es con rueditas se aprovecha para girar sobre ella, vuelve a mirar el techo, pero yo no soy humo de café, ni de té, ni de hervidor, de algo más grande, de algo más poderoso, quizá de una industria, de un avión, de una chimenea, el vapor que llega a gran altura, a lo más; en cambio los demás son de café, son de té y hasta de unos bistec recién calentados en la parrilla, más que eso no, más que las nubes tampoco, más que un edificio, ja, será chiste. De todos modos, y de alguna manera, se lo tiene un poco merecido, reconoce que no ha actuado de lo mejor, de la mejor forma y que, si es que, a abusado un poco de su poder, pero son cosas sutiles, que son aceptables y que son recurrentes, nada de otro mundo, nada que no hicieran ellos y nada de lo que hicieran los otros. El problema fue que, por esta vez, el juez estuvo a favor de su hermano, es sabido que siempre está veleidoso, y siempre es bueno tener una charla productiva con él, que por más que en sus discurso diga que la justicia es necesaria, en realidad le importa un carajo, entonces es una oferta casi mínima es aceptable y aceptada, y caso ganado, un aliado con el que se puede contar, no siempre, pues le falló y eso le dolió un poco, aunque es sabido que ese sujeto no le tiene aprecio a nada y ni a nadie, que quien apueste más gana, quizá podría haber un poco de nobleza, no, nobleza no, lealtad, sí, es más adecuado para la situación, y entonces no estaría aquí, estaría pero no de esta forma ni de esta manera, ni en este cuerpo ni en este lugar ni con estas facultades. Se le enfrió el café, o el té ya no recordaba lo que era, y el olor también se había ido, entonces no podría saberlo a menos que lo probase y no estaba dispuesto a tragar eso, estaba frío. Agarró firme la taza y la subió a la altura de sus ojos, la oreja con su oreja, la agitó y soltó, circuló por el aire hasta ser frenada por una pared, tomó de igual manera todas sus carpetas pero esta vez las pisoteó hasta cansarse, entonces el ordenador fue la víctima, a golpes su pantalla dejó al descubierto su sistema interior; mientras los compañeros, tímidos, de la empresa asomaban con dudas sus miradas por la puerta. Él no se fijó y tampoco se habría fijado o le hubiera importado, estaba estancado en los recuerdos, el pasado y él que era un humo que llega mucho más lejos que todos, que incluso los humos que ya estaban arriba, y qué hacia ahí con esas tazas de té y de café o de tilo, quién sabe, se movía de un lado a otro y subía también a los muebles saltaba y volvía a subir, hasta que por casualidad vio la ventana en la habitación de enfrente, se dirigió un poco tambaleándose, pero ya decidido, miró y confirmó que la distancia era suficiente, apoyó primero las manos en el alféizar y le siguieron los pies, saltó alegre, cómo no se le había ocurrido antes. Cayó y se golpeó, le dolió y bastante, se miró, prefería estar abajo, con su hermano y enemigo, que en el medio con humos de té y café, no pasó más allá de un par de raspones, y entonces oyó, como riéndose una voz que le susurraba "Sabes quien eres, un inmortal, y que tu rayo llega a la luna y lo que quieras. Y aunque te hayamos castigado con ser un humo de té o café, aunque estés atrapado en esa taza y aunque quieras romperla, es tú condena, se despide, tu hermano, Hades."
 
Canon,14.06.2014
bJoaquinv/b, no te olvides del título

b¡Sabiel!/b ¡Sólo nos quedas tú! -y sé que lo tienes a puntito...-
Si llegas a terminarlo hoy, tan pronto publiques, iniciamos el período de crítica.
Si no llegas a terminarlo hoy, no pasa nada. Mañana abrimos la crítica para los que ya hayan posteado sus relatos, y cuando estés listo, nos centramos en ti.

bCUENTER@S, ATENTOS/b El "pistoletazo" de salida para las críticas es: el texto de Sabiel o las 00:00 del día 15, hora de la página (lo que ocurra primero).
 
joaquinv,15.06.2014
* TÍTULO: EN LA OFICINA
pasan que cosas.
 
Canon,15.06.2014
bMientras esperamos el relato de Sabiel, los que queráis, podéis ir posteando vuestras críticas al resto de textos. /b
 
sabiel,15.06.2014
HoOoOola!!!
perdon por la demora. El doc aun no termina de sacarme las teclas de la cabeza


-personaje, una prostituta.
-lugar, Paris.
-genero, negro/policial.


CALIBRE TREINTAYOCHO.

La larga silueta de sus piernas contrastaba con los reflejos las luces reflejadas en el agua del pavimento, que la lluvia hacia ondear.
Tiffany.
Su nombre de batalla lucía aún sobre una pulsera de plata, unica pertenencia de valor que llevaba, fuera del dinero, pero que no llamaba nunca la atención debido a las chucherías brillantes que siempre traia consigo.
El inspector sacó un cigarro, y con dificultad logro encender el cerillo humedecido, puteando para sus adentros de su porfía por no comprar un encendedor.
-Emille, tomale las huellas.
-Si, monsieur Delacroix.-
A André Delacroix no le hizo ninguna gracia. No era la primera prostituta muerta que encontraba ni tampoco sería la última, era su sospecha.
Hacía frio. Al menos el cigarrillo le calentaba la cara, añoraba una taza de cafe negro y espeso. Mientras mira hacia otro lado Su asistente bebe disimuladamente un trago de la petaca que lleva escondida en el sobretodo.
Las escasas evidencias que se podían recopilar distaban mucho de mejorar la situación.
-Bien, Emille. En resumen ¿que tenemos.?
-Monsieur, disparo en el pecho a quemarropa con una pistola calibre treintayocho...
-La destrozaron...-dice Delacroix tocandole una mano con la punta del zapato, con frialdad absoluta.
-Si, Monsieur, la hora de la muerte, mmmm.... cero tres cincuentaycuatro, aproximadamente hace cerca de cinco minutos, pero por la ubicacion del impacto y la denuncia telefonica, agonizó posiblemente diez. No hay signos de que le hayan robado algo, hay dinero aun en su cartera, aparte de un poco de marihuana y otros efectos personales.
-¿Hay proyectiles?
-Aun no, balística viene en camino.
-Quiero un informe lo mas pronto posible.
-Perdoneme Monsieur, pero no veo por que tanto interés en una prostituta muerta.
-Sospecho que Bernard Betancourt esta implicado en el caso. ¿Lo ves? - dice señalando el brazo derecho- tienen todos la misma marca en común. Es sutil, pero siempre aparece. Tanatologia aun no ha sabido dar un informe claro del porque de esa marca.
-¡Por Dios, es cierto!- exclama Emille- no me había dado cuenta.
-No eres el único, Emille. Ese tipo es demasiado astuto.
Delacroix, pega una ultima chupada al cigarro, lanzando la colilla al negro pavimento. Su semblante muestra el cansancio de horas y horas de seguimiento, interrogatorios, de reunir evidencias sobre evidencias sin resultados. Betancourt parece un fantasma, ora aparece, un fiscal muerto, luego un vendedor ambulante, luego una prostituta y se desvanece en el aire, como sabiendo de antemano cuales seran los movimientos del departamento de policía, luego despues de algunos meses retorna en otra ciudad, y las victimas cambian, exepto la prostituta. Siempre tiene que haber una, pareciera tener una fijación con ellas.
Uno de los temores de Delacroix era que llegara a Paris.
Ahora, de pie junto al cuerpo bajo la lluvia, en la Rue du Val de Gracie, con dificultad trataba de imaginarse los futuros derroteros de la investigación.
Pronto, junto a la acera, ve la colilla de cigarro recién apagada por la lluvia, y algo le llama la atención. Un pequeño cuchillo de cocina sumergido en una poza de agua.
-Emille, ven aquí, mira esto.
Al llegar Emille, toma tres fotografías y luego extrae una pequnña bolsa para evidencias. Con una pinza, cuidadosamente la introduce en la bolsa y la sella, entregandosela luego a Delacroix, quien examina el contenido de la bolsa con detenimiento. En el mango aparece escrito Tiffany con algo que parece esmalte de uñas rosado semiborrado por el uso con una letra casi infantil, manuscrito confundiendo mayusculas y minusculas. André siente un nudo en la garganta que dura solo un instante amargo, pues su profesionalismo lo fuerza a tragarselo en seguida.
Ya no hay sangre en la evidencia, la lluvia esta vez jugó de complice con el fugitivo. Emille adivina en el inspector la frustración de haber perdido su presa nuevamente tan solo por minutos, pero esta vez lo nota aun mas ensimismado.
André mientras tanto siente una corazonada al ver el cuchillo, pero es una ligera angustia que no le indica un fin especifico, solo la sensacion de olvidar algo importante.
Tiffany. O Adelle. Daba lo mismo, no la reconoció en seguida pero la caligrafía lo ayudó.


Ambulancia.
Un hombre toma la mano de su esposa y reza. Los reflejos azules y rojos de las balizas le iluminan la cara por sobre la mortecina luz del vehiculo.
Después, en la sala de espera del hospital, mientras termina de fumar su cigarro, su movil rasga el velo de silencio de la habitación.
-Diga...
-¿Alo?, soy yo, Dennis. Hermano me acabo de enterar. Mira; ten confianza, estas situaciones son normales, además fue atendida en tiempo record... ¡Animo viejo, que se va a recuperar!... La...
De pronto un médico sale de una puerta con una planilla de registro en las manos.
-¿André Delacroix?
-Digame doctor, ¿Como está mi esposa?
-mmmm... La señora Adelle Rosseaux... Logramos estabilizarla, esta bien dentro de su gravedad, pero solo pudimos salvarla a ella, perdió a los bebés...
-¿Alo?, ¿Alo, André?............

-Inspector, ¡Inspector!
Delacroix sale de sus recuerdos y se encuentra en la prefectura. Emille le ha traido un café y los informes de balistica. Delacroix los ojea distraido mirando a la ventana de cuando en cuando.


Tiffany termina de despachar un cliente. Ha sido una buena noche, toca final de mes. Coqueta, se ordena el pelo ante una vidriera. Ya hace bastante frio, pero la costumbre es mas fuerte; agranda su escote...
Pronto comenzará a llover. Junto a la esquina está un hombre que lleva largo rato mirandola, asi que decide que con ese cerrará la noche.
Al pasar su mano por dentro de la carterilla que lleva, siente un pinchazo agudo en un dedo. Es el pequeño cuchillo de cocina que Betty, su compañera de cuarto le guardo.
"Tuve un mal sueño anoche", fue todo lo que le dijo.
-Hola, ¿como te llamas?...
-Tiffany.- a pesar de la sorpresa, pues el hombre se acercó a la velocidad del rayo, le contesta con seductora serenidad, pero aun sin mirarle el rostro.
-¿Vamos?. Ella por fin lo mira, abriendo los ojos con la sorpresa e incredulidad grabados en ellos
-¡Tú!- exclama mas bien como un suspiro.
El le propina un golpe de puño en el brazo, dejandole una marca con el enorme anillo que lleva puesto.
Ha comenzado a llover bajo el cielo de Paris. Un par de personas forcejean en la calle a lo lejos, mientras el vecindario duerme placidamente. Una detonación rompe la noche.


-Pierrot ha sido visto nuevamente cruzando la frontera con España.
-No es nada, solamente hay que avisar a los museos que otra vez anda rondando. Los coleccionistas privados se enteraran en seguida.-contesta André al aviso del Subprefecto, al recibir la carpeta de antecedentes dejandola actoseguido en el escritorio.
-Inspector, encontraron el arma que usaron con la víctima de la Rue du Val de Gracie.-interviene Emille súbitamente, mientras el Subprefecto sale. Cruzan ambos una venia a modo de saludo y conpermiso.
-¿Ya la pesquisaron?
-Si, la revisan a ver si logran sacar una huella, estaba mojada. La hallaron cerca del Hpital Cochin. -Como un relámpago, Delacroix recuerda el cuchilo y lo relaciona de inmediato.
-¿Y el número de serie?
-Aun lo tiene, Monsieur, pero esta inscrito a nombre de Andrè Delacroix... el arma es suya Monsieur. ..



-Enfermera, necesito atención con urgencia. ..
El hombre, palido como un papel se apoya con dificultad en el mesón de recepción.
La enfermera pide paramedicos urgente. Desde el torax del hombre la sangre va dejando un rastro que se extiende hasta el piso.
Mientras lo suben a la camilla para la estabilización, ella intenta sacarle los datos del ingreso.
-Su nombre , su nombre, digame su nombre...
-Dennis... De...la... croix ....
Cayó Inconsciente mientras corrian con el en camilla por el pasillo.

-Emille, nos vemos mañana,
-¡Jeje!, dira usted en un rato mas, Monsieur inspector. ..
-Si, si, como sea Emille, nos vemos.
El sarcasmo de su subordinado resbaló sin hacer mella, de todas formas tenía una idea fija. Betancourt debia andar cerca, y si antes queria atraparlo como fuera, como cazar una buena pieza para la colección, la motivacion que ahora lo movia era mucho más oscura. El detalle del arma no era menor. Esa arma llevaba decadas perdida, robada de su antiguo despacho. Ahora estaba implicado aunque oficialmente no lo estuviera.
Se escabulló por los pasillos del hospital, y moviendo viejos contactos logró dar con la carpeta de un ingreso de madrugada. Herida toraxica cortopunzante con compromiso pulmonar, o algo por el estilo rezaba el diagnóstico clínico. El habito profesional y la porfia rindieron fruto a largo plazo; ya no habia letra de médico que no pudiera leer.
Pero algo había que no encajaba desde un principio, Conoció hacia años a un Bernard Betancourt; un perro maldito que no merecía misericordia, pero que tuvo la fortuna de morir rápido en una balacera en Nantes. Nadie supo quien era aquella bolsa de balas, y ni que al menos un tercio de ellas salieron de la vieja treintayocho del inspector, André solo lo reconoció por un trozo de tatuaje y un diente de oro; fue enterrado como nn. El Subprefecto siempre encontró sospechosa su indulgencia con Pierrot, lo que no sabia es que este le indicó el lugar preciso donde se escondia el antaño violador pedofilo. Todo eso André lo sabia, siempre lo supo. El problema es quien realmente estaba en esa sala de hospital.


-Al fin se realmente quien es el nuevo Bernard Betancourt...
Las máquinas que monitorizaban signos vitales marcaban un ritmo constante y continuo que se mezclaba con el sonido de fuelle de la maquina de respiracion artificial.
El hombre en la cama de hospital, lleno de parches y de vías, en su semiinconsciencia trata de abrir los ojos consiguiendolo apenas. André entra cerrando tras sí la puerta.
-¿Porque Dennis? Eras lo unico que me quedaba en el mundo...
¡Plafff!!!
No sintió el golpe. Solo se desplomó sin sentido.
Despertó amarrado a una silla, inmovilizado. Echó de menos el ruido de las maquinas. Cuando pudo por fin aclarar la vista, se dió cuenta en la penumbra de que quien estaba en la cama de hospital bajo la maraña de tubos y parches mal colocados era Emille, su asistente, trminando ya de convulsionar.
"No puede ser, esto no esta pasando..." pensó. Trató de gritar, pero de su garganta solo salía un murmullo. Cerro los ojos un momento para no ver morir a su camarada de años y recobrar la mente fria que siempre lo caracterizó, cuando escuchó una voz... esa voz....
-¿Cuantos años han pasado André? ¿Veinte?, ¿veintidos?... Vamos André, saluda a este viejo amigo que te ha echado tanto de menos...
André no salia de su asombro. Betancourt, exactamente el mismo Betancourt que creyó muerto en ese tiroteo y enterrado en una fosa común. El mismo.
Su cuerpo no reaccionaba de manera normal, lo cual lo hizo suponer que el delincuente lo habia drogado, quizas de alguna manera similar a Emille, y quizas también con su misma espectativa de vida. ¿El café?, tal vez. Pero eso implicaba que fueron metódicamente observados, y también que su propia investigación, las operaciones, los rastreos en vano, todo habia sido una trampa.
-Ay André. Tu amigo Emille me salió dificil. Confieso que lo subestimé, no era tan decrépito como parecía.
-¿Que hiciste con Dennis? -balbuceo el inspector.
-Puedes deducirlo, para eso eres el bueno, aunque para eso creo que te queda bastante poco tiempo. Te inyecte una toxina. No no es de mi invención, no soy perfecto, pero en mi opinión creo que es bastante buena. Moriras con dolor, te lo aseguro...
Te ahorrare ese tiempo, obligué a tu hermano a matar a tu esposa. Fue sencillo. Bastó con decirle que tenía en mi poder a su propia esposa y a sus hijas y accedió de inmediato, así que le entregué tu pistola, la misma con la que me ibas a asesinar, jejeje...

André recordó que en los bolsillos traía un par de balas. Sabía que con su formacion policial, Bernard lo mas probable es que le hubiera registrado a él y a Emille, y les hubiera quitado las armas de servicio y la treintayocho con la que pretendía vengar a su esposa, pero aun tenía la esperanza de que estuvieran allí. Podía moverse apenas, ya comenzaban los dolores, debia ser preciso pues posiblemente no tuviera mas que una oportunidad.
Contra toda lógica, André se encontraba entre Betancourt y la unica puerta de la habitación, a los pies de la cama, debido a la confianza que tenia Betancourt en la toxina inyectada.
-Jaja.. y ¿te digo algo?, las maté antes que el matara a tu Adelle... Que mas da, en este minuto tu Dennis debe ser cenizas en el crematorio del hospital...
André , cerca como estaba del cuerpo de Emille se dió cuenta del potente olor a alcohol que manaba el cadaver. Alcoholicos Anonimos lo recibió en innumerables ocasiones antes, posiblemente el café que solicitamente le entregó temprano haya sido una pantalla para beber un vaso de vodka con una pizca de café,
-Muy moralista Él, como si no hubiese hecho jamas algo fuera del marco legal...
Mientras Bernard hablaba, André encontro las balas de milagro y su caja de cerillos semihumedecidos. "Si solo pudiera encender uno mientras está junto a la cabecera, podria comenzar con las sabanas y el colchón. ... Este maldito no debe salir jamas de esta sala..."
-¡Jajajajaja...! Aun recuerdo la expresion de tu cara cuando reconociste el cadaver de Pierrot como el mio, jajaja... Me quitaste todo lo que tanto me habia costado construir. Tenia un negocio con aquellos videos que iba al alza, y ¿quien no tiene dos trabajos? Podia haber seguido siendo Subprefecto...
André entonces escondió las balas y la caja entre las sábanas, con unaagilidad que ni Él se esperaba.
-¡Era pornografía, maldito violador!- a media lengua logro contestarle André, arrastrando las palabras.
-¿Recuerdas que juré que me me vengaría de ti, amigo, hermano...? Ahora esperaré aquí para verte morir...-dijo al fin Bernard Betancourt, sentandose junto a la cabecera, cerca de la ventana
"Ahora es el momento" pensó André.
Rápidamente extrajo la caja y dos cerillos desde donde tenía las balas. Yel primero que encendió hayó gracia divina, pues inflamó a una velocidad vertiginosa las sábanas, comenzando a consumir luego las frazadas que tenía dobladas a los pies, todo ayudado por el vaho etilico del contenido de la cama.
Bernard quedo mirando atónito el espectacular fuego que se alzaba ante sus ojos. Luego reaccionó, precipitandose a toda carrera hacia la salida, mientras las balas iban explosando una a una, arrojando proyectiles en todas direcciones. Uno le dió en el pie justo antes deque lo agarrara André.
La alarma de incendio del hospital sonaba con estridencia. Afuera era otro caos, de enfermeras y doctores trasladando pacientes a salvo. Los bomberos con dificultad avanzaban mientras la gente como fuera iba evacuando el piso. El olor a carne asada que manaba la pira se mezclaba con el humo negro, denso que dificultaba la respiracion y hacía arder los ojos unundaba los pasillos, y los bomberos aun no podíapodía an dar con el foco de incendio.
André se aferraba a Betancourt. El dolor le crispaba las manos pero no cejaba en su intento. Bernard le daba golpe tras golpe sin entender que el dolor ya no era de importancia para su contrincante. Delacroix le arrebata por fin de entre las ropas un arma. Esta cargada. Deja ir a Bernard quien se arrastra hasta la salida, encontrandola sellada por el calor sofocante de la habitación. André escoge un blanco y dispara, cayendo luego desmayado. El balazo da en la caneria de la red de distribucion de oxigeno. El chorro de gas aviva rl fuego al grado de desatar el infierno.
Fue lo último que vio Betancourt.

-Lespanaye, toma. Este es tu nuevo caso.
- Jefe. De verdad lo lamento, y quiero decirle tambien que acepto el castigo...
-Lo se. Y por que aun confío en tí solo te reasigné, no te di de baja. Te explico; hay reportes que indican que ha sido visto un hombre en gabardina con una pistola en las manos, persiguiendo a otro. Los reportes indican horarios variados. Es en el puso cinco del Hpital Cochin.
-¿El piso que se quemó hace diez años?
-Si...
 
sabiel,15.06.2014
(Canon... sigo creyendo que es como meter una ballena en una pecera...)
 
sabiel,16.06.2014
He fallado... la pistola que usó Delacroix al final es la misma treintayoho. Cuesta un poquitin escribir en android contrareloj...
 
kasiquenoquiero,16.06.2014
El fin justifica los medios:
Demasiado lio y embrollo, me gusta más la sencillez y lo directo.
--------------------------------------------------------------------------- ------------------------
La ruta mitológica de Beyu Pen:
Agradable de leer. A mi entender cumples con tus variables con mucha soltura, nada fácil, la verdad.
Siempre me gustaron las leyendas.
Bien documentado.
----------------------------------------------------------------------- ----------------------------
El midas del puente:
Los hierros destellaban y en la ciudad una luz dorada resplandeció durante tres noches. (No entiendo esta frase)
Por lo demás está bastante bien escrito y construido.
Ahora cómo no sé, aunque me lo han dicho, lo de real maravilloso (realismo mágico) no puedo opinar con más exactitud.
Otra cosa que no entiendo. Lo encuentran muerto en un puente, pero su madre dice que se alegra de haberle visto vivo, y no se extraña que lo encontraran muerto.
Unas variables muy complicadas.
----------------------------------------------------------------------- ----------------------------
Verdades confusas:
Muy bien, me lo he pasado bomba leyéndote.
Escrito en primera persona con gotas de humor sarcástico, que tanto me gusta. Final impactante, pero verídico… ¿dónde está?
----------------------------------------------------------------------- ----------------------------
Invocación a la pasión:
Me gusta tu forma de narrar, parece como si me susurrarás al oído.
Falta algo más de valentía, pero está, pero que muy bien.
Tenías un reto muy complicado y lo solucionasteis con mucha soltura.
Mis felicitaciones.
-------------------------------------------------------------------- -------------------------------
Pluriempleado
Magnifico, maravilloso, mis más sinceras felicitaciones.
Hacía tiempo que no me reía tanto.
Cumplida las variables con mucha soltura y profesionalidad.
Un relato ameno, divertido y bien llevado.
A sus pies señora Canon.
----------------------------------------------------------------------------- ---------------------
Regreso al hogar
No está nada mal, aunque le falta valentía y ser más directo para mi gusto.
Amores hay de muchas clases, pero pienso que te complicaste la vida.
Un abrazo.
---------------------------------------------------------------------------- -----------------------
En la oficina pasan que cosas
Llámame tonto si quieres, pero no sé lo que has escrito, entre que hay muchas palabras repetidas y la narrativa es espesa, no sé de qué va la historia. Aunque la he leído varias veces, no concibo la idea.
------------------------------------------------------------------------------ ---------------------
Calibre treinta y ocho
He tenido que copiar tu relato y corregirlo para poder leerlo.
Está lleno de falta garrafales y palabras repetidas.
Aún así es una muy buena historia del género negro.
Bien ambientada y narrada con fluidez.
Mis felicitaciones.
-------------------------------------------------------------------- -------------------------------

 
Alejandro_1007,17.06.2014
Hola a todos,
Antes de pasar a la crítica comentaros que me ha sorprendido el nivel de este reto en relación al primero, supongo que nos vamos soltando poco a poco y que la eliminación de reglas ha jugado su papel y la creatividad se ha abierto paso. Bienvenida sea!!!! Y mis respetos para todos!!!

Paso a comentar los relatos:

bEl fin justifica los medios:/b
La historia empieza bien pero se estanca, genera expectativa e intriga que no se resuelven al final. El género apenas está conseguido y queda en entredicho la moralidad de la investigadora que pasa de colaboradora a denunciante. Sugiero introducir un detonante mas potente en el cambio que hace la investigadora y en el final añadir una imagen muy fuerte sobre la niña (secuelas, malformaciones, etc) que dispare en cada uno su propio final.

bLa ruta mitológica de Beyu Pen:/b
Muy agradable, fácil de leer, el relato fluye y te arrastra con facilidad por la mitología asturiana. Lo único que he echado en falta es algún toque épico para que el relato cobrase mas fuerza. Muy buen trabajo, enhorabuena.

bEl midas del puente:/b
La historia está bien llevada, hay algunas claves confusas que desencajan el relato. Creo que daba para una vuelta mas de tuerca mágica, en cualquier caso fluye bien, buen trabajo. Sugiero pulir algunos puntos que confunden.

bVerdades confusas:/b
Muy buena historia, bien contada y magnífico final. Sugiero solo cambiar el arranque adelantando “Os voy a contar el viaje fantástico que hice con mi hermano Ricardo al Perú”, ya que como está no me dejaba entrar en el relato, por lo demás muy bien conseguido. Enhorabuena

bToro:/b
Sorprendente, esperaba un final muy distinto. Buena historia y buena ambientación, el personaje de la niña le hace perder algo de credibilidad al relato. Los diálogos están muy bien logrados, la imagen de Toro con la tomatera me pareció de una gran fuerza gráfica, muy muy buena. Sugiero solo cambiar el dialogo con la niña para acabar en alto. Muy buen trabajo.

bPluriempleado/b
Me ha gustado mucho. Todo un derroche de mitología que resulta muy ameno. Muy buen trabajo. Enhorabuena

bRegreso al hogar/b.
Está muy bien, lo he tenido que leer dos veces para seguirlo correctamente. Nada que añadir salvo que con un refuerzo mayor en el segundo párrafo ganaría en fuerza metiendo de cabeza al lector. Enhorabuena y muy buen trabajo.

bEn la oficina pasan cosas/b
No está del todo conseguido, haría falta “algo” adicional para relacionar a Zeus con su hermano Hades. Lo he leído varias veces y no acabo de ver que funcione. Sugiero arrancar con el conflicto que desencadena el relato, donde el final sirva de desenlace.

bCalibre treinta y ocho/b
Complicado de leer, el género está muy bien conseguido. Hay algunas claves confusas que habría que corregir (que sacan del relato) y partes de la historia reordenarlas para que fluya mejor tanto la historia como la lectura. Me gustó bastante la historia y la atmósfera que consigue. Muy buen trabajo
 



Para escribir comentarios debes ingresar al sitio: Ingresar


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]