La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Lista de Foros / General :: Anuncios / ¿Cuál es el mayor vicio de la historia? - [F:12:7639]


Tearjerker,21.11.2006
Sexo, droga, alcohol, videojuegos???...
 
colomba_blue,21.11.2006
La religiòn es uno de los peores vicios...
 
Tearjerker,21.11.2006
Mmm, puede ser...
 
iolanthe,21.11.2006
tecnología
 
Tearjerker,21.11.2006
Bastante real...

Lo comparto.
 
madrobyo,21.11.2006
bExistir./b
 
ollaida,21.11.2006
Creernos libres...
 
prosa,21.11.2006
el creerse erudito.
 
prosa,21.11.2006
los que juzgan a la gente de basica
 
ollaida,21.11.2006
los optimistas crónicos...son inhumanos.
 
_poemme_,21.11.2006
la intransigencia
 
ollaida,21.11.2006
la falsa condescendencia...
 
peumatun,21.11.2006


pero eso es facilisimo y la ha demostrado el tiempo y la historia

el peor vicio es el patriotismo
-----------------------------------------------

"el patriotismo es la virtud de los depravados" oscar wilde

"el patriotismo es el ultimo refugio de los infames"
 
Urka,21.11.2006
creer que se es libre... eso es un vicio
 
mandrugo,21.11.2006
Ser antihistórica.
 
wara,21.11.2006
las mujeres.......
 
iolanthe,21.11.2006
lo dice una warra...
 
_poemme_,21.11.2006
el fanatismo
 
madrobyo,21.11.2006
bYo/b
 
roberto_cherinvarito,21.11.2006
La internet
 
mifune,21.11.2006
La Internet
 
galabriela,21.11.2006
El mayor vicio de la historia...es que se repita.

Cuando servirá la historia para aprender y no repetirla?
 
Garvas,21.11.2006
Creer que los vicios no son necesarios para sobrellevar esta existencia. Mi amigo elnegropablo es adicto a sus ideales, sin ellos no sabría qué hacer.
 
accorsi,22.11.2006
eso de que la Historia se repite es un 'vicio'.... la Historia no se repite, pero 'rima'.
 
wara,22.11.2006
puta...los hombres entonces...no hay como dar en el gusto a iolanthe...carajo
 
Garvas,22.11.2006
El mayor vicio de la historia es creer que los vicios no son necesarios para sobrellevar esta existencia. Mi amigo elnegropablo es adicto a sus ideales. Sin ellos, no sabría qué hacer con tooooodo su tiempo libre, aunque también es adicto a hacer poemas graciosos.
 
PROSA,22.11.2006
LA INGRATITUD!
 
-post-it,22.11.2006
mmmmm

pregutar wevadas?

no?
si?

 
colomba_blue,22.11.2006
responderlas?
 
_poemme_,22.11.2006
publicar en una web page?
 
CarlosBloom,22.11.2006
La vanidad y los carbohidratos...
 
Garvas,22.11.2006
querer decir algo original?
 
CarlosBloom,23.11.2006
Estudio de la teoria de la adicción a los carbohidratos

Alejandro Vasquez Echeverria



Ante nuestros ojos puede resultar muy extraño que algunos carbohidratos puedan ser adictivos y dañinos para nuestro cuerpo. Pero no en la Grecia clásica, ni en las antiguas culturas de Medio Oriente donde el azúcar recién se estaba introduciendo en su alimentación. Por ese entonces, esta droga se manipulaba en dosis muy pequeñas y se utilizaba para fines específicos (especialmente para curar enfermedades). En Grecia, al azúcar se la consideraba con un efecto tanto o mayor que el del opio. Más de 2000 años después esta creencia cobrara otro sentido[i].

Estas divergencias, que pueden salir a la luz gracias a este análisis transcultural e histórico, se deben a que el concepto droga es un constructo esencialmente cultural. Cada cultura, en cada momento de su historia determina que es una “droga” y que no lo es. Las sociedades definen, por medio de sus instituciones cuales serán sustancias ilegales o legales; socialmente sancionadas o aceptadas. La ciencia y el analizador dinero hoy en día tienen un importante rol que jugar.

A este respecto, Eira y Gil (2000) entienden a la “Droga” como “dispositivo” en el cual, cada sustancia adquirirá una significación contextual especifica y al cual se atribuirán sentidos sociales y económicos específicos. En nuestro caso, los carbohidratos refinados han quedado fuera de este dispositivo (en tanto no son sustancias socialmente sancionadas; en cambio, están inscritas dentro de otra lógica), pero no en el de otras culturas.



LA ADICCION A LOS HIDRATOS DE CARBONO

Antes de comenzar a analizar los modelos adictivos presentados en el ámbito científico sobre el tema que nos cita, creo necesario precisar a que se hace referencia cuando se habla de carbohidratos.

Los carbohidratos son una amplia gama de compuestos orgánicos (azúcares, almidones, celulosas y gomas) que se generan como producto de la fotosíntesis y contienen en cantidades similares tanto carbono, hidrógeno y oxigeno. Su principal función es suministrarle energía al cuerpo y muy especialmente al cerebro y al sistema nervioso central (SNC) a través de la glucosa (sustancia producto de la descomposición que hace el cuerpo de los azúcares y almidones).

Esta categoría de alimentos es muy amplia y heterogénea y puede dividirse en tres tipos: a) los carbohidratos complejos. Estos son una buena fuente de minerales, vitaminas y fibras. Pueden encontrase en los cereales, harinas vegetales, legumbres, arroz y pastas; b) los carbohidratos simples. Estos también contienen vitaminas y minerales y se encuentran en las frutas, la leche y derivados y en las verduras; y por ultimo, c) los carbohidratos simples refinados (CSR), los cuales carecen por completo de minerales, vitaminas o fibras y solo suministran calorías. Se encuentran en los dulces, el azúcar refinada (o de mesa), los jarabes (sin incluir los naturales), las bebidas carbonatadas y las harinas muy refinadas. Es en este ultimo grupo de carbohidratos donde se ha encontrado un efecto psicoactivo.

La heterogeneidad de esta categoría de alimentos por lo general conduce a errores. Son sólo los CSR en donde se presenta un efecto adictivo (según los Wurtmans) y, según Hoebel y cols., solo en el azúcar. Por esto, el lector debe recordar bien esta aclaración.

Los diversos modelos explicativos

La teoría de que los carbohidratos refinados son adictivos fue propuesta por primera vez en los 70s R.J. Wurtman y Fernstrom (Ottley, 2000), investigadores del Departamento de Neurociencias del MIT. Posteriormente el mismo R. Wurtman junto con J.J. Wurtman continuaron trabajándola.

Ellos notaron que el consumo de algunos carbohidratos estaba regulado de manera independiente al consumo de calorías. Investigando, advirtieron como muchas mujeres que sufrían del Trastorno Disfórico Premenstrual (TDP) comían compulsivamente chocolates y otros productos con azúcar y CSR. J. Wurtman (citada por Halber, 2000: en red) señalaba lo siguiente “Apparently, women are using carbohydrate-rich food like a drug”. Pero, para su sorpresa, el uso de carbohidratos como droga no se limitaba solo al TDP:

This tendency to use certain foods as though they were drugs is a frequent cause of weight gain, and can also be seen in patients who become fat when exposed to stress, or in women with premenstrual syndrome, or in patients with "winter depression," or in people who are attempting to give up smoking. (Nicotine, like dietary carbohydrates, increases brain serotonin secretion; nicotine withdrawal has the opposite effect.) It also occurs in patients with normal-weight bulimia.[ii] (Wurtman y Wurtman, 1995: 477)

Según estos investigadores la propiedad distintiva que convierte en adictivos a los CSR esta en su efecto sobre la neurotransmision y específicamente sobre la serotonina y su precursor, el triptofano. El mecanismo es el siguiente.

Cuando una persona consume carbohidratos se estimula la secreción de insulina lo cual promueve la captura por parte de los músculos de la mayoría de los aminoácidos, excepto del triptofano. Es así que los niveles en sangre del triptofano se ven incambiados con la ingesta de carbohidratos pero no en su proporción. El porcentaje del triptofano sobre el total de aminoácidos disponibles en sangre, aumenta en proporción directa a la ingesta de CSR. Dado que el triptofano compite con otros aminoácidos en su pasaje por la barrera al cerebro, la secreción de serotonina se ve sobreestimulada por la cuantiosa presencia de su precursor (Wurtman y Wurtman, 1989: 73 y sigs.)

Entonces, una vez que se produce el consumo, las hendiduras sinápticas se ven repletas de estos neurotransmisores y la persona comienza a sentirse mejor (el efecto de euforia, aunque de menores magnitudes si lo comparamos con otras sustancias psicoactivas), tal como sucede en el caso del consumo de cocaína y otras drogas de abuso. En virtud de esta sobreexistencia de neurotransmisores se produce una autorregulación por la que se envía la señal para dejar de producirlos. Así se genera una cadena en que se rompe con el natural equilibrio de la producción y sea constante la necesidad de carbohidratos para llegar al nivel anterior (Vélez de León, 2003). Esta autorregulación puede ser explicada según Bernstein (1998) aplicando los principios de la “Teoría homeostática de la adicción bioquímica”. Según ella, el cerebro intentara compensar la prolongada presencia de ciertos neurotransmisores mediante la disminución de sus efectos o asumiéndolos como constantes en la actividad cerebral. De este modo, en el caso de la adicción a los carbohidratos el cerebro intenta compensar esta artificial presencia de neurotransmisores disminuyendo su producción normal o disminuyendo la sensibilidad de los receptores post-sinápticos. Es así que se desarrolla la “tolerancia”, donde cada vez se necesita mas cantidad de CRS para sentir el mismo efecto.

La serotonina es uno de los neurotransmisores que más se ve afectado en la Depresión. Además, está directamente vinculado con la inducción del sueño, la percepción del dolor y el humor en general. Estas propiedades de la serotonina le permitieron a Wurtman y Wurtman (1989) relacionar y comprobar su teoría con indicadores extraídos de patologías también asociadas con ese neurotransmisor, como ser el Trastorno Disfórico Premenstrual o la Depresión Invernal (o Trastorno Afectivo de Estación).

Para comprobar su teoría de que el aumento de serotonina, dopamina y otros neurotransmisores jugaba un papel esencial en el efecto placentero que juegan los carbohidratos diseñaron experimento sencillo. Dada la efectividad del Prozac en mejorar la depresión y otros trastornos psicológicos por la inhibición de la recaptación de la serotonina y otros neurotransmisores se postuló que los carbohidratos refinados, de cumplir un papel similar (el aumentar la cantidad de neurotransmisores en la hendidura sináptica) tendrían repercusiones similares en aliviar los síntomas del Trastorno Disforico Premenstrual.

El experimento consistió en darle a un grupo Prozac, a otro una dieta especial a base de carbohidratos refinados y un último de control. Curiosamente, ambos métodos mejoraron de forma similar los síntomas del PMD en el corto plazo. Sin embargo, los CSR no son un medicamento, a largo plazo provocan consecuencias negativas (Halber, 2000).

Otra patología asociada a la serotonina es la Depresión Invernal o también llamado Trastorno Afectivo de Estación que se da principalmente en las zonas a alta latitud, con periodos del año en que se recibe ninguna o muy poca luz.

Wurtman y Wurtman (1989) vieron como entre las personas que sufrían un irresistible impulso a los carbohidratos este se daba principalmente en los meses de invierno y cuando estaban con el humor en menos. A partir de aquí comenzaron una investigación más cuidadosa que puede resumirse de la siguiente manera: a) esas personas sufrían de depresión Invernal; b) las personas adictas a los carbohidratos son por lo general propensas a la depresión (o ya la sufrieron) y c) la alimentación de estas personas, que durante el verano era normal, durante el invierno se desregulaba, no en las comidas pero si en postres, dulces a media tarde, etc. ya que según ellos los niveles de serotonina van decayendo con el correr del día. Por lo pronto, dejaremos a los Wurtmans[iii].

Más recientemente, la investigación científica sobre el potencial adictivo de los CSR se vio reflotada en el ámbito de la Universidad de Princeton (EEUU). Para ellos la evidencia es clara: el azúcar estimula los mismos sistemas neurales implicados en la adicción a las drogas. Por principios éticos claros la investigación neuroquímica se desvió hacia los animales, específicamente con las ratas donde los modelos estudiados para otro tipo de adicciones resultan muy similares.

En trabajo conjunto con la Universidad de Los Andes (Venezuela), el equipo dirigido por B. Hoebel (Colantuoni et al., 2002 y 2001) se propuso estudiar que síntomas producía la retirada súbita del azúcar (que se le había obligado a ingerir) de la alimentación de las ratas. Sus conclusiones postulan un modelo de adicción algo distinto al planteado por Wurtman y Wurtman y dicen así:

Repeated, excessive intake of sugar created a state in which an opioid antagonist caused behavioral and neurochemical signs of opioid withdrawal. The indices of anxiety and DA/ACh imbalance were qualitatively similar to withdrawal from morphine or nicotine, suggesting that the rats had become sugar-dependent. (Colantuoni et al., 2002: 478) [iv] (énfasis agregado)



Además, las ratas mostraron síntomas claves de la abstinencia como los temblores, la agitación de la cabeza, la inestabilidad motora y las alteraciones neuroquímicas (Hoebel et al. 1999). El antagonista Naloxona (utilizado para los cuadros de sobredosis de opioides) empeoraba los síntomas. La morfina y el azúcar los mejoraban. Hoebel explica que el azúcar desencadena la producción de opioides naturales en el cerebro, parte clave en el proceso de adicción. Retomando las palabras de Hoebel: “El cerebro se vuelva adicto sus propios opioides de las misma forma que lo hace a la morfina o a la heroína. Aunque estas drogas poseen un efecto mayor el proceso es esencialmente el mismo” (citado por DiarioMedico.com, 2002, en red).

Por otra parte, un estudio de el Southwestern Medical Center de la Universidad de Texas (Westover y Marangell, 2002) realizo la correlación entre el consumo de azúcar refinada y los índices de depresión. El resultado del mismo dio números altamente significativos: a mayor consumo per capita de azúcar refinada, más altos índices de depresión. Esta pesquisa no hace sino corroborar que el azúcar se comporta dentro de los parámetros de la Teoría homeostática de la adicción bioquímica en tanto las alteraciones generadas por el consumo constante de azúcar en la producción de neurotransmisores hacen que el sistema, por autorregulación, envíe señales para dejar de producirlos ya que se encuentran habitualmente muy por encima de su línea de base normal.

Con todo, los autores se muestran cautos para hacer generalizaciones, precaución a la que también adherimos. El estudio solo se realizó con datos de 1998 y 1991 de seis países (Alemania, Canadá, Corea del Sur, EE. UU., Francia y Nueva Zelanda).

Seria interesante poder apoyar esta evidencia convergente con algunos indicadores de nuestro país, cosa que, por ahora deberá quedar relegada para una segunda entrega.



IMPORTANCIA DE ESTOS DESCUBRIMIENTOS PARA LA PSICOLOGIA

i) Con respecto a los trastornos relacionados con sustancias. Si bien en una primera instancia podría parecer que el problema del consumo de azúcar u otros CRS debe encomendarse a los expertos en trastornos alimentarios, por todo lo expuesto hasta el momento el lector no debe considerar lo mismo. El azúcar es una sustancia psicoactiva y tal como afirma Virtue (1990) el trasfondo psicopatológico subyacente corresponde a la de los trastornos adictivos. En un trabajo previo (Vásquez, 2004) se demostraron dos cosas que apoyan este punto de vista. La primera es que el azúcar satisface los criterios diagnósticos del DSM IV (APA, 1994:181) propuestos para determinar “dependencia” a pesar de no estar incluida y de los problemas que presenta esta sustancia para cumplir con algunos de los criterios debido a su legalidad y costo (en resumen, el fácil acceso libre de censura social). La segunda refiere a que se encontraron similitudes en el circuito adictivo generado por el consumo de azúcar y los estudiados para otras sustancias psicoactivas. En este sentido las similitudes entre Radó (en Pouy y Triaca, 1995) y Virtue son notorias: Para Radó el proceso al que se enfrenta una persona cuando consume comienza con una frustración, seguido de una Depresión Dolorosa (DD) que es anulado por el consumo de una droga y produce algún grado de euforia. Estos eventos simultáneos son llamados farmacotimia, estado en el que el yo recupera su estado narcisista original. Este proceso, que inevitablemente lleva a una nueva frustración termina por hacerse cíclico.

Para el caso de la adicción al chocolate (uno de los CSR más adictivos), Virtue (1990) describe el mismo proceso: a) sensación de ansiedad o angustia producida por un frustración que inicia el consumo, por ejemplo, del chocolate; b) un “pico” de excitación, donde la persona puede alejar de su conciencia por un instante ese problema, comienza a sentirse mejor, (asimilable en el esquema de Radó a la eliminación de la DD. ; c) una caída de tipo ansiosa o depresiva lo que favorece la reiniciación del ciclo adictivo. Cabe aquí aclarar que los efectos de los azucares son de corta duración y la escala del efecto eufórico es evidentemente menor a la de otras sustancias como, por ejemplo, la cocaína.

Es por esto que consideramos necesario abordar este trastorno como esencialmente un trastorno relacionado con el consumo de sustancias ya que las situaciones anímicas que disparan el consumo son las mismas y las condicionantes que lo mantienen, también.

ii) Con respecto a los Trastornos Alimentarios. El DSM-IV (APA, 1994) incluye como trastorno de la Alimentación la Bulimia, la Anorexia Nerviosa y el No especificado. Concretamente, veamos que relaciones pueden encontrarse entre el potencial adictivo de los CRS y la bulimia.

La bulimia tiene como características centrales los atracones[1] y el desarrollo consecuente de conductas compensatorias para contrarrestar el aumento de peso (APA, 1994). ¿Pero, cual es el tipo principal de alimentos ingeridos durantes estos atracones? El DSM IV dice lo siguiente:

A pesar de que el tipo de comida que se consume en los atracones puede ser variada, generalmente se trata de dulces y alimentos de alto contenido calórico (como helados o pasteles). Sin embargo, los atracones se caracterizan más por una cantidad anormal de comida ingerida que por un ansia de comer un alimento determinado, como los hidratos de carbono. Los individuos con bulimia nerviosa ingieren más calorías en un atracón que los individuos sin bulimia nerviosa en una comida, pero la proporción de calorías derivadas de proteínas, ácidos grasos e hidratos de carbono es similar. (:559)

La primera oración dice expresamente que los alimentos preferidos son los dulces y da dos ejemplos de alimentos con carbohidratos. Las siguientes intentan matizar a la primera, aclarando expresamente que no se desean específicamente los carbohidratos y que la proporción de calorías derivadas de los distintos tipos de alimentos es la misma. Debería hacerse una sentencia de este tipo pero respecto al total de gramos ingeridos de cada tipo de alimento ya que como demostraron Wurtman y Wurtman (1989, 1995), el consumo de carbohidratos se regula de manera independiente a las necesidades calóricas en algunos individuos y lo que puede haber por detrás de una alimentación “equilibrada” sea la búsqueda CSR.

Sobre este punto es inevitable la analogía entre las personas obesas a las que se le suprimen los carbohidratos durante un régimen dietético a quienes les vienen deseos incontrolables de consumir cosas “ricas” (dulces) y terminan por abandonarse en el consumo desesperado de carbohidratos (Prendez, comunicación personal) y los atracones en la bulimia. En ambos casos, se da una búsqueda desesperada por consumir el alimento seguido de una “culpa”, en el primer caso por haber abandonado el proyecto de adelgazamiento y en el segundo por el miedo que representa el engordar.

Sin pretender establecer una relación causal univoca entre el efecto adictivo de los CRS y la bulimia si se debe aclarar que la muy posible influencia (entre muchos otros factores) del primero sobre el segundo. Para afirmar esto nos apoyamos en que: a) frecuentemente existe el antecedente de obesidad (Fairburn, 1998), b) los carbohidratos son un fuerte supresor del apetito y c) la incidencia mayor de Bulimia Nerviosa en individuos con antecedentes personales (y en menor medida familiares) de depresión (Fairburn, 1998). Al respecto, Hoebel (citado por Schultz, 2002, en red)[v] ve una estrecha relación entre estos trastornos ya que la mayor dependencia se producía cuando se dejaba de consumir el producto y luego se daban atracones, tal como sucede en la bulimia.

Por otra parte, Lask y Bryant-Waugh (2000) desarrollaron una tipología de los trastornos de la alimentación entre los cuales aparece el de “Alimentación selectiva”. La Alimentación selectiva es un tipo de trastorno alimenticio en el que el individuo rechaza sistemáticamente algunos alimentos y se basa en otros, preferentemente los hidratos de carbono. Sin embargo, tampoco este trastorno descrito por estos autores británicos puede incluir a lo que hacemos referencia como adicción a los carbohidratos ya que en este caso no se rechazan alimentos por manierismo sino que se recurre a los carbohidratos para aplacar el malestar, la angustia o por la dependencia generada. De todos modos, pensamos que la Alimentación Selectiva puede llegar a tener algún común denominador con el problema que estamos trabajando o bien, solaparse o tener un efecto causal el uno sobre el otro. Futuras investigaciones deberían esclarecer este punto.

iii) Con respecto a la Obesidad. La obesidad simple no aparece en el DSM-IV “ya que no se ha establecido su asociación consistente con síndromes psicológicos o conductuales” (:533). Sin embargo no todos los psicólogos no piensan así. De Ajuriaguerra afirma que la hiperfagia ocupa el lugar de la agresividad y tiene también un valor simbólico: comer equivaldría a poder mantener la fuerza y, termina diciendo que “La obesidad por lo tanto responde a un trastorno de la personalidad” (1977: 201). Con todo, los psicólogos han venido trabajando largamente con pacientes que presentan esta problemática. ¿En que puede cambiar el abordaje tradicional de incluirse la adicción a los CRS como categoría psicopatológica?

Fundamentalmente permitirá elucidar de forma más específica la etiología de la enfermedad así como también vincularla a un síndrome psicológico delimitado y concreto. Esta identificación más precisa redundara de la misma forma en la eficacia del tratamiento de esta problemática que tiene un rol muy importante en el enfermar de nuestro país. Según investigaciones realizadas en EEUU, el 75 % (Prendez, comunicación personal) de la población obesa es adicta a los carbohidratos lo cual nos da un parámetro aproximado de su influencia como determinante de la obesidad.

Por otra parte, la influencia de la adicción a los carbohidratos en el mantenimiento o no de una dieta o de recomendaciones alimenticias en general es notoria para los especialistas (Prendez, comunicación personal) ya que de cortarse abruptamente el azúcar y los CSR la persona siempre tiene un punto de quiebre y abandona todo tratamiento. El psicólogo encargado de dar apoyo en este tema debe prestar especial atención a esto para que la persona en tratamiento, frente a situaciones de estrés o de malestar, no caiga en recidiva. Frente a esto es útil aplicar algunas de las técnicas que resultan eficaces para las personas afectadas por el alcohol y las sustancias psicoactivas en general.

iv) Con respecto a la Hiperactividad. Muchos padres hace tiempo dan por sentado la relación entre el consumo de dulces y la hiperactividad. Por esto, se decidió llevar a cabo un experimento para verificar los efectos de azúcar en el comportamiento de los niños. El procedimiento del mismo consistió en administrar a los niños “cantidades controladas de alimentos o bebidas que contenían sacarosa o un edulcorante artificial” (FAO/OMS, 1995: 123). Este informe de la FAO concluyó que “existe escasa evidencia objetiva de que el azúcar afecte significativamente el comportamiento o el rendimiento cognitivo de los niños. No es recomendable restringir el consumo de azúcar en los niños con el propósito de controlar su comportamiento” (: 124).

Pueden hacerse dos objeciones a estas conclusiones: a) los métodos de análisis están precariamente detallados y mal asilados; y b) se basan en las antiguas hipótesis de Shannon y Randolph sobre el desencadenamiento de procesos alérgicos al consumir azúcar o la respuesta de hipoglucemia desconociendo los postulados de Wurtman y Wurtman (1989).

Poniendo en duda estas conclusiones, Avena y Hoebel (2002) experimentando con ratas comprobaron que el azúcar desencadena hiperactividad por trans-sensibilización. La sensibilización comportamental se define como el incremento en la estimulación locomotora producido por el consumo continuado de una droga de abuso; efecto que puede darse también por la trans-sensibilización, i.e. un incremento en la estimulación locomotora producido por una droga diferente pero de la misma clase. En este experimento las ratas recibieron un tratamiento en base a anfetaminas. Luego de una semana de detenido el tratamiento a un grupo se le brindo azúcar, existiendo dos grupos de control a los que no se les dio. El primer grupo mostró un incremento significativo en la actividad motora respecto a sus propias líneas de base, efecto que no mostraron los individuos de los grupos de control, lo cual se interpreta como indicador de la trans-sensibilizacion anfetaminas-azúcar.

Los autores afirman que estos resultados apoyan sus investigaciones previas (Colantuoni et al. 2001 y 2002) ya que se comprobó que el azúcar presenta otra de las propiedades que caracterizan a las drogas de abuso, en este caso, la sensibilización y la trans-sensibilización. Por lo tanto, la suposición derivada de la observación simple de padres y especialistas de que el azúcar produce rasgos de hiperactividad esta siendo confirmada experimentalmente.



REFLEXIONES FINALES

Pretendo que este no sea el punto final de estos estudios, ya que el presente trabajo se trata de una mera introducción al problema. En una segunda parte, me gustaría discutir con más detenimiento la importancia de este trastorno para la sicopatología y la psicología de la salud. Para esto, quedo pendiente el análisis de las estadísticas nacionales respecto al problema así como su estudio cruzado con algunos otros indicadores. Por ahora, es tiempo de hacer una pausa y reflexionar sobre lo hecho hasta el momento.

Se han presentado las principales líneas de investigación sobre la adicción a los carbohidratos las cuales pueden resumirse en dos grandes corrientes: la primera la teoría de los Wurtman y la segunda desarrollada mas recientemente por Hoebel y colaboradores. La evidencia que se ha aportado a favor de la primera teoría es vaga, escasa y muy general, con pruebas que no eliminan del todo la influencia de terceros factores. Hoebel ha intentado suplir las carencias del primer modelo presentando evidencia tanto comportamental como neuroquímica más detallada y contrastada lo que condujo a descubrir el mecanismo de acción opioide del azúcar. Curiosamente la similitud entre el opio y el azúcar ya había sido percibida por los griegos en la antigüedad clásica (Dufty, 1992). Estas investigaciones tienen diversas implicaciones dignas de discusión.

Los alimentos dulces, los que contienen cafeína y junto con la nicotina, proveen una fuente legal (en su comercialización), diaria y asequible por su costo de sustancias liberadoras de dopamina y opioides (Hoebel et al., 1999) y, en el modelo de Wurtman, los CSR proveen una sustancia que favorece la liberación serotoninergica. Es esta accesibilidad de estas sustancias las que hacen que las personas caigan con mucha facilidad en su consumo adictivo en distintas circunstancias (de trabajo, estudio, frente a la ansiedad, etc). A su vez, este patrón de consumo produce obesidad y trastornos alimenticios. La obesidad incrementa dramáticamente el riesgo de enfermedades cardiovasculares (la principal causa de muerte en nuestro país) y de diabetes. A su vez, alteran el equilibrio hormonal y neuroquimico de nuestros cuerpos favoreciendo tal como se ha visto, según investigaciones de Westover y Marangell (2001) la depresión.

Se trata de una nueva línea de investigación que brinda la posibilidad de establecer conexiones causales entre el consumo compulsivo (patológico) de carbohidratos y algunos trastornos de la alimentación, problemas de diabetes, cardiovasculares, depresión, etc. y algunas conductas observables de no tanto riesgo. De continuarse con las investigaciones que están brindando la sólida argumentación que se presentó en este trabajo, el modelo de tratamiento medico de estos trastornos debería ser subrogado por los modelos psicopatológicos (o psicológicos, para no eliminar a priori, el componente de salud) sobre la adicción: tal como Hoebel et al. (1999) dicen, las comidas dulces son adictivas y esa adicción tiene la misma base neurológica y psicológica que la adicción a otras drogas. La prevención de muchas enfermedades cardiovasculares y de muchos casos de trastornos de la alimentación debería adquirir otro rumbo, en el cual el papel del psicólogo será preponderante para generar ese cambio.



Bibliografía

Ajuriaguerra, J. de (1977) Manual de Psiquiatría Infantil, Barcelona: Torey Masson
A. P. A. (1994) Manual Diagnostico y Estadístico de los Trastornos Mentales, Barcelona: Torey Masson
Avena, N., Hoebel, B. (2002) Amphetamine-sensitized rats show sugar-induced hyperactivity (cross-sensitization) and sugar hyperphagia EN: Pharmacology, Biochemistry and Behavior, pp 1 a 5
Bernstein, Richard K. (1998) Method of treatment for carbohydrate addiction. Rec: 2004, Abr 8. En: www.diabetes-normalsu
Colantuoni, C., Rada, P., McCarthy, J. , Patten, C., Avena, N., Chadeayne, A y Hoebel, B. (2002, Junio) Evidence That Intermittent, Excessive Sugar Intake Causes Endogenous Opioid Dependence. EN: Obesity Research Vol. 10 (6). Pp: 478 a 488.
Colantuoni C., Schwenker J., McCarthy J., et al. (2001, Noviembre) Excessive sugar intake alters binding to dopamine and mu-opioid receptors in the brain EN: Neuroreport, Vol 12; (16). Pp: 3549 a 3552
Deberti, Cristina (s/d) Trastornos relacionados con el uso indebido de sustancias psicoactivas. (inédito)
Diariomedico.com (2002, Junio 26) El azúcar puede desencadenar la misma adicción que otras drogas.. Recuperado: 2003, Diciembre 10. En:
Dufty, William (1992 [1979]) Sugar Blues, Maldonado: Publicaciones GEA
FAO/OMS (1995) Reunión conjunta FAO/OMS sobre los carbohidratos en la Nutrición humana, Roma, OMS
Fairburn C.G. (1998) La superación de los atracones de comida, Barcelona, Paidós.
Halber, Deborah (2000) MIT-patented treatment approved by FDA for severe form of PMS. Recuperado: 2003, Enero 12 . En: web.mit.edu/newsoffice/nr/2000/prozac.html
Hoebel, B. (2003-2004, comunicación personal) Catedrático de Psicología. U. Princeton
Hoebel, B.G., Rada, P.V., Mark, G.P. y Pothos, E. (1999) Neural systems for reinforcement and inhibition of behavior EN: Kahneman, Diener y Schwarz (Eds) Well being: Foundations of Hedonic Psychology, New York: Russell Sage Found. Pp. 558 a 572
Lask, B. y Bryant-Waugh R (2000) Anorexia nervosa & related eating disorders in childhood and adolescent, East Sussex, UK: Vides Ltd.
Mc Dougall, J. (1998) Las mil y una caras de Eros. Buenos Aires: Paidós.
N.L.M. (2002) Enciclopedia Medline (Cd-Rom). Washinton: Adam
Ottley, C. (2000) Food and mood. EN: Nursing Standard. 15, (2), pp 46 a 52
Pouy, A. y Triaca, J. (1995) Drogas. Clínica y psicopatología del uso indebido de sustancias psicoactivas. Montevideo: Vintén Editor
Prendez, Daniel (2003-2004, comunicación personal) Nutricionista, U. De la Republica
Prieto, Gabriela (comp.) (s/d) Trastornos del comportamiento alimentario, (inédito)
Schultz, S. (2002, Junio 20) Sugar on the brain: Study shows sugar dependence in rats. Denied sugar, bingeing rats suffered withdrawal EN: News from PRINCETON University www.princeton.edu/pr/news/02/q2/0620-hoebel.htm
Triaca, J. (2000). Drogadicción: Pensar la Multicausalidad. Adicciones. Revista de Psicoterapia Psicoanalítica, AUDEPP. Tomo V, número 4
Vasquez, A. (2004) Lo que a uno mata a otro engorda. Estudio de la Teoría de la Adicción a los Carbohidratos (inédito)
Velez de Leon, Y. (2003) Influencia del estado emocional en el consumo alimentario .IV Congreso Virtual de Psiquiatría: Interpsiquis 2003. Recuperado: 2003, Dic 14..
Virtue, Doreen (1990) The Chocoholic´s Dream Diet, New York: Bentam Books Westover, Arthur, Marangell, L. B, (2001) A cross-national relationship between sugar consumption and major depression? EN: Depression and Anxiety, 16, 3 , Pp. 118 a 120
---(1989) Carbohydrates and Depresión EN: Scientific American, N°1, vol 260, pp 68 a 75



 
roberto_cherinvarito,23.11.2006
Muy importante lo anterior.
 
Antioquia,23.11.2006
Yo digo que la cafeína!!
 
CarlosBloom,24.11.2006
¿Que a nadie le importa las adicción a los carbohidratos?

Esa adicción; UN MAL INVISIBLE O_O
 
Garvas,24.11.2006
La adicción al sexo es lo peor que pudo pasarle a los reprimidos que no pueden. La envidia es terrible.
 
CarlosBloom,24.11.2006
Garvas, usted suena como una maquina de supervivencia ortodoxa, es lo que creo...
 
CarlosBloom,24.11.2006
Aproposito, ¿Recibio mis saludos?
 
Garvas,24.11.2006
¿Maquina de supervivencia ortodoxa? Creo que soy al cuentero que ha sido llamado de más maneras diferentes. No he recibido sus saludos, pero por qué no me los deja en mi libro de visitas.

Expliqueme su postura ante mí, Bloom.
 
OrlandoTeran,24.11.2006
Mi padre dice que de "Imprescindibles están llenos los cementerios". Supongo que el mayor vicio de la humanidad es el culto a la imprescindibilidad.
 
Garvas,24.11.2006
¿Y usted en qué es prescindible, Orlando Teran?
 
CarlosBloom,24.11.2006
Con mucho gusto, esperaba esa invitación.

Vamos a ver, vamos a ver...

Analicemos sus enunciados y veamos las ideas implicitas en ellos y concluyamos cosas sobre usted. ¿Esta de acuerdo? ^^


La adicción al sexo es lo peor que pudo pasarle a los reprimidos que no pueden. La envidia es terrible.


En su enunciado el sexo aparece como una virtud aun habiendo posturas que expresen lo contrario. Pero la dicusión sobre el sexo no nos compete en esta ocasión.
Quizas otro hombre, dominado por propios memes-fundamentalistas,por ejemplo, hubiera opinado lo contrario.

De lo que estamos seguro es que hay una clase de hombres que yo denomino: Maquinas de Superviviencia Ortodoxas, quienes dirian que el sexo es una eminente actividad diaria, indispensable. Que quien lo practica se puede considerar, "fuerte" "agil" "bueno" y envidiable ¡ .

Las construcciones sociales de una maquina de supervivencia ortodoxa, serían tipo las que usted hace. No le arrebato su complejidad, declaro que existe. Solo queria expresar que usted "parecia" una, en cierto sentido.
 
CarlosBloom,24.11.2006
La maquina de supervivencia ortodoxa, es aquella que sigue los designios de sus genes irreductiblemente, que son: Replicar sus genes a toda costa.
 
CarlosBloom,24.11.2006
Un homosexual, por ejemplo, sería una maquina de supervivencia heterodoxa.
 
Garvas,24.11.2006

Lo que usted dice me suena al discurso con el que intelectualizan los neuróticos con TOC su falta de vida sexual, justificándola con la civilidad o la sublimación. Pero a lo que me refería, es que envidiamos lo que queremos y a veces ese sentimiento lo transformamos en repulsión. Y es peor cuando, eso que envidiamos en un principio y repudiamos después para hacerlo más tolerable, alguien más lo hace en demasía. Es cierto que la adicción al sexo no es tan placentera cómo la plática el que la padece, pero al que está privado de toda actividad sexual, le parece insoportable. ¿Me expliqué mejor?

¿Y con quién me mandó saludos?
 
Garvas,24.11.2006
La diversidad o flexibilidad de la vida sexual no tiene nada que ver con la orientación sexual, Carlos. Muchos homosexuales, los mismos adictos al sexo, suelen ser muy rígidos con las condiciones que exigen para llevar a cabo la liberación de sus impulsos: Ej: Una persona que dice: "Yo sólo lo hago con personas con las que no me involucre emocionalmente".

Eso es ser muy rígido, pero el que dice completamente lo contrario también lo es.
 
iolanthe,24.11.2006
ya sé cual es el mayor vicio... hablar de sexo y no practicarlo.
 
Garvas,24.11.2006
Iolanthe, hiciste que me acordara de la frase: "Haz el amor no la guerra". Ahora que lo pienso, me imagino que la gente después de hacer el amor se levantaría y del aburrimiento haría la guerra.
 
iolanthe,24.11.2006
Hace horas entonces que usted se levantó aburrido por lo que veo...
 
ollaida,24.11.2006
la infidelidad
 
Garvas,24.11.2006
JAJAJAJA. Yo creo que mejor me voy a hacer el amor.
 
Garvas,24.11.2006
La infidelidad no es un vicio. Es una oportunidad.
 
ollaida,24.11.2006
la oportunidad.
 
Garvas,24.11.2006
soy un oportunista
 
iolanthe,24.11.2006
las oportunidades no vienen solas
 
CarlosBloom,24.11.2006
Lo que usted dice me suena al discurso con el que intelectualizan los neuróticos con TOC su falta de vida sexual, justificándola con la civilidad o la sublimación.

En esta sección hay elementos que me gustaron tanto, que voy a robarme algunos.
Le habrá sonado, pero sus impresiones no tienen evidencias, pues yo nunca lanzé mi opinión sobre el sexo y la represión de él, por ejemplo. De manera que ni un neurotico TOC (solo Dios sabe que es) No podria usar el mismo argumento para justificarse.



No conocía el complejo del que me habla final. >_<
¡Ay! ¡Creo que lo identifico ya! Entiendo.

Solo que yo entiendo que solo quienes aprecian algo virtuoso, lo podrian considerar envidiable. Nunca, al reves.
Usted podria hablarme de como, la gente bonita siente envia por la fea, sin embargo, nunca lo usaria de ejemplo para demostrar que la envia es terrible, por que dos nociones chocan: La noción de la belleza como virtud con la noción de la envia como desdeñable.

:S :S



 
CarlosBloom,24.11.2006
Mando Saludos con Regina ¡
 
ollaida,24.11.2006
si vinieran sólas bastaría un rollo de papel.
 
CarlosBloom,24.11.2006
No no no, no mando saludos. Te explicó Garvas, que con quien mandé saludos fue con REgina.
 
Garvas,24.11.2006
Si, este tipo de oportunidades, iolanthe, vienen con los acostumbrados: "¿cuándo nos volvemos a ver?", o con los: "Sólo fue una aventura".
 
OrlandoTeran,24.11.2006
TOC: Trastorno Obsesivo Compulsivo.
Creo que para muestras, basta Garvas...
 
Garvas,24.11.2006
Carlos, en el fondo, siempre te he querido.
 
iolanthe,24.11.2006
entonces el vicio es la mentira
 
Garvas,24.11.2006
Pero por qué lo dices, iolanthe. Sólo reviso mis textos unas 7000 veces en promedio. jajajajaja
 
ollaida,24.11.2006
¿hay alguna máquina de la verdad por aquí?
 
CarlosBloom,24.11.2006
O_O

gracias.

O_O
 
CarlosBloom,24.11.2006
O_O
 
Garvas,24.11.2006
¿Me vas a decir que te fueron infiel, iolanthe?
 
iolanthe,24.11.2006
claro... mark ruffalo lo ví en una peli con la Meg ryan de los cojones dale que te pego, ese me ha sido infiel
 
Garvas,24.11.2006
Miguel ollaida. ¿Le sirve una máquina ortodoxa de supervivencia?, como me dijo Carlos.
 
CarlosBloom,24.11.2006
¡Jajaja, Dale que te pego!

Yo aún no me recupero O_ O
 
Garvas,24.11.2006
Mark Ruffalo? No, yo soy de Leonardo di Caprio para acá. No sé quién es ese. ¿Ya se ve mi foto?
 
iolanthe,24.11.2006
vete a san google a buscarlo garvas será tu sueño,ja. Sale en Mi vida sin mí, Ya no somos dos, En carne viva, Ojala fuera cierto, salía en El padrino y ahora no receurdo más...
 
CarlosBloom,24.11.2006
aaaaaaamooooooo las frases españolas, son fuertes y practicas.

Dale que te pego
Que te folle un pez
Meg Ryan de los cojones
Hijo de puta...
A por ellos ¡
 
iolanthe,24.11.2006
dices que las practicas o que si son prácticas?
 
Garvas,24.11.2006
Ya se quien es. Es el infiel desgraciado.
 
CarlosBloom,24.11.2006
lo siento, prácticas.
 
ollaida,24.11.2006
que te den por culo
que te la pique un pollo
vete a tomar por saco
me cago en la puta de oros
la ostia puta....
 
Garvas,24.11.2006
Y eso, ollaida?
 
cramberria,24.11.2006
que te la pique un pavo
copón bendito
mala mierda te ahogue
tiraaaaaaaaaaa pa tu casa nene
 
ollaida,24.11.2006
ah garvas...le aportaba nuevas expresiones españolas a carlos...
 
Garvas,24.11.2006
Burda, lechona,
cerda, cabrona,
tortilla, vieja puta, desgraciada, vete mucho... a la chingada. (Es una canción)
 
iolanthe,24.11.2006
ollaida está resfriado no le hagas mucho caso.

Killoooooooo ete par barrasin er de blasfemar amos que llegas tarde ya...
 
ollaida,24.11.2006
peazo de mierda
maharón
cááááááállat e la bocaaaa...
 
cramberria,24.11.2006
será mamonazo el cabrón
 
cramberria,24.11.2006
perdón se me ha espao, Ollaida me lo estás contagiando!
 
Garvas,24.11.2006
Definitivamente este foro salta de un tema a otro.
 
Garvas,24.11.2006
Me despido, pero espero que cuando regrese el tema del foro sea sobre plutonio o acupuntura china. Saludos.
 
CarlosBloom,24.11.2006
jaja, ¡Gracias! ¡ ¡

¿Y hay piropos?

Algo así como:

Oye tío, que estas de la ostia... :S
 
ollaida,24.11.2006
y ya algo cultural...una palabra típicamente de Málaga, de aquí, es merdellón...
la palabra viene de cuando los franceses invadieron málaga...nos llamaban merde llén...(bueno no sé si se escribe así, pero era su sonido)...mierda de gente...los franchutes estos que no hay quien los entiendan, por eso tienen la cara que tienen...en fin a lo que iba, merdellón es aquel que no es un chusmón (de chusma) es no sé...alguien forrao de dinero que se viste con calcetines blancos con mocasines, pq el pobre no da pa más...o el típico que le encanta ir con el sello del málaga fútbol club como anillo...o con el escudo del apellido...son detalles que delatan al merdellón...
aquí se dice... éste es un merdellón o un merdellonazo.

y digo yo...¿esto no iba de vicios?
 
ollaida,24.11.2006
piropos...

Niña estás pa monjar pan
eso es andar...y lo demás joder el suelo
qué bien criá que estás hija mía
bombonazo
coño qué buena estás
 
CarlosBloom,24.11.2006
buuuuuuuuuuuuuu ¿Ya te vas?

Que esto apenas empieza cabronazo, tío, pero...me cago en tu madre si es que te vas... Majo ¡

(Hablé como español, no me creen? Los odio a todos)
Yo tambíen, me voy ¡
 
cramberria,24.11.2006
aquí en Murcia lo llamaríamos chulo mierda Ollaida

las chicas no decimos piropos a la cara, los decimos entre nosotras, al menos en mi grupo

madremía qué tío............, y el típico: qué bueno que está ese, madremía que guapo, simplezas así..............

se nos da mejor insultar, ahí sí que gozamos de lo lindo
 
iolanthe,24.11.2006
será un vicio la verborrea?
 
madrobyo,24.11.2006
si, por lo visto si...

para muestra un foro.
 
cramberria,24.11.2006
un vicio que te pone más nervioso, cuando uno insulta se ciega, al menos yo

un vicio relaja o acelera más la sangre? hace poco tuve una conversación y me quedé con la duda, supongo que será según el momento que acompañe al vicio, no sé

 
CarlosBloom,24.11.2006
El mole, siempre siempre, se come con arroz, es pecado si no.
Aquí en México, los piropos tienen mucho de floriturescos y poco elegantes. Y dentro de las construcciones lexicales mexicanas, ademas de los piropos, digamos, hay uno que denota desprecio, si no quieres relacionarte con alguien:


Este arroz, no es para tu pinche mole.

O_O
 
CarlosBloom,24.11.2006
un vicio que te pone más nervioso, cuando uno insulta se ciega, al menos yo

un vicio relaja o acelera más la sangre? hace poco tuve una conversación y me quedé con la duda, supongo que será según el momento que acompañe al vicio, no sé



Los vicios, causados por estimulantes, causan una desestabilidad cerebral. Algunos aceleran y otras, reprimen. Supongo que la sangre corre más rapido tambíen. En general lo que te gusta produce una aceleración en general y si te gusta tanto para que se vuelva repetitivo...pues...
 
cramberria,24.11.2006
a mí si me gusta mucho el vicio me relaja pero según el momento, si voy con prisa me acelera, en fin qué lío
 
Garvas,24.11.2006
Y el ganador es: ESCRIBIR EN LOS FOROS DE LOSCUENTOS.NET
 
ollaida,24.11.2006
chulo de mierda? eso no es para nada una analogía de lo que se entiende aquí como merdellón...
aquí un chulo de mierda es eso...un chulo de mierda
 
cramberria,24.11.2006
aquí merdellón no existe, pues entonces será garrulo
 
cramberria,24.11.2006
peruyo, tu merdellón es un peruyo
 
Tigre80,08.02.2012
Sexo, pero a la vez el mejor vicio...
 
psikotika,11.02.2012
chocolate
 
julianga,20.02.2012
CORRUPCIÓN
 
evabraun,20.02.2012
Internet
 
psikotika,25.02.2012
facebook
 
bellaboo,27.02.2012
El Poder
 
kroston,27.02.2012
el olvido
 
corazonverde,08.04.2012
Inicio / Cuenteros Locales / corazonverde / ME TIENES ARTA ¡NO TE QUIERO EN MI VIDA CIBERNETICA! ¿LO HAS ENTENDIDO YA?


Imprimir Recomendar




Este escrito va dirigidoa una persona de cuentos.net. Se presenta con muy buenos modales en esta página y se dedica a dejar comentarios que no son ni bien recibidos ni correspondidos, cuando no se mete porque algunos de mis textos está en mayúsculas se vuelve loco buscando faltas ortográficas y errores para poder lanzar sus comentarios ya que los textos jamás los ha comentado, solo habla siempre de los mismo, de como están escritos, en mayúsculas, minusculas, etc..., cosa que no es asunto suyo para nada. En primer lugar si yo necesitara ayuda no te la pediria a ti, no me gustan las personas que atacan y luego hacen como si no pasara nada. En esta página tenia mis textos pueden ir a SAFE CREATIVE https://www.safecreative.org/user/0912080090058
alli los tengo todos registrados, como ven son muchos. Entraban en ellos y los pateaban, él y sus amigotes, con comentarios que no venian al caso. Hasta que un dia los borre todos de esta pagina y empecé a poner lo que ven ahora. Antes no era asi, pero quien hace lo que no debe recibe lo que no quiere. Ahora le pido educamente que me deje en paz y continua. Repito si yo quisiera ayuda no te la pediria a ti ni a nadie como tú, por suerte tengo mi pareja, no voy a decir que estudios tiene pero esta bien ilustrado para ayudarme cuando lo necesite, posiblemente mucho mejor que tú y además con la educación que te falta a ti. Ahora ya lo sabes, por lo tanto dejame en paz. Hay personas en mi vida que pueden ayudarme mucho mejor que tú o culquiera como tú y que no se dedican a humillar a las personas ni a faltarles al respeto. Ahora alejate de mis textos no eres bienvenido a ellos. Además mis textos están todos guardados y registrados con todos los derechos reservados en SAFE CREATIVE por culpa de persona como tú. Corrige este si quieres, pero tengo quien lo haga mejor que tú, como no es algo que me quite el sueño se quedará así con todas las faltas que encuentres en él, no me gusta la gente repeinada y chula por eso no repeino mis textos ni los chuleo. Por cierto en Internet hay correctores maravillos en linea si yo quisiera los usaria, pero me tienes tan arta que paso del tema. Bye.ESTOY ARTA DE TI ¿PUEDES ENTEDER ESO?

 



Para escribir comentarios debes ingresar al sitio: Ingresar


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]