La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Infinita
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / Nomecreona / Tabaquismo Misterioso

 Imprimir  Recomendar
  [C:288108]

Por aquella carretera de montaña olvidada, sin arcenes y con baches que databan de los tiempos de los romanos, no debía de pasar ni Dios; y menos a las dos y media de la mañana. En más de media hora de trayecto no me había cruzado con un solo vehículo. Nadie desde que salí del pueblo aquel; ni una luz, ni una señal o algún indicador… Mi navegador me había dado la ruta más corta, pero seguramente no era la más rápida, ni la más transitada.

Acababa de descargar una considerable tormenta de esas de final de verano, que me había dejado estremecido y para colmo, el agua recién caída se evaporaba por el calor retenido por el asfalto y se levantaba en una espeluznante brumilla a media altura que la brisa movía de forma tétrica y que los faros descubrían en cada curva.

Me imagino que por lo apartado de aquellos parajes entre montañas, mi móvil estaba sin cobertura y la radio insistía en sintonizar una y otra vez la cadena Ser, donde Iker Jiménez se afanaba en hacer creíble una historia sobre extrañas apariciones en una casa abandonada.

A estas alturas, la verdad, la camisa no me llegaba al cuerpo. La luna, casi llena e iluminando a mi alrededor de forma espectral, aparecía a cada poco entre negros nubarrones, restos de la tormenta. Para colmo de males, me estaba quedando sin tabaco.

Y ocurrió lo que tenía que ocurrir; de forma súbita, sin el más mínimo aviso; el coche se quedó clavado. El motor se vino completamente abajo, las luces se apagaron y nada funcionaba… Allí estaba yo, en una carretera de tercera en medio de vete a saber que lugar de la Serranía de Ronda, sin cobertura en el móvil; a las dos y pico de la madrugada en una noche que parecía de brujas… y sin tabaco.

Intente arrancar un par de veces, pero nada; el contacto no respondía y no se encendía en el cuadro ni un miserable pilotito de los muchos que, minutos antes, aparecían espléndidamente iluminados.

Bajé del coche sin demasiado convencimiento, pero con la secreta esperanza de atisbar unas luces, algún pueblo o punto de referencia, pero nada por un lado, nada por el otro.

Fue entonces cuando algo se movió. A mi derecha había alguien… o algo, lo había oído perfectamente pero no me atrevía a mirar hacia aquel lado

Giré mi cabeza, como se suele decir, con los huevos por corbata… y entonces lo vi. Había un hombre sentado sobre un grupo de piedras al lado de la carretera; apenas a cinco o seis metros de donde yo estaba. No podía verle la cara, pero su silueta se recortaba perfectamente contra la claridad de la luna, que quedaba a su espalda.
Se levantó y se acercó hacia mí con paso decidido. No corrí porque las piernas se me habían vuelto de mantequilla y ya tenían bastante con intentar mantener el equilibrio mientras me apoyaba en la puerta del conductor…

- Tendría usted un cigarro?... -dijo el aparecido.
- Ten, ten, tengo un par de ellos, uno para usted y otro para mi… -contesté con un hilillo de voz, mientras tanteaba torpe en mis bolsillos sin quitarle ojo de encima.

El desconocido se situó a mi lado, alargó la mano para coger el cigarro que yo temblorosamente le ofrecía, mientras levantaba la cabeza señalando a la luna…

- Se ha quedado buena noche, cualquiera lo diría con lo que caía hace un rato…
- Sssi, es lo que tienen estas tormentas de verano….- balbuceé.

Sacó un mechero estilo Zippo que parecía ya encendido desde el bolsillo y me ofreció fuego; al acercar mis manos al mechero le toqué; al menos no era un fantasma pensé. A la luz de la llama, pude ver sus manos, estaban muy trabajadas, eran grandes y aparecían surcadas por profundas líneas; en otras circunstancias, podrían incluso inspirar confianza.

Con las primeras caladas tuve tiempo de observarlo con más detenimiento, dentro de las posibilidades de la iluminación disponible; tenía el pelo largo y descuidado, barba de unos cuantos días; vestía una camisa clara y una zamarra con el cuello de pelo, no eran las mejores condiciones para establecer semejanzas, pero me resultaba familiar su cara…

- Pues ve usted con lo que ha llovido? En un par de días seguro que ya hay setas.
- No es época todavía. No es demasiado temprano?.- Repliqué aunque a mi me la traía floja la micología en ese preciso momento…
- Que va… ya verá ya… en un par de días…- insistió.

En esto, el desconocido se encaminó hacia su montón de piedras, tomó asiento y permaneció fumando sin decir nada más…

-Oiga, está muy lejos Ronda.- Pregunté armándome de valor.
-A unos veinte minutos, el trozo que viene ahora no está tan malo como el que ha pasado, se puede ir más rapidito.
-No, pero digo andando, el coche se ha quedado seco… ya lo ha visto usted…
-No se preocupe, ahora ya seguro que le arranca…

Me introduje en el vehículo, giré la llave y para mi asombro todo funcionaba, luces, la radio… y arrancó a la primera.

-Lo ve?... es que los coches ahora, con tantos chips… se paran con nada.
-Bueno, pues sigo mi camino… siento no poder dejarle algunos cigarros más, no me quedan.
- No se preocupe, no es que haya mucho tráfico, pero alguno pasará…

Arranqué dándole vueltas a su última frase, no miré siquiera por el espejo retrovisor… en la radio sonaba Melendi. Y no volveré a pasar jamás por esa carretera.

Texto agregado el 08-05-2007, y leído por 2094 visitantes. (27 votos)


Lectores Opinan
2009-02-10 12:33:56 Que buen cuento de misterio, me encantó, el cuento termina y el misterio sigue rondando. neige
2008-02-21 03:05:38 Dejalo así, no lo toques, que nos quedemos con el interrogante, eso es lo más divertido! nanchogalarreta
2008-02-13 22:42:46 mas bueno todavia , grande !!!! polodislates
2007-07-04 15:38:37 ¡¡¡Genial!!! Lo que hacen algunos por conseguir tabaco. m_a_g_d_a2000
2007-06-17 17:43:27 Me encantó el cuento, pero me hubiera gustado saber algo más del tipo extraño... Estaría bien una continuación! o que apareciese en otro cuento revelando algo más... TejeCuentos
2007-06-15 13:55:36 Los cuatro párrafos primeros se bastan para poner en su sitio la escena. Y a continuación se nos abre la puerta de la intriga de la mano de una brazada de detalles que refuerzan la incógnita deseada por el lector tanto como por el protagonista y siempre dentro de un lenguaje llano (excepto "micología") que gusta por su viveza y procacidad. Y llegamos al final creyendo que el misterio se desvela, y no hay tu tía, el misterio continúa. Y es ahí donde yo encuentro la originalidad. Y en cuanto al tal Melendi, pues bueno tendré que mirar en el goole para ver si tiene alguna relación con esta historia. azulada
2007-06-15 08:46:42 Un cuento muy bien escrito. Buena pluma! Lamento, eso sí, que el personaje haya demostrado tan poco coraje; claro, en esas circunstancias y en esa atmósfera, la mente, bueno... más coraje, decía, como para conversar más con ese extraño ser. Lo dejas en el misterio, está bien así también. Mis saludos! mandrugo
2007-06-13 23:33:09 Buena narrativa, con su dosis de homor y angustia, tan necesarias ambas para lograr un buen texto como èste. Saludos. Jazzista
2007-06-13 13:38:01 Siempre es bueno posarme por aqui y disfrutarle la narración. Sacudo las plumas, sonrío satisfecha y alzo el vuelo. piq piq gaviotapatagonica
2007-06-12 08:14:32 Muy buen cuento, con esa mezcla de humor, fantasía y realisma en dosis perfectas. margarita-zamudio
2007-06-11 20:49:51 Un cuento muy bueno… y muy raro. Tiene un toque surrealista, no sé si a lo Mihura o alo qué, que me gusta. Con una buena técnica narrativa haces compatible el humor (que nunca falte) y el logro de la sensación de angustia en el lector. Por poner un pero, que seguro que lo echas de menos con tantas alabanzas (mías y de los demás), en lugar de “intenté balbucear”, mejor sería “balbuceé” (o “balbucí”, que de las dos maneras creo que vale), ya que supongo que el hombre intentaría hablar bien. Un saludo. sespir
2007-06-11 12:32:03 Pues sí que es un misterio, ¿cómo no teniendo luego hay dos? Cuestiones del misterio supongo, como bien dices en el título. Aparte de todo, o mejor, de lo primero, el cuento se sostiene mucho mejor que las piernas de mantequilla de su protagonista. Y es que hablar de setas a los dos de la mañana y en un camino solitario es siempre tan, pero tan…”acojonante”. Sería bueno saber qué clases de setas saldrían en aquel punto, sí. Muy bueno, muy bueno. Ysobelt
2007-06-08 18:12:38 Muy buena historia de misterio, me parece perfecta, saludos. krasna
2007-06-07 16:03:55 Estupendo, que toque tienes. Si vuelvo por la sierra de Ronda, que seguro que vuelvo (hace 8 años pasé por una carretera tal y como la describes, veníamos de Periana e íbamos pa Ronda) llevaré unos cartoncillos. ¿Qué fumaba, ducados? onanista_por_palabras
2007-06-04 12:56:36 Y si no te queda ni un sólo pitillo? jajaja...muy bueno. Saludiños. chus
2007-06-02 18:08:08 Muy buena historia!!! realmente me atrapaste con ella, tamaño susto te diste!!! pero era sólo que esa mágica persona quería fumar. Muy bueno y original. Besos y estrellas. Magda gmmagdalena
2007-05-29 20:34:43 ¡Cómo que no! En la primera escapada que haga a Torre del Mar me llevas a esa Serranía mágica de Ronda. Y compramos un cartón de tabaco pa'l paisano, a ver si nos dice dónde están las mejores setas. Pero lo tuyo en cuentos por muy tenebrosos que sean siempre están plagados de humor. Siempre consigues hacernos llorar a todos ¡PERO DE RISA! ¡Qué tendrá este malagueño en su pluma! Magia, magia, pura magia ***** maravillas
2007-05-29 13:20:58 Más vale morir con el cigarro en la boca que con las botas puestas... Me gusto. Un beso de una jaenera. currilla
2007-05-29 01:14:01 Posiblemente si hubiera llevado mortadela con aceitunas otro gallo cantaría. Bien, bien narrado y con especial suspense *5 Francisk
2007-05-21 22:51:36 Pues menos mal que llevabas tabaco no? Si se tiene que llevar un paquete de reserva en el maletero por lo que pudiera ocurrir eslavida
2007-05-21 06:10:18 Buena historia, muy bien narrada, atrapa desde el principio, en lo personal me hubiera gustado que quedara mas claro si era un fantasma o no. (Eso porque me encantan los fantasmas, relatos de muertos y demas fauna de ultratumba jeje). Me parece que escribes muy muy bien. Besos. tigrilla
2007-05-19 11:42:32 Vaya nochecita. En una historia simple, nana enrevesada, logras crear auténtico suspense. Hay tensión en el relato y hay buenos oficios de escritor. Noguera
2007-05-19 09:29:53 Estupunda historia Rafa, llevada con pluma maestra hasta el final. El tabaco no solo mata, también asusta que te cagas!!!! Alejandro_1007
2007-05-19 02:32:56 Lo que de verdad me pone los vellos de punta es pensar que te hubiese pasado de no llevar ni un sólo cigarro encima. Si me hubiese ocurrido a mí, se fuma ese tío la rama de un árbol, porque viéndome en esas circunstancias, me fumo de puro cangelo hasta al miedo...fíjate lo que te digo. ¿no había otro sitito por donde cogé pa ir a Ronda chiquillo?***** Gadeira
2007-05-18 23:54:10 buenísima historia...ufff qué misterio, me ha puesto los pelos de punta....todas las ****** nocheluz
2007-05-18 17:20:53 Buena historia, vaya que si, me ha dado gusto leerla. Un abrazo. Thais
2007-05-11 21:54:28 Espeluznante...sobre todo por la brumilla que subía del asfalto mojado...y menos mal que te quedaban dos cigarros, sino le tienes que empezar a hablar de fútbol o del tiempo, que es lo típico en estos casos. Un abrazo y un escalofrío pa ti. luna-lunera
2007-05-10 15:20:57 Situación quizá de poca trascendencia es convertida aqui en imagenes inolvidables. alado
2007-05-10 11:09:23 Muy bien trazada la primera parte, Rafa, realmente le pones a una en situación... Entre eso y lo de Iker... Serás el próximo Stephen King a la española. Besos. LaranadeShalott
2007-05-10 10:14:52 Joeeeer¡¡¡...me has dejau preocupada porque yo también fumo...jejeje...Me encantó tu historia, está genial...un beso eloisa
2007-05-09 22:29:38 Muy buen trabajo, me encantó leerlo. Me hiciste ir hasta la carretera y vivir la historia en primera persona. Tampoco escucharé a Iker nunca más.... Excelente, sabes que me encantó. ***** Claraluz
2007-05-09 15:37:58 Tienes que dejar de fumar!!!! Taber
2007-05-09 15:20:18 Te creo, a mi me pidió vino, como no fumo, y estaba esperando que saliran los esparragos. Por cierto que la carretera esta arreglada desde hace poco y donde estaba el monton de piedras y `` el gachó´´han hecho un mirador al vacío jajaja. Me gustan las leyendas de la serranía+++++saludos antoniana
2007-05-09 10:28:48 Y menos mal que no te encontraste con la chica que tuvo un accidente en la curva y lleva toda la vida haciendo autostop. Pero convences. Está muy bien contado. sophie
2007-05-09 10:18:36 ah, amigo! a que en ese momento no te hiciste foto? jeje hubiera sido el complemento perfecto para este cuento! Me gustó musho el cuento, niño. moebiux
2007-05-09 00:39:39 Ja ja ja ja... Me encantó... pero más me hubiese encantado verte la cara en esos momentos. 5* RESTORACH
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]