La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Lista de Foros / General :: Sugerencias / Reportajes: una nueva categoría - [F:6:5554]


petrodelhum,06.03.2006
Si bien existen discrepancias sobre si el periodismo es o no "literatura", convengamos que las mentadas "reflexiones" no suman precisamente el cincuenta por ciento de los criterios que atañen a la literatura, asi que.
Por eso y porque soy periodista propongo que se incluya la categoría Reportaje

Los amables votantes a favor, dejen su apoyo acá.
 
petrodelhum,06.03.2006
Para muestra, traigo un botón:

CENIZAS

Siete niños murieron en la noche del 10 de febrero de 1997, en un rancho del Barrio Calvo de Dolores. Medios de todo el país, en especial montevideanos, se hicieron presentes para mostrar el horror hasta donde sus entrenados estómagos les daba. Sus cámaras y micrófonos se hicieron eco de la reacción espontánea de algunas personas que nunca antes fueron vistas en la casa de Juana, ni siquiera en sus alrededores. La pobre mujer, la madre de siete hijos ya muertos, la pobre-pobre Juana, se moría más y más al pensar neblinosamente que ya jamás tendría a sus pichoncitos, sus hijitos del alma que había estado criando como podía, como sabía.
De nada había valido entregar su maltrecho cuerpo para al día siguiente tener la olla humeante con comida. Tampoco darles hijos a sus sucesivos compañeros, pues todos la dejaban.
Lloró Juana en un vano intento por apagar el incendio de su almita desvalida, desgraciada. Lloró y el nuevo ser que cargaba en su vientre, sorprendido en la placidez amniótica, debió aprender así que la sal de esa vida no es otra que la del sabor de la lágrima.


Ella

¡Asesina! ¡Asesina! -le gritan a la salida del Juzgado, ahí frente a la vieja plaza Constitución doloreña que está siendo remodelada. Demacrada y con un cansancio de 34 años, sólo atina a bajar la mirada, escondiéndola entre los pelos desgreñados que cuelgan de su atormentada cabeza. Quienes le gritan no son vecinas de su barrio, no saben, no conocen.... ¡Asesina! ¡Asesina!... Los gritos se amortiguan tras los cristales del vehículo policial que se lleva a Juana. Espejos circunstanciales que reflejan cámaras de T.V. venidas de Montevideo y periodistas especializados en ajustarse la corbata antes de contar hasta tres para salir en pantalla adjetivando efectos y no causas, a la hora de la cena.
******************************************

"El Bagre"
Las manos, grandes, otrora encallecidas por el trabajo en la esquila y de tanto alambrar campos ajenos, se ven ahora suaves en su rugosidad de anciano jubilado. Sostenidas por finos brazos de huesos apenas cubiertos por piel y músculos en desuso, esas manos empinan la botella de plástico frente a la boca de escasos dientes.
José María Britos, hermano de la madre de Juana, inclina hacia atrás la cabeza para no perder un sólo sorbo del vino. "El Bagre" -que así le gusta que lo nombren- es propiamente un pez nadando en la laguna de alcohol que se paga, mes a mes, con su jubilación de$1.800. Con el cerebro embotado, el hombro izquierdo -"Me atropelló un camión, hace años"- duele menos.
Muerto en vida, anestesiados los sentidos con el vino cachiporrero, acaso sus neuronas dejan de danzar hipos cuando "El Bagre", con voz ronca de tanto tabaco, filtrada por entre la rala dentadura, emite una letanía fatalista:
-"Estas son cosas que les pasan a los vivos".
******************************************

Lágrimas
Siendo niña, Juana lloró muchas veces cuando Gloria, la mujer que la gestó, se emborrachaba y le pegaba. Su padre, ausente casi perpetuo, a su regreso de las estancias se dedicaba a ganar y perder partidas de truco "por la copa" en algún boliche, desandando el camino al rancho con marcha zigzagueante y dispuesto a repartir "unos chirlos" entre los gurises si no lo dejaban dormir. Juana lloró esos cintazos.
La mañana que todos en este mismo rancho se despertaron por los gritos desgarradores de Gloria que en la noche anterior se había ido a acostar empujada por la somnolencia del alcohol, totalmente ebria, Juana también lloró. Durante el sueño, la mujer se había dado vuelta en el camastro, asfixiando a una hija de meses.
Nadie puede decir que Juana no lloró la muerte de su hermana mayor cuando el esposo la mató de 14 puñaladas.
No pocas lágrimas deben haber entibiado la cara de Juana cuando, aterida por el frío en oscuras e interminables noches invernales, le lavaba la ropa a sus hijos, que "siempre andaban limpitos" según testimonian vecinos.
Uber, el hombre que la llevó en su moto hasta el rancho en llamas esa noche, la vió llorar y gritar:
-"¡Mis hijos, mis hijos!".
Alicia, vecina de al lado, compartió su llanto apagado cuando, contraviniendo disposiciones, se le acercó en el Juzgado y le apretó las temblorosas manos.
******************************************

"El Bagre II"
Las casitas del barrio Calvo son de pobres dignos. Ladrillos, bloques, jardincitos. La esquina contigua al rancho de Juana está baldía. Con las puertas hacia el este, nunca Juana ni los suyos pudieron ver amanecer alguno ni el campo de enfrente porque están las cuatro paredes de lo que medio siglo atrás fuera el almacén de Teófilo Valdés. Allí, "El Bagre" cuenta estrellas sin números, a través de los tirantes. De las chapas del techo, careadas por el hollín acumulado por años de fuegos adentro, sólo quedan jirones. Cuando el viento se arremolina, toda la habitación es una chimenea. "El Bagre" está habituado al humo y la madrugada del lunes 10 mal pudo oler el del incendio a pesar de estar durmiendo a escasos tres o cuatro metros, en el sucio lecho cubierto con bolsas de náilon. El viernes anterior había cobrado y el vino de esa noche fue abundante.
******************************************

Puertas
Juana no quiso encerrar a los niños para que no salieran. Los encerró para protegerlos, para que nadie entrara. En una de esas para evitar que -como se dice- el padre de la nenita de 16 meses cumpliera la supuesta amenaza que diez días atrás, al irse, le habría hecho:
-"Me la voy a llevar, vas a ver".
Entonces dejó una de las puertas del rancho cerrada con pasador, por dentro. "La Pelada", el nene más grande, "era muy vivaracho" y hasta le había respondido a una maestra que le preguntó qué harían si el rancho se prendía fuego estando ellos solitos:
-"No importa porque voy, abro la puerta con pasador y saco a mis hermanos".
La otra puerta -casi siempre lo hacía- puede que la haya dejado cerrada con cadena y candado para poder entrar ella a su regreso y no tener que despertar a los niños.
Pero el destino le volvió a jugar otra mala pasada: el fuego se originó del lado de la puerta con pasador. Tal vez fué el mismo "Pelada" quien alertó con sus gritos a Washington, el muchacho vecino de 16 años, viendo que no podía salir.
******************************************

Pesos
Por la solidaridad de un vecino que la había puesto en planilla Juana cobraba Asignación Familiar. Recibía, además, la Canasta de Complementación Alimentaria, esa especie de subsidio estatal a los uruguayos que están "por debajo de la línea de pobreza", subterfugio utilizado para no nombrar la miseria por su nombre.
Sin preparación ni instrucción adecuada, ¿haciendo qué trabajo ganaría lo mínimo indispensable para tan siquiera darles de comer a sus siete hijitos?. ¿Debió haberlos dado en adopción? ¿Por qué no los puso en el Instituto Nacional del Menor?. Encrucijadas de difícil resolución para una mujer que no parece haber sido asistida convenientemente en la prevención de embarazos; para una madre que, aún en la llaneza mas rasante del intelecto, quiere a sus hijos y no admite separación alguna. Los gurises, de ropa lavada, limpios -"Los bañaba todos los días"- y yendo a la escuela los que debían ir, estaban juntos y con ella. Por las noches, cuando ya dormían, Juana salía en busca del peso a costa de más y más degradación.
******************************************

Pocho
-"En trá Pocho y sentáte en la cama. Ahí te estoy haciendo el puchero".
-"No hallo consuelo, carajo" -se queja Pocho, un vecino de 71 años de gorra ladeada que llegó, agitado, en una vieja bicicleta. Comparte el vino con "El Bagre". Le trae un medio litro de tinto oscuro y una galleta que saca de un bolso "chismoso".
-"Con todo lo que pasó, entiendo que la culpable es ella" -apunta Pocho, poniendo cara de compungido dudoso -"Pero... son destinos de la vida" -agrega, como para equilibrar la cosa.
¿Usted tiene hijos?
-"¿Qué? ¡Jáh! Como 13, 14 o 15 hijos... ahora estoy solo allá en las casas..."
¿Se fueron?
-"¿Eh?" -pregunta como contestación para ganar tiempo. Una fracción de segundo después se decide, jugándose:
-"Se fueron con la madre....."
Contaría más tarde un vecino que Pocho habría abandonado a su mujer con sus varios hijos.
-"¡Pobrecitos, pobrecitos!" -mirando el suelo, recorriendo los restos calcinados- "¡Qué mujer limpita! ¡Y cómo atendía a los muchachos! Todos los vecinos la querían. ¡Qué cosa, amigo! ¡Pobre Juanita! Yo tengo un disgusto por todo esto... ¿Con qué me olvido de esto, eh?"
"El Bagre" trata de serenarlo y le dice:
-"¡Qué va 'cer! Ahora ya está"
******************************************

Cenizas
"La Pelada", "Chichín", "Enano", "Lelo", "Negrita", "Nico", "La Nena", ya no venderán bolsitas de ajo ni prenderán bosta de caballo para correr los mosquitos. No apedrearán a "El Bagre" ni se echarán de panza frente a los grandes ventanales de una casa vecina para mirar televisión.
Juana y su embarazo de cinco meses fueron a parar a la cárcel. Sufrimiento sobre sufrimiento.
"El Bagre" tendrá reluciente techo nuevo para cobijar tristes despojos de quien fuera un trabajador que no supo elegir mejor destino.
"Pocho" contará la tragedia una y mil veces a cuánto se le atraviese y justificará el vino.
La Junta Departamental considerará el petitorio de un edil de ponerle "Siete Hermanos" al viejo e histórico "Camino al Paso de la Arena", y se alzarán voces en contrario que prefieren el olvido.
Algunos vecinos harán colectas para ponerles placas en los nichos.
Otros se juntarán para tratar de que al menos los pongan juntos y no como están ahora, separados, marginados aún hasta en la muerte.
Para entonces se sabrá que los sepultaron cristianamente el miércoles... de ceniza.


 
isamar,07.03.2006
Excelente petro !
El Reportaje es una especie periodística q mezcla la noticia, la entrevista, la encuesta, la literatura, y todo recurso q pueda perfectamente redondear un tema. Es una clasificación completa, la literatura se precia de tener en su haber "Grandes Reportajes", como "A Sangre Fría" de Truman Capote, un gran reportaje por excelencia.
Doy mi voto !
 
petrodelhum,07.03.2006
¿Y?
 
Nuntucket_,07.03.2006
¿y?
 
IsamaR,08.03.2006
y?...papas con ají !
 
kareli,08.03.2006
Bueno yo estoy a favor... periodista al fin y al cabo...

habría k leer "El Emperador", fue escrita por un periodista (Ryszard Kapuscinski) y es muy interesante la forma en que la estructuró, a mi me gustó mucho y siempre la presto, así como otro de sus libros: "Los cínicos no sirven para este oficio".

Ese es mi humilde aporte
 
clais,08.03.2006
si estamos con esa, agreguen el fluir de la consciencia, el microcuento (que parece que se está separando del cuento), antipoesía y anticuento (uy! ese lo escuché hace tiempo... no estoy segura de qué es, pero si alguien lo escribe, igual le serviría)
¿o no?
 
GIULIANNO,09.03.2006
Los ejemplos que han citado no son reportajes. Son
obras de autores que han sido reporteros.
Para un escritor el trabajo de reportero periodístico
es una condena diaria.
No es muy fácil escribir con pasión por encargo.
El literato puede elevarse a alturas insospechadas
de lirismo e inspiración cuando trabaja con el mate
rial que él ha escogido y forma parte de su universo
de obsesiones.
El reportero periodístico tiene que trabajar con el
material que le asigna el editor o el jefe de redac
ción, y tal vez por eso los mejores reportajes, al
menos en Estados Unidos y las naciones superindus
trializadas de Europa se leen en revistas como Play
boy, que no tienen reporteros de planta sino que
publican el material que envían los Free Lance Writers, o periodistas independientes, que cobran
después de publicación y pierden todo el dinero, tiempo y esfuerzo invertido si su material es recha
zado por los editores de la publicación.
Gabriel García Márquez, Oriana Fallaci, y otros repor
teros y periodistas como ellos, han publicado libros
basados en reportajes que hicieron cuando trabaja
ban como periodistas, pero no publicando los repor
tajes tal y como aparecieron en las publicaciones
originales, en las cuales el reportero está sometido
a una serie de limitaciones que el escritor de litera
tura no tiene.
El único crítico y editor que un autor tiene es él mis
mo.
Un reportero de periódico, por el contrario, tiene que atenerse a las limitaciones establecidas por la política editorial e ideológica del medio que va a pu
blicar el reportaje, y por las recomendaciones del
Comité Editorial (que generalmente adopta con re
signación o entusiasmo las recomendaciones del
Departamento Legal de las publicaciones).
Para un escritor es un poco menos desesperante ser columnista editorial que reportero.
Ahora, si la idea es enviar reportajes a los cuentos
para informar a los miembros sobre la actualidad o
sucesos dignos de comentar en los respectivos paí
ses de cada cuentero, me parece maravilloso y se
ría una valiosa herramienta para luchar contra el
aislamiento que nos separa a los latinoamericanos,
a la vez que un buen sistema de reafirmar nuestras
diferencias, nuestras similitudes, y darle una patada
en las sentaderas a los abanderados de la globaliza
ción que sueñan con un mundo donde la única iden
tidad y el único carácter nacional permitido a los
países de economías "dependientes" es el de consu
midores y explotados.
 
IsamaR,09.03.2006
Exacto Giulianno. Un claro ejemplo es la serie de Reportajes q iniciaron los periodistas del Washington Post, y q causaron la debacle de Nixon.
El reportaje va más allá de la literatura y de lo escrito, tiene un espíritu de cambio, de revelación, de lucha social.
 
rabdomancia,09.03.2006
Pero, ¿se apoya o no el pedido de incluir el reportaje como otra categoría?
 



Para escribir comentarios debes ingresar al sitio: Ingresar


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]